Cavar y seguir cavando

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

7 de junio, 2022

Esta semana México dio pasos firmes en su camino hacia el precipicio. 

De las seis gubernaturas que se encontraban en juego, Morena se hizo de cuatro y la oposición de dos. Parece que a Quintana Roo le importó realmente poco la violencia desatada en aquella entidad o la deforestación propiciada por el paso del Tren Maya; a Oaxaca, aún con los estragos de los fenómenos meteorológicos recientes, el hecho de que el FONDEN ya no exista. Por su parte, todo parece indicar que se cumplió aquello que era un secreto a voces desde hacía tiempo: Murat y Fayad dejaron que llegara la marea color sangre seca a sus estados a cambio de algún cargo, embajada o algo semejante en el futuro y sobre todo la promesa de que los dejarán en paz en su retiro dorado. Hidalgo votó por el priísta Julio Menchaca pero sin las siglas de dicho partido en la boleta. Tamaulipas terminó con una final pareja, pero también sucumbió. 

Únicamente Aguascalientes y Durango resistieron el embate del oficialismo durante el pasado proceso electoral. Y no fue poca cosa, dado que el partido del presidente intentó de todo, desde la compra de votos hasta el acarreo más cínico del que se tenga memoria, sumado a la intervención del crimen organizado. 

Movimiento Ciudadano nos permitió, también, analizar a modo de simulacro lo que podemos esperar del partido naranja en el futuro. Sirvió para dividir el voto opositor con cifras que van desde entre el 12%-14% en Quintana Roo con el morenista José Luis Pech hasta el 3% en Hidalgo con el excantante Francisco Xavier Berganza. Y cuando gana, como es el caso de la hermana república regiomontana, se ocupa de buscar la foto perfecta, muchos likes y de mandar montones de mensajes de empatía al tiempo que parece menos interesado en ocuparse de proveer servicios básicos como lo es el agua o la seguridad, notorio en la ola de feminicidios que azota la entidad.  

Lo cierto es que cada día que transcurre queda menos que rescatar de este país. El partido en el poder incrementa su influencia territorial y cuenta aún con dos años para preparar el asalto final: La elección del 2024. Faltan el INE, La Corte y Morena no tiene intención de detener la destrucción del país que comenzó en el 2018.  

Aunado a lo anterior, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, se dio a la tarea de comenzar a proscribir aquello que está mal en beneficio de los mexicanos que no saben decidir por sí mismos (lo cual queda bastante claro con los resultados electorales). 

De este modo, El Licenciado y el otro jovenzuelo de apellido Alcocer decidieron unánimemente prohibir ese vicio tan neoliberal que es el vapeo, propio de las élites y los fifíes que no echan humo con aroma a faros o delicados, sino a melón o a durazno con manzana. Enhorabuena por esta patria renovada que podrá no combatir al crimen organizado, ocuparse de proveer medicamentos oncológicos o impulsar la productividad y la mejora económica pero que va con firmeza en contra de aquellos que no fuman cigarros. Nuevos tiempos que se parecen a otros muy, muy viejos.  

Nos leemos la semana entrante. 

Comentarios


object(WP_Query)#17943 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79646) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79646) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18040 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17926 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79646) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79415) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:30:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:30:08" ["post_content"]=> string(7572) "¡Qué bonito es estrenar! Qué bonito es comprar ropa y estar siempre a la moda, seguir las tendencias de las estrellas y las redes sociales, comprar sin culpa y gastar lo mínimo para después poder comprar más ropa. ¿Alguna vez nos hemos puesto a hacer cuentas? ¿Cuánto cuesta en realidad fabricar la ropa y que llegue hasta nuestro closet? Ya sea en venta directa, en almacenes comerciales o por Internet, cada prenda de vestir recorre un largo camino hasta llegar a nuestras manos, desde los campos de algodón, o las fábricas de polímeros y micro plásticos que se usan para fabricar la materia prima, diseñadores, maquiladores (el meollo de este asunto), distribuidores nacionales e internacionales, y todas las demás personas involucradas en el proceso. La respuesta es muy simple, material de muy bajo costo pero sobre todo explotación humana en las empresas de maquila y en las fábricas, personas que trabajan sin contrato, sin prestaciones, sin seguridad laboral y si, muchas veces sin sueldo o con un sueldo ínfimo y  miserable. En los pasados días un video en el que una conocida influencer descubre en la etiqueta de instrucciones de cuidado de su prenda un supuesto llamado de auxilio, puso a todos en situación de alarma y trajo el tema a la mesa, no es la primera vez que esto sucede; sin embargo, no debemos pasar por alto el mensaje oculto que esto puede significar. Mujeres, hombres y niños que al encontrarse en las condiciones más vulnerables, agravándose esta situación con la pandemia por coronavirus, acceden a dejar entre 10 y 14 horas de su vida en una bodega clandestina  a cambio de un plato de comida y un techo en donde dormir. No hay esperanza para esta gente, no hay otra opción, no hay derechos ni descanso, incluso al sentirse demasiado cansadas o enfermas por la sobre explotación serán reemplazadas por nuevos empleados que de la misma manera dejarán su vida y salud tras una máquina de coser. Esta es la nueva esclavitud laboral, a raíz del nuevo tratado de libre comercio la fabricación de prendas de vestir a muy bajo precio proliferó en todos los países del mundo. Ropa que llega a nuestras manos por un costo menor y que es prácticamente desechable, la famosa Fast Fashion o moda rápida, así es como la industria de la moda pasó de tener dos temporadas principales al año a 52 micro temporadas, prácticamente todas las semanas se renueva el inventario total de las tiendas, 120 millones de prendas son confeccionadas al año. Pero muy poco sabemos sobre lo que hay detrás de esta voraz industria, la segunda más contaminante del mundo y la que está cambiando la forma de consumir del mundo. Nadie estamos exentos, pero sería bueno que conociéramos las  particularidades que este fenómeno tiene en Asia, siendo esta la región más afectada. Concretamente, el estudio se basa en los sucesos ocurridos en China, India y Bangladesh, exponiendo la naturaleza esclavizante de esta industria que promueve la explotación laboral, la esclavitud, la violación de derechos, y donde ningún gobierno ha generado reformas para regular las condiciones laborales de millones de trabajadores de la industria. Fast Fashion es el proceso de diseño, producción y comercialización que se centra en la fabricación de grandes volúmenes de prendas utilizando réplicas de tendencias y materiales de baja calidad, para reducir el mayor número de costos y así vender al menor precio posible.  Según el informe Global Slaveey Index de Walk Free Foundation , las fábricas de textiles son una de las fuentes más comunes de esclavitud en los últimos años. La ropa dentro del fast fashion es producida por las personas más pobres y vulnerables del mundo, convirtiendo a estos trabajadores en víctimas de la esclavitud moderna, ya que, aunque pareciera que esta práctica se encuentra erradicada, en la industria textil sigue siendo una realidad. La esclavitud moderna se refiere a situaciones en las que una persona (o una entidad comercial) ha quitado la libertad a otra persona. Su libertad para controlar su cuerpo, para elegir su trabajo o para dejar de trabajar en entornos inseguros o de explotación. Incluye delitos como la trata de seres humanos, el trabajo forzado, la servidumbre por deudas y el uso del trabajo infantil. En el fast fashion se manejan diferentes técnicas de trabajo forzoso.  Se utilizan promesas falsas para atraer a los trabajadores, ayudar con la dote del matrimonio a las mujeres, pagar la educación de sus hijos entre otros. Los empleadores los engañan con un monto de dinero que luego no es pagado y se les crean deudas por las supuestas ayudas. De igual manera, se engaña de diferente forma a los empleados para no pagarles la suma de dinero acordado.  Este es un tipo de tráfico blando ya que, aunque las personas no han sido secuestradas, físicamente no tienen otra opción más que seguir trabajando. Eso pasa en la industria textil. La mayoría de los trabajadores no son forzados u obligados a trabajar, pero necesitan desesperadamente dinero para mantenerse, por eso no denuncian las agresiones por miedo a ser despedidos, ya que muchas otras personas también necesitan ese puesto de trabajo.  En algunos casos, cuando no cumplen su objetivo diario el cual es prácticamente inalcanzable se les castiga de diferentes formas ya sea mediante golpes, insultos o incluso sanciones como no permitir beber agua. Lo anterior se puede ver reflejado principalmente en las temporadas altas, donde los trabajadores suelen verse obligados a trabajar durante 14 o 16 horas al día los 7 días de la semana para cumplir con los plazos de exportaciones La industria del fast fashion ha crecido enormemente.  La realidad del  es completamente negativa. Comprar una prenda de este tipo de industria es seguir apoyando la explotación laboral de millones de personas a nivel mundial. Por lo tanto, es importante conocer las condiciones en las que viven los trabajadores para así entender el impacto negativo que está teniendo esta industria en el mundo. Es difícil que este fenómeno se acabe prontamente ya que la industria de textiles es la fuente principal de ingresos de muchos países y es un factor determinante en la economía global, pero no debe ser a costa de la vulnerabilidad de los trabajadores. Por esta razón, hasta que la sociedad no deje de apoyar este tipo de marcas y los gobiernos no regulen las condiciones laborales, millones de personas seguirán sufriendo de abusos y esclavitud que incluso podrían llevarlos a la muerte. La pregunta ahora está en el aire. ¿Tomaremos cartas en el asunto de manera individual y global? ¿O decidiremos ignorar esta información y seguir con nuestra voraz necesidad de comprar más y lo más seguido posible?" ["post_title"]=> string(18) "Esclavitud moderna" ["post_excerpt"]=> string(128) "Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "esclavitud-moderna" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 15:53:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 20:53:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17868 (24) { ["ID"]=> int(80058) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 13:04:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:04:39" ["post_content"]=> string(6110) "Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes en contra de la modificación de la NOM-046-SSA2-2005 (1) señalando, entre varios puntos, que la Federación puede establecer Normas oficiales en todo el país y que no invadía el ámbito de competencia del estado de Aguascalientes. La NOM objetada señala: 6.4.2.7. En caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación; en caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas (2). Lo que me interesa resaltar en esta nota es en primer lugar que la Corte consideró que en este tipo de casos no se requiere autorización de los padres o tutores para la realización del aborto cuando la menor es mayor de 12 años, planteando así un límite a la Patria Potestad.  La Corte señala que eso está justificado ya que, por ejemplo, en Convención de los Derechos del Niño se mantiene la posibilidad de que los menores de edad puedan, de acuerdo a su capacidad, tener decisiones independientemente de sus padres.  El Comité de los Derechos del niño (ONU) en su observación general no. 15 señala que no se requiere consentimiento de los padres si los profesionales (de salud y otros) consideran que es para el beneficio del niño (a).  Así, el interés superior de la niñez predomina sobre otras consideraciones como la Patria potestad que no es un poder pleno sobre el menor, sino que está acotada al beneficio del mismo, es decir, es una función que los padres reciben en beneficio de los hijos (as).  El elemento anterior es problemático. Si se razona por casos semejantes, los padres deciden por los menores en temas de mucho menor importancia y no se considera que deba limitarse la patria potestad. Así, elegir la escuela o restringir horarios del menor, no se consideran intrusivos. ¿Por qué en un caso tan grave como el practicar un aborto no sería, con mayor razón, un elemento que no puede dejarse a la decisión de una menor de edad? ¿Qué tan maduro se es para tomar una decisión así? Por supuesto, los magistrados creen, por un lado, que el embrión, por lo menos hasta la semana 12 no es una persona y, por tanto, el derecho de la madre predomina sobre el producto del embarazo; por otro lado, considera que no permitir el aborto en sus circunstancias es un acto de violencia contra la mujer.  Otro supuesto fundamental es que el aborto constituye una emergencia médica, un procedimiento médico en el que el criterio predominante es la salud de la madre y por tanto, la patria potestad no aplica. La dignidad de la mujer y el desarrollo libre de la personalidad constituyen valores superiores a la vida del concebido. Esto sucede de modo semejante con los padres de familia testigos de Jehová que pretenden impedir la transfusión de sangre a los menores de edad y que sin embargo, por el bien del niño (a) se realiza el procedimiento. Por supuesto, en el segundo ejemplo, podría aducirse que está en peligro la vida del menor, pero en el primer caso no se cumple ese requisito. No obstante, en el problema del aborto sigue siendo clave el estatuto del embrión (3). Si el embrión no es una persona, las causales de aborto son irrelevantes, ya que puede abortarse sin ninguna justificación. Si resulta que el embrión es una persona, no podría suprimirse la vida del mismo. Referencias   Suprema Corte de Justicia de la Nación. Comunicado de prensa 189/2022. Disponible en: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=6912 Comisión Nacional de Derechos Humanos. NOM-046-SSA2-2005. México, 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/LeyesNormasReglamentos/NormaOficialMexicana/NOM-046-SSA2-2005_ViolenciaFamiliarSexual.pdf Monge, F. “El Estatuto Ontológico del embrión humano en base a los datos biológicos”. Cuadernos de Bioética, 1a., 1995. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/1995/1/21/10.pdf" ["post_title"]=> string(56) "Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(94) "Enrique Gómez Álvarez aborda el tema del aborto a prpósito de una resolución de la SCJN. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "sobre-el-aborto-en-caso-de-violacion-en-menores-de-edad-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 13:04:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:04:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80058" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79415) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-31 09:30:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 14:30:08" ["post_content"]=> string(7572) "¡Qué bonito es estrenar! Qué bonito es comprar ropa y estar siempre a la moda, seguir las tendencias de las estrellas y las redes sociales, comprar sin culpa y gastar lo mínimo para después poder comprar más ropa. ¿Alguna vez nos hemos puesto a hacer cuentas? ¿Cuánto cuesta en realidad fabricar la ropa y que llegue hasta nuestro closet? Ya sea en venta directa, en almacenes comerciales o por Internet, cada prenda de vestir recorre un largo camino hasta llegar a nuestras manos, desde los campos de algodón, o las fábricas de polímeros y micro plásticos que se usan para fabricar la materia prima, diseñadores, maquiladores (el meollo de este asunto), distribuidores nacionales e internacionales, y todas las demás personas involucradas en el proceso. La respuesta es muy simple, material de muy bajo costo pero sobre todo explotación humana en las empresas de maquila y en las fábricas, personas que trabajan sin contrato, sin prestaciones, sin seguridad laboral y si, muchas veces sin sueldo o con un sueldo ínfimo y  miserable. En los pasados días un video en el que una conocida influencer descubre en la etiqueta de instrucciones de cuidado de su prenda un supuesto llamado de auxilio, puso a todos en situación de alarma y trajo el tema a la mesa, no es la primera vez que esto sucede; sin embargo, no debemos pasar por alto el mensaje oculto que esto puede significar. Mujeres, hombres y niños que al encontrarse en las condiciones más vulnerables, agravándose esta situación con la pandemia por coronavirus, acceden a dejar entre 10 y 14 horas de su vida en una bodega clandestina  a cambio de un plato de comida y un techo en donde dormir. No hay esperanza para esta gente, no hay otra opción, no hay derechos ni descanso, incluso al sentirse demasiado cansadas o enfermas por la sobre explotación serán reemplazadas por nuevos empleados que de la misma manera dejarán su vida y salud tras una máquina de coser. Esta es la nueva esclavitud laboral, a raíz del nuevo tratado de libre comercio la fabricación de prendas de vestir a muy bajo precio proliferó en todos los países del mundo. Ropa que llega a nuestras manos por un costo menor y que es prácticamente desechable, la famosa Fast Fashion o moda rápida, así es como la industria de la moda pasó de tener dos temporadas principales al año a 52 micro temporadas, prácticamente todas las semanas se renueva el inventario total de las tiendas, 120 millones de prendas son confeccionadas al año. Pero muy poco sabemos sobre lo que hay detrás de esta voraz industria, la segunda más contaminante del mundo y la que está cambiando la forma de consumir del mundo. Nadie estamos exentos, pero sería bueno que conociéramos las  particularidades que este fenómeno tiene en Asia, siendo esta la región más afectada. Concretamente, el estudio se basa en los sucesos ocurridos en China, India y Bangladesh, exponiendo la naturaleza esclavizante de esta industria que promueve la explotación laboral, la esclavitud, la violación de derechos, y donde ningún gobierno ha generado reformas para regular las condiciones laborales de millones de trabajadores de la industria. Fast Fashion es el proceso de diseño, producción y comercialización que se centra en la fabricación de grandes volúmenes de prendas utilizando réplicas de tendencias y materiales de baja calidad, para reducir el mayor número de costos y así vender al menor precio posible.  Según el informe Global Slaveey Index de Walk Free Foundation , las fábricas de textiles son una de las fuentes más comunes de esclavitud en los últimos años. La ropa dentro del fast fashion es producida por las personas más pobres y vulnerables del mundo, convirtiendo a estos trabajadores en víctimas de la esclavitud moderna, ya que, aunque pareciera que esta práctica se encuentra erradicada, en la industria textil sigue siendo una realidad. La esclavitud moderna se refiere a situaciones en las que una persona (o una entidad comercial) ha quitado la libertad a otra persona. Su libertad para controlar su cuerpo, para elegir su trabajo o para dejar de trabajar en entornos inseguros o de explotación. Incluye delitos como la trata de seres humanos, el trabajo forzado, la servidumbre por deudas y el uso del trabajo infantil. En el fast fashion se manejan diferentes técnicas de trabajo forzoso.  Se utilizan promesas falsas para atraer a los trabajadores, ayudar con la dote del matrimonio a las mujeres, pagar la educación de sus hijos entre otros. Los empleadores los engañan con un monto de dinero que luego no es pagado y se les crean deudas por las supuestas ayudas. De igual manera, se engaña de diferente forma a los empleados para no pagarles la suma de dinero acordado.  Este es un tipo de tráfico blando ya que, aunque las personas no han sido secuestradas, físicamente no tienen otra opción más que seguir trabajando. Eso pasa en la industria textil. La mayoría de los trabajadores no son forzados u obligados a trabajar, pero necesitan desesperadamente dinero para mantenerse, por eso no denuncian las agresiones por miedo a ser despedidos, ya que muchas otras personas también necesitan ese puesto de trabajo.  En algunos casos, cuando no cumplen su objetivo diario el cual es prácticamente inalcanzable se les castiga de diferentes formas ya sea mediante golpes, insultos o incluso sanciones como no permitir beber agua. Lo anterior se puede ver reflejado principalmente en las temporadas altas, donde los trabajadores suelen verse obligados a trabajar durante 14 o 16 horas al día los 7 días de la semana para cumplir con los plazos de exportaciones La industria del fast fashion ha crecido enormemente.  La realidad del  es completamente negativa. Comprar una prenda de este tipo de industria es seguir apoyando la explotación laboral de millones de personas a nivel mundial. Por lo tanto, es importante conocer las condiciones en las que viven los trabajadores para así entender el impacto negativo que está teniendo esta industria en el mundo. Es difícil que este fenómeno se acabe prontamente ya que la industria de textiles es la fuente principal de ingresos de muchos países y es un factor determinante en la economía global, pero no debe ser a costa de la vulnerabilidad de los trabajadores. Por esta razón, hasta que la sociedad no deje de apoyar este tipo de marcas y los gobiernos no regulen las condiciones laborales, millones de personas seguirán sufriendo de abusos y esclavitud que incluso podrían llevarlos a la muerte. La pregunta ahora está en el aire. ¿Tomaremos cartas en el asunto de manera individual y global? ¿O decidiremos ignorar esta información y seguir con nuestra voraz necesidad de comprar más y lo más seguido posible?" ["post_title"]=> string(18) "Esclavitud moderna" ["post_excerpt"]=> string(128) "Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "esclavitud-moderna" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-31 15:53:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-31 20:53:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0b50817acc4e7eb929f2acdd04e30717" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Esclavitud moderna

Bárbara Lejtik nos comparte el lado oscuro de la industria textil donde los trabajadores laboran en condiciones infrahumanas.

mayo 31, 2022
Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad

Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad

Enrique Gómez Álvarez aborda el tema del aborto a prpósito de una resolución de la SCJN.

junio 20, 2022




Más de categoría
La corrupción en México: un recuento del retroceso

La corrupción en México: un recuento del retroceso

Liliana Alvarado nos comparte los puntos más destacables que señala el informe de Combate a la Corrupción en México...

junio 28, 2022

La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

junio 28, 2022

EL ETERNO FRACASO LATINOAMERICANO

La ola de gobiernos populistas sigue presentándose en Latinoamérica. ¿Qué clase de consecuencias políticas y económicas se vislumbran sobre...

junio 28, 2022

Para bien de todos

La convivencia de grupos humanos se dificulta cuando esperamos que los demás actúen como nosotros lo haríamos.  Hay diversas...

junio 28, 2022