Marginar de la política a la sociedad civil y el periodismo

¿Por qué ha sido tan relativamente fácil sacar de las decisiones políticas (y de otros ámbitos) a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en...

16 de mayo, 2019

¿Por qué ha sido tan relativamente fácil sacar de las decisiones políticas (y de otros ámbitos) a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en este nuevo régimen? Dichas organizaciones parecían muy fuertes, bien informadas, llenas de profesionales serios, con influencia en los medios. ¿Por qué ha sido tan fácil desplazar a periodistas consumados de la atención de mucha gente y, de paso, golpear sin mucho costo a medios de comunicación influyentes? Igual que las OSC parecían muy poderosos, el círculo rojo era leído y escuchado, la clase política y empresarial buscaba a diario sus comentarios y señalamientos.

Se dirá que todo esto es efecto de la forma en que el presidente López Obrador está instrumentando su 4T y es cierto, pero eso no explica todo el fenómeno.

Tal vez hay que buscar otras causas, algunas que tienen que ver con la propia conformación de las OSC y de la forma en que trabajan los medios de comunicación y los comunicadores. También, con hechos que tienen que ver con la clase política en general y no solamente con MORENA o el estilo personal del presidente López. Desde luego, hay otras situaciones que van más allá de esto, se refieren a la forma en que ha crecido, por decirlo de alguna manera, la sociedad o al menos grandes porciones de ella.

En primer lugar, hay que decir que casi a ninguno de los integrantes de la clase política, sea del partido que sea, le gusta la prensa. La ven como un mal necesario, pero para el grueso de los políticos son fisgones que exageran, señalan o revelan en momentos inadecuados. Si alguien de la prensa da a conocer algo gordo acerca de un político, así sea verdad, se le acusa o se sospecha que está trabajando con algún adversario.

Un ejemplo de esto fue la acusación contra Brozo, ahora que se inconformó duramente contra el estilo de AMLO, de que se había prestado a una maniobra de Salinas por dar a conocer la aventura de Bejarano y las ligas de Ahumada. Aun suponiendo que esta maniobra fuera cierta (y al parecer lo fue), lo más grave sin duda era que el brazo derecho de López Obrador “cobraba” favores millonarios. Igual de serio fue la revelación de que el líder tabasqueño trataba de no enterarse de los detalles sucios para que no lo alcanzara el escándalo.

La verdad es que ahora la mayor parte de los políticos deben estar felices de que se puede atacar, descalificar y calumniar a la prensa sin que haya apenas consecuencias. Por cierto, el ejemplo del presidente está cundiendo entre otros políticos, incluso de otros partidos, que sin empacho descalifican el trabajo de periodistas y medios. De manera similar, los políticos no gustan de las OSC que estudian los comportamientos de los presupuestos, programas, afirmaciones y comportamientos de los dineros públicos. Desde que hicieron su aparición, han sido incómodos. Ahora que el Ejecutivo les ha cortado las alas presupuestales y los ha acusado de complicidad, la mayor parte de la clase política debe estar feliz. ¿Cuál es la prueba de esto? Que salvo una o dos débiles declaraciones, sin importar el partido, les ha importado poco el ataque sistemático a la prensa o a las OSC.




Del otro lado, mucho del debilitamiento de las OSC y de la prensa y los comunicadores críticos se debe a la dependencia de los recursos públicos. Muy pocas organizaciones y prácticamente ningún medio son del todo independientes de ese dinero, ahora que se suspendió tienden a desaparecer. En los medios de comunicación, los dueños están cambiando programaciones, o creando programas con simpatizantes de la 4T.

Tal vez, empresarios, concesionarios y los partidos de oposición no están preocupados por estos signos porque no son OSC ni periodistas. Ya les llegará el turno.

Comentarios

¿Por qué ha sido tan relativamente fácil sacar de las decisiones políticas (y de otros ámbitos) a las organizaciones de la sociedad...

enero 1, 1970

¿Por qué ha sido tan relativamente fácil sacar de las decisiones políticas (y de otros ámbitos) a las organizaciones de la sociedad...

enero 1, 1970




Más de categoría

Ayotzinapa: vivos se los llevaron, vivos los queremos

Desde que este triste caso de desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa comenzó, el ahora...

septiembre 27, 2019

Guerra sucia y guerrilla

Ahora que se ha puesto sobre la mesa el tema de la guerrilla en México, cabe hacer algunas reflexiones,...

septiembre 23, 2019

Crónicas del año cero (XXXII): El fin del capitalismo

El fin del capitalismo ha sido sentenciado muchas veces en la historia; desde Marx hasta Chávez y Maduro, se...

septiembre 3, 2019

¿La oposición debe pelearse con López Obrador?

Cada mañana (y durante el resto del día), el presidente López Obrador lanza puyas, mentiras, exageraciones y tergiversaciones, mezcladas...

agosto 30, 2019