Navajita de Ockham

Hay un principio acuñado por el fraile Guillermo de Ockham que dice lo siguiente...

8 de marzo, 2017

 

Hay un principio acuñado por el fraile Guillermo de Ockham que dice lo siguiente:

“Cuando dos o más explicaciones se ofrecen para un fenómeno, la explicación completa más simple es preferible; es decir, no deben multiplicarse las entidades sin necesidad”.

Traducido a buen mexicano diríamos que “no hay que brincar en suelo parejo”.

La semana pasada se puso en marcha por la Secretaria de Relaciones Exteriores, un programa de defensa para los mexicanos que enfrentan el riesgo inminente de ser deportados por el gobierno de  los Estados Unidos.

La ola de deportaciones masivas que ha comenzado a desarrollarse a partir de la llegada de Donald “Clairol”  Trump a la Casa Blanca, se puso a cargo de lo que los gringos llaman “Immigration Courts”.

Y aquí es donde la puerca jurídica comienza a torcer el rabo…




Pa’ pronto, (como diría el Charro Ponciano), las “Immigration Courts” NO SON cortes ni tribunales; son dependencias del Departamento de Justicia  (Justice Department) y del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security), encargadas de ejecutar las órdenes dictadas por el Ejecutivo Federal de Estados Unidos que es su jefe superior.

En consecuencia, además de no ser “Courts of law” como llaman los estadounidenses a sus tribunales de verdad; tampoco son imparciales ni independientes.

Y Usted se preguntará:  ¿Qué ganamos con que las cortes no sean cortes; que no sean tribunales judiciales; que no sean independientes ni imparciales?

Ganamos que en vez de bailar al son que nos estan tocando los gringos, podemos aplicarles la Navajita de Ockham con la que el autor del sencillo principio estilo Ripley le rasuro las barbas a Platón; “aunque usted no lo crea”…

Para detener la campaña de deportaciones masivas iniciada por Trump, basta lo siguiente:

Hay que sacar  de la jugada a los dizque jueces de las dizque cortes de migración, y pasarle el balón a los Jueces de Distrito que son los únicos competentes para conocer los asuntos relacionados con los indocumentados mexicanos.
Para esto tenemos a nuestro favor, ¡hasta lo que dice el artículo 3º de la Constitución de Estados Unidos!

Esa disposición garantiza que todo individuo tiene derecho a obtener justicia por tribunales JUDICIALES; lo cual excluye a las dichosas “Immigration Courts”.

Con esta simple impugnación, todos los asuntos que ahora estan despachándose con abrumadora velocidad, se detendrían de inmediato al ser turnados a JUECES DE DISTRITO pertenecientes al sistema de judicial federal de Estados Unidos, donde los argumentos de Derechos Humanos y Derecho Internacional si tienen que ser tomados en cuenta; además de que admiten apelación en caso de salir resueltos en contra de nuestros compatriotas.

La solución que he propuesto y  que ahora comparto con Usted, no es un mero “detente mientras corro”, sino un primer paso dado a traves del planteamiento de la incompetencia de las “Immigration Courts”, tras lo cual, el plato fuerte será el que hagamos valer ante los JUECES DE DISTRITO, que si son jueces de a de veras.

Esta navajita de Ockham tiene la virtud de que además, puede afilarse y usarse por el Canciller Videgaray de la manera más amable y hospitalaria posible, con su homólogo, el  Secretario de Estado de Estados Unidos; y en caso que la amabilidad no sea recíproca, podemos llevar el asunto hasta el mismísimo Consejo de Seguridad de la ONU, donde Estados Unidos no podría meter ni las manitas, porque no podría participar en virtud de ser parte interesada en el asunto que vengo mencionando.

Si nuestro reclamo llegara hasta el Consejo de Seguridad, podríamos presenciar una sorpresa como la de la reciente resolución 2334 que  pasó por primera vez en muchísimo tiempo, gracias a que Obama no quiso apoyar a su queridisimo amigo Bibi Netanyahu.

Como puede Usted ver, la solución inmediata  que propuse al Vicecanciller, no puede ser más simple; pero la chulada es que es jurídicamente fundada, clara, vigente e inobjetable.

Claro está que siempre podemos toparnos con la frase reservada a los poderosos cuando dicen: “Aquí nomas mis chicharrones truenan”…

Pero de actuar así, nuestros vecinitos del Norte, estarían sacando de su ataúd al Senador  Thomas Corwin que los exhibió de cuerpo entero en su discurso de 11 de febrero de 1847, cuando les dijo así:

“Puede usted arrebatarle estas provincias a México por la fuerza; puede robárselas; puede retenerlas por el derecho del más fuerte; pero un tratado de paz para ese efecto, firmado legitima y libremente por el pueblo mexicano, jamás lo tendrá usted” .

Al “establishment” gringo no le gusta quedar como el malo de la película; y con nosotros, a diferencia de Irak, no pueden decir que tenemos armas de destrucción más-IVA; o cualquier otro pretexto aplicable cuando la víctima potencial se encuentra al otro lado del mundo y no “en el patio trasero”.

Imagínese la risa que le puede dar a Don Vladimir Vladimirovich Putin, si llegásemos hasta el Consejo de Seguridad, donde “el jugador de ajedrez” se divertiría como nunca, pudiendo desquitarse de paso, de toda la lata que le han dado los gringos con el asunto de Crimea.

Lo que seriamente obra en nuestro favor, es la independencia y la imparcialidad de los jueces Federales de Estados Unidos, que ya le han dado muestras de oposición fundada a Trump en casos notables con motivo de sus afanes xenofóbicos y sus sueños arquitectónicos.

La navajita de Ockham  ya está afilada; ahora esperemos que nuestras autoridades la utilicen dejando atrás su temor reverencial por los vecinitos del norte.

Ahora sí que Don Luis Videgaray puede aplicar el diplomático refrán que dice: “Lo Cortés no quita lo Cabral”…

__________________________________________________

La denominación de navaja de Ockham apareció en el siglo XVI, y con ella se expresaba que mediante ese principio, Ockham “afeitaba como una navaja las barbas de Platón”.

Comentarios

Hay un principio acuñado por el fraile Guillermo de Ockham que dice lo siguiente...

enero 1, 1970

Hay un principio acuñado por el fraile Guillermo de Ockham que dice lo siguiente...

enero 1, 1970




Más de categoría

Sed de justicia en ChihuAGUA

Ante la violencia creciente desatada por la llamada “Guardia Nacional” en Chihuahua, López Obrador se vio obligado a “salir...

julio 24, 2020

Detrás de la mampara de cristal

Me veo yo mismo Detrás de la mampara, Detrás de esa mampara de cristal Con orificios a manera de...

julio 22, 2020

Un México donde reine LA VERDAD

Hoy se cumplen 92 años de la muerte de Álvaro Obregón. La lista de traiciones y crímenes del “general”...

julio 17, 2020

Destiempo

Solo quiero que rías por la mañana Cuando paso a tu lado, Que me miren tus ojos Y luego...

julio 15, 2020