Viene, Viene. Covid-19. Corona al “Valemadrismo” ¡La mesa que más aplauda!

Como que ¡ya estuvo bueno!, ¿no? Seguir como “espectadores” –ya sea chiflando o aplaudiendo– las decisiones de grupúsculos a costa de “cientos”, ¡millones! de vidas”...

16 de marzo, 2020

Como que ¡ya estuvo bueno!, ¿no? 

Seguir como “espectadores” –ya  sea chiflando o aplaudiendo– las decisiones de grupúsculos a costa de “cientos”, ¡millones! de vidas”. ¡No tiene madre!

Ya sea que estemos ¡convencidos! o “no creamos” en la pandemia, es imprescindible –por  nuestro propio y “egocéntrico” bien– ser solidarios y evitar por todos los medios, “no exponernos” al contagio; no solo de la “enfermedad” sino de la histeria y la deshumanización.  Y no “acaparar” ¡nada! Id est, hacernos única y estrictamente de lo “estrictamente necesario”. “Agarrar” de más –lo  que sea– es un crimen y una estupidez, pues estamos apostando por una escasez futura que se nos va a revertir.   

 

Acaban de “descubrir” que ¡nos podemos morir, nos estamos muriendo y nos vamos a morir! ¡Ay Wey! ¡Qué poca del Apocalipsis…! que no avisó con anticipación. Me hubieran dicho y mejor ¡ni nazco! 

Es propio, y “casi exclusivo” de la especie humana nuestro egoísmo. Lo que a los demás les pase, me tiene muy sin cuidado, mientras a mí no me pase. Bien le atinó Ortega y Gasset: “A nadie le duele la muela del vecino”.   

Sin embargo, cada “pecado” de egoísmo conlleva en sí una “penitencia” a la medida del ensimismamiento.  Si algo puede llegar a desquiciarnos es la “incertidumbre”. Al igual que todas las especies animales, la nuestra no soporta la desorientación. Quieres afectar, molestar, angustiar y hasta en enloquecer a alguien: “confúndele”.  




Dudar, “no saber” o hasta tratar de ignorar lo que los demás experimentan, puede en principio volvernos indiferentes o evasivos. Pero cuando algo negativo, dañino o amenazante, lo percibimos como factible para nosotros o nuestros allegados, comienza el “tormento”. 

Y qué mayor incertidumbre que la que estamos percibiendo. Ahora resulta que: “respira, pa´ no morirte; pero no respires, porque si respiras ¡te mueres!”. ¿Os cae?  

Atención detractores de esta “CVS” (Columna Vertebral de la Salud): 

No descarto que no “haiga” una miríada de bichos en el ambiente que nos puedan estar enfermando e intentando eliminar como especie. ¡Habrá que ver si lo logran! Aún en el supuesto de que el “neo-virus” haya sido “provocado” o surgido por “selección natural”, propia de los microorganismos; sobrevivirán (¿sobreviviremos?) muchos de los más de siete mil millones quienes –como  ningún otro organismo– seguimos atentando contra nosotros mismos. 

Sobre todo hay quienes insisten en seguir la fiestecita, aplaudiéndole al payaso de la deshumanización.  ¡La mesa que más aplauda! ¿La sanitaria; la económica; la política; la criminal; la “social”? 

Parece que la “economía” del Planeta ya no da para más, sobre todo en materia de infraestructura de servicios de salud; cuando hay cada vez más enfermos sobrevivientes y menos equipamiento para atenderles. En paralelo, la polarización de quienes “todo” lo tienen y en exceso; Vs., quienes “casi” no tienen nada; y una masa media que “demanda” bienes y servicios y que es la fuente de enriquecer a los menos y pauperizar a los más. Inventando “modelos” de vida aspiracionales y fomentando un consumismo antropofágico que no sacia el apetito de criminales dispuestos a asesinar, con tal de poseer más.  Acaparamiento y desperdicio hoy son “crímenes de guerra” y de lesa humanidad; que en todos los sistemas judiciales del mundo deberían ser considerados equiparables al saqueo y la rapiña. 

Estamos ante una “nueva guerra” con “misiles económicos” –lanzados desde campos sanitarios– a partir de “algo” que resulte más o menos “creíble”. Como el 9/11; como la “guerra de las galaxias”; como la guerra entre “el bien y el mal”. Como la triste concepción de un “dios gallero” que “juega a las apuestas”; y pone a pelear al “pinto” contra el “colorado”. Como si Dios fuese humanamente tan imbécil como el humano. 

¡Tú ponlos a temblar, que de aquí mucho vamos a sacar! O al menos, se van a “distraer” sobre la manera en que la hemos venido embarrando. 

Aprovechémonos de la estupidez humana y seremos inmortales. No falla. Y a ello, sumémosle “grupos de poder” verdaderamente diabólicos o francamente estúpidos, dedicados a abrir agujeros en hoyos minados. 

No paralices la movilidad; ralentízala, lentifícala y establece cercos sanitarios. ¡No se necesita ser científico! ¡Ándale! ¡Échale ganas, tú puedes! Por más descerebrado que estés, pídeselo a quien más confianza le tengas. 

¡Bendito Dios! Ya están haciendo ¡la prueba! a los “líderes del mundo” y están dando “negativo”. Como en los mejores “westerns” #Lerue de la película siempre sale ileso. Si el Cesar es sano, ¡Sano es Su Pueblo! Aunque para darle más credibilidad al rollo, una que otra parejita o allegado esté resultando con algo de “moquillo”. ¡Nadie está exento del Mal!  

Ni qué decir de Nuestro Señor Andrés “N”; quien nació “blindado” y está ¡inoculado! Pero ¡No por Dios!, sino por “el pueblo bueno” quien le cuida y protege y sobre todo, se deja ¡abrazar y besar! (¡Fuchi, Caca!)  ¡Nada ha de pasar! Palabra de El Señor; en el evangelio según el subse de salud; asesorado por Epiggüebels Ybarrita. ¡Bolas! 

‘Ora sí, Acaba de hacer su aparición “el 5º Jinete del Apocalipsis” montado en el egoísmo y vestido de ignorancia. 

Este “Viene, Viene” no sabe ni entiende ¡Ni madres!

Lo único que sabe, entiende y sostiene –porque  puede “demostrarlo” – es que ¡nos estamos muriendo a partir del momento en que comenzamos a existir!  ¡Con la pena! (Consultas a domicilio).

Sí ¡Nos vamos a morir! Todos, toditos… mientras tanto, sigamos dócilmente “reaccionando” histéricamente conforme nuestros “amos” lo ordenan. 

A “falta de Dios”, ¡consulte a su médico”! Seguramente se limitará a decirle que ¡guarde cama! Y se quede en casa. Porque el Covid-19, ¡No lo cura ni Dios mismo! Simplemente porque Dios tiene cosas más importantes que hacer, que dedicarse a “enfermar” sistemas inmunológicos deficientes y a “salvar” a políticos criminales.      

¡Vivamos, pues…! –como  mejor podamos– antes de que sea demasiado tarde.

Consumatum Est.

 

Comentarios

Como que ¡ya estuvo bueno!, ¿no? Seguir como “espectadores” –ya sea chiflando o aplaudiendo– las decisiones de grupúsculos a costa de “cientos”,...

enero 1, 1970

Como que ¡ya estuvo bueno!, ¿no? Seguir como “espectadores” –ya sea chiflando o aplaudiendo– las decisiones de grupúsculos a costa de “cientos”,...

enero 1, 1970




Más de categoría

Viene, Viene ¡Últimas Noticias! Carta de Donaldo para Andréh

“I had a dream ” (Martin Luther King) (DOCUMENTO “CLASIFICADO”. Y “DESCLASIFICADO” DE LOS ARCHIVOS DE “RUIZ-HEALY LEAKS”. Conversación...

junio 29, 2020

Y tú… ¿Vas al súper o a la Walma´?

Honorable Público Consumidor: En estos días de guardar afloran las “ocurrencias”. ¡Para que Dios nos coja “confesados”! Dudosos: Nomás...

abril 20, 2020

Viene, Viene. ¡La sana distancia! “Es la economía…&%$#$”

“…y mientras la economía se acomodaba, el mundo se distraía”. ¡NO NOS LAVEMOS LAS MANOS! ¡Bendita ignorancia! Lo bueno...

marzo 27, 2020

Viene, Viene | Democracia Viral

¡Deténgansen, deténgansen! (no es alemán, es mexañol de Tabasco), es decir: ‘pérense y detrás de la raya, porque vamos...

marzo 19, 2020