Reinventar el cuerpo humano: impresión 3D

La irrupción de las tecnologías exponenciales , que se caracterizan por su rápida masificación e impacto acelerado en todas las actividades, además de su baja...

10 de abril, 2019

La irrupción de las tecnologías exponenciales, que se caracterizan por su rápida masificación e impacto acelerado en todas las actividades, además de su baja acelerada de costos, van a exponenciar también la actividad humana. Ello sucederá dentro de los próximos cinco años, esto es, prácticamente ya.

Una de estas tecnologías exponenciales, la impresión 3D, tendrá un efecto determinante en el cuerpo humano, pues se podrán ¨imprimir¨ órganos y partes del cuerpo que le darán una nueva dimensión a nuestro ser a bajo costo, rompiendo las limitaciones de la propia imperfecta naturaleza humana. Vamos a acercarnos a la posibilidad de reinventar el cuerpo humano.

De acuerdo con Wikipedia, la impresión en 3D ¨es un grupo de tecnologías de fabricación por adición donde un objeto tridimensional es creado mediante la superposición de capas sucesivas de material. Las impresoras 3D ofrecen a los desarrolladores del producto la capacidad para imprimir partes y montajes hechos de diferentes materiales con diferentes propiedades físicas y mecánicas, a menudo con un simple proceso de ensamble¨.

Y si ello de por sí nos abre importantes campos a la creatividad y la innovación en salud, habría que sumarle la nueva tecnología de impresión en 4D.  De acuerdo a la propia Wikipedia, esta nueva tecnología, también conocida como bioimpresión, suma a las características de las tres capas para formar un objeto una cualidad adicional: la capacidad de transformación del objeto a lo largo del tiempo. Esto es, la cuarta capa contiene un tipo de materia que está programada para que reaccione bajo ciertos parámetros en determinado tiempo y entorno (temperatura, superficie, humedad, entre otros) y cambie su forma. Impresionante.

¨Utilizando solo agua, calor, luz u otro aporte energético simple, esta técnica ofrece adaptabilidad y respuesta dinámica para estructuras y sistemas de todos los tamaños.” (https://www.sculpteo.com/blog/2015/07/22/material-can-change-shape-with-4d-printing/?utm_content=buffer891a0&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer).

Pero, ¿qué partes del cuerpo humano ya se pueden ¨imprimir¨ y adaptar? El número es importante, pero destacaríamos entre las más relevantes:




 

  • Corazón artificial. Ya hay casos de corazones impresos en 3D hechos de silicona, que funcionan y bombean como uno humano real. El problema a superar es su duración, pues solo laten unas 3,000 veces o entre 30 y 45 minutos. Será cuestión de tiempo que se resuelva el tema de su duración.
  • Ojo biónico. Investigadores de la Universidad de Minnesota, Minneapolis, MN, han impreso en 3D un prototipo de ojo biónico. Utiliza una serie de fotodetectores-semiconductores, hechos de polímeros, impresos en un hemisferio de vidrio. La idea es que no solo supla las funcionalidades de un ojo humano, sino que crezca a otras como la de acercar y alejar la visión, que pueda tomar video y reproducirlo, que tenga memoria e inteligencia para detectar y relacionar imágenes.
  • Piel artificial. En Canadá ya hay una impresora en 3D que crea tiras estrechas de tejido-piel para cubrir y curar heridas profundas. Ya se está trabajando en la impresión de tejidos para pacientes específicos y con base en las características de la herida”, así como en una “tinta biológica” de colágeno y fibrina. Llama la atención que el proceso dure dos minutos o menos.
  • Oreja biónica. Científicos de la Universidad de Princeton ya imprimieron en 3D un oído biónico, que integra una antena de bobina pequeña a un cartílago. No sólo los humanos podrán volver a escuchar, sino lo harán mejor al detectar sonidos imperceptibles para el hombre, además de nuevas funcionalidades asociadas a su uso inteligente.
  • Huesos elásticos. Los bioingenieros de la Universidad de Northwestern han creado, mediante la impresión en 3D, huesos elásticos artificiales que no solo se adaptan al cuerpo humano, sino que también crecen con él (https://nation.com.mx/ciencia-medica/7-partes-del-cuerpo-ahora-se-pueden-imprimir-en-3d/).

 

Estamos en una etapa muy interesante de nuestro desarrollo tecnológico, donde las tecnologías exponenciales prometen grandes avances que serán incluyentes, pues el acceso a los mismo será a bajo costo, como es el caso de la impresión en 3D. Así que esperemos nuevos espacios para la creatividad y la innovación, como puede ser el caso de la reinvención del cuerpo humano a través de la impresión de órganos y partes del mismo.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

 

Comentarios

La irrupción de las tecnologías exponenciales , que se caracterizan por su rápida masificación e impacto acelerado en todas las actividades, además...

enero 1, 1970

La irrupción de las tecnologías exponenciales , que se caracterizan por su rápida masificación e impacto acelerado en todas las actividades, además...

enero 1, 1970




Más de categoría

Vigilancia digital, en el centro de la guerra tecnológica EEUU-China

Las redes sociales se han convertido en el nuevo espacio de interacción social del siglo XXI. Actualmente, uno de...

julio 23, 2020

Alertas para un mundo complejo y conectado

Hoy en día vivimos una dicotomía de mundos: el mundo real y el virtual . Este último cada día...

julio 15, 2020

La reinvención del deporte profesional

Los daños que ha causado la covid-19 a la salud y a la economía son todavía incuantificables. Todos los...

julio 8, 2020

¿Y si no hay vacuna?

Covid-19 se ha convertido en muy poco tiempo en una de las enfermedades más devastadoras en la historia de...

julio 1, 2020