El río de mi regreso

Hoy por la mañana oí tu voz. Hoy por primera vez tras el silencio Tras el largo silencio… Tu voz de bienvenida desmanteló el conjuro;...

11 de agosto, 2017

 

Hoy por la mañana oí tu voz.

Hoy por primera vez tras el silencio

Tras el largo silencio…

Tu voz de bienvenida desmanteló el conjuro;

Desde hoy por la mañana

Todo el oceano




El que hasta anoche aún nos separaba,

Me invita a que lo cruce hasta tus costas.

Imaginé tu boca

Entre las comisuras del desierto

Entre sonrisa y rictus;

Donde tú eres mujer, víctima y patria

Carcajada de lágrimas sagradas

Y reclamo infinito…

Hoy comencé el camino hacia tus brazos

Sin haber dado un paso todavía.

Iluminaste mi alma, con solamente un sí

Que abrió tus puertas

Para que vuelva a ti.

Desde hoy por la mañana el equipaje

Que esperó tanto tiempo

Que ha dado tantos tumbos,

Se mira listo

Para emprender de nuevo

Ese mismo camino

Por el que mi alma tuvo que salirse

Prisionera del miedo y la tristeza.

 

Hoy miré tu sonrisa nuevamente;

Tus trenzas adornadas con listones

Tus balcones repletos de banderas;

Tus mercados de música y tortillas,

De salsa tricolor.

Hoy que puedo volver a  dar los pasos

(Sin miedo)

Cobijado de nuevo  en tu esperanza/

Querría volver a  ti hoy por la noche;

Acostarme a tu lado

Acariciarte;

Escuchar el murmullo de tus costas,

Y mirarte bailar en tus palmeras.

Hoy que puedo abrazarte no me atrevo;

Miro el regalo envuelto en tu promesa

Y no sé cómo  abrirlo…

Después de interminables pesadillas,

La emoción de saber que sigo tuyo/

Que permanezco tu hijo/

Yergue en mi alma tu clamor eterno.

No me he cansado nunca;

No soy de nadie más;

Jamás te he sido infiel.

Mentiría si te digo que te añoro,

Porque  estuvimos juntos  todo el tiempo.

Pero

Al saber que el camino de la vuelta

Tiene la puerta abierta/

Que vencidas las sombras/

Que ya no tengo que mirar de lejos/

Que ya no tengo que anhelar tus fiestas/

Que puedo festejarte en nuestras plazas/

Que te puedo gritar con  tus campanas/

Inundas mi alma y muere la sequía.

El viejo que ya  soy

No se da cuenta

De que el tiempo ha pasado;

¡Tanto tiempo!

Y me invita a saltar sobre tus charcos;

A volver a cruzarte en bicicleta;

A beberme  en tus nieves de colores

Tus promesas de amor.

Soy el niño que aclama tus desfiles.

Sigo creyendo en ti;

Sigue tu fuego en mí.

Quiero volver

Cuando el calor,

El infinito sol del medio día

Confunda en espejismos tu paisaje.

Y cruzar hacia ti

Empuñando tu arena;

Y que cantes tan solo para mí

Esas mismas canciones de aquel día,

Cuando te dije adiós con el “chubasco”

Cuando tu nogalera golondrina

Era paso hacia el norte…

Saber que ya me esperas,

Como siempre supiste que volvería,

Fuego en mi corazón,

Hoy todo el mar,

El mismo mar inmenso y tan cercano

Es afluente del río de mi regreso.

Comentarios

Hoy por la mañana oí tu voz. Hoy por primera vez tras el silencio Tras el largo silencio… Tu voz de bienvenida...

enero 1, 1970

Hoy por la mañana oí tu voz. Hoy por primera vez tras el silencio Tras el largo silencio… Tu voz de bienvenida...

enero 1, 1970




Más de categoría

Sed de justicia en ChihuAGUA

Ante la violencia creciente desatada por la llamada “Guardia Nacional” en Chihuahua, López Obrador se vio obligado a “salir...

julio 24, 2020

Detrás de la mampara de cristal

Me veo yo mismo Detrás de la mampara, Detrás de esa mampara de cristal Con orificios a manera de...

julio 22, 2020

Un México donde reine LA VERDAD

Hoy se cumplen 92 años de la muerte de Álvaro Obregón. La lista de traiciones y crímenes del “general”...

julio 17, 2020

Destiempo

Solo quiero que rías por la mañana Cuando paso a tu lado, Que me miren tus ojos Y luego...

julio 15, 2020