Apuntes sobre la captura de Javidú

AMLO sigue sin entender el español: uno de los problemas más serios que tiene López Obrador es que...

18 de abril, 2017

 

1.- AMLO sigue sin entender el español: uno de los problemas más serios que tiene López Obrador es que se mueve alrededor de 200 palabras y cuando intenta salir de su rutina se nota inmediatamente su notoria ignorancia del idioma. Acerca de la captura de Javier Duarte en Guatemala, el político tabasqueño señaló al exgobernador veracruzano como un “chivo expiatorio”, lo que significa que cree en su inocencia (“Duarte, chivo expiatorio: AMLO” Proceso, 16-IV-17). ¿Alguien le explicó al prócer que considerar a alguien un chivo expiatorio es suponer que paga por delitos o culpas que no cometió o no tiene?

Si a esto se le agrega que en varios medios de comunicación y políticos, sobre todo panistas, acusaron que Duarte había pagado e impulsado la campaña de MORENA en Veracruz, entonces el clamor del Peje sobre la inocencia duartista encuentra su lógica. Estos dichos se sostienen si consideramos que no hay una explicación lógica de la alta votación obtenida por ese partido en el estado mencionado. Por supuesto, el asunto nunca se ha probado, pero de que es un excelente misil contra el presidente de MORENA, lo es. No en balde, el gobernador Yunes ha reiniciado su campaña contra AMLO.

2.- La familia de Duarte: según los medios, encontraron al exgobernador junto con su esposa, pero sólo lo arrestaron a él. No sólo eso, la PGR señaló que la familia de Javier Duarte “no tiene ninguna orden de detención provisional” (“Familia de Javier Duarte no está en proceso de investigación: PGR” Excélsior 16-IV-17). ¿Por qué la familia, en especial su esposa, Karime Macías, no tienen orden de aprehensión? Los diarios indicaron en varias ocasiones que la señora Macías había participado en el saqueo de las arcas veracruzanas, al igual que varios de los familiares de ambos. Todo esto suena a arreglo entre Duarte y el gobierno federal. El viejo tipo de arreglos en el que un político iba a la cárcel, pero su familia, cómplice en el saqueo, no era afectada, al igual que una parte del botín, que se quedaba a la espera de que el apresado saliera de prisión. Si no hay arreglo, entonces el gobierno federal debe arrestar y mandar a juicio a todos y cada uno de los que participaron en las pillerías.

3.- El uso electoral de Duarte: diputados y senadores de oposición acusan al gobierno de haber solapado las tropelías de Duarte durante seis años, dejarlo escapar y luego aprehenderlo poco antes de las elecciones. A esto le llaman el uso electoral de la captura de Duarte (“Alertan sobre uso electoral de J. Duarte”, Reforma, 16-IV-17). La acusación es como de párvulos. En la política todo se usa, a favor o en contra. Acusar a alguien de querer ganar puntos y simpatías con una acción positiva es acusarlo de que está haciendo política. Por supuesto que el gobierno federal está tratando de sacar una ganancia de algo bien hecho, pero la pregunta es: ¿desde cuándo se supo la ubicación de Duarte? Y otra más: ¿hay indicios de un arreglo con Duarte?

De cualquier forma, la tragedia de esta detención es que le dará pocas ganancias al gobierno federal, al igual que la de Yarrington, al menos en las próximas elecciones locales. Es de dudarse que en Nayarit o Coahuila tenga alguna repercusión. Ya se verá si en el Estado de México. En Veracruz, Yunes y el PAN se han apresurado a tratar de obtener al menos parte del crédito. El PRI-Veracruz está tan hundido y desprestigiado que no sacará ninguna ventaja de la captura de su exlíder real. Lo más probable es que el PAN tome ventaja de la situación para salir avante en el estado.

De cualquier forma, hay que recordar que en 12 años de gobiernos federales panistas y en 20 años de gobiernos perredistas en la capital no se ha aprehendido a nadie de importancia relacionado con delitos. A nadie. En términos reales esto significa que panistas y priistas han sido cómplices de las pillerías de otros. ¿O no?




Comentarios

AMLO sigue sin entender el español: uno de los problemas más serios que tiene López Obrador es que...

enero 1, 1970

AMLO sigue sin entender el español: uno de los problemas más serios que tiene López Obrador es que...

enero 1, 1970




Más de categoría

Ayotzinapa: vivos se los llevaron, vivos los queremos

Desde que este triste caso de desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa comenzó, el ahora...

septiembre 27, 2019

Guerra sucia y guerrilla

Ahora que se ha puesto sobre la mesa el tema de la guerrilla en México, cabe hacer algunas reflexiones,...

septiembre 23, 2019

Crónicas del año cero (XXXII): El fin del capitalismo

El fin del capitalismo ha sido sentenciado muchas veces en la historia; desde Marx hasta Chávez y Maduro, se...

septiembre 3, 2019

¿La oposición debe pelearse con López Obrador?

Cada mañana (y durante el resto del día), el presidente López Obrador lanza puyas, mentiras, exageraciones y tergiversaciones, mezcladas...

agosto 30, 2019