¿Es un honor volar con Obrador?

La investigadora e historiadora Beatriz Gutiérrez de López se pronunció indignada por la decisión de un jefe de familia que decidió bajarse del avión de...

5 de febrero, 2020

La investigadora e historiadora Beatriz Gutiérrez de López se pronunció indignada por la decisión de un jefe de familia que decidió bajarse del avión de Aeroméxico cuyo vuelo 507 tenía como destino Villahermosa, Tabasco.

El pasajero que decidió bajarse del avión, lo hizo por motivos de seguridad.

El episodio amerita comentario para analizar objetivamente la costumbre del presidente de utilizar vuelos comerciales para transportarse dentro de la república.

Todo jefe de estado, pero especialmente el presidente de México, es potencial blanco de atentados contra su vida.

Basta con echarle un vistazo a la estadística de homicidios impunes en México, para confirmar que la cancion de Jose Alfredo Jiménez tiene macabramente la razón: En México, la vida no vale nada.

Es mucho más fácil atentar contra el presidente de México aprovechando su franciscana costumbre,  porque los aviones comerciales no cuentan con la protección que el Estado Mayor Presidencial brindaba a las aeronaves que prestaban servicio al Estado Mexicano en forma exclusiva.




Un grave error del Presidente Andres Lopez, ha sido el de condenar todo uso de aviones oficiales, en vez de condenar únicamente el abuso ofensivo cometido por individuos como Vicente Fox, Felipe Calderon y Enrique Peña Nieto.

Una cosa es utilizar debidamente los aviones del gobierno mexicano, y muy otra son los abusos cometidos por Marta Sahagun que atascaba de gorrones y además ordenaba comida costosisima de los mejores restaurantes de Europa durante sus giras internacionales.

Lopez Obrador es el único jefe de estado en el mundo entero, que no utiliza las aeronaves oficiales para agilizar y hacer más eficaz su trabajo como presidente de la república.

La indignación de la historiadora y escritora Beatriz Gutierrez de Lopez es comprensible pero es infundada.

El jefe de familia que decidió abandonar el avión en que viajaba el presidente López, lo hizo por motivos de seguridad familiar, porque se dio cuenta de que, volar en el mismo avión que el jefe del estado mexicano, implica un riesgo de muerte para su familia y para el.

Casualmente el 4 de junio de 1969, otro político tabasqueño, Carlos Alberto Madrazo Becerra, viajó en el vuelo 704 de Mexicana de Aviación con destino a Monterrey y murió durante el viaje, porque fue víctima de un atentado con bomba.

Curiosamente en el mismo vuelo viajaba el campeón de tenis mexicano, Rafael el Pelón Ozuna.

Es muy probable que Andres Lopez haya sido amigo de Carlos Alberto Madrazo Becerra, porque en aquel entonces, nuestro actual presidente militaba en el Partido Revolucionario Institucional, del que Madrazo fue presidente, además de ser gobernador de Tabasco postulado por el mismo partido.

El Estado mayor Presidencial, no ha desaparecido, sino solamente se ha hecho menos ostensible, porque es obvio que López Obrador no viaja solo y su alma,  y el pueblo bueno y sabio no es el que lo cuida.

Lo increíble es que se haya generado un debate tan enconado a raíz del supuesto “desaire” hecho al presidente por ese jefe de familia que ha preferido la seguridad de los suyos, que disfrutar el “honor” de volar con obrador.

Las primeras que debieron oponerse a esta política pública caprichosa de Lopez Obrador, fueron las aerolíneas privadas cuya obligación es anteponer la seguridad de sus pasajeros a los caprichos del presidente en turno.

Si la gente se detuviera a pensar con seriedad, las personas que vuelan en aviones comerciales por necesidad o por placer, deberían rechazar la costumbre presidencial de darse baños de pueblo viajando como franciscano humilde, poniendo con ello en peligro la vida de decenas de personas inocentes.

Debe quedar claro que el jefe de familia que decidió bajarse del avión en que viajaría López Obrador no lo hizo ofendiendo al presidente, ni expresandole antipatía o asco; lo hizo POR SEGURIDAD.

Y en cuanto a seguridad se refiere, tuvo toda la razon del mundo.

La Señora Beatriz Gutierrez de Lopez puede sentirse aliviada de que su marido no fue humillado ni ofendido ni desairado ni increpado ni segregado por el jefe de familia multicitado.

En la epoca de Luis Echeverria las cosas eran peores, porque el estado mexicano no tenía un avión presidencial,  en consecuencia de lo cual, Echeverria requisaba aviones comerciales PERO SIN PASAJEROS, para viajar por el mundo promoviendo su candidatura a Secretario General de la ONU que por cierto, es lo mas INUTIL que existe.

San Evo Morales, con todo lo indígena y todo lo humilde que se proclama, viajaba en aviones oficiales por toda Bolivia y al extranjero.

Los socialistas hermanos Castro (los de Cuba, no los cantantes), también cuentan con una flotilla de aviones oficiales que utilizan según amerite la ocasión en vuelos locales o internacionales.

Sin duda alguna, los jefes de estado de los países que se cuentan entre las 15 economías más importantes del mundo, utilizan aviones oficiales para optimizar el rendimiento de su trabajo.

Las horas que desperdicia  López Obrador jugando a hacerse el humilde utilizando vuelos comerciales,  ¡son horas en las que NO TRABAJA!

Si utilizara los aviones oficiales del estado mexicano, podría tener juntas de trabajo durante los vuelos; podría  comunicarse con otros jefes de estado, con gobernadores, líderes parlamentarios, empresarios, jueces y el sinfín de personalidades que necesitan mantener contacto estrecho con el jefe de estado.

Volar con Obrador no es un honor, es un peligro grave  tanto para el presidente, como para los pasajeros que de buenas a primeras se ven de pronto en el mismo avión, con la diferencia de que no todos los pasajeros tienen el valor civil del jefe de familia que, SIN OFENDER AL PRESIDENTE, decidió poner a los suyos a salvo “por si las dudas”.

[email protected]

 

Comentarios

La investigadora e historiadora Beatriz Gutiérrez de López se pronunció indignada por la decisión de un jefe de familia que decidió bajarse...

enero 1, 1970

La investigadora e historiadora Beatriz Gutiérrez de López se pronunció indignada por la decisión de un jefe de familia que decidió bajarse...

enero 1, 1970




Más de categoría

Sed de justicia en ChihuAGUA

Ante la violencia creciente desatada por la llamada “Guardia Nacional” en Chihuahua, López Obrador se vio obligado a “salir...

julio 24, 2020

Detrás de la mampara de cristal

Me veo yo mismo Detrás de la mampara, Detrás de esa mampara de cristal Con orificios a manera de...

julio 22, 2020

Un México donde reine LA VERDAD

Hoy se cumplen 92 años de la muerte de Álvaro Obregón. La lista de traiciones y crímenes del “general”...

julio 17, 2020

Destiempo

Solo quiero que rías por la mañana Cuando paso a tu lado, Que me miren tus ojos Y luego...

julio 15, 2020