Carta para el nuevo gobierno de México: no olviden a la educación

La educación amerita todo el profesionalismo de los funcionarios y, probablemente, una vocación especial que no siempre se encuentra.

5 de junio, 2024 Carta para el nuevo gobierno de México: no olviden a la educación

Al momento de escribir estas líneas, ignoro quién encabezará el próximo gobierno federal, quiénes resultaron electos gobernadores y quiénes tendrán un asiento en la próxima legislatura del Congreso de la Unión. Eso ya se decidirá por cada uno de los ciudadanos.

Quien sea que gane, encontrará cierto que el tamaño de la responsabilidad que los sufragios dejarán en sus manos supera en mucho las propuestas y los buenos deseos. Se necesita el talento y esfuerzo diario de muchos funcionarios para atender las necesidades del país.

Los retos que enfrenta México son muchos y acuciantes. En esta ocasión, hablaré solo de la educación, que ya es un área de suyo amplia y complicada, no sólo porque hay que atender a más de 34 millones de estudiantes de todos los niveles y modalidades, cada uno con sus necesidades y expectativas.

La educación en México de los últimos cien años ha tenido un desarrollo lleno de contrastes, agridulce. Por una parte, tenemos grandes logros como un sistema público de cobertura nacional, los libros de texto, algunas de las principales universidades de Iberoamérica y una gradual, aunque constante, mejora en el nivel educativo de los mexicanos. En contraste, aún enfrentamos el flagelo del analfabetismo y rezago, persiste una gran desigualdad de acceso y calidad a los servicios educativos y todavía contamos con aprendizajes por debajo de la expectativa a nivel internacional.

La educación es la herramienta fundamental para el desarrollo de cualquier país. Si en algo se debe invertir tiempo, dinero y trabajo por parte del gobierno es en garantizar el derecho a la educación de los ciudadanos. La falta de esmero en el cumplimiento de este deber puede perjudicar a toda una generación. No hay atajo o remiendo posible. 

Con esto en cuenta, a cualquiera que se elija para dirigir las acciones del gobierno y definir las políticas públicas, puede tomar las siguientes ideas para reflexionar sobre cuál va a ser su tratamiento del sector educativo en los próximos años:

  • A pesar de que muchos de los estudiantes pueden verse como futuros votantes, ante todo son ciudadanos con derecho a la educación de la mejor calidad posible.
  • Las políticas educativas son resultado de un programa ideológico y político, pero deben ser gestionadas con base en evidencia e información oportuna.
  • Los maestros son el enlace fundamental para llevar a cabo la tarea educativa, se les debe apoyar, capacitar y financiar de forma suficiente, pero también pedirles resultados.
  • La evaluación no es una práctica arcaica o superada, es un requisito para mejorar. 
  • El sector privado en la educación no es un obstáculo o un enemigo. Las políticas educativas deben ser beneficiosas para todos de acuerdo con sus necesidades. 
  • México es un país con una población en fase de envejecimiento. Las futuras generaciones deben ser preparadas con la idea de sostener el futuro del país mejor de lo que lo hicieron las del presente.
  • Mientras las condiciones socioeconómicas pesen más que las pedagógicas para tener una buena educación, no podrá decirse que los mexicanos somos iguales en derechos. 
  • Para la educación superior no es suficiente tener más estudiantes y escuelas, se necesita entender su importancia como nodos de la red de conocimiento mundial. 
  • Invertir en ciencia y tecnología no es un buen propósito o un requisito constitucional, es una necesidad básica de las naciones modernas. 

La tarea no es sencilla. Pero la educación, al igual que las demás áreas de la administración educativa, ameritan todo el profesionalismo de los funcionarios y, probablemente, una vocación especial que no siempre se encuentra. Como lo dice el artículo 3° Constitucional, a la educación le estorban fanatismos, dogmas o agendas particulares; lo que se requiere son ideas y aplicaciones positivas y funcionales. Eso es lo que se espera del nuevo gobierno. En caso contrario, que los millones de estudiantes, padres de familia y maestros lo demandarán.

Te puede interesar:

¿Cómo actuará el gobierno de AMLO después de la proclamación de Biden?

Comentarios


Claudia Sheinbaum arrasa

Claudia Sheinbaum arrasa

Claudia Sheinbaum será la primera presidenta en la historia del país, con el enorme pendiente de dar más seguridad y mejores condiciones...

junio 6, 2024
LA INCONTROLABLE VIOLENCIA ELECTORAL EN MÉXICO

De Frente y Claro | LA INCONTROLABLE VIOLENCIA ELECTORAL EN MÉXICO

Los comicios de 2024 han sido las elecciones más violentas de las que haya registro.

junio 13, 2024




Más de categoría

ES TIEMPO DE SALVAR A MÉXICO

El único Poder que puede salvar a México es el JUDICIAL FEDERAL por conducto de la SCJN.

junio 14, 2024
Sin tiempo que perder

Sin tiempo que perder

Los cambios políticos que se están dando al interior del país corren el riesgo de crear caos a los...

junio 14, 2024
La tolerancia es el otro nombre del repudio

La tolerancia es el otro nombre del repudio

Hay algo más: uno busca derrotar al sistema injusto, no a los individuos que están atrapados en el sistema....

junio 14, 2024

Réquiem por la democracia mexicana

El nuevo autoritarismo mexicano se podría beneficiar del nearshoring, pero veo muy difícil que se animen los inversionistas si...

junio 14, 2024