¿Derechos humanos y garantías individuales?

“¿Oye y si nos atravesamos y bloqueamos la calle?, total cualquiera lo hace y no pasa nada”...

19 de octubre, 2016

“¿Oye y si nos atravesamos y bloqueamos la calle?, total cualquiera lo hace y no pasa nada”, dijo Nacho mientras se acercaba a Don Mario “No compadre, no crea que la cosa es así de fácil, usted y yo somos hijos de vecino que no tienen a nadie quien los respalde. Usted se atraviesa y tapa la calle y cuando nos demos cuenta ya lo metieron al bote. Nosotros no tenemos gente que venga a gritar y patear policías, usted se va a quedar encerrado por todos los días de su vida, además dentro de la cárcel no serán muchos, porque allá tampoco va a tener quien lo defienda, mejor quítese de la cabeza esas malas ideas, usted y yo no somos nadie”.

Hoy en día, pareciera que todos nos podemos atravesar en la vía pública y cerrar las calles, eso es cierto siempre y cuando se pertenezca a algún grupo que esté dispuesto a generar el ruido suficiente para que resulte atractivo ante los ojos de los comunicadores. Las manifestaciones se están volviendo un modus vivendi, muchos involucrados están ahí por razones ajenas al objetivo de esas marchas, lo hacen de forma profesional por decirlo de alguna forma, ya que reciben dinero a cambio de mantenerse cerrando filas a media calle, y la cuota se incrementa si demuestran su arrojo y valentía agrediendo a la autoridad, quemando coches, saqueando camiones repartidores, etc. Estas mismas personas piden apego a la ley, exigen que sus garantías sean respetadas, se quejan cuando se les impide el libre tránsito, mientras ellos sí pueden bloquear las calles e incluso cerrar el paso a las propias ambulancias.

Así podemos ver que a los funcionarios públicos se les aplican sanciones con una ley diferente a la del resto de los ciudadanos ¿Por qué? Básicamente porque son ellos quienes legislan, aprueban y ejecutan sus propias leyes. Al final de cuentas protegen sus intereses. ¿Quién se los puede reprochar?, ahí no hay división de partidos, hay contubernios para proteger canonjías y respaldar iniciativas que cubran y enmascaren sus corruptelas. El país no existe para ellos.

Me queda claro que, para hacerse escuchar, hay que salir a la calle a gritar, formar parte de algún grupo de choque, convertir el derecho a la manifestación en una redituable profesión de chantaje y transformar los cargos públicos en un excelente lugar para ser un ladrón reconocido sin peligro de ir a prisión.

El ciudadano promedio es quien está más desprotegido en este país, ¿quién lo defiende? Ni siquiera tiene derechos humanos, porque éstos están al servicio de la delincuencia que sí sabe cómo defenderse, tiene el suficiente conocimiento para saber qué hacer o decir ante los eventos delictivos en los que se involucra, mientras el ciudadano promedio queda totalmente indefenso ante hechos de esta naturaleza al carecer del conocimiento necesario para defenderse. Y de los ciudadanos muertos, víctimas de los delincuentes ni hablar, ¿dónde están sus derechos humanos?

Por otro lado, ¿por qué a los delincuentes que reinciden no se le finca responsabilidad y punto? Después de que los apresan infraganti, hay videos donde se demuestra su participación en los hechos, todavía hay necesidad de que la víctima lo señale y ponga en riesgo su integridad física ¿Para qué? Tal vez para tener una excusa y poder soltarlos.




¿Acaso los ciudadanos promedio tendremos que agruparnos, salir a las calles, robar y quemar camiones, retar a las autoridades policiales, introducirnos en la política para hacernos escuchar y ser respetados en nuestras garantías individuales y en nuestros derechos humanos? 

Comentarios

“¿Oye y si nos atravesamos y bloqueamos la calle?, total cualquiera lo hace y no pasa nada”...

enero 1, 1970

“¿Oye y si nos atravesamos y bloqueamos la calle?, total cualquiera lo hace y no pasa nada”...

enero 1, 1970




Más de categoría

Acapulco 500

Los representantes del ayuntamiento de Acapulco se preparan para los festejos que se llevarán a cabo con...

enero 25, 2017

¡Legó el fin de año!

¡Llegó el fin de año! Después de pensarlo un poco y recorrer los meses del año llegué al tema...

diciembre 28, 2016

Desde la cabina con Eduardo Ruiz Healy...

Entrar en la cabina, ver y escuchar a Eduardo Ruiz Healy haciéndome las preguntas, fue una ilusión hecha realidad.

diciembre 14, 2016

Toma de conciencia...

Mucho se habla en últimas fechas sobre todas las cosas que están mal en nuestra ciudad, país, continente, en...

noviembre 30, 2016