23 DE MARZO DE 1976 

¡Pecos, ya eres abogado! Así me recibió mi querido maestro  Don José Gómez Gordoa, rector de la Escuela Libre de Derecho y presidente del jurado de mi examen profesional, al regresar al salón donde fui examinado por...

23 de marzo, 2021

¡Pecos, ya eres abogado!

Así me recibió mi querido maestro  Don José Gómez Gordoa, rector de la Escuela Libre de Derecho y presidente del jurado de mi examen profesional, al regresar al salón donde fui examinado por él, y cuatro extraordinarios abogados que recuerdo con admiración y cariño:

Don Juventino Castro, Don Xavier Gaxiola, Don Virgilio Flores Dávila y Don Ignacio Morales Lechuga, que generosamente me concedieron la mención honorífica por el examen sustentado.

Recuerdo que el maestro Juventino Castro en un momento de  su réplica, me dijo:

Julio: Su proyecto de artículo Tercero Constitucional esta magníficamente redactado, es claro y tiene la virtud de la concisión y la brevedad; solamente tengo una reserva; ¿no le parece a usted un artículo demasiado radical, demasiado libre, quizá hasta peligroso?

Mi respuesta exacta fue la siguiente:




“Maestro: No le voy a responder yo; va a contestarle a usted por mi conducto, el Diputado Constituyente Félix Palavicini, cuyas palabras hago mías para contestar su reserva y su preocupación:

“¿Creéis acaso en una libertad sin riesgos?, es tanto como pedir un viento sin huracanes, un océano sin tempestades o una vida sin muerte”.

Hoy 23 de marzo de 2021, al cumplir 45 años de ser abogado,  vuelvo a hacer mías las palabras de Palavicini para hacerle frente al autoritarismo que amenaza a México con la destrucción de nuestros derechos, a través del ataque  tanto soterrado como abierto contra el Poder Judicial que es el depositario y garante de la aplicación y cumplimiento de todas nuestras leyes, desde la Constitución hasta el más sencillo reglamento administrativo.

Me indigna ver al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, balbuceando tímidamente ante  las agresiones del todavía presidente de la República contra el Poder Judicial que el Ministro Zaldívar  debería defender con firmeza inequívoca. 

Arturo Zaldívar no puede ni debe disfrazar la cobardía bajo el manto de la prudencia.

Su principal deber como  Presidente del Consejo de la Judicatura Federal es el de obligar al todavía Presidente de la República a que respete ante todo a los jueces que conocen los juicios de amparo en los que el Ejecutivo Federal ha sido señalado como violador de los derechos humanos.

Arturo Zaldívar está obligado a hacer que López Obrador cumpla puntualmente los artículos: 3º y 54 del Código Federal de Procedimientos Civiles.

De acuerdo al artículo 3º, López Obrador debe ser tratado exactamente igual que quienes lo señalan como autoridad responsable de violar la Constitución. 

El Ministro Zaldívar debe apercibir a López Obrador para que rinda su informe justificado y demuestre con argumentos jurídicos que tiene la razón; que aporte pruebas,  que formule alegatos y se conduzca con respeto.

Pero sobre todo, debe conminarlo enérgicamente a que se abstenga de intimidar a los juzgadores,  abusando de su poder y que deje de lanzar injurias cobardes y abusivas en la creencia de que jueces como De la Peza o Gómez Fierro son sus empleados, como  si fueran Mario Delgado o Ricardo Monreal.

El  Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación debe vigilar que el todavía presidente de la República, acate el artículo 54, porque no se puede permitir la sistemática falta de respeto y las agresiones que Obrador  comete diariamente con total impunidad.

La Escuela Libre de Derecho nació en medio de la gran tormenta de la Revolución en 1912; muchos de sus hijos han sabido desafiar al autoritarismo de hombres ruines como Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón que creyeron poder extinguir la fe católica del pueblo mexicano.

En el México de los primeros años de La Libre, no existía el circo ridículo de la revocación de mandato, pero tampoco era necesario, porque nuestros mayores le revocaron las ambiciones de reelección al caudillo sonorense, que terminó de bruces sobre el plato  de mole que no alcanzó a saborear.

En 1910, Francisco I. Madero no se puso a hacer plantones en el Paseo de la Reforma ni a pedirle a Porfirio Díaz recuentitos de voto por voto, sino un gran recuento bala  por bala.

En la Escuela Libre de Derecho, tuve el extraordinario privilegio de ser alumno de Don Elizur Arteaga Nava que  nos impartía Derecho Constitucional  en tercer año; el maestro nos dijo muchas veces que cuando  se cierran las  puertas del acceso a la justicia, acorralando al Poder Judicial, todos los ciudadanos patriotas,  deben estar dispuestos a hacer valer el derecho de la fuerza cuando los arbitrarios nos  impidan hacer valer la fuerza del derecho.

No se puede pretender que se conmemora y honra la Revolución Mexicana mientras se intenta imponer una nueva dictadura.

Hace una semana me convertí en un anciano de ya 70 años de edad; pero me niego a transformarme en un viejo inofensivo.

Sigo amando esta vocación de lucha, por la que nunca he perdido la afición que me permite gozarla y vivirla con la misma pasión que si todavía tuviera los 16 años que tenía cuando defendí mi primer asunto en los juzgados mixtos de paz de Zarco  y Violeta en Peralvillo.

Estando en la recta final de mi vida, sé que he sido un hombre de claros y de oscuros, de grandes fallas y múltiples defectos, pero cada día al amanecer sabiéndome abogado, me rejuvenece saber que me quedan en el alma más ilusiones que recuerdos; mas ideales que frustraciones y sobre todo, un arrepentimiento que a través del propósito de enmienda me hace pedirle a Dios la oportunidad de seguir viviendo el tiempo suficiente para reparar faltas cometidas, cumplir promesas pendientes y compartir las muchas bendiciones que he recibido siempre.

Cuando mi admirado y querido maestro Don Xavier Gaxiola al revisar mi trabajo para recibirme de abogado,  me preguntó si de verdad era yo tan radical como mi tesis, le respondí que incluso más. 

Mi tesis profesional se titula “Trayectoria Intervencionista del Estado Mexicano en Materia Educativa”, que culmina  con un proyecto de Artículo Tercero Constitucional.

Desde  el primer párrafo de la primera página, dejé claro que la escribí en homenaje al cincuenta aniversario de la Guerra Cristera refiriéndome a mi padre cristero, a mis maestros lasallistas, a mi abuelo materno Don José Dominguez Soberón que defendió heroicamente a las monjas Capuchinas dándoles cobijo en su casa de la Villa de Guadalupe, justo enfrente de la Basílica de Nuestra Madre.

A casi medio siglo de aquella tarde de marzo de 1976, sigo creyendo, sintiendo y pensando igual: Amo a mi patria y amo mi profesión.

Por eso ahora vuelvo a transcribir las palabras publicadas por el Maestro Manuel Herrera y Laso, (fundador de La Libre), publicadas en el periódico Excélsior en protesta por la persecución desatada por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles contra la libertad religiosa  de los católicos mexicanos.

El Maestro Herrera y Lasso dijo así:

Hoy fue cerrado el templo de la Sagrada Familia en la colonia Roma,  a cuya sombra vivimos mi familia y yo; yo no podría mirar a mis hijos a los ojos si dejara pasar este atentado, disfrazando la cobardía bajo el manto de la prudencia.

El hombre que sabe estar de rodillas ante Dios, debe saber estar de pie frente a los demás  hombres, así tengan estos tras de sí, la fuerza de un ejército invencible

A la vuelta de los años, mis hermanas y yo, vivimos bajo el cuidado de nuestros padres a la  sombra del mismo Templo de la Sagrada Familia en la colonia Roma, a pocos pasos de la cripta donde descansa el héroe y mártir Jesuita, Miguel Agustín Pro. 

En esta hora de México, presenció desde lejos la tragedia de nuestra patria, pero la gran distancia no me hace indiferente.

No importa si estamos al otro lado del mar; no  importa que el actual presidente sea dueño del congreso de la unión  donde sus gerentes imponen sus iniciativas preferentes sin cambiarles ni una coma.

Como egresado de la Escuela Libre de Derecho, tengo presente el epígrafe que encabeza nuestro título de ABOGADOS:

“Jus neque inflecti gratia, neque perfringi potentia, neque adulterare pecuniadebet”

“El derecho no se tuerce por la influencia, no se rompe bajo la fuerza ni se doblega ante el dinero.”

Estos principios son armas más que suficientes para enfrentar sin miedo cualquier arbitrariedad, y derrocar cualquier dictadura.

El todavía presidente de la República nos ha amenazado con reformar la Constitución a su gusto, si los jueces NO LE REGALAN sentencias que condonen sus violaciones.

La Constitución viene siendo lo de menos, porque la Ley Suprema que nos rige no está escrita. 

Nuestros derechos no dependen de las constituciones escritas; las constituciones que no reconocen nuestros derechos humanos esenciales, NADA VALEN.

A los mexicanos nos rige por encima de todo, nuestro amor a la patria; y nos convoca la letra de nuestro sagrado himno nacional:

Antes paria que inermes tus hijos

bajo el yugo su cuello dobleguen

tus campiñas con sangre se rieguen

sobre sangre se estampe su pie.

Nuestra decisión de seguir siendo libres, no la van a detener con  leyes de papel hechas al gusto del Calígula de turno.

¡Viva Cristo Rey!

¡Viva la  Virgen de Guadalupe!

¡Viva México!

    ______________________________________________________

Dedico este texto a mis admirados maestros: Don Elizur Arteaga Nava y Don Ignacio Morales Lechuga, ex rector de la Escuela Libre de Derecho.

Lo dedico con cariño y respeto a los alumnos de La Libre de hoy, a cuyo honor están confiados no solamente el orden y la disciplina de la escuela, sino la defensa intransigente del Derecho  para asegurar la justicia y la libertad en México. 

No podemos permitir que la cobardía se disfrace bajo el manto de la prudencia.

    _____________________________

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

23 de marzo de 2021

Con todo  mi amor y gratitud para Dominique Blaschke 

 

Comentarios
object(WP_Query)#18020 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62903) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62903) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18138 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18028 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18145 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (62903) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18071 (24) { ["ID"]=> int(63578) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content"]=> string(12063) "“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez más complejo y cambiante, lo que lo hace progresivamente impredecible. Día con día crecen exponencialmente el número de variables potenciales y también la imposibilidad de controlarlas. Por ello el líder necesita aprender a gestionarse en la incertidumbre, otra de las caras ineludibles de la auténtica “nueva normalidad”.  En los últimos artículos hemos especulado acerca de qué características debe tener un líder para encarar los retos a los que nos somete el siglo XXI. Un líder1 de la Era Covid y Post-Covid, sin despreciar las propiedades de los liderazgos tradicionales, requiere además cuatro características que para los tiempos por venir lucen indispensables:  1.- Comprensión profunda del carácter global de la civilización humana.  2.- Capacidad de cambio, adaptación y rectificación. 3.- Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto.  4.- Consciencia de Ejemplaridad.  Hoy toca el turno a la tercera: Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto Desconocemos el futuro, pero es posible intuir algunas de sus potenciales características si ponemos atención en los antecedentes que nos ofrece el pasado y las tendencias en que están inmersos los acontecimientos del presente.  Como bien apunta Daniel Innerarity, en su libro Pandemocracia: “Esta crisis no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo que se acaba (se acabó hace tiempo y no terminamos de aceptar su fallecimiento) es el mundo de las certezas, el de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia. Entramos en un espacio desconocido, común y frágil, es decir un mundo que tiene que ser pensado sistémicamente y con una mayor aceptación de nuestra ignorancia irreductible2 …”. El universo humano, más allá del mero crecimiento demográfico de la población, es cada vez más complejo, cada vez más dinámico, más inestable y más cambiante, pero sobre todo, cada vez más impredecible. Esta tendencia se ha sostenido constante a lo largo del siglo XX y en lo que va del XXI no ha hecho otra cosa que acentuarse y acelerarse. La propia pandemia, con sus cambios y mutaciones, se ha ceñido a las características de los tiempos. Por ello no hay motivo para suponer que esta propensión a un devenir impredecible no continuará en el futuro. No se trata de un autoengaño sin fundamento. Conforme el escenario humano se amplía y se complejiza, crecen exponencialmente el número de variables posibles, pero también, ante la emergencia de nuevas tecnologías, de transformaciones sociales, éticas y culturales, crecen también las posibilidades potenciales de cada una. Pensemos en tres jóvenes de veinte años, nacidos en París, Londres, Nueva York o la Ciudad de México. Los tres habitan un entorno urbano y gozan de las posibilidades para cursar la educación estándar de su tiempo. Ahora imaginemos que uno nació en 1800, otro en 1900 y el tercero en el año 2000. Los tres son humanos biológicamente idénticos, nacieron en el mismo planeta y en la misma ciudad; sin embargo, los tres habitan mundos objetivamente distintos en todos los ámbitos lo que conlleva experiencias existenciales radicalmente distintas.  Mientras el chico nacido en 1800 tiene prácticamente definido el entorno donde habrá de desarrollarse: conoce con enorme certeza sus posibles actividades profesionales que está habilitado por sus capacidades, orígenes familiares y circunstancias específicas, tiene muy claro cómo y dónde relacionarse con sus pares, tiene tatuado en el ADN social cómo, cuándo y dónde buscar a la pareja con que deberá fundar una familia, etcétera. Resumiendo, el chico nacido en 1800, con todo y sus escasos veinte años, puede determinar con una certeza muy alta cómo se desarrollará el resto de su vida.  En el caso del chico nacido en 1900, aun cuando el escenario es relativamente semejante al anterior, desciende significativamente el nivel de certidumbre. La posibilidad de viajar en automóvil en vez de carreta de caballos, de que la luz eléctrica le transforme la vida, de encontrar nuevas profesiones, de alterar, así fuera ligeramente, el modelo familiar en uso haría que sus posibilidades potenciales fuesen más amplias y diversas que las de su predecesor de 1800. Se trata de posibilidades objetivamente nuevas que unas décadas atrás simplemente no existían. El mundo de 1900 era mucho más dinámico y complejo que un siglo atrás.  Ahora veamos el escenario de futuro para un chico de veinte años, nacido en el año 2000 en una gran ciudad de occidente. El incremento de variables en todos los ámbitos de su existencia es delirante. Mientras su predecesor de 1800 apenas tenía un puñado de opciones y el de 1900 quizá 10 o 15 posibles carreras universitarias para escoger, el chico del año 2000 tiene decenas, quizá centenas si sumamos especialidades y variantes específicas en cada caso. El chico nacido en el año 2000 puede, desde Ciudad de México, trabajar en cualquier parte del mundo. Qué decir de la tecnología. El mundo del año 2020 es objetivamente más complejo, más diverso, más cambiante, con un sin número de variables que emergen y desaparecen a cada momento y con infinitas posibilidades de combinación entre ellas. Y este campo inmenso de posibilidades, potencialidades y riqueza sin límites se experimenta como un mundo concreto, donde cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento. Campos profesionales emergen mientras otros desaparecen de un día a otro. Mientras que el chico nacido en el año 2000 no tendría idea de en qué consiste la labor de un ascensorista, de una secretaria mecanógrafa, de un fogonero de ferrocarril o de un operador telegráfico, no habría manera de que éste les explicara a sus pares del pasado lo que hace un influencer, un desarrollador de software, un coach de vida, un community mannager, un ingeniero en nanotecnología o un analista de internet.  También en el campo de la ética y de las costumbres las cosas son muy distintas para los tres. Mientras que en los primero dos casos existían sólo dos géneros posibles y una sola combinación aceptable, para el último existe una gama inmensa de posibilidades. Mientras para los primeros dos chicos los roles sociales y de pareja estaban plenamente establecidos, para el nacido en el año 2000 requieren una construcción personal y dinámica. Podríamos explorar las diversas formas de consumo, las posibilidades de ocio, el avance en los medios personales de comunicación y un sin fin de ámbitos más y en cada caso las diferencias en la manera de experimentar la propia vida serían monumentales.  Como se ve, no se trata de una apreciación subjetiva, sino que objetivamente la civilización humana ha tendido a complejidad, a la diversidad, a la especialización, a la pluralidad, a la maleabilidad y al cambio, pero, en todos los casos, imposibles de conducir o predecir. Y, tal como ha ocurrido hasta ahora, estas dinámicas de evolución humana avanzan sin cesar, pero sin que quede claro hacia dónde nos llevan. Esa es la semilla de la incertidumbre.  Pero no todo es miel sobre hojuelas, abundan estudios que aseguran que el incremento desmesurado de posibilidades y la velocidad del cambio incrementan también la ansiedad y la angustia. Esta combinación es la que conduce a un mundo incierto. Podríamos simplificarlo al máximo en una especie de fórmula:   Posibilidades potenciales crecientes + Cambio acelerado e Imprevisible = Incertidumbre = Angustia existencial    No podemos hablar de incertidumbre sin mencionar al físico teórico alemán Werner Heisenberg, quien en 1927, articuló el que, en el campo de la física cuántica, se le conoce como el Principio de Indeterminación de Heisenberg.  Intentando poner este concepto físico-matemático en términos que nos resulten útiles para esta exposición, podríamos simplificar diciendo que para reducir la incertidumbre e incrementar la certeza acerca de algún fenómeno que intentemos predecir necesitamos eliminar variables. Es decir, poniéndolo en términos opuestos: entre más variables interactúen en un fenómeno dado, mayor será la incertidumbre acerca de su comportamiento y resultado. Esto es exactamente lo que está ocurriendo con la evolución humana: cada vez hay más variables económicas, sociales, culturales, políticas, tecnológicas, etc., en interacción permanente y, por lo tanto, resulta cada vez más difícil pronosticar con precisión hacia dónde nos dirigimos. Desde luego que esta dinámica, absolutamente real y objetiva, si produce algo, es incertidumbre, siempre escoltada por sus compañeras inseparables: angustia y ansiedad.  Es con esto con lo que hay que lidiar tanto en lo individual como en lo colectivo y asumir la incertidumbre como una compañera cotidiana es una de las tareas más difíciles y a la vez indispensables para ejercer el liderazgos en el siglo XXI. Es, entonces, la incertidumbre otra de las caras ineludibles de la auténtica <nueva normalidad>.    En la siguiente entrega abordaremos las últimas de las propiedades indispensables para los liderazgos que aspiren a gestionar con éxito la esperada Era Post-Covid: consciencia de Ejemplaridad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir   1 Cabe aclarar que, aun cuando la palabra líder suele llevar antes el artículo “el”, no planteo de ningún modo el liderazgo como un tema exclusivamente masculino, por lo cual todas las veces la palabra sea utilizada en este texto se usa con la intención de que represente un concepto neutro en el que pueden encajar indistintamente mujeres y hombres. 2 Innerarity, Daniel, Pandemocracia. Una filosofía de la crisis del coronavirus, Primera Edición, España, Galaxia Gutemberg, 2020, P. 42" ["post_title"]=> string(43) "Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "era-covid-liderazgo%e2%81%a0-e-incertidumbre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63578" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4438 (24) { ["ID"]=> int(64693) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-29 12:59:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-29 17:59:00" ["post_content"]=> string(10363) "“Éramos muchos y parió la abuela”. Nada más acertado para ejemplificar la podredumbre que existe en el partido de familia de López, MORENA, donde día con día se suman los nefastos casos de lo que son realmente muchos de sus integrantes. A pesar de tener una larga cola que les pisen, pareciera que son a los que designan a candidatos de elección popular. Lo más reciente: su diputado abusador de menores. La lista no es nada corta. Tienen de todo, como en botica, pero comentaremos de los más recientes. Benjamín Saúl Huerta Corona, quien tiene 63 años, es diputado federal por Puebla. Irónicamente, en 2018 presentó una iniciativa para establecer como fundamental el derecho "al desarrollo integral en la primera infancia". Ahora en este año acumula denuncias por abuso sexual de menores, después de que fuera acusado de violar a un adolescente de 15 años tras drogarlo y llevarlo a un hotel Después de darle falsas promesas de ayudarlo con empleo (su familia pasaba dificultades económicas derivadas de la pandemia) e ingresarlo a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, lo drogó y llevó a un hotel. Huerta Corona fue detenido y trasladado al Ministerio Público, donde lo dejaron libre gracias a su fuero como diputado. No conforme con eso, el diputado trató de sobornar a la familia del menor para que retiraran la denuncia, lo cual no le funcionó. Como consecuencia, renunció a buscar su reelección. Y no conforme con existir esa denuncia, a la Fiscalía capitalina llegó otro menor quien también denunció al dipu-table por abuso sexual verificado en 2019. El diputado embriagó a su víctima y lo  condujo a baños de temazcal para atacarlo, en San Francisco Totimehuacán (Puebla). Sigue la lista: David Monreal Ávila, el hoy candidato de MORENA a la gubernatura de Zacatecas y ni más ni menos que hermano del presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal. En un acto de campaña, que quiso convertir en un acto sexual, se le sorprendió tocándole el trasero a su compañera de partido Rocío Moreno y candidata a la alcaldía de Juchipila, durante un recorrido por ese municipio. El video circuló en redes y obviamente el tocador y la tocada, lo negaron. Pero qué se puede esperar de quien, en otro evento político de su campaña, exclamó "¡arriba las pinches viejas!". Y cínicamente pretendió zafarse de lo que hizo argumentando que las imágenes son falsas, y que "en todo caso pudo haber sido un roce involuntario". Y peor aún, la afectada salió a defenderlo, como dice el dicho “está la batea para el marrano”. ¿Y qué decir a estas alturas de Félix Salgado Macedonio? Hasta el momento, el frustrado candidato a la gubernatura de Guerrero, tiene cinco denuncias de mujeres por abuso sexual y violación. Obviamente, al igual que “manos largas” Monreal, lo niega, argumentando "fuego amigo" dentro de MORENA. Y en el colmo de los colmos, la "Comisión Nacional de Honestidad y Justicia" del partido lo exoneró después de que López Obrador, el dueño del partido, afirmara "¡Ya chole!" en relación al tema. El INE le retiró la candidatura al gobierno de Guerrero por no presentar su informe de gastos. Hay más casos. Cruz Pérez Cuéllar, senador de MORENA. Se le acusa de recibir ilegalmente 2.5 millones de pesos del exgobernador priista de Chihuahua, César Duarte. Eduardo Santillán Pérez, candidato a la alcaldía de Álvaro Obregón por MORENA. Se le menciona por presuntamente tener vínculos con redes de trata de mujeres. Humberto Sánchez Ramírez, precandidato a una diputación local en Oaxaca. A éste se le acusa de tener redes de pornografía de mujeres indígenas. Rubén Barroso, candidato a diputado federal por MORENA en Guanajuato, señalado por presunto acoso sexual a varias de sus exalumnas de la Escuela de Nivel Medio Superior de León. Alfonso Vázquez, candidato de MORENA a diputado federal plurinominal para la Ciudad de México. En 2019, académicas y feministas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México lo denunciaron en redes sociales y ante autoridades de la institución por violación y acoso sexual en contra de sus alumnas. Guillermo Villaseñor, registrado como candidato para una diputación federal por MORENA, en Guanajuato, también fue denunciado por presunto acoso sexual. Pero todo lo anterior, no es nuevo, y de acuerdo a lo difundido en Medios, también MORENA otras fichitas relacionadas con el narco y huachicoleo. Expansión, 16 de mayo del 2018: “Candidatos de Morena, entre nexos con el 'narco' y huachicoleros: “En lo que va del proceso electoral han sido aprehendidos algunos militantes de este partido político. Otros han sido señalados por su "dudosa" reputación.  “Uno de los casos polémicos es el de Alfonso Miranda Gallegos candidato a la alcaldía de Amacuzac, Morelos. Elementos de la Policía Federal aprehendieron al aspirante el pasado 7 de mayo y lo acusaron de secuestro y delincuencia organizada. “Lo mismo pasó con Camilo 'N', postulado por Juntos Haremos Historia a la presidencia municipal de Reynosa, Tamaulipas y quien fue detenido el 6 de abril pasado, acusado de delincuencia organizada. “Y esos no son los únicos casos. Checa esta lista de candidatos que han metido en aprietos a Morena en este proceso electoral. A nivel nacional, el partido ha evitado hablar de ellos. “Por intentar meter droga a un penal, detienen a hija de candidata. La detención más reciente se registró el 13 de mayo. Fue la de la hija de Reyna Calles, candidata a diputada federal de Morena, PT y Encuentro Social. “También por presuntos vínculos con el crimen organizado, el pasado 6 de abril policías federales detuvieron a Camilo 'N.', quien era abanderado de la coalición Morena-PT-PES a la presidencia municipal de Reynosa, Tamaulipas. Un día antes, Andrés Manuel López Obrador había encabezado un mitin en esta ciudad, evento que había organizado el ahora preso. Camilo N. está recluido en el penal federal de Puente Grande, en Jalisco. Autoridades federales lo ligan con el Cártel del Golfo. “Vinculan a candidato asesinado con huachicoleros “Autoridades de Guanajuato dieron a conocer este lunes que el candidato de Morena a la alcaldía de Apaseo El Grande, José Remedios Aguirre Sánchez está relacionado con una banda de ladrones de combustible. En 2008, Aguirre Sánchez fue llevado a juicio por un homicidio en defensa propia. “En Puebla bajan a candidato por relación con huachicol “Juntos Haremos Historia solo actuó a tiempo en Puebla, donde 'bajó' a Martín Mirón López de la candidatura a la alcaldía de Palmar de Bravo, un municipio ubicado dentro del triángulo rojo, luego de la polémica que desató su parentesco con un líder de ladrones de gasolina. En su momento, el exaspirante reconoció que Jesús Martín Mirón López, 'El Kalimba', abatido a finales de octubre en una clínica de la ciudad de Puebla cuando buscaba borrarse las huellas dactilares y modificarse el rostro con cirugía estética, es su sobrino. “Implicados en otros delitos menores “El 18 de marzo, José Oscar, de 40 años de edad y representante de Morena en San Luis Potosí, fue detenido por obstruir la labor policial, lanzar amenazas y "proferir palabras altisonantes” contra oficiales municipales. Por no tratarse de delitos graves, quedó en libertad horas después. “La sombra del narco sobre Lomelí y otro candidato de Puebla “Otros candidatos, como el que compite por la gubernatura de Jalisco, Carlos Lomelí han sido acusados por la oposición por presunta relación con el crimen organizado. Hace una semana, el abanderado de Por México al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) a una diputación federal por el Distrito 4 en Iztapalapa, Fernando Belaunzarán, acudió a la PGR para entregar una denuncia de hechos en la que solicitó investigar al morenista por la compra de dos terrenos que presuntamente eran de los narcotraficantes Rafael Caro Quintero y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul. “Ernesto García Rodríguez, candidato a la alcaldía de Venustiano Carranza, Puebla también está en la mira del gobierno federal. Según una publicación del diario El Economista, es investigado por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) por supuestos nexos con el grupo delictivo de Los Zetas desde el 2010. Incluso, es el líder de la plaza de la Sierra Norte, donde lo identifican con el mote de 'El Neto'.”. Así la cruda realidad de MORENA, donde sus tres principios que presume López (NO ROBAR, NO MENTIR Y NO TRAICIONAR) se los pasan por el arco del triunfo. Por ello pregunto a quienes los apoyaron en 2018, los siguen apoyando en este 2021 y a los que por recibir una dádiva les exijan apoyarlos, ¿Con esta clase de candidatos los seguirán apoyando? ¿Eso quieren para México?  " ["post_title"]=> string(38) "De Frente Y Claro | LO NEGRO DE MORENA" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "de-frente-y-claro-lo-negro-de-morena" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-29 13:05:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-29 18:05:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64693" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18071 (24) { ["ID"]=> int(63578) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content"]=> string(12063) "“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez más complejo y cambiante, lo que lo hace progresivamente impredecible. Día con día crecen exponencialmente el número de variables potenciales y también la imposibilidad de controlarlas. Por ello el líder necesita aprender a gestionarse en la incertidumbre, otra de las caras ineludibles de la auténtica “nueva normalidad”.  En los últimos artículos hemos especulado acerca de qué características debe tener un líder para encarar los retos a los que nos somete el siglo XXI. Un líder1 de la Era Covid y Post-Covid, sin despreciar las propiedades de los liderazgos tradicionales, requiere además cuatro características que para los tiempos por venir lucen indispensables:  1.- Comprensión profunda del carácter global de la civilización humana.  2.- Capacidad de cambio, adaptación y rectificación. 3.- Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto.  4.- Consciencia de Ejemplaridad.  Hoy toca el turno a la tercera: Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto Desconocemos el futuro, pero es posible intuir algunas de sus potenciales características si ponemos atención en los antecedentes que nos ofrece el pasado y las tendencias en que están inmersos los acontecimientos del presente.  Como bien apunta Daniel Innerarity, en su libro Pandemocracia: “Esta crisis no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo que se acaba (se acabó hace tiempo y no terminamos de aceptar su fallecimiento) es el mundo de las certezas, el de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia. Entramos en un espacio desconocido, común y frágil, es decir un mundo que tiene que ser pensado sistémicamente y con una mayor aceptación de nuestra ignorancia irreductible2 …”. El universo humano, más allá del mero crecimiento demográfico de la población, es cada vez más complejo, cada vez más dinámico, más inestable y más cambiante, pero sobre todo, cada vez más impredecible. Esta tendencia se ha sostenido constante a lo largo del siglo XX y en lo que va del XXI no ha hecho otra cosa que acentuarse y acelerarse. La propia pandemia, con sus cambios y mutaciones, se ha ceñido a las características de los tiempos. Por ello no hay motivo para suponer que esta propensión a un devenir impredecible no continuará en el futuro. No se trata de un autoengaño sin fundamento. Conforme el escenario humano se amplía y se complejiza, crecen exponencialmente el número de variables posibles, pero también, ante la emergencia de nuevas tecnologías, de transformaciones sociales, éticas y culturales, crecen también las posibilidades potenciales de cada una. Pensemos en tres jóvenes de veinte años, nacidos en París, Londres, Nueva York o la Ciudad de México. Los tres habitan un entorno urbano y gozan de las posibilidades para cursar la educación estándar de su tiempo. Ahora imaginemos que uno nació en 1800, otro en 1900 y el tercero en el año 2000. Los tres son humanos biológicamente idénticos, nacieron en el mismo planeta y en la misma ciudad; sin embargo, los tres habitan mundos objetivamente distintos en todos los ámbitos lo que conlleva experiencias existenciales radicalmente distintas.  Mientras el chico nacido en 1800 tiene prácticamente definido el entorno donde habrá de desarrollarse: conoce con enorme certeza sus posibles actividades profesionales que está habilitado por sus capacidades, orígenes familiares y circunstancias específicas, tiene muy claro cómo y dónde relacionarse con sus pares, tiene tatuado en el ADN social cómo, cuándo y dónde buscar a la pareja con que deberá fundar una familia, etcétera. Resumiendo, el chico nacido en 1800, con todo y sus escasos veinte años, puede determinar con una certeza muy alta cómo se desarrollará el resto de su vida.  En el caso del chico nacido en 1900, aun cuando el escenario es relativamente semejante al anterior, desciende significativamente el nivel de certidumbre. La posibilidad de viajar en automóvil en vez de carreta de caballos, de que la luz eléctrica le transforme la vida, de encontrar nuevas profesiones, de alterar, así fuera ligeramente, el modelo familiar en uso haría que sus posibilidades potenciales fuesen más amplias y diversas que las de su predecesor de 1800. Se trata de posibilidades objetivamente nuevas que unas décadas atrás simplemente no existían. El mundo de 1900 era mucho más dinámico y complejo que un siglo atrás.  Ahora veamos el escenario de futuro para un chico de veinte años, nacido en el año 2000 en una gran ciudad de occidente. El incremento de variables en todos los ámbitos de su existencia es delirante. Mientras su predecesor de 1800 apenas tenía un puñado de opciones y el de 1900 quizá 10 o 15 posibles carreras universitarias para escoger, el chico del año 2000 tiene decenas, quizá centenas si sumamos especialidades y variantes específicas en cada caso. El chico nacido en el año 2000 puede, desde Ciudad de México, trabajar en cualquier parte del mundo. Qué decir de la tecnología. El mundo del año 2020 es objetivamente más complejo, más diverso, más cambiante, con un sin número de variables que emergen y desaparecen a cada momento y con infinitas posibilidades de combinación entre ellas. Y este campo inmenso de posibilidades, potencialidades y riqueza sin límites se experimenta como un mundo concreto, donde cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento. Campos profesionales emergen mientras otros desaparecen de un día a otro. Mientras que el chico nacido en el año 2000 no tendría idea de en qué consiste la labor de un ascensorista, de una secretaria mecanógrafa, de un fogonero de ferrocarril o de un operador telegráfico, no habría manera de que éste les explicara a sus pares del pasado lo que hace un influencer, un desarrollador de software, un coach de vida, un community mannager, un ingeniero en nanotecnología o un analista de internet.  También en el campo de la ética y de las costumbres las cosas son muy distintas para los tres. Mientras que en los primero dos casos existían sólo dos géneros posibles y una sola combinación aceptable, para el último existe una gama inmensa de posibilidades. Mientras para los primeros dos chicos los roles sociales y de pareja estaban plenamente establecidos, para el nacido en el año 2000 requieren una construcción personal y dinámica. Podríamos explorar las diversas formas de consumo, las posibilidades de ocio, el avance en los medios personales de comunicación y un sin fin de ámbitos más y en cada caso las diferencias en la manera de experimentar la propia vida serían monumentales.  Como se ve, no se trata de una apreciación subjetiva, sino que objetivamente la civilización humana ha tendido a complejidad, a la diversidad, a la especialización, a la pluralidad, a la maleabilidad y al cambio, pero, en todos los casos, imposibles de conducir o predecir. Y, tal como ha ocurrido hasta ahora, estas dinámicas de evolución humana avanzan sin cesar, pero sin que quede claro hacia dónde nos llevan. Esa es la semilla de la incertidumbre.  Pero no todo es miel sobre hojuelas, abundan estudios que aseguran que el incremento desmesurado de posibilidades y la velocidad del cambio incrementan también la ansiedad y la angustia. Esta combinación es la que conduce a un mundo incierto. Podríamos simplificarlo al máximo en una especie de fórmula:   Posibilidades potenciales crecientes + Cambio acelerado e Imprevisible = Incertidumbre = Angustia existencial    No podemos hablar de incertidumbre sin mencionar al físico teórico alemán Werner Heisenberg, quien en 1927, articuló el que, en el campo de la física cuántica, se le conoce como el Principio de Indeterminación de Heisenberg.  Intentando poner este concepto físico-matemático en términos que nos resulten útiles para esta exposición, podríamos simplificar diciendo que para reducir la incertidumbre e incrementar la certeza acerca de algún fenómeno que intentemos predecir necesitamos eliminar variables. Es decir, poniéndolo en términos opuestos: entre más variables interactúen en un fenómeno dado, mayor será la incertidumbre acerca de su comportamiento y resultado. Esto es exactamente lo que está ocurriendo con la evolución humana: cada vez hay más variables económicas, sociales, culturales, políticas, tecnológicas, etc., en interacción permanente y, por lo tanto, resulta cada vez más difícil pronosticar con precisión hacia dónde nos dirigimos. Desde luego que esta dinámica, absolutamente real y objetiva, si produce algo, es incertidumbre, siempre escoltada por sus compañeras inseparables: angustia y ansiedad.  Es con esto con lo que hay que lidiar tanto en lo individual como en lo colectivo y asumir la incertidumbre como una compañera cotidiana es una de las tareas más difíciles y a la vez indispensables para ejercer el liderazgos en el siglo XXI. Es, entonces, la incertidumbre otra de las caras ineludibles de la auténtica <nueva normalidad>.    En la siguiente entrega abordaremos las últimas de las propiedades indispensables para los liderazgos que aspiren a gestionar con éxito la esperada Era Post-Covid: consciencia de Ejemplaridad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir   1 Cabe aclarar que, aun cuando la palabra líder suele llevar antes el artículo “el”, no planteo de ningún modo el liderazgo como un tema exclusivamente masculino, por lo cual todas las veces la palabra sea utilizada en este texto se usa con la intención de que represente un concepto neutro en el que pueden encajar indistintamente mujeres y hombres. 2 Innerarity, Daniel, Pandemocracia. Una filosofía de la crisis del coronavirus, Primera Edición, España, Galaxia Gutemberg, 2020, P. 42" ["post_title"]=> string(43) "Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "era-covid-liderazgo%e2%81%a0-e-incertidumbre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63578" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(31) ["max_num_pages"]=> float(16) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3ed9e14e3d7714ea25431e61fc7d4f57" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre 

“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez...

abril 9, 2021

De Frente Y Claro | LO NEGRO DE MORENA

“Éramos muchos y parió la abuela”. Nada más acertado para ejemplificar la podredumbre que existe en el partido de familia de López,...

abril 29, 2021




Más de categoría

El naranja que es rojo, pero parece amarillo y aspira a ser verde

Desde el inicio de las campañas electorales al día de hoy, el país se ha movido de tener dos...

mayo 6, 2021

De Frente y Claro | LA TRAGEDIA ANUNCIADA EN EL METRO

“Lo peor que le puede ocurrir a México, es convertirse en un país de cínicos”, así lo externó José...

mayo 6, 2021

La tragedia de la Línea 12 del Metro | La importancia de la narrativa y conciencia histórica

¿Qué significan hoy algunas expresiones  como “democracia”, “libertad”, “justicia”, “unidad”?  Han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento...

mayo 5, 2021

No hubo indulto al toro, pero sí una “Juanita”

  El pasado 27 de abril, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió anular definitivamente...

mayo 5, 2021