El crimen organizado incidirá más en las elecciones que la tragedia del Metro

Esta semana se cumplirá un mes de la tragedia del Metro donde murieron 26 personas cuando las trabes de la Línea Dorada se desplomaron mientras un convoy del Metro circulaba en una parte del tramo de las...

1 de junio, 2021

Esta semana se cumplirá un mes de la tragedia del Metro donde murieron 26 personas cuando las trabes de la Línea Dorada se desplomaron mientras un convoy del Metro circulaba en una parte del tramo de las estaciones Tezonco y Olivos. La escena dantesca, producto de problemas estructurales, falta de mantenimiento y corrupción rampante, será icónica en lo que queda del sexenio y trascenderá en el tiempo.

Sin embargo en las próximas elecciones del 6 de junio donde se renovarán el congreso federal y 15 gubernaturas, será el crimen organizado a nivel local el que incidirá en algunos comicios municipales al ya dominar zonas específicas del territorio nacional. 

El periodo de campañas electorales en México estuvo plagado de atentados, asesinatos, secuestros y violencia por parte de grupos delincuenciales que pretenden incidir en los resultados electorales para continuar con su dominio en numerosas y variadas ramas de negocios lícitos e ilícitos. La última semana de campaña cerró con la trágica cifra de 89 muertes violentas atribuibles a la violencia política, donde 39 de esos asesinatos eran candidatos.

Gerson Morales, candidato a la presidencia municipal de Yanga (Veracruz) fue herido de gravedad la tarde del 31 de mayo cuando dispararon contra su automóvil. Por la noche hubo un atentado contra la candidata del PT a la alcaldía de Cuitzeo (Michoacán), Rosa Elia Milán, a quien le dispararon desde motocicletas cuando regresaba de un evento de campaña. La semana pasada, asesinaron al candidato a regidor por un partido local en Chiapas, Cipriano Villanueva. 

Destaca el terrible asesinato de la candidata de Moroleón, Guanajuato, Alma Barragán quien fue ultimada en pleno mitin el pasado 25 de mayo. Lupita Jones, candidata a la gubernatura de Baja California, denunció que habían intentado comprarla con 5 millones de dólares para declinar a favor de Jorge Hank Rhon.

Incluso el presidente de Morena, Mario Delgado, denunció en sus redes sociales que el pasado viernes un convoy armado le había cerrado el paso en su viaje por carretera de Matamoros a Reynosa. Aunque el gobierno del estado señaló que dichas acusaciones eran falsas ya que el vehículo que se les emparejó eran militantes indignados que gritaron consignas en contra de Delgado. 

Sin embargo, pantomima o no, se sabe que el tramo de la carretera en cuestión es uno de los más peligrosos del estado y que la controlan grupos delincuenciales que dominan de forma definitiva amplias zonas de la entidad fronteriza. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador  se ha negado a reconocer el raro clima de violencia que se vivió durante las campañas, aseguró que la cobertura de la nota roja ligada al periodo electoral era simple amarillismo. Solamente se centró en llamar al voto a la ciudadanía para evitar que grupos delincuenciales impongan sus negros intereses.

AMLO había estado renuente a mandar condolencias a los familiares de las víctimas de la tragedia del Metro y sobre todo a visitar la zona del desastre, según dijo para evitar la raja política. Empero, era inevitable el uso politiquero del accidente en espera del peritaje de las autoridades y de la empresa noruega tendiente a esclarecer el motivo del derrumbe de la obra emblemática de los gobiernos capitalinos. Cualquier especulación y deslindes prematuros eran predecibles. 

Es difícil intentar interpretar las reacciones electorales ante las dimensiones de esta catástrofe, las encuestas de la semana pasada mostraban que si bien el partido gobernante es señalado como responsable de no haber evitado el terrible accidente, no se sabe si será un factor definitivo en la pérdida de los escaños morenistas rumbo a la renovación del congreso federal. 

Si bien es cierto que la vorágine informativa hace que temas tan delicados como la tragedia del Metro pasen a un segundo plano informativo, la violencia contra candidatos y políticos en funciones no ha dejado de ser noticia, acosan por igual a gobiernos, candidatos y funcionarios de los distintos partidos políticos.

La presencia de las amenazas del crimen organizado no es una generalización en la totalidad del territorio nacional, pero sí afecta a localidades, ciudades y municipios donde ya mantienen un control en zonas específicas, áreas productivas y con una base social para sus ilícitos fines.

El crimen organizado también vota, lo hace a su manera violenta, copta a políticos o funcionarios, cobra la vida de quien no se doblega a sus intereses, o manda mensajes intimidatorios a los punteros de los procesos electorales locales.

La lucha entre dos proyectos políticos y económicos que pretendía ser la continuidad del régimen encabezado por el poderoso presidente AMLO o su debilitamiento ante el amasiato opositor, se verá interrumpida localmente por un protagonista indeseado, pero que nunca ha dejado de estar presente, el narcotráfico y el crimen organizado.

Si bien los grupos delincuenciales no serán el fiel de la balanza en la renovación del congreso, ni dictarán agenda legislativa con diputados afines, sí tienen la capacidad de incidir en elecciones locales debido a su innegable presencia territorial, económica y bélica.

La tragedia del Metro tiene aún muchas aristas que revisar, no se sabe si podría descarrilar las aspiraciones presidenciales de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, las del canciller Marcelo Ebrard y la carrera política de Mario Delgado, al ser las caras más reconocibles en las responsabilidades políticas. 

Sin olvidar al ex jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera que mantuvo cerrada la Línea 12 por meses, con la consigna de reparar los desperfectos, mientras realizaba una cacería del también ex jefe de gobierno Ebrard que tuvo que exiliarse del país para evitar ser procesado. Al actual régimen, e incluso hasta la oposición, no les importaría convertir en chivo expiatorio al intrascendente senador Mancera, su peso político es apenas testimonial como el valor de membrete de lo que queda del PRD. 

Lo que nadie puede predecir o controlar es, sin duda, el papel hegemónico del crimen organizado en zonas identificables del país, ellos no requieren de dictámenes, investigaciones o politiquería para imponer su legado ilícito. Son un poder fáctico irracional y coercitivo que enrarece el clima político local.

Comentarios


object(WP_Query)#17683 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66144) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66144) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17685 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17675 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17672 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66144) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17689 (24) { ["ID"]=> int(79993) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content"]=> string(8558) "La narración utilizada como ejemplo produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad.  Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo. ¿Tú cómo la interpretas? Si te contara que existe una narración ficticia donde se cuenta la historia de un trasatlántico, el más grande jamás construido, al que se le colocó la etiqueta de “insumergible”, pero que, en su viaje inaugural choca con iceberg, se hunde, y, debido a la falta de botes salvavidas perece la mayor parte de su tripulación, me dirías que no te resulta en nada original porque es una calca de lo ocurrido con el Titanic. Yo tendría que darte la razón: incluso la falta de originalidad llegaría hasta el hecho de al barco de historia de ficción lo bautizaron con el nombre de “Titán”. Sin embargo, hay un pequeño detalle, muy inquietante por cierto, que lo cambia todo: la sinopsis relatada corresponde a la novela Futility o The Wreck of the Titan (El Naufragio del Titán o Futilidad) , escrita por Morgan Robertson en 1898; es decir que el hundimiento del “Titán” literario tiene lugar catorce años antes de la noche del 14 al 15 de abril de 1912, en que se hundió el verdadero transatlántico RMS Titanic.  Si recorremos la narración ficticia, las semejanzas entre la novela y la realidad ocurrida catorce años después resulta estremecedora. Por ejemplo, tanto el Titán como el Titanic se hundieron en el Atlántico Norte. Ninguno de los dos llevaba a bordo suficientes botes salvavidas para los pasajeros. También existe una impresionante similitud en cuanto al tamaño –267 metros el barco real y 244 metros el imaginario– y la velocidad capaz de desplegar –25 nudos para el Titán, 23 nudos para el Titanic–. Los dos operaban con tres hélices y dos mástiles; en ambos casos el casco estaba diseñado con un sistema de compartimentos semejante y los dos emprendieron su primer y único viaje en el mes de abril. Ambos naufragaron al chocar contra un iceberg en su viaje inaugural y ambos se hundieron  aproximadamente seiscientos kilómetros al sur de Terranova, aunque, en una de las diferencias más significativas entre la realidad y la ficción, el Titanic real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras trasatlántico literario lo hacía en sentido inverso.   ¿Cómo podemos explicar estas coincidencias? ¿Qué relación objetiva existe entre la historia de ficción escrita por Morgan Robertson en 1898 y el trasatlántico diseñado por Thomas Andrews Jr., bajo el auspicio de la naviera White Star Line y construido en los astilleros Harland & Wolff, y capitaneado, en su viaje inaugural, por experimentado capitán Edward Smith, que se hundió en abril de 1912? ¿De donde, entonces, pueden emerger semejantes similitudes? ¿La historia de Robertson influyó en el hundimiento del Titanic, o, al revés, el hundimiento del Titanic, en una realidad subjetiva y fuera del tiempo, en esa conciencia colectiva de la que hablaba Jung, influyó en la imaginación del autor con década y media de anticipación? ¿Son hechos aislados y las semejanzas entre ambas historias no son más que una extraña coincidencia?   La realidad es que no hay forma de saber, con el conocimiento que tenemos hoy, si existe o no alguna relación ya sea causal o sincrónica entre ambos eventos, sin embargo resulta muy sugerente considerar que la posibilidad de que, en algún sustrato de la realidad ambos acontecimientos –imaginación del novelista y la materialización del evento con la participación de un sinnúmero de gente y circunstancias de todo tipo– estén vinculados de alguna manera.  La gran pregunta es si se trata de una enorme coincidencia o de una auténtica sincronicidad. No hay duda que el ejemplo señalado –y se podría dar cuenta de infinidad de historias extrañas y sorprendentes– produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad. Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo.  Si tuviera que aportar una opinión personal diría que lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales sabemos el funcionamiento de una parte de ellas mientras desconocemos aun muchas otras; y por ello, sacar una conclusión definitiva de lo que es la realidad y cuáles son los límites del tiempo o las fronteras entre el cosmos material y objetivo y el universo de subjetividad y creatividad, del que apenas conocemos la punta del iceberg, es aventurado. Sin embargo, habitamos el mundo y requerimos de ciertos criterios de validez que, si bien están sujetos a modificarse conforme aparezcan nuevos conocimientos, es razonable que los consideremos como principios orientadores de la experiencia existencial.  Quizá la principal diferencia entre una casualidad y una sincronicidad está en que de la primera no podemos obtener un bagaje simbólico que aporte significado en nuestra vida, mientras que la segunda, la transforma.  Pensemos en alguien que no tenía que haber subido a un avión, y lo hace. El avión cae, él es el único sobreviviente, que además resulta ileso y todo ocurre en circunstancias inverosímiles, mientras que la persona que efectivamente debía haber subido al avión, se resbala en la regadera de su apartamento, se rompe la cervical y se queda en una silla de ruedas por el resto de su vida.  Si yo, desde fuera, me entero de esta historia, sin duda quedaría impactado, pero no podría interpretarla como otra cosa que una serie de casualidades impresionantes, pero que, en el tejido de mi existencia carecerán de significado profundo. Sin embargo, tanto para el individuo que salió ileso del accidente aéreo como para el accidentado en la regadera, los hechos serán sincronicidades que aportarán símbolos y significados existenciales muy profundos. La vida presente, pasada y futura de ambos será necesariamente reinterpretada a través del tamiz de esa experiencia. Como se ve, el mismo hecho tiene interpretaciones y significados distintos, dependiendo, como decía Jung, de la cercanía e intensidad emocional con que se viva. Vista desde fuera es una casualidad sorprendente que carece de significado. Vista desde dentro en una experiencia que provoca que la vida se bifurque en un antes y un después de ese acontecimiento.  Por eso, una sincronicidad sólo lo es para quien el acontecimiento posee significación, sentido y deja un sedimento que trastoca a la vida futura.    En casos menos dramáticos, como el ejemplo ya mencionado en el artículo anterior de la persona que, luego de recordarla, nos encontramos en la calle luego de años de no saber de ella, tiene que ver con el momento existencial y las consecuencias que ese evento extraño acarree. Si no pasa de un encuentro fortuito será distinto de si recibimos el nombre y teléfono del especialista que salve a nuestro hijo de un padecimiento grave. Aprender a separar el paja del trigo, y con ello las casualidades sugerentes de las verdaderas sincronicidades que transforman nuestra vida, puede ser la diferencia entre encontrar sentido a nuestra existencia o vivir en piloto automático, presos de un mundo chato y sombrío.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(53) "¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante" ["post_excerpt"]=> string(200) "Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales solo sabemos el funcionamiento de una parte. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "sincronicidad-o-casualidad-un-ejemplo-inquietante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79993" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17759 (24) { ["ID"]=> int(79950) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-16 09:20:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-16 14:20:01" ["post_content"]=> string(13244) "A raíz del anuncio realizado por la Secretaría de Educación Pública en cuanto a ciertas reformas estructurales en el marco curricular del Modelo Educativo Mexicano (como la “transformación” de los grados escolares que conocemos actualmente por Fases de aprendizaje divididas en campos formativos), las reacciones, las preocupaciones y las incontables preguntas no se han hecho esperar dentro de nuestras comunidades escolares. Lo cierto es que, antes de dar una opinión en contra o favor, es preciso tener en cuenta algunos aspectos fundamentales: por un lado, todos sabemos que todo cambio es bueno y, en este sentido, la educación es un proceso vivo que debe transformarse y evolucionar con el mundo; por el otro, necesitamos conocer, estudiar y analizar a fondo la propuesta desde el punto de vista pedagógico, formativo, social e incluso (aunque no parezca importante) administrativo. Por lo pronto, es importante hacer una breve revisión de los datos más importantes que conocemos hasta hoy al respecto de esta reforma educativa y de las acciones que podemos ir tomando en consecuencia. Lo que sí sabemos El Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 de la SEP plantea un nuevo modelo educativo dividido en 6 fases de aprendizaje y 4 campos formativos, que deberá implementarse en los niveles de educación básica de todo el país.  El objetivo de las autoridades educativas es “dedicar mayor tiempo a procesos cognitivos y sociales y culturales que las y los estudiantes requieren para el desarrollo óptimo de sus capacidades”, así como “lograr que nuestras niñas, niños y adolescentes desarrollen autonomía y pensamiento crítico, pero a la vez un mayor apego e interés por su familia y por las personas con quienes conviven y comparten su vida”. Según el plan presentado, las primeras dos fases de aprendizaje no contarán con asignaturas, mientras que en las cuatro fases restantes (primaria y secundaria) las asignaturas se dividirán en cuatro campos formativos:
  • Lenguajes.
  • Saberes y pensamiento científico.
  • Ética, naturaleza y sociedad.
  • Temas de lo humano y lo comunitario.
Las fases de aprendizaje quedarían estructuradas de esta forma: 
  • Fase 1. Educación inicial. Con el objetivo de “potencializar el desarrollo integral de las niñas y los niños de cero a tres años de edad, en un ambiente rico en experiencias afectivas, educativas y sociales, y el acompañamiento de las familias en el sostén de las crianzas”.
  • Fase 2. Educación preescolar. Enfocada a alumnos y alumnas de tres a seis años de edad, priorizando el desarrollo de los lenguajes verbales, no verbales, gráficos y artísticos al considerarse como elementos fundamentales para que niñas y los niños se comuniquen, convivan e interactúen entre sí.
  • Fase 3. Primero y segundo de Primaria. Para alumnos de seis a nueve años de edad y con el objetivo de “favorecer en las y los estudiantes el uso gradual y continuo de múltiples lenguajes, como los de las artes, las lenguas maternas y las segundas lenguas, para comunicarse, interpretar, representar y difundir manifestaciones culturales y artísticas”.
  • Fase 4. Tercero y cuarto de Primaria. Para estudiantes de nueve a once años de edad y dividido en cuatro categorías: lenguajes, saberes y pensamiento científico, de lo humanitario y lo comunitario y ética, naturaleza y sociedad.
  • Fase 5. Quinto y sexto de Primaria. Se considera prioritario el conocimiento y el aprecio de la diversidad lingüística y cultural de México, “fundamentado en las lenguas y los saberes de los pueblos indígenas, es un propósito esencial de la educación básica”.
  • Fase 6. Primero, segundo y tercero de secundaria. “El campo considera la enseñanza del inglés como lengua extranjera, con la idea de generar un intercambio intercultural, en el que el inglés sea visto como una posibilidad expresiva adicional que permite que las niñas y niños desarrollen su comprensión y uso de la lengua”.
En cuanto a las estrategias de evaluación, la Secretaría señala que “estas deben ser claras y flexibles, por lo que es importante que se identifique qué, cómo, para qué y cuándo se va a evaluar, así como a las y los sujetos involucrados (docentes, estudiantes, grupos y escuela en general), estableciendo criterios claros y graduales que permitan dar acompañamiento activo a las niñas, niños y adolescentes durante los procesos de enseñanza y aprendizaje, otorgándoles un sentimiento de control sobre su aprendizaje”. Por ello, las pautas para las evaluaciones serán:
  • Documentar en la medida de lo posible lo que hacen las niñas, niños y adolescentes durante los procesos formativos; las tareas, exposiciones o un examen como única evidencia de su aprendizaje "es insuficiente".
  • Identificar de manera específica las áreas de oportunidad de las y los estudiantes en relación con su aprendizaje.
  • Dar retroalimentación continua, siempre utilizando un lenguaje descriptivo y generando la posibilidad de que realicen ajustes y regulaciones a sí mismos.
El nuevo Marco considera a los maestros como factores clave para la nueva propuesta curricular ya que “en los últimos tiempos hemos comprobado cómo las y los docentes se convirtieron en auténticos líderes comunitarios”. Las familias también tendrán un lugar preponderante en este cambio porque "la educación que estamos proponiendo no está constreñida al aula, sino que va más allá: compete a la casa, a la plaza, al mercado, al parque, al espacio público y comunitario, desde la interculturalidad y la igualdad de género”. Al parecer el plan iniciará en 2022-2023, con programas piloto en 1ero y 2do de Primaria y 1ero de Secundaria y quedaría completamente implementado en 2024. Lo que podemos hacer La SEP ha demostrado (especialmente en la últimas décadas) que cuenta con programas muy completos y bien elaborados que no nada más se enfocan en el desarrollo de las competencias esenciales, promueven el trabajo colaborativo y vinculan los contenidos, sino que además se preocupan por el fortalecimiento de las distintas áreas que conforman al ser humano (incluyendo materias como Vida Saludable, Igualdad de Género e Interculturalidad Crítica). Por ello, como hemos logrado hacerlo hasta ahora y mientras los nuevos programas no sean implementados oficialmente, debemos continuar trabajando en:
  • Fortalecer la parte emocional y las habilidades sociales de los alumnos.
  • Recuperar, desarrollar y/o reforzar los procesos cognitivos, habilidades y competencias que les correspondan de acuerdo con su etapa de desarrollo.
  • Subsanar el rezago académico, haciendo especial énfasis en las poblaciones y comunidades más afectadas.
  • Re-conectar a los alumnos con los hábitos que les dan estructura y estabilidad (cuadernos, lectura, modales, tolerancia, disciplina, etc.).
  • Promover la sana competencia, el trabajo en equipo y demás valores que se adquieren por medio del deporte.
  • Utilizar la enseñanza de las artes como un pretexto para motivar la expresión de sentimientos e ideas, así como para permitir el desarrollo de la imaginación y la creatividad.
  • Realizar un trabajo diario enfocado a la comprensión lectora y el seguimiento de instrucciones.
Lo que debemos esperar Aunque a la fecha ya se han dado a conocer los planes de estudio completos y algunos otros datos relevantes sobre el nuevo programa, aún nos queda esperar que ciertos aspectos sean clarificados por las autoridades o bien, asilados por las instituciones educativas y el personal docente, entre ellos:
  • Conocer a profundidad el programa completo, los objetivos generales y específicos que pretende lograr y el marco teórico en el que se fundamenta.
  • Esperar las disposiciones oficiales acerca de la capacitación a maestros, la inversión en materiales de apoyo y la implementación general del programa a nivel nacional (piloto y completo). 
  • Definir los tiempos esperados para lograr una migración total del Modelo Educativo.
  • Conocer con claridad las herramientas de evaluación que deberán utilizarse para acreditar los conocimientos adquiridos, las progresiones de aprendizaje, los grados escolares o las fases de aprendizaje.
  • Establecer la forma en la que se analizarán los resultados de este Nuevo Marco a corto, mediano y largo plazo.
¿Una verdadera “transformación” de la educación mexicana? En conclusión, poco podemos decir, por el momento, sobre una propuesta de la que conocemos tan poco, que aún nos presenta varias interrogantes y con la que habremos de trabajar por un largo tiempo para poder afirmar o negar su efectividad; sin embargo, nuestro trabajo hoy, como colegios y familias, debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer y aplicarlo y enriquecerlo buscando siempre más: teniendo siempre en cuenta la filosofía y valores de cada institución, aprovechando los avances científicos y tecnológicos globales con los que contamos hoy y, dejando claro, en todo momento, que el objetivo primordial de nuestra misión es esforzarnos por formar seres humanos con una identidad clara y bien definida, que desarrollen a plenitud su inteligencia y que, ante todo, se reconozcan como personas íntegras: que aman y protegen a los demás, que saben darse a otros, que cuidan y respetan a su planeta, y que utilizan el conocimiento y la tecnología para crear soluciones y resolver los problemas del mundo real y global en el que viven." ["post_title"]=> string(116) "Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…" ["post_excerpt"]=> string(148) "Nuestro trabajo hoy, como colegios y familias, debe enfocarse en tomar lo mejor que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo y enriquecerlo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(113) "nuevo-marco-curricular-y-plan-de-estudios-2022-sep-lo-que-sabemos-lo-que-podemos-hacer-y-lo-que-debemos-esperar-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-16 10:15:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-16 15:15:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79950" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17689 (24) { ["ID"]=> int(79993) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content"]=> string(8558) "La narración utilizada como ejemplo produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad.  Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo. ¿Tú cómo la interpretas? Si te contara que existe una narración ficticia donde se cuenta la historia de un trasatlántico, el más grande jamás construido, al que se le colocó la etiqueta de “insumergible”, pero que, en su viaje inaugural choca con iceberg, se hunde, y, debido a la falta de botes salvavidas perece la mayor parte de su tripulación, me dirías que no te resulta en nada original porque es una calca de lo ocurrido con el Titanic. Yo tendría que darte la razón: incluso la falta de originalidad llegaría hasta el hecho de al barco de historia de ficción lo bautizaron con el nombre de “Titán”. Sin embargo, hay un pequeño detalle, muy inquietante por cierto, que lo cambia todo: la sinopsis relatada corresponde a la novela Futility o The Wreck of the Titan (El Naufragio del Titán o Futilidad) , escrita por Morgan Robertson en 1898; es decir que el hundimiento del “Titán” literario tiene lugar catorce años antes de la noche del 14 al 15 de abril de 1912, en que se hundió el verdadero transatlántico RMS Titanic.  Si recorremos la narración ficticia, las semejanzas entre la novela y la realidad ocurrida catorce años después resulta estremecedora. Por ejemplo, tanto el Titán como el Titanic se hundieron en el Atlántico Norte. Ninguno de los dos llevaba a bordo suficientes botes salvavidas para los pasajeros. También existe una impresionante similitud en cuanto al tamaño –267 metros el barco real y 244 metros el imaginario– y la velocidad capaz de desplegar –25 nudos para el Titán, 23 nudos para el Titanic–. Los dos operaban con tres hélices y dos mástiles; en ambos casos el casco estaba diseñado con un sistema de compartimentos semejante y los dos emprendieron su primer y único viaje en el mes de abril. Ambos naufragaron al chocar contra un iceberg en su viaje inaugural y ambos se hundieron  aproximadamente seiscientos kilómetros al sur de Terranova, aunque, en una de las diferencias más significativas entre la realidad y la ficción, el Titanic real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras trasatlántico literario lo hacía en sentido inverso.   ¿Cómo podemos explicar estas coincidencias? ¿Qué relación objetiva existe entre la historia de ficción escrita por Morgan Robertson en 1898 y el trasatlántico diseñado por Thomas Andrews Jr., bajo el auspicio de la naviera White Star Line y construido en los astilleros Harland & Wolff, y capitaneado, en su viaje inaugural, por experimentado capitán Edward Smith, que se hundió en abril de 1912? ¿De donde, entonces, pueden emerger semejantes similitudes? ¿La historia de Robertson influyó en el hundimiento del Titanic, o, al revés, el hundimiento del Titanic, en una realidad subjetiva y fuera del tiempo, en esa conciencia colectiva de la que hablaba Jung, influyó en la imaginación del autor con década y media de anticipación? ¿Son hechos aislados y las semejanzas entre ambas historias no son más que una extraña coincidencia?   La realidad es que no hay forma de saber, con el conocimiento que tenemos hoy, si existe o no alguna relación ya sea causal o sincrónica entre ambos eventos, sin embargo resulta muy sugerente considerar que la posibilidad de que, en algún sustrato de la realidad ambos acontecimientos –imaginación del novelista y la materialización del evento con la participación de un sinnúmero de gente y circunstancias de todo tipo– estén vinculados de alguna manera.  La gran pregunta es si se trata de una enorme coincidencia o de una auténtica sincronicidad. No hay duda que el ejemplo señalado –y se podría dar cuenta de infinidad de historias extrañas y sorprendentes– produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad. Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo.  Si tuviera que aportar una opinión personal diría que lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales sabemos el funcionamiento de una parte de ellas mientras desconocemos aun muchas otras; y por ello, sacar una conclusión definitiva de lo que es la realidad y cuáles son los límites del tiempo o las fronteras entre el cosmos material y objetivo y el universo de subjetividad y creatividad, del que apenas conocemos la punta del iceberg, es aventurado. Sin embargo, habitamos el mundo y requerimos de ciertos criterios de validez que, si bien están sujetos a modificarse conforme aparezcan nuevos conocimientos, es razonable que los consideremos como principios orientadores de la experiencia existencial.  Quizá la principal diferencia entre una casualidad y una sincronicidad está en que de la primera no podemos obtener un bagaje simbólico que aporte significado en nuestra vida, mientras que la segunda, la transforma.  Pensemos en alguien que no tenía que haber subido a un avión, y lo hace. El avión cae, él es el único sobreviviente, que además resulta ileso y todo ocurre en circunstancias inverosímiles, mientras que la persona que efectivamente debía haber subido al avión, se resbala en la regadera de su apartamento, se rompe la cervical y se queda en una silla de ruedas por el resto de su vida.  Si yo, desde fuera, me entero de esta historia, sin duda quedaría impactado, pero no podría interpretarla como otra cosa que una serie de casualidades impresionantes, pero que, en el tejido de mi existencia carecerán de significado profundo. Sin embargo, tanto para el individuo que salió ileso del accidente aéreo como para el accidentado en la regadera, los hechos serán sincronicidades que aportarán símbolos y significados existenciales muy profundos. La vida presente, pasada y futura de ambos será necesariamente reinterpretada a través del tamiz de esa experiencia. Como se ve, el mismo hecho tiene interpretaciones y significados distintos, dependiendo, como decía Jung, de la cercanía e intensidad emocional con que se viva. Vista desde fuera es una casualidad sorprendente que carece de significado. Vista desde dentro en una experiencia que provoca que la vida se bifurque en un antes y un después de ese acontecimiento.  Por eso, una sincronicidad sólo lo es para quien el acontecimiento posee significación, sentido y deja un sedimento que trastoca a la vida futura.    En casos menos dramáticos, como el ejemplo ya mencionado en el artículo anterior de la persona que, luego de recordarla, nos encontramos en la calle luego de años de no saber de ella, tiene que ver con el momento existencial y las consecuencias que ese evento extraño acarree. Si no pasa de un encuentro fortuito será distinto de si recibimos el nombre y teléfono del especialista que salve a nuestro hijo de un padecimiento grave. Aprender a separar el paja del trigo, y con ello las casualidades sugerentes de las verdaderas sincronicidades que transforman nuestra vida, puede ser la diferencia entre encontrar sentido a nuestra existencia o vivir en piloto automático, presos de un mundo chato y sombrío.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(53) "¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante" ["post_excerpt"]=> string(200) "Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales solo sabemos el funcionamiento de una parte. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "sincronicidad-o-casualidad-un-ejemplo-inquietante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79993" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "09ccd8f7a22b25725bfa791b3e78599e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y...

junio 17, 2022

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Nuestro trabajo hoy, como colegios y familias, debe enfocarse en tomar lo mejor que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo y enriquecerlo.

junio 16, 2022




Más de categoría

La Sincronicidad como parte de la evolución y de la inteligencia subyacente

–“Somos polvo de estrellas reflexionando sobre estrellas”. Carl Sagan (1934-1996), astrónomo estadounidense.

junio 24, 2022
Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Cuando pienso en el problema del crimen organizado en México, recuerdo la sentencia implacable a la entrada del infierno...

junio 24, 2022
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos,...

junio 24, 2022

Restauranteros de Nuevo León ante la crisis del agua piden ayuda

Ante la crisis del agua, recortes, y aunado a que no se respeta el horario de la programación del...

junio 23, 2022