Entre el desconocimiento, la incredulidad, la indiferencia y el pánico, los pueblos indígenas enfrentan al Covid-19

El domingo pasado, se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto). Este año, la fecha toma una relevancia mayor derivado de la pandemia que ha afectado al mundo entero y a que los...

11 de agosto, 2020

El domingo pasado, se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto). Este año, la fecha toma una relevancia mayor derivado de la pandemia que ha afectado al mundo entero y a que los grupos vulnerables, entre los que se encuentran los indígenas, están padeciendo de sobremanera sus efectos. En México 25 millones de personas se reconocen como indígenas y de ellos, alrededor de 7 millones 300 mil personas son hablantes de una de las 68 lenguas indígenas.1 De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, dicha cifra representa el 6.5% del total de la población nacional, de las cuales 51.3% son mujeres y el restante 48.7 son hombres.2

El COVID-19 no hace distinciones y ataca por igual, es por eso que cerca de 45 millones de indígenas alrededor de América Latina pertenecientes a 800 pueblos están en riesgo de ser contagiados y ser aún más vulnerables.3 Es por ello, que diversas organizaciones han solicitado a los gobiernos latinoamericanos proteger y garantizar sus derechos

Las condiciones de la mayoría de los pueblos indígenas han sido de precariedad e inequidad; sin embargo, los efectos a causa de la pandemia han acrecentado la crisis sanitaria y económica, marcando aún más las desigualdades, así como su exclusión social en América Latina. Ahora no solo enfrentan el racismo y discriminación, sino que están afrontando la pandemia en condiciones de precariedad por parte de los servicios de salud.

A medida que evoluciona la pandemia del COVID-19, existen factores que ponen en desventaja a los pueblos indígenas, como es su posición dentro del mercado laboral, la elevada proporción de población pobre y personas con problemas de salud, su acceso limitado a servicios públicos, incluidos salud, agua y saneamiento.

Es por eso que derivado de la falta de acciones por parte del gobierno, algunos pueblos y comunidades indígenas han tomado la iniciativa, estableciendo medidas para poder proteger a su gente. Desarrollando protocolos, redes de apoyo y acciones para garantizar el suministro de alimentos. Existen casos en que incluso antes de que los gobiernos declararan los cierres, comunidades indígenas cerraron el acceso a sus territorios con la finalidad de detener la propagación del COVID-19.

Por ejemplo, algunas comunidades en el ejercicio de su autodeterminación están ejerciendo el control territorial de forma autónoma, como el caso de la Meseta Purépecha y la declaración de la alerta roja y cierre total de los caracoles zapatistas (Chiapas). Por otro lado, los pueblos de Chiquitanía (Bolivia) y Rapa Nui (Isla de Pascua en Chile) están colaborando con sus gobiernos locales, la policía y/o ejército para tomar medidas.4

Otro punto a destacar es que los gobiernos no han tomado acciones suficientes para detener a empresas de las industrias de extracción y/o del sector primario, permitiendo propagar el virus a los indígenas, habitantes de las comunidades y zonas rurales. Lo peor es que algunos gobiernos latinoamericanos han declarado ciertas actividades como esenciales que ponen en riesgo a los indígenas.

Por lo tanto es necesario tomar acciones concisas a favor de estos pueblos, donde se mejore el acceso a los servicios de salud, se reconozcan y ejerzan sus derechos, se realicen evaluaciones de las repercusiones económicas causadas por esta pandemia, se formulen medidas de apoyo dirigidas a este sector, que los gobiernos apoyen las medidas de prevención adoptadas por los propios pueblos indígenas, que se continúe difundiendo información relevante sobre la pandemia en las diversas lenguas indígenas. Por último, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura recomienda a los diversos gobiernos que se incluya la voz indígena en los comités o instituciones que están tomando acciones en respuesta a la pandemia del COVID-19. 5

1 https://www.inali.gob.mx/es/comunicados/701-2019-02-08-15-22-50.html
2 Encuesta Intercensal 2015. Son consideradas personas de 3 años y más de edad que hablan alguna lengua indígena. https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2016/indigenas2016_0.pdf
3https://views-voices.oxfam.org.uk/2020/08/averting-a-coronavirus-induced-ethnocide-in-latin-america/
4 https://www.clacso.org/medidas-por-el-covid-19-y-pueblos-indigenas-en-america-latina/
5 http://www.fao.org/indigenous-peoples/covid-19/es/
Comentarios


object(WP_Query)#17942 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27100) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27100) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17948 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17924 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27100) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17973 (24) { ["ID"]=> int(80228) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-24 09:25:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-24 14:25:15" ["post_content"]=> string(4624) "-There’s only one rule I know of, babies. God damn it, you’ve got to be kind.  Kurt Vonnegut, God Bless You, Mr. Rosewater! ¿Qué reacción tendrían si les contase que, en una de las ciudades más grandes del mundo, una mujer es hallada muerta en una de las principales vías de comunicación, una en donde pasan miles de automóviles al día? Parece una historia digna de alguna película, ¿no? Pues no, esto ocurrió el 21 de junio pasado en plena Ciudad de México. Definitivamente, como cada muerte que ocurre, es un hecho lamentable y que merece investigarse a fondo, especialmente si las causas no están del todo claras.  Sin embargo, lo que me gustaría abordar con este hecho es cómo estamos tan acostumbrados a la muerte y la violencia en esta adolorida ciudad, que hechos como este ya no nos impactan. Me gustaría hacerlo con una situación que le ocurrió a una estimada amiga en su trabajo.  Una de las consecuencias del hecho ocurrido en los carriles centrales del Periférico fue un embotellamiento que duró horas. Muchas personas que estaban en camino al trabajo, llegaron tarde o de plano no llegaron. Mi amiga fue una de las que no pudo llegar. Ante esta situación, hizo algo que parecería sensato: regresó a trabajar desde su casa. Por supuesto, avisó a sus jefes sobre lo que ocurría y la decisión que había tomado. Para su sorpresa, la respuesta que encontró fue la siguiente: “tendrás una falta el día de hoy, porque el trabajo a distancia ya no está permitido”. Otra de las respuesta que obtuvo de sus superiores fue “pido tu ayuda para que, la próxima vez, le avises a Sutano, porque él es el jefe de tu área, y no Perengano”. ¡Vaya prioridades de los gerentes! ¿Esas eran las preocupaciones de los gerentes ante un hecho como este? ¿Esa fue la reacción ante un hecho lamentable como es la muerte de una persona, hecho que afectó indirectamente a más personas? Como dicen en inglés, are you freaking kidding me?  ¿En lugar de, no sé, mostrar un poco de empatía ante lo ocurrido, pensar que cualquiera en esta ciudad está a merced de accidentes y actos de violencia e intentar echarnos la mano entre todos? No, lo que se ganó mi amiga por su decisión sensata fue un regaño por no avisarle al jefe correcto, una falta y un descuento en su próxima quincena. Siendo justos, la empresa no incurrió en algo ilegal, pero sí en algo que podría definirse como inmoral (penalizar a alguien por algo que está fuera de su control). ¿Que acaso eso no lo ha dicho hasta el cansancio el presidente de la república, que lo que debe importarnos lo moral y no lo legal? Para ser tan popular, es claro que sus seguidores en la Ciudad de México poco hacen caso a sus palabras si este es el estado de las cosas en la actualidad.  Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos, de sacar nuestro lado humano. La muerte es algo ya tan común en nuestro país y en nuestra ciudad, que ya no nos hace reflexionar ni empatizar con el otro. Podremos haber superado la pandemia de Covid-19 (palabras del gobierno actual, no mías), pero hay una epidemia que avanza lentamente en el país y esa es la de los corazones de piedra, esos que ya están tan habituados a los cadáveres, que ya no se estremecen ante este tipo de hechos.  Así que, ¿por qué no comenzamos a cambiar esto? ¿Por qué no comenzamos a ver este tipo de cosas como llamados a la acción personal, en donde seamos más humanos, más solidarios? ¿Por qué no, en pocas palabras, recuperamos a nuestra ciudad de las garras filosas de la violencia y la muerte? " ["post_title"]=> string(38) "La epidemia de los corazones de piedra" ["post_excerpt"]=> string(129) "Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos, de sacar nuestro lado humano. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-epidemia-de-los-corazones-de-piedra" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-24 10:13:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-24 15:13:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80228" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17865 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17973 (24) { ["ID"]=> int(80228) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-24 09:25:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-24 14:25:15" ["post_content"]=> string(4624) "-There’s only one rule I know of, babies. God damn it, you’ve got to be kind.  Kurt Vonnegut, God Bless You, Mr. Rosewater! ¿Qué reacción tendrían si les contase que, en una de las ciudades más grandes del mundo, una mujer es hallada muerta en una de las principales vías de comunicación, una en donde pasan miles de automóviles al día? Parece una historia digna de alguna película, ¿no? Pues no, esto ocurrió el 21 de junio pasado en plena Ciudad de México. Definitivamente, como cada muerte que ocurre, es un hecho lamentable y que merece investigarse a fondo, especialmente si las causas no están del todo claras.  Sin embargo, lo que me gustaría abordar con este hecho es cómo estamos tan acostumbrados a la muerte y la violencia en esta adolorida ciudad, que hechos como este ya no nos impactan. Me gustaría hacerlo con una situación que le ocurrió a una estimada amiga en su trabajo.  Una de las consecuencias del hecho ocurrido en los carriles centrales del Periférico fue un embotellamiento que duró horas. Muchas personas que estaban en camino al trabajo, llegaron tarde o de plano no llegaron. Mi amiga fue una de las que no pudo llegar. Ante esta situación, hizo algo que parecería sensato: regresó a trabajar desde su casa. Por supuesto, avisó a sus jefes sobre lo que ocurría y la decisión que había tomado. Para su sorpresa, la respuesta que encontró fue la siguiente: “tendrás una falta el día de hoy, porque el trabajo a distancia ya no está permitido”. Otra de las respuesta que obtuvo de sus superiores fue “pido tu ayuda para que, la próxima vez, le avises a Sutano, porque él es el jefe de tu área, y no Perengano”. ¡Vaya prioridades de los gerentes! ¿Esas eran las preocupaciones de los gerentes ante un hecho como este? ¿Esa fue la reacción ante un hecho lamentable como es la muerte de una persona, hecho que afectó indirectamente a más personas? Como dicen en inglés, are you freaking kidding me?  ¿En lugar de, no sé, mostrar un poco de empatía ante lo ocurrido, pensar que cualquiera en esta ciudad está a merced de accidentes y actos de violencia e intentar echarnos la mano entre todos? No, lo que se ganó mi amiga por su decisión sensata fue un regaño por no avisarle al jefe correcto, una falta y un descuento en su próxima quincena. Siendo justos, la empresa no incurrió en algo ilegal, pero sí en algo que podría definirse como inmoral (penalizar a alguien por algo que está fuera de su control). ¿Que acaso eso no lo ha dicho hasta el cansancio el presidente de la república, que lo que debe importarnos lo moral y no lo legal? Para ser tan popular, es claro que sus seguidores en la Ciudad de México poco hacen caso a sus palabras si este es el estado de las cosas en la actualidad.  Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos, de sacar nuestro lado humano. La muerte es algo ya tan común en nuestro país y en nuestra ciudad, que ya no nos hace reflexionar ni empatizar con el otro. Podremos haber superado la pandemia de Covid-19 (palabras del gobierno actual, no mías), pero hay una epidemia que avanza lentamente en el país y esa es la de los corazones de piedra, esos que ya están tan habituados a los cadáveres, que ya no se estremecen ante este tipo de hechos.  Así que, ¿por qué no comenzamos a cambiar esto? ¿Por qué no comenzamos a ver este tipo de cosas como llamados a la acción personal, en donde seamos más humanos, más solidarios? ¿Por qué no, en pocas palabras, recuperamos a nuestra ciudad de las garras filosas de la violencia y la muerte? " ["post_title"]=> string(38) "La epidemia de los corazones de piedra" ["post_excerpt"]=> string(129) "Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos, de sacar nuestro lado humano. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-epidemia-de-los-corazones-de-piedra" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-24 10:13:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-24 15:13:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80228" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b8ddb4458513a6beaa08945859d5e454" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos, de sacar nuestro...

junio 24, 2022

¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!

Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. 

junio 14, 2022




Más de categoría

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022

En mayo, Puebla sumó cinco meses con mayor tasa de ocupación

El indicador es mejor que el reportado en el mismo mes de 2021 CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – En...

junio 28, 2022
La corrupción en México: un recuento del retroceso

La corrupción en México: un recuento del retroceso

Liliana Alvarado nos comparte los puntos más destacables que señala el informe de Combate a la Corrupción en México...

junio 28, 2022

La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

junio 28, 2022