AMLO versus los medios de comunicación

¿Se justifican los señalamientos personalizados del presidente de la República contra la prensa que no le es afín a su proyecto de nación?

23 de noviembre, 2022 AMLO versus los medios de comunicación

Normalmente los medios de comunicación han sido un aliado para los gobiernos de México, pero el actual sexenio volvió a las épocas de Gustavo Díaz Ordaz donde las críticas aumentaron y el gobierno mostró su descontento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador abrió una disputa abierta con los medios de comunicación que no están de acuerdo con él ya que cuenta con muchos seguidores pero también existe una parte que no aprueba sus ideologías por lo que fue calificada como el lado de los enemigos. 

Andrés Manuel López Obrador cuenta con una amplia capacidad de discurso y siempre está al tanto de los medios que están a su favor y los que están en contra debido a que la Presidencia de la República mantiene un contrato con la empresa Intelite que es lo mismo que Oblekco Digicast la cual se dedica a realizar un monitoreo puntual de todas las noticias que se emiten en medios impresos y digitales, además de que lleva a cabo un análisis para reportar a la Presidencia todas las menciones negativas que se realizan en contra del mandatario o alguno de los secretarios de su gabinete. 

El periodista Mario Maldonado escribió al respecto en El Universal durante el año 2021 donde expuso que la 4T pagó por lo menos 5 millones de pesos a dicha empresa perteneciente a la familia Sandoval Monroy. Este tipo de relaciones por parte del gobierno muestran cierta contradicción entre sus dichos y sus hechos, ya que el presidente de México anunció una dura postura en contra del outsourcing irregular, pero la marca Intelite ha formado parte de este modelo. 

Por otro lado, Andrés Manuel López Obrador también siempre aseguró estar de lado de los pobres, de los que menos tienen y esta empresa a la que supuestamente pagó 5 millones de pesos ha sido capaz de tener atrasos hasta de mes y medio en el pago de los trabajadores; incluso existen extrabajadores que tuvieron que renunciar debido a la falta de pago. Han pasado meses sin que se les pague su salario pendiente y finiquito, se trata de los trabajadores que están en la parte más baja del organigrama con un sueldo de 4 mil pesos mensuales y además son quienes entregan la materia prima a la Presidencia.

De esta manera, el gobierno se mantiene al tanto de todas las menciones en su favor y en su contra realizadas en los medios de comunicación. Andrés Manuel López Obrador llegó a mostrar un reporte de Intelite durante su conferencia asegurando que dicha empresa no era pagada por su gobierno, lo que es completamente falso y lo peor es que este contrato que mantiene el gobierno es con una empresa que explota a sus trabajadores ya que no les entrega las herramientas necesarias para el desarrollo de su trabajo porque los empleados envían sus reportes desde casa sin obtener bonos para el pago del recibo de la luz, el internet o una computadora además de obtener su salario en abonos y con atrasos considerables. 

Sería bueno que el presidente de México revise los contratos que su gobierno hace y evite formar parte de una red de abuso laboral.

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86007) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86007) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86007) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86084) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content"]=> string(6241) "La verdad es producto de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender la existencia y nuestra interacción con el mundo.  Este entretejido de relatos guardan coherencia y relación entre sí y buscan explicar de la manera más universal posible el funcionamiento del universo. Estos metarrelatos los conocemos como cosmovisiones o paradigmas.  La película de 2001, Una mente de brillante, dirigida por Ron Howard, está basada en la historia verídica de John Forbes Nash, un sobresaliente matemático que obtuvo el Premio Nobel de Economía en 1994, pero que padecía esquizofrenia paranoide lo que, con el paso del tiempo, fue deteriorando su condición física y mental, así como sus relaciones familiares, de pareja y de amistad. El personaje interpretado por Russell Crowe padece potentes alucinaciones y delirios que lo hacen tomar como verdadero lo que no lo es y llevar a cabo toda clase de actos y decisiones carentes de cualquier congruencia con su posición y realidad evidente. Años después, tras múltiples problemas en todos los ámbitos de su vida, consigue poco a poco discriminar las alucinaciones de lo objetivamente existente y aprende también a ignorarlas. Sólo así es capaz reintegrarse parcialmente al mundo y a la vida en sociedad.  Si bien las experiencias esquizoides de Nash eran reales, en tanto que efectivamente le ocurrían, lejos de reflejar la Realidad –con mayúscula, esa combinación de realidad objetiva y subjetiva–, denotaban un funcionamiento deficiente de su cognición y subjetividad. Debido a la patología, su manera de percibir el mundo era errónea por más que las alucinaciones fueran experimentadas de verdad, y este hecho contaminaba su interpretación dando lugar a un relato existencial que discrepaba de lo que en efecto constituía el mundo concreto. Lo que consigue Nash en la cinta no es poca cosa: reconoce que lo que él percibe como verdadero no necesariamente lo es y desarrolla un disposición inquebrantable a desafiar lo que le dicen sus sentidos buscando en el consenso con los demás una confirmación que le permita discriminar entre lo que efectivamente ocurre contra lo que no. ¿Te atreverías a desafiar aquello que acríticamente consideras verdad confrontando y consensuando la verdad propia con la del otro en aras de construir un mejor mundo compartido? Refutando la famosa máxima de Nietzsche de que “no hay hechos, sólo interpretaciones” podemos decir que si bien la interpretación es central en nuestra forma de vincularnos con el mundo, debido a infinidad de sesgos y limitaciones, no siempre interpretamos correctamente. Por eso, considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas. Este sería el primer paso, tanto para consolidar la salud mental individual como para disolver las guerras culturales que hoy tienen al mundo enfrascado en un diálogo de sordos que no parece tener solución.  Ya dijimos que, a diferencia de la Realidad, que “es lo que es”, la verdad es producto de la construcción humana. Pero el hecho de que se trate de un montaje humano no significa que su elaboración se lleve a cabo de forma arbitraria. Lo que consideramos verdad es producto no sólo de nuestras convicciones decantadas de la experiencia y el aprendizaje individual, sino que forma parte también de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender y experimentar la existencia y nuestra interacción con el mundo y los demás. Estas estructuras están articuladas a partir de un entretejido de relatos que guardan cierta coherencia y relación entre sí y que buscan explicar de la manera más amplia, universal, duradera y precisa el posible el funcionamiento del universo que nos rodea.  Estos metarrelatos los conocemos también como cosmovisiones o paradigmas y han emergido a lo largo de la historia humana reflejando distintas maneras de entender la existencia. Quienes hemos crecido en alguna variante de civilización humana estamos profundamente condicionados por alguno de ellos o por una combinación de varios.  El nacimiento de un nuevo paradigma ¿significa que las verdades anteriores fuesen falsas o quedarán abolidas a partir de que el nuevo relato se vuelve hegemónico? Desde luego que no. Si bien la cosmovisión naciente sustituye a la anterior en cuanto que se convierte, primero en la vanguardia y posteriormente en comprensión hegemónica, los paradigmas previos no sólo no desaparecen sino que se reconfiguran tomando elementos de las comprensiones emergentes y reescribiendo sus relatos en aras de continuar encajando en la configuración del mundo, pero sin perder sus núcleos estructurales que las dotan de sentido.  En la actualidad existen varios paradigmas, que si bien han dejado de ser hegemónicos, cohabitan en una creciente tensión que es justamente lo que produce las guerras culturales que hoy vemos en todos los ámbitos de lo humano y en todas las latitudes geográficas.  En las próximas entregas haremos una breve exploración de los más influyentes que confluyen en nuestro tiempo, analizando en qué sustentan el núcleo de sus verdades.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(21) "Verdad y cosmovisión" ["post_excerpt"]=> string(151) "Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "verdad-y-cosmovision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86084" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17987 (24) { ["ID"]=> int(85569) ["post_author"]=> string(3) "148" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content"]=> string(9003) "Se excluye a los niños, principalmente a las niñas; se excluye a los discapacitados, sea cual fuera su condición; se excluye a los migrantes sin dinero; a los pobres; a los indígenas, principalmente a la mujer indígena; se excluye a las mujeres simplemente por ser mujeres; se excluye a la gente grande, a los de la tercera edad; se excluye a los que prestan servicios básicos, como recolectores de basura, vendedores no formales, enfermeras, maestros, personal de mantenimiento, los viene-viene, policías de a pie o se seguridad, a los empacadores… Se excluye a la gente que está en la categoría de no consumista por que sus circunstancias no se lo permiten en un mundo donde las reglas las marca el mercado y todo tiene un valor monetario, listo para ser comprado; hasta el ser humano se subasta al mejor postor, pero no como subasta que aumenta el precio, sino se refiere al trabajo menor pagado, o casi no pagado, pero que ante la necesidad, siempre habrá alguien que necesite hasta ese ínfimo salario para medio sobrevivir: el mundo de la subasta invertida, de la esclavitud amparada por los estándares laborales que los fijan las propias empresas a su modo. Dice Galeano, este mundo, que ofrece el banquete a todos y cierra la puerta en las narices de tantos es, al mismo tiempo, igualador y desigual: igualador en las ideas y en las costumbres que impone, y desigual en las oportunidades que brinda. La publicidad manda consumir y la economía lo prohíbe. Las órdenes de consumo, obligatorias para todos, pero imposibles para la mayoría, se traducen en invitaciones al delito. Las páginas policiales de los diarios enseñan más sobre las contradicciones de nuestro tiempo que las páginas de información política y económica (Galeano en Bloghemia, nov 13, 2021).  La igualación, que nos uniformiza y nos emboba no se puede medir, dice Galeano. No hay computadora capaz de registrar los crímenes cotidianos que la industria de la cultura de masas comete contra el arcoíris humano y el humano derecho a la identidad. Pero sus demoledores progresos rompen los ojos. El tiempo se va vaciando de historia y el espacio ya no reconoce la asombrosa diversidad de sus partes. A través de los medios masivos de comunicación, los dueños del mundo nos comunican la obligación que todos tenemos de contemplarnos en un espejo único, que refleja los valores de la cultura de consumo (Galeano, en Bloghemia nov 13, 2021).  Se excluye a los viejos, por su edad, la percepción de su desgaste físico/biológico natural se considera como algo negativo. La sociedad del consumo y la productividad deja fuera a mucha gente, a los enfermos y a los viejos, inservibles, poco útiles. No hay seguro, no hay pensión, no hay servicios para ellos, no hay seguridad. Se excluye a los que no los ha alcanzado los “derechos universales” porque no tienen con qué pagarlos; a los que perdieron el derecho a comer bien, a tener un sistema de higiene mínimo de agua potable, suelo, techo, de diversión, de acceso a la recreación, aun gratis, porque por su condición son separados o se les prohíbe el acceso. La diversidad es visible, es enseñada, es reconocida, pero no significa que se acepte y se trabaje a su favor. La pobreza excluye naturalmente porque así conviene al sistema capitalista, el mundo que combate a la pobreza es el mismo que perpetúa la necesidad de los pobres: los que esclaviza para tener mano de obra barata y sin pensamiento crítico que los concientice a revelarse y entender su situación de explotados. No se les otorgan oportunidades, porque éstas les daría un margen de pensamiento más allá de lo que necesitan saber, obedecer y agradecer un salario de supervivencia, pero al fin, tener un salario significa no ser un mendigo. Como diría Bauman, respecto a la ética del trabajo, se esperaba que cuanto más se degradara la vida de esos desocupados, cuanto más profundamente cayeran en la indigencia, más tentadora o, al menos, menos insoportable les parecería la suerte de los trabajadores pobres, los que habían vendido su fuerza de trabajo a cambio de los más miserables salarios (Bauman en Bloghemia. Sep 12, 2022). A mayor necesidad, los estándares de salarios son más bajos.  Pero, ¿quién pone los estándares de salario? Los mismos empresarios/capitalistas que se acomodan a su situación (esto sin referencia al salario mínimo) sin importar el talento o las habilidades y hasta el conocimiento, se excluye porque así lo marca la norma, y crece la esclavitud por estándar. Como diría Galeano: “es una trampa más de la sociedad del consumo, los habitantes de las sociedades modernas -que piden créditos para sobrevivir o vivir – padecen la esclavitud por las deudas, ahora, nadie es, si no es digno de crédito. Ahora debo, luego soy” (Galeano, ser como soy, 1992). Y crece la informalidad, donde se disfraza la diversidad y se prefiere no ser. Y crece el narcotráfico, donde dentro de su crimen organizado está la más perfecta jerarquía de clases humanas respecto a la utilidad. Lo humano es una cosa, tiene precio y hay varios precios, depende su diversidad. La diferencia se hace evidente. La educación excluye, pero enseña la diversidad, una paradoja del mundo moderno. Enseña un programa homogéneo, único, a una sociedad diversa, en un país con tantas realidades diferentes, los diferentes contextos no son tomados en cuenta. Un currículo adaptado no es la realidad en aulas con más de 40 alumnos, ni de escuelas multigrado, ni aún en escuelas particulares, en los que “los diferentes”  (diversidad) son puntos rojos, brillantemente destacados del resto, cuando algún alumno con discapacidad es incluido, donde el maestro no está capacitado para atenderlo, es burla de sus compañeros, o si es un alumno becado, que no está a la altura del estatus de consumo de sus otros compañeros, o simplemente las escuelas particulares con sus colegiaturas exorbitantes, son el llamado de una sociedad excluyente con programas inclusivos. ¿Y los migrantes, los desplazados, las mujeres, las mujeres indígenas? Se les sigue negando el derecho a ser, se les sigue condenando a la negación de su identidad diferente, se les prohíbe vivir a su modo y manera. Pero se disfraza el discurso de la igualdad en las ideologías y políticas públicas que solo quieren ganar votantes. Las mujeres pobres, excluidas de los excluidos, pero necesarias, útiles al sistema. “La maquinaria de la igualación compulsiva actúa contra la más linda energía del género humano, que se reconoce en sus diferencias y desde ellas se vincula. Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar, que hemos ido descubriendo a lo largo de miles y miles de años” (Galeano, 1998). La igualdad que admite la diversidad, pero no la acepta; un concepto confuso, así debe ser, solo a ser usado cuando la utilidad de la situación económica/política lo requiera. Con definición ambigua, sin generalizaciones, sin aplicación, así es el discurso de la igualdad y la diversidad.   Referencias: Galeano E. (2021) La dictadura de la sociedad de consumo, publicado en Bloghemia, nov. 13, 2021. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2021/11/la-dictadura-de-la-sociedad-de-consumo.html    °1998, Patas arriba, la escuela del mundo al revés. Siglo XXI editores. Bauman S (2022) Fabrica de prisioneros y hospitales, publicado en Bloghemia, sep.14, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/09/fabricas-prisiones-hospitales-y.html    Bauman S. (2022) La función de los pobres en la actualidad, publicado en Bloghemia, Oct 24, 2022. Recuperado de: https://www.bloghemia.com/2022/10/la-funcion-de-los-pobres-en-la.html" ["post_title"]=> string(61) "La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también" ["post_excerpt"]=> string(169) "Se excluye justificando diversas “razones” que se vuelven “sinrazones”, producto de creencias, charlatanerías, ideologías, radicalismos, modelos económicos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "la-exclusion-empobrece-a-la-sociedad-la-diversidad-tambien" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 13:06:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 18:06:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85569" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86084) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content"]=> string(6241) "La verdad es producto de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender la existencia y nuestra interacción con el mundo.  Este entretejido de relatos guardan coherencia y relación entre sí y buscan explicar de la manera más universal posible el funcionamiento del universo. Estos metarrelatos los conocemos como cosmovisiones o paradigmas.  La película de 2001, Una mente de brillante, dirigida por Ron Howard, está basada en la historia verídica de John Forbes Nash, un sobresaliente matemático que obtuvo el Premio Nobel de Economía en 1994, pero que padecía esquizofrenia paranoide lo que, con el paso del tiempo, fue deteriorando su condición física y mental, así como sus relaciones familiares, de pareja y de amistad. El personaje interpretado por Russell Crowe padece potentes alucinaciones y delirios que lo hacen tomar como verdadero lo que no lo es y llevar a cabo toda clase de actos y decisiones carentes de cualquier congruencia con su posición y realidad evidente. Años después, tras múltiples problemas en todos los ámbitos de su vida, consigue poco a poco discriminar las alucinaciones de lo objetivamente existente y aprende también a ignorarlas. Sólo así es capaz reintegrarse parcialmente al mundo y a la vida en sociedad.  Si bien las experiencias esquizoides de Nash eran reales, en tanto que efectivamente le ocurrían, lejos de reflejar la Realidad –con mayúscula, esa combinación de realidad objetiva y subjetiva–, denotaban un funcionamiento deficiente de su cognición y subjetividad. Debido a la patología, su manera de percibir el mundo era errónea por más que las alucinaciones fueran experimentadas de verdad, y este hecho contaminaba su interpretación dando lugar a un relato existencial que discrepaba de lo que en efecto constituía el mundo concreto. Lo que consigue Nash en la cinta no es poca cosa: reconoce que lo que él percibe como verdadero no necesariamente lo es y desarrolla un disposición inquebrantable a desafiar lo que le dicen sus sentidos buscando en el consenso con los demás una confirmación que le permita discriminar entre lo que efectivamente ocurre contra lo que no. ¿Te atreverías a desafiar aquello que acríticamente consideras verdad confrontando y consensuando la verdad propia con la del otro en aras de construir un mejor mundo compartido? Refutando la famosa máxima de Nietzsche de que “no hay hechos, sólo interpretaciones” podemos decir que si bien la interpretación es central en nuestra forma de vincularnos con el mundo, debido a infinidad de sesgos y limitaciones, no siempre interpretamos correctamente. Por eso, considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas. Este sería el primer paso, tanto para consolidar la salud mental individual como para disolver las guerras culturales que hoy tienen al mundo enfrascado en un diálogo de sordos que no parece tener solución.  Ya dijimos que, a diferencia de la Realidad, que “es lo que es”, la verdad es producto de la construcción humana. Pero el hecho de que se trate de un montaje humano no significa que su elaboración se lleve a cabo de forma arbitraria. Lo que consideramos verdad es producto no sólo de nuestras convicciones decantadas de la experiencia y el aprendizaje individual, sino que forma parte también de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender y experimentar la existencia y nuestra interacción con el mundo y los demás. Estas estructuras están articuladas a partir de un entretejido de relatos que guardan cierta coherencia y relación entre sí y que buscan explicar de la manera más amplia, universal, duradera y precisa el posible el funcionamiento del universo que nos rodea.  Estos metarrelatos los conocemos también como cosmovisiones o paradigmas y han emergido a lo largo de la historia humana reflejando distintas maneras de entender la existencia. Quienes hemos crecido en alguna variante de civilización humana estamos profundamente condicionados por alguno de ellos o por una combinación de varios.  El nacimiento de un nuevo paradigma ¿significa que las verdades anteriores fuesen falsas o quedarán abolidas a partir de que el nuevo relato se vuelve hegemónico? Desde luego que no. Si bien la cosmovisión naciente sustituye a la anterior en cuanto que se convierte, primero en la vanguardia y posteriormente en comprensión hegemónica, los paradigmas previos no sólo no desaparecen sino que se reconfiguran tomando elementos de las comprensiones emergentes y reescribiendo sus relatos en aras de continuar encajando en la configuración del mundo, pero sin perder sus núcleos estructurales que las dotan de sentido.  En la actualidad existen varios paradigmas, que si bien han dejado de ser hegemónicos, cohabitan en una creciente tensión que es justamente lo que produce las guerras culturales que hoy vemos en todos los ámbitos de lo humano y en todas las latitudes geográficas.  En las próximas entregas haremos una breve exploración de los más influyentes que confluyen en nuestro tiempo, analizando en qué sustentan el núcleo de sus verdades.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(21) "Verdad y cosmovisión" ["post_excerpt"]=> string(151) "Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "verdad-y-cosmovision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86084" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "bd86477a1ef9c77c5613db9731ea4a81" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Verdad y cosmovisión

Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas.

noviembre 25, 2022
La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también

La exclusión empobrece a la sociedad, la diversidad también

Se excluye justificando diversas “razones” que se vuelven “sinrazones”, producto de creencias, charlatanerías, ideologías, radicalismos, modelos económicos.

noviembre 10, 2022




Más de categoría
Claudia regañada y los octavos de final de Qatar 2022

Claudia regañada y los octavos de final de Qatar 2022

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

diciembre 6, 2022
El cumpleaños de Eduardo

El cumpleaños de Eduardo

Felicidades por ser un ejemplo de la responsabilidad que conlleva escribir, hablar y vivir de la palabra.

diciembre 6, 2022

Noviembre, el mejor registro en empleo asegurado en 2022:

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- En noviembre, la entidad sumó 632 mil 568 puestos de trabajo con seguridad social registrados...

diciembre 5, 2022
debilidad gubernamental

La “celebración” de López, parte II: la debilidad gubernamental

No hay otra salida para el gobierno actual más que apoyarse en la imagen de López y vender el...

diciembre 5, 2022