AMLO vs The Economist 

Hace unos días, el semanario británico The Economist publicó un artículo (y una portada en su edición para Latinoamérica) muy crítico del presidente López Obrador. Me da un poco de risa que ahora todo mundo conoce muy...

1 de junio, 2021

Hace unos días, el semanario británico The Economist publicó un artículo (y una portada en su edición para Latinoamérica) muy crítico del presidente López Obrador. Me da un poco de risa que ahora todo mundo conoce muy bien a The Economist. Vaya, es una revista que goza de prestigio internacional y que es leída por las élites financieras y políticas del mundo. Yo estoy suscrito a ella desde hace algunos años y todas las semanas me llegan sus newsletters. Por eso sé que la publicación normalmente critica a muchos líderes –Trump, Biden, Boris Johnson, Putin, Bolsonaro, Erdogan, Orbán–, no solo a López Obrador.

 

¿Qué es The Economist? Es una revista de Economía y Política que se publica desde la primera mitad del siglo XIX. Su posición es el liberalismo. A veces me río de las rabietas que hicieron algunos comentaristas orgánicos del nuevo régimen a propósito del artículo “Mexico’s false Messiah” (El falso mesías de México). ¿Qué esperaban? La filosofía que sigue esta publicación es el liberalismo económico y el liberalismo político. Si uno quisiera leer un artículo que celebre las políticas del actual gobierno, muy probablemente lo encuentre en Granma, el periódico oficialista de Cuba, o en La Jornada, que es el diario oficialista de México. Pero, por favor, no en The Economist.

 

El artículo critica al presidente mexicano, pero también reconoce en él cualidades y logros. Veamos.

 

Aspectos positivos 

El artículo reconoce como positivo el aumento de los salarios mínimos, de las pensiones y el subsidio de los jóvenes aprendices. Acepta que el gobierno de Obrador ha logrado un equilibrio entre gasto público y deuda, y que ello ha permitido que nuestro país goce de finanzas sanas. Subraya que Obrador se ha convertido en la voz de los desposeídos y que no es corrupto; es más, da razón a AMLO al admitir que, efectivamente, la clase gobernante ha sido muy corrupta. Finalmente, destaca el artículo la gran popularidad que goza el presidente (arriba del 60%).

Aspectos negativos




La crítica puede resumirse en ocho puntos. 

Uno: AMLO divide. Para él hay dos tipos de mexicanos: los que lo apoyan (el pueblo) y los que lo critican (las élites). Los que lo apoyan son los buenos; los que lo critican son, además de “traidores”, culpables de todos los problemas del país.

Dos:“Necrofilia Ideológica”. El presidente está enamorado de viejas ideas que han probado no funcionar. Un ejemplo es que solo el Estado debe producir toda la energía que necesita un país, sin importar que sea cara y sucia, dejando fuera la inversión privada.

Tres: Militarismo. El presidente mexicano está entregando el país a los militares. No solo hacen trenes y aeropuertos, también administran puertos y combaten al crimen, además de tener cada vez más dinero bajo su control. 

Cuatro: Desprecio del conocimiento. El presidente desprecia el expertise, lo que ha provocado que su gobierno sea ineficiente.

Cinco: La política de “Abrazos no Balazos”. No funciona. La violencia en México sigue incontenible y el crimen organizado cada vez ocupa más posiciones.

Seis: Lamentable manejo de la pandemia. El artículo explica que el exceso de mortandad en México es, números redondos, de 477 mil decesos durante el tiempo de la pandemia, lo que nos coloca como uno de los países que peor manejaron el problema.

Siete: AMLO desalienta a los inversionistas. El artículo reconoce que la posición geográfica de México es una de sus mayores ventajas y que hay elementos para que el país crezca galopantemente. Muchas multinacionales desean diversificar sus cadenas de producción lejos de China, lo cual es para nosotros una gran oportunidad, además del boom post-Covid que empieza a vivir Estados Unidos. Sin embargo, las acciones del gobierno, no solo en la cuestión energética, sino también la paulatina concentración del poder en manos del presidente, generan incertidumbre y preocupan a los inversionistas. Para The Economist, el presidente mexicano está dañando a la democracia y en los siguientes tres años se verá la magnitud de los daños. De ahí la importancia de las elecciones.

Ocho: Mensaje al gobierno de Estados Unidos. El artículo cierra con una recomendación a Biden: no debe cometer el mismo error que Trump, a quien no importaba el ascendente autoritarismo en su patio trasero (o sea, en México).

Balance

Creo que el artículo en general tiene razón, tanto en los aspectos positivos como en los negativos. No dice nada que no sepamos ya. No pretende ser una pieza periodística, como quisieran algunos periodistas (Ricardo Raphael). Es una simple opinión editorial. No pretende informar, sino expresar lo que para ellos ha sido el gobierno de Obrador. Hay que distinguir entre lo que es una nota informativa y un artículo de opinión. “Mexico’s false Messiah” es lo segundo.

Se podrá controvertir cada uno de los ocho aspectos negativos que resumo. Los seguidores del presidente dirán que todos son falsos, y los opositores afirmarán que todos son verdaderos. En mi opinión –y espero que esto no me haga merecer el paredón de fusilamiento– los ocho puntos contienen más verdad que falsedad. ¿El presidente divide? Sí. Quien diga que no, está viendo otra película. Si bien el término “Necrofilia Política” es horrendo, no podemos negar que el modelo de producción de energía del presidente es de los años 70’s. Sobre el militarismo, es evidente también la participación de las fuerzas armadas en cada vez más ámbitos de la vida civil. Tampoco creo que nadie niegue que el presidente desprecia el conocimiento: él mismo ha dicho que prefiere a alguien leal en las oficinas y dependencias, aún cuando éstas requieran directivos técnicamente calificados. Sobre el fracaso de “Abrazos, no balazos”, simplemente hay que ver la tasa de homicidio doloso en México: hoy es más alta que en 2018 y que en 2012, y cualquiera lo puede corroborar con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Si bien algunos creen que México es el país del mundo que mejor ha manejado la pandemia y que Gatell es un sueño, como dice el presidente, la verdad, admitida por el propio gobierno, es que rondamos los 500 mil muertos por Covid-19, así que no puede decirse que el manejo haya sido excelente: ha sido de los peores en el mundo. Es verdad también que la incertidumbre generada por el gobierno al atacar sistemáticamente las instituciones –instituciones que AMLO considera pérfidas–, y algunas de sus políticas económicas, son un desaliento a la inversión, tanto nacional como extranjera; es cierto que México, teniendo las condiciones para un crecimiento galopante, por culpa de todos sus gobiernos –AMLO, Peña, Calderón, Fox, Zedillo, Salinas, de la Madrid, López, Echeverría, y así, ad nauseam– está en el atraso y bajo condiciones inaceptables de desigualdad social, económica y cultural.

El punto número ocho, aunque controvertible, pues constituye un “call to action” a Estados Unidos, no deja de contener cierta verdad: que Trump y AMLO llegaron a un entendimiento, que mientras México frenara a como diera lugar la migración hacia Estados Unidos, Trump dejaría hacer a AMLO lo que éste quisiera. Por eso, Obrador se decantó abiertamente por Trump en las elecciones estadounidenses. Ahora bien, no es que el gobierno de Biden no esté al tanto de lo que pasa en México, y en eso la recomendación de The Economist es ingenua. Y sí, no deja de ser peyorativo que la publicación nos considere el patio trasero de los Estados Unidos (back yard). ¿Injerencista? Sí, en la medida que una publicación privada y no un gobierno, puede serlo: o sea, nada, o muy poco. Si alguien sostuviera, por ejemplo, que México es injerencista hacia Israel porque un artículo de La Jornada critica a Netanyahu, exhibiría la pobreza de su inteligencia. 

Desafortunadamente el presidente confundió a The Economist –grupo editorial de capital italo-británico– con el gobierno del Reino Unido. Y en esa confusión usó sus ya clásicos epítetos que sus seguidores repiten de memoria: injerencista, golpista, neoliberal, pasquín, majadero, grosero, conservador, corrupto, etcétera. Entre los intelectuales orgánicos del nuevo régimen no faltaron los que denostaron al premier y a la reina, ni los que se refirieron al Reino Unido como la “Pérfida Albión”. Tampoco faltó quien afirmara que el artículo había sido financiado por golpistas conservadores mexicanos (por aquello del llamado al voto). ¡Por favor! Es un artículo de una revista, no la declaración de guerra del gobierno británico (por aquello de “un soldado en cada hijo te dio…”). El señor Obrador podría pasar a la historia como el Neymar de los jefes de Estado (Neymar se la pasa llorando tirado en el suelo, en vez de jugar). Ni siquiera Trump hizo tanto escándalo cuando Der Spiegel publicó una portada verdaderamente siniestra y degradante, en la que aparecía degollando a la estatua de la libertad.

Parece que un medio que haya juzgado favorablemente a un presidente anterior, queda descalificado de plano y para siempre ante los ojos de Obrador y seguidores. Si bien The Economist publicó artículos que veían con buenos ojos la reforma energética promovida por Peña en 2014, también es cierto que la revista ha publicado artículos en contra de otros gobiernos mexicanos, incluidos los de Peña y Calderón. 

El año pasado, el diario francés Le Monde publicó un muy favorable artículo sobre Claudia Sheinbaum. Los seguidores de Morena aplaudieron al diario e hicieron énfasis en que era uno de los más importantes de Europa. Si supieran que Le Monde ha publicado artículos muy críticos de Obrador, tal vez ya no estarían tan contentos. Y así, vemos que el presidente mexicano y sus seguidores sistemáticamente desprestigian y descalifican a publicaciones que se atreven a criticar. La lista es vasta: The Economist, Financial Times, Time, New York Times, Washington Post, Wall Street Journal. Y ya no digamos la prensa en español. Todos a sus ojos son conspiradores y hacen una especie de siniestro nado sincronizado para hundirlo a él y a la 4T.

 

El presidente se debe serenar. Obrador explota contra todo aquel que sea crítico de su gobierno. A veces exhibe y acusa sin pruebas. En ocasiones hasta se burla, como el día de la portada del Reforma sobre las masacres, o su última chanza de la vitacilina. Pero que no se diga nada de él, porque entonces hace el coraje del mundo. Ahí se ve su incongruencia y la de sus seguidores, que se tiran al drama igual que él. Un día antes del artículo de The Economist, AMLO recomendó a todos sus críticos que usaran vitacilina. Pero un día después, ¡pum!, “instant Karma”: vitacilina, ¡ah qué buena medicina!

 

Y para terminar, como siempre la habilidad de AMLO hace que todo se le resbale y hasta le favorezca. Que el amado líder sea golpeado provoca que sus seguidores lo adoren más y piensen menos. El presidente mexicano no solo tiene un carisma político que funciona como magneto; su figura empieza a adquirir una dimensión religiosa: para muchos de sus seguidores, él ya es un Imán. Al Imán no se le cuestiona…

Comentarios
object(WP_Query)#17839 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66141) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-05-2021" ["before"]=> string(10) "18-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66141) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-05-2021" ["before"]=> string(10) "18-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17807 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17792 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17797 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-05-2021" ["before"]=> string(10) "18-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66141) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17831 (24) { ["ID"]=> int(66135) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-01 10:44:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 15:44:50" ["post_content"]=> string(6648) "Está por salir en Netflix la serie “Somos”, que aborda la masacre ocurrida en Allende (Coahuila) en el 2011 y que alcanzó a tocar algunas familias de la franja fronteriza. Desde el primer momento los hechos se atribuyeron al crimen organizado y durante muchos años nadie osó hablar de lo ocurrido, pese a la evidencia física que dejaron las casas “reventadas” por el cartel al que se adjudicaba la masacre.  La producción fílmica cuenta con voces autorizadas como Diego Osorno y Fernanda Melchor (Temporada de huracanes).  A la periodista norteamericana Ginger Thompson no la conozco, pero es en base a su reportaje periodístico que se armó la realización de la serie. El advenimiento de las redes sociales nos ha convertido en una feligresía de lo que algunas voces punteras marcan.  Como en una competencia surrealista, abrimos nuestros equipos esperando una noticia  sobresaliente, con cierta intención voyerista dentro de nosotros.  Cuando leemos notas alarmistas de algún punto del orbe, desplegamos nuestra colección de asombros, expresamos nuestra solidaridad, nos condolemos y condenamos a quienes, de entrada, señalamos como responsables. Me llama poderosamente la atención cómo este ejercicio tan estéril de quejumbre digital parece llevarnos a sentir que en verdad estamos cumpliendo con la humanidad. Durante el fin de semana tuve oportunidad de participar en un taller virtual organizado por el Seminario Amparán.  Estuvo a  cargo de la licenciada en Psicología Elizabeth Alfaro Quintero, especialista en acompañamiento psicosocial de familiares de desaparecidos, desde una perspectiva de derechos humanos.  Me inscribí porque me llamó la atención la temática, algo nuevo qué aprender acerca del problema.  Inicialmente los participantes nos presentamos y de inmediato noté que se hallaba entre nosotros Diana Iris, mamá de Daniel, desaparecido hace más de diez años.  Comenzamos por un ejercicio de interiorización de los sentimientos que surgen en un ser humano al momento de descubrir que su ser querido no regresó a casa después de esa salida al trabajo, a la escuela o a una fiesta.  Como madre me identifiqué de inmediato, trayendo a la mente todas las historias que rondan la cabeza esas noches cuando uno de los hijos no llega a la hora indicada o no atiende el teléfono móvil cuando le llamamos.  Para mi fortuna, las pocas veces que viví esto con mis hijos, no pasó de ser un rato de inquietud que terminó en poco tiempo, quizás con una llamada de atención, pero nada más.  No puedo imaginar qué se sentirá que pasen horas y luego días, y el ser querido no aparezca. Los familiares pasan del pasmo a la movilización, a ampliar el círculo de búsqueda, para tantas veces toparse con un vacío inconcebible y espantoso. Entramos en muchos detalles acerca de las razones por las cuales se criminaliza a los desaparecidos y a sus familiares; la salida cómoda para atribuir lo sucedido a su forma de conducta, y con un “hubieran puesto atención a su hijo antes, en vez de venir a llorar ahora”. Tal vez el problema más grave de nuestro país sea la mancuerna corrupción e impunidad.  En ocasiones parece que la autoridad, más que agilizar los procedimientos, se ocupa de obstruirlos.  El tortuguismo burocrático es un buen ejemplo de ello, tardanza en iniciar una investigación; hacer las cosas al “ahí se va”, ya sea por ignorancia o por descuido, o bien propositivamente, para alterar el debido proceso y que la investigación no progrese. La colusión de las autoridades con los criminales empantana las cosas; detrás de la misma hay intereses turbios o grandes temores, como fue en los casos que abordará la serie en cuestión.  Para quienes atestiguamos fueron escenas distópicas, que generaban absoluta impotencia: pasar un día frente a una casa de una colonia residencial, que al siguiente día ha sido vaciada. Los criminales secuestraban o ahuyentaban a sus moradores, y ellos mismos se encargaban de convocar a quienes iban pasando por ahí, para que se llevaran todo el menaje de casa.  Varios días después se apreciaba que hasta las molduras, puertas y plafones habían sido retirados.  Estas escenas daban cuenta del modo paradójico como algunos aprovechaban la situación y otros evitábamos aproximarnos.  De manera muy clara mencionó la licenciada Alfaro en el taller, que estos crímenes constituyen una violación a los derechos humanos, en un escenario donde, finalmente, todas las historias son iguales.  Frente a ello el Estado tiene obligación de intervenir, pero poco lo hace o lo hace con tibieza, como no queriendo mover el agua (acotación mía lo de la tibieza y el agua). Los más de 85 000 desaparecidos no son un rostro que se anuncia en espectaculares; no son un número de expediente.  Detrás de cada hombre, mujer y niño hay una historia, hay sueños, aspiraciones, una familia… Durante el taller tomé clara conciencia para preguntarme: ¿Qué siente la víctima? ¿Qué están experimentando sus familiares en esas horas sin tiempo? ¿Por qué la autoridad se inclina a criminalizar a las víctimas, en lugar de abrir una carpeta de investigación partiendo de la presunción de inocencia? Diana Iris pertenece al colectivo “Fuerzas unidas por nuestros desaparecidos en Coahuila y en México” (FUNDEC), iniciado en el 2009.  Es una iniciativa ciudadana que subsiste gracias al patrocinio de organizaciones independientes que apoyan de diversas maneras.  Está formado en su mayoría por mujeres: madres, esposas, hermanas, hijas de desaparecidos, que emprenden labores de dignificación de las víctimas; de búsqueda y seguimiento; de apoyo y difusión, para visualizar este grave problema que lacera nuestro país, como una flagrante violación a los derechos humanos, frente a la cual no podemos esconder la cabeza como avestruces.  Se habla de más de 85 000 desaparecidos en territorio nacional. Diana Iris nos recomendó un documental realizado por la Universidad Iberoamericana, alojado en YouTube en septiembre del 2020 bajo el título de “Fuerzas unidas: 10 años en la búsqueda de la justicia”.  Nos invita a verlo antes que el de Netflix, para que “Seamos” justo lo que México necesita." ["post_title"]=> string(6) "Seamos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(6) "seamos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-01 10:44:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 15:44:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66135" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17733 (24) { ["ID"]=> int(65879) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-26 08:39:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-26 13:39:36" ["post_content"]=> string(3046) "A principios de 2019 escribí sendas columnas periodísticas acerca del posible doble papel del Dr. Juan Ramón de la Fuente al frente de la misión diplomática de México en la ONU. Bien pudiera ser un as bajo la manga del presidente Andrés Manuel López Obrador en el caso de un escenario de crisis que pusiera en peligro a las cartas más visibles rumbo a la carrera sucesoria de 2024. Al parecer ese potencial escenario de crisis se ha adelantado significativamente, y hoy involucra al actual Canciller y ex jefe de Gobierno de CDMX, Marcelo Ebrard, y a la jefa actual, la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo.  Y es que en la estrujante tragedia del Metro, la 4T no tiene para dónde señalar culpables. Aquí todos los caminos llevan a Roma, desde su atropellada y opaca construcción, hasta las negligencias en el mantenimiento y las advertencias desoídas en cuanto a alguna posible y hasta inminente tragedia. Solo lo acontecido en la jefatura mancerista se aleja un poco de la responsabilidad política, e incluso jurídica de estos dos personajes antes mencionados. Mancera utilizó a dicha línea del sistema de transporte colectivo como objeto propagandístico, desde la supuesta corrección exitosa en las fallas de origen en su construcción y después del terremoto en 2017, hasta la ridícula decisión de retirar las placas históricas referentes al creador original del Metro: el expresidente Gustavo Díaz Ordaz. Independientemente de los resultados en los peritajes, el daño es ya irreparable, o así cuando menos luce ante la opinión pública hacia Ebrard y Sheinbaum, punteros (empatados) en toda encuesta o sondeo serio hacia 2024. Quizás sería buen tiempo de integrar al Dr. de la Fuente al gabinete en algún momento; tres años ya casi de total blindaje en la sede de la ONU en Nueva York al desgaste natural de gobernar, parecerían suficientes.  Es un sello del presidente cubrir a sus piezas clave. Así lo hizo ya con el mismo Ebrard, cuando se daba por hecho que Héctor Vasconcelos sería el titular de Relaciones exteriores, siendo ya Senador, para evitarle así a Ebrard el golpeteo; también son senadores con licencia la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo (ex secretario de Seguridad pública, y hoy candidato a la gubernatura en Sonora), pero no son los únicos así protegidos.  Hoy, repito, la eventual crisis impacta ya a los más visibles aspirantes a la sucesión, y la impecable trayectoria de de la Fuente (ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud) y sus cartas académicas y capacidad, lo deberían ya poner en la carrera sucesoria, pero no de una forma escondida, sino ya de manera abierta. A nadie le conviene dos punteros a la presidencia en 2024 que estén salpicados por un escándalo de corrupción y negligencia de colosales proporciones.  " ["post_title"]=> string(56) "Juan Ramón de la Fuente: ¿el as bajo la manga de AMLO?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "juan-ramon-de-la-fuente-el-as-bajo-la-manga-de-amlo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-26 08:43:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-26 13:43:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65879" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17831 (24) { ["ID"]=> int(66135) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-01 10:44:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 15:44:50" ["post_content"]=> string(6648) "Está por salir en Netflix la serie “Somos”, que aborda la masacre ocurrida en Allende (Coahuila) en el 2011 y que alcanzó a tocar algunas familias de la franja fronteriza. Desde el primer momento los hechos se atribuyeron al crimen organizado y durante muchos años nadie osó hablar de lo ocurrido, pese a la evidencia física que dejaron las casas “reventadas” por el cartel al que se adjudicaba la masacre.  La producción fílmica cuenta con voces autorizadas como Diego Osorno y Fernanda Melchor (Temporada de huracanes).  A la periodista norteamericana Ginger Thompson no la conozco, pero es en base a su reportaje periodístico que se armó la realización de la serie. El advenimiento de las redes sociales nos ha convertido en una feligresía de lo que algunas voces punteras marcan.  Como en una competencia surrealista, abrimos nuestros equipos esperando una noticia  sobresaliente, con cierta intención voyerista dentro de nosotros.  Cuando leemos notas alarmistas de algún punto del orbe, desplegamos nuestra colección de asombros, expresamos nuestra solidaridad, nos condolemos y condenamos a quienes, de entrada, señalamos como responsables. Me llama poderosamente la atención cómo este ejercicio tan estéril de quejumbre digital parece llevarnos a sentir que en verdad estamos cumpliendo con la humanidad. Durante el fin de semana tuve oportunidad de participar en un taller virtual organizado por el Seminario Amparán.  Estuvo a  cargo de la licenciada en Psicología Elizabeth Alfaro Quintero, especialista en acompañamiento psicosocial de familiares de desaparecidos, desde una perspectiva de derechos humanos.  Me inscribí porque me llamó la atención la temática, algo nuevo qué aprender acerca del problema.  Inicialmente los participantes nos presentamos y de inmediato noté que se hallaba entre nosotros Diana Iris, mamá de Daniel, desaparecido hace más de diez años.  Comenzamos por un ejercicio de interiorización de los sentimientos que surgen en un ser humano al momento de descubrir que su ser querido no regresó a casa después de esa salida al trabajo, a la escuela o a una fiesta.  Como madre me identifiqué de inmediato, trayendo a la mente todas las historias que rondan la cabeza esas noches cuando uno de los hijos no llega a la hora indicada o no atiende el teléfono móvil cuando le llamamos.  Para mi fortuna, las pocas veces que viví esto con mis hijos, no pasó de ser un rato de inquietud que terminó en poco tiempo, quizás con una llamada de atención, pero nada más.  No puedo imaginar qué se sentirá que pasen horas y luego días, y el ser querido no aparezca. Los familiares pasan del pasmo a la movilización, a ampliar el círculo de búsqueda, para tantas veces toparse con un vacío inconcebible y espantoso. Entramos en muchos detalles acerca de las razones por las cuales se criminaliza a los desaparecidos y a sus familiares; la salida cómoda para atribuir lo sucedido a su forma de conducta, y con un “hubieran puesto atención a su hijo antes, en vez de venir a llorar ahora”. Tal vez el problema más grave de nuestro país sea la mancuerna corrupción e impunidad.  En ocasiones parece que la autoridad, más que agilizar los procedimientos, se ocupa de obstruirlos.  El tortuguismo burocrático es un buen ejemplo de ello, tardanza en iniciar una investigación; hacer las cosas al “ahí se va”, ya sea por ignorancia o por descuido, o bien propositivamente, para alterar el debido proceso y que la investigación no progrese. La colusión de las autoridades con los criminales empantana las cosas; detrás de la misma hay intereses turbios o grandes temores, como fue en los casos que abordará la serie en cuestión.  Para quienes atestiguamos fueron escenas distópicas, que generaban absoluta impotencia: pasar un día frente a una casa de una colonia residencial, que al siguiente día ha sido vaciada. Los criminales secuestraban o ahuyentaban a sus moradores, y ellos mismos se encargaban de convocar a quienes iban pasando por ahí, para que se llevaran todo el menaje de casa.  Varios días después se apreciaba que hasta las molduras, puertas y plafones habían sido retirados.  Estas escenas daban cuenta del modo paradójico como algunos aprovechaban la situación y otros evitábamos aproximarnos.  De manera muy clara mencionó la licenciada Alfaro en el taller, que estos crímenes constituyen una violación a los derechos humanos, en un escenario donde, finalmente, todas las historias son iguales.  Frente a ello el Estado tiene obligación de intervenir, pero poco lo hace o lo hace con tibieza, como no queriendo mover el agua (acotación mía lo de la tibieza y el agua). Los más de 85 000 desaparecidos no son un rostro que se anuncia en espectaculares; no son un número de expediente.  Detrás de cada hombre, mujer y niño hay una historia, hay sueños, aspiraciones, una familia… Durante el taller tomé clara conciencia para preguntarme: ¿Qué siente la víctima? ¿Qué están experimentando sus familiares en esas horas sin tiempo? ¿Por qué la autoridad se inclina a criminalizar a las víctimas, en lugar de abrir una carpeta de investigación partiendo de la presunción de inocencia? Diana Iris pertenece al colectivo “Fuerzas unidas por nuestros desaparecidos en Coahuila y en México” (FUNDEC), iniciado en el 2009.  Es una iniciativa ciudadana que subsiste gracias al patrocinio de organizaciones independientes que apoyan de diversas maneras.  Está formado en su mayoría por mujeres: madres, esposas, hermanas, hijas de desaparecidos, que emprenden labores de dignificación de las víctimas; de búsqueda y seguimiento; de apoyo y difusión, para visualizar este grave problema que lacera nuestro país, como una flagrante violación a los derechos humanos, frente a la cual no podemos esconder la cabeza como avestruces.  Se habla de más de 85 000 desaparecidos en territorio nacional. Diana Iris nos recomendó un documental realizado por la Universidad Iberoamericana, alojado en YouTube en septiembre del 2020 bajo el título de “Fuerzas unidas: 10 años en la búsqueda de la justicia”.  Nos invita a verlo antes que el de Netflix, para que “Seamos” justo lo que México necesita." ["post_title"]=> string(6) "Seamos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(6) "seamos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-01 10:44:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 15:44:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66135" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(85) ["max_num_pages"]=> float(43) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a487fffc2eac1c26a412a8c6e7333405" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Seamos

Está por salir en Netflix la serie “Somos”, que aborda la masacre ocurrida en Allende (Coahuila) en el 2011 y que alcanzó...

junio 1, 2021

Juan Ramón de la Fuente: ¿el as bajo la manga de AMLO?

A principios de 2019 escribí sendas columnas periodísticas acerca del posible doble papel del Dr. Juan Ramón de la Fuente al frente...

mayo 26, 2021




Más de categoría
La Triple Corona Mexicana…

La Triple Corona Mexicana…

A tal grado es la desgracia de lo que ha sucedido con las carreras de caballos Pura Sangre en...

junio 17, 2021
Hallazgos del Primer Peritaje Preliminar la Catástrofe de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México

Hallazgos del Primer Peritaje Preliminar: la Catástrofe de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México

El primer peritaje preliminar, de una serie de tres, sobre la catástrofe de la Línea 12 del Metro de...

junio 17, 2021

De Frente Y Claro | LIBROS DE TEXTO GRATUITO, OTRA PIFIA DE LA 4-T

Sin lugar a dudas, la educación representa un papel fundamental para el desarrollo y crecimiento de un país, siendo...

junio 17, 2021

 Un simple guerrerense en la CDMX

En el ya icónico discurso que pronunció el malogrado candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio, a la presidencia en...

junio 16, 2021