Su nombre será Manuel

Belgrano enarboló la Bandera Nacional por primera vez frente a sus tropas junto al río Paraná en mi ciudad de Rosario, en el lugar donde...

20 de junio, 2017

Belgrano enarboló la Bandera Nacional por primera vez frente a sus tropas junto al río Paraná en mi ciudad de Rosario, en el lugar donde hoy se levanta el Monumento Nacional a la Bandera. Y Rosario cada 20 de Junio se viste de fiesta celebrando su Bandera en el Día de la muerte de su creador. Mi homenaje a la historia de mi Patria en este texto bajo la forma epistolar.

 

Rosario – 14 de junio de 2010

Querido mío:

Siempre nos comunicamos por mail o por chat. Hoy, influenciada por toda esta ola de historia que estoy palpitando, decidí escribirte una carta tradicional. No te asustes, estoy bien. Pero viví tantas circunstancias emocionantes que decidí hacer ésta, tal vez para que nos quede como testimonio de un importante momento.

El 25 de Mayo a la noche fui al Monumento a festejar junto a todos los rosarinos el Bicentenario del nacimiento de la Patria. Tenía un poco de temor por la cantidad de gente y mi pancita reciente y un poco de desgano ya que por vivir en nuestro pequeño pueblo: Villa Amalia no estoy habituada a muchedumbres. Pero ganaron mis deseos de sentir que obsequiaba con algo de emoción a mi patria en su festejo. Las nuevas compañeras de trabajo me cuidaron y me protegieron, pero extrañé que no estuvieras a mi lado y gozar juntos de un espectáculo de tanto brillo, color, música, reminiscencias y emoción. Y todo reflejado en la torre del Monumento Nacional a la Bandera, junto a las aguas color león del caudaloso Paraná.

Como me quedé impactada con su magnificencia, al día siguiente tomé una visita guiada para conocer todos los detalles del Monumento, único a una Bandera en todo el mundo. ¡No sabes lo que es! En cada espacio se respira historia, evocación, culto a los valores que hicieron grande a la patria. Está enclavado en medio de un paisaje bellísimo: las barrancas del Paraná, su parque, sus fuentes, edificios antiguos y modernos de bella y señorial construcción. Palos borrachos, jacarandás y ceibos parecen rendirle homenaje natural a tan grandiosa obra humana. Está hecho del llamado mármol de los Andes que es la piedra travertino extraída en San Juan. Con significados en cada construcción, en cada rincón, en cada una de sus esculturas, sus bajorrelieves, sus estatuas, algunos de mármol, otros de bronce, pero todos inmortalizando episodios que hicieron grande y libre la patria. Mirá la página web del Monumento, te vas a quedar impactado con todo lo que él evoca y lo que él simboliza. Te vas a poder poner en contacto con los valores telúricos, históricos, espirituales, sociales y económicos que rescató la arquitectura del Monumento




En la Sala de Honor de las Banderas me paré largo rato frente a la vitrina de la Bandera Nacional. Sentía que me brotaban légrimas de emoción pensando que estaba tan cerquita, casi en el mismo lugar, donde Belgrano se animó a enarbolar Bandera, sostenido por sus principios, su valor, su juicio crítico, su patriotismo desinteresado, su amor al orden y a la disciplina, su alto valor moral y tomando los colores celeste y blanco de la escarapela que ya había impulsado en el mayo de Buenos Aires, inspirado también en los colores del manto de la Virgen que él veneraba desde su profundo catolicismo. Como me conocés no te vas a extrañar que me compré allí un montón de recuerdos del Monumento y de Rosario para mí, para vos y para la casa: prendedores, adornos, ceniceros, señaladores. Deseo atesorar en ellos los hermosos momentos vividos.

Ni te cuento cuando entré a la cripta donde se le rinde tributo a Belgrano. ¿Te acordás de las dos fuertes emociones que como argentinos sentimos en nuestro paseo en Tucumán? Una en el cerro San Javier, cuando vimos desde lo alto en un trazo firme y recto la calle principal: 24 de Setiembre y supimos que era el día de la Batalla de Tucumán, tan cara a los sentimientos de los norteños. Esa batalla demostró la maestría de un gran patriota que dio por su suelo más de lo que sabía y para lo que estaba preparado ya que era abogado y no militar. Y la otra cuando entramos a la Basílica y oramos a la Virgen de la Merced, declarada por Belgrano Generala de su Ejército y a quien le dio su sable y le ofreció la Bandera. Esos instantes me quedaron cincelados en la memoria y el corazón. Lo mismo me pasó en la cripta. Es como si Belgrano estuviese allí, con sus principios, sus pensamientos, sus actitudes, pidiendo a cada uno que lo visita que siga dando por la patria lo mismo que él nos supo legar. Los colores amarillo y dorado detrás de su estatua dan la sensación de que este prócer argentino nos sigue iluminando en nuestro andar. Y los colores difusos del azulceleste y blanco de la Bandera en la luz circundante le dan un hálito de evocación… parece que la Patria nos abrazara allí mismito.

Sabés que me gusta contar objetos… y eso es lo que hice subiendo los numerosos peldaños de la escalinata cívico-monumental que simbolizan el esfuerzo de los patriotas en las batallas, los acuerdos y los pactos para lograr organizar el estado. Y mientras lo hacía y me emocionaba porque iba a llegar al Propileo donde el fuego eterno rinde homenaje al soldado desconocido, me puse a pensar en nuestro hijito por nacer, en la patria que le construyeron y en la que día a día nosotros mismos le estamos legando con nuestros trabajos y nuestras entregas. Y en medio de esos pensamientos, sentí que su nombre podía ser Manuel. Creo que Belgrano es un referente valioso para portar tan lindo nombre. Como acordamos que si era varón yo elegía el nombre, ya está: ¡Su nombre será Manuel!

Cuando lo comenté en el trabajo me hicieron burlas, ya que Manuel hoy es un nombre no muy querido en esta ciudad. No por aquella historia grandiosa de ser Rosario Cuna de la Bandera ya que en sus barrancas Manuel Belgrano enarboló por primera vez la enseña patria, sino porque me contaron que Manuel es el nombre del hijo del Vasco, el ex presidente de uno de los grandes clubes rosarinos de fútbol: Rosario Central, y fue el que tomó equivocadas decisiones en la compra de jugadores lo que hizo que el club perdiera su categoría de 1º división. Pero bueno, son las contradicciones de una historia pasada y una presente con realidades tan distintas. Más o menos como cuando sentimos que somos patriotas al portar la camiseta de la Selección de fútbol y corear a Maradona como un hacedor de la Patria. A lo mejor no son contradicciones. Son manifestaciones distintas de la emoción de una experiencia compartida, que ayer se dio en los campos de batalla con caballo y sable y con todo por hacerse y hoy se da en los festejos patrios y en los encuentros por los triunfos en el fútbol. Y en todo, es la Bandera instrumento fundante de integración.

Muchas veces se hace necesario estar en lugares como éste del Monumento Nacional a la Bandera para resignificar la Patria y su bandera y retomar auténticos valores de argentinidad. Porque sólo el que conoce y vibra es el que puede unir el pensar y el obrar y puede amar para valorar.

¿Me estoy poniendo muy profunda? Será porque te extraño mucho y las experiencias vividas me hicieron reflexionar sobre valores, principios, modelos, conductas. Pronto se termina la capacitación que vine a realizar en esta sucursal y vamos a estar juntos otra vez. Y ya vamos a empezar a soñar con traer a Manuelito el 27 de febrero de 2012 a festejar el bicentenario de la creación de la Bandera acá, donde es su cuna. Y vamos a sonreír con su sonrisa portando la Bandera más larga del mundo sintiendo los colores azulceleste y blanco que nos hacen pueblo. ¿Sabías que hubo una investigación y una ley acerca del color? Llegaron a la conclusión que azul es el color y celeste el matiz. ¿Te acordás que cuando éramos chicos las banderas eran más claritas?  Por eso ahora son de tinte más azulado. Y también me impactó saber que por ley del año 1985 no sólo las banderas oficiales llevan el sol incaico sino que éste es permitido en toda bandera, aún en las particulares. ¡Ahora sé por qué las banderas que sacudimos en los festejos del fútbol también llevan sol!

Tuyos Manuelito y yo. Te extraño. Teneme.

                                                                    María Isabel

Comentarios

Belgrano enarboló la Bandera Nacional por primera vez frente a sus tropas junto al río Paraná en mi ciudad de Rosario, en...

enero 1, 1970

Belgrano enarboló la Bandera Nacional por primera vez frente a sus tropas junto al río Paraná en mi ciudad de Rosario, en...

enero 1, 1970




Más de categoría

Tres amigas: Historias de un crucero de fiestas de Fin de Año

Silvana siempre fue una muchacha emprendedora, entusiasta, práctica. Muy amiga de sus amigas. Con pocas relaciones amorosas, nunca le...

diciembre 18, 2018

Lodazal

Caminaba muy lento por la calle de tierra de la humilde barriada. La cabeza gacha mirando mis zapatos Guillermina...

diciembre 4, 2018

Lodazal

Caminaba muy lento por la calle de tierra de la humilde barriada. La cabeza gacha mirando mis zapatos Guillermina...

diciembre 4, 2018

Mis fantasmas

Aeropuerto de Rosario. Mediodía frío y expectante. Mi vuelo de LATAM salía con una hora de retraso, no importaba,...

noviembre 28, 2018