Secretaría de Hacienda y Crédito Público celebra Convenio de Colaboración con estado de Puebla para combatir delitos fiscales y financieros

El día de hoy se celebró un convenio de colaboración interinstitucional entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Procuraduría Fiscal de la Federación, y el gobierno constitucional del estado de Puebla. El...

23 de octubre, 2020

El día de hoy se celebró un convenio de colaboración interinstitucional entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Procuraduría Fiscal de la Federación, y el gobierno constitucional del estado de Puebla. El objetivo de este convenio es el intercambio de información para combatir los delitos fiscales y financieros que se cometan o hayan sido cometidos en dicha entidad federativa, incluyendo actos de defraudación fiscal, contrabando y compraventa de facturas falsas.

La firma del convenio de colaboración, que se llevó a cabo en el estado de Puebla, contó con la presencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, el gobernador constitucional del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta y por parte de la Procuraduría Fiscal de la Federación, el procurador Carlos Romero Aranda.

Algunos de los principales beneficios de la firma de este convenio son:

  • Se fortalece la coordinación fiscal.
  • Se fortalecen las finanzas públicas de la entidad federativa.
  • Se eleva la percepción de riesgo por la comisión de delitos fiscales y financieros.
  • Se favorece a los ciudadanos de la entidad con la recuperación de recursos que pertenecen al gasto público: “todo dinero que se defrauda en el estado regresa al Estado”.
Comentarios
object(WP_Query)#18149 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(57926) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-03-2021" ["before"]=> string(10) "21-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(57926) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-03-2021" ["before"]=> string(10) "21-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18146 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18147 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18076 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-03-2021" ["before"]=> string(10) "21-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (57926) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18136 (24) { ["ID"]=> int(63160) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content"]=> string(6267) "Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Me puse a pensar en la enigmática frase del maestro porteño porque los días que estamos viviendo se nos están acuñando en moneda de tesoro. Verá usted, amable lector, existe una ley de economía –esta sí se cumple por su irresistible lógica– la cual dice que la moneda mala desplaza a la buena, si en un mercado circula moneda de buen metal –oro o plata– e introducimos en él moneda de metal ruin –zinc o bronce–, la gente tenderá a atesorar la moneda buena para dejar circular la mala. En este momento no vamos a entrar en disquisiciones keynesianas, pero bástenos decir que el tiempo que vivimos se nos está acuñando en moneda de metales nobles, porque vamos a atesorarlo. No serán estos días de olvido como lo son muchos de muchas décadas y me temo que en unas décadas, cuando todo esto haya pasado, los historiadores verán que las jornadas que hoy enfrentamos tuvieron repercusiones tan grandes como la Segunda Guerra Mundial y si ya quiere que se lo ponga barato, por lo menos que la caída del Muro de Berlín. Pertenezco a una generación que se ha cansado de no tener días de moneda corriente. A mis cincuenta años he vivido dos pandemias –la de 2009 y ésta–, dos terremotos, la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra de Vietnam y también la de la guerra fría, la llegada a Marte, la renuncia de un Papa, la llegada de la oposición al gobierno de la República, la guerra fantasmagórica del narcotráfico, la caída de las Torres Gemelas, la explosión en Chernobyl y una larguísima cadena de etcéteras que ya no quiero ni contar. Todos ellos, por nefastos o terribles que pudieran parecer, son moneda de la buena, para atesorar y recordar. Claro, uno quisiera que los días fueran de moneda de cobre, así baratija para el descanso y el olvido, pero ya será para otra ocasión. Es moneda de cobre que mis padres me llevaran a vacunar cuando era niño, que hiciera un poco el remolón y hasta donde recuerdo tantito llorón (pero nada grave); que al salir me compraran una paleta o alguna golosina para premiar mi valor frente a las agujas. Pero es moneda de oro que, en esta ocasión, yo haya sido quien llevó a vacunar a mis padres hace apenas unos días; igual, no llorones pero él sobre todo tantito resistente por el origen de la vacuna; es moneda de metal para atesorar porque forma parte de un hecho de enormes dimensiones que está cambiando el rostro de la civilización y nuestro futuro como especie. No exagero, los formatos sociales no volverán como antes los conocimos, ni los lenguajes y menos nuestras expectativas políticas ni sociales. Me encontré con la fiesta sobria de los adultos mayores que solos o acompañados de sus hijos o nietos, se acercaron con el valor de quien aprecia la vida y quiere prolongarla todavía más. Vi una organización suficiente, clara y bien definida, donde a nadie se le pidió nada que no fuera más que la identificación y guardar el orden, clases de chachachá para los que esperábamos a nuestros familiares o para ellos mismos si querían acercarse; no vi actos de proselitismo político si no fuera porque a la entrada, los Siervos de la Nación, eso sí, discretos y vigilantes. Pero lo cierto es que nadie percibía sino dos cosas: la esperanza de que estamos por fin próximos a ver la solución a este fenómeno y la solidaridad de todos quienes nos aprestábamos a ayudar a cruzar una calle, a conseguir una botella de agua –todos los vacunados recibieron como cortesía, fruta, alegrías, agua y palanquetas, en bolsas transparentes sin logos políticos de ninguna especie– o bien, a cruzar algún bache accidentado. Volví a ver aquel México de mi infancia, sabroso y colaborador, de fiesta hasta en las peores, arrimando el hombro para colaborar con el desconocido; en la serenidad de la esperanza irredenta que siempre nos dice “tranquilo mano, ya mero terminamos”. Vi a un hombre de pasado los ochenta con su barba larga y blanca llevar la silla de ruedas de su mujer que, hecha un ovillo pequeño por la enfermedad se había hecho vacunar, el hombre era la viva imagen de la dignidad frente al peligro, no había ido a pedir nada, estaba cumpliendo su deber para no contagiar, se le notaba con el gusto y el honor de saber que aún es parte de la patria y que se enorgullece de, en su medida, servir y proteger a su esposa; a una pareja de gemelas que rondarían los setenta y varios más, alegres, llenitas y sonrientes como dos manzanas, salir alegres de la vacuna para integrarse a la clase de chachachá donde los marcianos habían llegado ya y la fiesta de la vida se prolongaba. Con mis padres, conforme mandan los cánones, nos acercamos a una cafetería que tenía dispuesta una terraza con las distancias necesarias, se habían portado bien y el que lleva a vacunar debe servir el café; en la mesa de enfrente una niña estudia matemáticas aplicada a un libro de texto auxiliada con su teléfono inteligente y entonces, también como lo mandan los cánones, una vocecita me reclama, me ofrece un mazapán por cinco pesos o dos por diez, la miro, es tan linda como la niña del teléfono inteligente, tienen la misma edad pero no solo no tiene dispositivo digital sino que no está en clases como su contemporánea; le acepto su oferta porque se me cae la cara de puritita vergüenza. Miro a mis padres que se la jugaron para que este país no se cayera a pedazos y ahora hay que protegerlos para que no se vayan dentro de la marea de estadísticas incontrolables de muertos y enfermos; me mata la vergüenza de que mi generación que había nacido con los mejores augurios, esté acumulando monedas de oropel para algún día, escribir la heroica historia de un siglo.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Moneda buena, moneda mala" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "moneda-buena-moneda-mala" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63160" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18060 (24) { ["ID"]=> int(63542) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-08 13:41:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-08 18:41:13" ["post_content"]=> string(10173) "Esta pandemia, sin lugar a dudas, ha pegado muy fuerte en la economía de la mayoría de los mexicanos. Pero si a ello le sumamos que López y su nefasta y torpe administración nada hacen por impedir que se lucre criminalmente aumentando precios y permitiendo una serie de anomalías, más se ha complicado la economía de los mexicanos. Este es el caso del descontrol en los precios del gas LP, a pesar de que día con día López afirma y promete, desde su púlpito en la mañanera, que el gas no subirá de precio; pero la cruda realidad lo aplasta y exhibe.  Muy contrario a lo que López dice, el pasado 7 de abril del 2021 se difundió en Reporte Índigo lo siguiente: “La batalla por el precio del gas LP, robo y monopolio”:  “Aunque la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anunció que continúa la tendencia a la baja en el precio del gas LP, la realidad es otra. “En días recientes la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) reveló que comenzó a investigar las prácticas monopólicas en el mercado del gas en todo el país y es que, de acuerdo con especialistas, uno de los factores clave para que aumente el precio del gas es la concentración de la oferta. Otro de los factores que incrementa el valor del gas y sangra el bolsillo de los ciudadanos es el robo y venta ilegal del producto. “El día de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que, tras cerrarles el ducto de la gasolina, los huachicoleros pasaron al robo del gas LP. “Del robo de gasolinas se pasaron al robo de gas, pero ya estamos enfrentado este tipo de ilícito, y también lo del contrabando de gasolinas”, afirmó el jefe del Ejecutivo federal. Durante la conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador insistió en que “Nosotros tenemos el compromiso de no aumentar el precio de los combustibles, incluido el gas, esto es gasolina, diésel, la luz, en términos reales, es decir, que no aumenten por encima de la inflación y es una recomendación constante de la presidencia hacia Hacienda y hacia Pemex”, agregó López Obrador. “La titular de la Profeco afirmó: “En los precios promedio diario del gas LP al 30 de marzo, tenemos que el gas en cilindro sigue descendiendo al promediar 23.28 pesos por kilo, mientras que el gas estacionario también disminuyó quedando en un precio promedio de 12.46 pesos por litro”, dijo la funcionaria pública. “A inicios de año, el 4 de enero, la misma Profeco, en otra de las conferencias matutinas, señaló que el promedio del precio de gas LP vendido por cilindro era de 18.45 pesos por kilo, lo que representa un incremento de más del 26 por ciento. A finales de marzo, el precio promedio del gas LP llegó hasta los 26.20 pesos por kilo, un incremento del 42.02 por ciento desde el inicio del año. “En 2017, por orden de la reforma energética de 2014, se liberó por completo el precio del gas LP. A partir de esa fecha, el precio no ha parado de subir, pese a advertencias de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de que el mercado estaba concentrado en muy pocas empresas y que esas prácticas provocarían la volatilidad en los costos para los usuarios. “Después de cuatro años de recomendaciones, pugnas y peticiones de la CRE, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició una investigación al mercado del gas LP, aunque no ha podido comprobar las prácticas monopólicas absolutas. “La investigación de la Cofece se centró principalmente en ochos grupos empresariales, o familias, que concentran la mayor parte del mercado y por lo mismo fijan los precios del producto. Para simular sus prácticas, dichos grupos, mediante una red de representantes ‘fragmentan’ artificialmente el mercado para simular competencia. “Ejemplo de esto es lo que ha padecido la empresa sonorense de gas Blue Propane en su búsqueda por entrar al mercado de Tijuana, Baja California. Durante cinco años han luchado para poder vender su producto, pero una sobre regulación, modificaciones de leyes a modo por parte del Congreso del estado y de autoridades municipales ha provocado que sea casi imposible entrar. Entre los obstáculos que han intentado esquivar se encuentran la falta de aprobación de la obra civil de su planta, una campaña de desprestigio por parte de las autoridades, llamadas anónimas y la suspensión de la autorización de uso de suelo de estaciones de carburación de gas LP, que actualmente se encuentra concentradas en Zeta Gas y Silza Gas. “Al respecto, Marco Ernesto Téllez Estrada, abogado de Blue Propane comenta que incluso las autoridades están coludidas con dichos grupos empresariales. “Si te pones a ver quiénes son los dueños de esas empresas (de gas LP) te das cuenta de que es la misma familia, la misma familia es quien tiene el poder de la venta y distribución de hidrocarburos. Esto provoca los monopolios y que el precio del gas se eleve. “El problema es que no hay competidores y los competidores que llegan son truncados por la autoridad que se mueve por interés a favor de las personas que tienen el control ‘Huachigaseo’: robo de gas LP en aumento “De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP (Amexgas), en los últimos 20 años se han detectado en el país 85 mil 529 tomas clandestinas, de las cuales el 59 por ciento se han realizado en los últimos tres años. “Amexgas además reveló que la cantidad robada es tan grande que sería suficiente para abastecer la necesidad de la demanda de los países de Colombia y Ecuador juntos. El daño patrimonial a Pemex sería de 30 mil millones de pesos al año. “Solo durante el año pasado, se detectaron, en promedio, 64 tomas clandestinas diarias en ductos de Pemex de gas LP. En 2019, el promedio fue de 35 tomas clandestinas diarias. “Además de la ofensiva del presidente, el Senado de la República aprobó un punto de acuerdo de la senadora Indira de Jesús Robles para exhortar a los tres niveles de gobierno a combatir el robo de gas LP.  “La legisladora argumentó que de las 750 mil toneladas mensuales de gas LP que se venden, al menos 14 por ciento son robadas. “Los focos rojos se encuentran en diez estados: Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Jalisco y Tamaulipas, de acuerdo a la gravedad que presentan “La estrategia de seguridad federal y estatal no ha funcionado. La gravedad del asunto exige verdadera coordinación entre todos los órdenes de Gobierno para generar un plan efectivo de combate y prevención de este delito. “Es preocupante porque este reflejo de la inseguridad que se vive en nuestro país afecta directamente a nuestras familias por el incremento de los precios derivado del robo. Hay un riesgo muy grande también para los consumidores. Urgen acciones para frenar esta situación”, acusó” (https://www.reporteindigo.com/reporte/la-batalla-por-el-precio-del-gas-lp-entre-robo-y-monopolio/). Esta cruda realidad de lo que sucede con el gas LP, estimados lectores, es una muestra de que, desde el 1 de diciembre del 2018, fecha en que lamentablemente llegó López y su torpe y nefasto gabinete, se hunde este gobierno día con día en un mar de corrupción y complicidades, sumado a la inexperiencia y a que solamente hay una persona que decide qué se hacer y qué no (ya saben ustedes, estimados lectores, quién es). Por ello, sigo insistiendo en preguntar a los ilusos que engañados votaron por él, ¿ese es su cambio prometido? ¿Seguirán apoyando a López y Morena?  " ["post_title"]=> string(48) "De Frente Y Claro | LA CRUDA REALIDAD DEL GAS LP" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "de-frente-y-claro-la-cruda-realidad-del-gas-lp" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-08 13:41:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-08 18:41:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63542" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18136 (24) { ["ID"]=> int(63160) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content"]=> string(6267) "Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Me puse a pensar en la enigmática frase del maestro porteño porque los días que estamos viviendo se nos están acuñando en moneda de tesoro. Verá usted, amable lector, existe una ley de economía –esta sí se cumple por su irresistible lógica– la cual dice que la moneda mala desplaza a la buena, si en un mercado circula moneda de buen metal –oro o plata– e introducimos en él moneda de metal ruin –zinc o bronce–, la gente tenderá a atesorar la moneda buena para dejar circular la mala. En este momento no vamos a entrar en disquisiciones keynesianas, pero bástenos decir que el tiempo que vivimos se nos está acuñando en moneda de metales nobles, porque vamos a atesorarlo. No serán estos días de olvido como lo son muchos de muchas décadas y me temo que en unas décadas, cuando todo esto haya pasado, los historiadores verán que las jornadas que hoy enfrentamos tuvieron repercusiones tan grandes como la Segunda Guerra Mundial y si ya quiere que se lo ponga barato, por lo menos que la caída del Muro de Berlín. Pertenezco a una generación que se ha cansado de no tener días de moneda corriente. A mis cincuenta años he vivido dos pandemias –la de 2009 y ésta–, dos terremotos, la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra de Vietnam y también la de la guerra fría, la llegada a Marte, la renuncia de un Papa, la llegada de la oposición al gobierno de la República, la guerra fantasmagórica del narcotráfico, la caída de las Torres Gemelas, la explosión en Chernobyl y una larguísima cadena de etcéteras que ya no quiero ni contar. Todos ellos, por nefastos o terribles que pudieran parecer, son moneda de la buena, para atesorar y recordar. Claro, uno quisiera que los días fueran de moneda de cobre, así baratija para el descanso y el olvido, pero ya será para otra ocasión. Es moneda de cobre que mis padres me llevaran a vacunar cuando era niño, que hiciera un poco el remolón y hasta donde recuerdo tantito llorón (pero nada grave); que al salir me compraran una paleta o alguna golosina para premiar mi valor frente a las agujas. Pero es moneda de oro que, en esta ocasión, yo haya sido quien llevó a vacunar a mis padres hace apenas unos días; igual, no llorones pero él sobre todo tantito resistente por el origen de la vacuna; es moneda de metal para atesorar porque forma parte de un hecho de enormes dimensiones que está cambiando el rostro de la civilización y nuestro futuro como especie. No exagero, los formatos sociales no volverán como antes los conocimos, ni los lenguajes y menos nuestras expectativas políticas ni sociales. Me encontré con la fiesta sobria de los adultos mayores que solos o acompañados de sus hijos o nietos, se acercaron con el valor de quien aprecia la vida y quiere prolongarla todavía más. Vi una organización suficiente, clara y bien definida, donde a nadie se le pidió nada que no fuera más que la identificación y guardar el orden, clases de chachachá para los que esperábamos a nuestros familiares o para ellos mismos si querían acercarse; no vi actos de proselitismo político si no fuera porque a la entrada, los Siervos de la Nación, eso sí, discretos y vigilantes. Pero lo cierto es que nadie percibía sino dos cosas: la esperanza de que estamos por fin próximos a ver la solución a este fenómeno y la solidaridad de todos quienes nos aprestábamos a ayudar a cruzar una calle, a conseguir una botella de agua –todos los vacunados recibieron como cortesía, fruta, alegrías, agua y palanquetas, en bolsas transparentes sin logos políticos de ninguna especie– o bien, a cruzar algún bache accidentado. Volví a ver aquel México de mi infancia, sabroso y colaborador, de fiesta hasta en las peores, arrimando el hombro para colaborar con el desconocido; en la serenidad de la esperanza irredenta que siempre nos dice “tranquilo mano, ya mero terminamos”. Vi a un hombre de pasado los ochenta con su barba larga y blanca llevar la silla de ruedas de su mujer que, hecha un ovillo pequeño por la enfermedad se había hecho vacunar, el hombre era la viva imagen de la dignidad frente al peligro, no había ido a pedir nada, estaba cumpliendo su deber para no contagiar, se le notaba con el gusto y el honor de saber que aún es parte de la patria y que se enorgullece de, en su medida, servir y proteger a su esposa; a una pareja de gemelas que rondarían los setenta y varios más, alegres, llenitas y sonrientes como dos manzanas, salir alegres de la vacuna para integrarse a la clase de chachachá donde los marcianos habían llegado ya y la fiesta de la vida se prolongaba. Con mis padres, conforme mandan los cánones, nos acercamos a una cafetería que tenía dispuesta una terraza con las distancias necesarias, se habían portado bien y el que lleva a vacunar debe servir el café; en la mesa de enfrente una niña estudia matemáticas aplicada a un libro de texto auxiliada con su teléfono inteligente y entonces, también como lo mandan los cánones, una vocecita me reclama, me ofrece un mazapán por cinco pesos o dos por diez, la miro, es tan linda como la niña del teléfono inteligente, tienen la misma edad pero no solo no tiene dispositivo digital sino que no está en clases como su contemporánea; le acepto su oferta porque se me cae la cara de puritita vergüenza. Miro a mis padres que se la jugaron para que este país no se cayera a pedazos y ahora hay que protegerlos para que no se vayan dentro de la marea de estadísticas incontrolables de muertos y enfermos; me mata la vergüenza de que mi generación que había nacido con los mejores augurios, esté acumulando monedas de oropel para algún día, escribir la heroica historia de un siglo.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Moneda buena, moneda mala" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "moneda-buena-moneda-mala" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63160" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2043011a3f3328678f7fea97825feebb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Moneda buena, moneda mala

Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara...

marzo 30, 2021

De Frente Y Claro | LA CRUDA REALIDAD DEL GAS LP

Esta pandemia, sin lugar a dudas, ha pegado muy fuerte en la economía de la mayoría de los mexicanos. Pero si a...

abril 8, 2021




Más de categoría

Vacunarán a más de tres millones de maestros y relegan a médicos privados

Vacunarán a más de tres millones de maestros y trabajadores de la SEP mientras relegan a médicos privados y...

abril 21, 2021

Elección 2021: Negativos para la 4T

La casa encuestadora de Parametría en 2018 destacó que el perfil sociodemográfico que votó por Andrés Manuel López Obrador...

abril 20, 2021

Codere en Problemas

En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las...

abril 16, 2021

Figuras opositoras clasistas y racistas

Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la...

abril 16, 2021