MÁS ALLÁ DE LA CRISIS

La tragedia migratoria del pasado 27 de junio donde fallecieron 53 personas en la caja de un tráiler muestra que urge una nueva política migratoria en EEUU y luchar contra la desigualdad económica.

8 de julio, 2022 MÁS ALLÁ DE LA CRISIS

La difusión en medios de comunicación sobre el tráiler abandonado en San Antonio, Texas, en el que se encontraban 67 personas migrantes en condiciones inhumanas, puso una vez más “el dedo en la llaga”. La “peor tragedia que se haya visto sobre migración”, como la calificaron las autoridades norteamericanas, sucedió en la zona roja del tráfico de migrantes, donde como dijeron sus pobladores “suceden cosas muy malas”. Saber que había 67 cuerpos hacinados, la mayoría sin vida mientras otros luchaban por no sucumbir ante la deshidratación y la falta de oxígeno, es aberrante. De las 14 personas sobrevivientes, cuatro no pudieron siquiera contarle a nadie que algún día tuvieron un sueño.

Ellas y ellos migraron por hambre, porque la pobreza también conlleva soledad y abandono. A pesar de sus esfuerzos murieron igual, pobres, con hambre, con sed y abandonados. Su clamor hasta el final de sus días fue ignorado.

Giovanni Lepri, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), dijo que las personas migrantes se van de sus países principalmente por hambre y violencia, lo cual se ha repetido desde hace décadas hasta el cansancio. Lo que no se ha dicho es qué medida global se va a tomar al respecto, cuál es la salida que la ONU propone para mitigar lo que han calificado como crisis migratoria.

El número de caravanas migrantes que buscan desde Centroamérica llegar a Estados Unidos ha crecido exponencialmente. De enero a mayo de 2022, siete caravanas migrantes con dos mil personas llegaron a Chiapas para cruzar por el país de forma ilegal; y en junio llegó a México otra caravana con 15 mil personas migrantes, es decir, 17 mil en el primer semestre del año, más todas las demás que no se contabilizaron. De acuerdo a la Secretaría de Gobernación, en promedio, cada hora cuatro personas migrantes entran de forma ilegal a nuestro país.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó este año la Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero, en donde señala que mover seres humanos como carga deja ganancias de miles de millones de dólares a las organizaciones criminales trasnacionales. Cruzar la frontera de México puede costar hasta 10 mil dólares, es decir unos 200 mil pesos mexicanos.

El dinero que logran reunir para cruzar la frontera es gracias al esfuerzo de varios meses e incluso años de toda la familia e incluso de una pequeña comunidad, implica sacrificios de todo tipo y deudas.

El gobierno estadounidense ha señalado que organizaciones de narcotráfico están involucradas en el tránsito de migrantes. La delincuencia organizada explota a la niñez migrante como sicarios, vigías y para la producción, transporte y venta de drogas como trabajo obligado. Pero también sabemos que en su tránsito muchas niñas y mujeres son víctimas de trata de personas, principalmente con fines de explotación sexual.

Lo que no dicen y reportan es a cuánto ascienden las ganancias de quienes reciben a las personas migrantes en Estados Unidos y que son sujetas de explotación laboral, derivado de su estatus de “ilegales”; trabajan jornadas extenuantes y viven confinadas en condiciones denigrantes, sin derecho a nada y con el miedo constante a ser detenidas por las autoridades. No obstante, en su cruda realidad hay quienes las criminalizan, repudian y denigran.

La postura esgrimida por el gobierno de México y las consecuentes acciones al promover programas sociales para atacar las causas de la migración, tanto en nuestro país como en las naciones hermanas de Centroamérica, no son cosa menor. La próxima reunión que sostendrán en la segunda semana de julio los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, para tratar asuntos migratorios tras la tragedia del tráiler en Texas, es fundamental.

El presidente López Obrador señaló que ha insistido en el apoyo a Centroamérica, incrementar las visas temporales de trabajo y ordenar el flujo migratorio. “Porque hay una realidad que a ellos les cuesta mucho trabajo aceptar, sobre todo, por sus dogmas y su política antiinmigrante: no tiene fuerza de trabajo”. Es verdad, como lo es también que actualmente el país vecino del norte atraviesa por una crisis, debido al crecimiento de las importaciones desde Asia, de ahí que, con la fuerza de trabajo, dicha situación podría revertirse. Su propuesta de un programa ordenado de acuerdo a la demanda laboral de Estados Unidos para contratar a personas de distintas regiones de América en los sectores de la agricultura, industria y servicios pudiera constituir una de las mejores salidas para la recuperación económica de Estados Unidos.

No podemos pasar por alto que, la calificadora Standard & Poor’s (S&P) ratificó la calificación de la deuda soberana de largo plazo de México en moneda extranjera y local en BBB y BBB+, respectivamente; y mejoró la perspectiva de negativa a estable, a la vez que destacó que el gobierno mexicano busca políticas para mantener la solidez de sus finanzas públicas y niveles de deuda por debajo de 50%, lo que permitirá continuar con un entorno de estabilidad macroeconómica.

Para nuestro vecino del norte, una nueva política migratoria podría ser la mejor salida para equilibrar sus finanzas, para el mundo una salida para atender la crisis migratoria y para quienes padecen el lastre de la desigualdad provocada por el exacerbado neoliberalismo, una manera de poner fin al drama humano que significa dejar su hogar, su tierra y a su familia en busca de una oportunidad de bienestar, aunque eso implique el riesgo de perder la vida en un tráiler, bajo el ardiente sol del desierto o a manos del crimen organizado.

Comentarios


object(WP_Query)#18046 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80749) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80749) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18044 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18020 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18005 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80749) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18047 (24) { ["ID"]=> int(81018) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-15 09:57:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 14:57:19" ["post_content"]=> string(8855) "Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden fue el más grande éxito alcanzado por mandatario alguno en la historia de nuestro país; bueno, ni siquiera Benito Juárez lo hubiera hecho tan bien. Y, claro, para los que no toleran a López Obrador, ni siquiera López de Santa Anna ni Peña Nieto fueron tan estúpidos y ridículos. ¿Cuál es la verdad? Como suele suceder tratándose de dos hipérboles absurdas, la verdad suele estar en algún lugar cercano al centro. Hemos llegado al punto donde es imposible siquiera hablar. Si yo subrayase, ya sea los puntos destacables o los puntos débiles de esta visita, de inmediato recibiría los insultos tanto de los partidarios como de los detractores de López Obrador. Y es que para los primeros es como un dios, y para los segundos como un demonio. Pero López Obrador no es más que un hombre, un funcionario que encabeza el poder ejecutivo, un servidor público importante, eso sí, porque es jefe de Estado y jefe del gobierno federal; pero no es ni el funcionario más importante ni es un servidor público que esté por encima de cualquier otro. Pensarlo así sería ignorar nuestro sistema constitucional. Pensar así es seguir creyendo en mesías y caudillos. La visita de López Obrador a Biden tiene aspectos favorables, pero también hay algunos que podríamos calificar de desfavorables. Veamos lo bueno, lo malo y lo feo de esta visita. Lo bueno El presidente Obrador es un político hábil y es muy raro que no saque alguna ventaja, incluso cuando yerra. No cabe duda –y hay varias mediciones que lo confirman–, López Obrador goza de alta aprobación y buena estima entre nuestros paisanos en Estados Unidos. En ese sentido, la visita fue un éxito, no solo como un discurso de apoyo irrestricto a los mexicanos de allá, sino también a los ojos de su base dura en México. Se proyectó como un “estadista” –sea lo que eso signifique–, y no solo sus fieles seguidores en México, sino sus simpatizantes en toda Iberoamérica, quedaron convencidos y aplaudiendo. Mientras que a Peña o a Calderón les gritaban “asesino, asesino” en giras internacionales, a López Obrador lo recibieron con un cariño  imposible de minimizar (algunos malintencionados dirán que esas muestras de afecto las organizó Morena). Se acepte o no, fundada o infundadamente, muchos migrantes ven en López Obrador a una especie de “campeón” que es capaz de ir a Washington a dar la cara por ellos, a un amigo que tiene el arrojo de fajarse e ir a sentarse a la oficina oval para exigir al presidente de los Estados Unidos visas de trabajo, mejores condiciones y apoyo para que los migrantes, no solo de México, sino también de América Central, no tengan que abandonar sus lugares de origen. Sin embargo hay que observar la contradicción, por chocante que pueda parecer, y aún a riesgo de que muchos lopezobradoristas se molesten conmigo: seguidores y migrantes podrán pensar que López Obrador es su salvador, pero no hay que pasar por alto la política del gobierno mexicano y el uso de miles de efectivos de la guardia nacional para controlar la migración e impedir que los migrantes crucen a los Estados Unidos. Esta política se implementó desde que Trump la ordenó –perdón que lo diga así, pero así fue–, y desafortunadamente no ha cesado. Si existe un “muro”, el muro se construyó desde México. Lo malo Aunque el presidente López Obrador ya dijo en la conferencia de la mañana que Estados Unidos aceptó sus propuestas, la verdad es que no se alcanzaron grandes acuerdos. “Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México –expresó AMLO en la mañanera– y para Centroamérica; esto se aceptó y se va a aumentar considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos”. Sin embargo, el gobierno americano no ha hecho ningún pronunciamiento en ese sentido. Como la canción de La negra: “a todos diles que sí / pero no les digas cuándo / así me dijiste a mí / por eso vivo penando…”. Lo mismo hay que decir sobre la petición de regularizar a todos los mexicanos indocumentados. Es difícil que eso vaya a suceder. Si de lo que se trataba era de lograr mejores condiciones para los migrantes, tanto en su peregrinar a lo largo de nuestro territorio, como cuando están del otro lado, creo que los alcances son nulos, y en ese sentido, la visita no rindió ningún resultado. Lo feo Hay varios puntos que resultaron poco afortunados. Me voy a referir a tres: el asunto de Assange, la cuestión de la gasolina barata y la invitación a Biden de sumarse a la “Transformación” y combatir el conservadurismo. No sé por qué López Obrador no le restregó en la cara a Biden el tema de Julian Assange ni lo amenazó con buscar el desmantelamiento de la estatua de la libertad. Aquí en sus mañaneras previas al viaje dijo que lo haría, que lo exigiría, y que si no se lograba, pues entonces tendría que haber una campaña para tirar esa estatua.  Otro punto que rayó en lo grotesco fue el ofrecimiento de gasolina barata en la frontera, para los americanos, más si tenemos en consideración que la gasolina no sube de precio en México porque está subsidiada, no con dinero de morenistas abnegados, sino con el dinero de los mexicanos. Es como decir: amigos americanos, les ofrezco gasolina barata y subsidiada, al fin que los pinches contribuyentes de mi país la pagan. Ha dicho muchas veces Obrador que eso de “quedar bien con sombrero ajeno” es perverso. Lo decía a propósito de las asociaciones civiles, que gestionaban dinero público y realizaban todo tipo de acciones. El presidente López Obrador quiere quedar bien con los americanos a través del esfuerzo durísimo que están realizando los mexicanos para cumplir sus obligaciones fiscales a pesar de la crisis económica –no me refiero a las grandes empresas que gozaban de injustos privilegios fiscales, que ellas paguen, sino a los millones de mexicanos, pequeños y microempresarios que verdaderamente la sufren todos los días para llegar tablas a fin de mes–. Sobre la “gasolina para el bienestar… de los americanos” (estoy usando el sarcasmo), parece que Biden ni siquiera consideró la propuesta, pues salió corriendo a Arabia Saudita a tratar ese tema con mayor seriedad. Hay que reconocer que López Obrador no tuvo empacho en invitar a Biden a sumarse a la “transformación”. Biden es demócrata, que es el ala centro e izquierda del abanico de la política en Estados Unidos. Él mismo se considera progresista y sus adversarios son los conservadores, es decir, los republicanos. Y no obstante, el presidente mexicano le dijo que la salida a los problemas que aquejan a las dos naciones “no está en el conservadurismo, sino en la transformación”, como si Biden fuera un conservador (Trump es el conservador, no Biden). Pero parece que el presidente americano ya tenía la cabeza en Israel y en Arabia Saudita y no hizo caso a esas palabras. Y para terminar, es justo decir que, desde la perspectiva de los americanos, a Biden no le fue nada bien. Legisladores, tanto republicanos como demócratas, y diversos periodistas criticaron la suavidad, yo diría flema, con la que Biden se condujo. He visto algunas opiniones y algunos programas de televisión de allá, y los críticos de Biden le reprochan que no haya hablado enérgicamente del fentanilo que llega desde México –elaborado, por cierto, con precursores que llegan a nuestros puertos desde China y que por alguna razón ninguna autoridad, civil o militar, detecta–, y mata a cientos de miles de americanos cada año, ni de los cárteles de las drogas que se apropian cada vez más del territorio mexicano ante la política obradorista de no confrontación (hugs, not bullets–abrazos, no balazos), ni de temas económicos sensibles que preocupan a los inversionistas, como las reformas en materia de energía y electricidad que, para muchos, son violatorias del T-MEC. En mi opinión, le fue peor a Biden allá que a López Obrador acá. Échese un clavado por los medios americanos y verá. Lo que pasa es que Biden no se pone a llorar ni a decir que los que lo critican son traidores golpistas." ["post_title"]=> string(70) "Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-la-visita-de-lopez-obrador-a-washington" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-15 10:02:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 15:02:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17946 (24) { ["ID"]=> int(81536) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-28 19:28:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-29 00:28:58" ["post_content"]=> string(1060) "

 La Secretaría de Economía informa que el primer trimestre de 2022, registró un crecimiento en la economía de Puebla de 0.4 por ciento, calculado en 555 millones de pesos más respecto al último trimestre del año pasado.

En los primeros tres meses de 2022, el crecimiento anual de la economía se vio marcado por el sector primario (agricultura, ganadería, pesca y alimentación), que reportó un repunte del 2.5 por ciento, mientras que el sector terciario (comercio y servicios) creció en 3.9 por ciento.

Es importante destacar que el crecimiento en el sector terciario es el mejor en los últimos 10 años para un primer trimestre en términos anuales.

En específico el sector comercio creció 4.4 por ciento y los servicios 3.7 por ciento, para ser el sexto mejor a nivel nacional.

En la actividad industrial el sector energía eléctrica, agua y gas creció el 4.6 por ciento.

" ["post_title"]=> string(65) "Durante primer trimestre, economía de Puebla suma 555 mdp al PIB" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "durante-primer-trimestre-economia-de-puebla-suma-555-mdp-al-pib" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-28 19:28:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-29 00:28:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18047 (24) { ["ID"]=> int(81018) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-15 09:57:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 14:57:19" ["post_content"]=> string(8855) "Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden fue el más grande éxito alcanzado por mandatario alguno en la historia de nuestro país; bueno, ni siquiera Benito Juárez lo hubiera hecho tan bien. Y, claro, para los que no toleran a López Obrador, ni siquiera López de Santa Anna ni Peña Nieto fueron tan estúpidos y ridículos. ¿Cuál es la verdad? Como suele suceder tratándose de dos hipérboles absurdas, la verdad suele estar en algún lugar cercano al centro. Hemos llegado al punto donde es imposible siquiera hablar. Si yo subrayase, ya sea los puntos destacables o los puntos débiles de esta visita, de inmediato recibiría los insultos tanto de los partidarios como de los detractores de López Obrador. Y es que para los primeros es como un dios, y para los segundos como un demonio. Pero López Obrador no es más que un hombre, un funcionario que encabeza el poder ejecutivo, un servidor público importante, eso sí, porque es jefe de Estado y jefe del gobierno federal; pero no es ni el funcionario más importante ni es un servidor público que esté por encima de cualquier otro. Pensarlo así sería ignorar nuestro sistema constitucional. Pensar así es seguir creyendo en mesías y caudillos. La visita de López Obrador a Biden tiene aspectos favorables, pero también hay algunos que podríamos calificar de desfavorables. Veamos lo bueno, lo malo y lo feo de esta visita. Lo bueno El presidente Obrador es un político hábil y es muy raro que no saque alguna ventaja, incluso cuando yerra. No cabe duda –y hay varias mediciones que lo confirman–, López Obrador goza de alta aprobación y buena estima entre nuestros paisanos en Estados Unidos. En ese sentido, la visita fue un éxito, no solo como un discurso de apoyo irrestricto a los mexicanos de allá, sino también a los ojos de su base dura en México. Se proyectó como un “estadista” –sea lo que eso signifique–, y no solo sus fieles seguidores en México, sino sus simpatizantes en toda Iberoamérica, quedaron convencidos y aplaudiendo. Mientras que a Peña o a Calderón les gritaban “asesino, asesino” en giras internacionales, a López Obrador lo recibieron con un cariño  imposible de minimizar (algunos malintencionados dirán que esas muestras de afecto las organizó Morena). Se acepte o no, fundada o infundadamente, muchos migrantes ven en López Obrador a una especie de “campeón” que es capaz de ir a Washington a dar la cara por ellos, a un amigo que tiene el arrojo de fajarse e ir a sentarse a la oficina oval para exigir al presidente de los Estados Unidos visas de trabajo, mejores condiciones y apoyo para que los migrantes, no solo de México, sino también de América Central, no tengan que abandonar sus lugares de origen. Sin embargo hay que observar la contradicción, por chocante que pueda parecer, y aún a riesgo de que muchos lopezobradoristas se molesten conmigo: seguidores y migrantes podrán pensar que López Obrador es su salvador, pero no hay que pasar por alto la política del gobierno mexicano y el uso de miles de efectivos de la guardia nacional para controlar la migración e impedir que los migrantes crucen a los Estados Unidos. Esta política se implementó desde que Trump la ordenó –perdón que lo diga así, pero así fue–, y desafortunadamente no ha cesado. Si existe un “muro”, el muro se construyó desde México. Lo malo Aunque el presidente López Obrador ya dijo en la conferencia de la mañana que Estados Unidos aceptó sus propuestas, la verdad es que no se alcanzaron grandes acuerdos. “Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México –expresó AMLO en la mañanera– y para Centroamérica; esto se aceptó y se va a aumentar considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos”. Sin embargo, el gobierno americano no ha hecho ningún pronunciamiento en ese sentido. Como la canción de La negra: “a todos diles que sí / pero no les digas cuándo / así me dijiste a mí / por eso vivo penando…”. Lo mismo hay que decir sobre la petición de regularizar a todos los mexicanos indocumentados. Es difícil que eso vaya a suceder. Si de lo que se trataba era de lograr mejores condiciones para los migrantes, tanto en su peregrinar a lo largo de nuestro territorio, como cuando están del otro lado, creo que los alcances son nulos, y en ese sentido, la visita no rindió ningún resultado. Lo feo Hay varios puntos que resultaron poco afortunados. Me voy a referir a tres: el asunto de Assange, la cuestión de la gasolina barata y la invitación a Biden de sumarse a la “Transformación” y combatir el conservadurismo. No sé por qué López Obrador no le restregó en la cara a Biden el tema de Julian Assange ni lo amenazó con buscar el desmantelamiento de la estatua de la libertad. Aquí en sus mañaneras previas al viaje dijo que lo haría, que lo exigiría, y que si no se lograba, pues entonces tendría que haber una campaña para tirar esa estatua.  Otro punto que rayó en lo grotesco fue el ofrecimiento de gasolina barata en la frontera, para los americanos, más si tenemos en consideración que la gasolina no sube de precio en México porque está subsidiada, no con dinero de morenistas abnegados, sino con el dinero de los mexicanos. Es como decir: amigos americanos, les ofrezco gasolina barata y subsidiada, al fin que los pinches contribuyentes de mi país la pagan. Ha dicho muchas veces Obrador que eso de “quedar bien con sombrero ajeno” es perverso. Lo decía a propósito de las asociaciones civiles, que gestionaban dinero público y realizaban todo tipo de acciones. El presidente López Obrador quiere quedar bien con los americanos a través del esfuerzo durísimo que están realizando los mexicanos para cumplir sus obligaciones fiscales a pesar de la crisis económica –no me refiero a las grandes empresas que gozaban de injustos privilegios fiscales, que ellas paguen, sino a los millones de mexicanos, pequeños y microempresarios que verdaderamente la sufren todos los días para llegar tablas a fin de mes–. Sobre la “gasolina para el bienestar… de los americanos” (estoy usando el sarcasmo), parece que Biden ni siquiera consideró la propuesta, pues salió corriendo a Arabia Saudita a tratar ese tema con mayor seriedad. Hay que reconocer que López Obrador no tuvo empacho en invitar a Biden a sumarse a la “transformación”. Biden es demócrata, que es el ala centro e izquierda del abanico de la política en Estados Unidos. Él mismo se considera progresista y sus adversarios son los conservadores, es decir, los republicanos. Y no obstante, el presidente mexicano le dijo que la salida a los problemas que aquejan a las dos naciones “no está en el conservadurismo, sino en la transformación”, como si Biden fuera un conservador (Trump es el conservador, no Biden). Pero parece que el presidente americano ya tenía la cabeza en Israel y en Arabia Saudita y no hizo caso a esas palabras. Y para terminar, es justo decir que, desde la perspectiva de los americanos, a Biden no le fue nada bien. Legisladores, tanto republicanos como demócratas, y diversos periodistas criticaron la suavidad, yo diría flema, con la que Biden se condujo. He visto algunas opiniones y algunos programas de televisión de allá, y los críticos de Biden le reprochan que no haya hablado enérgicamente del fentanilo que llega desde México –elaborado, por cierto, con precursores que llegan a nuestros puertos desde China y que por alguna razón ninguna autoridad, civil o militar, detecta–, y mata a cientos de miles de americanos cada año, ni de los cárteles de las drogas que se apropian cada vez más del territorio mexicano ante la política obradorista de no confrontación (hugs, not bullets–abrazos, no balazos), ni de temas económicos sensibles que preocupan a los inversionistas, como las reformas en materia de energía y electricidad que, para muchos, son violatorias del T-MEC. En mi opinión, le fue peor a Biden allá que a López Obrador acá. Échese un clavado por los medios americanos y verá. Lo que pasa es que Biden no se pone a llorar ni a decir que los que lo critican son traidores golpistas." ["post_title"]=> string(70) "Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-la-visita-de-lopez-obrador-a-washington" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-15 10:02:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 15:02:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(59) ["max_num_pages"]=> float(30) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0f326e7f482705dbb5b95a53e8fde152" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Amlo Biden

Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington

Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden...

julio 15, 2022

Durante primer trimestre, economía de Puebla suma 555 mdp al PIB

 La Secretaría de Economía informa que el primer trimestre de 2022, registró un crecimiento en la economía de Puebla de 0.4 por...

julio 28, 2022




Más de categoría
Delfina Gómez

Delfina candidata, pobreza franciscana y la paz en el mundo

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

agosto 9, 2022

El sentimiento de superioridad moral es origen del mal

Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a...

agosto 9, 2022
hombre tras las rejas

La injusticia detrás de la justicia

Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel...

agosto 9, 2022

Registra Puebla el mejor nivel en empleos con seguridad social en 28 meses

Gracias a las condiciones de estabilidad económica en pro de los factores de la producción, en julio, el estado...

agosto 6, 2022