Cangrejos… Alimañas, mejor dicho

Cuando empieces a leer esta columna de hoy, ya habrá en las cifras oficiales 100 000 y pico de muertos por COVID-19. Mientras tanto, en las calles de Tapachula y de todo México la gente sigue sin...

19 de noviembre, 2020

Cuando empieces a leer esta columna de hoy, ya habrá en las cifras oficiales 100 000 y pico de muertos por COVID-19. Mientras tanto, en las calles de Tapachula y de todo México la gente sigue sin entender que el virus es una amenaza latente. En mis caminatas diarias, como la del día de ayer, vi a gente apiñada en las jardineras del parquecito Benito Juárez que queda entre la Iglesia San José y el Antiguo Palacio Municipal. En ese lugar no eran los Tapachultecos los que abarrotaban el lugar, sino los extranjeros hondureños, africanos y haitianos que, sin cubrebocas, hablaban como estilan hacerlo… ¡a todo pulmón!

Mientras que en eso estamos, viendo la manera en que la gente anda exponiéndose y contagiando el virus del COVID-19 y sin saber a ciencia cierta la verdadera magnitud del saldo de muertes, seguimos viendo cómo muchos mexicanos y Tapachultecos buscan a toda costa seguir con sus cochupos políticos, manteniendo frenado y bajo el asedio el desarrollo natural que busca la gente en su vida diaria.

Así pues, en Tapachula se está preparando todo para dar el marco al desarrollo que se espera el año que viene, con el nombramiento y ejecución de la zona franca en la frontera sur. Esta zona dará un plus al desarrollo de nuestra ciudad y desde ya se están haciendo amarres para futuros proyectos a corto plazo para poner de nuevo a Tapachula en el desarrollo.

Uno de los ejes de trabajo será la exportación del café de alta calidad que se produce en la zona alta de Tapachula y el Soconusco. Esa exportación se hace de la manera siguiente: Primero, cosechas el café, después lo despulpas, seguido por el secado del grano resultante en varias plataformas de concreto que absorban la humedad y después de asolearlo se pone en sacos y se lleva a los “Brokers” (compradores) que se ubican en la zona de la colonia 5 de Febrero y la 8ª avenida norte.

En ese tramo de la 8ª avenida norte de la 5 de Febrero es donde se construye una ciclovía, la cual ha despertado una gran discusión entre las tribus de MORENA y los demás Tapachultecos que habitan y usan la 8ª avenida norte.

Ya en este segmento dejamos claro que es bienvenida la ciclovía, pero que es mejor que esta obra no caiga en la medición de fuercitas vencidas políticas entre partidos, porque una cosa que algunos extremistas de MORENA estilan es destruir para construir e imponer su forma de pensar.

Así, hemos llegado al grado que ese sector recalcitrante de MORENA pida que se cierren todas las Beneficiadoras de Café que se fincan en la 8ª avenida norte y reubicarlas a otro lado… ¡Pero por su puesto que no! Dice la vox populi Tapachulteca, porque las cosas de la gente como están ubicadas están bien y de hecho han sido en grandísima medida los que impulsaron a Tapachula durante toda su historia.

El problema es la obra, no la ciclovía, de hecho es muy necesaria en toda la ciudad, y podría haber mejores rutas a donde cientos de deportistas tapachultecos van a hacer sus rodadas ciclistas fuera de los circuitos que acostumbran los novedosos “colectivos bicicleteros” que se dan golpes de pecho diciendo representar a todos los bicicleteros tapachultecos, y eso no es cierto.

Ya preguntando bien sobre la obra en cuestión en la 8ª avenida norte, me enteré de que no es una obra vial integral para construir una gran avenida donde convivan todos los sectores de la sociedad como debe de ser… ¡No! No es así, solo hicieron unos carrilitos para bicicleta sobre uno de los carriles de circulación vial y ya… es más… ¡Ni los baches del único carril que quedó taparon! Por lo que, en este caso, la obra no es en beneficio del pueblo en total, y me refiero a pueblo, como los ciudadanos.

¿Quién está haciendo la obra Municipio, el Gobierno del Estado o el Gobierno Federal…? No se sabe, pero no es una obra de la misma excelente calidad que está inaugurando por toda la ciudad la presidenta Rosa Urbina Castañeda, las cuales son de beneficio para todos los Tapachultecos.

Las buenas obras de Rosy Urbina están llegando a todas las colonias y ejidos por toda la geografía Tapachulteca.

La vox populi, Vox Dei (La voz del pueblo, la voz de Dios) les dice a las autoridades Federales, al gobernador Rutilio Escando y a la presidenta Rosa Irene Urbina Castañeda que ya que están haciendo una mega obra de beneficio social en la vieja Estación Ferroviaria, por qué no construyen desde ahí una ciclovía que cruce toda la ciudad y la cual sea se ubique sobre la antigua vía del tren, donde yace un terreno lineal grande que da seguridad a los ciclistas. Son kilómetros que cruzan toda la ciudad de Poniente a Oriente por colonias populares y conecta con él las grandes plazas comerciales y la zona más pujante de la ciudad.

En esta ruta, las familias, los colectivos de ciclistas y la gente en general que utiliza este medio de transporte, utilizarían la vieja vía del tren para transportarse y ser felices con el ejercicio vigoroso que representa el ciclismo. Además, esta ruta tiene espacio hasta para hacer un andador peatonal con zonas arboladas para caminar a gusto y seguro de oriente a poniente y viceversa por la ciudad.

Esta ruta significa pensar en grande, trascender haciendo una obra por la cual será recordado el creador por muchos años, tal y como lo hicieron Samuel Chacón Morales con sus calles, Ezequiel Orduña con Juan Sabines con su Parque Bicentenario y la hoy presidenta municipal Rosy Urbina con las calles que inaugura diariamente por varias colonias de la ciudad.

¡Piensen en Grande!… y con esta ruta se podría llegar al mismo Puerto Madero y Puerto Chiapas en Bicicleta…

Comentarios
object(WP_Query)#17663 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58084) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58084) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17662 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17669 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17708 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58084) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17659 (24) { ["ID"]=> int(74749) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content"]=> string(9713) "Cuando era niño nunca quise ser bombero ni policía. Como todos los pequeños tuve sueños y quise ser piloto de avión para conocer el mundo que se adivinaba desde la azotea de los multifamiliares donde vivía; desde ahí, en días claros podía verse la pista del aeropuerto y aquello era un soñar continuo. Ávido siempre de lecturas, en aquellos días de la guerra fría que ahora, a vistas de nuestra realidad, parecen plácidos, mi padre leía el periódico cotidianamente y en seguida me apoderaba del ejemplar desechado. En la adolescencia mis sueños cambiaron y tal vez para mi fortuna, nunca se realizaron. En la escuela convivía con niños que habían llegado de Chile y la Argentina. Siendo pequeño había seguido con interés el avance del Frente Sandinista en la liberación de Nicaragua; soñé entonces con ser corresponsal de guerra. Me imaginaba con mi camarógrafo esquivando las balas para lograr la entrevista en Masatepe, fantaseaba con tres pasaportes, todos de países distintos, infiltrándome en Santiago para dar a conocer la verdad de lo que sucedía en la dictadura; a veces, unas cuantas, dejaba la cámara y la libreta y me convertía en agente secreto del FSLN, del MIR, o de fantásticas conspiraciones internacionales, para llevar información, recursos o armamento, a los grupos que resistían la opresión. De aquello sólo me quedó la idea de escribir, de ser escritor, algo que, al menos me quiero creer, estoy trabajando. Pero la violencia física, contra mi persona, me detenía en seco frente a los hechos. Todos mis sueños terminaban cuando mi poca pericia narrativa me hacía caer en manos de milicos y paramilitares; venía con ello la inevitable tortura y aquello, solo de imaginarlo me helaba la sangre; sabía ya que entonces, al primer zumbido de la picana eléctrica, cantaría todo lo que sabía y hasta lo que me imaginaba; viendo y leyendo los reportajes, platicando con algunos de los hijos de exiliados, me preguntaba ¿cómo es que los guerrilleros y los resistentes podían soportar aquellos ultrajes?, ¿qué los movía a aguantar tanto dolor y tanta humillación? La respuesta no llegó entonces, vino con el tiempo. Todos ellos soportaron por amor, porque su conciencia y su naturaleza se los exigía. Amor es una palabra traicionera, inasible, pero contundente. Todos aquellos, mis héroes, anónimos que años y años de lectura e investigación me han permitido dar rostro, historia y nombre, soportaban por amor a sus familias, a sus camaradas, a su patria; no un amor discursero, sino uno de carne y piel; aguantaban porque no podrían haber vivido en adelante negándose a sí mismos. Soportaban porque la vergüenza y la deshonra, más frente al espejo incorruptible de la conciencia, les habría hecho inhabitable la vida. Desde el estallido de la pandemia, México ha escalado inusitadamente en el discurso de odio y en el crimen homofóbico en escalas que no conocíamos. La lucha por los derechos de la diversidad sexual, de la identidad, es otra forma de resistencia frente a la opresión con rostro de prejuicio. Si a las estadísticas de la violencia homofóbica sumamos las de la feminicida, el cuadro de la identidad y la cultura nacionales es desolador. Hemos cultivado dos elementos tóxicos: una cultura de la muerte basada en el predominio de las peores prácticas de la masculinidad y una indiferencia absurda frente al dolor de los que no queremos comprender. ¿Por qué alguien que ha sido sometido a vejaciones y violencias casi siempre desde la infancia, por su aspecto, su estilo y sus deseos, sigue resistiendo?, ¿por qué las palizas y las humillaciones no son ejemplares?; por amor. Reconozcamos algo, ellas, ellos, se levantan todos los días para resistir frente al mundo, para defender su identidad, la forma en que se aman a sí mismos, la manera en la que aman a los demás, el camino que los lleva a amar a nuestro país, porque está en su forma de ser en el mundo y frente a ello no tienen opción como no la tiene nadie; porque ellas, ellos, han aceptado salir al mundo con el rostro que han elegido mientras que los agresores, los intolerantes han optado por la forma fácil y vergonzante, la ridícula comodidad del privilegio, la complicidad del silencio, la brutalidad de los golpes y las burlas. Lo diferente los insulta, les hace pensar que ver a una mujer trans es un mal ejemplo para sus hijos, ¿con tan poca confianza los han educado?, el mal ejemplo lo castigan a golpes. En lo que va del año una pareja lésbica y otra homosexual fueron agredidos en restaurantes con ese pretexto. En la situación presentada con las mujeres, éstas fueron golpeadas por una mujer que quería defender la pureza de su hijo de 10 años quien, por cierto, también participó en la paliza. ¿Que dos mujeres se besen o se tomen de la mano es mal ejemplo pero alentar a un niño a golpear a quien no entiende es un buen ejemplo? Porque no hay razones que valgan, en buena ley racional y a buena fe guardada no la hay. Dentro de los ataques una pareja homosexual fue expulsada de un parque de diversiones por muestras públicas de afecto, de nuevo, con el pretexto del mal ejemplo y el buen gusto, ¿si hubieran sido heterosexuales habrían tenido la misma suerte?, ¿fue mejor el ejemplo de la expulsión vergonzante que ser tolerantes frente a dos seres humanos que expresan su cariño? No nos hagamos tontos, que la mayoría de los ciudadanos no lo somos; se dice con profusión que los homosexuales están desatados, que han perdido el pudor y que se exhiben, quienes así se expresan muestran el poderío de una cultura en la que el machismo y su capacidad de violencia reciben el premio, mientras que otras masculinidades y otras formas de sexualidad son excluidas; ni se exhiben ni es materia de pudor, no es moda ni necesitan permiso, son ciudadanos que no sólo ejercen sus derechos sino que además ofrecen frente a la violencia la libertad de sus cuerpos y su capacidad de amar. Eso es lo que no les perdonamos. Pero sigamos, los hechos del parque de diversiones tuvieron como reacción la convocatoria de los activistas a un “besatón”, en la que personas de todas las preferencias, sí heterosexuales también, se reunieron para besarse frente al parque y no, querido lector, abramos la mente pero también el corazón, no se trataba de abrazos y no balazos, esto es en serio, ¿querían un buen ejemplo? Pues ahí lo tienen, frente al insulto y la exclusión, el afecto. Sin embargo, la protesta pacífica terminó en que los participantes fueron atacados de nuevo, dos mujeres que se declararon heterosexuales atacaron con las uñas a un activista, con la mejor metáfora de la fiera desatada las garras buscaban los ojos y al final, el médico dice que las cicatrices quedarán de por vida. Hace unos días apenas, una mujer trans, fue apuñalada en un hotel de la Colonia Portales, la picaron con una navaja en la nuca, la golpearon. Ella es una mujer que decidió serlo porque estaba en su naturaleza, los que odian la diferencia, los que no toleran y temen, creen que es moda, locura o enfermedad; se trata de un amor tan imbatible que no puede ser omitido. Natalia Lane ha apostado su vida para hacerla como su naturaleza le exige, no pide más que respeto y eso es lo que un sector de la ciudadanía le está negando. No existe algo así como una “ideología de género que nos están imponiendo”, es absurdo, ridículo y ofensivo para la más elemental de las inteligencias; es el mismo argumento de los chips ocultos en las vacunas, son los estertores de la sinrazón que apelan al miedo para que nada se mueva, para que el patriarcado siga impune y esto, cuando se habla desde el poder de un legislador, ya no es cosa de histéricos, lo es de malintencionados y de recalcitrantes ofensores. Nada nos obliga a apoyar las causas de la diversidad, pero sí estamos obligados a respetarlos; si no le gusta el matrimonio igualitario, no se case con alguien de su propio sexo; si no le agradan las personas trans, pues siga fiel a su propio rol genérico, ellos lo hacen y no quieren su aprobación, exigen su respeto; porque a final del día, ni ellos le piden permiso ni tampoco le roban el aire que respira. Pero el discurso intolerante, el crimen de odio, eso nos perjudica a quienes lo sufren y a quienes lo presenciamos porque nos distancia de la civilización, de la cultura, de la humanidad. Hace ya muchos años cuando mi hija era muy pequeña, salíamos de la escuela y vimos una pareja de hombres que se besaban en la calle, la niña me miró y preguntó: “¿y eso…?”. Lo único que pude responder fue: “Mira, qué bueno que la gente se quiera…”. Anda, que nos dejen a que quienes creemos en la libertad, la buena voluntad y la potencia del amor, que eduquemos a nuestros hijos en este error tan humano, en este degenere que trae la libertad, mientras que quienes quieren seguir viviendo en la falsa paz de los prejuicios, sigan educando en la negación del mundo, la falta de compasión y la represión de sus deseos; pero por favor, cuando vivan, dejen vivir.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(24) "Intolerancia que asesina" ["post_excerpt"]=> string(127) "El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "intolerancia-que-asesina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74749" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17624 (24) { ["ID"]=> int(74198) ["post_author"]=> string(3) "145" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-04 11:10:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:10:27" ["post_content"]=> string(1788) "De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, la gasolina y el diésel subieron de precio a partir del pasado primero de enero. El impuesto a la gasolina Magna pasará de 5.11 a 5.49 pesos por litro; la Premium pasará de 4.31 a 4.63 pesos y el diésel pasará de 5.62 a 6.03 pesos. Estos incrementos no sólo afectan a quienes tienen un automóvil o a los transportistas. El problema radica en que los precios de los productos que consumimos, se encarecerán. ¿Se acuerdan que hace poco les presentamos aquí los efectos de la inflación en la canasta básica? Ahora imagínense que el tomate, el jitomate, la cebolla, el pollo, volverán a subir sus precios. Y todo, por las malas decisiones de este gobierno de no reducir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Si bien la Secretaría de Hacienda otorgará un estímulo en los precios de la gasolina y diésel del 1 al 7 de enero, todos sufriremos el alza a partir del 8 de enero. No es precisamente el mejor regalo de reyes. Otros productos que también sufrirán un incremento son las bebidas saborizadas, es decir, los refrescos y jugos costarán 6.86% más. Además, viajar será más caro. Los vuelos nacionales e internacionales aumentarán sus precios 6.2% por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA).    Como siempre, las políticas de este gobierno seguirán afectando a los mexicanos, a la inversión y a la movilidad. Es urgente que el gobierno tome medidas que beneficien a los mexicanos y dejen de ser una fábrica de pobres." ["post_title"]=> string(38) "Incremento en el precio de la gasolina" ["post_excerpt"]=> string(138) "2022 nos recibe con una serie de incrementos que golpearán fuertemente el bolsillo de todos los mexicanos, empezando por los más pobres." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "incremento-en-el-precio-de-la-gasolina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-04 11:10:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-04 16:10:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74198" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17659 (24) { ["ID"]=> int(74749) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content"]=> string(9713) "Cuando era niño nunca quise ser bombero ni policía. Como todos los pequeños tuve sueños y quise ser piloto de avión para conocer el mundo que se adivinaba desde la azotea de los multifamiliares donde vivía; desde ahí, en días claros podía verse la pista del aeropuerto y aquello era un soñar continuo. Ávido siempre de lecturas, en aquellos días de la guerra fría que ahora, a vistas de nuestra realidad, parecen plácidos, mi padre leía el periódico cotidianamente y en seguida me apoderaba del ejemplar desechado. En la adolescencia mis sueños cambiaron y tal vez para mi fortuna, nunca se realizaron. En la escuela convivía con niños que habían llegado de Chile y la Argentina. Siendo pequeño había seguido con interés el avance del Frente Sandinista en la liberación de Nicaragua; soñé entonces con ser corresponsal de guerra. Me imaginaba con mi camarógrafo esquivando las balas para lograr la entrevista en Masatepe, fantaseaba con tres pasaportes, todos de países distintos, infiltrándome en Santiago para dar a conocer la verdad de lo que sucedía en la dictadura; a veces, unas cuantas, dejaba la cámara y la libreta y me convertía en agente secreto del FSLN, del MIR, o de fantásticas conspiraciones internacionales, para llevar información, recursos o armamento, a los grupos que resistían la opresión. De aquello sólo me quedó la idea de escribir, de ser escritor, algo que, al menos me quiero creer, estoy trabajando. Pero la violencia física, contra mi persona, me detenía en seco frente a los hechos. Todos mis sueños terminaban cuando mi poca pericia narrativa me hacía caer en manos de milicos y paramilitares; venía con ello la inevitable tortura y aquello, solo de imaginarlo me helaba la sangre; sabía ya que entonces, al primer zumbido de la picana eléctrica, cantaría todo lo que sabía y hasta lo que me imaginaba; viendo y leyendo los reportajes, platicando con algunos de los hijos de exiliados, me preguntaba ¿cómo es que los guerrilleros y los resistentes podían soportar aquellos ultrajes?, ¿qué los movía a aguantar tanto dolor y tanta humillación? La respuesta no llegó entonces, vino con el tiempo. Todos ellos soportaron por amor, porque su conciencia y su naturaleza se los exigía. Amor es una palabra traicionera, inasible, pero contundente. Todos aquellos, mis héroes, anónimos que años y años de lectura e investigación me han permitido dar rostro, historia y nombre, soportaban por amor a sus familias, a sus camaradas, a su patria; no un amor discursero, sino uno de carne y piel; aguantaban porque no podrían haber vivido en adelante negándose a sí mismos. Soportaban porque la vergüenza y la deshonra, más frente al espejo incorruptible de la conciencia, les habría hecho inhabitable la vida. Desde el estallido de la pandemia, México ha escalado inusitadamente en el discurso de odio y en el crimen homofóbico en escalas que no conocíamos. La lucha por los derechos de la diversidad sexual, de la identidad, es otra forma de resistencia frente a la opresión con rostro de prejuicio. Si a las estadísticas de la violencia homofóbica sumamos las de la feminicida, el cuadro de la identidad y la cultura nacionales es desolador. Hemos cultivado dos elementos tóxicos: una cultura de la muerte basada en el predominio de las peores prácticas de la masculinidad y una indiferencia absurda frente al dolor de los que no queremos comprender. ¿Por qué alguien que ha sido sometido a vejaciones y violencias casi siempre desde la infancia, por su aspecto, su estilo y sus deseos, sigue resistiendo?, ¿por qué las palizas y las humillaciones no son ejemplares?; por amor. Reconozcamos algo, ellas, ellos, se levantan todos los días para resistir frente al mundo, para defender su identidad, la forma en que se aman a sí mismos, la manera en la que aman a los demás, el camino que los lleva a amar a nuestro país, porque está en su forma de ser en el mundo y frente a ello no tienen opción como no la tiene nadie; porque ellas, ellos, han aceptado salir al mundo con el rostro que han elegido mientras que los agresores, los intolerantes han optado por la forma fácil y vergonzante, la ridícula comodidad del privilegio, la complicidad del silencio, la brutalidad de los golpes y las burlas. Lo diferente los insulta, les hace pensar que ver a una mujer trans es un mal ejemplo para sus hijos, ¿con tan poca confianza los han educado?, el mal ejemplo lo castigan a golpes. En lo que va del año una pareja lésbica y otra homosexual fueron agredidos en restaurantes con ese pretexto. En la situación presentada con las mujeres, éstas fueron golpeadas por una mujer que quería defender la pureza de su hijo de 10 años quien, por cierto, también participó en la paliza. ¿Que dos mujeres se besen o se tomen de la mano es mal ejemplo pero alentar a un niño a golpear a quien no entiende es un buen ejemplo? Porque no hay razones que valgan, en buena ley racional y a buena fe guardada no la hay. Dentro de los ataques una pareja homosexual fue expulsada de un parque de diversiones por muestras públicas de afecto, de nuevo, con el pretexto del mal ejemplo y el buen gusto, ¿si hubieran sido heterosexuales habrían tenido la misma suerte?, ¿fue mejor el ejemplo de la expulsión vergonzante que ser tolerantes frente a dos seres humanos que expresan su cariño? No nos hagamos tontos, que la mayoría de los ciudadanos no lo somos; se dice con profusión que los homosexuales están desatados, que han perdido el pudor y que se exhiben, quienes así se expresan muestran el poderío de una cultura en la que el machismo y su capacidad de violencia reciben el premio, mientras que otras masculinidades y otras formas de sexualidad son excluidas; ni se exhiben ni es materia de pudor, no es moda ni necesitan permiso, son ciudadanos que no sólo ejercen sus derechos sino que además ofrecen frente a la violencia la libertad de sus cuerpos y su capacidad de amar. Eso es lo que no les perdonamos. Pero sigamos, los hechos del parque de diversiones tuvieron como reacción la convocatoria de los activistas a un “besatón”, en la que personas de todas las preferencias, sí heterosexuales también, se reunieron para besarse frente al parque y no, querido lector, abramos la mente pero también el corazón, no se trataba de abrazos y no balazos, esto es en serio, ¿querían un buen ejemplo? Pues ahí lo tienen, frente al insulto y la exclusión, el afecto. Sin embargo, la protesta pacífica terminó en que los participantes fueron atacados de nuevo, dos mujeres que se declararon heterosexuales atacaron con las uñas a un activista, con la mejor metáfora de la fiera desatada las garras buscaban los ojos y al final, el médico dice que las cicatrices quedarán de por vida. Hace unos días apenas, una mujer trans, fue apuñalada en un hotel de la Colonia Portales, la picaron con una navaja en la nuca, la golpearon. Ella es una mujer que decidió serlo porque estaba en su naturaleza, los que odian la diferencia, los que no toleran y temen, creen que es moda, locura o enfermedad; se trata de un amor tan imbatible que no puede ser omitido. Natalia Lane ha apostado su vida para hacerla como su naturaleza le exige, no pide más que respeto y eso es lo que un sector de la ciudadanía le está negando. No existe algo así como una “ideología de género que nos están imponiendo”, es absurdo, ridículo y ofensivo para la más elemental de las inteligencias; es el mismo argumento de los chips ocultos en las vacunas, son los estertores de la sinrazón que apelan al miedo para que nada se mueva, para que el patriarcado siga impune y esto, cuando se habla desde el poder de un legislador, ya no es cosa de histéricos, lo es de malintencionados y de recalcitrantes ofensores. Nada nos obliga a apoyar las causas de la diversidad, pero sí estamos obligados a respetarlos; si no le gusta el matrimonio igualitario, no se case con alguien de su propio sexo; si no le agradan las personas trans, pues siga fiel a su propio rol genérico, ellos lo hacen y no quieren su aprobación, exigen su respeto; porque a final del día, ni ellos le piden permiso ni tampoco le roban el aire que respira. Pero el discurso intolerante, el crimen de odio, eso nos perjudica a quienes lo sufren y a quienes lo presenciamos porque nos distancia de la civilización, de la cultura, de la humanidad. Hace ya muchos años cuando mi hija era muy pequeña, salíamos de la escuela y vimos una pareja de hombres que se besaban en la calle, la niña me miró y preguntó: “¿y eso…?”. Lo único que pude responder fue: “Mira, qué bueno que la gente se quiera…”. Anda, que nos dejen a que quienes creemos en la libertad, la buena voluntad y la potencia del amor, que eduquemos a nuestros hijos en este error tan humano, en este degenere que trae la libertad, mientras que quienes quieren seguir viviendo en la falsa paz de los prejuicios, sigan educando en la negación del mundo, la falta de compasión y la represión de sus deseos; pero por favor, cuando vivan, dejen vivir.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(24) "Intolerancia que asesina" ["post_excerpt"]=> string(127) "El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "intolerancia-que-asesina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74749" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8fc023213de76656659967ed63512b74" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Intolerancia que asesina

El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. 

enero 19, 2022

Incremento en el precio de la gasolina

2022 nos recibe con una serie de incrementos que golpearán fuertemente el bolsillo de todos los mexicanos, empezando por los más pobres.

enero 4, 2022




Más de categoría

Se retrae el mar en la Playa Bagdad de Matamoros

El martes pasado, aproximadamente, se reiteró unos 20 metros el mar en la Playa Bagdad ubicada en la ciudad...

enero 20, 2022

EL DISCURSO DEL ODIO

López Obrador ha convertido el discurso de odio en una de sus principales estrategias políticas para ir en contra...

enero 20, 2022
El Presidente de México escuchó y ordenó que se revise la situación del Hipódromo de las Américas

El Presidente de México escuchó y ordenó que se revise la situación del Hipódromo de las Américas

Urge una nueva ley que regule que haga crecer toda la Industria del Juego con Apuesta para que produzca...

enero 20, 2022

LA POBLACIÓN URBANA DE MÉXICO EN “CONDICIÓN DE CALLE”                       

La población en situación de calle es sin duda la más vulnerable dentro de la población. Es un problema...

enero 20, 2022