El Supremo Poder de Obrador

El INE acaba de cancelar o revocar un número sustancial de candidaturas a diputaciones federales y dos gubernaturas que incluyen la de Guerrero y la de Michoacán. ¿La razón? La razón esgrimida por el INE es que...

29 de marzo, 2021

El INE acaba de cancelar o revocar un número sustancial de candidaturas a diputaciones federales y dos gubernaturas que incluyen la de Guerrero y la de Michoacán.

¿La razón?

La razón esgrimida por el INE es que los partidos políticos cuyos candidatos han sido revocados o cancelados, incumplieron su obligación de reportar A TIEMPO o de plano no reportaron sus gastos de precampaña.

Lo resuelto por el INE debe ser analizado con base en el principio de LEGALIDAD consagrado en el artículo 16º Constitucional que a la letra dice:

Artículo 16º.- “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento…”.

De acuerdo con  esta disposición constitucional, el INE está obligado a:




Fundar la sanción impuesta a MORENA y otros partidos políticos, en la Ley General de Partidos Políticos y en la Ley General de Instituciones y Procesos Electorales.

Motivar la sanción aplicada, argumentando que MORENA incumplió su obligación legal de informar sobre los gastos de precampaña.

Justificar la sanción impuesta, precisando que el incumplimiento y violación de las leyes electorales, amerita la cancelación o revocación de las candidaturas.

¿Cuál es el papel del presidente de la República en relación con este problema?

El mensaje de AMLO es de dos bocas:

La semana pasada hizo que los gobernadores de los estados acudieran a Palacio Nacional a una reunión en la que EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA y TODOS LOS GOBERNADORES  se comprometerían a NO INTERVENIR en los procesos electorales.

El Instituto Nacional Electoral NO fue invitado porque el propio presidente López Obrador dijo que basta que esa autoridad ejercite sus funciones de acuerdo a las leyes que la rigen; sin embargo, tan pronto como AMLO se enteró de la revocación o cancelación de candidaturas, violentó el debido proceso legal al descalificar la autoridad del INE diciendo que se ha erigido en el SUPREMO PODER CONSERVADOR.

Por cierto, que nadie en todo México tiene ni la menor idea de que sea el Supremo Poder Conservador (1) y mucho menos saben los mexicanos lo que fueron las Siete Leyes Centralistas de 1836, en las que aquel Supremo Poder Conservador fue constituido.

López Obrador encarna precisamente el poder absoluto que le permite intimidar jueces, amenazar ministros, descalificar al INE y atropellar cualquier vestigio de división de poderes o respeto por la Constitución.

¿Qué debería hacer el presidente de la República?

Debería comenzar por recordar que NO es el presidente de MORENA sino de México y, en consecuencia, presidente de TODOS los mexicanos y no nada más de los que lo veneran y lo adulan.

El indicado para impugnar lo resuelto por el INE es Mario Delgado, NO López Obrador. Mario Delgado es el que debe impugnar lo resuelto por el INE mediante argumentos y pruebas que en su caso sirvan para revocar la decisión del Instituto Nacional Electoral.

Por su parte, el INE debería denunciar las irregularidades de MORENA y otros partidos, para que la Fiscalía General de la República investigue si los fondos NO reportados por MORENA y otros partidos políticos, pudieran ser de procedencia ilícita, incluyendo a los cárteles del narcotráfico y del crimen organizado en general.

Azuzados por López Obrador desde su púlpito de Palacio Nacional, MORENA y sus partidos satélites corean al unísono que el INE forma parte de un “COMPLOT”. Primero que todo, hay que esclarecer el significado de la palabra COMPLOT. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

COMPLOT es un “acuerdo secreto para hacer algo ilícito o indebidamente perjudicial para otro”.

El acuerdo emitido por el Consejo de Fiscalización del INE, no califica como COMPLOT por dos razones:

NO ES UN ACUERDO SECRETO, puesto que se lo han notificado a MORENA,  al Partido del Trabajo y a los demás partidos afectados.

NO ES UN ACUERDO ILÍCITO, sino al contrario, es resultado de la aplicación de la Ley Electoral y de la Constitución Federal.

Si lo resuelto por el INE viola el artículo 16º Constitucional, MORENA representada por Mario Delgado y por los abogados que designen para representarlos,  TIENEN A LA MANO LOS RECURSOS LEGALES NECESARIOS.

Otra queja del presidente López Obrador apunta a que se pretende impedir que MORENA repita su actual mayoría en la Cámara de Diputados Federal. Lo que AMLO quiere es que el INE le permita a MORENA  violar de nuevo el artículo 54 Constitucional  que en su fracción V dice a la letra:

Artículo 54, fracción V. “En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida. Esta base no se aplicará al partido político que, por sus triunfos en distritos uninominales, obtenga un porcentaje de curules del total de la Cámara, superior a la suma del porcentaje de su votación nacional emitida más el ocho por ciento”.

En la actual Cámara de Diputados Federal, MORENA tiene un exceso de sobrerrepresentación de 15%. MORENA, en las elecciones del 2018, maniobró endosándole diputados a los partidos satélites y reacomodando los suyos de manera que alcanzó un porcentaje MUY SUPERIOR AL 8% PERMITIDO POR LA CONSTITUCIÓN Y LA LEY.

El cumplimiento de la Constitución Federal, de las leyes electorales y de todas las demás leyes que nos rigen, NO puede hacerse depender de que le guste o no le guste al actual presidente de la República que fue el primero en obligarse a respetar esa Constitución y todas las   leyes que de ella emanan.

El INE no puede quedarse corto ni meter el rabo entre las patas permitiendo que sus integrantes sean intimidados como lo ha sido el Poder Judicial gracias a la timidez y sumisión apenas disimulada de Arturo Zaldívar. El INE está obligado a denunciar las irregularidades en el manejo de recursos durante las precampañas electorales, para que se esclarezca el origen y aplicación de las “aportaciones” NO declaradas por los partidos y sus candidatos.

Existen acuerdos e instancias internacionales que vinculan a muchos partidos políticos; hay acuerdos de cooperación judicial y policiaca entre Estados Unidos y México que permiten a los partidos políticos mexicanos denunciar delitos considerados de competencia internacional, como el de lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Lo anterior presenta una opción legítima para poner orden y evitar que México se convierta por completo en un narco estado  como Bolivia, Venezuela o Cuba.

El INE debe denunciar los posibles delitos electorales y delitos por operación con recursos de procedencia ilícita y exigir al Fiscal General de la República que inicie carpetas de investigación para determinar la probable responsabilidad PENAL de los partidos políticos como MORENA, Redes Sociales Progresistas, Partido Verde y Partido del Trabajo. El ocultamiento de sus gastos de precampaña debe ser investigado penalmente y los responsables no solamente deben perder sus candidaturas sino ir a prisión. 

Los mexicanos hoy tienen en el INE un baluarte para recuperar la democracia sin marrullerías y sin sobrerrepresentaciones artificiosas como la que Mario Delgado lucha por retener alegando que “MORENA ES víctima  de un COMPLOT” para impedir la democracia, CUANDO EN REALIDAD SE TRATA DE RESCATAR LA DEMOCRACIA y restaurar la DIVISIÓN DE PODERES, el ESTADO DE DERECHO y la libertad de México. La única opción para frenar la imposición del SUPREMO PODER DE OBRADOR,  es votar masivamente el 6 de junio próximo, HACIENDO algorítmicamente imposible el fraude electoral.

    _____________________________________

  •  El Supremo Poder Conservador era un cuerpo colegiado compuesto por 5 miembros cuya función era garantizar la verdadera y efectiva división de poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) de acuerdo con las Siete Leyes Centralistas de 1836.

López Obrador acusa al INE aplicándole ese nombre, con una clara intención peyorativa y de intimidación, porque sabe que nadie en México, comenzando por los legisladores de MORENA, tiene conocimientos jurídicos e históricos básicos para saber qué fue aquel Supremo Poder Conservador. El propósito del Supremo Poder Conservador era hacer cumplir una verdadera división de poderes.

Lo que AMLO busca es imponer el Supremo Poder de Obrador para confeccionarse disposiciones a la medida de sus ambiciones a costa de la Constitución Federal.

El único Morenista que sabe lo que era el Supremo Poder Conservador es Porfirio Muñoz Ledo que podría darle una muy necesaria lección de Historia y Derecho a AMLO, a Mario Delgado y al “Doctor” Monreal.

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

 

Comentarios
object(WP_Query)#18045 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63139) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-04-2021" ["before"]=> string(10) "10-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63139) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-04-2021" ["before"]=> string(10) "10-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18128 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18037 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18121 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-04-2021" ["before"]=> string(10) "10-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-10 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63139) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18065 (24) { ["ID"]=> int(65058) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-07 08:26:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:26:57" ["post_content"]=> string(9964) "Solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Estado Solidario es aquel que se preocupa por sus integrantes sin importar sus diferencias. Su función consiste en cerrar la brecha entre sus miembros, no con demagogia y polarización, sino con transparencia y políticas públicas equitativas, más allá de intereses personales e ideologías.  En naciones como México las diferencias entre ciudadanos son abismales en todos sentidos: manera de entender el mundo, costumbres, modos de vestir, platillos típicos, tradiciones y un largo etcétera. Pero las diferencias más significativas, las más dolorosas son aquellas que limitan las oportunidades, que privan de educación y salud, aquellas que lastran el desarrollo y la libertad del individuo. Son éstas últimas y no las primeras a las que un Estado Solidario debe dedicar sus esfuerzos para erradicarlas. Al convocar una participación activa del Estado, no es para asignarle tareas de intromisión en los ámbitos privados. Se sabe que en las ramas de la industria, el comercio y la producción, su papel consiste en dar certeza jurídica con leyes justas que fomenten la participación y competencia del capital privado como motor del desarrollo económico. Sin embargo, también sabemos por experiencia que esa competencia descarnada, ahonda aún más la desigualdad, y es ahí donde, a partir de proveer un conjunto de servicios básicos universales de calidad con la intención de que el piso de desarrollo para la población en general sea más igualitario, que el Estado Solidario del Siglo XXI encuentra su lugar.  Estamos en tiempos de cambio forzado y quizá, si actuamos con consciencia y sensatez, la coyuntura actual resulte apropiada para dar los primeros pasos en esa dirección. En principio de lo que se trata es justo de eso: de tener claro el rumbo al que queremos encaminarnos y que las instituciones que habrán de operar dicho cambio sean fortalecidas con las herramientas necesarias para ese tipo de Estado donde, más que el individuo que gobierna, lo que importa de verdad es la eficacia de los sistemas, los protocolos y la transparencia con que las instituciones del Estado habrán de operar para conseguir sus fines. No se trata de hacer un cambio de un día para otro, una transformación mágica por decreto, sino una renovación paulatina mediante un proceso donde uno de los primeros pasos tendría que incluir un “nuevo pacto” entre ambos integrantes de la dualidad indisociable Estado-contribuyente que tendría como propósito cimentar una confianza mutua, hoy inexistente. El Estado tendría que abonar a ella con transparencia, probidad y sensibilidad en el uso de los recursos públicos, y el contribuyente, puesto que sin recursos no hay Estado que pueda ser eficaz, con el pago oportuno y justo de sus responsabilidades fiscales. El objetivo primario es que la recaudación suba, pero de la mano con una mejora sustancial de los servicios públicos y programas sociales.  Al hablar de programas sociales no pienso en un Estado asistencial, porque, si bien este modelo institucional suele implementar planes de apoyo para los segmentos más desprotegidos, los recursos que otorga suelen estar enfocados en la supervivencia más que en el crecimiento y la creación de oportunidades. Esta manera de atender a los estratos más vulnerables mantiene el nivel de necesidad sin cambios sensibles en las oportunidades de desarrollo, en espera siempre de que sea el Estado quien subsane las carencias y con ello se fomenta una dependencia que, más que ciudadanos libres y pensantes, crea clientelas políticas que nutren los colores partidistas del gobierno de turno, en lugar de privilegiar la inversión pública que detone verdaderas oportunidades de desarrollo que abatan la pobreza y favorezcan la movilidad social. Por eso resulta preferible pensar en términos de un Estado Solidario.  La solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Y desde esta perspectiva, un Estado Solidario es aquel que se preocupa genuinamente por sus miembros, sin importar el estrato social, su origen étnico, sus convicciones políticas, sus preferencias sexuales y demás particularidades que si bien le dan diversidad al conjunto, crean también focos de polaridad que se traducen en tensiones, discriminación y deterioro del tejido social.  El centro del esfuerzo en un Estado construido bajo los parámetros de la solidaridad es conseguir que toda esa diversidad encuentre suelo fértil para el desarrollo y la convivencia pacífica y empática. Mientras un Estado asistencialista provee, un Estado solidario retira los impedimentos para los que ciudadanos diseñen sus propios proyectos de vida, se planteen metas y las consigan.   Un Estado Solidario va más allá de ideologías o partidos políticos, porque está fundado y sostenido en las instituciones nacionales, creadas de forma paulatina y progresiva por todas las fuerzas políticas, a partir de las experiencias del pasado, las divergencias, los acuerdos –no siempre fáciles de alcanzar– y los nuevos contextos y realidades nacionales que emergen de los propios cambios sociales y de la influencia de un mundo cada vez más global e interdependiente, en vez de subordinarse a los designios volubles, interesados y transitorios del gobierno de turno.  Este Estado Solidario, mediante el cobro de impuestos progresivos, no sólo fomenta y facilita seguridad, certeza jurídica y condiciones apropiadas para la competencia leal en el caso de la iniciativa privada, sino también financia bienes y servicios básicos, como una educación de calidad, una vivienda digna y una salud universal que permitan que aquellos que habitan los segmentos menos favorecidos encuentren avenidas de desarrollo y movilidad social. Se trata de cerrar las brechas entre unos segmentos de la población y otra, no con demagogia, sino con hechos, con acciones, con políticas públicas concretas y equitativas.  En una democracia cada formación política tiene su manera específica de manifestar esa “solidaridad”, esa será parte de la labor del ciudadano: decantarse por aquella que resulte más acorde con sus convicciones, ideología y manera de entender el mundo, pero el propósito del Estado en su conjunto tendría que ser la de generar las condiciones para el desarrollo pleno de sus habitantes –en temas tan diversos como salud, vivienda, realización profesional, productividad– sin importar la filiación política del gobierno de turno. Las instituciones nacionales siempre tendrían que estar por encima de cualquier “estilo personal de gobernar”.   Plantearse un Estado Solidario como solución de futuro es alentador porque los recursos invertidos en él serán recompensados con creces en el mediano y largo plazo. No hay mayor valor, mayor activo en una nación que su gente y por ello no existe mejor inversión que facilitar la formación y emergencia de mejores ciudadanos. Si la población de un país está más sana, mejor alimentada, acostumbrada a condiciones de vida dignas, y con mejores perspectivas de desarrollo y crecimiento para el futuro, estará más motivada en sus ámbitos de trabajo, será más productiva y podrá tener un mejor desempeño en los profesional y lo personal. Además, será naturalmente más crítica, fijará la vista más alto a la hora de escoger líderes y será más exigente con sus instituciones, lo que favorecerá para perfeccionarlas.  Lo cierto es que la solidaridad es una carretera de doble vía: exige asumir responsabilidades. Por alguna causa tanto individuos comprometidos con su comunidad como organismos de la sociedad civil centran su lucha en la obtención de derechos. En países con atrasos tan profundos como México, esto se entiende hasta cierto punto, sin embargo es indispensable entender y aceptar que con cada derecho que se adquiere va aparejada una responsabilidad. Si bien el Estado Solidario tendría que centrarse en fomentar el desarrollo y la libertad del individuo y las estructuras colectivas, también los individuos y las colectividades, tendríamos que asumir nuestra responsabilidad en todos los ámbitos, tendríamos que colaborar activamente para construir y fortalecer ese sistema solidario del que el Estado sería garante.  La Era Covid es un tiempo de maduración, un tiempo en que las sociedades humanas debemos pasar de la adolescencia caprichosa y dependiente de que “papá gobierno” nos provea –quien por su parte disfruta de tratarnos con condescendencia infantil–, a una condición de “humanidad adulta y solidaria” donde, tanto individuos como colectivos exigimos enérgicamente nuestros derechos a partir de cumplir con nuestras responsabilidades y obligaciones en todos los ámbitos –ecológico, fiscal, cívico, profesional, familiar, etc–, permitiendo así que el sistema total funcione y se fortalezca.      Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(47) "Era Covid: El nacimiento de un Estado Solidario" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "era-covid-el-nacimiento-de-un-estado-solidario" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-07 08:26:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:26:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65058" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18067 (24) { ["ID"]=> int(64653) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 15:59:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 20:59:36" ["post_content"]=> string(5756) "Después de una etapa de recogimiento, vuelvo con ustedes, lectores, con el mismo corazón preocupado y acongojado por los embates de Andrés Manuel López Obrador y sus transformaciones de cuarta, que solamente han provocado que los delincuentes realicen acciones aún más descaradas. Hoy de nada sirve que se denuncien los casos en contra de mujeres y niños. Si la víctima no tiene dinero o palanca política, simple y llanamente no es nadie, porque el fiscal y las autoridades no hacen nada por hacer justicia. Esto no es nuevo, hay que ser justo en eso, solamente que, hoy por hoy, este caso es práctica común que solamente ve ahora a la víctima como un negocio. Por todo el país los delincuentes se manifiestan desde cualquier estrato de la sociedad, desde el fulano pobre que comete un delito hasta el diputado que viola niños o el candidato al que le cuelgan varias acusaciones por violaciones de jóvenes mujeres. Así los “presuntos” casos de los que acusan a los congresistas de MORENA, José Félix Salgado Macedonio y Benjamín Saúl Huerta Corona, representan lo más deleznable de ese instituto político. Pero la vox populi señala que es muchísimo más grave que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se comporte de manera ambigua y poco solidaria con las víctimas, porque no ha condenado ni ha dado instrucciones de acuerdo con la ley para brindarle justicias a las mujeres y niños de manera expedita. De hecho, ni vergüenza ha demostrado ante estos casos que, si bien no son su culpa, son su responsabilidad. La vox populi consultada por De Frontera a Frontera, señaló con índice de fuego que el Andrés Manuel López Obrador debió de haber solicitado formalmente a su banda de diputados y senadores que le quiten el fuero al senador Salgado Macedonio y al diputado Huerta Corona “sin moverle una coma” y que a su vez la Fiscalía General de la Republica tomara los casos para hacer una justicia expedita con reparación económica a las víctimas. Todo lo contrario: en el caso del senador Salgado Macedonio lo ha defendido a capa y espada; al diputado Huerta Corona solamente se deslindó de él sin condenarlo como debe de ser. “Se le debió caer la cara de vergüenza al presidente” dijo una mujer miembro de la vox populi consultada. Esta actitud de no querer enfrascarse en cosas de justicia y victimas ha hecho que todo el mundo se este dando cuenta que el presidente de la República solamente llegó a vengarse de los que no lo dejaban llegar al poder y está dejando a los delincuentes operar a su antojo, tal y como lo hace ver el exembajador de los Estados Unidos en México Christopher Landau, según consta una nota de Proceso (https://www.proceso.com.mx/nacional/2021/4/28/amlo-ha-sido-pasivo-ante-la-actuacion-de-los-carteles-del-narco-exembajador-landau-262867.html?fbclid=IwAR1BRqadzdA9-q3O-ddLKyZJzf917EIM3oQavaV2ltGFB6-UFqKj4hoN9nk).  Este señalamiento es de carácter internacional hacia la actitud con los cárteles de México, donde se protege al Cártel de Sinaloa, a los hijos del Chapo; y las autoridades atacan a otros cárteles como el del Mencho o el de Caro Quintero. Esta justicia selectiva, está reflejándose en que más hombres que se creen intocables están atacando impunemente a las mujeres, los niños y las niñas de nuestro país. Por ello, la vox populi señala que es necesario que cuidemos muchísimo más a nuestros hijos y que la sociedad en conjunto tome la justicia por propia mano, pues ni las autoridades ni López Obrador –que no nos da nada de la esperanza que tanto prometió– los defenderán. Mientras tanto en Tapachula (Chiapas), el diputado federal José Luis Elorza Flores de MORENA, también se ha convertido en cómplice de su compañero de curul Huerta Corona, ya que la vox populi tapachulteca esperaba a que se manifestara en contra de la violación de niños y que metiera una acción parlamentaria para quitarle el fuero a su compañero diputado y pedir justicia pronta y expedita para las victimas… Pero no. No lo ha hecho. Se mantiene haciendo campaña con recursos públicos y buscando una “reelección” a un puesto que no le ha aportado nada a los tapachultecos. ¿Qué ha dicho el diputado de tu distrito al respecto de la violación de niños?... Es tiempo de señalar complicidades…" ["post_title"]=> string(10) "Cómplices" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(9) "complices" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 15:59:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 20:59:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64653" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18065 (24) { ["ID"]=> int(65058) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-07 08:26:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:26:57" ["post_content"]=> string(9964) "Solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Estado Solidario es aquel que se preocupa por sus integrantes sin importar sus diferencias. Su función consiste en cerrar la brecha entre sus miembros, no con demagogia y polarización, sino con transparencia y políticas públicas equitativas, más allá de intereses personales e ideologías.  En naciones como México las diferencias entre ciudadanos son abismales en todos sentidos: manera de entender el mundo, costumbres, modos de vestir, platillos típicos, tradiciones y un largo etcétera. Pero las diferencias más significativas, las más dolorosas son aquellas que limitan las oportunidades, que privan de educación y salud, aquellas que lastran el desarrollo y la libertad del individuo. Son éstas últimas y no las primeras a las que un Estado Solidario debe dedicar sus esfuerzos para erradicarlas. Al convocar una participación activa del Estado, no es para asignarle tareas de intromisión en los ámbitos privados. Se sabe que en las ramas de la industria, el comercio y la producción, su papel consiste en dar certeza jurídica con leyes justas que fomenten la participación y competencia del capital privado como motor del desarrollo económico. Sin embargo, también sabemos por experiencia que esa competencia descarnada, ahonda aún más la desigualdad, y es ahí donde, a partir de proveer un conjunto de servicios básicos universales de calidad con la intención de que el piso de desarrollo para la población en general sea más igualitario, que el Estado Solidario del Siglo XXI encuentra su lugar.  Estamos en tiempos de cambio forzado y quizá, si actuamos con consciencia y sensatez, la coyuntura actual resulte apropiada para dar los primeros pasos en esa dirección. En principio de lo que se trata es justo de eso: de tener claro el rumbo al que queremos encaminarnos y que las instituciones que habrán de operar dicho cambio sean fortalecidas con las herramientas necesarias para ese tipo de Estado donde, más que el individuo que gobierna, lo que importa de verdad es la eficacia de los sistemas, los protocolos y la transparencia con que las instituciones del Estado habrán de operar para conseguir sus fines. No se trata de hacer un cambio de un día para otro, una transformación mágica por decreto, sino una renovación paulatina mediante un proceso donde uno de los primeros pasos tendría que incluir un “nuevo pacto” entre ambos integrantes de la dualidad indisociable Estado-contribuyente que tendría como propósito cimentar una confianza mutua, hoy inexistente. El Estado tendría que abonar a ella con transparencia, probidad y sensibilidad en el uso de los recursos públicos, y el contribuyente, puesto que sin recursos no hay Estado que pueda ser eficaz, con el pago oportuno y justo de sus responsabilidades fiscales. El objetivo primario es que la recaudación suba, pero de la mano con una mejora sustancial de los servicios públicos y programas sociales.  Al hablar de programas sociales no pienso en un Estado asistencial, porque, si bien este modelo institucional suele implementar planes de apoyo para los segmentos más desprotegidos, los recursos que otorga suelen estar enfocados en la supervivencia más que en el crecimiento y la creación de oportunidades. Esta manera de atender a los estratos más vulnerables mantiene el nivel de necesidad sin cambios sensibles en las oportunidades de desarrollo, en espera siempre de que sea el Estado quien subsane las carencias y con ello se fomenta una dependencia que, más que ciudadanos libres y pensantes, crea clientelas políticas que nutren los colores partidistas del gobierno de turno, en lugar de privilegiar la inversión pública que detone verdaderas oportunidades de desarrollo que abatan la pobreza y favorezcan la movilidad social. Por eso resulta preferible pensar en términos de un Estado Solidario.  La solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Y desde esta perspectiva, un Estado Solidario es aquel que se preocupa genuinamente por sus miembros, sin importar el estrato social, su origen étnico, sus convicciones políticas, sus preferencias sexuales y demás particularidades que si bien le dan diversidad al conjunto, crean también focos de polaridad que se traducen en tensiones, discriminación y deterioro del tejido social.  El centro del esfuerzo en un Estado construido bajo los parámetros de la solidaridad es conseguir que toda esa diversidad encuentre suelo fértil para el desarrollo y la convivencia pacífica y empática. Mientras un Estado asistencialista provee, un Estado solidario retira los impedimentos para los que ciudadanos diseñen sus propios proyectos de vida, se planteen metas y las consigan.   Un Estado Solidario va más allá de ideologías o partidos políticos, porque está fundado y sostenido en las instituciones nacionales, creadas de forma paulatina y progresiva por todas las fuerzas políticas, a partir de las experiencias del pasado, las divergencias, los acuerdos –no siempre fáciles de alcanzar– y los nuevos contextos y realidades nacionales que emergen de los propios cambios sociales y de la influencia de un mundo cada vez más global e interdependiente, en vez de subordinarse a los designios volubles, interesados y transitorios del gobierno de turno.  Este Estado Solidario, mediante el cobro de impuestos progresivos, no sólo fomenta y facilita seguridad, certeza jurídica y condiciones apropiadas para la competencia leal en el caso de la iniciativa privada, sino también financia bienes y servicios básicos, como una educación de calidad, una vivienda digna y una salud universal que permitan que aquellos que habitan los segmentos menos favorecidos encuentren avenidas de desarrollo y movilidad social. Se trata de cerrar las brechas entre unos segmentos de la población y otra, no con demagogia, sino con hechos, con acciones, con políticas públicas concretas y equitativas.  En una democracia cada formación política tiene su manera específica de manifestar esa “solidaridad”, esa será parte de la labor del ciudadano: decantarse por aquella que resulte más acorde con sus convicciones, ideología y manera de entender el mundo, pero el propósito del Estado en su conjunto tendría que ser la de generar las condiciones para el desarrollo pleno de sus habitantes –en temas tan diversos como salud, vivienda, realización profesional, productividad– sin importar la filiación política del gobierno de turno. Las instituciones nacionales siempre tendrían que estar por encima de cualquier “estilo personal de gobernar”.   Plantearse un Estado Solidario como solución de futuro es alentador porque los recursos invertidos en él serán recompensados con creces en el mediano y largo plazo. No hay mayor valor, mayor activo en una nación que su gente y por ello no existe mejor inversión que facilitar la formación y emergencia de mejores ciudadanos. Si la población de un país está más sana, mejor alimentada, acostumbrada a condiciones de vida dignas, y con mejores perspectivas de desarrollo y crecimiento para el futuro, estará más motivada en sus ámbitos de trabajo, será más productiva y podrá tener un mejor desempeño en los profesional y lo personal. Además, será naturalmente más crítica, fijará la vista más alto a la hora de escoger líderes y será más exigente con sus instituciones, lo que favorecerá para perfeccionarlas.  Lo cierto es que la solidaridad es una carretera de doble vía: exige asumir responsabilidades. Por alguna causa tanto individuos comprometidos con su comunidad como organismos de la sociedad civil centran su lucha en la obtención de derechos. En países con atrasos tan profundos como México, esto se entiende hasta cierto punto, sin embargo es indispensable entender y aceptar que con cada derecho que se adquiere va aparejada una responsabilidad. Si bien el Estado Solidario tendría que centrarse en fomentar el desarrollo y la libertad del individuo y las estructuras colectivas, también los individuos y las colectividades, tendríamos que asumir nuestra responsabilidad en todos los ámbitos, tendríamos que colaborar activamente para construir y fortalecer ese sistema solidario del que el Estado sería garante.  La Era Covid es un tiempo de maduración, un tiempo en que las sociedades humanas debemos pasar de la adolescencia caprichosa y dependiente de que “papá gobierno” nos provea –quien por su parte disfruta de tratarnos con condescendencia infantil–, a una condición de “humanidad adulta y solidaria” donde, tanto individuos como colectivos exigimos enérgicamente nuestros derechos a partir de cumplir con nuestras responsabilidades y obligaciones en todos los ámbitos –ecológico, fiscal, cívico, profesional, familiar, etc–, permitiendo así que el sistema total funcione y se fortalezca.      Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(47) "Era Covid: El nacimiento de un Estado Solidario" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "era-covid-el-nacimiento-de-un-estado-solidario" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-07 08:26:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:26:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65058" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(35) ["max_num_pages"]=> float(18) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "582ae9ac8a253defc1b7188cf37cdd0a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Era Covid: El nacimiento de un Estado Solidario

Solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Estado Solidario es aquel que se preocupa por sus integrantes sin importar sus diferencias....

mayo 7, 2021

Cómplices

Después de una etapa de recogimiento, vuelvo con ustedes, lectores, con el mismo corazón preocupado y acongojado por los embates de Andrés...

abril 28, 2021




Más de categoría

Reducciones y subejercicio en el presupuesto del Metro

Después del derrumbe en la Línea 12 del Metro y la tragedia que eso ha significado para muchas familias,...

mayo 7, 2021

Las cosas por su nombre

Hoy por hoy los “líderes”, los que piensan que tienen la solución a todo y hacen como que hacen...

mayo 7, 2021

Era Covid: El nacimiento de un Estado Solidario

Solidaridad es la manera colectiva de ser empático. Estado Solidario es aquel que se preocupa por sus integrantes sin...

mayo 7, 2021

¿IMPUNIDAD O JUSTICIA?

El desplome del puente ocurrido en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México amerita un doble...

mayo 7, 2021