Escucha activa

La escucha activa es una técnica de comunicación asertiva , basada en la aceptación y la empatía, útil no solo para promover la capacidad de...

19 de marzo, 2020

La escucha activa es una técnica de comunicación asertiva, basada en la aceptación y la empatía, útil no solo para promover la capacidad de expresar correcta y efectivamente sus emociones o argumentos, sino también para saber escuchar y percibir las razones y sentimientos de los demás, estableciendo ese contacto auténtico que puede convertirse en una base para relaciones enriquecedoras y efectivas.

Escuchar de forma activa significa conectarse con el otro a través de la metacomunicación, captar todos los aspectos del mensaje: la postura, el tono de voz, las dudas y las emociones que se escapan de lo que se dice. Poder observar bien al interlocutor, percibir también su lenguaje no verbal y su tono de voz, favorece nuestra concentración y, por lo tanto, nuestro sistema de escucha se activa con mayor efectividad, ya que tener un alto grado de atención favorece nuestra concentración y luego nos permite que entendamos mejor a quien nos habla.

De este modo, la observación y la escucha se incorporarán a una espiral positiva que favorece no solo el desarrollo de la escucha activa, sino también la mejora de la competencia de la comunicación interpersonal. Estos elementos también son esenciales para el importante proceso de aprendizaje de adultos que se integra sobre todo con experiencia directa.

Una escucha activa entonces se obtiene mediante la integración de la capacidad de recepción, la comprensión y la asimilación con los de percibir y observar el interlocutor. Una vez implementado, favorece una escucha más efectiva, a partir de un supuesto amplio que supera el hábito de escuchar a los demás de manera superficial, a menudo automática y distraída.

Otro elemento fundamental que favorece la capacidad de escuchar activamente es la gestión de los comentarios en la comunicación. Esto se logra a través de la capacidad de hacer preguntas abiertas o alternativas o de verificar y aclarar. Esta capacidad favorece el logro de una competencia transversal importante que permite el establecimiento de relaciones interpersonales positivas, es decir, la empatía.

La escucha activa tiene características particulares que requieren poner toda la sensibilidad, atención, comprensión, inteligencia y la empatía de la que somos capaces de modo que a la larga nos aporta varios beneficios en función de los niveles de nuestras relaciones sociales.




Debido a su capacidad para fomentar la apertura al diálogo, la escucha activa es el principal instrumento de la psicoterapia y, en general, permite ayudar a las relaciones; sin embargo, también puede convertirse en un aliado especial en las relaciones diarias de cada uno de nosotros, ya que nos permite establecer un contacto auténtico entre nosotros y comenzar con ello un tipo de comunicación más eficaz y rentable.

Aprender a escuchar activamente, de hecho, nos hace capaces de:

evitar errores muy comunes que contribuyen a formar ” barreras ” en la comunicación que llevan a esos malentendidos fáciles que cada uno de nosotros tiene experiencia;

volverse más sensible y atento a la experiencia emocional que acompaña a cada comunicación y se expresa a través del lenguaje paraverbal y no verbal, lo que nos permite ir más allá de lo que se expresa en palabras;

dominar la técnica de reflejo empático que nos permite comunicar nuestra presencia en la relación con el otro y le dará la clara sensación de ser escuchado y comprendido.

Características de la escucha activa

La comunicación tiene lugar a lo largo de cuatro modalidades: hablar, escribir, escuchar y leer. Es común que los instructores enseñen habilidades para hablar, escribir y leer, y sin embargo, escuchar es, al mismo tiempo, la menos entendida pero la más importante de estas competencias.

Escuchar es una competencia de comunicación importante que incluye procesos cognitivos complejos como comprender e interpretar mensajes, procesos afectivos como estar motivado para prestar atención y procesos conductuales como responder con comentarios tanto verbales como no verbales.

En otras palabras, para ser un oyente eficaz, el oyente debe tener en cuenta lo que está pensando acerca de la comunicación que se está recibiendo, lo que está sintiendo acerca de la comunicación y también el contexto de la conversación, y lo que él o ella lo hará en el proceso y como resultado de la comunicación.

Las características de la escucha activa, por lo tanto, abarcan estos marcos cognitivos, afectivos y de comportamiento.

Referencias

https://depsicologia.com/la-escucha-activa/ 

Contacto    

dra.eli[email protected] 

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/ 

www.ruizhealytimes.com

 

Comentarios

La escucha activa es una técnica de comunicación asertiva , basada en la aceptación y la empatía, útil no solo para promover...

enero 1, 1970

La escucha activa es una técnica de comunicación asertiva , basada en la aceptación y la empatía, útil no solo para promover...

enero 1, 1970




Más de categoría

Día del padre 2020: ¿Cuándo se celebra en México y por qué se conmemora?

@DraElizabethCr1 El día del padre es una fecha muy importante para la población mexicana, ya que para muchos es...

junio 17, 2020

¿Estás preparado para cambiar?

Llevas años tratando de ver cambios de verdad en tu vida, parece que no avanzas, que te has quedado...

mayo 13, 2020

La influencia de la tecnología en nuestra vida cotidiana

Los equipos de telecomunicación, a través de los cuales se transmite la información, han ido evolucionando y formando parte...

mayo 6, 2020

Autocontrol

@DraElizabethCr1 Al hablar de autocontrol podemos recordar la frase del actor británico Michael Caine, que menciona: “El secreto del...

abril 22, 2020