La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

28 de junio, 2022

Este pasado 25 de junio celebramos en la Ciudad de México el día de la diversidad LGBTTTIQA+. Cerca de 300 000 personas acudimos a las calles del primer cuadro para externar algo, lo que quisiéramos decir al mundo. Preferencias, orientaciones, simpatías, empatías.

300 000 que se sentían como todo el mundo, portando arcoíris en la ropa, en banderas, en el maquillaje y en el corazón. Los colores del arcoíris tiñeron de color todo Reforma, como un rio multicolor, lleno de música y alegría que fluyo desde El Icónico y ahora más que nunca aclamado  Ángel de la Independencia, hasta el Zócalo capitalino, el mismo ombligo de la luna.

Canciones, frases, sonrisas, pero sobre todo, un palpable deseo de que las cosas sigan avanzando, una genuina esperanza de que algún día se dejen de llamar diferencias las características que nos distinguen a cada uno de quienes caminamos por la vida y compartimos este planeta.

No es la primera marcha en la que participo. Es cierto que las manifestaciones públicas han llamado mi atención desde siempre y muchas veces he asistido, en ocasiones como manifestante franca y otras veces como discreta y curiosa observadora. Esta marcha es sin duda la más emblemática y de sentido más humano que conozco. Miles y miles de seres humanos pidiendo al unísono una sola cosa: ¡Permiso para ser!, permiso para amar a quien cada quien quiera amar, permiso para expresarse y para buscar y vivir cada quién su propia identidad.

La marcha del orgullo LGBTTTIQA+ (Lesbianas, gays, transexuales, transgenero, travestis, intersexuales, queers, asexuales y demás preferencias humanas e identidades), es, sin temor a equivocarme, la convocatoria más grande que tiene cada ciudad a la inclusión y a la visibilidad, aunque en ésta definitivamente triunfen las minorías y seamos los heterosexuales los que cálidamente somos incluidos en el movimiento.

¿Qué se ve en una marcha del orgullo Gay? Todo lo imaginable, gente, mucha gente, personas vibrando y sintiendo por un día que todos podemos ser vistos como iguales, familias, parejas, principalmente parejas homosexuales, pero también muchas parejas y personas heterosexuales que como yo simpatizamos con el movimiento y queremos aportar con nuestra voz y nuestra presencia un voto por la igualdad, adultos que hemos aprendido a lo largo de los años que no debe llamarse a esto aceptación ni inclusión sino reconocimiento y respeto, adultos a quienes nuestros jóvenes nos han enseñado que preferir es una cuestión personal, única e intransferible y como todos los derechos humanos sagrada.

A diferencia de las manifestaciones públicas y marchas por exigencia de justicia, esta es una celebración, una celebración de la vida y la diversidad, una fiesta por los derechos, un canto por el reconocimiento entre seres vivos, supongo que es por eso que cada año se congrega más gente y más queremos participar y ser vistos, escuchados, leídos.

Cada pancarta, cada consigna, cada atuendo es una historia, desde la mujer que ofrece abrazos de madre orgullosa, la gente que decide ir vestida o desvestida de forma llamativa, quienes ondean banderas con los colores de su preferencia u orientación, los que representan a personajes ficticios o personajes históricos que se distinguieron por luchar en esta causa, flores, símbolos, razones, miles de formas de llamar la atención y expresar el propio sentir. Armonía, un ambiente de cordialidad y cariño que difícilmente se repite en el resto del año.

En esta fiesta no ganó ningún equipo deportivo, en esta marcha no insultamos ni rompemos, en esta marcha nos reconocemos como iguales y lo celebramos, en esta marcha por un día, todos cantamos al mismo tiempo que no hay nada más legítimo ni más respetable que el derecho a amar.

En esta marcha honramos a quienes en el pasado no pudieron hacerlo, a quienes fueron perseguidos y maltratados, incluso asesinados por el simple hecho de sentir diferente a lo que se creía correcto, en esta marcha nos abrazamos todos y nos prometemos seguir avanzando, no soltarnos las manos y seguir luchando.

Cada día, desde casa, en las calles, en las escuelas y los trabajos, cumplir con lo prometido, vivirnos como iguales y respetarnos, todas, todos y  todes.

Para que en un futuro, la preferencia y la orientación de las personas deje de ser un tema y nos concentremos no en lo que hacen los demás sino en ser mejores personas cada día, mucho más sensibles y amables con lo que hoy llamamos “La otredad” pero que un día, espero yo, deje de tener título.

Comentarios


object(WP_Query)#18047 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80302) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80302) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18045 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18014 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18010 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80302) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18048 (24) { ["ID"]=> int(81717) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-03 09:25:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 14:25:45" ["post_content"]=> string(5095) "Margarita Ceceña, vivía en Cuautla (Morelos) y es una víctima más de violencia de género. Fue rociada con gasolina y quemada por su cuñado, murió días después en un hospital a causa de las quemaduras. Luz Raquel Padilla de Zapopan (Jalisco) también fue quemada viva; sin embargo, las autoridades sugirieron que se había inmolado pese a que ya había sido amenazada por vecinos que estaban molestos por los ruidos que hacía su hijo que padece autismo. La realidad es que las autoridades actuaron con negligencia, pues como bien apuntaron las organizaciones de derechos humanos, la policía no actuó ante una orden de alejamiento y protección obtenida por Raquel después de que alguien escribiera en una pared frente a su departamento: “te voy a quemar viva”. El cuerpo de Leydy Yarabi de 33 años de edad, madre de tres hijas, fue ubicado a orillas de un dren en Guasave (Sinaloa). Al igual que ellas, otras mujeres fueron, están siendo y serán víctimas de feminicidio. La lista es intolerablemente larga y dolorosa. Nos faltan miles de mujeres y nos sobran motivos para exigir un alto a la violencia en contra de nosotras. De enero a junio del 2022, México tiene un registro de 59 feminicidios de niñas, lo que significó un alza de 13.5% comparado con el año pasado, de acuerdo al reporte de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Conforme al informe publicado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), el pasado mes de junio se registró una cifra récord en cuanto a mujeres asesinadas. Se reportaron 281 muertes en comparación de mayo donde hubo 265, es decir hubo un aumento del 6%.  Por otro lado, México ocupa el tercer lugar a escala global en trata de personas; es el segundo país destino para la explotación sexual infantil en centros turísticos; tiene el primer lugar mundial en consumo de pornografía infantil, el segundo como productor y distribuidor mundial y el primero en América Latina. Además, entre los países que integran la OCDE, ocupa el primer lugar en violencia sexual en contra de niñas, niños y adolescentes. En nuestro país el delito de trata de personas, principalmente, tiene lugar de manera interna, ya que, según el Diagnóstico sobre la Situación de la Trata de Personas en México 2021 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se identificaron 4 mil víctimas, de las cuales 75% eran niñas y mujeres, y a su vez, 93% de ellas de nacionalidad mexicana. No solo la violencia feminicida como dijo el presidente del Poder Judicial de la Federación es una “tragedia colectiva” que vive el país, sino también la trata de personas. Violencias que tenemos que detener ya, debido a su aumento, tanto en cifras como en la crueldad con que son cometidos estos aberrantes delitos.  El destino de las niñas, de las adolescentes y de las mujeres no puede ser el horror y el sufrimiento. El cuerpo de ninguna mujer merece ser mancillado por los golpes, el abuso sexual, las balas, los cuchillos, el ácido o los bates. Las mujeres no somos mercancías que se puedan vender y comprar a placer. El cuerpo de ninguna mujer debe yacer sin vida en un basurero, desmembrado en un terreno baldío, en una cisterna, en un bordo, en un río o en una fosa clandestina. Las mujeres tenemos derecho a ejercer plena y libremente todos y cada uno de nuestros derechos humanos y fundamentales, a que nuestra dignidad humana sea respetada, así como a vivir una vida libre de violencia. Tenemos derecho a la verdad, al acceso a la justicia, a la reparación integral del daño y a ser protegidas por el Estado; también a saber cuál es la relación que guardan entre sí las desapariciones, la trata de personas y los feminicidios. La literatura y las religiones se quedaron cortas en la descripción de lo que es el infierno. Se equivocaron al decir que éste podría ser uno de los destinos que le secunda a la muerte. No, el infierno para las mujeres es en vida. A los incrédulos, les digo que el infierno sí existe, está presente aquí y ahora para las mujeres. Mientras yo escribo y ustedes leen, en nuestro país habrá mujeres que están viviendo en este terrible lugar, al que la norma penal llama feminicidio y trata de personas. Un lugar al que se llega fácil debido a la violencia institucional y social, que por complicidad o por omisión arrojan permiten que las mujeres sean arrojadas a ese infierno cruento. @larapaola1" ["post_title"]=> string(22) "EL INFIERNO SÍ EXISTE" ["post_excerpt"]=> string(157) "A las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de trata de personas y feminicidio. A ellas, por las que los colectivos y organizaciones nunca nos rendiremos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "el-infierno-si-existe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-03 09:56:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 14:56:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81717" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17945 (24) { ["ID"]=> int(81445) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-26 10:47:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:47:15" ["post_content"]=> string(4874) "El Senado aprobó por unanimidad de 92 votos, reformas y adiciones la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal, con lo que queda prohibido el castigo corporal para reprender a menores. Lo que resulta increíble es que tenga que se tenga que reforzar una ley que proteja a los menores del abuso físico y psicológico por parte de sus padres; que millones de niños, aproximadamente el 60% de la población infantil, para ser más precisos, sufran en sus propios hogares, si se pueden llamar así, golpes, castigos físicos y humillaciones por parte de las personas que les dieron la vida y que son los responsables de salvaguardar su integridad. ¿Qué podemos esperar de una sociedad en la que son los propios padres los verdugos de sus hijos? ¿En qué momento entendimos que por ser sus proveedores tenemos derecho a ejercer la fuerza física sobre ellos? Nada hay más injusto en el mundo que un niño violentado, nada más terrible y ningún acto puede ser más ruin que maltratar a quien no se puede defender, que someter con miedo y violencia a seres inocentes e indefensos que nos ven por naturaleza  como sus únicas figuras de protección. Todavía es común escuchar frases tan aberrantes como: “Las matemáticas con sangre entran” o “Una buena nalgada a tiempo”, “La está pidiendo a gritos”, “La ley de la chancla”. ¿Cuántas veces escuchamos a adultos decir que a ellos los educaron con el cinturón en la mano y ahora son gente de bien? ¡No! No es gente de bien quien agrede a un niño, quien abusa de su tamaño, fuerza y jerarquía para desahogar su propia rabia y frustración. El simple hecho de proponerlo como opción es una aberración. Los niños deben encontrar en sus padres seguridad y refugio, en su casa un lugar de protección y amor en donde pase lo que pase son aceptados y amados por el simple hecho de ser personas. Jamás se puede normalizar una formación a base de golpes. Un niño maltratado será sin duda un adulto violento que repita los patrones que vivió en casa. “La ley anti-chancla” le dicen y pareciera gracioso, pero es todo menos eso. Millones de niños viven el infierno en sus propias casas, la calidad de los castigos puede ir desde un comentario humillante hasta golpizas realmente monstruosas. ¿Qué podemos esperar de una persona que llega a la edad adulta entre golpes e insultos? Un Niño es en su edad adulta lo que aprendió y recibió durante sus primeros años. Es absurdo esperar que una generación que creció a la sombra de los golpes e insultos sea en el resto de su vida alguien funcional, capaz de creer en sí mismo, de relacionarse de una manera sana con la demás gente y de procrear a su vez y formar una familia feliz. “El castigo hace que la autonomía de la conciencia sea imposible” decía Jean Piaget. En cuestiones de infancia segura hay muchos temas que discutir, sin duda el más urgente es la educación, también la salud y los derechos de los niños, pero antes que todo eso, los niños deben de vivir seguros y libres de violencia, todo lo demás se suma por añadidura. Hay en cada comunidad teléfonos e instituciones en donde denunciar los casos de violencia a menores, tanto en las casas como en las escuelas. Que no nos tiemble la mano para levantar el teléfono y denunciar a quien sea tan cobarde que crea que por haberlo traído a este mundo sea capaz de levantarle la mano a un niño o aplicarle un castigo inhumano, es tarea de todos proteger a la infancia de nuestro país y del mundo, empezando cada quien en nuestras propias casas. La vida es muy difícil, nadie lo cuestiona, pero los niños no tienen la culpa. Los niños son siempre un reflejo de lo que viven en su casa, analizamos mejor nuestro propio comportamiento y acudamos siempre al diálogo y la razón, si se tienen dudas sobre la educación hay muchas opciones disponibles, terapias familiares, psicólogos y especialistas que nos puedan orientar. “Si queremos un mundo en paz, eduquemos para la paz”. -Maria Montessori. Y no es un tema de moralidad y valores, es un tema de derechos y garantías a los que la niñez tiene el mismo derecho que cualquier ciudadano." ["post_title"]=> string(20) "¡CON LOS NIÑOS NO!" ["post_excerpt"]=> string(213) "“Ciertas imágenes de la infancia se quedan grabadas en el álbum de la mente como fotografías, como escenarios a los que, no importa el tiempo que pase, uno siempre vuelve y recuerda”.  -Carlos Ruiz Zafón." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "con-los-ninos-no" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 10:51:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:51:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81445" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18048 (24) { ["ID"]=> int(81717) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-03 09:25:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 14:25:45" ["post_content"]=> string(5095) "Margarita Ceceña, vivía en Cuautla (Morelos) y es una víctima más de violencia de género. Fue rociada con gasolina y quemada por su cuñado, murió días después en un hospital a causa de las quemaduras. Luz Raquel Padilla de Zapopan (Jalisco) también fue quemada viva; sin embargo, las autoridades sugirieron que se había inmolado pese a que ya había sido amenazada por vecinos que estaban molestos por los ruidos que hacía su hijo que padece autismo. La realidad es que las autoridades actuaron con negligencia, pues como bien apuntaron las organizaciones de derechos humanos, la policía no actuó ante una orden de alejamiento y protección obtenida por Raquel después de que alguien escribiera en una pared frente a su departamento: “te voy a quemar viva”. El cuerpo de Leydy Yarabi de 33 años de edad, madre de tres hijas, fue ubicado a orillas de un dren en Guasave (Sinaloa). Al igual que ellas, otras mujeres fueron, están siendo y serán víctimas de feminicidio. La lista es intolerablemente larga y dolorosa. Nos faltan miles de mujeres y nos sobran motivos para exigir un alto a la violencia en contra de nosotras. De enero a junio del 2022, México tiene un registro de 59 feminicidios de niñas, lo que significó un alza de 13.5% comparado con el año pasado, de acuerdo al reporte de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Conforme al informe publicado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), el pasado mes de junio se registró una cifra récord en cuanto a mujeres asesinadas. Se reportaron 281 muertes en comparación de mayo donde hubo 265, es decir hubo un aumento del 6%.  Por otro lado, México ocupa el tercer lugar a escala global en trata de personas; es el segundo país destino para la explotación sexual infantil en centros turísticos; tiene el primer lugar mundial en consumo de pornografía infantil, el segundo como productor y distribuidor mundial y el primero en América Latina. Además, entre los países que integran la OCDE, ocupa el primer lugar en violencia sexual en contra de niñas, niños y adolescentes. En nuestro país el delito de trata de personas, principalmente, tiene lugar de manera interna, ya que, según el Diagnóstico sobre la Situación de la Trata de Personas en México 2021 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se identificaron 4 mil víctimas, de las cuales 75% eran niñas y mujeres, y a su vez, 93% de ellas de nacionalidad mexicana. No solo la violencia feminicida como dijo el presidente del Poder Judicial de la Federación es una “tragedia colectiva” que vive el país, sino también la trata de personas. Violencias que tenemos que detener ya, debido a su aumento, tanto en cifras como en la crueldad con que son cometidos estos aberrantes delitos.  El destino de las niñas, de las adolescentes y de las mujeres no puede ser el horror y el sufrimiento. El cuerpo de ninguna mujer merece ser mancillado por los golpes, el abuso sexual, las balas, los cuchillos, el ácido o los bates. Las mujeres no somos mercancías que se puedan vender y comprar a placer. El cuerpo de ninguna mujer debe yacer sin vida en un basurero, desmembrado en un terreno baldío, en una cisterna, en un bordo, en un río o en una fosa clandestina. Las mujeres tenemos derecho a ejercer plena y libremente todos y cada uno de nuestros derechos humanos y fundamentales, a que nuestra dignidad humana sea respetada, así como a vivir una vida libre de violencia. Tenemos derecho a la verdad, al acceso a la justicia, a la reparación integral del daño y a ser protegidas por el Estado; también a saber cuál es la relación que guardan entre sí las desapariciones, la trata de personas y los feminicidios. La literatura y las religiones se quedaron cortas en la descripción de lo que es el infierno. Se equivocaron al decir que éste podría ser uno de los destinos que le secunda a la muerte. No, el infierno para las mujeres es en vida. A los incrédulos, les digo que el infierno sí existe, está presente aquí y ahora para las mujeres. Mientras yo escribo y ustedes leen, en nuestro país habrá mujeres que están viviendo en este terrible lugar, al que la norma penal llama feminicidio y trata de personas. Un lugar al que se llega fácil debido a la violencia institucional y social, que por complicidad o por omisión arrojan permiten que las mujeres sean arrojadas a ese infierno cruento. @larapaola1" ["post_title"]=> string(22) "EL INFIERNO SÍ EXISTE" ["post_excerpt"]=> string(157) "A las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de trata de personas y feminicidio. A ellas, por las que los colectivos y organizaciones nunca nos rendiremos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "el-infierno-si-existe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-03 09:56:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 14:56:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81717" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2e5853cfe4fc7dc4b71e01768b817881" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
EL INFIERNO SÍ EXISTE

EL INFIERNO SÍ EXISTE

A las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de trata de personas y feminicidio. A ellas, por las que los colectivos y organizaciones...

agosto 3, 2022

¡CON LOS NIÑOS NO!

“Ciertas imágenes de la infancia se quedan grabadas en el álbum de la mente como fotografías, como escenarios a los que, no...

julio 26, 2022




Más de categoría
Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

Eutanasia: el principio de no tomar la vida del inocente

La presencia de dolores, y otros síntomas, que se producen en pacientes con enfermedades crónicas y terminales, a veces...

agosto 18, 2022
balas

De Frente Y Claro | DE LOS ABRAZOS NO BALAZOS AL TERROR COTIDIANO

No ha existido una política consistente que lleve a fortalecer a las policías estatales, municipales, de ahí se derivan...

agosto 18, 2022

Alas para Emilio: impunidad y negligencia médica

Hablar de condición humana, ubicar nuestro ser en el planeta y en el universo, creer en nuestro ser común...

agosto 18, 2022

Puebla, décimo estado con mayor número de empleadoras: Economía

Al reunirse con la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Capítulo Cholula, la secretaria de Economía, Olivia Salomón refirió que...

agosto 17, 2022