Mi celular: ¿Mi DIOS?

“Si no lo tengo, me siento incómoda, como que algo me falta”. “Si se bloquea me asusto ante la posibilidad de que se descomponga”. “Si...

5 de noviembre, 2015

 

“Si no lo tengo, me siento incómoda, como que algo me falta”. “Si se bloquea me asusto ante la posibilidad de que se descomponga”. “Si lo pierdo de vista temo perderlo y si se descompone enloquezco, no puedo vivir sin él.”

El párrafo anterior es el resumen de comentarios externados por varias personas de diferentes edades. A continuación, una entrevista con jovencitas universitarias cuyo tema fue la estrella de hoy: el SMARTPHONE o TELÉFONO INTELIGENTE.

-¿Cuando están en clases usan el celular?

-¿La verdad? Pues sí.

-¿Lo usan como herramienta de consulta, para resolver tareas de la escuela?

-No.




-Mmm, ¿y ustedes que piensan al respecto?

-Que está mal…

-¿Cuántos años tienen?

-Todas, tenemos 19 años.

-¿Saben cuál es la mayoría de edad en México?

-Sí, 18 años.

-¿Saben qué quiere significa “ser adulto”?

-Es la mayoría de edad aquí en México, en otros países es cuando se cumple 21 años.

-¿Qué significa para ustedes tener más de 18 años?

– Que debemos hacernos responsables de nosotras mismas. Cuidarnos.

Las jovencitas se alternaban para responderme.

Ellas son alumnas universitarias de segundo año de la carrera de comunicación y me contactaron para una entrevista. Una vez que les contesté todas sus preguntas dimos por terminada la reunión y me despedí.

Al salir del departamento, ubicado en un tercer piso y al ir bajando las escaleras de pronto reflexioné en entrevistarlas, ahora, yo a ellas,  “puede ser un ejercicio interesante”. Entonces volví sobre mis pasos para ver si ellas estaban dispuestas a contestarme algunas preguntas.

Todas estuvieron de acuerdo. La entrevista resultó ser una pequeña sesión de media hora…

-Entonces, regresando a su escuela, me dicen que usan el celular dentro de la clase y no les parece muy adecuada esta actitud. Ahora les pregunto: ¿tienen alguna sugerencia  para que los alumnos dejen de usar el teléfono a la hora de clases?

-Yo propongo que quiten el internet- Comentó una de ellas.

-Pero ahora ya muchos de nuestros teléfonos tienen contrato y de todos modos tenemos conexión. Yo creo que no serviría de mucho- Contestó otra.

-Hay una maestra que prohíbe el uso del Smartphone dentro de su clase y casi nadie lo usa en su materia. Yo creo que eso sí funciona- Respondió otra de ellas.

-A ver, quedamos que ¿cuántos años tienen? ¿Son adultas? ¿Por qué tiene una maestra que prohibir algo?

Justamente la entrevista que me hicieron tenía como objetivo hablar sobre el impacto del celular en estudiantes universitarios, dado que ese es el tema de su trabajo. Todas estaban de acuerdo que el uso del teléfono es excesivo, sobre todo dentro del salón de clases.

-¿Y para qué usan el celular dentro del salón?

-Toman fotos de nosotros, sobre todo los muchachos.

-También toman fotos de nosotras dormidas y las suben al Facebook. Confirmó otra de sus compañeras.

Todas querían participar, sabían de qué estábamos hablando. Tenían claro el uso indiscriminado que dan a sus teléfonos.

-¿Y cómo creen que eso afecta en sus clases?

-Nos bajan las calificaciones, porque nos estamos distrayendo…

En el intercambio de preguntas y respuestas era evidente la postura de las muchachas al comprender y aceptar el uso excesivo y desordenado con respecto al aparato.

Conforme se desarrollaba el diálogo sentía que estaba frente a un grupo de jóvenes que, además de inteligentes, eran brillantes y mientras formulaba el último cuestionamiento vi la expresión de sorpresa en sus ojos…

-Entonces, si tienen claro el efecto del celular en sus clases, ¿para qué siguen haciéndolo? Lo tienen todo el día. No lo sueltan. Ustedes me dijeron que lo usan en la palma de su mano “como parte de su cuerpo”. Ahora les pregunto: ¿El CELULAR ES SU DIOS?

 

Comentarios

“Si no lo tengo, me siento incómoda, como que algo me falta”. “Si se bloquea me asusto ante la posibilidad de que...

enero 1, 1970

“Si no lo tengo, me siento incómoda, como que algo me falta”. “Si se bloquea me asusto ante la posibilidad de que...

enero 1, 1970




Más de categoría

Acapulco 500

Los representantes del ayuntamiento de Acapulco se preparan para los festejos que se llevarán a cabo con...

enero 25, 2017

¡Legó el fin de año!

¡Llegó el fin de año! Después de pensarlo un poco y recorrer los meses del año llegué al tema...

diciembre 28, 2016

Desde la cabina con Eduardo Ruiz Healy...

Entrar en la cabina, ver y escuchar a Eduardo Ruiz Healy haciéndome las preguntas, fue una ilusión hecha realidad.

diciembre 14, 2016

Toma de conciencia...

Mucho se habla en últimas fechas sobre todas las cosas que están mal en nuestra ciudad, país, continente, en...

noviembre 30, 2016