Para bien de todos

La convivencia de grupos humanos se dificulta cuando esperamos que los demás actúen como nosotros lo haríamos.  Hay diversas herramientas que facilitan la labor de conocimiento y respeto entre sí, como el eneagrama.

28 de junio, 2022

Asistí a una sesión virtual con Verónica Llaca, escritora mexicana radicada en España. Su charla versó acerca del eneagrama en la construcción de personajes. Debo confesar que había escuchado el término, nada más. No conocía más allá. A través de la presentación que nos compartió comenzaron a clarificarse muchas cosas para mí, en particular lo que tiene que ver con la construcción de personajes verosímiles al momento de escribir una historia. Descubro en redes sociales que hay mucho material para estudiar los que resultan ser  27 eneatipos de la personalidad, considerando que, cada uno de los nueve esenciales se despliega en triadas. Me está ayudando a resolver la creación de un personaje que ahora trabajo, y me llevó mucho más allá, para tratar de entender la forma de actuar de figuras públicas, en particular aquellas que se comportan de forma insaciable en la consecución de sus propios objetivos, por más descabellados que parezcan.

Simultáneamente revisaba un artículo de Nick Schager acerca de la  serie a punto de ser lanzada por Paramount, que traducida sería “Secretos de las esposas de la oligarquía”. Dentro de los personajes que aborda, desmenuza los detalles biográficos de la vida de Vladimir Putin, que lo han llevado a ser lo que es: un autócrata que decide por toda una nación, aun cuando muchos de los propios ciudadanos se opongan a sus decisiones.

Volvamos a los eneatipos, cuyo origen parece ser sufí, que más delante se traslada a la ex Unión Soviética con Gurdjieff, y de ahí a España con Ichazo y al Cono Sur con Claudio Naranjo; estos dos últimos alumnos del propio Gurdjieff. Son nueve eneatipos base, cada uno con su luminosidad y su sombra, y los eneatipos vecinos en el esquema original, que fungen como “alas” para cada uno.  Esto es, las características que comparte un eneatipo con sus vecinos inmediatos a derecha e izquierda.  Sería absurdo pretender comparar mi vista a ojo de pájaro con el conocimiento que tienen maestros que llevan años estudiándolos. Eso sí, se adivina, la narrativa tiene una lógica interna asombrosa. Podemos revisar nuestros personajes a partir de la personalidad que han desarrollado desde la cuna hasta el momento actual, de modo de entender por qué actuarían de un modo tal y no de otro, lo que provee verosimilitud a lo que leemos o escribimos.

Muy acorde con los principios de culturas orientales, los maestros que he estado revisando en YouTube llaman a no utilizar los eneatipos para etiquetar a los individuos. Antes bien, hacer uso de ellos para entender a los demás y generar un ambiente de cordialidad entre individuos con personalidades distintas, y entender por qué, de acuerdo con nuestro propio eneatipo, es más fácil llevarnos bien con determinadas personas y hallar azaroso convivir con otras distintas.

La psicología tradicional nos enseña que el modo como hoy actuamos proviene de un deseo subconsciente por satisfacer necesidades de supervivencia muy primitivas. Ello es válido en nuestras relaciones afectivas, y a la vez funciona cuando tratamos de entender por qué una figura pública actúa de determinada manera, al punto irracional, afectando los intereses de toda la ciudadanía. Podremos predecir qué esperar de ellos a futuro y cómo contribuir a encauzar sus afanes por el camino más saludable. Siento que en México tenemos mucho terreno para aplicar esta herramienta de conocimiento y cambio. Claro, primero hay que trabajar cada uno sobre sí mismo, para entender cómo reacciona el otro; por qué actúa como lo hace, y cuál sería el mejor camino para desenvolverse en un escenario determinado.

Cada eneatipo tiene un origen muy temprano en el desarrollo del ser humano. No es algo que se pueda elegir, sino que es una respuesta de adaptación al medio ambiente inmediato. Esta adaptación parte de tres elementos fundamentales: El instinto, la emoción y el pensamiento.  Cada eneatipo, a  lo largo de la vida busca equilibrio. De no lograrlo, se encauza hacia una neurosis, lo que explica el origen de ciertos  rasgos de conducta en  personajes reales o de ficción con los que nos enfrentamos.

Cada día aprendemos nuevas cosas en esta inagotable fuente de conocimiento que es la vida. Es así como nos despegamos de nuestra propia piel para comenzar a asomarnos a otras identidades, tratando de entendernos unos a otros. Habrá quien tenga más dificultad para aceptar que no es el poseedor único de la verdad. Entretanto, quienes conformamos el resto del grupo humano tenemos oportunidad de asomarnos más allá de nuestro entorno personal, para entender otros mundos alrededor nuestro.  El objetivo final de todo ello es convivir de manera armónica, hacerlo cada uno desde sus particularidades y diferencias, a través del conocimiento y hacia la prosperidad colectiva. Para bien de todos.

Comentarios


object(WP_Query)#16260 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80294) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80294) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16264 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16262 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16263 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80294) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16261 (24) { ["ID"]=> int(83745) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content"]=> string(7307) "Importa entender por qué tantas personas en casi todos los países están desencantadas y enojadas con su vida y sus gobiernos. El primer paso para el cambio es conocer las causas. Los graves problemas de inseguridad y precariedad económica y patrimonial que sufren millones dieron origen a regímenes que les prometieron terminar con los males que padecen. En algunos casos llevaron al poder a líderes con programas y políticas de derecha y, en otros, de izquierda. El común denominador de ambos tipos de dirigentes es que, una vez instalados en el gobierno, tienden a concentrar el poder y limitar las libertades que son fundamentales para el bienestar personal, colectivo y el progreso. ¿Qué causas dieron origen al gran malestar de nuestros días? Los problemas reales que enfrentaban las economías de los países occidentales dieron lugar a programas de liberación comercial y financiera a partir de los años ochenta del siglo pasado. Durante ese periodo y hasta la primera década del presente siglo la ideología en boga aconsejó libertad plena a los mercados bajo la creencia de que no causarían daños y que había que reducir al mínimo al Estado y los programas sociales para presuntamente promover la responsabilidad personal. Si bien el diagnóstico y la solución eran los indicados, se cayó en excesos que ocasionaron crisis recurrentes y enorme desigualdad. Varios factores influyeron en el auge de lo que se conoce como neoliberalismo: el prestigio de las teorías económicas de las escuelas de Chicago (Milton Friedman) y de Austria (Friedrich Hayek), que pusieron en práctica Ronald Reagan y Margaret Thatcher, e impusieron al mundo mediante el BM y el FMI; el estancamiento e inflación en los países occidentales, agudizado por el embargo petrolero y la cuadruplicación de sus precios, que llevó a niveles sin precedentes las tasas de interés; desplome y desaparición de la Unión Soviética (Rusia), cuya característica fue la planeación central que asfixió a la iniciativa individual e innovación; excesivo endeudamiento de los países pobres. Estos y otros fenómenos dieron como resultado una oleada de recortes al gasto público; desmantelamiento o debilitamiento extremo de los sistemas de bienestar (salud, educación, pensiones, seguridad laboral); privatización indiscriminada de empresas públicas y millones de despidos; extenuación de los sindicatos y de la organización laboral; propagación de procesos productivos y de capitales por todo el mundo, en especial hacia el sudeste de Asia; liberación de los flujos de capital, crisis financieras, fragilidad extrema del sistema bancario y enorme endeudamiento público para rescatar a bancos y empresas, cuya quiebra ocasionaría una hecatombe económica (beneficios públicos, ganancias privadas); conformación de potentes empresas monopólicas. ¿Qué pasó en la vida real? Primero cabe reconocer que el liberalismo económico ha sido una potente plataforma para el crecimiento. De acuerdo con los cálculos de Deirdre N. McCloskey, entre 1800 y el año 2015 la producción por persona en los países liberales creció 3000%. Y, al mismo tiempo que aumentó el bienestar, se expandieron la libertad y los derechos. Sin embargo, fue víctima de su propio éxito al entronizar valores relativos y convertirlos en valores absolutos. Así, la libertad absoluta de los mercados engendró sociedades disfuncionales, altamente desiguales y polarizadas. En los países socialistas ocurrió lo opuesto: pretendieron hacer de la igualdad el valor absoluto y acabaron con la libertad y terminaron empobrecidas. En palabras de Francis Fukuyama: “Una de las ideas centrales del liberalismo es su valorización y protección de la autonomía individual. Ahora bien, ese valor básico puede llevarse demasiado lejos. Para la derecha significaba sobre todo el derecho a comprar y vender libremente, sin interferencias del Estado. Esta idea, llevada al extremo, convirtió el liberalismo económico en “neoliberalismo”… provocando desigualdades monstruosas… Para la izquierda, la autonomía significaba autonomía personal en relación con las decisiones y valores vitales y la oposición a las normas morales impuestas por la sociedad circundante. En este sentido, el liberalismo empezó a erosionar su propia premisa de tolerancia a medida que evolucionaba para convertirse en la política de identidad moderna…”. El liberalismo y sus desencantados. Es así como la erosión del liberalismo político clásico y su mutación al neoliberalismo provocó una oleada populista en las sociedades modernas. Este tránsito no fue indoloro: el neoliberalismo ocasionó la pérdida de empleos, modos de vida, estatus, reconocimiento social, desencanto, frustración, enfermedad y muerte. La otra cara de la moneda es la de fortunas inconmensurables: hombres y empresas tan inconmensurablemente ricas que rivalizan con el poder de los Estados. Así, por ejemplo, varias empresas tecnológicas tienen un valor de mercado que sobrepasa a la producción anual de México. Y son tan poderosas que han inclinado los sistemas políticos y legales para favorecer sus intereses, en determinado del bienestar público. Si el neoliberalismo socava a la democracia liberal mediante el dinero, el populismo propone la concentración del poder político en el Ejecutivo, como el reverso de la medalla, que a la postre ahoga las libertades individuales y políticas. Ambos han erosionado a la democracia liberal, entendida como el sistema de leyes, instituciones y contrapesos para limitar el poder, cualquiera que sea su origen. El liberalismo político ha sido más eficaz para evitar la concentración del poder político, pero menos capaz para controlar el poder económico de las grandes empresas, que también se ha convertido en poder político y ha menguado la autonomía y la libertad individual. Ambos ponen en peligro el bien común y la prosperidad. El desafío de la democracia liberal es, por tanto, limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. El liberalismo nace como medio para limitar el poder y la arbitrariedad del soberano y garantizar la vida de los súbditos, así como para lograr la paz ante la intolerancia religiosa. Con el tiempo evolucionó para transformarse en el sistema que aspira a limitar cualquier tipo de poder y dar paso a la pluralidad y la diversidad, sin menoscabo de la tolerancia. Hoy nuevamente el liberalismo político puede ser el instrumento requerido para lograr profundos cambios en la distribución del poder económico y político, así como para recuperar el valor de la tolerancia. ¿Los liderazgos políticos y empresariales están a la altura del cambio? Como antaño, se trata de preservar la vida ante el interés económico y la autonomía personal y libertad ante el poder político." ["post_title"]=> string(31) "Del neoliberalismo al populismo" ["post_excerpt"]=> string(102) "El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "del-neoliberalismo-al-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83745" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16237 (24) { ["ID"]=> int(83568) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-21 10:29:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:29:13" ["post_content"]=> string(7080) "Existe una creciente insatisfacción por los resultados de los cuerpos de seguridad en el mundo. La mayoría de los países siguen intentando tener corporaciones civiles que sean efectivas, respetuosas de la ley y de los derechos humanos. En nuestro país es un clamor, frente a la ausencia de estrategias claras y la toma de decisiones alejadas de las evidencias y más cercanas a la política. Para atender esta insatisfacción, se han intentado diferentes modelos y experimentos. Uno de ellos es la llamada “policía positiva”. Este modelo de policía busca estimular las buenas conductas ciudadanas de respeto a la ley y solidarias a través de las “infracciones positivas”, que son boletas que reconocen una acto positivo del ciudadano y les dan puntos canjeables contra las infracciones normales, donde hay castigos, son reconocimientos públicos por el buen proceder. ¿Dónde se han practicado estos modelos? Por ejemplo, en la ciudad de Richmond, Canadá, donde decidieron emitir “multas positivas”, es decir “agarrar un niño o adolescente cometiendo algún acto positivo y recompensarlo en el instante con cartón de felicitación. Acciones de poca consecuencia, como usar el cruce peatonal o el casco para la bici, producían grandes elogios del policía presente (https://blogs.iadb.org/seguridad-ciudadana/es/3220/). Otro caso es el de Ontario, Canadá, donde se implementó en 2010, dentro de la Estrategia para la Juventud de la Policía Provincial de Ontario (OPP), el Programa de Boletos Positivos. “A través de una estrategia de comunicación eficaz, el programa involucra estratégicamente a las tiendas de conveniencia Mac's de Ontario y a los medios de comunicación a través de dos iniciativas comunitarias de prevención del delito:
  • “Operation Freeze: una iniciativa comunitaria de prevención del delito diseñada para actividades de verano y otoño, que proporciona bebidas heladas para el comportamiento positivo de los jóvenes”.
  • “Operation Heat: una iniciativa comunitaria de prevención del delito diseñada para actividades de invierno y primavera, que proporciona bebidas de chocolate caliente para el comportamiento positivo de los jóvenes” (https://www.publicsafety.gc.ca/cnt/cntrng-crm/plcng/cnmcs-plcng/ndx/dtls-en.aspx?n=146).
¿Qué resultados se obtuvieron? “La gente se dio cuenta del potencial que tenían para fomentar un comportamiento positivo en los jóvenes. No se trata de cuántos boletos se canjean. El acceso es la puerta de entrada a la relación. Lo que es más importante es que la multa sea un evento positivo, y cuando el joven vea al oficial la próxima vez, comenzará con una nota positiva” (https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/feb/20/positive-tickets-police-alternative). En Richmond se entregaban “40,000 multas positivas al año (una proporción de 3 a 1 en comparación con las infracciones normales). Como resultado de varias iniciativas de prevención juvenil, incluidas las multas positivas, nuestras llamadas de servicio relacionadas con la juventud se redujeron en casi 50%, lo que permitió que más de 1,000 jóvenes no tuvieran problemas con la ley (https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/feb/20/positive-tickets-police-alternative). Además, aseguran que la “reincidencia juvenil se redujo de 60% a 8%. En general, el crimen se redujo en 40%. La delincuencia juvenil se redujo a la mitad. Y costó una décima parte del sistema judicial tradicional (https://hbr.org/2012/06/can-we-reverse-the-stanford-pr). El modelo de policía positiva se ha implementado en otros lugares: Bernardino, California: El Departamento de Policía Escolar desarrolló un programa de multas positivas logrando que la reincidencia juvenil se redujera de 60% a 8% La delincuencia general se redujo 40 %. El costo fue una décima parte del sistema judicial tradicional (https://www.sbcusd.com/district_offices/district_police/services/positive_ticket_program) Tasmania, Australia: El Departamento de Policía “ve un comportamiento positivo, como conducir con casco, honestidad, denunciar un delito o conducir dentro del límite, puede emitir una 'multa positiva'; un cupón de $10 que se puede gastar en tiendas y cafés locales o en el comedor de su escuela”. Aseguran “queremos generar confianza y respeto entre los jóvenes y la policía, particularmente en áreas desfavorecidas, mientras reforzamos el comportamiento positivo que queremos alentar” (https://www.police.tas.gov.au/news-events/media-releases/positive-ticketing-program-builds-relationships/). Ante los escasos resultados y la ausencia de estrategias basadas en evidencia, y la urgencia de detener el crimen y la violencia que pone en entredicho el estado de derecho, fomenta la corrupción y deteriora la confianza en las instituciones, llegó el momento de buscar nuevas soluciones. ¿Se animarían las autoridades mexicanas de algunos de los tres niveles de gobierno? Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com." ["post_title"]=> string(17) "Policía positiva" ["post_excerpt"]=> string(182) "Formar cuerpos policiacos es uno de los mayores retos de un gobierno. Recientemente se ha explorado el modelo de la Policía positiva. ¿Sería viable aplicar en México este modelo?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "policia-positiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-21 11:57:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 16:57:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83568" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16261 (24) { ["ID"]=> int(83745) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content"]=> string(7307) "Importa entender por qué tantas personas en casi todos los países están desencantadas y enojadas con su vida y sus gobiernos. El primer paso para el cambio es conocer las causas. Los graves problemas de inseguridad y precariedad económica y patrimonial que sufren millones dieron origen a regímenes que les prometieron terminar con los males que padecen. En algunos casos llevaron al poder a líderes con programas y políticas de derecha y, en otros, de izquierda. El común denominador de ambos tipos de dirigentes es que, una vez instalados en el gobierno, tienden a concentrar el poder y limitar las libertades que son fundamentales para el bienestar personal, colectivo y el progreso. ¿Qué causas dieron origen al gran malestar de nuestros días? Los problemas reales que enfrentaban las economías de los países occidentales dieron lugar a programas de liberación comercial y financiera a partir de los años ochenta del siglo pasado. Durante ese periodo y hasta la primera década del presente siglo la ideología en boga aconsejó libertad plena a los mercados bajo la creencia de que no causarían daños y que había que reducir al mínimo al Estado y los programas sociales para presuntamente promover la responsabilidad personal. Si bien el diagnóstico y la solución eran los indicados, se cayó en excesos que ocasionaron crisis recurrentes y enorme desigualdad. Varios factores influyeron en el auge de lo que se conoce como neoliberalismo: el prestigio de las teorías económicas de las escuelas de Chicago (Milton Friedman) y de Austria (Friedrich Hayek), que pusieron en práctica Ronald Reagan y Margaret Thatcher, e impusieron al mundo mediante el BM y el FMI; el estancamiento e inflación en los países occidentales, agudizado por el embargo petrolero y la cuadruplicación de sus precios, que llevó a niveles sin precedentes las tasas de interés; desplome y desaparición de la Unión Soviética (Rusia), cuya característica fue la planeación central que asfixió a la iniciativa individual e innovación; excesivo endeudamiento de los países pobres. Estos y otros fenómenos dieron como resultado una oleada de recortes al gasto público; desmantelamiento o debilitamiento extremo de los sistemas de bienestar (salud, educación, pensiones, seguridad laboral); privatización indiscriminada de empresas públicas y millones de despidos; extenuación de los sindicatos y de la organización laboral; propagación de procesos productivos y de capitales por todo el mundo, en especial hacia el sudeste de Asia; liberación de los flujos de capital, crisis financieras, fragilidad extrema del sistema bancario y enorme endeudamiento público para rescatar a bancos y empresas, cuya quiebra ocasionaría una hecatombe económica (beneficios públicos, ganancias privadas); conformación de potentes empresas monopólicas. ¿Qué pasó en la vida real? Primero cabe reconocer que el liberalismo económico ha sido una potente plataforma para el crecimiento. De acuerdo con los cálculos de Deirdre N. McCloskey, entre 1800 y el año 2015 la producción por persona en los países liberales creció 3000%. Y, al mismo tiempo que aumentó el bienestar, se expandieron la libertad y los derechos. Sin embargo, fue víctima de su propio éxito al entronizar valores relativos y convertirlos en valores absolutos. Así, la libertad absoluta de los mercados engendró sociedades disfuncionales, altamente desiguales y polarizadas. En los países socialistas ocurrió lo opuesto: pretendieron hacer de la igualdad el valor absoluto y acabaron con la libertad y terminaron empobrecidas. En palabras de Francis Fukuyama: “Una de las ideas centrales del liberalismo es su valorización y protección de la autonomía individual. Ahora bien, ese valor básico puede llevarse demasiado lejos. Para la derecha significaba sobre todo el derecho a comprar y vender libremente, sin interferencias del Estado. Esta idea, llevada al extremo, convirtió el liberalismo económico en “neoliberalismo”… provocando desigualdades monstruosas… Para la izquierda, la autonomía significaba autonomía personal en relación con las decisiones y valores vitales y la oposición a las normas morales impuestas por la sociedad circundante. En este sentido, el liberalismo empezó a erosionar su propia premisa de tolerancia a medida que evolucionaba para convertirse en la política de identidad moderna…”. El liberalismo y sus desencantados. Es así como la erosión del liberalismo político clásico y su mutación al neoliberalismo provocó una oleada populista en las sociedades modernas. Este tránsito no fue indoloro: el neoliberalismo ocasionó la pérdida de empleos, modos de vida, estatus, reconocimiento social, desencanto, frustración, enfermedad y muerte. La otra cara de la moneda es la de fortunas inconmensurables: hombres y empresas tan inconmensurablemente ricas que rivalizan con el poder de los Estados. Así, por ejemplo, varias empresas tecnológicas tienen un valor de mercado que sobrepasa a la producción anual de México. Y son tan poderosas que han inclinado los sistemas políticos y legales para favorecer sus intereses, en determinado del bienestar público. Si el neoliberalismo socava a la democracia liberal mediante el dinero, el populismo propone la concentración del poder político en el Ejecutivo, como el reverso de la medalla, que a la postre ahoga las libertades individuales y políticas. Ambos han erosionado a la democracia liberal, entendida como el sistema de leyes, instituciones y contrapesos para limitar el poder, cualquiera que sea su origen. El liberalismo político ha sido más eficaz para evitar la concentración del poder político, pero menos capaz para controlar el poder económico de las grandes empresas, que también se ha convertido en poder político y ha menguado la autonomía y la libertad individual. Ambos ponen en peligro el bien común y la prosperidad. El desafío de la democracia liberal es, por tanto, limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. El liberalismo nace como medio para limitar el poder y la arbitrariedad del soberano y garantizar la vida de los súbditos, así como para lograr la paz ante la intolerancia religiosa. Con el tiempo evolucionó para transformarse en el sistema que aspira a limitar cualquier tipo de poder y dar paso a la pluralidad y la diversidad, sin menoscabo de la tolerancia. Hoy nuevamente el liberalismo político puede ser el instrumento requerido para lograr profundos cambios en la distribución del poder económico y político, así como para recuperar el valor de la tolerancia. ¿Los liderazgos políticos y empresariales están a la altura del cambio? Como antaño, se trata de preservar la vida ante el interés económico y la autonomía personal y libertad ante el poder político." ["post_title"]=> string(31) "Del neoliberalismo al populismo" ["post_excerpt"]=> string(102) "El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "del-neoliberalismo-al-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83745" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8f41c6f83545f112562250e40bcb3cbb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Del neoliberalismo al populismo

Del neoliberalismo al populismo

El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”.

septiembre 27, 2022

Policía positiva

Formar cuerpos policiacos es uno de los mayores retos de un gobierno. Recientemente se ha explorado el modelo de la Policía positiva....

septiembre 21, 2022




Más de categoría

¿Qué va a llevar, Mamita?

La inflación en alimentos ha lacerado la economía de las familias mexicanas. ¿Serán suficientes las medidas tomadas por el...

octubre 3, 2022

Ya dejen dormir

71.4% de la población en México prefiere un horario estándar para todo el año, de acuerdo con una encuesta...

octubre 3, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es...

octubre 3, 2022
Se le complica Ayotzinapa a López Obrador

Se le complica Ayotzinapa a López Obrador

Cuando parecía que el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa tomaba una ruta aceptable, un movimiento de...

septiembre 30, 2022