CUMPLIR Y HACER CUMPLIR

La seguridad pública del país acaba de ser encomendada expresamente al Ejército y a la Marina. Lo ordenado por el actual presidente de la República,...

15 de mayo, 2020

La seguridad pública del país acaba de ser encomendada expresamente al Ejército y a la Marina.

Lo ordenado por el actual presidente de la República,  nada tiene de nuevo.

El Artículo 89, fracción VI, dice a la letra:

Articulo 89.- “Las facultades y obligaciones del Presidente son las siguientes:

VI. Preservar la seguridad nacional, en los términos de la ley respectiva, y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente o sea del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación”.

Como puede apreciarse de lo ordenado por este Artículo de la Constitución, lo que López Obrador acaba de hacer, nada tiene de nuevo aunque para variar, estuvo mal hecho.




¿Por qué digo que estuvo mal hecho?

Estuvo mal hecho, porque López Obrador debería utilizar los mecanismos constitucionales diseñados ESPECÍFICAMENTE  para enfrentar situaciones extremas de violencia como las que vive México.

Ese mecanismo se llama SUSPENSIÓN DE GARANTÍAS  precisa CON TODO DETALLE,  la forma y términos en que se restringirán ciertas garantías constitucionales.

Lo anterior es indispensable para que pueda combatirse al crimen ORGANIZADO  con una fuerza profesional ORGANIZADA como lo es el Ejército Nacional y la Marina.

El arma más poderosa que podemos darle al Ejército y a la Marina, es LA FUERZA DEL DERECHO  para que pueda ejercer  con total legitimidad EL DERECHO DE LA FUERZA.

No es suficiente el acuerdo presidencial recién publicado en el Diario Oficial. No basta ejercer la facultad presidencial del Artículo 89, fracción VI,  de la Constitución; es necesario reforzar esta acción con el mecanismo previsto en el Artículo 29º constitucional. (1) 

Hace falta un DECRETO DE SUSPENSIÓN DE GARANTÍAS  que ha sido indebidamente descalificada como “Estado de sitio”  o “Ley marcial”. Suspender garantías no significa resucitar a Pinochet ni a Victoriano Huerta. La suspensión de garantías constitucionales en realidad es un mecanismo para PROTEGER a los ciudadanos evitando que haya daños colaterales y que paguen justos por pecadores.

Aquello de ¡mátalos en caliente! tiene sus asegunes. Matar a un delincuente después de haberlo aprehendido, sería una violación de sus derechos humanos. Matar a un sicario  o a cualquier delincuente violento REPELIENDO “EN CALIENTE”  su fuego, es obligación y DERECHO HUMANO de todo soldado, de todo marino y de todo policía.

Ninguna autoridad  civil ni militar puede ni debe válidamente ordenarle a nuestros soldados,  marinos y policías,  que se dejen ultrajar ni a ellos en sus personas,  ni a los símbolos patrios que portan en sus uniformes.

Para ponerlo aún más claro: Mientras un delincuente tenga las armas en la mano,  es un enemigo de la sociedad que debe ser abatido por las fuerzas legítimas del Estado Mexicano.

Mientras un delincuente armado no se haya rendido es  un peligro mortal para nuestros soldados, para nuestros marinos y policías  y,  por supuesto, un peligro para todos nosotros. La única alternativa en este caso es combatirlo hasta que caiga abatido  o sea aprehendido y sometido.

Hay otro aspecto no menos eficaz para combatir al CRIMEN ORGANIZADO. Aprovecho esta oportunidad para referirme a la hoy famosa Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. El crimen organizado es ANTE TODO, UN NEGOCIO.

¿Qué mejor forma de hacerlo INCOSTEABLE,  que desplegando los mecanismos de INTGELIGENCIA FINANCIERA del Estado Mexicano,  para cerrarle todas las vías bancarias,  bursátiles,  mercantiles y logísticas incluyendo  hackear sus correos electrónicos y sus cuentas bancarias?

Si de mí dependiera,  pediría ayuda a los Servicios Secretos de Israel (MOSSAD) que, en mi opinión,  son los mejores del mundo. Lo anterior, sin perjuicio de celebrar convenios específicos de cooperación en SERVICIOS DE INTELIGENCIA con la República Popular China,  con la Unión Europea y con los Estados Unidos.

No es fácil combatir al crimen  organizado  cuando existen diputados federales que lideran bancas criminales; cuando las fiscalías NO son autónomas y no investigan ni persiguen a la delincuencia; cuando el Poder Judicial Federal tiene magistrados de circuito y jueces de distrito coaligados con otros servidores públicos dedicados a la invasión  y despojo de inmuebles.

La proclama de “CERO CORRUPCIÓN”  debería hacerse efectiva  aplicando castigos severísimos a los servidores públicos que aprovechan sus cargos para delinquir. Deberían ser castigados como TRAIDORES A LA PATRIA.

No, no es tarea fácil.

El Presidente de la República en su calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas Nacionales, debe vigilar celosamente que se cumpla el mandamiento sagrado que puede leerse  en la hoja del espadín de los cadetes del Heroico Colegio Militar:

¡NO ME SAQUES SIN RAZÓN, NI ME GUARDES SIN HONOR!

[email protected]

….

Artículo 29º … podrá restringir o suspender en todo el país o en lugar determinado el ejercicio de los derechos y las garantías que fuesen obstáculo para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación; 

Comentarios

La seguridad pública del país acaba de ser encomendada expresamente al Ejército y a la Marina. Lo ordenado por el actual presidente...

enero 1, 1970

La seguridad pública del país acaba de ser encomendada expresamente al Ejército y a la Marina. Lo ordenado por el actual presidente...

enero 1, 1970




Más de categoría

Sed de justicia en ChihuAGUA

Ante la violencia creciente desatada por la llamada “Guardia Nacional” en Chihuahua, López Obrador se vio obligado a “salir...

julio 24, 2020

Detrás de la mampara de cristal

Me veo yo mismo Detrás de la mampara, Detrás de esa mampara de cristal Con orificios a manera de...

julio 22, 2020

Un México donde reine LA VERDAD

Hoy se cumplen 92 años de la muerte de Álvaro Obregón. La lista de traiciones y crímenes del “general”...

julio 17, 2020

Destiempo

Solo quiero que rías por la mañana Cuando paso a tu lado, Que me miren tus ojos Y luego...

julio 15, 2020