Cocinando el Fraude Electoral

No cabe duda de que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le importan los 147 mil muertos que aparecerán en las listas de COVID-19 del gobierno. No le importa porque está suplantando a los muertos con...

22 de enero, 2021

No cabe duda de que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le importan los 147 mil muertos que aparecerán en las listas de COVID-19 del gobierno. No le importa porque está suplantando a los muertos con creces importándolos con los migrantes y centroamericanizando  la frontera sur y la costa chiapaneca.

Así es, son miles de centroamericanos, africanos, haitianos y cubanos los que están siendo mantenidos mensualmente con recursos que varían de los 5 mil a 8 mil pesos por migrantes, los cuales tienen calidad de refugiados con credencial de elector y toda la documentación para estar en la frontera sur y la costa chiapaneca, con la salvedad de que no tienen permitido viajar al centro o al norte del país.

Esta situación está desbastando a Tapachula. Ustedes dirán ¡y a mí qué me importa! Pero no olvides que los problemas que vivimos por acá, llegarán a afectarte en algún momento, tal y como la violencia del norte del país está afectando ya a Tapachula con ejecutados en tiroteos a plena luz del día, cuando comandos armados guatemaltecos se internan y tienen sus bases aquí en esta zona y se arman para ejecutar a quien los moleste.

Así, con la presión social, económica y de inseguridad, los costeños chiapanecos y Tapachultecos ya están comenzando a quejarse del apoyo con fines electorales a centroamericanos. Estos apoyos se les han negado a los mexicanos que, desesperados, buscan cómo llevar el sustento a sus familiares en medio del desempleo creado por esta pandemia y que no cuenta con ningún apoyo del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

La vox populi se preguntaba ¿por qué Andrés Manuel López Obrador apoya a los extranjeros y no a los mexicanos? Y hoy ya se han dado cuenta de que el fin principal de esto es la meta electoral para que MORENA gane las próximas elecciones federales con tal de mantener el control absoluto del Congreso de la Unión.

Aunado a esto, el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador quiere a toda costa engañar a los ciudadanos de la Frontera sur con ese “Apoyo de descuentos fiscales” que fue vendido a la gente como la panacea de que iba a bajar la luz y la gasolina y que todos los aspectos de la vida económica iban a mejorar con este apoyo pero… NO, no es así, porque no es un plan integral de cambiar la economía social, sino que es una tomada de pelo llena de requisitos y de pensamientos rimbombantes que no llevan a nada porque la gente tiene que registrarse en Hacienda Federal para poder acceder a los beneficios, la gente también tiene miedo y desconfianza del Gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador, porque saben que si se inscriben serán objeto de persecución y extorsión de parte del gobierno para cumplimentar sus objetivos.

En este sentido, el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador está presionando a los empresarios y a las dependencias del gobierno estatal y municipal para que se contraten extranjeros en trabajos que deben pagarse con salarios de 8000 o más. Ante esta solicitud, uno de los sectores empresariales rechazó esta presión porque deja en el desamparo a los ciudadanos mexicanos que están siendo relegados y que les quitan el derecho a ganarse la vida.

Todos se dan cuenta de la devastación que están causando los migrantes en la frontera sur, los cuales dejan su huella por donde pasan, arrojando toneladas de basura por las calles y banquetas; además ya están poblando con cantinas y centros de prostitución a todas las comunidades fronterizas y han creado redes de tratas nuevas que están causando enfrentamientos con otros cárteles que ya tenían presencia en la ciudad. Los extranjeros venden drogas y mujeres a la vista de las autoridades federales de manera ambulante en pleno centro de Tapachula y las colonias del norte de la ciudad, sin que ninguna autoridad les diga nada porque están protegidos por el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador.

La COPARMEX, sectores del clero Tapachulteco, organizaciones sindicales y el pueblo en general ya están hartos de tantos extranjeros que hacen sentir su prepotencia ante los ciudadanos mexicanos que cada día son arrinconados a ser simples espectadores de cómo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador crea a fuerzas y compra nuevos ciudadanos que votarán por MORENA en las elecciones federales.

Todos estos sectores están molestos porque están siendo ofendidos por las actitudes prepotentes de los africanos, acosan a las mujeres chiapanecas restregando sus sudados cuerpos cuando pasan caminando en las calles del centro de la ciudad o de alguna colonia; en cambio, los extranjeros centroamericanos están amedrentando a los mexicanos con desplantes violentos que se convierten en agresiones delincuenciales, ellos comercian con la mariguana; los migrantes cubanos están creando sectores donde se comercia con el sexo, alcohol y cocaína.

Todos ellos son mantenidos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador que en su afán de crear nuevos ciudadanos que voten por MORENA, está en estos momentos ofreciendo estancia y trabajos a los migrantes que vienen en las caravanas violentas que quieren llegar a los Estados Unidos a través de México.

¿Cuáles trabajos? Si la economía de la frontera sur está totalmente devastada, si la economía de la frontera sur ya no soporta más presiones por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presiones que están orillando a los ciudadanos de la frontera sur a simplemente aguantar y salir adelante en medio de esta pandemia.

Comentarios


object(WP_Query)#16267 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60539) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60539) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16271 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16269 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16270 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60539) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(82859) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content"]=> string(5172) "La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por decir lo menos. Ya pasaron más de dos años desde que comenzó la pandemia de Covid-19, tiempo que la humanidad (supuestamente) aprovechó para reflexionar acerca de qué cosas podemos hacer mejor para ayudarnos unos a otros; sin embargo, ya quedó claro que ese tiempo que debimos aprovechar para hacer una introspección nos la pasamos mirando el ombligo, como dirían por ahí. Porque, aunque siempre las ha habido, parece que las ratas andan más sueltas que cuando la peste azotó a Europa en la Edad Media. Además, esta nueva especie de rata se enorgullece más de sus acciones deshonestas. Estamos ante el surgimiento de una especie conocida como rattus cynicus.  ¿Por qué lo digo, estimado lector? Porque la semana pasada llegó a las noticias un hecho que, si bien en el gran esquema de las cosas (con la inflación rampante y la crisis de seguridad en el país) puede resultar superficial, en realidad nos deja en claro de cuál pie cojeamos. De seguro usted leyó acerca de una usuaria de Twitter que revendió 108 boletos para el festival musical Corona Capital que se celebrará en noviembre próximo (para el cual, por cierto, ya se agotaron las entradas los canales oficiales). Ante la clara molestia de los usuarios de la red social del pajarito, se armó un buen relajo. Tanto así que incluso Ticketmaster tuvo que salir a deslindarse de la usuaria y declarar que ellos no le hacen a eso de la reventa Sin embargo, la revendedora hasta se enorgulleció de sus acciones (negando todo por supuesto) y declaró tener la “conciencia súper tranquila”. Claro, una «conciencia súper tranquila» como la que uno se gana al revender un boleto que costaba originalmente 2700 pesos en 3690. Esos casi mil pesitos por boleto no le vienen mal a nadie, especialmente en estas crisis, ¿verdad? Ahora, si multiplicamos esos 990 pesos por 108 boletos…¡santos boletos, Batman! Hablamos de que la revendedora casi casi se ganó un sueldo presidencial, de un jalón ¿eh? ¡Alguien, por favor, hable con la mamá o la abuelita de la influencer, porque parece que no le leyó la Cartilla Moral! (Aunque eso de «tengo la conciencia súper tranquila» me hace pensar que la revendedora ha pasado mucho tiempo escuchando las mañaneras palaciegas. ¿Será?).  Hablando en serio, y aunque parezca un hecho nimio e inconsecuente, en realidad habla mucho de lo que ocurre en nuestro país. Dejemos de lado, por un momento, que las personas que recurren a la reventa sólo la fomentan. Lo preocupante es el cinismo que algunas personas muestran al hacer cosas claramente deshonestas. Más aún, parece motivo de orgullo: recuerda, mijito, el que no transa no avanza parece seguir siendo la divisa de muchos mexicanos. Recuerdo cuando el hecho de que te cacharan con las manos en la masa en algo chueco era motivo para avergonzarse. Ahora, en esta era del cinismo, parece que las transas son motivo de orgullo y producen «conciencias súper tranquilas». No quiero sonar como un dinosaurio, pero ¡cómo han cambiado los tiempos, caray!  Este hecho, deshonesto en su origen y en su finalidad, no está muy alejado de lo que siempre nos quejamos de la clase política, ¿o no? Por eso tenemos verdaderos pillos en la clase política mexicana: si la sociedad es corrupta, no esperemos que nuestros gobernantes sean un faro de honestidad. Ya bastante malo es cuando alguien se enorgullece por hacer algo deshonesto; pero peor aún es cuando nos quedamos impasibles o celebramos dichas transas, en lugar de señalar estas acciones como los hechos reprobables que son y, al menos, cubrirlos con el manto de la vergüenza.  Si esta es la clase de sociedad en la que nos queremos convertir (lo cual lo dudo mucho, aunque las pruebas parecen demostrar lo contrario), luego que no nos sorprenda que le encargamos la educación de nuestros niños a delincuentes y luego hasta los vayamos haciendo gobernadores, ¿OK?" ["post_title"]=> string(75) "Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(69) "bienvenidos-a-la-era-del-cinismo-y-de-las-conciencias-supertranquilas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82859" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16247 (24) { ["ID"]=> int(83469) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 09:58:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:58:39" ["post_content"]=> string(5938) "Este mes se celebra el día de la vaquita marina para fomentar, por una parte, el aprecio a la diversidad de la fauna del planeta y por otra, hacer consciencia de la necesidad de cuidar a las especies en peligro de extinción (1). ¿Qué es la vaquita marina? Señala la página oficial del Gobierno de México: “La vaquita marina (Phocoena sinus) es uno de los cetáceos más pequeños del mundo, único mamífero marino mexicano miembro de la familia Phocoenidae (marsopas verdaderas), esta especie es endémica de México, habita en el norte del Golfo de California. En latín Phocoena quiere decir “marsopa” y sinus que significa “cavidad”, que se refiere al Golfo de California, es decir, “la marsopa del Golfo de California” (2). Pero, ¿por qué se habría de cuidar a los animales? Normalmente se asocia el objeto del cuidado a los seres humanos, ya que se tiene el deber estricto de nunca verlos como objetos o instrumentos. Los animales, en cambio, se utilizan en muchas ocasiones. Se usan, todavía como animales de labranza, sirven de alimento, aún cuando, por ejemplo, se pudiese prescindir de su carne para la alimentación. También se usan en investigaciones para la creación de tratamientos médicos y prevención de enfermedades (3). En consecuencia, ¿qué diferencia hay entre los animales y los humanos? Pues la clave es el concepto de dignidad humana, o mejor, de persona humana. Las personas humanas son los únicos seres que son autónomos y que superan el mero instinto. Los animales, en esta línea de argumentación, están inmersos dentro de la especie. Lo anterior quiere decir que cada individuo es un “ejemplar” de la especie y queda subordinada a ella. Las personas, en cambio, superan el umbral de la especie y son fines en sí mismos: cada persona es estrictamente insustituible mientras que los animales son prescindibles. Otros han objetado que los animales poseen una racionalidad e inteligencia semejante a la humana. De este modo, por ejemplo, los animales domésticos serían como niños pequeños, es decir, que la diferencia sería únicamente de grado. Si tuvieran más inteligencia serían como nosotros, por lo que es solo una cuestión de desarrollo cerebral. Los objetores a lo anterior señalan que la diferencia de inteligencia no es sólo de grado, sino que se da un cambio de naturaleza. Hay un salto cualitativo con respecto a los animales.  No obstante, no se pueden usar a los animales de forma indiscriminada, es decir, de manera irracional. Así, producirles dolores y malestares innecesarios para el logro de los fines humanos es indebido. ¿Por qué? Porque se tiene una tutela hacia ellos. La preeminencia humana en el mundo implica un uso racional del mismo, un verdadero gobierno del mundo. El hombre debe regular su propio afán desmedido de controlar, y en cambio actuar prudencialmente en cuanto los bienes que se disponen de nuestro planeta. Dicho en otros términos, el derecho de los animales a un trato decente se convierte en deber de los seres humanos. No se puede evitar tener a los animales para el uso humano: se criarán animales para obtener productos de ellos, por ejemplo, la lana de una oveja, pero se debe tratar a los animales de modo que se permita el desarrollo, al menos parcial, de sus capacidades.  En conclusión, en lo que tienen razón los que defienden la preservación de las especies, es que no solo se deben cuidar a las mismas por un mero aprecio de la belleza, sino para mostrar la auténtica racionalidad humana que sabe respetar el desarrollo de la naturaleza, aunque haya una superioridad sobre la misma.    Referencias: La vaquita marina se encuentra en esta situación. Véase la NOM- 059-ECOL-2001. Disponible en:  https://www.profepa.gob.mx/innovaportal/file/435/1/4%20NOM-059-SEMARNAT-2001.pdf Procuraduría Federal de protección al ambiente. Vaquita marina la marsopia más pequeña del mundo. México, 2022. Disponible en: https://www.gob.mx/profepa/articulos/vaquita-marina-la-marsopa-mas-pequena-del-mundo Puede verse un resumen de la importancia y del número de anímales utilizados en la experimentación en: Confederación de sociedades científicas de España. “Documento COSCE sobre el uso de animales en investigación científica”. Cuadernos de Bioética, XXVI, 2015/2. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/2015/26/87/327.pdf  " ["post_title"]=> string(51) "La vaquita marina: sobre el cuidado de los animales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-vaquita-marina-sobre-el-cuidado-de-los-animales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 09:58:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:58:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83469" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(82859) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content"]=> string(5172) "La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por decir lo menos. Ya pasaron más de dos años desde que comenzó la pandemia de Covid-19, tiempo que la humanidad (supuestamente) aprovechó para reflexionar acerca de qué cosas podemos hacer mejor para ayudarnos unos a otros; sin embargo, ya quedó claro que ese tiempo que debimos aprovechar para hacer una introspección nos la pasamos mirando el ombligo, como dirían por ahí. Porque, aunque siempre las ha habido, parece que las ratas andan más sueltas que cuando la peste azotó a Europa en la Edad Media. Además, esta nueva especie de rata se enorgullece más de sus acciones deshonestas. Estamos ante el surgimiento de una especie conocida como rattus cynicus.  ¿Por qué lo digo, estimado lector? Porque la semana pasada llegó a las noticias un hecho que, si bien en el gran esquema de las cosas (con la inflación rampante y la crisis de seguridad en el país) puede resultar superficial, en realidad nos deja en claro de cuál pie cojeamos. De seguro usted leyó acerca de una usuaria de Twitter que revendió 108 boletos para el festival musical Corona Capital que se celebrará en noviembre próximo (para el cual, por cierto, ya se agotaron las entradas los canales oficiales). Ante la clara molestia de los usuarios de la red social del pajarito, se armó un buen relajo. Tanto así que incluso Ticketmaster tuvo que salir a deslindarse de la usuaria y declarar que ellos no le hacen a eso de la reventa Sin embargo, la revendedora hasta se enorgulleció de sus acciones (negando todo por supuesto) y declaró tener la “conciencia súper tranquila”. Claro, una «conciencia súper tranquila» como la que uno se gana al revender un boleto que costaba originalmente 2700 pesos en 3690. Esos casi mil pesitos por boleto no le vienen mal a nadie, especialmente en estas crisis, ¿verdad? Ahora, si multiplicamos esos 990 pesos por 108 boletos…¡santos boletos, Batman! Hablamos de que la revendedora casi casi se ganó un sueldo presidencial, de un jalón ¿eh? ¡Alguien, por favor, hable con la mamá o la abuelita de la influencer, porque parece que no le leyó la Cartilla Moral! (Aunque eso de «tengo la conciencia súper tranquila» me hace pensar que la revendedora ha pasado mucho tiempo escuchando las mañaneras palaciegas. ¿Será?).  Hablando en serio, y aunque parezca un hecho nimio e inconsecuente, en realidad habla mucho de lo que ocurre en nuestro país. Dejemos de lado, por un momento, que las personas que recurren a la reventa sólo la fomentan. Lo preocupante es el cinismo que algunas personas muestran al hacer cosas claramente deshonestas. Más aún, parece motivo de orgullo: recuerda, mijito, el que no transa no avanza parece seguir siendo la divisa de muchos mexicanos. Recuerdo cuando el hecho de que te cacharan con las manos en la masa en algo chueco era motivo para avergonzarse. Ahora, en esta era del cinismo, parece que las transas son motivo de orgullo y producen «conciencias súper tranquilas». No quiero sonar como un dinosaurio, pero ¡cómo han cambiado los tiempos, caray!  Este hecho, deshonesto en su origen y en su finalidad, no está muy alejado de lo que siempre nos quejamos de la clase política, ¿o no? Por eso tenemos verdaderos pillos en la clase política mexicana: si la sociedad es corrupta, no esperemos que nuestros gobernantes sean un faro de honestidad. Ya bastante malo es cuando alguien se enorgullece por hacer algo deshonesto; pero peor aún es cuando nos quedamos impasibles o celebramos dichas transas, en lugar de señalar estas acciones como los hechos reprobables que son y, al menos, cubrirlos con el manto de la vergüenza.  Si esta es la clase de sociedad en la que nos queremos convertir (lo cual lo dudo mucho, aunque las pruebas parecen demostrar lo contrario), luego que no nos sorprenda que le encargamos la educación de nuestros niños a delincuentes y luego hasta los vayamos haciendo gobernadores, ¿OK?" ["post_title"]=> string(75) "Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(69) "bienvenidos-a-la-era-del-cinismo-y-de-las-conciencias-supertranquilas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82859" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f1d07c9bff67760f450992fe1ce654cd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”

La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por...

septiembre 1, 2022
vaquita marina

La vaquita marina: sobre el cuidado de los animales

Este mes se celebra el día de la vaquita marina para fomentar, por una parte, el aprecio a la diversidad de la...

septiembre 19, 2022




Más de categoría

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022

Emprendedores buscan canales comerciales en “Martes Ciudadano” de Economía

Solicitud de apoyos para producción, comercialización y formación de cooperativas, artesanías, alimentos, peticiones de crédito para restaurantes, proyectos de...

septiembre 27, 2022

Abarca, los 43 de Ayotzinapa y panem et circenses

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

septiembre 27, 2022