De Frente y Claro | La cruda realidad del Presupuesto 2023

Ojalá que el presupuesto que presentó el titular de Hacienda fuese cierto, porque el país y los mexicanos lo necesitamos, pero nos están tratando de engañar nuevamente.

15 de septiembre, 2022

Ante los supuestos económicos que López y su banda creen que sucederán en el 2023, como crecimiento económico, tasas de interés, tipo de cambio, el petróleo, han elaborado el Presupuesto del 2023 para el país, que abarca 8.3 Billones de pesos, esperando también una recaudación histórica, así como un crecimiento de la economía muy alto. 

Desafortunadamente esos supuestos en los que seguramente se basaron para preparar este presupuesto son la parte más débil del mismo, dado que la Secretaría de Hacienda considera que se crecerá al 3% en 2023 y 2.4% en este 2022. Pero, los analistas señalan que será el 1.9% en 2022 y 1.4 %en el 2023, lo cual es más creíble y tira por la borda lo que Hacienda señala, dado que no se ve la posibilidad de llegar a esos porcentajes de crecimiento.

Lo anterior llevará consigo implicaciones, ya que el hecho de que la economía crezca mucho menos de lo que Hacienda establece o espera, dejará de generar la actividad económica que permita recaudar lo que calculan. Y ese es un gran punto débil. 

Por otra parte, la inflación que calcula Hacienda, para finales de este 2022 del 3.2% es totalmente irreal, ya que si ya estamos en 8.9%, ni las estampitas protectoras de López le podrán hacer el milagro de que baje a ese porcentaje.

Y si bien algo favorable es que no se anuncian aumento en los impuestos, ni hay nuevos impuestos, buscando mantener la estabilidad. Pero, por otra parte, tampoco hay estímulos fiscales, ya que la Miscelánea Fiscal no tiene modificación alguna. No hay estímulos fiscales para crecer, lo cual hace que sus cifras tan optimistas en economía, inflación, creación de empleos, de producción petrolera con 1.9 millones de barriles diarios, no será posible lograrlas y sin ello no se crece económicamente.

Es por ello que los analistas financieros al igual que la Coparmex, alertan de que pudiera haber un ajuste en el primer trimestre de 2023, pero el secretario de Hacienda derrochando optimismo no piensa lo mismo y antes al contrario le autoriza mucho más presupuesto a los auto llamados por López “Proyectos Insignia” o Prioritarias, como su Refinería que no refina en Dos Bocas, y el Trenecito Maya, que sigue con uno y mil problemas para que avance su construcción. Sin olvidar que sus costos originales ya han sido superados hasta en más de un 100%. Lo cual preocupa, porque no se destinan los presupuestos que requieren otras áreas prioritarias e importantes como salud y educación, por mencionar algunos.

ENDEUDAMIENTO

A pesar de que López haya prometido y se haya comprometido a que no endeudaría más al país, habrá déficit fiscal, déficit primario, e insisto, aunque López afirmó que no saldrían a colocar deuda, si lo contempla el presupuesto del 2023.

Si bien afirman que no han endeudado más al país, resulta que nuestra economía se reduce y la deuda sigue siendo la misma, pero con una economía más pequeña, y eso hace crecer la deuda. Asimismo, no debemos olvidar el aumento en las tasas de interés, que significa un costo financiero mayor de esa deuda, y para colocarla, resultará mucho más caro. 

López y Hacienda pronostican 49% de deuda PIB. Y aunque no se endeuden respecto a pedir más dinero, como se señala, al no crecer la economía y aumentar las tasas de interés, la deuda aumentará, por no haber Crecimiento Económico. Ahí es donde la Ocurrencia (por no decirlo de otra manera más fuerte y real) de López que a él no le importa el Crecimiento, sino el Bienestar, lo aplasta como una avalancha, mostrando o su falta de conocimientos financieros, o sus mentiras para tratar de engañarnos.

Este presupuesto catalogado como demasiado optimista, más bien está fuera de toda realidad coherente, porque no lo sustentan en proyecciones verdaderas. Sobre todo, recordar que el presupuesto de este 2022 también tuvo expectativas que no se lograron concretar, como en Inflación, Crecimiento, el cual en primer trimestre López afirmaba que creceríamos al 5%, el cual nunca llegó.

Y en esa línea, eso sucederá en el 2023 con este presupuesto, que al igual como señalé cuando escribí sobre su cuarto informe de gobierno, está más lleno de Cuentos que de Cuentas verdaderas. Insistiendo en que sus proyecciones rebasan lo optimista para caer en el terreno de lo incrédulo o falso. 

En verdad, ojalá que lo que presentó el titular de Hacienda, fuese cierto, porque el país y los mexicanos lo ansiamos y necesitamos, pero tristemente nos están tratando de engañar nuevamente, sobre todo cuando además de sus sueños guajiros de crecimiento, vemos en qué gastarán más presupuesto, como el caso de lo que proponen para Seguridad, un 18% más que en el 2022, repartido 17% para el Ejército y 1% para la Secretaría de Seguridad Ciudadana, entendiéndose que casi todo irá para la Sedena, mientras que a la educación y salud les aumentan 4 y 5 por ciento respectivamente. 

Esto del presupuesto para Seguridad preocupa mucho, porque las policías estatales y municipales se quedarán sin fondos para fortalecerse y ser más eficientes, es decir, todo indica que a López no le importaron estas policías. 

Necesario acotar que, respecto al presupuesto del 2022, para el 2023 tendrá 1.3 billones de pesos más, pero se irá para las Ocurrencias y Caprichos de López como sus obras prioritarias y sus programas compra votos, llamados sociales, dejando a un lado las verdaderas prioridades de los mexicanos, que obviamente no le importan en lo más mínimo. Sobre todo, tomando en cuenta que en el 2023 hay elecciones en dos estados, que López quiere que pasen a ser de Morena, el Estado de México y Coahuila. 

¿AUSTERIDAD Y POBREZA FRANCISCANA?

Bajo lo que López no se cansa de pregonar de que en la 4T hay austeridad y pobreza Franciscana, sí lo aplica, pero primero le deja la mayor parte del pastel a sus obras prioritarias, sus programas cacha votos y una parte para el pago de la deuda. Y las migajas las reparte en las demás dependencias de gobierno, que esas sí tendrán presupuestos raquíticos, de verdadera pobreza Franciscana. 

Porque al escuchar o leer que el presupuesto es de 8.3 BILLONES DE PESOS, parece mucho, pero al analizar a dónde va y cuánto le toca a cada dependencia, muchas dependencias y muchas áreas tendrán casi nada de presupuesto. 

Importante es observar qué pasará con los impuestos, porque, aunque no anuncian que aumenten, ni que haya nuevos, sí señalan este rubro como prioritario para contar con más recursos. Cabe recordar que más de la mitad de la economía se encuentra en la informalidad, y por ello todo recaerá en quienes sí están en la formalidad, en los que SÍ PAGAN impuestos, esos contribuyentes cautivos, por lo que habrá con toda seguridad mayor presión, vigilancia por parte del SAT. 

Finalmente, preocupa y mucho lo señalado por López, que disminuirá la exportación de crudo, de 950 millones de barriles diarios a 784 millones, con la clara intención de dejar de vender parte de lo que se produce en el país, para refinarlo. Y con ello ya dejar de ser un país exportador de petróleo crudo y que se concentre para la producción nacional de gasolinas. Meta que promete cumplir antes de que termine su sexenio. Pero, al igual que sus metas para 2023 con su presupuesto, se ve enormemente difícil, por no decir imposible de cumplir, porque la capacidad de refinación en México no da para ello con las refinerías que están en activo y mucho menos lo logrará con su inaugurada refinería que no ha refinado un solo litro de gasolina a ya dos meses de inaugurada. Y lamentablemente seguirán dándoles recursos a CFE y a Pemex, que son como tirar el dinero al sanitario. 

Así la verdadera realidad de lo que nos espera en el 2023, en que habrá los Cuentos de López y no las Cuentas que el país necesita y requiere. Ese es el Cambio prometido por López, Morena y su 4T.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18015 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83372) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83372) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18019 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18017 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18018 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83372) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(86127) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content"]=> string(5459) "Los vientos de cambio ya se sienten, como cantaba en los años sesenta Eric Burdon. Solo que no nos referimos en esta ocasión a la música, no señor. Me refiero al cambio de verano, una de las tantas joyas de la corona (expresión la mar de apta, dado que vive en un palacio) de nuestro Tlatoani Deluxe. Como usted ya sabrá, este pasado octubre fue la última vez en la que cambiamos el horario, para regresar, forever and ever, al “Horario de Dios” (algún miembro de Morena dixit).  Ahora bien, debo decir, sin ser un experto en eso de los horarios y la salud (y mucho menos un renacentista de la talla de López Obrador - para llegar a ese nivel, me hacen falta tres reencarnaciones, cuarenta días y cuarenta noches en el desierto y adquirir la habilidad de vivir con doscientos pesos en la cartera), que el efecto de este nimio cambio ya se siente en el aire. Como si de verdadera magia se tratase. Al César lo que es del César: me parece que esta fue la mejor que López ha tenido en toda su vida.  Sí, incluso mejor que esa de ser “el presidente legítimo”. Me explico. Al volver al “Horario de Dios”, podemos esperar una serie de cambios, que sólo alguien con la sagacidad, buen gusto e inteligencia de nuestro líder pudo ver de antemano. Así que, ¡alístese para los cambios que se vienen! Algunos de estos cambios incluyen (pero no se limitan a):  Reducción del crimen y la violencia a un 0%. Al ya no haber distinción de horario de verano o invierno, espere usted una reducción del crimen a un cero tan redondo como las pelotas de béisbol que tanto gustan al señor presidente. ¿La razón? ¡Pues que los criminales ya no sufrirán de esos perniciosos trastornos de sueño! Al dormir mejor y respetar sus ciclos circadianos, los malosos ya no nos molestarán. Cero asesinatos, cero robos en el transporte público. Es más, muchos comenzarán a trabajar honradamente y ser gente de bien, pero no mucho, porque tampoco queremos que se vuelvan unos sucios aspiracionistas y después olviden quién los sacó de la pobreza, ¿eh? Reducción de la inflación. Aunque queramos huir de ella como si fuese la mismísima plaga, la inflación nos ha dado poco descanso este 2022. ¡Pero no tema más! Al ya no cambiar el horario, la inflación pondrá los pies en polvorosa. ¿Por qué? Pues porque resulta que la inflación es muy temerosa de Dios (eso dicen) así que al respetar el horario del supremo (me refiero a Dios, no a López), este castigo divino nos será revocado.  Aumento en los salarios de manera inmediata. Esto es obvio, pero no está de mal recordarlo: el cambio de horario fue “una idea neoliberal” (de nuevo, miembro de Morena dixit; aquí cabe resaltar la facilidad que tienen los camaradas del “movimiento” para saltar del concepto de  “Dios” al de  “neoliberalismo” con un facilidad pasmosa). Es decir: todo era un plan con maña, como se dice popularmente, para mantener los sueldos y salarios bajos, porque, ¿quién odia más los aumentos de sueldo y las prestaciones que los malvados neoliberales? Al desterrar el “horario neoliberal” (whatever that means), espere usted un jugoso aumento en su sueldo.  El desabasto de medicamentos será cosa del pasado. Eso sí, no se me emocione usted mucho, porque de todas formas tendrá que llegar temprano a su clínica más cercana para poder alcanzar ficha. Al menos ya estará clareando el día y no estará usted en las tinieblas.  Mejoras en la infraestructura y en el transporte. Bueno, esto es verdad, pero va con truco (o como diría Vilchis: “no es verdad, pero no es mentira”). Al amanecer más temprano, podrá usted ver mejor los baches que abundan tanto como los familiares de López Obrador en Houston. Así podrá darle con todo a ese pedal sin miedo de arruinar su automóvil. De la misma forma, el metro seguirá llegando tarde y teniendo un friego de problemas, pero al menos, con la luz del sol podrá usted ver más claro cuánto tiempo lleva de retraso. Algo es algo, ¿no? ¿Cómo ve? De haber sabido que todos los problemas del país podían resolverse con un acto tan sencillo, hubiésemos votado por nuestro ser supremo (ahora me refiero a López, no a Dios) desde el inicio. Así que, bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.  Y usted, ¿cuál de los cambios traídos por el “horario del bienestar” espera con más ansías?" ["post_title"]=> string(59) "¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!" ["post_excerpt"]=> string(143) "Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "preparemonos-para-los-efectos-del-horario-del-bienestar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86127" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17990 (24) { ["ID"]=> int(85538) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content"]=> string(6519) "Los asuntos políticos al interior de las universidades en México siempre han sido polémicos y generan muchas inquietudes y preguntas; de por sí, todo sistema que entra en una fase de transición genera incertidumbre. ¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? ¿Bajo qué características reconstruir la dinámica cultural y política de estas instituciones?  Superando las distintas acepciones que pueda tener el concepto democratización, en el caso de las universidades públicas ésta debe ser pensada como un proceso integral, donde además de ampliar la base comunitaria para participar en la toma de decisiones mediante el voto o para integrar los órganos colegiados de dirección de forma más representativa, sea planeada como la posibilidad de generar acciones más concretas para la integración de sectores vulnerables a sus aulas y una mayor inclusión de los grupos sociales que componen una región específica o el país en general.  Espacios de traslado y universitarios seguros para mujeres en particular, programas específicos de licenciatura para atención a la comunidad silente e invidente, posibilidades de integración a programas para estudiantes adultos y de la tercera edad, programas bilingües para alumnos de grupos étnicos, así como revisión de las implicaciones financieras para los estudiantes, sin olvidar la construcción de espacios para la libre discusión de las ideas científicas, políticas e incluso del ámbito espiritual, serían en estos tiempos aspectos mínimos a involucrar en los procesos de democratización de las universidades públicas.  Actualmente democratización e inclusión tienden a ser sustantivos que se corresponden en el universo simbólico de la educación superior.  Limitar la democracia universitaria al parlamentarismo sería limitar de nuevo la posibilidad de recuperar el liderazgo social de las instituciones públicas de educación superior.  En esencia, dos son las líneas de trabajo a recuperar en las discusiones sobre la democratización de las instituciones públicas de educación superior: el problema de la participación de la comunidad en la toma de decisiones, y  el problema de la democratización del acceso, lo cual aplica para los costos de ingreso como para los programas internos que permitan que los estudiantes potenciales que forman parte de grupos vulnerables se queden y se integren posteriormente al mercado laboral. La primera de las líneas de trabajo presupone la existencia de un modelo elitista de toma de decisiones y de configuración de las instancias de dirección, tanto de las instancias personales como de los órganos colegiados. Este modelo autocrático sería del cual habría que partir para transitar hacia un modelo de participación más amplio.  La segunda de estas vertientes de trabajo, por otra parte, presupone que los sistemas de ingreso (colegiaturas y exámenes incluidos) los programas y planes de estudio, las estrategias didácticas, los mecanismos de evaluación del desempeño estudiantil y los criterios académicos y administrativos para lograr egresar, entre otros factores, se volvieron elitistas o clasistas, lo que escapa de lo puramente académico y lo coloca en el terreno de lo ideológico.  Es decir, son antidemocráticas en tanto excluyen o marginan a estudiantes a partir de no visibilizar realidades específicas de sectores sociales y estudiantiles particulares. Y sí, la reglamentación académica y los modelos de trabajo no están adecuados del todo a las condiciones de alumnos que tengan algún impedimento para el pleno desarrollo de la motricidad o sentidos.  Y adicionalmente, esta última línea de trabajo está correlacionada a su vez con dos aspectos que son ineludibles: los lineamientos de los organismos internacionales para asegurar la calidad de la educación superior y el problema del eternamente insuficiente recurso destinado a la investigación y a las cuestiones operativas de estas instituciones.  Si durante un tiempo la reconfiguración jurídica de la vida universitaria nacional promovió modelos autocráticos en la toma de decisiones y anuló la posibilidad de un voto universal, símbolo fundamental de la democracia participativa en las diferentes instituciones, hoy esto puede pasar a segundo término, porque lo importante no es de donde transitamos, sino hacia dónde, es decir, cual es el modelo democrático que se busca: el de la democracia como inclusión social o el de la democracia como ampliación del universo de personas que tomarán decisiones, y aunque se priorice uno, en realidad no debieran de ser excluyentes y en la democratización de estas instituciones debiéramos ir por “todas las canicas”.   En la discusión subyace un aspecto que tal vez no haya sido suficientemente abordado: el tema de lo generacional. Las características y el contexto social del estudiante actual ha cambiado, los niveles de interés en los asuntos públicos, su formas, niveles y espacios de interacción social, su formación para desarrollar su interés para participar en la toma de decisiones colectivas es asunto que le compete a la universidad pública, en tanto que el desarrollo que estos organismos educativos dan no solo es científico, sino social y cultural. Seriamente golpeada por la pandemia, por la nueva realidad mediática y por la inseguridad que se vive, la salud emocional del joven estudiante puede ser atendida a partir de modelos socioculturales donde la universidad jugaría un papel importante si se amplían los espacios para la interacción y participación.  Las condiciones internas, como el interés del gremio académico de reconfigurar las formas de participación están dadas; sin embargo, la dimensión de la democratización como inclusión social requiere de la participación de otros sectores, como el político y la revisión de lo presupuestal, que, creo, es el punto más débil de la red de factores involucrados. " ["post_title"]=> string(41) "Universidades Públicas: democratización" ["post_excerpt"]=> string(142) "¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "universidades-publicas-democratizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 10:34:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:34:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85538" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(86127) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content"]=> string(5459) "Los vientos de cambio ya se sienten, como cantaba en los años sesenta Eric Burdon. Solo que no nos referimos en esta ocasión a la música, no señor. Me refiero al cambio de verano, una de las tantas joyas de la corona (expresión la mar de apta, dado que vive en un palacio) de nuestro Tlatoani Deluxe. Como usted ya sabrá, este pasado octubre fue la última vez en la que cambiamos el horario, para regresar, forever and ever, al “Horario de Dios” (algún miembro de Morena dixit).  Ahora bien, debo decir, sin ser un experto en eso de los horarios y la salud (y mucho menos un renacentista de la talla de López Obrador - para llegar a ese nivel, me hacen falta tres reencarnaciones, cuarenta días y cuarenta noches en el desierto y adquirir la habilidad de vivir con doscientos pesos en la cartera), que el efecto de este nimio cambio ya se siente en el aire. Como si de verdadera magia se tratase. Al César lo que es del César: me parece que esta fue la mejor que López ha tenido en toda su vida.  Sí, incluso mejor que esa de ser “el presidente legítimo”. Me explico. Al volver al “Horario de Dios”, podemos esperar una serie de cambios, que sólo alguien con la sagacidad, buen gusto e inteligencia de nuestro líder pudo ver de antemano. Así que, ¡alístese para los cambios que se vienen! Algunos de estos cambios incluyen (pero no se limitan a):  Reducción del crimen y la violencia a un 0%. Al ya no haber distinción de horario de verano o invierno, espere usted una reducción del crimen a un cero tan redondo como las pelotas de béisbol que tanto gustan al señor presidente. ¿La razón? ¡Pues que los criminales ya no sufrirán de esos perniciosos trastornos de sueño! Al dormir mejor y respetar sus ciclos circadianos, los malosos ya no nos molestarán. Cero asesinatos, cero robos en el transporte público. Es más, muchos comenzarán a trabajar honradamente y ser gente de bien, pero no mucho, porque tampoco queremos que se vuelvan unos sucios aspiracionistas y después olviden quién los sacó de la pobreza, ¿eh? Reducción de la inflación. Aunque queramos huir de ella como si fuese la mismísima plaga, la inflación nos ha dado poco descanso este 2022. ¡Pero no tema más! Al ya no cambiar el horario, la inflación pondrá los pies en polvorosa. ¿Por qué? Pues porque resulta que la inflación es muy temerosa de Dios (eso dicen) así que al respetar el horario del supremo (me refiero a Dios, no a López), este castigo divino nos será revocado.  Aumento en los salarios de manera inmediata. Esto es obvio, pero no está de mal recordarlo: el cambio de horario fue “una idea neoliberal” (de nuevo, miembro de Morena dixit; aquí cabe resaltar la facilidad que tienen los camaradas del “movimiento” para saltar del concepto de  “Dios” al de  “neoliberalismo” con un facilidad pasmosa). Es decir: todo era un plan con maña, como se dice popularmente, para mantener los sueldos y salarios bajos, porque, ¿quién odia más los aumentos de sueldo y las prestaciones que los malvados neoliberales? Al desterrar el “horario neoliberal” (whatever that means), espere usted un jugoso aumento en su sueldo.  El desabasto de medicamentos será cosa del pasado. Eso sí, no se me emocione usted mucho, porque de todas formas tendrá que llegar temprano a su clínica más cercana para poder alcanzar ficha. Al menos ya estará clareando el día y no estará usted en las tinieblas.  Mejoras en la infraestructura y en el transporte. Bueno, esto es verdad, pero va con truco (o como diría Vilchis: “no es verdad, pero no es mentira”). Al amanecer más temprano, podrá usted ver mejor los baches que abundan tanto como los familiares de López Obrador en Houston. Así podrá darle con todo a ese pedal sin miedo de arruinar su automóvil. De la misma forma, el metro seguirá llegando tarde y teniendo un friego de problemas, pero al menos, con la luz del sol podrá usted ver más claro cuánto tiempo lleva de retraso. Algo es algo, ¿no? ¿Cómo ve? De haber sabido que todos los problemas del país podían resolverse con un acto tan sencillo, hubiésemos votado por nuestro ser supremo (ahora me refiero a López, no a Dios) desde el inicio. Así que, bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.  Y usted, ¿cuál de los cambios traídos por el “horario del bienestar” espera con más ansías?" ["post_title"]=> string(59) "¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!" ["post_excerpt"]=> string(143) "Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "preparemonos-para-los-efectos-del-horario-del-bienestar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-28 11:27:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-28 16:27:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86127" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ed5caae95431417aae14db00fc17e13e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá a nuestras vidas.

noviembre 28, 2022

Universidades Públicas: democratización

¿Qué significa democratizar a las instituciones públicas de educación superior? ¿Por qué es necesario impulsar procesos democráticos?

noviembre 10, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022