Simone de Beauvoir y el pensamiento político de la derecha 

Los he visto triunfar al final de la Guerra Fría, los he visto derribar Estados gigantescos y controlar sociedades con un pequeño repertorio de ideas preconcebidas; pero sobre todo, siempre, los he visto tener miedo. La derecha...

13 de julio, 2021 Simone de Beauvoir

Los he visto triunfar al final de la Guerra Fría, los he visto derribar Estados gigantescos y controlar sociedades con un pequeño repertorio de ideas preconcebidas; pero sobre todo, siempre, los he visto tener miedo. La derecha es aquel tipo de pensamiento político que tiene miedo. Aún en sus mejores momentos, en sus periódicos retornos al poder, aún entonces, tienen miedo de que su mundo desaparezca, que ideas nuevas echen por tierra su pequeño universo fabricado para hacer habitables los espacios de la conciencia.  En la oposición la derecha teme que ideas progresistas desde el poder echen a andar la maquinaria de la historia sin que sepamos con precisión hacia dónde podrá llevarnos –la derecha es determinista–; en el gobierno, teme no ser lo suficientemente fuerte para proteger el precioso legado que le ha sido entregado en depósito histórico, particularmente frente a las amenazas de la modernidad y la tecnología –la derecha es manierista–. Esta combinación, determinismo-manierismo, es la que permitió, en etapas muy tempranas de la evolución burguesa, la creación de la derecha como idea política basada en el principio aristotélico según el cual todo tiende a perfeccionarse según su propia naturaleza; en otras palabras, Simone de Beauvoir, recuerda a André Malraux decir que Europa había dejado de pensarse en términos de libertad para pensarse en términos de destino y desde luego, en términos del destino común de toda civilización, es decir, la extinción; así, cada día “la burguesía vive a la espera del cataclismo inminente que la abolirá”.

Jules Romains escribió que “situarse a la derecha es temer por lo que existe”; en el fondo, dentro de todo hombre de derechas hay un descubridor y un colonizador que aspira a que el orden del universo permanezca inalterado por todo el tiempo que sea posible, pero siempre con la consciencia de que no durará; así, teme a las ideas que vienen de fuera, a los descubrimientos de su propia sociedad, a las condiciones económicas adversas y aún las bonanzas que están todo el tiempo cuestionando lo que no debiera cuestionarse; sin embargo, este temor permanente no lo paraliza, sino es parte de su propio élan vital; por eso, aun sin proponérselo, toda manifestación de la derecha está siempre coqueteando y aproximándose al fascismo, pues en él ve la esperanza que queda cuando los valores tradicionales han entrado en verdadero peligro. Beauvoir reflexiona sobre la idea de que los nazis convertían al pesimismo en voluntad de poderío, pues ahí, donde todo era duda y temor, el absolutismo nazi brillaba como una esperanza de pervivencia y de construcción del mañana.

Una de las características de la derecha es su capacidad para inventar, replicar y potenciar a sus enemigos; sin ellos, casi perdería su identidad y su esencia, pues su rostro es más bien un reflejo y su vocación la respuesta. Cuando Castor –afectuoso mote que Sartre le dio a Beauvoir– escribió Las ideas políticas de la Derecha, no podía imaginar el refinamiento surrealista al que llegarían los Estados Unidos, por ejemplo, en la búsqueda, identificación y caracterización de sus enemigos; desde japonés ciego de furia hasta el comunista soviético que encarnaba la maldad más profunda y absoluta, pasando por el musulmán y el migrante latinoamericano; todos cabían dentro del discurso de identificación del enemigo según los tiempos y las características; con un pincel prácticamente surreal, lo mismo correspondía su retrato al Charlie Chaplin acusado durante el Macartismo, que a Malcolm X, César Vallejo, Ho Chi Minh o Fidel Castro; todos de izquierda claro, aunque ninguno similar a los demás, eso no importa, la izquierda, en el discurso minimalista de la derecha, se reduce a todo aquello que quiere disolver el mundo establecido, acelerar y provocar su caída, luego, los detalles suelen ser obviados, maliciosamente confundidos; véase si no, ese singular complejo de mentiras, ideas y torturadas visiones que fue Oswald y que lo hacían ideal como chivo expiatorio en el asesinato de Kennedy, retrato de la perversidad como principio de acción política retratada en Libra de Don De Lillo.

Separado del mundo por el espacio que crea su propio estilo de vida; su contacto con la materia, señala Beauvoir, es escaso, pobre y a veces despreciable; confía más en su idea y en la forma en que va creando su mundo a partir de varios presupuestos fundacionales; la derecha es por naturaleza, idealista; de ahí el uso indiscriminado de términos que en ocasiones, carecen de contenido real; términos como “valores humanistas”, “valores cristianos”, “Reserva moral” o “bien común”, expresan relaciones sociales con vistas a modelos idealizados e incluso tratan de convertir algunos de esos modelos y de los términos que los retratan en patrimonio exclusivo. Sin embargo, ello no es suficiente cuando se pretende establecer con claridad un ideario político para la derecha; la idea de la evolución social natural, sin adjetivos, como la característica propia de la derecha puede ser mejor presentada como una especie de contrapropaganda más que como un ideario. 

Y así es, en efecto, la derecha carece de elementos para su propia definición porque carece de propuestas y la única que tiene es la sobrevivencia, la inmovilidad y el postergamiento indefinido de la crisis que de un modo u otro exterminará el modelo que hoy conocemos; sin embargo, para obtener el contraste que provea de identidad, lo mismo están los países musulmanes que Cuba, lo mismo los talibanes de Afganistán que los gobiernos de la izquierda latinoamericana. Porque la derecha, en México como en Francia y en cualquier otra parte del mundo, está construida sobre una serie de contradicciones que no pueden ser obviadas y que constituyen parte fundamental de su dinámica política.

¿Cómo podría la derecha, convertida en clase dominante, luchar contra los privilegios ajenos mientras defiende sus propios privilegios frente a los demás? Es decir, cómo podría asumir su identidad como única heredera de la Revolución Francesa, si no es recurriendo a lo que más la atemoriza y a lo que más pone en duda su propia existencia. Para salvar esta contradicción tan íntima como absoluta, la derecha solo tiene dos caminos: la violencia y el idealismo. Por la violencia se aproxima al fascismo y por el idealismo se propone convencerse y convencer a los demás de que al defender sus intereses, en realidad defiende valores universales; que la justicia a la que aspira no es la cotidiana, sino una forma superior que explica el dominio natural de la burguesía; dicho de otro modo, si la evidencia muestra que existe algo que podemos denominar “lucha de clases”, que existe una fuerte presión dentro de las clases trabajadoras derivadas de la desigualdad y las difíciles condiciones económicas, el intelectual de derecha tiene como primera obligación olvidar el dato empírico y desde luego, omitir cualquier referencia a la lucha de clases; antes bien, propondrá modelos idealizados como la colaboración de clases, la subsidiariedad y la supletoriedad.

En este decir sin decir, es este estar sin estar, que es la derecha, la reformulación de las ideas ocupa un lugar fundamental; desde luego, el pensamiento político de la derecha aspira a la quietud absoluta y para ello debe pasar por el cambio sin que éste afecte sus estructuras fundamentales: gatopardismo, como diría Lampedusa; para lograrlo, recurre al principio enunciado por Brice Parain: “todos los problemas son cuestiones de opinión”. Esa técnica permite transcurrir entre los temas y las épocas, a cuál más espinosa, sin que .se sufran daños considerables; al final del día, todo son opiniones y todas son respetables; hacia el exterior, la misma técnica permite desdibujar los principios ideológicos de la izquierda y transitar hacia el anhelado espacio sin ideologías que la derecha trató de echar a andar en 1989 y que apenas enunciados sus principios se veía ya desmentida tanto en la Alemania Unificada como en la otrora Unión Soviética.

Desde luego, esta forma de entender el enfrentamiento entre las clases no solo la vuelve inocua, pues donde hubo necesidad de sobrevivencia queda un mal sentimiento que se puede trabajar, es decir, se socializa el conflicto al grado de desnaturalizarlo. En otras palabras, Nietzsche estaba a favor de cierta ilusión de dignidad para los desheredados; De Man pensaba en que conceder ventajas sociales incidiría positivamente en la reducción de los complejos de inferioridad de los mismos afortunados; así, el manejo de la lucha de clases se soluciona en el discurso, transformando la mentalidad de los proletarios, pero no la situación que los oprime y que, desde luego, forma parte de ese escenario natural que no requiere cambios. Al contrario, el pensamiento de izquierda requiere militancia; en mayor o menor medida, pero exige un compromiso de cambio; como dice Beauvoir; “hay pues, una religión marxista: la religión de la humanidad por conquistar, o de la humanidad por hacer”.

Tal vez sea esa la más profunda diferencia entre el pensamiento político de la derecha y el de la izquierda. En la derecha una sola categoría suprema: lo humano, es suficiente para explicar todo fenómeno social, todo destino compartido; es decir, sugiere que podemos hacer la vida política a través de El Hombre, indivisible, unánime, único, exaltando y popularizando la idea del individuo que hace de la burguesía una clase universal, ya me parece escuchar a uno de esos reyes del humor involuntario de la derecha mexicana abogando por los derechos de “la persona humana”. La izquierda, por su parte, propone que el hombre es lo que son los hombres, como dice Marx. Desde luego que una reducción en términos intelectuales, constituye el inicio de la comprensión del mundo desde el punto de vista de las izquierdas; por un lado la visión de la derecha presidida por el sentimiento de lo natural, como si una y solo una fueran las formas posibles de organizar una sociedad, porque a final de cuentas escuchar a la naturaleza es muy fácil, solo dice las frases que le dictan “en la voz del viento del mar, de una palma que se agita, el hombre escucha siempre su propia voz; por el contrario, el universo de la cultura se opone a la naturaleza, es un universo de libertades y elecciones, de renuncias y de conquistas; a final de cuentas, el mundo de lo humano, siempre por hacer”.

 @cesarbc70

Comentarios


object(WP_Query)#17937 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67986) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67986) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17945 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17927 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67986) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17968 (24) { ["ID"]=> int(79419) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content"]=> string(5892) "Ha pasado una semana desde la masacre en la población texana de Uvalde.  Continuamos impactados con la forma como un chico de 18 años recién cumplidos pudo perpetrar una tragedia de tales dimensiones.  He seguido el caso en redes sociales y no me extraña que muchos tuiteros califiquen al asesino de demonio. Los problemas sociales no suceden por generación espontánea. No se da el caso de un individuo con una conducta intachable quien, de la noche a la mañana se convierte en asesino.  Como tampoco existe la familia perfecta, que aloja dentro de su seno un personaje perverso que emprende un crimen de enormes dimensiones en contra de su comunidad.   En este caso se habla de un joven quien desde niño sufrió acoso escolar por su tartamudez. Detrás de este trastorno del habla se hallaba la ausencia del padre y la drogadicción de la madre. Sería irresponsable querer hablar de la calidad de vida que los abuelos pudieron proporcionarle durante su infancia.  Ya con esos elementos, la tartamudez, el acoso escolar, y la disfuncionalidad familiar, tenemos suficiente para asumir que el chico no tuvo una infancia feliz. El acoso escolar es un problema real y universal. La UNICEF en su estudio del 2018 indica que, a nivel global, un tercio de los escolares de niveles básico y medio lo han sufrido.  En Norteamérica la CDC señala que es un 20% de estudiantes, y enlista una serie de factores asociados al acoso escolar, tanto por parte del acosado como del acosador, aclarando que en ocasiones el acosador de hoy pudo haber sido víctima de acoso en el pasado.  Señala un ligero predominio en el sexo masculino, y franca asociación con el nivel socioeconómico del acosado, su origen étnico, así como características propias que lo vuelven vulnerable a ser atacado por sus pares. El estudio no profundiza en la pandilla que acompaña al acosador, aunque tradicionalmente se ha conocido que se acogen a su sombra como una forma de ponerse a salvo de ser ellos mismos atacados. Las características que distinguen el acoso (o bullying) de otras formas de ataque son: daño mediante rumores o mentiras; ser objeto de burla o de insultos; violencia física; exclusión; amenazas; obligar a otros a hacer algo que no desean; daño a objetos de su propiedad.  Los elementos en juego son: el acosador, el acosado, el corro de acompañantes del acosador, y tantas veces las figuras de autoridad que desestiman los hechos, que no ven lo que sucede, o actúan como si no se percataran de ello.  Otro elemento importante son las familias de acosado y acosador.  Las del acosado, en general disfuncionales, no se hallan en capacidad de detectar que la conducta del niño ha ido modificándose. Si acaso perciben algo, atribuyen esos cambios sutiles a “cosas de la edad”, para regresar cada uno a su capullo y seguir adelante como si nada sucediera.  Por parte del acosador se percibe también una familia desestructurada en la que el acosador es de alguna manera violentado o ignorado.  Son los padres que, en caso de ser confrontados por las autoridades escolares, negarán cualquier conducta antisocial de sus hijos. El nivel socioeconómico es un factor determinante en el acoso escolar.  No siempre se trata del niño rico que acosa al que menos tiene, pero sí influye en la ecuación.  Hay elementos adicionales que el chico halla en el otro, que desencadenan esa conducta violenta.  Lo vemos desde las esferas más altas de la sociedad hasta los estratos populares.  Además, la UNICEF enfatiza la  relación entre acoso e inmigración.  Las segundas o terceras generaciones de inmigrantes en un país de acogida suelen desarrollar sentimientos encontrados frente al propio país.  Anhelan asumir las características de los oriundos, y al no conseguirlo se generan sentimientos de odio en contra de ellos.  Un buen ejemplo es el de los asesinos del maratón de Boston en el 2013.  En el caso de Uvalde, la familia del asesino tenía raíces “latinas”, aunque viven en Texas desde hace más de 60 años. El punto ciego del acoso escolar es ese: Una violencia cotidiana que se normaliza; una figura de acosador que se justifica o se desestima; el corro de testigos de primera mano que callan.   Instituciones que no contemplan dentro de sus programas escolares el desarrollo de la inteligencia emocional; familias complejas disfuncionales; influencia de los contenidos digitales en los cuales el joven halla una colmena en la cual refugiarse e identificarse, y finalmente, una sociedad pasiva, que sí señala, sí condena, sí sataniza, pero no lleva a cabo acciones directas para desarticular esa fórmula perniciosa. Como señalan los principios periodísticos, a la semana cualquier nota deja de ser noticia y ya no ocupa las primeras planas.  Se cumplió este lapso y pronto dejará de hablarse de ello; las familias sepultarán a sus difuntos y los seguirán llorando cada día, y nosotros retornaremos a nuestras actividades cotidianas, sin acaso pensar en ello.   Nuestra sociedad ha enfermado de indiferencia. Las emociones bullen de manera desordenada en nuestros niños y jóvenes.  No hay en el hogar una caricia que las sane. Poco se contempla en casa a favor de la inteligencia emocional.  ¿Qué nos toca hacer a cada uno de nosotros para evitar nuevas tragedias? Me quedo con esa reflexión, revisando mi inventario personal ahora que todavía es tiempo de actuar." ["post_title"]=> string(11) "Punto ciego" ["post_excerpt"]=> string(132) "Detrás de la figura de un criminal, hay una historia que explica su conducta. Todo es cuestión de pensar que existe y buscarla. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "punto-ciego" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79419" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17866 (24) { ["ID"]=> int(80056) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 13:02:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:02:12" ["post_content"]=> string(6100) "Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes en contra de la modificación de la NOM-046-SSA2-2005 (1) señalando, entre varios puntos, que la Federación puede establecer Normas oficiales en todo el país y que no invadía el ámbito de competencia del estado de Aguascalientes. La NOM objetada señala: 6.4.2.7. En caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación; en caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas (2). Lo que me interesa resaltar en esta nota es en primer lugar que la Corte consideró que en este tipo de casos no se requiere autorización de los padres o tutores para la realización del aborto cuando la menor es mayor de 12 años, planteando así un límite a la Patria Potestad.  La Corte señala que eso está justificado ya que, por ejemplo, en Convención de los Derechos del Niño se mantiene la posibilidad de que los menores de edad puedan, de acuerdo a su capacidad, tener decisiones independientemente de sus padres.  El Comité de los Derechos del niño (ONU) en su observación general no. 15 señala que no se requiere consentimiento de los padres si los profesionales (de salud y otros) consideran que es para el beneficio del niño (a).  Así, el interés superior de la niñez predomina sobre otras consideraciones como la Patria potestad que no es un poder pleno sobre el menor, sino que está acotada al beneficio del mismo, es decir, es una función que los padres reciben en beneficio de los hijos (as).  El elemento anterior es problemático. Si se razona por casos semejantes, los padres deciden por los menores en temas de mucho menor importancia y no se considera que deba limitarse la patria potestad. Así, elegir la escuela o restringir horarios del menor, no se consideran intrusivos. ¿Por qué en un caso tan grave como el practicar un aborto no sería, con mayor razón, un elemento que no puede dejarse a la decisión de una menor de edad? ¿Qué tan maduro se es para tomar una decisión así? Por supuesto, los magistrados creen, por un lado, que el embrión, por lo menos hasta la semana 12 no es una persona y, por tanto, el derecho de la madre predomina sobre el producto del embarazo; por otro lado, considera que no permitir el aborto en sus circunstancias es un acto de violencia contra la mujer.  Otro supuesto fundamental es que el aborto constituye una emergencia médica, un procedimiento médico en el que el criterio predominante es la salud de la madre y por tanto, la patria potestad no aplica. La dignidad de la mujer y el desarrollo libre de la personalidad constituyen valores superiores a la vida del concebido. Esto sucede de modo semejante con los padres de familia testigos de Jehová que pretenden impedir la transfusión de sangre a los menores de edad y que sin embargo, por el bien del niño (a) se realiza el procedimiento. Por supuesto, en el segundo ejemplo, podría aducirse que está en peligro la vida del menor, pero en el primer caso no se cumple ese requisito. No obstante, en el problema del aborto sigue siendo clave el estatuto del embrión (3). Si el embrión no es una persona, las causales de aborto son irrelevantes, ya que puede abortarse sin ninguna justificación. Si resulta que el embrión es una persona, no podría suprimirse la vida del mismo. Referencias Suprema Corte de Justicia de la Nación. Comunicado de prensa 189/2022. Disponible en: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=6912 Comisión Nacional de Derechos Humanos. NOM-046-SSA2-2005. México, 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/LeyesNormasReglamentos/NormaOficialMexicana/NOM-046-SSA2-2005_ViolenciaFamiliarSexual.pdf Monge, F. “El Estatuto Ontológico del embrión humano en base a los datos biológicos”. Cuadernos de Bioética, 1a., 1995. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/1995/1/21/10.pdf" ["post_title"]=> string(56) "Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "sobre-el-aborto-en-caso-de-violacion-en-menores-de-edad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 13:16:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:16:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80056" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17968 (24) { ["ID"]=> int(79419) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content"]=> string(5892) "Ha pasado una semana desde la masacre en la población texana de Uvalde.  Continuamos impactados con la forma como un chico de 18 años recién cumplidos pudo perpetrar una tragedia de tales dimensiones.  He seguido el caso en redes sociales y no me extraña que muchos tuiteros califiquen al asesino de demonio. Los problemas sociales no suceden por generación espontánea. No se da el caso de un individuo con una conducta intachable quien, de la noche a la mañana se convierte en asesino.  Como tampoco existe la familia perfecta, que aloja dentro de su seno un personaje perverso que emprende un crimen de enormes dimensiones en contra de su comunidad.   En este caso se habla de un joven quien desde niño sufrió acoso escolar por su tartamudez. Detrás de este trastorno del habla se hallaba la ausencia del padre y la drogadicción de la madre. Sería irresponsable querer hablar de la calidad de vida que los abuelos pudieron proporcionarle durante su infancia.  Ya con esos elementos, la tartamudez, el acoso escolar, y la disfuncionalidad familiar, tenemos suficiente para asumir que el chico no tuvo una infancia feliz. El acoso escolar es un problema real y universal. La UNICEF en su estudio del 2018 indica que, a nivel global, un tercio de los escolares de niveles básico y medio lo han sufrido.  En Norteamérica la CDC señala que es un 20% de estudiantes, y enlista una serie de factores asociados al acoso escolar, tanto por parte del acosado como del acosador, aclarando que en ocasiones el acosador de hoy pudo haber sido víctima de acoso en el pasado.  Señala un ligero predominio en el sexo masculino, y franca asociación con el nivel socioeconómico del acosado, su origen étnico, así como características propias que lo vuelven vulnerable a ser atacado por sus pares. El estudio no profundiza en la pandilla que acompaña al acosador, aunque tradicionalmente se ha conocido que se acogen a su sombra como una forma de ponerse a salvo de ser ellos mismos atacados. Las características que distinguen el acoso (o bullying) de otras formas de ataque son: daño mediante rumores o mentiras; ser objeto de burla o de insultos; violencia física; exclusión; amenazas; obligar a otros a hacer algo que no desean; daño a objetos de su propiedad.  Los elementos en juego son: el acosador, el acosado, el corro de acompañantes del acosador, y tantas veces las figuras de autoridad que desestiman los hechos, que no ven lo que sucede, o actúan como si no se percataran de ello.  Otro elemento importante son las familias de acosado y acosador.  Las del acosado, en general disfuncionales, no se hallan en capacidad de detectar que la conducta del niño ha ido modificándose. Si acaso perciben algo, atribuyen esos cambios sutiles a “cosas de la edad”, para regresar cada uno a su capullo y seguir adelante como si nada sucediera.  Por parte del acosador se percibe también una familia desestructurada en la que el acosador es de alguna manera violentado o ignorado.  Son los padres que, en caso de ser confrontados por las autoridades escolares, negarán cualquier conducta antisocial de sus hijos. El nivel socioeconómico es un factor determinante en el acoso escolar.  No siempre se trata del niño rico que acosa al que menos tiene, pero sí influye en la ecuación.  Hay elementos adicionales que el chico halla en el otro, que desencadenan esa conducta violenta.  Lo vemos desde las esferas más altas de la sociedad hasta los estratos populares.  Además, la UNICEF enfatiza la  relación entre acoso e inmigración.  Las segundas o terceras generaciones de inmigrantes en un país de acogida suelen desarrollar sentimientos encontrados frente al propio país.  Anhelan asumir las características de los oriundos, y al no conseguirlo se generan sentimientos de odio en contra de ellos.  Un buen ejemplo es el de los asesinos del maratón de Boston en el 2013.  En el caso de Uvalde, la familia del asesino tenía raíces “latinas”, aunque viven en Texas desde hace más de 60 años. El punto ciego del acoso escolar es ese: Una violencia cotidiana que se normaliza; una figura de acosador que se justifica o se desestima; el corro de testigos de primera mano que callan.   Instituciones que no contemplan dentro de sus programas escolares el desarrollo de la inteligencia emocional; familias complejas disfuncionales; influencia de los contenidos digitales en los cuales el joven halla una colmena en la cual refugiarse e identificarse, y finalmente, una sociedad pasiva, que sí señala, sí condena, sí sataniza, pero no lleva a cabo acciones directas para desarticular esa fórmula perniciosa. Como señalan los principios periodísticos, a la semana cualquier nota deja de ser noticia y ya no ocupa las primeras planas.  Se cumplió este lapso y pronto dejará de hablarse de ello; las familias sepultarán a sus difuntos y los seguirán llorando cada día, y nosotros retornaremos a nuestras actividades cotidianas, sin acaso pensar en ello.   Nuestra sociedad ha enfermado de indiferencia. Las emociones bullen de manera desordenada en nuestros niños y jóvenes.  No hay en el hogar una caricia que las sane. Poco se contempla en casa a favor de la inteligencia emocional.  ¿Qué nos toca hacer a cada uno de nosotros para evitar nuevas tragedias? Me quedo con esa reflexión, revisando mi inventario personal ahora que todavía es tiempo de actuar." ["post_title"]=> string(11) "Punto ciego" ["post_excerpt"]=> string(132) "Detrás de la figura de un criminal, hay una historia que explica su conducta. Todo es cuestión de pensar que existe y buscarla. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "punto-ciego" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 09:35:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:35:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79419" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3cd56d0a8677eaccd5c78603bd4412b8" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Punto ciego

Punto ciego

Detrás de la figura de un criminal, hay una historia que explica su conducta. Todo es cuestión de pensar que existe ...

mayo 31, 2022

Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad

Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes...

junio 20, 2022




Más de categoría

La Sincronicidad como parte de la evolución y de la inteligencia subyacente

–“Somos polvo de estrellas reflexionando sobre estrellas”. Carl Sagan (1934-1996), astrónomo estadounidense.

junio 24, 2022
Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Cuando pienso en el problema del crimen organizado en México, recuerdo la sentencia implacable a la entrada del infierno...

junio 24, 2022
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos,...

junio 24, 2022

Restauranteros de Nuevo León ante la crisis del agua piden ayuda

Ante la crisis del agua, recortes, y aunado a que no se respeta el horario de la programación del...

junio 23, 2022