Las elecciones, esa manifestación cultural

Por fin las elecciones llegaron a término, no quiero fatigar al  amable lector con un análisis político, ahora mismo hay muchos de ellos, algunos escritos por plumas mucho más capacitadas que la de este servidor, pero podemos...

8 de junio, 2021

Por fin las elecciones llegaron a término, no quiero fatigar al  amable lector con un análisis político, ahora mismo hay muchos de ellos, algunos escritos por plumas mucho más capacitadas que la de este servidor, pero podemos intentar una lectura diferente, lo sucedido el domingo 6 de junio es, a todas luces, una interesante manifestación cultural. Para los que no vivieron la época anterior al INE o al IFE, pensar que los mexicanos sabíamos con seis meses de antelación quién iba ganar las elecciones presidenciales o que los nuevos diputados hacían planes aún antes de ser electos, aquellos días les resultarán una especie de ficción kafkiana; el hecho es que así funcionaron las cosas durante décadas porque eran una manifestación más de nuestra manera de ser en el mundo; mientras tanto, soterrada bajo el manto paternalista de un gobierno que en todo estaba menos en lo que debía, se fue gestando aquel raro germen que conocemos como conciencia ciudadana. 

En este ejercicio electoral quedó de manifiesto que ni las diatribas del presidente ni las amenazas de candidatos airados, mucho menos de la violencia política pudieron contener a los ciudadanos que se la jugaron con sus instituciones votando libremente; aquellos hechos desafortunados quedaron para el anecdotario y la picaresca, aunque a más de uno les costó el puesto y la esperanza. Desde luego, el primer ganador es el instituto Nacional Electoral que recibió el apoyo y la confianza de los ciudadanos y por lo tanto su derecho de garantizar su sobrevivencia más allá de cualquier coyuntura política, pero también somos los ciudadanos quieres ganamos porque logramos convertir las elecciones en algo más que un proceso para asignar cargos públicos, las urnas hoy son un termómetro de nuestra conciencia y e identidad culturales.

Entre broma y broma la verdad se asoma, decía mi abuela la mujer sabia, y lo digo porque hoy por la mañana me llegó un meme que comparaba a la ciudad de México con el Berlín de la Guerra Fría, nuestro muro imaginario divide en dos mitades la ciudad entre las alcaldías ganadas por la coalición y las que obtuvo Morena y su alianza, desde luego la metáfora es inexacta, pero nos lleva a pensar la manera en que estamos viéndonos a nosotros mismos, como una sociedad dividida por conflictos de clase.

Contra lo que muchos pensaron, ni el gobierno federal ni Morena quedaron abatidos, tampoco las opciones opositoras salieron fortalecidas, tal vez el hecho se explique porque la oposición no ofreció proyecto reales y viables y la ineficiencia e impericia del gobierno quedó subsanada por la potencia de las preguntas que ha lanzado sobre nosotros mismos, nuestra cultura y nuestra identidad.

La desgracia de la Línea 12 del Metro, la ineficiencia en el gobierno y la lentitud del proceso de vacunación así como el pésimo manejo de la pandemia entran, para el ciudadano, en una misma bolsa de agravios; sin embargo, morena se mantiene como la primera fuerza dentro del congreso y aunque deberá recurrir a alianzas para completar la mayoría simple le queda muy lejos la calificada; lo cierto es que sus cuestionamientos en materia de igualdad, marginalidad identidad y expectativas aún no ha sido resueltas; su vocería como izquierda está cuestionada porque no atinan a dar contenido ideológico a sus alternativas, es decir, no explican lo que somos, lo que queremos y el destino al que aspiramos.

La clase media anestesiada por el sistema neoliberal, vendedor de expectativas y de aspiraciones le hizo creer que estaba más cerca de Carlos Slim que de los obreros, le vendió la idea de que con un pequeño esfuerzo, la movilidad social era posible e ilimitada pese a décadas de crisis, de la caída constante de sus ingresos y de la merma de sus expectativas, no parecía haber una toma de conciencia de clase dentro ellas, hasta que no tuvieron enfrente quien les señalará a su enemigo, pero el enemigo resultó ser el prójimo con quien comparte las mismas penurias, el mismo gobierno ocurrente y la misma imposibilidad de la movilidad social.




Para ser francos, los partidos políticos, ninguno de ellos, se presentó como una opción de representatividad y votamos porque era nuestro deber y porque de esa manera expresamos nuestras ideas y nuestros sentimientos, sobre todo estos, respecto del momento político e histórico que vivimos, pero no queda nadie, ni uno solo fuera de las estructuras partidarias,  que con sinceridad se siente representado por algún partido político, incluso el que presenta mayor cantidad de votos se llama movimiento y no partido.

Estas señales en el tiempo nos hacen pensar que lo que los mexicanos hemos empezado es la búsqueda, que esperemos sea la final, de nuestra identidad y valores, que consigamos margen de igualdad suficiente, que resolvamos nuestras contradicciones íntimas, nuestra pasión pigmentocrática frente a nuestro malinchismo congénito,  nuestra fraternidad frente a nuestros prejuicios de clase, nuestra esperanza frente a las exclusiones de lengua, color, idioma y sobre todo que nos haya quedado muy claro, como al menos parece haber indicios, de que ningún gobierno, ningún mesías cierto o falso hará nada por salvarnos si no es que nosotros, el conjunto silencioso que se manifestó este domingo, construimos el mañana que muchos estamos soñando y muchos más están están ya construyendo.

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#17818 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66564) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66564) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17803 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17791 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17796 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66564) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17808 (24) { ["ID"]=> int(65985) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-28 09:17:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 14:17:37" ["post_content"]=> string(6404) "Uno de los componentes centrales de la “condición humana” es la necesidad de construir relatos. Estos configuran literalmente la realidad que habitamos al interpretarla a partir de ellos. Operan como mediadores entre el mundo y el individuo. A partir de ellos se crean los cimientos de las estructuras sociales, relacionales, culturales, políticas, económicas que nos rigen.  Desde la aparición del homo sapiens sapiens, los seres humanos no solo nos enfrentamos a los desafíos prácticos de la existencia, como ocurre con el resto de las especies. Un león, una jirafa o un delfín no requieren más que seguir sus instintos y necesidades corporales para “cumplir” con su mandato existencial. Tanto para los especímenes en particular como para las especies en general, sobrevivir tanto como sea posible y aparearse son sus únicas dos misiones intuitivas y materialmente ineludibles.  Aun cuando hay una buena cantidad de individuos de nuestra especie que parecieran actuar bajo el mismo patrón, lo cierto es que el ser humano como colectivo requiere que su existencia no solo perdure en el tiempo, sino que además nos esforzamos por que ese recorrido por la vida tenga sentido, significado; en pocas palabras, que el propósito del grupo trascienda la finitud de los individuos que lo componen.    Siempre ha sido problemático definir aquello que compone la “condición humana”. Pero no tengo duda de que si algo semejante existe, uno de sus componentes centrales es la necesidad de construir relatos que articulen las ideas, comprensiones, anhelos, esperanzas y temores que tenemos del mundo que nos rodea y de nuestro lugar en él. Desde esta perspectiva, nuestros componentes naturales –sensación, emoción, sentimiento, razón– se combinan para construir, ya sea con palabras, con rituales, con metáforas, con imágenes, con símbolos, con objetos, con costumbres, un universo coherente y previsible que nos permita habitar la existencia con seguridad.   Este proceso ha tenido lugar de formas muy variadas y particulares en cada tiempo, en cada cultura y en cada latitud del planeta, pero ha ocurrido siempre. Desde las épocas más primitivas hemos construido historias, mitos, rituales, explicaciones que vinculan entre sí a los miembros del grupo produciendo cohesión y a su vez los pone en relación con el entorno que los rodea generando ese universo conocido y previsible del que hablaba renglones arriba.   Lo que es importante puntualizar es que la indudable constante universal es la de utilizar la construcción de relatos y narrativas como formas de crear coherencia entre la subjetividad humana y el mundo natural, pero no los contenidos de las mismas, que varían según cada tiempo y cada cultura. Por ello, en términos de contenido, no es posible encontrar relatos que sean aceptados de forma universal, y mucho menos que lo hayan sido a través del tiempo y de forma trans-cultural.   Con el paso del tiempo, muchas de estas historias se convirtieron en mitos, en leyendas, en fábulas, en religiones, en arquetipos de personalidad, pero también en leyes, en ideologías, en políticas públicas, en normas morales y éticas, en formas de relacionarnos, de estructurar familias y sociedades y, desde luego, en cosmogonías que han servido para explicar el origen del universo y de la vida humana.  Estas construcciones discursivas configuran literalmente el mundo, crean un orden, unas reglas que lo hacen habitable y a partir de estas narrativas es que se crean los cimientos de las estructuras sociales, relacionales, culturales, políticas, económicas, y divinas que ponen límites a lo que podemos o no hacer, pensar, sentir, imaginar a lo largo de la existencia. De este modo, nuestros relatos configuran la realidad que habitamos al interpretarla a partir de ellos. Operan como mediadores entre el mundo y el individuo.   Por primera vez en la historia los seres humanos vivimos en una globalidad objetiva en términos de comunicaciones, comercio, industria y economía. Por primera vez en la historia de la humanidad tenemos un cierto nivel de homogeneidad. Y también, por primera vez en la historia tenemos un problema común, universal y simultáneo para cuya solución se requiere la participación y la cooperación de innumerables grupos de naciones. Por más que la Era Covid haya traído muerte y enfermedad, así como una profunda crisis económica y social, en su parte positiva nos ha obligado a mirarnos de una buena vez como un solo planeta y como una sola especie sin importar nuestras diferencias y desacuerdos.  Es nuestra responsabilidad aprovechar esa pequeña grieta de beneficio dentro de la tragedia para repensar un nuevo cuerpo de narrativas que le den sentido a nuestra existencia y donde, cada cultura desde su propia perspectiva e idiosincrasia, entendernos por fin como una sola comunidad de seres humanos que compartimos mucho más de lo que nos separa.  Estamos en tiempos muy distintos a los grandes conflictos y crisis del pasado y debemos aprovechar esa nueva conciencia global para, también por primera vez, crear narrativas inclusivas y globales que nos permitan enfrentar como un solo colectivo los grandes desafíos que emergen ante nosotros. A lo largo de la siguientes semanas profundizaremos en distintos aspectos de este tema.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(61) "La creación de narrativas como parte de la condición humana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "la-creacion-de-narrativas-como-parte-de-la-condicion-humana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-28 09:17:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 14:17:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65985" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17747 (24) { ["ID"]=> int(66154) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-01 16:38:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 21:38:34" ["post_content"]=> string(7634) "Mario Delgado intentó desacreditar al Gobierno de Tamaulipas diciendo que su austera camioneta fue interceptada por un vehículo en el que iban hombres que portaban armas largas… De la imagen que ilustra estas líneas, se aprecia lo siguiente: El hombre que se ve a bordo de la camioneta pickup no solamente está desarmado sino que mira hacia otro lado en una actitud que en nada amenazaba la seguridad Mario Delgado el  RATERAZO  (1) presidente de MORENA. El otro sujeto que viaja en el asiento del copiloto de la pickup, lo único largo que le mostraba a los de la austera camioneta de Marito, era su brazo desarmado que ni siquiera apuntaba en dirección a los MORENISTAS… Hasta donde tengo entendido, para que pueda decirse que un vehículo interceptó a otro, se le tendría que haber cerrado y puesto frente al “interceptado” de manera que éste no pueda continuar su camino. Me permito recurrir al Diccionario de la Real Academia de la  Lengua Española  que define la palabra INTERCEPTAR. Interceptar. Verbo transitivo.
  1. Detener una cosa o apoderarse de ella antes de que llegue a su destino." interceptar un vehículo”.
  2. Obstruir, dificultar o interrumpir el paso en una vía de comunicación.
"un camión averiado interceptaba el paso de los vehículos". Lo más seguro es que “el raterazo” Delgado Carrillo, se refiriera a la palabra Intercep4Tar que forma parte del diccionario de mexicanismos políticos. (2)  En la fotografia que capta el momento en el cual Mario Delgado alias “el raterazo” dijo que fue interceptado por hombres con armas largas, no se observa ninguna “Intercepción”. La camioneta  pickup no detuvo a Mario Delgado ni a sus acompañantes; No se apoderaron de la austera camioneta de MORENA ni de su discutido líder y presunto corresponsable del “incidente” del 3 de mayo pasado en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro capitalino. No impidieron que llegara a su destino el señor Delgado. Tampoco obstruyeron ni dificultaron su paso. ¿De qué intercepción habla el servil paje de AMLO? El otro SICARIO político de López Obrador es el “presidenciable”  Ricardo Monreal que sigue buscando la manera de hacer que el gobernador de Tamaulipas pague muy caro haberse atrevido a exhibir a López Obrador  cuando el tabasqueño esperaba recibir puros aplausos y abrazos en Ciudad Victoria. El “raterazo” Delgado comete el delito previsto en el artículo 248 Bis del Código Penal Federal que a la letra dice: Artículo 248 Bis.- “Al que con el propósito de inculpar a alguien como responsable de un delito ante la  autoridad, simule en su contra la existencia de pruebas materiales que hagan presumir su  responsabilidad, se le impondrá prisión de dos a seis años y de cien a trescientos días multa.” Delgado, torpemente intentó hacer ver la “ingobernabilidad” de Tamaulipas, haciendo acusaciones no solamente falsas sino estúpidas. ¿Para qué se supone que los habían interceptado hombres con armas largas? ¿Para mentarles la madre? ¿Los asaltaron?; ¿le robaron el Rolex al raterazo? Mario Delgado habría podido y debido acudir a la FGR de  Gertz Manero alias “el autónomo” a presentar su denuncia formal en flagrancia. Delgado fue tan torpe que creyó poder engañar a la opinión pública mientras hablaba por su celular tranquilamente, pidiendo que Rosa Icela los auxiliara… Los sicarios de “armas largas” le permitieron mansamente que los filmara mientras hablaba tranquilamente por su celular desafiando las ametralladoras invisibles. ¿Para qué se supone que los hombres de armas largas habrían interceptado a Delgado; para ver si les vendía a buen precio alguna diputación plurinominal de las que comercializa para disgusto de sus bases partidistas? ¿Por qué será que nadie denuncia a Mario Delgado el raterazo a pesar de su acusación  falsa tipificada en el artículo 248 Bis del Código Penal Federal? A estos falsos mesías, se les puede parar simplemente aplicándoles la Constitución, el Código Penal Federal, o mejor aún, votándolos a “La Chingada” (3)   el domingo 6 de junio.        __________________________________
  1.  RATERAZO. Dícese de Mario Delgado Carrillo, al que Don Porfirio Muñoz Ledo le puso ese apodo por la forma gangsteril en que se trepó a la presidencia de MORENA o por su aprobación de los manejos financieros de la Línea 12 del Metro para allegarle fondos a su amo Marcelo Ebrard para su campaña presidencial 2024.
  2. “IN4TERCEPCION” O  INTERCEP4TAR: Cortina de humo, distractor, estratagema diseñada en Palacio Nacional  para desacreditar adversarios políticos y gobernadores insumisos; práctica política fomentada por AMLO, recientemente reconocido como no solo el mejor presidente del mundo sino el mesías más falso del planeta por The Economist que no tuvo más remedio que dedicarle su portada a todo color.
  3. La Chingada. Residencia campestre de Andrés López, alias “the false messiah” según el reconocimiento mundial que le acaba de tributar The Economist. 
  *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de ruizhealytimes.com o del Editor." ["post_title"]=> string(23) "“In-4T-ercepcion” " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "in-4t-ercepcion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-01 16:38:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 21:38:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17808 (24) { ["ID"]=> int(65985) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-28 09:17:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 14:17:37" ["post_content"]=> string(6404) "Uno de los componentes centrales de la “condición humana” es la necesidad de construir relatos. Estos configuran literalmente la realidad que habitamos al interpretarla a partir de ellos. Operan como mediadores entre el mundo y el individuo. A partir de ellos se crean los cimientos de las estructuras sociales, relacionales, culturales, políticas, económicas que nos rigen.  Desde la aparición del homo sapiens sapiens, los seres humanos no solo nos enfrentamos a los desafíos prácticos de la existencia, como ocurre con el resto de las especies. Un león, una jirafa o un delfín no requieren más que seguir sus instintos y necesidades corporales para “cumplir” con su mandato existencial. Tanto para los especímenes en particular como para las especies en general, sobrevivir tanto como sea posible y aparearse son sus únicas dos misiones intuitivas y materialmente ineludibles.  Aun cuando hay una buena cantidad de individuos de nuestra especie que parecieran actuar bajo el mismo patrón, lo cierto es que el ser humano como colectivo requiere que su existencia no solo perdure en el tiempo, sino que además nos esforzamos por que ese recorrido por la vida tenga sentido, significado; en pocas palabras, que el propósito del grupo trascienda la finitud de los individuos que lo componen.    Siempre ha sido problemático definir aquello que compone la “condición humana”. Pero no tengo duda de que si algo semejante existe, uno de sus componentes centrales es la necesidad de construir relatos que articulen las ideas, comprensiones, anhelos, esperanzas y temores que tenemos del mundo que nos rodea y de nuestro lugar en él. Desde esta perspectiva, nuestros componentes naturales –sensación, emoción, sentimiento, razón– se combinan para construir, ya sea con palabras, con rituales, con metáforas, con imágenes, con símbolos, con objetos, con costumbres, un universo coherente y previsible que nos permita habitar la existencia con seguridad.   Este proceso ha tenido lugar de formas muy variadas y particulares en cada tiempo, en cada cultura y en cada latitud del planeta, pero ha ocurrido siempre. Desde las épocas más primitivas hemos construido historias, mitos, rituales, explicaciones que vinculan entre sí a los miembros del grupo produciendo cohesión y a su vez los pone en relación con el entorno que los rodea generando ese universo conocido y previsible del que hablaba renglones arriba.   Lo que es importante puntualizar es que la indudable constante universal es la de utilizar la construcción de relatos y narrativas como formas de crear coherencia entre la subjetividad humana y el mundo natural, pero no los contenidos de las mismas, que varían según cada tiempo y cada cultura. Por ello, en términos de contenido, no es posible encontrar relatos que sean aceptados de forma universal, y mucho menos que lo hayan sido a través del tiempo y de forma trans-cultural.   Con el paso del tiempo, muchas de estas historias se convirtieron en mitos, en leyendas, en fábulas, en religiones, en arquetipos de personalidad, pero también en leyes, en ideologías, en políticas públicas, en normas morales y éticas, en formas de relacionarnos, de estructurar familias y sociedades y, desde luego, en cosmogonías que han servido para explicar el origen del universo y de la vida humana.  Estas construcciones discursivas configuran literalmente el mundo, crean un orden, unas reglas que lo hacen habitable y a partir de estas narrativas es que se crean los cimientos de las estructuras sociales, relacionales, culturales, políticas, económicas, y divinas que ponen límites a lo que podemos o no hacer, pensar, sentir, imaginar a lo largo de la existencia. De este modo, nuestros relatos configuran la realidad que habitamos al interpretarla a partir de ellos. Operan como mediadores entre el mundo y el individuo.   Por primera vez en la historia los seres humanos vivimos en una globalidad objetiva en términos de comunicaciones, comercio, industria y economía. Por primera vez en la historia de la humanidad tenemos un cierto nivel de homogeneidad. Y también, por primera vez en la historia tenemos un problema común, universal y simultáneo para cuya solución se requiere la participación y la cooperación de innumerables grupos de naciones. Por más que la Era Covid haya traído muerte y enfermedad, así como una profunda crisis económica y social, en su parte positiva nos ha obligado a mirarnos de una buena vez como un solo planeta y como una sola especie sin importar nuestras diferencias y desacuerdos.  Es nuestra responsabilidad aprovechar esa pequeña grieta de beneficio dentro de la tragedia para repensar un nuevo cuerpo de narrativas que le den sentido a nuestra existencia y donde, cada cultura desde su propia perspectiva e idiosincrasia, entendernos por fin como una sola comunidad de seres humanos que compartimos mucho más de lo que nos separa.  Estamos en tiempos muy distintos a los grandes conflictos y crisis del pasado y debemos aprovechar esa nueva conciencia global para, también por primera vez, crear narrativas inclusivas y globales que nos permitan enfrentar como un solo colectivo los grandes desafíos que emergen ante nosotros. A lo largo de la siguientes semanas profundizaremos en distintos aspectos de este tema.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(61) "La creación de narrativas como parte de la condición humana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "la-creacion-de-narrativas-como-parte-de-la-condicion-humana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-28 09:17:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 14:17:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65985" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(79) ["max_num_pages"]=> float(40) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6ec4d02f19d132d4d9b20a6f3c73aa1b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La creación de narrativas como parte de la condición humana

Uno de los componentes centrales de la “condición humana” es la necesidad de construir relatos. Estos configuran literalmente la realidad que habitamos...

mayo 28, 2021

“In-4T-ercepcion” 

Mario Delgado intentó desacreditar al Gobierno de Tamaulipas diciendo que su austera camioneta fue interceptada por un vehículo en el que iban...

junio 1, 2021




Más de categoría
Hablar en tiempos de violencia

Hablar en tiempos de violencia

Desde tiempos antiguos, la nuestra ha sido una región habitada por una violencia ancestral, hasta inocente a veces, gratuita...

junio 22, 2021
LO INÚTIL NOS CUESTA

LO INÚTIL NOS CUESTA

El 1 de julio de 2018, además de elegirse al actual titular del Ejecutivo, también se conformó el nuevo...

junio 21, 2021
Trabajo infantil. 10 años de avances tirados a la basura

Trabajo infantil. 10 años de avances tirados a la basura

No hay nada más desesperanzador que ver el futuro de un niño truncado por no tener posibilidades de estudiar....

junio 21, 2021
Las narrativas Fundacionales: Universos que envejecen

Las narrativas Fundacionales: Universos que envejecen

Con el surgimiento de cada nueva ideología creemos haber descubierto la auténtica VERDAD, pero cada una de ellas ha...

junio 18, 2021