NO al imperio de la mentira y de la muerte

La Cuarta Transformación del PNR (1) que se hace llamar MORENA, ha clamado por la expulsión de la senadora Lilly Téllez de las filas de...

18 de diciembre, 2019

La Cuarta Transformación del PNR (1) que se hace llamar MORENA, ha clamado por la expulsión de la senadora Lilly Téllez de las filas de ese engendro de lo peor del PRI, por atreverse a disentir enarbolando la verdad de la vida al decir que la interrupción del embarazo constituye un crimen.

La postura de la senadora Téllez me parece emocionante, y me recuerda las palabras de don Manuel Herrera y Laso (fundador de la Escuela Libre de Derecho), pronunciadas en un artículo publicado en el periódico Excélsior, a raíz de la persecución desatada por Obregón y Calles contra los católicos mexicanos.

En la parte que considero pertinente, aquel artículo dice así:

“…el hombre que sabe estar de rodillas ante Dios, debe saber estar de pie frente a los demás hombres, a pesar de que estos tengan tras de sí, la fuerza de un ejército invencible…”

La postura de la senadora Téllez, la honra porque dignifica el cargo que desempeña de manera moralmente inequívoca e independiente.

La senadora se sostiene de pie frente a la borregada sumisa cuyo cencerro se niega a seguir, e incluso prepara una iniciativa de reforma constitucional que consagre de manera expresa y clara lo que desde 1928 ya reconoce el artículo 22 de nuestro Código Civil Federal en cuanto a la personalidad jurídica y los derechos de los no nacidos.




Vergonzosamente las senadoras Malu Micher y Citlali Hernández, promueven la expulsión de la senadora sonorense, porque ellas son furibundas promotoras de la legalización del aborto que consideran “un gran avance para los derechos de la mujer”.

El indispensable conocimiento del Derecho.

Estoy seguro de que las vanguardistas legisladoras que quieren quemar a Lilly Téllez en la hoguera, ignoran lo que dice el artículo 22 del Código Civil Federal de 1928, que continua vigente:

Artículo 22º.- “La capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte; pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente Código.”

El Código Civil de 1928,  es cristalinamente claro, además de que expresa un concepto vigente desde los tiempos del Derecho Romano en la protección de lo que entonces se conocía como el “nasciturus”.

El nasciturus que no puede defenderse por sí mismo, tiene capacidad de goce pero no puede ejercerla por sí mismo desde el vientre materno. Lo tenemos que defender todos nosotros.

La vida de ese ser QUE NO ES parte del cuerpo de su madre, debe ser defendida por el Estado como lo reconoce el artículo 22 del Código Civil Federal.

¿Cuántos dedos, piernas y brazos tiene una mujer?

La gran mentira sobre la que pretende extender una licencia para asesinar a los no nacidos, proclama que toda mujer liberada y progresista, tiene derecho para disponer de su cuerpo como mejor le parezca.

¿Creo que la mujer puede disponer de su cuerpo como mejor le parezca?

Por supuesto que creo que la mujer es dueña de su cuerpo; PERO única y exclusivamente de SU CUERPO.

No conozco todavía ninguna mujer cuyo cuerpo conste de 40 dedos; cuatro piernas; cuatro brazos; dos cráneos; dos cerebros o dos corazones.

El cuerpo de la mujer, al igual que el del hombre, tiene solamente un par de piernas, brazos, ojos y manos.

En cuanto se refiere al ser que los abortistas se niegan a  reconocer como persona, NO es parte del cuerpo de la mujer.

¿Cuál es la solución entonces?

Es indudable que en la actualidad, existen múltiples métodos anticonceptivos de fácil acceso.

El Estado puede y debe promover la educación inculcando un ejercicio responsable de la sexualidad.

No debemos perder de vista que el aborto generalizado, es una verdadera industria y un negocio lucrativo.

El lobby que promueve por todos los medios la despenalización del aborto, lo que busca es lucrar con la muerte, disfrazándose de defensor de los “derechos de la mujer”.

El aborto indiscriminado, es un negocio criminal al que lo que menos le importa, son los derechos de la mujer.

“Y seréis como dioses”

La inmensa mentira sobre la que los hombres han pretendido edificar sus dictaduras y sus imperios,  ha sido posible no solamente negando la Supremacía de Dios sino sustituyéndolo.

No solamente Hitler se creyó soberano para decidir ¡que los judíos no merecían vivir!

La aberración genocida del nazismo se convierte en una política perfectamente legítima si prescindimos del “estorbo” de Dios y de las normas morales.

Sin Dios de por medio, Hitler pasa de la página roja de la historia, a la portada del National Geographic como un macho alfa.

En un ámbito en el que Dios no existe, nos convertimos en animales regidos única y exclusivamente por la ley del más fuerte.

Una vez “liberados del estorbo de Dios”,  los seres humanos pueden imponer la ideología de género; despenalizar la pederasta, el incesto o  el tráfico de personas;  pueden legalizar el asesinato de los no nacidos o decidir que los negros, los mexicanos, los palestinos, los japoneses, los alemanes o cualquier otro grupo humano pueden ser explotados o suprimidos según la agenda de la ONU, el FMI, el Banco Mundial o la familia Rockefeller, Rotschild, Kissinger, Soros o Clairol Trump.

Solamente partiendo de la premisa de que “Dios no existe”, puede legalizarse el genocidio de judíos, nativos americanos, mexicanos o negros.

Solamente a partir de la remoción del “estorbo de Dios”, puede el hombre decidir quiénes viven o mueren; quiénes tienen derechos y quiénes no; qué color de piel es admisible y cuál debe ser discriminado.

A quien le interese investigar las consecuencias éticas y morales de sustituir a Dios, le contiene leer la obra de Hans Kelsen; el jurista judío austriaco, cuya doctrina conocida como “juspositivismo”  le vino a los nazis como anillo al dedo para dictar sus leyes de Nuremberg y montar la persecución del pueblo judío.

¿Ya entrados en gastos, por qué no despenalizamos de una vez el homicidio?

Despenalizar el homicidio le reportaría un ahorro extraordinario al gobierno federal, estatal y municipal, que se encuentran desbordados por los cientos de miles de asesinatos sin resolver.

¿Qué diferencia hay entre asesinar a un feto, y asesinar a un anciano o a una joven adolescente; entre un feminicidio y un aborto?

¡NINGUNA!

México necesita legisladores como Lilly Téllez, que no titubea en la defensa de lo que sabe justo.

Necesitamos legisladores que no vean en sus cargos un modus vivendi “nadando de muertito” mientras duermen la siesta en sus curules.

Con humildad, respeto y admiración aplaudo desde este espacio a la senadora sonorense que se niega sin aspavientos a ceder ante el imperio de la mentira y de la muerte.

Si la expulsan de MORENA por defender el valor supremo de la vida humana, será una pérdida para el partido oficial, pero una victoria para la senadora Téllez y sobre todo, para México.

    ________________________________________

  1.  1ª PNR- 2ª PRM- 3ª PRI- 4ª PRIeta (alias MORENA)

[email protected]

Comentarios

La Cuarta Transformación del PNR (1) que se hace llamar MORENA, ha clamado por la expulsión de la senadora Lilly Téllez de...

enero 1, 1970

La Cuarta Transformación del PNR (1) que se hace llamar MORENA, ha clamado por la expulsión de la senadora Lilly Téllez de...

enero 1, 1970




Más de categoría

Sed de justicia en ChihuAGUA

Ante la violencia creciente desatada por la llamada “Guardia Nacional” en Chihuahua, López Obrador se vio obligado a “salir...

julio 24, 2020

Detrás de la mampara de cristal

Me veo yo mismo Detrás de la mampara, Detrás de esa mampara de cristal Con orificios a manera de...

julio 22, 2020

Un México donde reine LA VERDAD

Hoy se cumplen 92 años de la muerte de Álvaro Obregón. La lista de traiciones y crímenes del “general”...

julio 17, 2020

Destiempo

Solo quiero que rías por la mañana Cuando paso a tu lado, Que me miren tus ojos Y luego...

julio 15, 2020