Entre el desconocimiento, la incredulidad, la indiferencia y el pánico, los pueblos indígenas enfrentan al Covid-19

El domingo pasado, se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto). Este año, la fecha toma una relevancia mayor derivado de la pandemia que ha afectado al mundo entero y a que los...

11 de agosto, 2020

El domingo pasado, se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto). Este año, la fecha toma una relevancia mayor derivado de la pandemia que ha afectado al mundo entero y a que los grupos vulnerables, entre los que se encuentran los indígenas, están padeciendo de sobremanera sus efectos. En México 25 millones de personas se reconocen como indígenas y de ellos, alrededor de 7 millones 300 mil personas son hablantes de una de las 68 lenguas indígenas.1 De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, dicha cifra representa el 6.5% del total de la población nacional, de las cuales 51.3% son mujeres y el restante 48.7 son hombres.2

El COVID-19 no hace distinciones y ataca por igual, es por eso que cerca de 45 millones de indígenas alrededor de América Latina pertenecientes a 800 pueblos están en riesgo de ser contagiados y ser aún más vulnerables.3 Es por ello, que diversas organizaciones han solicitado a los gobiernos latinoamericanos proteger y garantizar sus derechos

Las condiciones de la mayoría de los pueblos indígenas han sido de precariedad e inequidad; sin embargo, los efectos a causa de la pandemia han acrecentado la crisis sanitaria y económica, marcando aún más las desigualdades, así como su exclusión social en América Latina. Ahora no solo enfrentan el racismo y discriminación, sino que están afrontando la pandemia en condiciones de precariedad por parte de los servicios de salud.

A medida que evoluciona la pandemia del COVID-19, existen factores que ponen en desventaja a los pueblos indígenas, como es su posición dentro del mercado laboral, la elevada proporción de población pobre y personas con problemas de salud, su acceso limitado a servicios públicos, incluidos salud, agua y saneamiento.

Es por eso que derivado de la falta de acciones por parte del gobierno, algunos pueblos y comunidades indígenas han tomado la iniciativa, estableciendo medidas para poder proteger a su gente. Desarrollando protocolos, redes de apoyo y acciones para garantizar el suministro de alimentos. Existen casos en que incluso antes de que los gobiernos declararan los cierres, comunidades indígenas cerraron el acceso a sus territorios con la finalidad de detener la propagación del COVID-19.

Por ejemplo, algunas comunidades en el ejercicio de su autodeterminación están ejerciendo el control territorial de forma autónoma, como el caso de la Meseta Purépecha y la declaración de la alerta roja y cierre total de los caracoles zapatistas (Chiapas). Por otro lado, los pueblos de Chiquitanía (Bolivia) y Rapa Nui (Isla de Pascua en Chile) están colaborando con sus gobiernos locales, la policía y/o ejército para tomar medidas.4




Otro punto a destacar es que los gobiernos no han tomado acciones suficientes para detener a empresas de las industrias de extracción y/o del sector primario, permitiendo propagar el virus a los indígenas, habitantes de las comunidades y zonas rurales. Lo peor es que algunos gobiernos latinoamericanos han declarado ciertas actividades como esenciales que ponen en riesgo a los indígenas.

Por lo tanto es necesario tomar acciones concisas a favor de estos pueblos, donde se mejore el acceso a los servicios de salud, se reconozcan y ejerzan sus derechos, se realicen evaluaciones de las repercusiones económicas causadas por esta pandemia, se formulen medidas de apoyo dirigidas a este sector, que los gobiernos apoyen las medidas de prevención adoptadas por los propios pueblos indígenas, que se continúe difundiendo información relevante sobre la pandemia en las diversas lenguas indígenas. Por último, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura recomienda a los diversos gobiernos que se incluya la voz indígena en los comités o instituciones que están tomando acciones en respuesta a la pandemia del COVID-19. 5

1 https://www.inali.gob.mx/es/comunicados/701-2019-02-08-15-22-50.html
2 Encuesta Intercensal 2015. Son consideradas personas de 3 años y más de edad que hablan alguna lengua indígena. https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2016/indigenas2016_0.pdf
3https://views-voices.oxfam.org.uk/2020/08/averting-a-coronavirus-induced-ethnocide-in-latin-america/
4 https://www.clacso.org/medidas-por-el-covid-19-y-pueblos-indigenas-en-america-latina/
5 http://www.fao.org/indigenous-peoples/covid-19/es/
Comentarios
object(WP_Query)#17710 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27100) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-03-2021" ["before"]=> string(10) "16-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27100) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-03-2021" ["before"]=> string(10) "16-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17651 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17642 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17639 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-03-2021" ["before"]=> string(10) "16-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27100) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17678 (24) { ["ID"]=> int(62896) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-23 10:35:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-23 15:35:15" ["post_content"]=> string(6771) " Decía Napoleón que no se puede vencer a un enemigo si no se le infunde miedo; solo vencemos sobre quien nos teme y, en sentido contrario, siempre somos susceptibles de ser derrotados, sobre todo por nuestros temores. Las vacunas que entre aciertos y errores van extendiéndose sobre la población nos ofrecen un peculiar espectáculo que no puede pasar desapercibido. Se trata del fenómeno de la esperanza y cómo es que afecta a la convivencia en las sociedades. La pandemia no está domada, está lejos todavía de serlo, pero la necesidad acicatea y nos obliga a ir tomando decisiones, ocupando espacios y a reconstruir nuestra vida en la medida de lo posible, la idea de que nuestros adultos mayores están saliendo de peligro también contribuye a pensar que el final de este horrendo periodo ya está cerca. Pero seamos sinceros, volver a las calles, descuidar las medidas preventivas es producto  de esta confianza y el fruto más cruel de la esperanza. Ello solo hará que la solución se aleje y que paguemos un costo más alto en enfermos, sujetos a consecuencias que nadie puede prever con precisión todavía y sobre todo, muertes. La confianza es un acto humano inscrito en lo más profundo de su naturaleza, tenemos que guardar confianza y esperanza, de lo contrario nos quedaríamos inmóviles; pensamos que el mañana llegará y que será mejor, nos enseñaron que lo que alguien se propone puede cumplirlo e incluso, pensamos en ese sentido no solo como individuos sino también como especie. Julio Verne decía que lo que un hombre sueña otro lo puede realizar y ese es el sentido del progreso humano. Por eso, comerciar con la esperanza es también uno de los trucos más viejos que se conoce en el haber de la sagacidad y la mendacidad humanas. No soy especialista en el tema y no me permitiré hablar sobre la calidad de las vacunas o si el gobierno federal y los locales lo están haciendo bien; ese es su problema y la evaluación de los resultados se hace de manera constante dejándonos a todos un residuo de desazón que está golpeando con fuerza la credibilidad y la efectividad del control epidemiológico. Quiero hablar de nosotros, de los ciudadanos que llevamos a nuestros padres y a nuestros abuelos a que les sea administrada la vacuna; de la manera en que esto nos permite confiar en que habrá menos muertes y menos focos de contagio. Y también cabe preguntarnos cuándo es que serán vacunados los niños para poder reabrir las escuelas (parecería del más elemental sentido común que las instalaciones educativas no abran sus puertas sino hasta que los niños sean vacunados, ya se sabe lo complicado y casi imposible que sería controlar las medidas dentro de las escuelas); cuándo el personal médico público y privado habrá sido inoculado en su totalidad; cuáles son las mecánicas de la vacunación y cuál es su calendario; y cuándo podremos descansar, al menos en parte, de esta pesadilla. En el auditorio del Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM, en Ciudad Universitaria hay un mural que retrata la lucha obrera frente a los excesos del capital; la iconografía del capitalista venal y criminal y de los fuertes y hermosos obreros, al estilo del realismo soviético impresionan, sin duda, al visitante; pero si se mira al detalle, encontramos en la parte baja, derecha para quien lo mira de frente, un enunciado que suele omitirse frente a la grandeza de las imágenes: “sin programa revolucionario no hay revolución” dice una pancarta sostenida por un obrero. Parte de nuestra lesionada confianza radica en que no podemos dialogar con seriedad respecto de la pandemia, porque no estamos encontrando ni la serenidad ni la veracidad en nuestro interlocutor oficial; el espectáculo de la vacunación, los heroicos aviones que la transportan y el madrugador equipo presidencial no son suficientes. Lo que necesitamos es saber el rumbo que van a tomar las cosas y lo mismo sucede con los demás aspectos de la vida nacional. Somos un pueblo irredento, siempre dispuesto a creer, siempre abierto al sacrificio que haga falta, pero lo que una sociedad no puede soportar, ya lo decía Maquiavelo, es el desorden, la ausencia de programa, la ignorancia de la meta. No tenemos tiempo y no queremos abandonar nuestra esperanza, haremos cualquier cosa por sostenerla y aferrarnos a ella, eso es lo que hacen los desesperados y también los que ya han perdido demasiado; para hacerlo la sociedad está ocupando espacios y todos somos testigos cómo han seguido, desde el inicio de la pandemia, las organizaciones de productores, distribuidores y consumidores en el ramo que mejor conozco: el de la cultura donde ya nadie espera apoyo ni protección y los libreros independientes se asocian con promotores de lectura, editores y lectores para sacar adelante la industria –mire usted el circulo virtuoso creado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Red de Librerías independientes–. Y también atestiguamos desde la sociedad la aparición de actores políticos y efectivos movilizadores sociales que se mueven sin organizaciones formales sino a través de la inmediatez de las redes sociales y los medios electrónicos. La defensa de las mujeres frente a la violencia es un buen ejemplo y también la marea de opinión político electoral que a través de las cadenas comunicativas y de los ciudadanos que producen sus propios contenidos, van mostrando la obsolescencia y torpeza de las campañas tradicionales que apuestan por la desesperación y por el desánimo de no saber cuál de las opciones que hemos tomado sea la peor. Digámoslo de una vez, no hay mejor vacuna que la que uno pueda obtener, no hay peor vacuna que la que no se nos administra. Entremos con orden y confianza al proceso de vacunación, no perdamos la esperanza en que una vez más, como siempre y como parece estar inscrito en nuestra genética cultural, sabremos salir adelante. @cesarbc70 cesarcallejas.me" ["post_title"]=> string(36) "Las vacunas y el síndrome del miedo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "las-vacunas-y-el-sindrome-del-miedo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 09:05:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 14:05:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=62896" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17603 (24) { ["ID"]=> int(64139) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-15 14:23:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-15 19:23:42" ["post_content"]=> string(2522) "El sur del estado de Nuevo León actualmente sigue enfrentando una problemática de sequía. Por ello el Congreso aprobó un exhorto dirigido al Gobierno Federal, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, (SADER) y al organismo de Agua y Drenaje de Monterrey.  La semana pasada, debido a la ola de calor los municipios más afectados por la sequía y falta de granos son Doctor Arroyo, Aramberri, Mier y Noriega y Galeana. Los municipios de Nuevo León han sido objeto del olvido de las autoridades: falta del suministro de agua para el consumo humano así como para los animales, asistencia médica por lo tanto la falta de productos del campo.  A casi un año, recuerdo que el 30 de abril del 2020, publiqué en esta columna un artículo sobre la temática titulado La sequía en Dr. Arroyo, Nuevo León, en el que menciono la gravedad crónica de los municipios de Nuevo León; sin embargo, la solución no ha llegado a sus habitantes. Aunado con el problema de la pandemia COVID-19, pérdida de ganado, daño de 50 mil hectáreas de diferentes cultivos,  pérdida de vidas humanas y de salud. ¡Presidente Andrés Manuel Obrador, es urgente atender las necesidades básicas  de los municipios rurales que permanecen en el olvido! Referencia: Murillo Garza, Angélica (30 de abril 2020). La sequía en Dr. Arroyo, Nuevo León. Recuperado de  https://ruizhealytimes.com/angelica-murillo/la-sequia-en-dr-arroyo-nuevo-leon/    Contacto: @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(32) "Sequía en el Sur de Nuevo León" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "sequia-en-el-sur-de-nuevo-leon" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-15 14:24:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-15 19:24:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64139" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17678 (24) { ["ID"]=> int(62896) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-23 10:35:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-23 15:35:15" ["post_content"]=> string(6771) " Decía Napoleón que no se puede vencer a un enemigo si no se le infunde miedo; solo vencemos sobre quien nos teme y, en sentido contrario, siempre somos susceptibles de ser derrotados, sobre todo por nuestros temores. Las vacunas que entre aciertos y errores van extendiéndose sobre la población nos ofrecen un peculiar espectáculo que no puede pasar desapercibido. Se trata del fenómeno de la esperanza y cómo es que afecta a la convivencia en las sociedades. La pandemia no está domada, está lejos todavía de serlo, pero la necesidad acicatea y nos obliga a ir tomando decisiones, ocupando espacios y a reconstruir nuestra vida en la medida de lo posible, la idea de que nuestros adultos mayores están saliendo de peligro también contribuye a pensar que el final de este horrendo periodo ya está cerca. Pero seamos sinceros, volver a las calles, descuidar las medidas preventivas es producto  de esta confianza y el fruto más cruel de la esperanza. Ello solo hará que la solución se aleje y que paguemos un costo más alto en enfermos, sujetos a consecuencias que nadie puede prever con precisión todavía y sobre todo, muertes. La confianza es un acto humano inscrito en lo más profundo de su naturaleza, tenemos que guardar confianza y esperanza, de lo contrario nos quedaríamos inmóviles; pensamos que el mañana llegará y que será mejor, nos enseñaron que lo que alguien se propone puede cumplirlo e incluso, pensamos en ese sentido no solo como individuos sino también como especie. Julio Verne decía que lo que un hombre sueña otro lo puede realizar y ese es el sentido del progreso humano. Por eso, comerciar con la esperanza es también uno de los trucos más viejos que se conoce en el haber de la sagacidad y la mendacidad humanas. No soy especialista en el tema y no me permitiré hablar sobre la calidad de las vacunas o si el gobierno federal y los locales lo están haciendo bien; ese es su problema y la evaluación de los resultados se hace de manera constante dejándonos a todos un residuo de desazón que está golpeando con fuerza la credibilidad y la efectividad del control epidemiológico. Quiero hablar de nosotros, de los ciudadanos que llevamos a nuestros padres y a nuestros abuelos a que les sea administrada la vacuna; de la manera en que esto nos permite confiar en que habrá menos muertes y menos focos de contagio. Y también cabe preguntarnos cuándo es que serán vacunados los niños para poder reabrir las escuelas (parecería del más elemental sentido común que las instalaciones educativas no abran sus puertas sino hasta que los niños sean vacunados, ya se sabe lo complicado y casi imposible que sería controlar las medidas dentro de las escuelas); cuándo el personal médico público y privado habrá sido inoculado en su totalidad; cuáles son las mecánicas de la vacunación y cuál es su calendario; y cuándo podremos descansar, al menos en parte, de esta pesadilla. En el auditorio del Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM, en Ciudad Universitaria hay un mural que retrata la lucha obrera frente a los excesos del capital; la iconografía del capitalista venal y criminal y de los fuertes y hermosos obreros, al estilo del realismo soviético impresionan, sin duda, al visitante; pero si se mira al detalle, encontramos en la parte baja, derecha para quien lo mira de frente, un enunciado que suele omitirse frente a la grandeza de las imágenes: “sin programa revolucionario no hay revolución” dice una pancarta sostenida por un obrero. Parte de nuestra lesionada confianza radica en que no podemos dialogar con seriedad respecto de la pandemia, porque no estamos encontrando ni la serenidad ni la veracidad en nuestro interlocutor oficial; el espectáculo de la vacunación, los heroicos aviones que la transportan y el madrugador equipo presidencial no son suficientes. Lo que necesitamos es saber el rumbo que van a tomar las cosas y lo mismo sucede con los demás aspectos de la vida nacional. Somos un pueblo irredento, siempre dispuesto a creer, siempre abierto al sacrificio que haga falta, pero lo que una sociedad no puede soportar, ya lo decía Maquiavelo, es el desorden, la ausencia de programa, la ignorancia de la meta. No tenemos tiempo y no queremos abandonar nuestra esperanza, haremos cualquier cosa por sostenerla y aferrarnos a ella, eso es lo que hacen los desesperados y también los que ya han perdido demasiado; para hacerlo la sociedad está ocupando espacios y todos somos testigos cómo han seguido, desde el inicio de la pandemia, las organizaciones de productores, distribuidores y consumidores en el ramo que mejor conozco: el de la cultura donde ya nadie espera apoyo ni protección y los libreros independientes se asocian con promotores de lectura, editores y lectores para sacar adelante la industria –mire usted el circulo virtuoso creado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Red de Librerías independientes–. Y también atestiguamos desde la sociedad la aparición de actores políticos y efectivos movilizadores sociales que se mueven sin organizaciones formales sino a través de la inmediatez de las redes sociales y los medios electrónicos. La defensa de las mujeres frente a la violencia es un buen ejemplo y también la marea de opinión político electoral que a través de las cadenas comunicativas y de los ciudadanos que producen sus propios contenidos, van mostrando la obsolescencia y torpeza de las campañas tradicionales que apuestan por la desesperación y por el desánimo de no saber cuál de las opciones que hemos tomado sea la peor. Digámoslo de una vez, no hay mejor vacuna que la que uno pueda obtener, no hay peor vacuna que la que no se nos administra. Entremos con orden y confianza al proceso de vacunación, no perdamos la esperanza en que una vez más, como siempre y como parece estar inscrito en nuestra genética cultural, sabremos salir adelante. @cesarbc70 cesarcallejas.me" ["post_title"]=> string(36) "Las vacunas y el síndrome del miedo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "las-vacunas-y-el-sindrome-del-miedo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 09:05:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 14:05:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=62896" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "16b02850996076bceca702d00b53b959" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las vacunas y el síndrome del miedo

Decía Napoleón que no se puede vencer a un enemigo si no se le infunde miedo; solo vencemos sobre quien nos teme...

marzo 23, 2021
Sequía en el Sur de Nuevo León

Sequía en el Sur de Nuevo León

El sur del estado de Nuevo León actualmente sigue enfrentando una problemática de sequía. Por ello el Congreso aprobó un exhorto dirigido...

abril 15, 2021




Más de categoría
Sequía en el Sur de Nuevo León

Sequía en el Sur de Nuevo León

El sur del estado de Nuevo León actualmente sigue enfrentando una problemática de sequía. Por ello el Congreso aprobó...

abril 15, 2021

De Frente Y Claro | PADRÓN NACIONAL DE USUARIOS DE TELEFONíA MÓVIL, OCURRENCIA REAL

El 17 de diciembre del 2020, en este espacio toqué el tema de la nueva ocurrencia de esta nefasta...

abril 15, 2021

Cuidado infantil universal

El impacto de la pandemia del covid-19 ha sido significativo en todos los países, pero con efectos diferenciados por...

abril 15, 2021

Asonadas mexicanas

El Ejército mexicano, vía el Estado Mayor Presidencial,  estuvo indirectamente relacionado en los hechos de la matanza a estudiantes...

abril 14, 2021