GUERRAS QUE NO SE VEN…

La atención del mundo hoy está concentrada en la invasión de Rusia a Ucrania. La opinión pública hoy, cree que el presidente Zelenski de Ucrania es David, el héroe bíblico, enfrentando a Putin, el maléfico Goliat que...

23 de marzo, 2022 GUERRAS QUE NO SE VEN…

La atención del mundo hoy está concentrada en la invasión de Rusia a Ucrania.

La opinión pública hoy, cree que el presidente Zelenski de Ucrania es David, el héroe bíblico, enfrentando a Putin, el maléfico Goliat que habita el Kremlin.

La opinión pública, (por cierto) surge y se moldea a partir de las noticias que la nutren. En consecuencia, la opinión pública mundial nace EXCLUSIVAMENTE de las versiones emitidas por  CNN, CBS, BBC, y demás mainstream media outlets del “mundo libre”.

Los ciudadanos que habitan países democráticos y justos, son mantenidos a salvo de las “fake news” que podría difundir Russia Today (RT) para confundirlos con las versiones de Vladimir Putin.

Los  países que componen la franquicia portorriqueña (1)  llamada  OTAN,  mandan armas a Ucrania lo mismo que Estados Unidos; pero no son armas regaladas.

Los fabricantes de armamentos están encantados, porque las guerras que hoy flagelan al mundo son más lucrativas que la pandemia del Coronavirus  y sus vacunas.

No es casualidad que Bayer, que es conocida como una de las empresas farmacéuticas más importantes del mundo, también tiene filiales que fabrican armamento…

No es casualidad que Donald Trump haya acallado el clamor que exigía castigo para Arabia Saudita  por el asesinato y descuartizamiento de Jamal Khashoggi, colaborador de The Washington Post (naturalizado ciudadano de Estados Unidos).

¿Por qué fue que Trump no actuó contra Arabia Saudita? Porque Arabia Saudita es el mejor cliente de la industria armamentista de Estados Unidos, que surte armamento para el genocidio que persiste en Yemen, sin que la famosa opinión pública mundial se pronuncie al respecto.

Y no existe una opinión pública mundial sobre la guerra de Yemen, porque los “negros muertos de hambre” no tienen potencial de negocio para el rating televisivo; en consecuencia, prácticamente nadie sabe que existe esa guerra junto con tantas otras.

Imaginemos una encuesta, de las que tan de moda están en la actualidad:

¿Quién cree usted que sea culpable por  la guerra en Ucrania?

  1. Vladimir Putin    (b) Volodimir Zelenski  (c) Otro

¿Conoce usted los acuerdos de Minsk 2015?

(sí)  _________ (no)________

Opinar sobre la guerra en Ucrania sin haber leído el documento que contiene los acuerdos de Minsk firmados por Ucrania con Rusia en 2015 tiene tanta validez como la cancelación del AICM de Texcoco, en la que los encuestados no solamente eran analfabetos sino que jamás habían volado ni volarán en avión. 

El Congreso de los Estados Unidos acaba de declarar a Vladimir Putin como criminal de guerra. ¿Y la presunción de inocencia?

¿Harán lo mismo con Bill Clinton por los bombardeos a Kosovo y Belgrado donde fueron muertos millares de civiles inocentes?

¿Juzgarán así a George Bush Junior por la invasión a Irak y a Afganistán?

En este momento hay guerras mucho peores que la de Ucrania en YEMEN, SUDÁN, ETIOPÍA, SOMALIA, LIBIA, AFGANISTÁN, IRAK, SIRIA Y PALESTINA.

¿Cómo es posible que no se les dé cobertura mediática?

Por la misma razón que la agencia noticiosa rusa Russia Today y sus canales, han sido sacados del aire en la mayoría de los países miembros de la OTAN y demás aliados de Estados Unidos.

¿Cómo pueden los Estados Unidos o Inglaterra rasgarse las vestiduras y reclamar por la muerte de civiles  a causa de los bombardeos aéreos y de artillería rusa en Ucrania, olvidando la muerte de muchísimos civiles en sus aventuras más recientes de Kosovo, Belgrado, Kuwait, Siria, Libia, Afganistán o Irak?

Lo anterior sin olvidar sus genocidios de Hiroshima y Nagasaki ni el bombardeo de Dresden a principios de 1945, donde 250 000 civiles murieron respirando fuego gracias a los deseos de Winston Churchill.

Henry Kissinger, el que fuera Secretario de Estado con el presidente Nixon de Estados Unidos, escribió un artículo sobre el problema Ruso-Ucraniano desde marzo de 2014.

Desde ese entonces, advirtió que sería un gravísimo error pretender que Ucrania ingresara a la OTAN. Hizo diversas recomendaciones políticas y diplomáticas ACERTADAS, que no fueron atendidas por la Unión Europea ni por Estados Unidos.

Kissinger terminó su artículo diciendo que si no se tomaban medidas sensatas a tiempo, sobrevendría un conflicto como el que ahora ocupa los tiempos estelares de los noticieros.

Mientras el mundo entero se concentra en Ucrania, miles de inocentes mueren en las otras guerras que no son taquilleras porque a diferencia del conflicto en Ucrania, ocurren lejos del patio trasero; en África que a nadie le importa; en Medio Oriente que ya no es noticia; en sitios distantes que carecen del suspenso que brinda la cercanía de Ucrania.

Lo de hoy, en las conversaciones de cafés, bares, playas, corrillos, pasillos, antesalas, noticieros, campos de golf o clubes de tenis, es hablar del payasito ucraniano convertido en león y Putin, esa reencarnación de Stalin que quiere conquistar hasta Inglaterra…

Las guerras de los negros, los afganos, iraquíes, sirios y demás “jodidos”, no tienen cobertura televisiva,  porque después de todo: GUERRAS QUE NO SE VEN; CORAZÓN QUE NO SIENTE…

Comentarios


object(WP_Query)#17690 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(76979) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(76979) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17692 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17682 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17679 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (76979) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17696 (24) { ["ID"]=> int(78845) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-11 12:20:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 17:20:31" ["post_content"]=> string(8191) "Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México 2018. Desde entonces, hay un eslógan que aparece frecuentemente, tanto en redes sociales como en las conferencias matutinas del mandatario. De hecho, parece una obsesión presidencial referirse a esto cada tanto. De seguro usted ya sabe a cuál hashtag me refiero: #LópezMejorPresidenteDelMundo».  Dicho eslógan, repetido ad nauseam por los fanáticos de López me produce un no sé qué que qué sé yo cada vez que la leo. No he detectado alguna otra nación que exprese una devoción similar a quien simplemente es un funcionario público. El funcionario con el cargo más importante del país, claro, pero funcionario al fin. Tanta ha sido la curiosidad por encontrar una respuesta a dicha devoción que tuve que repasar algunas lecturas acerca del populismo y temas afines. Por supuesto, hay obras muy profundas en este tema que explican varias de las prácticas que López ha realizado tanto en sus campañas como en su administración. Aunque este enfoque del populismo explica una parte de la identificación de la sociedad con lo que conocemos como un «líder carismático», me parece que no explica la exaltación a la que ha sido sujeta la figura presidencial. Así que la pregunta seguía en el aire, revoloteando como una mosca: ¿por qué este político mediocre (López tiene más maña que genio), de origen priísta y quien nunca ha tenido un trabajo fuera de la esfera política (a diferencia de otros íconos del populismo, como Donald Trump, quienes presumen ser outsiders, AMLO es y siempre ha sido un verdadero insider) provoca una admiración que roza con lo hiperbólico? Afortunadamente, llegó una posible explicación al leer el libro El poder del mito, el cual se conforma por una serie de entrevistas que realizó Bill Moyers a Joseph Campbell, renombrado mitólogo estadounidense, en 1988.  La lectura anterior es interesante por sí misma, en especial como una introducción a la vasta obra de Campbell (todo aquel que desee crear un héroe para una historia, al menos debería estar familiarizado con su obra El héroe de las mil caras, de 1949). Sin embargo, en el capítulo cinco de El poder del mito, titulado El viaje del héroe, encontré una idea que puede tratar de explicar la adoración que recibe nuestro presidente.  En dicho capítulo, Bill Moyers menciona la obsesión con los famosos, quienes han tomado el lugar de los héroes. Ante esta situación, Campbell menciona que una sociedad necesita héroes “porque tiene que tener imágenes fijas, como astros, para hacer coherentes todas esas tendencias a la separación, reunirlas en alguna clase de intencionalidad”. Moyers dice que esto es para que una sociedad «pueda seguir un camino». Campbell remata diciendo que «la nación debe tener de algún modo una intención, para operar como un poder único».  Desde el año 1988, en el que transcurrió la entrevista, hasta el inicio del siglo XXI, la situación referida por Moyers y Campbell no ha cambiado mucho. En la actualidad, nos encontramos ante un vacío generalizado de héroes en la sociedad, incluyendo a la mexicana. Ahora ese vacío es más grande, más notorio, con el advenimiento de las redes sociales, con todo y sus influencers, youtubers, tik tokers y demás ocupaciones propias de este primer cuarto de siglo. No es de sorprender, entonces, que Mariana Rodríguez Cantú, la primera dama de Nuevo León, documente cualquier acción que realiza en sus redes sociales y se vuelva viral.  Este terreno comenzó a labrarse por López Obrador desde 2000, cuando el tabasqueño fue electo como Jefe de Gobierno del, en ese entonces, Distrito Federal. Nuestro actual presidente tuvo veinte años para urdir un cuento mitológico acerca de sí mismo.  Desde ese entonces, comenzó a utilizar una serie de simbolismos para confeccionar su traje de redentor patriota, con el cual se ha vestido desde entonces. López Obrador raramente sale a escena sin este traje.  Por ello, López, junto con su equipo cercano, trabajó en una serie de simbolismos más cercanos a los de un héroe que a los de un político. No es coincidencia que él nunca tenga fallas o errores; que él sea el único capaz de ser juez y parte; que él sea capaz de sacrificarse, aparentemente, por ideales superiores, como el patriotismo, la honestidad y la moralidad; que él sea el único ser de luz en un mundo de oscuridad. Su dedo flamígero es lo único justo en este país de injusticias. Esta carencia de héroes en la sociedad, a la que se refería Campbell, ha sido aprovechada por López Obrador. Más en México, en donde no encontramos a muchos héroes en los deportes, en la ciencia o en la tecnología. Como sociedad, en el plano espiritual, necesitamos héroes que nos guíen como personas y como nación. En una sociedad hambrienta de héroes, cualquier oferta es bienvenida.  Y en 2018, México aceptó la oferta del “héroe” López Obrador. Votamos por un “héroe” no por un político.   Como vivimos en un país democrático, es positivo que haya gente que sea partidaria de las políticas de López (a pesar de lo opacas, incongruentes, vengativas, manipuladoras, destructivas o mal planeadas resulten ser). El problema es cuando se eleva a un político al nivel de un ser mitológico. En especial a un político que, en el campo de la objetividad, de los hechos duros y puros, carece de los atributos necesarios para ser un funcionario competente. Más aún, uno que carece de las virtudes necesarias para ser un héroe. Uno que mucho menos es un dios.  Uno que mucho menos es el mejor presidente del mundo.  Sin embargo, la sociedad mexicana que ha sido vapuleada, durante décadas, por la carestía económica y por la falta de seguridad y de servicios de salud, es más probable que acepte a un héroe que la represente, aunque sea más en el plano simbólico que en el fáctico. Es hasta cierto punto un calmante espiritual contar con un presidente que «lucha» contra las fuerzas del mal, que «vive con 200 pesos en la cartera» y que rechaza las tentaciones del mundo material.  De ahí, pienso, es de donde se originó la explotación de la idea «mejor presidente del mundo». Por ello, en México se vitorea con tanto fervor a su mandatario. Porque, en otras naciones, un político es eso: un político, un servidor público que debe estar en constante escrutinio - no un ser mitológico del imaginario popular.   ¿Qué otras implicaciones conlleva ver a López como un héroe y no como un funcionario? Lo veremos en la segunda parte de este texto.  ¡Sígueme en @PagsElectricas para pasarla fregón!  " ["post_title"]=> string(68) "El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte I)" ["post_excerpt"]=> string(85) "López Obrador quiere pasar a la historia no como un político sino como un héroe. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "el-mito-de-andres-manuel-lopez-obrador-el-heroe-patrio-parte-i" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-11 12:20:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 17:20:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17760 (24) { ["ID"]=> int(78874) ["post_author"]=> string(2) "61" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content"]=> string(7205) "Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han hecho pegar unos entripados..!  No contentos con haberme mandado a  los “Yunaites” como “agregado laboral”  -a donde hemos caído millones de paisas, cansados de no encontrar rumbo seguro en nuestro México Lindo- ahora me quieren quitar mi chamba de “franelero-acomodador”. El Andy Man y su pandilla quieren hacerla de “Viene-viene” en el espacio aéreo la CEDEMEAKISS. (¡Súbale, súbale… ay lugar! Pa´ Santa Lucía ¡El de atrás va pa´l Peñón!)   Componendas políticas, trastupijes sindicales y embarradas declarativas, estuvieron a punto de ocasionar una tragedia de inimaginables consecuencias. ¡Pruebas, pruebas!, hocicón Viene, Viene. ¡Ay voy!, del verbo “ya mero”. ¡Ay’stán!, los videos en el yutú. Dos aviones de Volaris: uno aterrizando (XA-VRV Extra-Alfa-Victor-Romeo-Victor) y otro –no me sé las placas- en la cabecera de la pista y en la trayectoria del que llegaba. A los pilotos del VRV no les quedó otra más que “irse al aire”. ¡Al aigre! O ¡A la chin0)&/%da! (Derechos Reservados de Expresión) Pa’ empezar el twitazo del Kike Beltranena, director de Volaris:  “…ningún pasajero o tripulante estuvo en riesgo…” (Sic. Y Re-Sic.) Bla, bla, bla… ¡Ah! Qué Kike ¡qué huevos! (los de la nena en su canastilla)  Ahora resulta que un “irse al aire” no implica “riesgo”. (¡Terrain, terrain!) Se ve que el Kike no ha volado ni en los avioncitos de la ex-feria de Chapultepec. Hasta un “volador de Papantla” sabe lo que implica que se te atore la riata. Si te vas “al aire” de jalón, falta ver si tienes suficiente potencia/combustible luego de abortar el aterrizaje para levantarte debidamente y dar la vuelta.  Deja que lo logres, y ¿los obstáculos, edificios, etc?   Sobre todo a la altura de la Ciudad de México. Un accidente en el aeropuerto hubiese sido catastrófico; pero ¿sobre la ciudad…? Y luego amanece desmañanado el “Capi López”, que no solo dice haber “dominado la pandemia” y ahora quiere dominar el espacio aéreo a puro lengüetazo. Cito y recito: “Ya lo están viendo en la secretaría de gobernación. (¡Ah! Shingá!!) Todo lo estamos haciendo a partir de ¡acuerdos! ¡Bolas! (Acuérdense que El Estado soy yo) Este “incidente” no pasó a mayores. Son ¡resistencias! –aguanten- muy alentadas por el neoliberalismo… ¡En la mátere! ¡Detente, detente! ¡Císcale, císcale, diablo panzón! (Dice La Madre: Ciscar, de Cisco, Evacuar el vientre) ¡Cualquier parecido con la coincidencia, es pura realidad!  Siguiendo con la misma sinfonía de estulticias (Coros de La Madre: de stultitia, necedad, tontería) aparece haciendo “solitos”, el arqui Jiménez (a) Arquímenes quien cobra como subse punto com., quien la tuvo, la hizo suya y la zurró diciendo: “Nunca hubo un peligro real para nadie…”  Y al ser cuestionado por José Cárdenas sobre si el “incidente” –bella figura literaria, vulgo: “pendejada”- habrá tenido algo que ver con el “rediseño” del espacio aéreo; se salió por peteneras (¡Ah! Qué La Madre: “Desviar el discurso con una incongruencia”) diciendo: “Fue Gracias a Dios y a la destreza de los pilotos…” (El que no conoce a Dios, a cualquier ganso se le hinca.) Y en cuanto al mentado rediseño del espacio aéreo choreó: “Es un proceso natural, es una cuestión dinámica…” ¡Tan natural y dinámico como el proceso que lo parió! Y que sobre ese tema, ya lo está “viendo”, Navblue –y dice el dicente- que “…es una empresa europea (Francesa) Estamos hablando de una verdadera institución…” ¡Voooy! ¿Tan europeas, institucionales y guinchonas como DNV la contratada por “la consentida del profe” que la puso a parir con el dictamen sobre la línea 12 del metro? ¿Pu´s no que los extranjeros, y que nomás vienen a jeringarnos y a saquearnos? ¡Al diablo con sus instituciones!  Y pa' volarla y aterrizar embarrándola, se avienta al ruedo Monsieur Covarrubié líder del sindicato de trabajadores de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano; probable aspirante a machuchón del SENEAM e impulsor de la renuncia de Víctor Hernández, director de la misma entidad, diciendo que: “Los trabajadores se ven amenazados por relaciones laborales ásperas. Y que El Vitor, se iba a encargar de desaparecer al sindicato de controladores aéreos...” ¡Qué lindo ambiente! Pa´no hacer el cuento más largo, el arquimenes, Jiménez lo secunda diciendo que: “A pesar de las fallas en los equipos y en las frecuencias (¿Nomás?) ¡nuay peligro!  Y que “hay que calmar los ánimos” y que el “incidente” (Y dale) sólo fue una “alarma”. ¡Ah! Bueno, “nuay tos”. ¡Qué tranquilidad!  ¡Podemos volar bajito!                        (Sólo ocho palabras) ¡Viene, viene! ¡Yo se lo cuidé mi jefazo! Parece que a Andy Man y “cola-obradores” no les gustó que yo haya publicado que el aeropuerto de Texcoco no lo “secaron” ellos, sino los poderes fácticos y tácticos del sector aéreo y aeroportuario norteamericano. Un  Super “Hub” (Nodo concentrador aéreo) en el corazón Tenochca iba a poner a parir a toda la infraestructura aeroportuaria de Atlanta, Dallas-Fort Worth, Houston, Miami, Los Ángeles y anexas. Lo que sea de cada quién, Andy Man “no se dobló”; México ya se había doblado desde la época de Santana.  El Andy nomás  “se empinó” como han tenido que hacerlo todos los presidentes desde el siglo XIX. Al no poder hacer “graciosa huida”, sólo les ha quedado la “apasionada entrega”  Nomás entre nos: ¡Houston, Houston! Tenemos un problem: al Andy le pegó duro el trópico cubano. ¡Y eso que es macuspano! Pónganle más pista, porque se va a ir “al aigre” Recordadas y mejores deseos: (Lunes a viernes de 9 a 2  y de 4 a 6) Viene, Viene: “La única columna que permite que sus ojos le abran la boca” [email protected] @nomasentrenos " ["post_title"]=> string(35) "Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "viene-viene-ando-volando-bajo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78874" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17696 (24) { ["ID"]=> int(78845) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-11 12:20:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 17:20:31" ["post_content"]=> string(8191) "Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México 2018. Desde entonces, hay un eslógan que aparece frecuentemente, tanto en redes sociales como en las conferencias matutinas del mandatario. De hecho, parece una obsesión presidencial referirse a esto cada tanto. De seguro usted ya sabe a cuál hashtag me refiero: #LópezMejorPresidenteDelMundo».  Dicho eslógan, repetido ad nauseam por los fanáticos de López me produce un no sé qué que qué sé yo cada vez que la leo. No he detectado alguna otra nación que exprese una devoción similar a quien simplemente es un funcionario público. El funcionario con el cargo más importante del país, claro, pero funcionario al fin. Tanta ha sido la curiosidad por encontrar una respuesta a dicha devoción que tuve que repasar algunas lecturas acerca del populismo y temas afines. Por supuesto, hay obras muy profundas en este tema que explican varias de las prácticas que López ha realizado tanto en sus campañas como en su administración. Aunque este enfoque del populismo explica una parte de la identificación de la sociedad con lo que conocemos como un «líder carismático», me parece que no explica la exaltación a la que ha sido sujeta la figura presidencial. Así que la pregunta seguía en el aire, revoloteando como una mosca: ¿por qué este político mediocre (López tiene más maña que genio), de origen priísta y quien nunca ha tenido un trabajo fuera de la esfera política (a diferencia de otros íconos del populismo, como Donald Trump, quienes presumen ser outsiders, AMLO es y siempre ha sido un verdadero insider) provoca una admiración que roza con lo hiperbólico? Afortunadamente, llegó una posible explicación al leer el libro El poder del mito, el cual se conforma por una serie de entrevistas que realizó Bill Moyers a Joseph Campbell, renombrado mitólogo estadounidense, en 1988.  La lectura anterior es interesante por sí misma, en especial como una introducción a la vasta obra de Campbell (todo aquel que desee crear un héroe para una historia, al menos debería estar familiarizado con su obra El héroe de las mil caras, de 1949). Sin embargo, en el capítulo cinco de El poder del mito, titulado El viaje del héroe, encontré una idea que puede tratar de explicar la adoración que recibe nuestro presidente.  En dicho capítulo, Bill Moyers menciona la obsesión con los famosos, quienes han tomado el lugar de los héroes. Ante esta situación, Campbell menciona que una sociedad necesita héroes “porque tiene que tener imágenes fijas, como astros, para hacer coherentes todas esas tendencias a la separación, reunirlas en alguna clase de intencionalidad”. Moyers dice que esto es para que una sociedad «pueda seguir un camino». Campbell remata diciendo que «la nación debe tener de algún modo una intención, para operar como un poder único».  Desde el año 1988, en el que transcurrió la entrevista, hasta el inicio del siglo XXI, la situación referida por Moyers y Campbell no ha cambiado mucho. En la actualidad, nos encontramos ante un vacío generalizado de héroes en la sociedad, incluyendo a la mexicana. Ahora ese vacío es más grande, más notorio, con el advenimiento de las redes sociales, con todo y sus influencers, youtubers, tik tokers y demás ocupaciones propias de este primer cuarto de siglo. No es de sorprender, entonces, que Mariana Rodríguez Cantú, la primera dama de Nuevo León, documente cualquier acción que realiza en sus redes sociales y se vuelva viral.  Este terreno comenzó a labrarse por López Obrador desde 2000, cuando el tabasqueño fue electo como Jefe de Gobierno del, en ese entonces, Distrito Federal. Nuestro actual presidente tuvo veinte años para urdir un cuento mitológico acerca de sí mismo.  Desde ese entonces, comenzó a utilizar una serie de simbolismos para confeccionar su traje de redentor patriota, con el cual se ha vestido desde entonces. López Obrador raramente sale a escena sin este traje.  Por ello, López, junto con su equipo cercano, trabajó en una serie de simbolismos más cercanos a los de un héroe que a los de un político. No es coincidencia que él nunca tenga fallas o errores; que él sea el único capaz de ser juez y parte; que él sea capaz de sacrificarse, aparentemente, por ideales superiores, como el patriotismo, la honestidad y la moralidad; que él sea el único ser de luz en un mundo de oscuridad. Su dedo flamígero es lo único justo en este país de injusticias. Esta carencia de héroes en la sociedad, a la que se refería Campbell, ha sido aprovechada por López Obrador. Más en México, en donde no encontramos a muchos héroes en los deportes, en la ciencia o en la tecnología. Como sociedad, en el plano espiritual, necesitamos héroes que nos guíen como personas y como nación. En una sociedad hambrienta de héroes, cualquier oferta es bienvenida.  Y en 2018, México aceptó la oferta del “héroe” López Obrador. Votamos por un “héroe” no por un político.   Como vivimos en un país democrático, es positivo que haya gente que sea partidaria de las políticas de López (a pesar de lo opacas, incongruentes, vengativas, manipuladoras, destructivas o mal planeadas resulten ser). El problema es cuando se eleva a un político al nivel de un ser mitológico. En especial a un político que, en el campo de la objetividad, de los hechos duros y puros, carece de los atributos necesarios para ser un funcionario competente. Más aún, uno que carece de las virtudes necesarias para ser un héroe. Uno que mucho menos es un dios.  Uno que mucho menos es el mejor presidente del mundo.  Sin embargo, la sociedad mexicana que ha sido vapuleada, durante décadas, por la carestía económica y por la falta de seguridad y de servicios de salud, es más probable que acepte a un héroe que la represente, aunque sea más en el plano simbólico que en el fáctico. Es hasta cierto punto un calmante espiritual contar con un presidente que «lucha» contra las fuerzas del mal, que «vive con 200 pesos en la cartera» y que rechaza las tentaciones del mundo material.  De ahí, pienso, es de donde se originó la explotación de la idea «mejor presidente del mundo». Por ello, en México se vitorea con tanto fervor a su mandatario. Porque, en otras naciones, un político es eso: un político, un servidor público que debe estar en constante escrutinio - no un ser mitológico del imaginario popular.   ¿Qué otras implicaciones conlleva ver a López como un héroe y no como un funcionario? Lo veremos en la segunda parte de este texto.  ¡Sígueme en @PagsElectricas para pasarla fregón!  " ["post_title"]=> string(68) "El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte I)" ["post_excerpt"]=> string(85) "López Obrador quiere pasar a la historia no como un político sino como un héroe. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "el-mito-de-andres-manuel-lopez-obrador-el-heroe-patrio-parte-i" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-11 12:20:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-11 17:20:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(41) ["max_num_pages"]=> float(21) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3ed4c87e1b9ef33eaa2890a8cf0fd8d9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte I)

López Obrador quiere pasar a la historia no como un político sino como un héroe. 

mayo 11, 2022

Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!

Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han...

mayo 12, 2022




Más de categoría

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Como colegios, nuestro trabajo debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo...

mayo 26, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9...

mayo 26, 2022

Según parece, Claudia y Ricardo no salen en la foto

La carrera hacia la sucesión presidencial de 2024 ya comenzó. ¿Quiénes son los más adelantados?

mayo 25, 2022
¿Mala salud democrática?

¿Mala salud democrática?

Marco Antonio Paz nos presenta los resultados del Informe de la Libertad en el Mundo 2021.

mayo 25, 2022