Sobre la objeción de conciencia: ¿a quienes corresponde?

La objeción de conciencia es un tema con muchas aristas y que cada vez más cobra importancia en las sociedades actuales.

31 de octubre, 2022 objeción de conciencia

La objeción de conciencia es una herramienta utilizada en sociedades pluralistas que se corresponden casi en su totalidad con democracias liberales para dar espacio a las discrepancias en las formas de vivir y desarrollarse de las personas. La objeción de conciencia no está libre de controversia. Los detractores de la misma sostienen que la objeción de conciencia por causas religiosas y morales va en contra de los avances de la ciencia, y que, por lo tanto, no debería permitirse. Al respecto, el caso del aborto es ilustrativo. Independientemente de sus creencias religiosas o morales, donde el aborto es legal y no se tiene el derecho a la objeción de conciencia, el médico debe realizar el procedimiento, aunque crea que va contra su conciencia que le señala que en cualquier etapa del desarrollo humano estamos ante personas con un derecho a la vida.  

Pero, ¿qué sucede con las justificaciones no religiosas?¿Por qué alguien objetaría la realización de la eutanasia, por ejemplo, si ésta es legalmente permitida? Los argumentos son variados, pero uno de ellos es que la eutanasia no va de acuerdo a la lex artis de la Medicina. De hecho, la medicina tiene como objetivo, curar, y si no se puede, aliviar y consolar, pero no le está permitido buscar directamente la muerte del enfermo.  En la hipótesis de que los médicos se encuentran con una legislación que permite la eutanasia y que les obligue legalmente a practicarla, podrían objetarla. Dicho de otro modo, en su óptica: la ley injusta no obliga en conciencia. 

Los que se oponen a la objeción de conciencia dirían que no va contra las obligaciones del médico, ya que el consolar implica un acompañamiento hasta la muerte del paciente. La decisión acerca del fin de la vida es exclusiva de las personas que quieren la eutanasia. El médico se constituye en un facilitador de esa decisión, por lo que no aplica la objeción del médico.

Independientemente de esta controversia y aun aceptando que sea lícito ser objetor, la duda que surge es hasta dónde alcanza ese derecho de objetar. Normalmente en la atención médica participan muchos actores: personal administrativo, enfermero (a)s, camilleros y otros. Por ejemplo, en caso del aborto, todos ellos podrían aducir que su participación significaría una colaboración con un mal que no aceptan y les produce conflicto de interés. Los que quieren limitar la objeción de conciencia señalan que no todos pueden ser objetores. Si así fuese, todas las personas o muchas de ellas, en una cadena larga, podrían objetar y no se cumpliría con la obligación de proporcionar la atención médica señalada por las leyes. 

Lo anterior nos lleva a la doctrina que se denomina cooperación con el mal. ¿Qué es? La cooperación con el mal se da cuando se realiza una acción que facilita a otra persona a realizar un acto inmoral.  

A veces, la acción mala puede ser tolerada debido a que se debe, por ejemplo, en un trabajo realizar un procedimiento obligatorio, como el recibir a una paciente que desea abortar. La cooperación es real, pero no significa que se apruebe la acción principal. Esto se denomina “cooperación material con el mal”. Por supuesto, la pregunta es si es lícito participar en esta situación. Es claro que es involuntaria en el sentido de no aprobar el acto posterior, sin embargo, en el ejemplo citado, es parte de los deberes. El no cumplir obligaciones laborales puede llevar a sanciones o incluso al despido. 

La cooperación material puede clasificarse de varios modos. Uno de ellos es:

Directa: cuando se participa en la misma acción del otro. Por ejemplo, un enfermero que ejecuta la indicación del médico de aplicar una sustancia letal al paciente en un procedimiento de eutanasia.

Indirecta: Cuando se proporciona el medio, aunque no se ejecute la acción. En el ejemplo anterior, preparar el medicamento solicitado por el médico, pero sin aplicarlo.

Otra clasificación distingue entre “cooperación próxima” o “remota”. La próxima implica “cercanía” al acto malo. Por ejemplo, vender un fármaco que se sabe se va a usar muy probablemente en un acto de eutanasia. La remota, usando el ejemplo anterior, podría ser vender un fármaco del que no se tiene idea de cómo será utilizado. 

Las distinciones anteriores ilustran la dificultad de establecer el límite en la objeción de conciencia. Algunos insisten en que en los casos que hemos denominado “cooperación material” no deben de ser incluidos en la objeción de conciencia. Sólo el que ejecuta la acción directa podría objetar. 

En pocas palabras, hay dos posturas, en los que aceptan la objeción de conciencia. Los que defienden una visión amplia de la objeción sostienen que puede objetar no solo el médico que práctica la acción, sino todos los involucrados que prevean con certeza acciones malas y que participen indirectamente en el acto directo que se considera malo. Los que piden una objeción de conciencia acotada sostienen que solo el agente principal es el que podría tener derecho a objetar.

Como puede deducirse de lo escrito no es un tema sencillo el delimitar el alcance de la objeción de conciencia. 

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85167) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85167) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85167) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17980 (24) { ["ID"]=> int(85565) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 12:59:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 17:59:10" ["post_content"]=> string(6458) "El pasado 7 de noviembre la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló a la fiscalía de Morelos de pretender encubrir el feminicidio de Ariadna Fernanda López Díaz cuyo cuerpo fue encontrado en la vecina entidad. El primer informe mencionaba que la razón principal de su muerte habría sido una sobredosis alcohólica y una broncoaspiración. El fiscal Uriel Carmona Gándara, en un mensaje a los medios el pasado viernes 4 de noviembre, explicó que el cuerpo de la mujer no presentaba signos de violencia, por lo que se descartaba un feminicidio. No explicó los motivos de por qué la mujer que estaba en una fiesta en la Ciudad de México, fuera hallada muerta en la carretera a Cuernavaca, a la altura de la curva de la Pera, Tepoztlán. Para la familia de la asesinada resultaba ilógica la historia contada desde la fiscalía de Morelos. Su revictimización desde la institución de justicia les hizo desconfiar de la narrativa, por lo que solicitaron una segunda necropsia a la Fiscalía de la Ciudad de México, a cargo de Ernestina Godoy. En este segundo estudio forense se descubrió que la joven había sufrido golpes y que la causa de muerte era un traumatismo múltiple: conclusión completamente diferente a la presentada por el fiscal Carmona Gándara y la fiscal de feminicidios, Fabiola García Betanzos. Durante la conferencia de prensa de la jefa de Gobierno se presentaron videos de cámaras de seguridad del estacionamiento del inmueble ubicado en Campeche 15. Se observa que el presunto feminicida carga el cuerpo sin vida de Ariadna para meterlo a la cajuela de una camioneta. Las imágenes fuertes reflejan la crudeza de un intento de encubrimiento de un feminicidio ocurrido muy probablemente al interior del apartamento. A raíz del caso, el empresario Rautel N se entregó a la procuraduría de Nuevo León para enfrentar las acusaciones de feminicidio de la fiscalía capitalina, así como su pareja sentimental, Vanessa N quien fue detenida en el Estado de México. Cerca de la medianoche del 7 de noviembre de noviembre, Rautel N fue trasladado a la Ciudad de México por elementos de la fiscalía de la ciudad de México para que siga su proceso judicial en el Reclusorio Oriente.  Por su parte la conferencia mañanera del 8 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que la Fiscalía General de la República atrajera el caso para que se investigue a fondo y privilegiando un enfoque de derechos humanos. También respaldó a Cuauhtémoc Blanco y a Claudia Sheinbaum.  El día 30 de octubre Ariadna estaba en un restaurante de donde salió para dirigirse a la casa del presunto feminicida, Rautel N, donde supuestamente la habrían asesinado. El día 31 de octubre su cuerpo fue localizado sin vida en la carretera rumbo a Cuernavaca. Cabe destacar que el imputado hizo declaraciones contradictorias ante los medios,  incluso acudió al funeral de la víctima de 29 años. En este caso doloroso, la familia y amistades de la víctima aseguran que no confían en los resultados presentados por la fiscalía de Morelos. La jefa de Gobierno se mostró firme en contra del presunto encubrimiento del feminicidio de Ariadna Fernanda. Aseguró que no se tolerará la impunidad en la que presuntamente se busca favorecer a los autores materiales al estar presuntamente relacionados con el fiscal de Morelos (aunque no ha presentado pruebas de dicha relación). Por su parte, el fiscal Carmona ha negado las acusaciones y mediante un comunicado, la fiscalía de Morelos dijo que coadyuvará en la investigación y que permitirá a la fiscalía de la Ciudad de México ser la  institución de justicia a cargo de las investigaciones por el feminicidio.  Este presunto caso de encubrimiento recuerda al mediático feminicidio de Debanhi Escobar en Nuevo León que le costó el puesto al fiscal Gustavo Adolfo Guerrero y  mandó al fondo del precipicio la credibilidad de la periodista Azucena Uresti por jugar a favor del poder judicial y estatal en la lamentable historia de encubrimientos y desaseo jurídico. A pesar de la politiquería existente en el uso de la tragedia, de no ser por la decidida intervención de Sheinbaum, la familia de Ariadna hubiera padecido la injusticia de no perseguir el crimen de su joven familiar, con el agravio enorme de ser estigmatizada por su propia muerte. Como sucede de forma cotidiana con las decenas de feminicidios que ocurren impunemente en México,  muestran la crisis sistémica reinante en el poder judicial. En el fondo, el sistema de justicia está acostumbrado a revictimizar a sus mujeres y a no resolver la mayoría de sus feminicidios y delitos relacionados. Cada mes por lo regular, se hace viral un caso de feminicidio, violencia de género y abuso contra mujeres que, indefensas, se han convertido en un grupo lastimosamente vulnerable. Por ello, las movilizaciones feministas se han empezado a multiplicar y en redes sociales se creó el tema de tendencia: “Justicia para Ari”. Lejos de las elites de féminas cercanas al poder, la gran mayoría de las ciudadanas están indefensas ante una cultura machista, misógina y poco empática con las múltiples jornadas de las mujeres mexicanas. Son pocos los estados de la República mexicana donde se atienden los asesinatos de mujeres con una perspectiva de género y realizan protocolos para privilegiar las investigaciones como un feminicidio. La Ciudad de México avanza en esta pendiente causa jurídica para sus ciudadanas. Sin embargo el acceso a una justicia rápida y expedita para las mujeres es un ideal muy lejos de concretarse, al enfrentar causas históricas que difícilmente permiten el acceso a una vida libre de violencia contra las mujeres. Además de los retos laborales, familiares y de seguridad a las mujeres se les sigue pidiendo que cumplan el estereotipo de ser simples figuras maternas y de cuidadoras, lo que ha retrasado su desarrollo profesional y personal." ["post_title"]=> string(40) "Sheinbaum exhibe la fiscalía de Morelos" ["post_excerpt"]=> string(153) "El sistema de justicia mexicano está acostumbrado a revictimizar a sus mujeres y a no resolver la mayoría de sus feminicidios y delitos relacionados. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "sheinbaum-exhibe-la-fiscalia-de-morelos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 12:59:10" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 17:59:10" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85565" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d3630672c5d27e564749d206e15c74d7" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Aspirar a la igualdad nos dio libertad

Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los...

noviembre 22, 2022

Sheinbaum exhibe la fiscalía de Morelos

El sistema de justicia mexicano está acostumbrado a revictimizar a sus mujeres y a no resolver la mayoría de sus feminicidios y...

noviembre 10, 2022




Más de categoría

Verdad y cosmovisión

Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y...

noviembre 25, 2022

¿Estamos Agusto? (¡Sic!) 

No sé si usted, estimable lector, se ha dado cuenta de unos anuncios que han proliferado, cuales gérmenes, recientemente...

noviembre 25, 2022

Se le va el Tren a AMLO. ¿Quedará inconclusa la obra insignia del sureste?

La construcción del Tren Maya ha resultado ser más caótica de lo que esperaba AMLO y su gobierno.

noviembre 24, 2022
El ISSSTE

De Frente Y Claro | El ISSSTE en caos y pésimo servicio

La semana pasada en este mismo espacio publiqué “ISSSTE en temible Caos”, donde destaqué la falsa promesa de López...

noviembre 24, 2022