El triunfo del cotilleo en la prensa

¿Cuál es la razón de que las historias de cotilleo en la prensa sean tan exitosas?

19 de julio, 2022 El triunfo del cotilleo en la prensa

Inmersos en el día a día, tenemos poco tiempo para la reflexión. Dejamos de lado los profundos cambios sistémicos que impactan nuestra vida y determinarán nuestro devenir. Nos solazamos en la coyuntura política, en los dimes y diretes políticos y en la crítica banal. Amantes del cotilleo y la lógica, obliteramos el avance científico; la amenaza climática; los nuevos equilibrios de poder en el mundo y, por ende, el riesgo de una larga era de guerras y estancamiento económico; el resquebrajamiento de la cosmogonía que fracturó el consenso sobre la visión común del mundo: dejamos de compartir creencias y valores, por lo cual nos confrontamos y formamos grupos excluyentes en redes sociales para fortalecer la pertenencia a una tribu y sentirnos seguros.

En México también hay temas de gran calado, que al lado de las tendencias globales (científico-tecnológicas, geopolíticas y económicas), darán forma a nuestro futuro inmediato. Y hay estudios y análisis muy relevantes en tópicos como seguridad, salud, educación, economía, pobreza, ecología, migración… pero priman la inmediatez y el culebrón. ¿Cuál es la razón de que las historias de cotilleo sean exitosas? Luego, ¿por qué son tan populares en México las columnas de los diarios, cualquiera que sea su género? Una explicación plausible es porque a los humanos nos conmueve vívidamente lo que mueve a nuestros semejantes: ¿qué piensan y traman? Sus pecados, sus excesos, sus defectos, su irracionalidad. En suma, vende nuestra condición humana.

Un ejemplo, entre muchos casos de la vida política mexicana, son las grabaciones que salieron a la luz sobre el dirigente nacional del PRI. Ríos de tinta corrieron por la prensa escrita sobre temas tan diversos como la perversidad e inmoralidad de tal político hasta la legalidad y licitud de dichos audios. Nuestro personaje, ahora en la oposición, es un hombre diferente. Reprocha a sus adversarios la conducta que él practicaba. Philip Zimbardo, en su obra El efecto Lucifer, explica las causas de estos cambios. La conclusión de su estudio es que la posición, la situación que guarda una persona determina su comportamiento, su conducta. El experimento de la Cárcel de Stanford consistió en simular una prisión en la Universidad de Stanford con alumnos de posgrado.

Los jóvenes que aceptaron participar en el experimento eran estudiantes de posgrado en psicología, psiquiatría y sociología. Todos eran personas correctas, educadas, sin ningún trastorno emocional, de conducta intachable e historial académico de excelencia. Algunos de ellos fueron seleccionados para desempeñar el papel de carcelarios y otros de prisioneros. Con el paso de los días, los guardias de la prisión empezaron a mostrar conductas sádicas con sus compañeros presos, quienes a su vez adoptaban una actitud sumisa y hasta infamante. Los carcelarios infligían castigos crueles a los prisioneros, y éstos poco a poco se envilecían. Unos no soportaron y abandonaron el experimento. En ciertos casos, quienes fungían de presos cambiaron de papel y se convirtieron en guardias. Como habían sufrido humillación, se juraron no hacer lo mismo con sus compañeros. Pero oh sorpresa: con el paso del tiempo se volvían crueles e inhumanos, igual que sus torturadores.

Parece claro que el efecto Lucifer está condicionado por las circunstancias de cada persona. Quien tiene poder asume actitudes prepotentes, abusivas. Siente que es el héroe y que los otros merecen castigo y escarmiento. El humillado termina por aceptar su condición y se torna sumiso. Esta metáfora que explica la conducta humana sirve para comprender la importancia de los contrapesos a los poderes, ya sean de origen público, privado o religioso. El sistema de pesos y contrapesos, la división o segmentación, del poder en Ejecutivo Legislativo y Judicial, así como sistemas anticorrupción y transparencia, se requieren para que en la cosa pública se contenga el efecto Lucifer. Quizá la alegoría sirva a todo tipo de poderes para entender que los carcelarios de ayer pueden ser los presos de hoy. Y mañana los papeles se pueden invertir. La cura a la condición humana es la vía institucional. A ese sistema se le conoce como el Estado de derecho constitucional.

Ahora bien, ¿qué pasa por nuestra cabeza? ¿Qué justifica nuestra conducta? B. M. Tappin y R. T. McKay en The Illusion of Moral Superiority explican cómo nuestro cerebro construye, para nuestro bienestar emocional y físico, un relato en el que somos los héroes, sin importar que sea verídica o falsa la historia. Acomoda los hechos de tal manera que solamente recordamos aquellas cosas que justifican nuestra conducta y el papel de protagonistas bienintencionados, idílicos, tal como dioses del Olimpo. Así, nuestro cerebro narrador minimiza nuestro comportamiento egoísta o cruel y nos dice que nuestra conducta fue adecuada, según las investigaciones de Ryan Carlson, Michel Marechal, et al en https://psyarxiv.com/7ck25/. En The Conversation, Guilana A.L. Mazzoni, Elizabeth F. Loftus, et al, escribieron en “Changing beliefs and memories through dream interpretation” que el cerebro inventa recuerdos que jamás ocurrieron y que los manipula y distorsiona para brindarnos la sensación de control.

Otros estudiosos han llegado a la conclusión de que los recuerdos que más deformamos son los que tienen el papel de explicar y justificar nuestras conductas. Durante toda la vida justificamos lo que hacemos y porqué procedimos de la forma que hicimos y no de otra, de manera que nuestra memoria se convierte en fuente de autojustificación para perdonar nuestros errores y fracasos y poner de relieve lo que nos hace sentir protagonistas, los mejores. Esta forma de proceder, este complejo sistema de autoengaño ha sido causa de miseria, muerte y guerras. Pero conocer estos mecanismos de nuestro cerebro narrador desempeñan un papel fundamental en la ficción, en los relatos periodísticos, en las novelas. Quienes dominan este estilo enganchan a su público y lo convierten en dilecto y hasta adicto de sus publicaciones.  

Estos mecanismos cerebrales explican el éxito del columnismo en México. Muchos textos rozan la perfección. Su estructura es como la de una novela: tiene sentido, sigue la lógica de una trama y su lectura se disfruta. Poco importa el apego total a la verdad. El villano en turno sufre dolor y humillación. Nos indignamos en caso de identificarnos con el personaje que, en el relato, en la columna, fue arrojado del Paraíso y confinado al ostracismo. Y si nos es antipático, gozamos con su flagelación. Cuando hay un héroe ocurre un proceso semejante. La desventaja genérica del columnismo quizá sea que entretiene sin más. En tanto, muchos de los graves problemas de las personas son invisibilizados. Los asuntos trascendentes, que afectan nuestra vida, usualmente no son abordados. Preciso: pocas columnas, las menos, se ocupan de las materias que realmente importan y afectan nuestra vida. Parece un desperdicio de talento que prime el columnismo de cotilleo.

Comentarios


object(WP_Query)#18050 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81182) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81182) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18048 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18024 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81182) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(81018) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-15 09:57:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 14:57:19" ["post_content"]=> string(8855) "Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden fue el más grande éxito alcanzado por mandatario alguno en la historia de nuestro país; bueno, ni siquiera Benito Juárez lo hubiera hecho tan bien. Y, claro, para los que no toleran a López Obrador, ni siquiera López de Santa Anna ni Peña Nieto fueron tan estúpidos y ridículos. ¿Cuál es la verdad? Como suele suceder tratándose de dos hipérboles absurdas, la verdad suele estar en algún lugar cercano al centro. Hemos llegado al punto donde es imposible siquiera hablar. Si yo subrayase, ya sea los puntos destacables o los puntos débiles de esta visita, de inmediato recibiría los insultos tanto de los partidarios como de los detractores de López Obrador. Y es que para los primeros es como un dios, y para los segundos como un demonio. Pero López Obrador no es más que un hombre, un funcionario que encabeza el poder ejecutivo, un servidor público importante, eso sí, porque es jefe de Estado y jefe del gobierno federal; pero no es ni el funcionario más importante ni es un servidor público que esté por encima de cualquier otro. Pensarlo así sería ignorar nuestro sistema constitucional. Pensar así es seguir creyendo en mesías y caudillos. La visita de López Obrador a Biden tiene aspectos favorables, pero también hay algunos que podríamos calificar de desfavorables. Veamos lo bueno, lo malo y lo feo de esta visita. Lo bueno El presidente Obrador es un político hábil y es muy raro que no saque alguna ventaja, incluso cuando yerra. No cabe duda –y hay varias mediciones que lo confirman–, López Obrador goza de alta aprobación y buena estima entre nuestros paisanos en Estados Unidos. En ese sentido, la visita fue un éxito, no solo como un discurso de apoyo irrestricto a los mexicanos de allá, sino también a los ojos de su base dura en México. Se proyectó como un “estadista” –sea lo que eso signifique–, y no solo sus fieles seguidores en México, sino sus simpatizantes en toda Iberoamérica, quedaron convencidos y aplaudiendo. Mientras que a Peña o a Calderón les gritaban “asesino, asesino” en giras internacionales, a López Obrador lo recibieron con un cariño  imposible de minimizar (algunos malintencionados dirán que esas muestras de afecto las organizó Morena). Se acepte o no, fundada o infundadamente, muchos migrantes ven en López Obrador a una especie de “campeón” que es capaz de ir a Washington a dar la cara por ellos, a un amigo que tiene el arrojo de fajarse e ir a sentarse a la oficina oval para exigir al presidente de los Estados Unidos visas de trabajo, mejores condiciones y apoyo para que los migrantes, no solo de México, sino también de América Central, no tengan que abandonar sus lugares de origen. Sin embargo hay que observar la contradicción, por chocante que pueda parecer, y aún a riesgo de que muchos lopezobradoristas se molesten conmigo: seguidores y migrantes podrán pensar que López Obrador es su salvador, pero no hay que pasar por alto la política del gobierno mexicano y el uso de miles de efectivos de la guardia nacional para controlar la migración e impedir que los migrantes crucen a los Estados Unidos. Esta política se implementó desde que Trump la ordenó –perdón que lo diga así, pero así fue–, y desafortunadamente no ha cesado. Si existe un “muro”, el muro se construyó desde México. Lo malo Aunque el presidente López Obrador ya dijo en la conferencia de la mañana que Estados Unidos aceptó sus propuestas, la verdad es que no se alcanzaron grandes acuerdos. “Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México –expresó AMLO en la mañanera– y para Centroamérica; esto se aceptó y se va a aumentar considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos”. Sin embargo, el gobierno americano no ha hecho ningún pronunciamiento en ese sentido. Como la canción de La negra: “a todos diles que sí / pero no les digas cuándo / así me dijiste a mí / por eso vivo penando…”. Lo mismo hay que decir sobre la petición de regularizar a todos los mexicanos indocumentados. Es difícil que eso vaya a suceder. Si de lo que se trataba era de lograr mejores condiciones para los migrantes, tanto en su peregrinar a lo largo de nuestro territorio, como cuando están del otro lado, creo que los alcances son nulos, y en ese sentido, la visita no rindió ningún resultado. Lo feo Hay varios puntos que resultaron poco afortunados. Me voy a referir a tres: el asunto de Assange, la cuestión de la gasolina barata y la invitación a Biden de sumarse a la “Transformación” y combatir el conservadurismo. No sé por qué López Obrador no le restregó en la cara a Biden el tema de Julian Assange ni lo amenazó con buscar el desmantelamiento de la estatua de la libertad. Aquí en sus mañaneras previas al viaje dijo que lo haría, que lo exigiría, y que si no se lograba, pues entonces tendría que haber una campaña para tirar esa estatua.  Otro punto que rayó en lo grotesco fue el ofrecimiento de gasolina barata en la frontera, para los americanos, más si tenemos en consideración que la gasolina no sube de precio en México porque está subsidiada, no con dinero de morenistas abnegados, sino con el dinero de los mexicanos. Es como decir: amigos americanos, les ofrezco gasolina barata y subsidiada, al fin que los pinches contribuyentes de mi país la pagan. Ha dicho muchas veces Obrador que eso de “quedar bien con sombrero ajeno” es perverso. Lo decía a propósito de las asociaciones civiles, que gestionaban dinero público y realizaban todo tipo de acciones. El presidente López Obrador quiere quedar bien con los americanos a través del esfuerzo durísimo que están realizando los mexicanos para cumplir sus obligaciones fiscales a pesar de la crisis económica –no me refiero a las grandes empresas que gozaban de injustos privilegios fiscales, que ellas paguen, sino a los millones de mexicanos, pequeños y microempresarios que verdaderamente la sufren todos los días para llegar tablas a fin de mes–. Sobre la “gasolina para el bienestar… de los americanos” (estoy usando el sarcasmo), parece que Biden ni siquiera consideró la propuesta, pues salió corriendo a Arabia Saudita a tratar ese tema con mayor seriedad. Hay que reconocer que López Obrador no tuvo empacho en invitar a Biden a sumarse a la “transformación”. Biden es demócrata, que es el ala centro e izquierda del abanico de la política en Estados Unidos. Él mismo se considera progresista y sus adversarios son los conservadores, es decir, los republicanos. Y no obstante, el presidente mexicano le dijo que la salida a los problemas que aquejan a las dos naciones “no está en el conservadurismo, sino en la transformación”, como si Biden fuera un conservador (Trump es el conservador, no Biden). Pero parece que el presidente americano ya tenía la cabeza en Israel y en Arabia Saudita y no hizo caso a esas palabras. Y para terminar, es justo decir que, desde la perspectiva de los americanos, a Biden no le fue nada bien. Legisladores, tanto republicanos como demócratas, y diversos periodistas criticaron la suavidad, yo diría flema, con la que Biden se condujo. He visto algunas opiniones y algunos programas de televisión de allá, y los críticos de Biden le reprochan que no haya hablado enérgicamente del fentanilo que llega desde México –elaborado, por cierto, con precursores que llegan a nuestros puertos desde China y que por alguna razón ninguna autoridad, civil o militar, detecta–, y mata a cientos de miles de americanos cada año, ni de los cárteles de las drogas que se apropian cada vez más del territorio mexicano ante la política obradorista de no confrontación (hugs, not bullets–abrazos, no balazos), ni de temas económicos sensibles que preocupan a los inversionistas, como las reformas en materia de energía y electricidad que, para muchos, son violatorias del T-MEC. En mi opinión, le fue peor a Biden allá que a López Obrador acá. Échese un clavado por los medios americanos y verá. Lo que pasa es que Biden no se pone a llorar ni a decir que los que lo critican son traidores golpistas." ["post_title"]=> string(70) "Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-la-visita-de-lopez-obrador-a-washington" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-15 10:02:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 15:02:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17955 (24) { ["ID"]=> int(81237) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-20 13:26:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-20 18:26:34" ["post_content"]=> string(1923) "

TEZIUTLÁN, Pue. - Manufactura textil-vestido, promotores de bosques vivientes con especies endémicas, proyectos de bambú y ecoturismo, comerciantes, transportistas, artesanos y locatarios de mercados asistieron a la jornada de atención “Martes Ciudadano” y Feria de Crédito MIPyME.

En la Casa de la Cultura de Teziutlán, productoras de textiles de Hueyapan presentaron sus bordados y solicitaron información con el fin de formar una cooperativa dentro del programa de empresas de alto impacto, mientras que artesanos de madera y comerciantes solicitaron asesoría, al igual que asistentes de las comunidades de Yaonáhuac, Xiutetelco, Chignautla y Pahuatlán.

Procedente del comisariado ejidal de Atoluca, Ana Laura Lourdes Martínez explicó el proyecto de orquideario, farmacia y bosques vivientes con especies endémicas y bromelias, algunas en vías de extinción, como los llamados toritos, que recibirán apoyo y capacitación en registro de marca, calificación de crédito y ventas.

Otro proyecto es el de Ana Yuri Rodríguez Murrieta, de la empresa familiar bambú sal, quien invitó a la secretaria a conocer los bosques de bambú en San Juan Acateno, parte de una producción sustentable, pues estos absorben 12 toneladas por hectárea de bióxido de carbono. Detalló que hay bambú para construcción, brotes comestibles y fibras de uso textil.

Además de atender a las y los emprendedores en el “Martes Ciudadano”, la secretaria de Economía, Olivia Salomón, también se reunió con el presidente municipal, Carlos Peredo, la diputada local, Karla Martínez e industriales del sector textil-confección para sumarse al clúster, además de empresarios a los que convocó a hacer propia la marca “Tienes Ganas de Puebla”.

" ["post_title"]=> string(66) "Textiles, bosques vivientes y ecoturismo en “Martes Ciudadano”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "textiles-bosques-vivientes-y-ecoturismo-en-martes-ciudadano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-20 13:26:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-20 18:26:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81237" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(81018) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-15 09:57:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 14:57:19" ["post_content"]=> string(8855) "Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden fue el más grande éxito alcanzado por mandatario alguno en la historia de nuestro país; bueno, ni siquiera Benito Juárez lo hubiera hecho tan bien. Y, claro, para los que no toleran a López Obrador, ni siquiera López de Santa Anna ni Peña Nieto fueron tan estúpidos y ridículos. ¿Cuál es la verdad? Como suele suceder tratándose de dos hipérboles absurdas, la verdad suele estar en algún lugar cercano al centro. Hemos llegado al punto donde es imposible siquiera hablar. Si yo subrayase, ya sea los puntos destacables o los puntos débiles de esta visita, de inmediato recibiría los insultos tanto de los partidarios como de los detractores de López Obrador. Y es que para los primeros es como un dios, y para los segundos como un demonio. Pero López Obrador no es más que un hombre, un funcionario que encabeza el poder ejecutivo, un servidor público importante, eso sí, porque es jefe de Estado y jefe del gobierno federal; pero no es ni el funcionario más importante ni es un servidor público que esté por encima de cualquier otro. Pensarlo así sería ignorar nuestro sistema constitucional. Pensar así es seguir creyendo en mesías y caudillos. La visita de López Obrador a Biden tiene aspectos favorables, pero también hay algunos que podríamos calificar de desfavorables. Veamos lo bueno, lo malo y lo feo de esta visita. Lo bueno El presidente Obrador es un político hábil y es muy raro que no saque alguna ventaja, incluso cuando yerra. No cabe duda –y hay varias mediciones que lo confirman–, López Obrador goza de alta aprobación y buena estima entre nuestros paisanos en Estados Unidos. En ese sentido, la visita fue un éxito, no solo como un discurso de apoyo irrestricto a los mexicanos de allá, sino también a los ojos de su base dura en México. Se proyectó como un “estadista” –sea lo que eso signifique–, y no solo sus fieles seguidores en México, sino sus simpatizantes en toda Iberoamérica, quedaron convencidos y aplaudiendo. Mientras que a Peña o a Calderón les gritaban “asesino, asesino” en giras internacionales, a López Obrador lo recibieron con un cariño  imposible de minimizar (algunos malintencionados dirán que esas muestras de afecto las organizó Morena). Se acepte o no, fundada o infundadamente, muchos migrantes ven en López Obrador a una especie de “campeón” que es capaz de ir a Washington a dar la cara por ellos, a un amigo que tiene el arrojo de fajarse e ir a sentarse a la oficina oval para exigir al presidente de los Estados Unidos visas de trabajo, mejores condiciones y apoyo para que los migrantes, no solo de México, sino también de América Central, no tengan que abandonar sus lugares de origen. Sin embargo hay que observar la contradicción, por chocante que pueda parecer, y aún a riesgo de que muchos lopezobradoristas se molesten conmigo: seguidores y migrantes podrán pensar que López Obrador es su salvador, pero no hay que pasar por alto la política del gobierno mexicano y el uso de miles de efectivos de la guardia nacional para controlar la migración e impedir que los migrantes crucen a los Estados Unidos. Esta política se implementó desde que Trump la ordenó –perdón que lo diga así, pero así fue–, y desafortunadamente no ha cesado. Si existe un “muro”, el muro se construyó desde México. Lo malo Aunque el presidente López Obrador ya dijo en la conferencia de la mañana que Estados Unidos aceptó sus propuestas, la verdad es que no se alcanzaron grandes acuerdos. “Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México –expresó AMLO en la mañanera– y para Centroamérica; esto se aceptó y se va a aumentar considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos”. Sin embargo, el gobierno americano no ha hecho ningún pronunciamiento en ese sentido. Como la canción de La negra: “a todos diles que sí / pero no les digas cuándo / así me dijiste a mí / por eso vivo penando…”. Lo mismo hay que decir sobre la petición de regularizar a todos los mexicanos indocumentados. Es difícil que eso vaya a suceder. Si de lo que se trataba era de lograr mejores condiciones para los migrantes, tanto en su peregrinar a lo largo de nuestro territorio, como cuando están del otro lado, creo que los alcances son nulos, y en ese sentido, la visita no rindió ningún resultado. Lo feo Hay varios puntos que resultaron poco afortunados. Me voy a referir a tres: el asunto de Assange, la cuestión de la gasolina barata y la invitación a Biden de sumarse a la “Transformación” y combatir el conservadurismo. No sé por qué López Obrador no le restregó en la cara a Biden el tema de Julian Assange ni lo amenazó con buscar el desmantelamiento de la estatua de la libertad. Aquí en sus mañaneras previas al viaje dijo que lo haría, que lo exigiría, y que si no se lograba, pues entonces tendría que haber una campaña para tirar esa estatua.  Otro punto que rayó en lo grotesco fue el ofrecimiento de gasolina barata en la frontera, para los americanos, más si tenemos en consideración que la gasolina no sube de precio en México porque está subsidiada, no con dinero de morenistas abnegados, sino con el dinero de los mexicanos. Es como decir: amigos americanos, les ofrezco gasolina barata y subsidiada, al fin que los pinches contribuyentes de mi país la pagan. Ha dicho muchas veces Obrador que eso de “quedar bien con sombrero ajeno” es perverso. Lo decía a propósito de las asociaciones civiles, que gestionaban dinero público y realizaban todo tipo de acciones. El presidente López Obrador quiere quedar bien con los americanos a través del esfuerzo durísimo que están realizando los mexicanos para cumplir sus obligaciones fiscales a pesar de la crisis económica –no me refiero a las grandes empresas que gozaban de injustos privilegios fiscales, que ellas paguen, sino a los millones de mexicanos, pequeños y microempresarios que verdaderamente la sufren todos los días para llegar tablas a fin de mes–. Sobre la “gasolina para el bienestar… de los americanos” (estoy usando el sarcasmo), parece que Biden ni siquiera consideró la propuesta, pues salió corriendo a Arabia Saudita a tratar ese tema con mayor seriedad. Hay que reconocer que López Obrador no tuvo empacho en invitar a Biden a sumarse a la “transformación”. Biden es demócrata, que es el ala centro e izquierda del abanico de la política en Estados Unidos. Él mismo se considera progresista y sus adversarios son los conservadores, es decir, los republicanos. Y no obstante, el presidente mexicano le dijo que la salida a los problemas que aquejan a las dos naciones “no está en el conservadurismo, sino en la transformación”, como si Biden fuera un conservador (Trump es el conservador, no Biden). Pero parece que el presidente americano ya tenía la cabeza en Israel y en Arabia Saudita y no hizo caso a esas palabras. Y para terminar, es justo decir que, desde la perspectiva de los americanos, a Biden no le fue nada bien. Legisladores, tanto republicanos como demócratas, y diversos periodistas criticaron la suavidad, yo diría flema, con la que Biden se condujo. He visto algunas opiniones y algunos programas de televisión de allá, y los críticos de Biden le reprochan que no haya hablado enérgicamente del fentanilo que llega desde México –elaborado, por cierto, con precursores que llegan a nuestros puertos desde China y que por alguna razón ninguna autoridad, civil o militar, detecta–, y mata a cientos de miles de americanos cada año, ni de los cárteles de las drogas que se apropian cada vez más del territorio mexicano ante la política obradorista de no confrontación (hugs, not bullets–abrazos, no balazos), ni de temas económicos sensibles que preocupan a los inversionistas, como las reformas en materia de energía y electricidad que, para muchos, son violatorias del T-MEC. En mi opinión, le fue peor a Biden allá que a López Obrador acá. Échese un clavado por los medios americanos y verá. Lo que pasa es que Biden no se pone a llorar ni a decir que los que lo critican son traidores golpistas." ["post_title"]=> string(70) "Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-la-visita-de-lopez-obrador-a-washington" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-15 10:02:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-15 15:02:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8bcc6dd204f94a89bb61aa7496591e32" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Amlo Biden

Lo bueno, lo malo y lo feo de la visita de López Obrador a Washington

Estamos tan polarizados que resulta muy difícil entender los acontecimientos con claridad. Para los simpatizantes del presidente mexicano, el encuentro con Biden...

julio 15, 2022
personas reunidas en un bosque

Textiles, bosques vivientes y ecoturismo en “Martes Ciudadano”

TEZIUTLÁN, Pue. – Manufactura textil-vestido, promotores de bosques vivientes con especies endémicas, proyectos de bambú y ecoturismo, comerciantes, transportistas, artesanos y locatarios...

julio 20, 2022




Más de categoría
Delfina Gómez

Delfina candidata, pobreza franciscana y la paz en el mundo

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

agosto 9, 2022

El sentimiento de superioridad moral es origen del mal

Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a...

agosto 9, 2022
hombre tras las rejas

La injusticia detrás de la justicia

Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel...

agosto 9, 2022

Registra Puebla el mejor nivel en empleos con seguridad social en 28 meses

Gracias a las condiciones de estabilidad económica en pro de los factores de la producción, en julio, el estado...

agosto 6, 2022