Crónicas del año cero (v): el calentamiento global

La humanidad, esta especie en peligro de extinción, está anteponiendo intereses políticos...

5 de junio, 2017

La humanidad, esta especie en peligro de extinción, está anteponiendo intereses políticos a la posibilidad de instrumentar medidas que ayuden a frenar el calentamiento global. Este se refiere al aumento de temperatura observado en el sistema climático de la Tierra durante las últimas décadas. Se están calentando los océanos y la atmósfera y derritiendo el hielo de los polos. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) asegura que las evidencias científicas apuntan al hecho de que la mayor parte del calentamiento global tiene su origen en las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) y otras actividades humanas. Si se toman estrictas medidas de mitigación de estas causas, se cree que durante este siglo la temperatura superficial global subirá entre 0,3 y 1,7 °C. Si no se toman dichas medidas estrictas el aumento podría oscilar entre 2,6 y 4,8 °C.

El calentamiento global y el cambio en el clima tiene efectos asociados previsibles, no sólo en modificaciones físicas, sino en términos sociales y económicos. Las observaciones recientes muestran que esos efectos serán distintos de una región a otra del planeta, pero se sentirán sobre todo en el hemisferio norte: un aumento en las temperaturas mundiales, elevación del nivel del mar, cambios en las lluvias, expansión de los desiertos y derretimiento en el Ártico. Desde ahora, el incremento en el número e intensidad en los huracanes, las sequías, nevadas más fuertes se ha dejado sentir. Las consecuencias para la humanidad son también claras: elevación en el nivel del mar, lo que ocasionará desaparición de islas y poblaciones costeras, pérdidas de hábitat y disminución del rendimiento en las cosechas, para no hablar de la desaparición de especies o aumento en enfermedades asociadas (paludismo, dengue, etc.).

Estados Unidos y China son los países que más contribuyen con gases de efecto invernadero. Entre ambos producen el 40% de las emisiones. Si a estos países les agregamos los gases que producen Rusia, la Unión Europea e India, superaremos el 60% de emisiones a nivel mundial. De aquí la importancia de que sean los gobiernos de estas naciones las que hagan un mayor esfuerzo por contener la producción de dichas emisiones. China fue una de las naciones más reacias a aceptar los acuerdos internacionales encaminadas a tratar de contener el calentamiento global. Sin embargo, en los últimos años ha aceptado, al menos declarativamente, su compromiso. Ahora, el problema se llama Donald Trump.

La opinión de Trump sobre el calentamiento es que se trata de un “cuento chino”, algo en lo que no todos los científicos están de acuerdo (“sólo” el 95% de ellos sostiene esta teoría) y que las medidas instrumentadas para disminuir los efectos del cambio climático han provocado la pérdida de empleos y de ganancias para los Estados Unidos. Su opinión se apoya en el hecho de que las encuestas señalan que buen número de norteamericanos sabe del calentamiento global, pero no cree que sea algo “científicamente probado”. Durante su campaña, Trump prometió que su país se saldría del Acuerdo de París, cancelaría los dólares que aporta Estados Unidos a la ONU por este tema y desaparecería al Departamento de Protección Medioambiental.

El día de hoy, el ahora presidente anunciará su decisión con relación al Acuerdo de París[1]. Es probable que su posición definitiva sea menos grave que la que prometió antes, pero en el caso de que, en efecto, Estados Unidos se retire del Acuerdo y decida no apegarse a sus planes internos de control de emisiones esto podría significar que otros países, como China, también lo hagan. El riesgo de que se superen los 2°C de temperatura durante el presente siglo se dispararía.

Bienvenidos a un mundo más cálido (no en el buen sentido)





[1] “El Acuerdo de París es un acuerdo dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global, su aplicabilidad sería para el año 2020, cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto. El acuerdo fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21) por los 195 países miembros, adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016 para celebrar el Día de la Tierra”. Wikipedia.

Comentarios

La humanidad, esta especie en peligro de extinción, está anteponiendo intereses políticos...

enero 1, 1970

La humanidad, esta especie en peligro de extinción, está anteponiendo intereses políticos...

enero 1, 1970




Más de categoría

Ayotzinapa: vivos se los llevaron, vivos los queremos

Desde que este triste caso de desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa comenzó, el ahora...

septiembre 27, 2019

Guerra sucia y guerrilla

Ahora que se ha puesto sobre la mesa el tema de la guerrilla en México, cabe hacer algunas reflexiones,...

septiembre 23, 2019

Crónicas del año cero (XXXII): El fin del capitalismo

El fin del capitalismo ha sido sentenciado muchas veces en la historia; desde Marx hasta Chávez y Maduro, se...

septiembre 3, 2019

¿La oposición debe pelearse con López Obrador?

Cada mañana (y durante el resto del día), el presidente López Obrador lanza puyas, mentiras, exageraciones y tergiversaciones, mezcladas...

agosto 30, 2019