Fumando espero

Sin lugar  a dudas, el consumo del cigarro se ha vuelto un tabú en muchos países y los fumadores se han tenido que adaptar a condiciones cada vez más adversas.

29 de diciembre, 2021

Soy fumador, quiero obviar toda discusión sobre la maldad intrínseca del tabaco, tampoco quiero discutir sobre la idoneidad de las reglas que protegen a quienes no fuman; por mi parte, me atengo a los hechos, al mundo como es y a los cada vez más reducidos espacios de que disponemos quienes queremos, todavía, ejercitar el arte del tabaco. Comparto la suerte de miles de viajeros fumadores que, apresurados, dan las últimas caladas al cigarrillo, los mismos que bajan azorados del avión y antes de preguntar por el equipaje indagan el lugar reservado para los fumadores. Los menos jóvenes aún recuerdan los tiempos, ahora míticos, del final del siglo XX, que en los aviones había filas para fumadores; en algunas naves que aún surcan el cielo quedan, como muestras arqueológicas, inútiles ceniceros; mis hijos se preguntan por esas baldadas cajitas y deducen que son compartimientos para guardar medicamentos.

Durante poco tiempo, algunas aerolíneas dispusieron en la cola del avión de una pequeña habitación casi cerrada en la que los fumadores podíamos concurrir. El resultado no podía ser más infame para fumadores y para abstemios. Confinados, como especie acorralada, los consumidores perdimos la cortesía a que nos obligaba la estancia compartida con los demás y nos alentaba, rodeados de nuestros iguales, a fumar el doble y el triple de lo que habitualmente acostumbrábamos; el humo, así multiplicado y confinado, se desparramaba del deficiente encierro y como una marejada, desagradable aún para el más empedernido de los fumadores, invadía la cabina y generaba así, más quejas de las que hubiera querido evitar. Luego vino la era de la prohibición absoluta.

Andando los meses, algunos aeropuertos se apiadaron del triste destino de la especie perseguida y crearon, con más ni menos fortuna, reservaciones para satisfacer sus anhelos. El aeropuerto de Barajas en Madrid fue un pionero en las zonas reservadas, pero con tan mal tino que su área de fumadores incitaba más a la risa que a disfrutar un buen ducado; se trataba de un corralito, sin puertas, muros o ventanas, que pusieran límites al humo frente al aire común. En el aeropuerto regional de Loja, Ecuador, en donde coinciden las fuentes del Amazonas y el nacimiento de los Andes, en un claro de la Cordillera, entre un circo de fantásticas montañas, están fijos en la pared los señalamientos de no fumar, pero a nadie parece preocuparle. Existen los cubos confinados cuyo mejor ejemplo es la sutileza y la elegancia que provee el aeropuerto Charles de Gaulle de París, cuyos cristales con calcomanías que imitan biselados que dibujan un tupido bosque. Heathrow, en Londres, también tiene cabinas de fumadores, tienen en cambio un artilugio que funciona igual que los monigotes de ropa vieja inútilmente tratan de asustar a los cuervos: ceniceros industriales, rebosan de colillas y cenizas en faraónicas pirámides, pero la eficiente higiene británica no se hace esperar, gigantescos aspiradores no dejan huella del olor del tabaco quemado.

El aeropuerto de Frankfurt tiene un reducto patrocinado por la marca de tabaco que fumo desde los veinte años, lo que produce la extraña sensación que hemos desarrollado en Occidente y a la que llamamos “lealtad de marca”. Un área rara, entre la pecera del fumador y la cafetería libre de restricciones, es la habitación de fumar del aeropuerto de Washington D.C. Ahí, sin embargo, el viajero deja escapar una risa ineludible cuando se da cuenta que el espacio que ahora ocupa está a cargo del heroico departamento de bomberos del distrito de Columbia.

El paraíso del fumador está en las cafeterías sin restricciones; la primera de ellas, escondida en lo más profundo del aeropuerto de Quito, Ecuador. En Atlanta, el aeropuerto dispone de una sórdida cafetería como arrancada de una película de Tarantino: un rincón oculto tras de una puerta anónima y solo le faltan las escupideras en el suelo, el forzudo con chaleco de piel y los brazos íntegramente tatuados y un buen pleito a sillazos para completar el estereotipo. A su vez, dispone de un encanto peculiar: una estupenda vista sobre las pistas de los aviones mercantes, resulta fascinante el lento movimiento de esas ballenas que se enfilan, como en una migración prehistórica a las pistas, donde, dotadas de una gracilidad inimaginable abandonan su condición cetácea para volverse gigantescas bestias voladoras con sus vientres repletos de riqueza.

El último y mejor de todos los espacios fumadores es una pequeña y muy completa cafetería en el aeropuerto Václav Havel de Praga, sencillo con claridad meridiana, con un bar bien aprovisionado de buenos sándwiches y bebidas y un delicioso café de calidad mucho más que suficiente, grandes ventanales a pie de pista por los que se dejan ver rápidos e incesantes pequeños aviones para vuelos domésticos y, sobre todo, la dulce sensación de estar, con enorme nostalgia, en un viejo restaurante de aquellos que eran comunes cuando las libertades aún eran prioritarias y resultaba natural fumar un cigarrillo acompañando al café. Es ahí donde, como dice la canción, fumando espero.

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#17660 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74048) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74048) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17659 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17666 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17668 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74048) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17656 (24) { ["ID"]=> int(74611) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content"]=> string(6929) "El presidente Andrés Manuel López Obrador  volvió a contagiarse de Covid-19 durante la larga pandemia que cumple su segundo año de azotar al mundo. Durante la conferencia mañanera del pasado lunes 10 de enero, el primer mandatario manifestaba síntomas de la nueva variante Ómicron; se notaba su ronquera al hablar. Ese mismo día a las 18:05 confirmó en un mensaje de Twitter que había salido positivo, señaló que estaba aislado y que al parecer los síntomas eran leves. En contraste con el mensaje presidencial donde se retomaron algunas recomendaciones para la población como aislarse si se presentaban síntomas parecidos a la gripe común, asumiendo que se trataba de un contagio por coronavirus, el presidente no se resguardó ante lo que posteriormente seria confirmado como un caso más en los contagios masivos del presente año. La mañana del 11 de enero AMLO apareció en un breve mensaje de video tomándose así mismo la oxigenación y la temperatura con rangos normales, aseguró sentir como una gripa, por lo que puede seguir trabajando aislado y con ánimo. Finalmente, volvió a retomar sus conferencias matutinas el 17 de enero. La cuarta ola de contagios en el país, ahora por la variante Ómicron, es mucho más intensa, aunque al parecer con menor gravedad y letalidad que la provocada por la variante Delta. Sugerencias de evitar ir a trabajar si se presentan síntomas, cuidar los niveles de oxigenación, y llamar a los números de emergencia si la enfermedad se agrava, son recetas que nadie hubiera imaginado hace un año, antes de la vacunación, durante la segunda ola de contagios que saturaban los hospitales, provocaban escasez de oxígeno, permitiendo su lucro y la terrible mortalidad de las familias mexicanas. Aún en los inicios de esta cuarta oleada, el escenario no es menos complicado debido a la posibilidad de que existan muchos contagios que vuelvan a saturar los hospitales, o puedan interrumpir las cadenas productivas, tan diezmadas por la prolongada e inmisericorde pandemia. A la velocidad actual de contagios, la mitad de la población mexicana podría haberse infectado en semanas. En ese contexto de emergencia mundial sanitaria la estrella del tenis mundial, Novak Djokovic, protagonizaba un escándalo más al ser una de las figuras deportivas declarada abiertamente antivacunas, por lo que para su participación en el tradicional abierto de Australia debió recibir una exención medica del organismo australiano de tenis. Sin embargo a su llegada al país oceánico las autoridades  confinaron al deportista en su hotel,  le retiraron la visa de trabajo, mientras se estudiaba su caso, pues en primera instancia se dijo que no había acreditado un esquema de vacunación completo como se exige a todo extranjero que ingresa al país.  Luego de un fallo legal que daba mayor peso a minucias de procedimiento, un juez le regresó la visa para poder participar en el tradicional abierto de tenis. La opinión pública mundial manifestó su descontento al privilegiar los intereses económicos del torneo deportivo por encima de las férreas políticas sanitarias que el país mantiene  para sus ciudadanos y muchos extranjeros que visitan o trabajan en su interior.  El caso Djokovich planteó una amplia discusión sobre si deben existir ciudadanos de primera y de segunda en medio de una ola de contagio por la variante Ómicron que golpea sin distinción a la humanidad. Finalmente, el tribunal federal austriaco resolvió cancelar la visa del tenista número uno a nivel mundial, por lo que no podrá participar en el Abierto de Australia.   El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener al vacunar al mayor número de pobladores posible para evitar los contagios y sus terribles consecuencias mortales y económicas. Si bien el deseo de cada individuo de recibir o no la vacuna debe ser respetado, dicha libertad individual debe ser coartada cuando exista la posibilidad de ser un portador del virus que puede provocar la muerte en amplios sectores de la población inmunodeprimida, o en los casos extremos de ciudadanos que no han tenido acceso a ninguna dosis del biológico debido al acaparamiento demencial de los países ricos. Como se demuestra en el caso del tenista serbio, las figuras antivacunas y mediáticas son poco proclives a aceptar las restricciones de los diferentes estados y ciudades que dictan medidas preventivas para las personas no vacunadas. La libre decisión de Djokovic de no recibir vacuna es su derecho personal, siempre y cuando se quede aislado en su casa en un acto de responsabilidad ante una pandemia que ya nadie puede negar. No obstante, a pesar de que se informó que el tenista serbio había estado contagiado y con síntomas leves, no dejó de acudir a eventos públicos y reuniones sin las menores medidas de seguridad y con la irresponsabilidad de haber contagiado a muchos de los asistentes. En lo que sí existe una distinción entre los contagiados y vacunados es en la calidad de los tratamientos médicos a los que pueden acceder. Si el tenista serbio requiriera de auxilio médico y hospitalización, sus posibilidades de sobrevivir a una enfermedad grave son muy altas. Lo mismo ocurre para los mandatarios como el expresidente estadounidense Donald Trump, así como para el presidente López Obrador y muchos otros mandatarios que se han contagiado a lo largo de esta trágica pandemia. Aquellos privilegios médicos de los que pueden gozar las cúpulas empresariales, los mandatarios y muchos deportistas de elite mundial no serán nunca accesibles para los ciudadanos comunes, que pudieron infectarse por acudir a algún evento de Djokovic o los reporteros que acuden a las conferencias mañaneras del presidente AMLO. Por lo general, un infectado con enfermedad agravada por Covid-19 es sinónimo de enfrentar un viacrucis interminable. Solamente la solidaridad de todos los ciudadanos, sin distinción de clases, la hermandad de países y el acceso equitativo del biológico sin distinciones, permitirán que la pandemia se pueda ir controlando. Los gobiernos deben garantizar que los mensajes de prevención lleguen de forma correcta, combatir la infodemia de los movimientos antivacunas, pero sobre todo, ser coherentes entre las recomendaciones que realizan, con la actitud personal de sus figuras políticas más importantes." ["post_title"]=> string(34) "AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron" ["post_excerpt"]=> string(186) "El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a la decisión de vacunarse para evitar contagiar a los demás. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "amlo-novak-djokovic-y-el-omicron" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17619 (24) { ["ID"]=> int(74532) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-13 14:01:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-13 19:01:47" ["post_content"]=> string(11403) "La tecnología digital es una poderosa herramienta que ha modificado nuestras vidas en forma tal que nosotros mismos hemos quedado atrapados en ella. Las comunicaciones actuales son muy detalladas y oportunas al grado de que nos permiten saber lo que acontece en el otro lado del mundo en el mismo instante del acontecimiento; sin embargo, cabe advertir que algunos de estos mensajes suelen ser inconvenientes porque contienen información desagradable o simplemente incongruente con nuestra propia naturaleza. Un ejemplo típico de esta situación está representado por la serie de maltratos y agresiones dirigidas contra las mujeres, también llamado misoginia. La misoginia se define como la intolerancia o el odio hacia lo femenino, y actualmente se presenta en formas y modalidades diversas, y es muy lamentable que ocurra en un gran número de países latinoamericanos, africanos, del medio oriente y muchos países asiáticos. Los ejemplos más representativos son: -El aborto selectivo. En muchos países se obliga a las mujeres a abortar los fetos femeninos en cuanto se determina el sexo de la criatura. Si el embarazo llegara a su término, la pequeña recibiría un trato y un cuidado negligentes, casi un abandono de su salud y su alimentación. -Matrimonios obligados con menores de edad. En muchos países las bodas son programadas y se celebran cuando las pequeñas no han cumplido 15 años de edad. -El varón o patriarca familiar es amo y señor de los cuerpos y las voluntades de las mujeres, la autoridad se conjuga entre el padre, el hermano o el marido. -Los maltratos físicos y emocionales son frecuentes, además de insultos, vejaciones, explotación laboral y sexual, trabajos riesgosos y sin remuneración, etc. -Existe una escasa o nula representación de la mujer en el nivel familiar y social, etc. En México…. Aunque en México no siempre existen las brutales condiciones arriba enlistadas, sí hay una atmósfera y una realidad llena de agresividad y violencia contra la mujer mexicana que se ha traducido en un elevadísimo incremento en el número de violaciones, asesinatos y desapariciones ante la indiferencia y el desinterés de las autoridades que de manera indirecta han fomentado esta tragedia con su incapacidad para implementar programas de seguridad a nivel nacional. Al minimizar y obstaculizar las denuncias femeninas, han promovido la impunidad con sus investigaciones y diligencias tan tardías y exentas de rigor legal que cuando se logran alguna sentencias, éstas son ridículas y risibles. Las agresiones del tipo emocional y sexual están muy imbuidas en la conducta de los varones. Ellos empiezan su condicionamiento desde muy temprana edad, éste es natural y espontáneo, solo tienen que presenciar el comportamiento de otros individuos en el hogar, la oficina, el trabajo, etc; donde existan las relaciones con las mujeres. Posteriormente, ellos adaptarán y ensayarán sus propias modalidades de acuerdo con la vulnerabilidad de sus víctimas.  Es impresionante constatar los diversos métodos y las mañas que cada región o país ha desarrollado para realizar sus abusos y explotaciones y la forma en que han pretendido presentarlos o justificarlos como actividades culturales o tradiciones que desde luego no representan ni reditúan nada positivo para ellas. Todas estas tradiciones comprendidas entre los usos y costumbres regionales están muy arraigadas en las culturas populares, dictan y promueven un estilo de vida que sobrevalora a los varones y devalúa o demerita a las mujeres. También existe la costumbre de que las autoridades se encarguen de fomentar e inducir un ambiente de desigualdad y manipulación favorable para los varones jóvenes y se establezca una serie de obligaciones y responsabilidades para las jóvenes adolescentes; insinuando siempre una categoría de mando y dirección para ellos y trabajo y producción manual para ellas.  En el plano judicial, la imagen femenina está en clara desventaja. Todo se reduce a la clase y el entorno social, el nivel de educación, las relaciones familiares y profesionales, el nivel económico y sobre todo la decisión de la agredida. La víctima ideal siempre es la mujer trabajadora, joven e inexperta, con educación limitada, sin relaciones; etc; esto lo saben muy bien tanto el ministerio público como el victimario; que al final de cuentas transforman la tentativa de denuncia en lucrativo negocio. Existen otros casos de violencia extrema donde la víctima sufre un asalto sexual y posteriormente es asesinada, estos crímenes generalmente siguen la misma dinámica y secuencia de las circunstancias descritas en el párrafo anterior. El principal problema actual que enfrenta la población mexicana es la inseguridad. Las causas y la dinámica de este azote nacional lo vamos a dejar para que lo analicen los sociólogos y otros especialistas. Nosotros debemos volver al tema central: Contra la Misoginia. El tema es muy complejo, además está muy arraigado en las diversas sociedades que existen en nuestro país. La actual administración ejecutiva ha dado inequívocas muestras de incapacidad para diseñar y ejecutar un plan de Seguridad Nacional. Además, cuando el Sistema Judicial ha sido requerido, su participación y procedimientos legales relacionados con la protección a las mujeres ha mostrado un grado máximo de indiferencia y obstrucción de la justicia, favoreciendo la impunidad y otorgando protección y todo género de garantías a los agresores. Estas conductas y resoluciones solo pueden interpretarse como un sistema protector de la misoginia, indigno de los representantes del Poder Judicial. Nuevamente, el Estado Mexicano ha ignorado los derechos de sus ciudadanos y ha contribuido a convertirnos en un país sin ley donde los muertos se cuentan por miles y donde las agresiones a las mujeres han alcanzado cifras vergonzantes. Esta realidad es humillante y poco digna para todos los que tenemos a una mujer a nuestro derredor. Simplemente no podemos seguir actuando como espectadores observando las malas conductas de muchos incapacitados mentales ni tampoco podemos esperar a que el Mesías Tropical instruya a los trogloditas a portarse bien. Es nuestra obligación defender a nuestras mujeres, para ello será necesario iniciar una serie de acciones que no pueden esperar más, algunas sugerencias:      -Crear o consolidar una Organización Nacional con sede en La Ciudad de México, con oficinas representativas en cada estado. Crear un nombre y un logotipo que puedan utilizarse como referencia.  -Si ya existen algunas organizaciones, tratar de consolidarlas en una sola. -Todo trabajo o actividad es voluntario.  Será necesario conformar una serie de cuadros directivos para coordinar los tiempos y las actividades. Reclutar mujeres profesionistas dispuestas al trabajo VOLUNTARIO. Abogadas, doctoras, enfermeras, químicas, jueces, especialistas en medios de comunicación, trabajo social, diputadas, senadoras, psicólogas, enfermeras y todas las que sean necesarias. -Organizar una red de líneas telefónicas y una website que reciban mensajes de emergencia a cualquier hora. -Proveer apoyos médicos, psicológicos, legales, etc. a cualquier víctima que lo solicite. -Proveer entrenamiento y asesoría legal para documentar los casos de violación. Dictamen médico, muestras, fotos, apoyo legal, etc. -Impresión de hojas informativas, folletos, videos, etc con diferente tipo de información. Ofrecer cursillos o pequeños talleres de aprendizaje sobre temas selectos. Sabemos que no podremos disminuir la misoginia como desearíamos; sin embargo, eso no es un desaliento sino un reto para organizar un grupo solidario que de verdad desee protegerse y de paso signifique un recurso de ayuda para otras mujeres. Es obvio que esta organización no contempla ninguna aspiración política ni partidista; el objetivo único y esencial es proteger a la mujer. Asimismo, este trabajo no pretende resolver ningún problema nacional, solo intenta sugerir algunas ideas que puedan servir como base de una digna organización, es mucho mejor que pasarnos en la queja perpetua todo el tiempo.  Es imperativo defender y proteger a la mujer; simplemente es el 50% de uno mismo.   REFERENCIAS: 1.- Antonio G. Trejo.  El Auge de la Misoginia.  Ruiz Healy Times. Abril 30, 2016. 2.- Anónimo. The cost of oppressing women. The Economist. Septiembre 11, 2021 3.- Anónimo. Why nations that fail women fail. The Economist. Septiembre 11, 2021.  Correo electrónico: [email protected]                                                                                                                                                                     " ["post_title"]=> string(19) "CONTRA la MISOGINIA" ["post_excerpt"]=> string(220) "Este artículo es la continuación de El Auge de la Misoginia, publicado el 30 de abril del 2016. Obviamente contiene información actualizada y un esbozo de proyecto enfocado en combatir la misoginia en nuestro país. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "contra-la-misoginia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-13 14:04:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-13 19:04:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74532" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17656 (24) { ["ID"]=> int(74611) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content"]=> string(6929) "El presidente Andrés Manuel López Obrador  volvió a contagiarse de Covid-19 durante la larga pandemia que cumple su segundo año de azotar al mundo. Durante la conferencia mañanera del pasado lunes 10 de enero, el primer mandatario manifestaba síntomas de la nueva variante Ómicron; se notaba su ronquera al hablar. Ese mismo día a las 18:05 confirmó en un mensaje de Twitter que había salido positivo, señaló que estaba aislado y que al parecer los síntomas eran leves. En contraste con el mensaje presidencial donde se retomaron algunas recomendaciones para la población como aislarse si se presentaban síntomas parecidos a la gripe común, asumiendo que se trataba de un contagio por coronavirus, el presidente no se resguardó ante lo que posteriormente seria confirmado como un caso más en los contagios masivos del presente año. La mañana del 11 de enero AMLO apareció en un breve mensaje de video tomándose así mismo la oxigenación y la temperatura con rangos normales, aseguró sentir como una gripa, por lo que puede seguir trabajando aislado y con ánimo. Finalmente, volvió a retomar sus conferencias matutinas el 17 de enero. La cuarta ola de contagios en el país, ahora por la variante Ómicron, es mucho más intensa, aunque al parecer con menor gravedad y letalidad que la provocada por la variante Delta. Sugerencias de evitar ir a trabajar si se presentan síntomas, cuidar los niveles de oxigenación, y llamar a los números de emergencia si la enfermedad se agrava, son recetas que nadie hubiera imaginado hace un año, antes de la vacunación, durante la segunda ola de contagios que saturaban los hospitales, provocaban escasez de oxígeno, permitiendo su lucro y la terrible mortalidad de las familias mexicanas. Aún en los inicios de esta cuarta oleada, el escenario no es menos complicado debido a la posibilidad de que existan muchos contagios que vuelvan a saturar los hospitales, o puedan interrumpir las cadenas productivas, tan diezmadas por la prolongada e inmisericorde pandemia. A la velocidad actual de contagios, la mitad de la población mexicana podría haberse infectado en semanas. En ese contexto de emergencia mundial sanitaria la estrella del tenis mundial, Novak Djokovic, protagonizaba un escándalo más al ser una de las figuras deportivas declarada abiertamente antivacunas, por lo que para su participación en el tradicional abierto de Australia debió recibir una exención medica del organismo australiano de tenis. Sin embargo a su llegada al país oceánico las autoridades  confinaron al deportista en su hotel,  le retiraron la visa de trabajo, mientras se estudiaba su caso, pues en primera instancia se dijo que no había acreditado un esquema de vacunación completo como se exige a todo extranjero que ingresa al país.  Luego de un fallo legal que daba mayor peso a minucias de procedimiento, un juez le regresó la visa para poder participar en el tradicional abierto de tenis. La opinión pública mundial manifestó su descontento al privilegiar los intereses económicos del torneo deportivo por encima de las férreas políticas sanitarias que el país mantiene  para sus ciudadanos y muchos extranjeros que visitan o trabajan en su interior.  El caso Djokovich planteó una amplia discusión sobre si deben existir ciudadanos de primera y de segunda en medio de una ola de contagio por la variante Ómicron que golpea sin distinción a la humanidad. Finalmente, el tribunal federal austriaco resolvió cancelar la visa del tenista número uno a nivel mundial, por lo que no podrá participar en el Abierto de Australia.   El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener al vacunar al mayor número de pobladores posible para evitar los contagios y sus terribles consecuencias mortales y económicas. Si bien el deseo de cada individuo de recibir o no la vacuna debe ser respetado, dicha libertad individual debe ser coartada cuando exista la posibilidad de ser un portador del virus que puede provocar la muerte en amplios sectores de la población inmunodeprimida, o en los casos extremos de ciudadanos que no han tenido acceso a ninguna dosis del biológico debido al acaparamiento demencial de los países ricos. Como se demuestra en el caso del tenista serbio, las figuras antivacunas y mediáticas son poco proclives a aceptar las restricciones de los diferentes estados y ciudades que dictan medidas preventivas para las personas no vacunadas. La libre decisión de Djokovic de no recibir vacuna es su derecho personal, siempre y cuando se quede aislado en su casa en un acto de responsabilidad ante una pandemia que ya nadie puede negar. No obstante, a pesar de que se informó que el tenista serbio había estado contagiado y con síntomas leves, no dejó de acudir a eventos públicos y reuniones sin las menores medidas de seguridad y con la irresponsabilidad de haber contagiado a muchos de los asistentes. En lo que sí existe una distinción entre los contagiados y vacunados es en la calidad de los tratamientos médicos a los que pueden acceder. Si el tenista serbio requiriera de auxilio médico y hospitalización, sus posibilidades de sobrevivir a una enfermedad grave son muy altas. Lo mismo ocurre para los mandatarios como el expresidente estadounidense Donald Trump, así como para el presidente López Obrador y muchos otros mandatarios que se han contagiado a lo largo de esta trágica pandemia. Aquellos privilegios médicos de los que pueden gozar las cúpulas empresariales, los mandatarios y muchos deportistas de elite mundial no serán nunca accesibles para los ciudadanos comunes, que pudieron infectarse por acudir a algún evento de Djokovic o los reporteros que acuden a las conferencias mañaneras del presidente AMLO. Por lo general, un infectado con enfermedad agravada por Covid-19 es sinónimo de enfrentar un viacrucis interminable. Solamente la solidaridad de todos los ciudadanos, sin distinción de clases, la hermandad de países y el acceso equitativo del biológico sin distinciones, permitirán que la pandemia se pueda ir controlando. Los gobiernos deben garantizar que los mensajes de prevención lleguen de forma correcta, combatir la infodemia de los movimientos antivacunas, pero sobre todo, ser coherentes entre las recomendaciones que realizan, con la actitud personal de sus figuras políticas más importantes." ["post_title"]=> string(34) "AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron" ["post_excerpt"]=> string(186) "El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a la decisión de vacunarse para evitar contagiar a los demás. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "amlo-novak-djokovic-y-el-omicron" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "56cb84ad6d5d4177c3ff1a57b527126d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron

El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a...

enero 17, 2022

CONTRA la MISOGINIA

Este artículo es la continuación de El Auge de la Misoginia, publicado el 30 de abril del 2016. Obviamente contiene información actualizada...

enero 13, 2022




Más de categoría

BLOOMBERG PHILANTHROPIES ANUNCIA A LAS  15 CIUDADES GANADORAS DEL GLOBAL MAYORS CHALLENGE

Bloomberg Philanthropies promovió la competencia Global Mayors Challenge donde participaron 640 ciudades de todo el mundo y de las...

enero 25, 2022

Cateterismos de rutina; Agua para algunos (y más cara para otros); #UnAcosadorAlParecerSiSeráEmbajador, y TikTokers en Movimiento Ciudadano

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 25, 2022
El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué...

enero 24, 2022

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022