La injusticia detrás de la justicia

Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel estas mujeres no encuentran consuelo ni apoyo.

9 de agosto, 2022 hombre tras las rejas

“Norma” volvía de trabajar, su madre se hacía cargo de sus tres hijos mientras ella cubre dos turnos en una maquiladora, en el parque contiguo a su calle se encuentra con el hijo de su vecina tirado en el suelo, tenía tres años. Su mamá era prostituta y lo dejaba solo muchas veces sin comida y sin agua; Norma lo levanta en brazos, cree que está desmayado, busca ayuda, la intercepta una patrulla y en el camino a la clínica el niño muere por inanición. Los policías la llevan detenida y en la entrada de la procuraduría le piden 30 000.00 para declarar que ella no tuvo nada que ver con la muerte del menor. Norma no los tiene, no sabe qué hacer. La llevan directamente a Santa Martha Acatitla y es juzgada por homicidio de un menor. Le dan 40 años de cárcel, ya lleva 13. La madre de aquel Niño jamás se presentó, el abogado de oficio que le asignaron dejó el caso por falta de presupuesto, Norma ha intentado quitarse la vida ya en tres ocasiones, lo que dificulta aún más el proceso de su defensa.

El esposo de “María” tomó un cuchillo de su carnicería y tras discutir acaloradamente con su sobrino lo asesina, decide culpar a María que en ese momento va llegando al lugar, es juzgada y condenada, tras siete años e interminables revisiones de su caso logra demostrar su inocencia.

María vuelve a casa pero a ella nadie le devuelve los siete años qué pasó en prisión y nadie la libera del estigma de ser exconvicta y de estar fichada de por vida, de tener antecedentes penales y que esto sea un impedimento para volver a trabajar y poder hacerse cargo de sus hijos.

“Jacinta”, una indígena Otomí, es acusada de haber secuestrado a seis agentes federales. No hablaba español, nadie le explica lo que está pasando. Le construyen una culpabilidad. Con engaños la convencen de firmar un documento que según esto exigía un alto a la tala de árboles en su comunidad, era su declaración de culpabilidad manifiesta.

Como ellas, cientos, miles de mujeres pagan condenas por crímenes que no cometieron. Han sido juzgadas por un sistema legal que prefiere encontrar rápido un culpable y dar carpetazo a cambio de dinero. Muchas veces fueron amenazadas, engañadas y torturadas para aceptar la culpa. Sobre eso muy poco se puede hacer.

Para entender el nivel de injusticia en nuestro sistema penal, primero tenemos que revisar las cifras de personas que están privadas de su libertad sin que se les haya dictado una sentencia.  Es decir, las personas que están encarceladas sin que haya una sentencia judicial que determine que son culpables del delito que se les acusa. Si analizamos los datos oficiales (Cuaderno Penitenciario de Información Estadística Penitenciaria Nacional, diciembre 2021), 41% de las personas están en prisión sin haber recibido una sentencia, cifra que es mayor para mujeres, ya que de las mujeres en prisión (52%) no han recibido una sentencia. Esto ocurre dado que nuestro sistema legal permite que una persona sea encarcelada en lo que se investiga el delito del cual se acusa (si es un delito que merece prisión preventiva oficiosa) o si un juez determina que la persona acusada representa algún riesgo de escaparse o de perjudicar al proceso o a las víctimas.

Dado el nivel de impunidad en nuestro país, es urgente analizar si los niveles de impunidad que tenemos en México responden a la falta de sentencias en personas en prisión que están siendo procesadas o a las carencias de investigación de las autoridades responsables de investigar si un delito ocurrió y quién es el probable responsable, en este caso, las autoridades de procuración de justicia. 

Si analizamos las cifras anteriores podemos darnos cuenta que es mucho más probable que haya una falla en las autoridades responsables de investigar los delitos que ocurren. Es decir, que es mucho más probable que la falla esté en las policías y agentes del ministerio público. Para llegar a esta conclusión podemos analizar algunos de los datos de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad o ENPOL 2021.

De acuerdo con la ENPOL 2021, de las personas privadas de su libertad 44% reportó estar en prisión por haber sido acusada falsamente de un delito. De estas personas 43% reportó haber sido detenida sin una orden de aprehensión. Además, de las personas presas que sí fueron interrogadas (ya que no todas fueron interrogadas), 42% fue golpeada o torturada psicológicamente para echarse la culpa de lo que lo acusaban y 34% fue engañado. Por otro lado, de las personas en prisión que no tenían sentencia, 24% pasó más de dos años en lo que se les dictaba una sentencia. Por último, es importante señalar que de las personas en prisión solo 25% de la población con una sentencia tuvo un asesor (abogado) privado.

¿Quién da la cara por ellas? ¿A quién le importa lo que pase con sus vidas? Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel estas mujeres no encuentran consuelo ni apoyo, solo albergan rencor en su alma, un resentimiento que lejos de “readaptarlas”, sembrará en ellas un deseo de venganza, un dolor que las anula como personas, que les seca el corazón, que les demuestra que para ellas no hay justicia y que muy poco pueden devolver a la sociedad o nada, tal vez si haya algo que puedan hacer cuando algún día salgan libres, delinquir para que ahora sí el mundo las repudie con razón.

Comentarios


object(WP_Query)#16263 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81905) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81905) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16267 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16265 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16266 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81905) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16264 (24) { ["ID"]=> int(82979) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-06 09:44:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 14:44:56" ["post_content"]=> string(6548) "¿Cómo pasó? No lo puedo creer, si el 2021 se me fue volando, ¿qué puedo decir de este año? Siento que anoche estaba estrenando un nuevo calendario y hoy está ya en el noveno mes. ¡Ya vamos en el pozole y los chiles en nogada! Los mexicanos somos resilientes porque haber avanzado hasta aquí, perdón, pero ha sido un logro inconmensurable, uno de los años más cuesta arriba que la mayoría recordaremos. El presidente de la República, los gobernadores, alcaldes y delegados dan sus informes de gobierno. Todos tenemos distintos datos: ellos los suyos y cada ciudadano los propios. Una cosa muy distinta me dice mi estado de cuenta bancario a lo qué me dicen los números oficiales, aún así sigo sin entender un millón de cosas. Creo que los mexicanos estamos viviendo una euforia colectiva por recuperar nuestras vidas, por volver a salir, a ver a los amigos, a vivir como solíamos hacerlo, de una forma “normal”, a acercarnos sin miedo, a reírnos sin miedo, a tocarnos sin miedo. Todos tenemos deudas, de eso no tengo la menor duda. La pandemia nos dejó en números rojos a casi todos; sin embargo, hay una efervescencia en las calles, fiestas, restaurantes a tope, bares y cantinas, para todos los niveles, para todos los presupuestos. Los mexicanos buscamos vacacionar, celebrar, recuperar el tiempo perdido, aunque esto signifique hacer más grande el hueco en nuestros bolsillos. Las Lauras Zapatas y los Ricardos Anayas del mundo dirán que todo es culpa  de las ayudas sociales que utilizamos para no trabajar y para  despilfarrar en fiestas. Poco entienden que estas personas que con mil quinientos pesos o lo que el gobierno pueda dar en apoyos no alcanza ni para pasajes.  Los mexicanos estamos trabajando, estamos saliendo desde temprano a buscar la chuleta que nuestras familias esperan en casa. En lo que va del año aumentaron, según datos oficiales del cuarto informe de gobierno, 623 330 nuevos trabajadores en el Seguro Social. Estamos lejos de decir que hemos vuelto a la normalidad, pero es un hecho que aguantamos la tempestad y estamos listos para seguir dando batalla. Mermados, cansados, muchos con secuelas de COVID, muchos teniendo que empezar de cero nuevamente en sus negocios u oficios pero aquí estamos. Sí es cierto esto que versa nuestro himno nacional “Un soldado en cada hijo te dio” porque aquí estamos presentando armas y listos para volver al frente. No se parecen en mucho mis ganas de vivir la vida que mi presupuesto semanal para hacerlo. Las cosas están cada vez más caras. Es cierto que no ha subido la gasolina y que el dólar se mantiene estable; sin embargo, la canasta básica, las colegiaturas y los servicios están por las nubes. Todo está carísimo y aun así los que ofrecemos servicios no nos atrevemos a subir nuestros precios por miedo a perder clientela. Carlos Slim, el hombre más rico de México, desde su inquebrantable salud propone que la jubilación se retrase hasta los 75 años, en un país en el que la esperanza de vida es precisamente esa y en datos de este año El Economista asegura que el promedio bajó cuatro años después de la pandemia y en la que no todo el mundo tiene una salud envidiable, es verdad que muchos adultos mayores ya se ven mermados en su rendimiento físico o padecen de alguna enfermedad. Propone también que se acorte la jornada laboral y que se hagan turnos de tres días con doce horas, claro, como lo que mejor funciona es el sistema de guarderías y estancias infantiles. Y ya por último, subestima el esfuerzo que hacen los estudiantes universitarios  para presentar una tesis y obtener el título profesional con todos los requisitos que no tienen por qué ser pocos; ingresar a la fuerza laboral de éste y cualquier país requiere de ciudadanos serios y comprometidos, que no se salten los procesos ni escatimen en esfuerzos para demostrar su capacidad y poder después competir por un mejor empleo. Creo que es momento de ser conscientes, solidarios y no de dientes para afuera, solidarios de verdad, porque a todos nos conviene, todos nos necesitamos. Si no ponemos de nuestra parte, este barco no va a poder hacerse a la mar de nuevo. El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio. No queremos ser un país de pasantes, de trabajadores de medio tiempo. Creo que sería mucho más útil reconsiderar la situación de muchísimas familias en las que solo trabaja el padre y la madre prefiere quedarse en casa al cuidado de los hijos aunque estos ya tengan más de veinte años. Solamente remando parejo y sin abusos de la clase alta a la clase trabajadora vamos a notar un verdadero avance, pagando sueldos justos, inscribiendo a los trabajadores en el seguro social y dándoles las prestaciones que merecen por ley, pagando impuestos y claros en que estos serán utilizados eficientemente por el gobierno y que esto nos beneficia a todos. Confiando y trabajando, rezando y con el mazo dando como decían las abuelas. Es tiempo de sumar y dejar de dividir, echar la culpa al discurso político de este gobierno o de los anteriores resulta ya un discurso obsoleto. Al final somos la sociedad civil los únicos que podemos sacar del atolladero a nuestro país, ni lamentándonos, no polarizando, haciendo cada quien su chamba y empujando la carreta sin egoísmos ni falsas pretensiones. Bueno, eso pienso yo como ciudadana de a pie. ¿Qué piensan ustedes al respecto? ¿Cómo vamos a llegar a final de año? ¿Entendimos la lección o estamos peor que al principio? ¿Nos vamos a dar la mano o volveremos a llenar nuestras casas de cantidades incalculables de papel de baño y víveres sin importar que los demás se queden sin nada?" ["post_title"]=> string(16) "Septiembre sin $" ["post_excerpt"]=> string(163) "El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás, como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "septiembre-sin" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-06 09:47:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 14:47:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82979" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16220 (24) { ["ID"]=> int(83532) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:33:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:33:16" ["post_content"]=> string(3572) "Como ha sucedido durante toda esta administración, lo que se puede resumir del “grito” de independencia no resultó sino meramente anecdótico. Por un lado, acompañando al licenciado estuvieron Evo Morales, José Mujica, Aleida Guevara (hija de Ernesto Guevara) y el padre y hermano de Julian Assange, Gabriel y John Shipton.  Por otro lado, para ponerle algo de variedad al asunto el Único decidió agregar varias frases a la tradicional arenga patria, los “muera” además de los tradicionales “viva”.  Una de ellas fue “Muera la Corrupción”, pero para sorpresa de todos, hasta el momento de escribir estas líneas se reportaba que tanto Claudia Sheinbaum como José Ramón López Beltrán, Rocío Nahle, Manuel Bartlett, Adán Augusto López, Gertz Manero, Santiago Nieto y demás miembros del partido en el poder se encontraban bien, sin ninguna novedad que resaltar. Quizás lo anterior se debió a que el Preciso se refirió a la corrupción como concepto y no como práctica corriente.  También gritó la frase “Muera el clasismo”, aún y cuando las clases menos favorecidas en este gobierno han sufrido más que en cualquier sexenio anterior, carentes de estancias infantiles, de refugios para mujeres, de medicamentos para todo tipo de padecimientos (sobre todo los especializados como el cáncer), el encarecimiento de precios de productos y servicios, con un servicio de transporte público mortal por decir lo menos, como en la Ciudad de México y otros muchos etcéteras. A lo mejor el clasismo al que se refería era más cercano al de los usuarios en redes criticando a Tenoch Huerta por su mal estado físico para interpretar a Namor en el universo Marvel y menos, a la realidad de millones de personas en el país.  Lo que también es cierto es que entre su forma de sentarse durante el desfile militar y el lapsus que tuvo la noche del 15 en el balcón de Palacio Nacional, del cual tuvo que sacarlo Beatriz, al Líder se le ve bastante desmejorado.  Además de lo anterior, el Licenciado se aventó a decir esta semana que si los líderes mundiales desechan su “plan de paz” es por intereses sectarios, de élite.  Lamentables declaraciones dado que la élite en este caso es el pueblo ucraniano que desea ser libre y no ver su territorio ocupado por el ejército ruso a las órdenes de Putin. Claro está que, si consideramos además que las bajas del ejército ruso se sitúan entre los 70 000 y 80 000 soldados (muertos y heridos) y los homicidios en lo que va de la administración morenista se sitúan por encima de los 130 000 connacionales, no es como que el Supremo pueda hablar mucho al respecto. Hasta Podoliak, el asesor del presidente Zelensky, salió a decir que deje de intentar hacer relaciones públicas internas con un tema que nomás no se le da.  Lo anterior, mientras el canciller Marcelo Ebrard andaba de paseo por Inglaterra con motivo del funeral de la reina Isabel II, tomándose selfies como quinceañera buscando subir sus likes de Instagram acompañado de su esposa Rosalinda Bueso. Otra semana que transcurre en el país más normal del mundo.  Nos leemos próximamente. " ["post_title"]=> string(19) "El grito de Obrador" ["post_excerpt"]=> string(149) "¿Qué nos dejaron las recientes fechas patrias en cuanto a la política se refiere? Fernando Navarrete da cuenta de ello con su singular estilo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "el-grito-de-obrador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:33:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:33:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83532" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16264 (24) { ["ID"]=> int(82979) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-06 09:44:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 14:44:56" ["post_content"]=> string(6548) "¿Cómo pasó? No lo puedo creer, si el 2021 se me fue volando, ¿qué puedo decir de este año? Siento que anoche estaba estrenando un nuevo calendario y hoy está ya en el noveno mes. ¡Ya vamos en el pozole y los chiles en nogada! Los mexicanos somos resilientes porque haber avanzado hasta aquí, perdón, pero ha sido un logro inconmensurable, uno de los años más cuesta arriba que la mayoría recordaremos. El presidente de la República, los gobernadores, alcaldes y delegados dan sus informes de gobierno. Todos tenemos distintos datos: ellos los suyos y cada ciudadano los propios. Una cosa muy distinta me dice mi estado de cuenta bancario a lo qué me dicen los números oficiales, aún así sigo sin entender un millón de cosas. Creo que los mexicanos estamos viviendo una euforia colectiva por recuperar nuestras vidas, por volver a salir, a ver a los amigos, a vivir como solíamos hacerlo, de una forma “normal”, a acercarnos sin miedo, a reírnos sin miedo, a tocarnos sin miedo. Todos tenemos deudas, de eso no tengo la menor duda. La pandemia nos dejó en números rojos a casi todos; sin embargo, hay una efervescencia en las calles, fiestas, restaurantes a tope, bares y cantinas, para todos los niveles, para todos los presupuestos. Los mexicanos buscamos vacacionar, celebrar, recuperar el tiempo perdido, aunque esto signifique hacer más grande el hueco en nuestros bolsillos. Las Lauras Zapatas y los Ricardos Anayas del mundo dirán que todo es culpa  de las ayudas sociales que utilizamos para no trabajar y para  despilfarrar en fiestas. Poco entienden que estas personas que con mil quinientos pesos o lo que el gobierno pueda dar en apoyos no alcanza ni para pasajes.  Los mexicanos estamos trabajando, estamos saliendo desde temprano a buscar la chuleta que nuestras familias esperan en casa. En lo que va del año aumentaron, según datos oficiales del cuarto informe de gobierno, 623 330 nuevos trabajadores en el Seguro Social. Estamos lejos de decir que hemos vuelto a la normalidad, pero es un hecho que aguantamos la tempestad y estamos listos para seguir dando batalla. Mermados, cansados, muchos con secuelas de COVID, muchos teniendo que empezar de cero nuevamente en sus negocios u oficios pero aquí estamos. Sí es cierto esto que versa nuestro himno nacional “Un soldado en cada hijo te dio” porque aquí estamos presentando armas y listos para volver al frente. No se parecen en mucho mis ganas de vivir la vida que mi presupuesto semanal para hacerlo. Las cosas están cada vez más caras. Es cierto que no ha subido la gasolina y que el dólar se mantiene estable; sin embargo, la canasta básica, las colegiaturas y los servicios están por las nubes. Todo está carísimo y aun así los que ofrecemos servicios no nos atrevemos a subir nuestros precios por miedo a perder clientela. Carlos Slim, el hombre más rico de México, desde su inquebrantable salud propone que la jubilación se retrase hasta los 75 años, en un país en el que la esperanza de vida es precisamente esa y en datos de este año El Economista asegura que el promedio bajó cuatro años después de la pandemia y en la que no todo el mundo tiene una salud envidiable, es verdad que muchos adultos mayores ya se ven mermados en su rendimiento físico o padecen de alguna enfermedad. Propone también que se acorte la jornada laboral y que se hagan turnos de tres días con doce horas, claro, como lo que mejor funciona es el sistema de guarderías y estancias infantiles. Y ya por último, subestima el esfuerzo que hacen los estudiantes universitarios  para presentar una tesis y obtener el título profesional con todos los requisitos que no tienen por qué ser pocos; ingresar a la fuerza laboral de éste y cualquier país requiere de ciudadanos serios y comprometidos, que no se salten los procesos ni escatimen en esfuerzos para demostrar su capacidad y poder después competir por un mejor empleo. Creo que es momento de ser conscientes, solidarios y no de dientes para afuera, solidarios de verdad, porque a todos nos conviene, todos nos necesitamos. Si no ponemos de nuestra parte, este barco no va a poder hacerse a la mar de nuevo. El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio. No queremos ser un país de pasantes, de trabajadores de medio tiempo. Creo que sería mucho más útil reconsiderar la situación de muchísimas familias en las que solo trabaja el padre y la madre prefiere quedarse en casa al cuidado de los hijos aunque estos ya tengan más de veinte años. Solamente remando parejo y sin abusos de la clase alta a la clase trabajadora vamos a notar un verdadero avance, pagando sueldos justos, inscribiendo a los trabajadores en el seguro social y dándoles las prestaciones que merecen por ley, pagando impuestos y claros en que estos serán utilizados eficientemente por el gobierno y que esto nos beneficia a todos. Confiando y trabajando, rezando y con el mazo dando como decían las abuelas. Es tiempo de sumar y dejar de dividir, echar la culpa al discurso político de este gobierno o de los anteriores resulta ya un discurso obsoleto. Al final somos la sociedad civil los únicos que podemos sacar del atolladero a nuestro país, ni lamentándonos, no polarizando, haciendo cada quien su chamba y empujando la carreta sin egoísmos ni falsas pretensiones. Bueno, eso pienso yo como ciudadana de a pie. ¿Qué piensan ustedes al respecto? ¿Cómo vamos a llegar a final de año? ¿Entendimos la lección o estamos peor que al principio? ¿Nos vamos a dar la mano o volveremos a llenar nuestras casas de cantidades incalculables de papel de baño y víveres sin importar que los demás se queden sin nada?" ["post_title"]=> string(16) "Septiembre sin $" ["post_excerpt"]=> string(163) "El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás, como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "septiembre-sin" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-06 09:47:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-06 14:47:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82979" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a95cc8dcb70e2590b90601f3cf242eb9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
festejos patrios mexico

Septiembre sin $

El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás, como...

septiembre 6, 2022

El grito de Obrador

¿Qué nos dejaron las recientes fechas patrias en cuanto a la política se refiere? Fernando Navarrete da cuenta de ello con su...

septiembre 20, 2022




Más de categoría

Las órdenes de gobierno locales: el talón de Aquiles del obradorismo

En los ámbitos locales es donde a MORENA se le han adherido no pocos elementos oportunistas, con la cultura...

septiembre 28, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo...

septiembre 28, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022