Si ves las barbas de los regiomontanos cortar…Ya nos alcanzó el estrés hídrico

Monterrey ha sido por muchos años ejemplo de una ciudad pujante, industrializada y moderna, pero hoy también es ejemplo de lo que sucede al ir dejando las cosas importantes para después, como el tema del agua.

1 de julio, 2022 falta de agua

La sequía ha pegado de lleno en el estado de Nuevo León y la falta de agua afecta a quienes viven en Monterrey y su zona conurbada. Para atacar la emergencia el gobierno del estado empezó a racionar el agua, pero el resultado ha sido bastante malo. La idea era surtir agua de 4 a 10 de la mañana y elegir días en los que algunos municipios no recibirían agua. Ha habido colonias que no han dejado de recibir agua ni un segundo y otras en las que no hubo agua por dos o tres semanas hasta que la gente empezó a bloquear carreteras.

El tema es que durante los últimos 9 años han disminuido las lluvias y al mismo tiempo se ha incrementado tanto la demanda como el consumo. En época de verano, en la Ciudad de Monterrey y su zona conurbada se consumen 17 000 litros por segundo. Hoy, con mucho trabajo se pueden surtir 11 000 litros por segundo.

Los habitantes de García, Escobedo y San Nicolás son los que más están sufriendo por el desabasto de agua. El 63% del agua que se consume en esa zona proviene de 3 presas que están en niveles históricamente bajos: El Cuchillo (45% de capacidad), la Boca (8% de capacidad) y Cerro Prieto (2% de capacidad).

La esperanza de los regios es que la temporada de huracanes les acerque uno que ayude a restaurar los niveles de las presas, pero básicamente dependen de un milagro porque el bombardeo de nubes con yoduro de plata no es un método 100% garantizado.

Y mientras eso sucede en Monterrey, ¿qué hacemos los demás? Tal pareciera que solo mirar. 

En el Valle de México debimos adoptar sistemas de captación de agua pluvial desde hace mucho, pero las lluvias sólo dejan inundaciones y el agua de lluvia se va directo al drenaje. Los mantos acuíferos sólo se recargan en áreas naturales como los bosques de Chapultepec y Tlalpan sin que ninguno de los gobiernos de esta ciudad o del Estado de México hayan hecho algo por atender este problema antes de que nos pase lo que sucede ahora en Monterrey.

Las presas del sistema Cutzamala, que es el sistema que abastece de agua al valle de México, se ubicaron el martes pasado al 41% de su capacidad, es decir, 19% menos que el nivel histórico para esta fecha.

La presa el Bosque está al 26% de su capacidad; la presa de Villa Victoria está al 30% y la presa de Valle de Bravo se encuentra al 54% de su capacidad.

Y eso no es solo en Monterrey o el Valle de México: de las 210 presas que hay en el país, 118 (56%) están al 50% o menos de su capacidad.

La Ciudad de México tiene un sistema de captación de agua de lluvia para zonas marginadas. Este sistema se llama cosecha de lluvia y opera en las alcaldías Xochimilco, Tlalpan e Iztapalapa. Estos sistemas se han instalado en casas en las que hay escasez de agua, pero no se ha hecho nada por buscar recargar los mantos acuíferos. Si a esto le sumamos que el sistema de agua potable de la Ciudad de México superaron su tiempo de vida útil hace más de 30 años, pues tenemos en las manos una bomba de tiempo.

México se encuentra en el lugar 24 entre los países con mayores problemas de estrés hídrico (falta de agua) con una calificación de 3.86., de acuerdo con el Water Risk Atlas del World Resources Institute. Esto nos pone en un nivel de alerta alto evitando por muy poco el nivel extremadamente alto. Para que tengan una mejor idea, el país con mayor estrés hídrico es Catar con una calificación de 4.97.

México se encuentra en el mismo nivel de estrés hídrico que Afganistán.

¿Aprovechamos el agua que por el momento sí tenemos para ir remojando nuestras barbas?

 

Comentarios


object(WP_Query)#18048 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80548) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80548) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18046 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18022 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18006 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80548) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(81909) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:21:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:21:18" ["post_content"]=> string(7539) "¿Por qué hay tanta discordia en el mundo que nos tocó vivir? Me parece que el origen lo encontramos en la convicción de que somos superiores moralmente unos de otros. ¿Cómo llegamos hasta ahí? A lo largo de nuestra vida conformamos lo que llamamos “personalidad”, constituida por un conjunto de ideas, creencias y valores. Estas ideas se originan en la visión que tenemos de nuestro mundo (cosmovisión), en la que intervienen la genética, la geografía y los efectos que el medio ambiente ocasiona en nuestro comportamiento, llamada epigenética. Para los occidentales, el cristianismo, influido por la cultura griega y latina y un sinfín de discusiones teológicas, integran nuestra visión del mundo, de lo bueno y lo malo, lo permitido y lo prohibido (cosmovisión). Pero no se trata de una visión única, uniforme. Al menos existen dos ramas principales de la filosofía cristiana, y están encontradas. Una de ellas pone en el centro al individuo y la autonomía personal que es casi ilimitada; la excepción a esta regla es evitar dañar a terceros. La otra corriente o visión del cristianismo da mayor peso a las jerarquías familiares y sociales (es patriarcal), así como a la libertad del capital. Como obra del hombre, la empresa es igual de libre (antropomorfismo). Ambos linajes del cristianismo comparten un tronco común, aunque tienen serias divergencias. Hasta recientemente había un acuerdo tácito de respeto y comprensión mutua de estas corrientes principales de pensamiento. Los agravios se acentuaron en las últimas décadas. El consenso fue roto a consecuencia de las enormes desigualdades que ocasionaron la revolución científica y tecnológica y la liberación de las restricciones a las grandes empresas manufactureras, tecnológicas y financieras (desregulación del capital). El efecto de la liberación del capital es que las personas perdimos el control de las decisiones económicas y políticas que más impactan en nuestra vida, y sobrevino un abismo entre quienes tienen mucho y los que carecen de lo elemental. Dejamos de dialogar y de entendernos. Los estudios recientes de metadatos a millones de usuarios de las redes sociales, en Estados Unidos, prueban que los estratos sociales de los de arriba, como los de abajo, se excluyen mutuamente: uno y otro grupo no se relacionan entre ellos. Cada parte ha creado sus propios bandos que no se hablan y, por tanto, no se comprenden. Las redes sociales han favorecido esta segregación social. Los menos favorecidos se sienten excluidos y agraviados. Los mejor posicionados en la escala social creen tener derecho a sus privilegios. A partir de ahí cada cofradía ha creado su propio relato y visión de su mundo. Ambas se creen poseedoras de la verdad absoluta. En Brain and Culture el neurólogo Bruce Wexler explica así el fenómeno: cuando nuestro cerebro conforma el relato del mundo particular que habitamos cada una de las personas, dejamos de atender al mundo exterior: nos enclaustramos. De modo que sólo damos cabida a lo que confirma nuestras creencias. Nuestro cerebro tiende a desechar la nueva información externa y crea y recrea su propia narrativa: rechaza aquello que no concuerda con nuestras creencias y solamente aceptamos lo que confirma nuestras ideas, nuestra forma de pensar. Así llegamos a que cada cabeza es un mundo. Un mundo habitado por las cabezas que piensan y sienten igual, y excluye a las que divergen del mismo sentir. Nos causa malestar aquello que no concuerda con nuestro modelo de realidad. De acuerdo con los estudios de Wexler, nos provoca estrés, tristeza e impotencia. Al sentir amenazadas nuestras creencias, ocurre un fenómeno parecido al que enfrentamos ante un peligro extremo: nos ponemos en estado de tensión y alerta máxima, tal como si estuviera en juego la supervivencia. Will Storr en la Ciencia de contar historias describe así el estado de ánimo que se suscita cuando cuestionan nuestras creencias: “… Una opción puede ser intentar convencer a nuestro oponente de que está equivocado y de que nosotros estamos en lo cierto. Cuando esta estrategia fracasa, como suele ser el caso, se convierte en una auténtica tortura. Le damos vueltas y más vueltas al conflicto, mientras nuestra mente, en estado de pánico, amplía la lista de agravios y las razones por la que los demás son idiotas, deshonestos o moralmente corruptos…”. Defendemos estas creencias porque han dado forma a nuestra identidad y personalidad. Son fundamentales para sentir que el mundo no es caótico, que tiene sentido y está bajo nuestro control. La defensa de estos modelos es lo que nos tiene enfrentados. Por ello suponemos que quien disiente, quien piensa diferente es una persona que enloqueció. Michael Foucault demostró que el disidente, el diferente, es considerado loco, anormal, malo, y merece ser castigado con rigor y excluido para evitar que contamine a las buenas conciencias. Es así como llegamos a concluir, en uno y otro bando de las dos visiones cristianas del mundo, que somos moralmente superiores. De esta manera, los dos extremos, avalados por su concepción de superioridad, exculpan su egoísmo, su crueldad y justifican las acciones más atroces. Y quienes lideran a estos bandos suelen ser personas con una autoestima fuera de lo común y un idealismo que los supone superiores. Los liderazgos de estos movimientos suelen ser memoriosos. Son aficionados a la memoria histórica. Ahora bien, ¿cómo construimos la memoria? La neurocientífica Giuliana Mazzoni dice que la memoria es un conjunto de recuerdos que selecciona nuestro cerebro o inclusive inventa para fortalecer nuestro yo y construir nuestra identidad. Es lo que guía y justifica nuestra conducta en la vida. El yo es el protagonista, el héroe que exculpa su actos y condena aquello con lo que está en desacuerdo. Es decir, la memoria es la fuente de autojustificación: al seleccionar los recuerdos nos exculpa, pero sobre todo olvida nuestros errores y fracasos, según los psicólogos Carol Tavris y Elliot Aronson. Ese mismo proceso ocurre con la memoria histórica de los países a la que recurren los liderazgos convencidos de su superioridad moral. Entre el panteón de los hombres ilustres se elige a los villanos y a los héroes. El objetivo es crear una visión común entre sus huestes de lo que debe hacerse, de quiénes son los buenos y quiénes los malos, del bien y del mal, de lo aceptable y de lo condenable. Son personajes que saben del enorme poder que tiene el relato para mover montañas, para redimir conciencias e intentar hacer el mundo a su imagen. El problema de esta concepción de las cosas es que, al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a volverse rígidas, violentas, excluyentes. Nos asomamos al abismo. Si no queremos ese destino debemos dialogar y reformar las estructuras sociales que han segmentado y separado a las personas." ["post_title"]=> string(54) "El sentimiento de superioridad moral es origen del mal" ["post_excerpt"]=> string(168) "Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a volverse rígidas, violentas, excluyentes." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(54) "el-sentimiento-de-superioridad-moral-es-origen-del-mal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 10:21:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:21:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81909" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17954 (24) { ["ID"]=> int(82325) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-17 10:46:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-17 15:46:47" ["post_content"]=> string(1743) "Al reunirse con la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Capítulo Cholula, la secretaria de Economía, Olivia Salomón refirió que en 2021, Puebla está dentro de los 10 estados con el mayor número de empleadoras en el país; mientras que el sector industrial registró crecimientos en empleo para féminas con 20 por ciento, que representó 36 mil 778 nuevas ocupaciones vinculadas a trabajos formales con prestaciones de ley y producciones que son exportadas a todo el mundo. En el encuentro, Olivia Salomón postuló la importancia del papel que representan en la construcción de una sociedad justa e igualitaria, al referir que la Secretaría de Economía apoya a mujeres para involucrarlas en emprendimiento digital y uso de aplicaciones administrativas de negocios a través de dispositivos móviles. Además de la profesionalización para MIPyMEs, constitución de sociedades de responsabilidad limitada micro industrial, encuentros de negocios y comercio digital, así como de programas de crédito. Olivia Salomón refirió que 45 por ciento de usuarios del Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN) son mujeres, asimismo, el 67 por ciento de quienes ofertan sus productos en plataformas como Orgullo Puebla en Mercado Libre, el 52 por ciento de quienes participaron en programas como registro de marcas y 48 por ciento de quienes formaron sociedades empresariales. Comentó que cuatro de cada 10 participantes de las cooperativas para la formación de empresas de alto impacto son mujeres, mientras que tres de los grupos creados en la primera generación de ese programa son exclusivamente integrados por féminas en áreas de bordados artesanales, café y comercio justo en materia agropecuaria." ["post_title"]=> string(66) "Puebla, décimo estado con mayor número de empleadoras: Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "puebla-decimo-estado-con-mayor-numero-de-empleadoras-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-18 10:50:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-18 15:50:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82325" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(81909) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:21:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:21:18" ["post_content"]=> string(7539) "¿Por qué hay tanta discordia en el mundo que nos tocó vivir? Me parece que el origen lo encontramos en la convicción de que somos superiores moralmente unos de otros. ¿Cómo llegamos hasta ahí? A lo largo de nuestra vida conformamos lo que llamamos “personalidad”, constituida por un conjunto de ideas, creencias y valores. Estas ideas se originan en la visión que tenemos de nuestro mundo (cosmovisión), en la que intervienen la genética, la geografía y los efectos que el medio ambiente ocasiona en nuestro comportamiento, llamada epigenética. Para los occidentales, el cristianismo, influido por la cultura griega y latina y un sinfín de discusiones teológicas, integran nuestra visión del mundo, de lo bueno y lo malo, lo permitido y lo prohibido (cosmovisión). Pero no se trata de una visión única, uniforme. Al menos existen dos ramas principales de la filosofía cristiana, y están encontradas. Una de ellas pone en el centro al individuo y la autonomía personal que es casi ilimitada; la excepción a esta regla es evitar dañar a terceros. La otra corriente o visión del cristianismo da mayor peso a las jerarquías familiares y sociales (es patriarcal), así como a la libertad del capital. Como obra del hombre, la empresa es igual de libre (antropomorfismo). Ambos linajes del cristianismo comparten un tronco común, aunque tienen serias divergencias. Hasta recientemente había un acuerdo tácito de respeto y comprensión mutua de estas corrientes principales de pensamiento. Los agravios se acentuaron en las últimas décadas. El consenso fue roto a consecuencia de las enormes desigualdades que ocasionaron la revolución científica y tecnológica y la liberación de las restricciones a las grandes empresas manufactureras, tecnológicas y financieras (desregulación del capital). El efecto de la liberación del capital es que las personas perdimos el control de las decisiones económicas y políticas que más impactan en nuestra vida, y sobrevino un abismo entre quienes tienen mucho y los que carecen de lo elemental. Dejamos de dialogar y de entendernos. Los estudios recientes de metadatos a millones de usuarios de las redes sociales, en Estados Unidos, prueban que los estratos sociales de los de arriba, como los de abajo, se excluyen mutuamente: uno y otro grupo no se relacionan entre ellos. Cada parte ha creado sus propios bandos que no se hablan y, por tanto, no se comprenden. Las redes sociales han favorecido esta segregación social. Los menos favorecidos se sienten excluidos y agraviados. Los mejor posicionados en la escala social creen tener derecho a sus privilegios. A partir de ahí cada cofradía ha creado su propio relato y visión de su mundo. Ambas se creen poseedoras de la verdad absoluta. En Brain and Culture el neurólogo Bruce Wexler explica así el fenómeno: cuando nuestro cerebro conforma el relato del mundo particular que habitamos cada una de las personas, dejamos de atender al mundo exterior: nos enclaustramos. De modo que sólo damos cabida a lo que confirma nuestras creencias. Nuestro cerebro tiende a desechar la nueva información externa y crea y recrea su propia narrativa: rechaza aquello que no concuerda con nuestras creencias y solamente aceptamos lo que confirma nuestras ideas, nuestra forma de pensar. Así llegamos a que cada cabeza es un mundo. Un mundo habitado por las cabezas que piensan y sienten igual, y excluye a las que divergen del mismo sentir. Nos causa malestar aquello que no concuerda con nuestro modelo de realidad. De acuerdo con los estudios de Wexler, nos provoca estrés, tristeza e impotencia. Al sentir amenazadas nuestras creencias, ocurre un fenómeno parecido al que enfrentamos ante un peligro extremo: nos ponemos en estado de tensión y alerta máxima, tal como si estuviera en juego la supervivencia. Will Storr en la Ciencia de contar historias describe así el estado de ánimo que se suscita cuando cuestionan nuestras creencias: “… Una opción puede ser intentar convencer a nuestro oponente de que está equivocado y de que nosotros estamos en lo cierto. Cuando esta estrategia fracasa, como suele ser el caso, se convierte en una auténtica tortura. Le damos vueltas y más vueltas al conflicto, mientras nuestra mente, en estado de pánico, amplía la lista de agravios y las razones por la que los demás son idiotas, deshonestos o moralmente corruptos…”. Defendemos estas creencias porque han dado forma a nuestra identidad y personalidad. Son fundamentales para sentir que el mundo no es caótico, que tiene sentido y está bajo nuestro control. La defensa de estos modelos es lo que nos tiene enfrentados. Por ello suponemos que quien disiente, quien piensa diferente es una persona que enloqueció. Michael Foucault demostró que el disidente, el diferente, es considerado loco, anormal, malo, y merece ser castigado con rigor y excluido para evitar que contamine a las buenas conciencias. Es así como llegamos a concluir, en uno y otro bando de las dos visiones cristianas del mundo, que somos moralmente superiores. De esta manera, los dos extremos, avalados por su concepción de superioridad, exculpan su egoísmo, su crueldad y justifican las acciones más atroces. Y quienes lideran a estos bandos suelen ser personas con una autoestima fuera de lo común y un idealismo que los supone superiores. Los liderazgos de estos movimientos suelen ser memoriosos. Son aficionados a la memoria histórica. Ahora bien, ¿cómo construimos la memoria? La neurocientífica Giuliana Mazzoni dice que la memoria es un conjunto de recuerdos que selecciona nuestro cerebro o inclusive inventa para fortalecer nuestro yo y construir nuestra identidad. Es lo que guía y justifica nuestra conducta en la vida. El yo es el protagonista, el héroe que exculpa su actos y condena aquello con lo que está en desacuerdo. Es decir, la memoria es la fuente de autojustificación: al seleccionar los recuerdos nos exculpa, pero sobre todo olvida nuestros errores y fracasos, según los psicólogos Carol Tavris y Elliot Aronson. Ese mismo proceso ocurre con la memoria histórica de los países a la que recurren los liderazgos convencidos de su superioridad moral. Entre el panteón de los hombres ilustres se elige a los villanos y a los héroes. El objetivo es crear una visión común entre sus huestes de lo que debe hacerse, de quiénes son los buenos y quiénes los malos, del bien y del mal, de lo aceptable y de lo condenable. Son personajes que saben del enorme poder que tiene el relato para mover montañas, para redimir conciencias e intentar hacer el mundo a su imagen. El problema de esta concepción de las cosas es que, al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a volverse rígidas, violentas, excluyentes. Nos asomamos al abismo. Si no queremos ese destino debemos dialogar y reformar las estructuras sociales que han segmentado y separado a las personas." ["post_title"]=> string(54) "El sentimiento de superioridad moral es origen del mal" ["post_excerpt"]=> string(168) "Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a volverse rígidas, violentas, excluyentes." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(54) "el-sentimiento-de-superioridad-moral-es-origen-del-mal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 10:21:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:21:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81909" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "c716816ae52a26d9323be89c571fb8ca" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El sentimiento de superioridad moral es origen del mal

Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a volverse rígidas, violentas,...

agosto 9, 2022

Puebla, décimo estado con mayor número de empleadoras: Economía

Al reunirse con la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Capítulo Cholula, la secretaria de Economía, Olivia Salomón refirió que en 2021, Puebla...

agosto 17, 2022




Más de categoría
La oposición es un squonk

La oposición es un squonk

 La oposición ha resultado ser una criatura más bien hosca, alejada de las necesidades ciudadanas y que rara vez...

agosto 19, 2022
bartlett, bapoleon gomez urrutia

Por la “soberanía” de estos tres…

“La mentira puede caminar mil años, pero la verdad la alcanza en un solo día” (Adagio chino).

agosto 19, 2022
textos de juan carlos aldir

“Pienso, por lo tanto existo” como origen y fundamento de la disociación del Yo

–“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”. René Descartes (1596-1650).

agosto 19, 2022
Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

La presencia de dolores, y otros síntomas, que se producen en pacientes con enfermedades crónicas y terminales, a veces...

agosto 18, 2022