Los topes: solución tercermundista

Los topes, elegantemente conocidos como “reductores de velocidad”...

22 de marzo, 2016

Los topes, elegantemente conocidos como “reductores de velocidad”, se encuentran colocados a lo largo y ancho de México y contribuyen de manera muy importante a la contaminación del aire de sus ciudades, sobre todo de las más pobladas. Además, obligan a realizar gastos innecesarios de energía y dinero.

Han sido puestas por autoridades municipales, estatales y federales con el propósito de controlar la velocidad de los vehículos que circulan por calles y carreteras. Son la solución que idearon hace décadas al verse incapaces de hacer que los conductores de dichos vehículos respeten los límites de velocidad que establecen los reglamentos de tránsito o a los agentes de tránsito encargados de hacerlos cumplir.

Desde hace años se han realizado y publicado diversos estudios que demuestran que los topes, si bien obligan a que los conductores reduzcan la velocidad de sus vehículos, causan accidentes, vuelven más lento el tráfico, y obligan a usar más combustibles fósiles y por lo tanto generan más contaminantes atmosféricos.

En octubre de 2012 se dio a conocer un estudio realizado por los investigadores Bernardo Mendoza y Luis Mochán, el primero en el Centro en Investigaciones en Óptica, de León, Guanajuato, y el segundo en el Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM.

En su estudio analizaron el trayecto de la carretera Jojutla-Alpuyeca en Morelos, en donde hace cuatro años había aproximadamente 50 topes, uno a cada 300 metros. Vieron que, en promedio, un vehículo circulaba ese tramo cada 30 segundos o sea que eran 3,000 vehículos cada día.

Mendoza explicó que un vehículo “para pasar un tope primero debe frenarse, pasarlo y segundo, volver a acelerar para llegar a la velocidad permitida, en esto gasta energía y gasolina, y genera alta contaminación”.

Los investigadores calcularon que, en un día, los 3,000 vehículos que circulaban sobre el tramo Jojutla-Alpuyeca desperdiciaban 7,000 litros de gasolina y energía con un costo de más de 70,000 pesos. Eso fue en 2012. Hoy esos 70,000 pesos diarios equivalen a 95,200 pesos. Es decir, que gracias a los topes, quienes hoy conducen sus vehículos en la mencionada carretera morelense gastan 2,856,000 pesos mensuales que no deberían gastar.

La energía extra usada por los vehículos podría mantener encendidos 1.5 millones de focos ahorradores durante cuatro horas al día o tener funcionando 3,500 refrigeradores.

En el trayecto Jojutla-Alpuyeca se arrojaban hace cuatro años 6,000 toneladas de dióxido de carbono cada año, contribuyendo ello al calentamiento global que hizo que a nivel mundial febrero pasado fuera el más caluroso de la historia.

En octubre de 2014, dos años después de que se difundiera el estudio de Mendoza y Mochán, el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM dio a conocer otro estudio que demostró como los aproximadamente 30,000 topes que hay en la Ciudad de México contribuyen a la alta contaminación atmosféricas de la zona metropolitana.

El Secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología del Gobierno del Distrito Federal dijo en esa ocasión que “cada vez que un vehículo frena para un tope y luego acelera, emite nueve veces más contaminación en forma de partículas y dióxido de nitrógeno, lo que contribuye a la formación de ozono” y sugirió que el 80% de los topes defeños fueran removidos. Hasta ahora no le ha hecho caso su jefe, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

En 2012, Mendoza y Mochán sugirieron la remoción de los topes con el fin de ahorrar energía y reducir la emisión de gases contaminantes. También recomendaron contratar agentes de tránsito, instalar monitores de velocidad y cámaras que identifiquen a los infractores, similares a las que hoy abundan en el DF. Y realizar campañas para educar a los conductores a respetar los límites de  velocidad.

Es hora de que la nefasta solución tercermundista representada por un tope sea substituida por tecnologías del Siglo 21.

Comentarios
object(WP_Query)#17668 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(37378) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(37378) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(16) "eduardoruizhealy" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17667 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17676 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17686 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-12-2021" ["before"]=> string(10) "27-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(465) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (37378) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3561) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(74112) ["post_author"]=> string(3) "172" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-30 11:44:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-30 16:44:15" ["post_content"]=> string(3897) "¿De qué sirve que los órganos legislativos aprueben leyes si luego, por intereses y conveniencias políticas, el presidente de la república y los gobernadores no las hacen respetar o arbitrariamente deciden hacerlas cumplir o no? Una de esas leyes es la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal que expidió el 19 de mayo de 2004 el entonces jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador. El objeto de la ley, como se lee en su Artículo 1 es: a) Establecer reglas mínimas de comportamiento cívico; b) Garantizar el respeto a las personas, los bienes públicos y privados y regular el funcionamiento de la Administración Pública del Distrito Federal en su preservación; c) Determinar las acciones para su cumplimento, y; d) La promoción de una cultura de la legalidad que fortalezca la convivencia armónica, la difusión del orden normativo de la ciudad además del conocimiento de los derechos y obligaciones de ciudadanos y servidores públicos”. El decreto se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 31 de mayo de 2004 y la ley entró en vigor 60 días después. Desde su expedición la ley ha sido reformada o adicionada 16 veces por la legislatura local, siendo la última el 18 de diciembre de 2014. En su momento muchos criticaron la ley promulgada por quien decía defender a los pobres y al pueblo porque prohibía diversas conductas negativas que, ni antes ni después de que entró en vigor, ningún gobernante de la Ciudad de México o DF ha sido capaz de reducir o eliminar. Un analista de la época dijo que la ley le “dio a los policías armas para extorsionar y sacar de espacios de la ciudad a los más pobres, grafiteros, vendedores ambulantes o artesanos, entre otros". Por ejemplo, una infracción contra la tranquilidad de las personas que es letra muerta es “prestar algún servicio sin que le sea solicitado y coaccionar de cualquier manera a quien lo reciba para obtener un pago por el mismo. La presentación del infractor solo procederá por queja previa”. Entre estos infractores están los limpiaparabrisas que en la CDMX muchas veces exigen que se les pague por su servicio, a veces con mucha agresividad, aunque no se les haya solicitado el mismo o que expresamente se les dijera “no, gracias”.  Otra acción contra la tranquilidad de las personas que ninguna autoridad combate es “producir o causar ruidos por cualquier medio que notoriamente atenten contra la tranquilidad o represente un posible riesgo a la salud de los vecinos”. También es letra muerta cuando uno escucha a un microbusero hacer sonar sus cornetas de aire que pueden dejar sordo a cualquiera. Una infracción contra la seguridad ciudadana es “detonar o encender cohetes, juegos pirotécnicos, fogatas o elevar aeróstatos, sin permiso de la autoridad competente”. Se trata de otra disposición que nadie respeta, empezando por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien con tal de quedar bien con quienes espera que voten por ella en 2024, anunció ayer que no va a prohibir la quema de cohetes olvidando que no le toca a ella prohibir ni autorizar lo que ya está regulado en la Ley de Cultura Cívica que promulgó su jefe y patrón cuando ella era su leal secretaria de Medio Ambiente. De nada sirven las leyes si los gobernantes no las hacen cumplir. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(48) "La Ley de Cultura Cívica del DF es letra muerta" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "la-ley-de-cultura-civica-del-df-es-letra-muerta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-30 12:23:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-30 17:23:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74112" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17617 (24) { ["ID"]=> int(74301) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-06 10:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-06 15:31:58" ["post_content"]=> string(3899) "El 18 de marzo de 2020 murió en México la primera persona por COVID-19. Desde entonces y hasta el 4 de febrero pasado han muerto, de acuerdo con datos que aparecen en el sitio datos.covid-19.conacyt.mx, 299 711 personas. Sin embargo, el mismo sitio dice que las defunciones estimadas son 313 394. Pero aparentemente son más, porque en el sitio coronavirus.gob.mx/exceso-de-mortalidad-en-mexico se anota que, hasta el 13 de diciembre del año pasado, estaban confirmadas las muertes por COVID-19 de 295 577 personas. El mismo sitio señala que desde la primera semana de 2020 hasta el 13 de diciembre murieron otras 157 287 personas por causas asociadas al COVID-19, lo que significa que hasta ese día la enfermedad les había quitado la vida a 451 864 personas. Es decir, a 138 470 más que las que se estiman en el sitio datos.covid-19.conacyt.mx. El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) ha desarrollado un modelo para proyectar el número de muertes causadas por la pandemia que se basa en diversos supuestos que pueden leerse en su sitio www.healthdata.org/covid/faqs. De acuerdo con este modelo, hasta el martes pasado habrían muerto en México 553 823 personas, suponiendo que el 80% de la población usara cubrebocas. Con base en la información arriba anotada, ¿cuántas personas han muerto en México a causa del COVID-19? ¿313 394? ¿451 864? O ¿553 823? Los primeros dos números, ambos proporcionados por el gobierno federal, difieren por 138 470. Y no solo eso, uno contabiliza los muertos hasta el 4 de enero de este año mientras que otro hasta el 13 de diciembre del año pasado. Y entre los números que anotan los sitios del CONACYT y del IHME, hay una diferencia de 240 429 personas. Para contribuir más a la confusión, el número de muertes registradas en México durante 2020 también varía según la fuente. En el sitio coronavirus.gob.mx/exceso-de-mortalidad-en-mexico se lee que ese año se registraron 1 077 858 fallecimientos, pero en el sitio www.inegi.org.mx/temas/mortalidad se anota que fueron 1 086 743, o sea 8885 más. La diferencia no es grande, pero contribuirá a que varíen los números de muertes en exceso y de víctimas de COVID-19 desde que empezó la pandemia. Con base en lo anterior resulta difícil saber a cuántos ha matado el COVID-19 en México. Cualquiera de las cifras arriba anotadas es aterradora, inmensa y difícil de comprender. Ahora bien, si tomamos en cuenta de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha minimizado la gravedad y las consecuencias de la pandemia desde que ésta se inició, no es disparatado suponer que los datos correspondientes a la misma que esté difundiendo no reflejan la realidad de la situación que vive el país. Personalmente, creo que las proyecciones del IHME se apegan más a la realidad y que ya han muerto más de medio millón de personas. Para entender el costo en vidas humanas de la pandemia tomemos en cuenta que de 1991 a 2020 se cometieron 556 320 homicidios en nuestro país, cifra de por sí escandalosa y ligeramente mayor a los 553 823 muertos que el IHME estima que murieron por COVID-19 en solo 24 meses. Tristemente, nunca sabremos el número exacto de víctimas de la pandemia y su mal manejo por el gobierno de la 4T. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(63) "Nunca sabremos cuántas vidas ha cobrado el COVID-19 en México" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "nunca-sabremos-cuantas-vidas-ha-cobrado-el-covid-19-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-06 10:31:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-06 15:31:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74301" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(74112) ["post_author"]=> string(3) "172" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-30 11:44:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-30 16:44:15" ["post_content"]=> string(3897) "¿De qué sirve que los órganos legislativos aprueben leyes si luego, por intereses y conveniencias políticas, el presidente de la república y los gobernadores no las hacen respetar o arbitrariamente deciden hacerlas cumplir o no? Una de esas leyes es la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal que expidió el 19 de mayo de 2004 el entonces jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador. El objeto de la ley, como se lee en su Artículo 1 es: a) Establecer reglas mínimas de comportamiento cívico; b) Garantizar el respeto a las personas, los bienes públicos y privados y regular el funcionamiento de la Administración Pública del Distrito Federal en su preservación; c) Determinar las acciones para su cumplimento, y; d) La promoción de una cultura de la legalidad que fortalezca la convivencia armónica, la difusión del orden normativo de la ciudad además del conocimiento de los derechos y obligaciones de ciudadanos y servidores públicos”. El decreto se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 31 de mayo de 2004 y la ley entró en vigor 60 días después. Desde su expedición la ley ha sido reformada o adicionada 16 veces por la legislatura local, siendo la última el 18 de diciembre de 2014. En su momento muchos criticaron la ley promulgada por quien decía defender a los pobres y al pueblo porque prohibía diversas conductas negativas que, ni antes ni después de que entró en vigor, ningún gobernante de la Ciudad de México o DF ha sido capaz de reducir o eliminar. Un analista de la época dijo que la ley le “dio a los policías armas para extorsionar y sacar de espacios de la ciudad a los más pobres, grafiteros, vendedores ambulantes o artesanos, entre otros". Por ejemplo, una infracción contra la tranquilidad de las personas que es letra muerta es “prestar algún servicio sin que le sea solicitado y coaccionar de cualquier manera a quien lo reciba para obtener un pago por el mismo. La presentación del infractor solo procederá por queja previa”. Entre estos infractores están los limpiaparabrisas que en la CDMX muchas veces exigen que se les pague por su servicio, a veces con mucha agresividad, aunque no se les haya solicitado el mismo o que expresamente se les dijera “no, gracias”.  Otra acción contra la tranquilidad de las personas que ninguna autoridad combate es “producir o causar ruidos por cualquier medio que notoriamente atenten contra la tranquilidad o represente un posible riesgo a la salud de los vecinos”. También es letra muerta cuando uno escucha a un microbusero hacer sonar sus cornetas de aire que pueden dejar sordo a cualquiera. Una infracción contra la seguridad ciudadana es “detonar o encender cohetes, juegos pirotécnicos, fogatas o elevar aeróstatos, sin permiso de la autoridad competente”. Se trata de otra disposición que nadie respeta, empezando por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien con tal de quedar bien con quienes espera que voten por ella en 2024, anunció ayer que no va a prohibir la quema de cohetes olvidando que no le toca a ella prohibir ni autorizar lo que ya está regulado en la Ley de Cultura Cívica que promulgó su jefe y patrón cuando ella era su leal secretaria de Medio Ambiente. De nada sirven las leyes si los gobernantes no las hacen cumplir. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(48) "La Ley de Cultura Cívica del DF es letra muerta" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "la-ley-de-cultura-civica-del-df-es-letra-muerta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-30 12:23:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-30 17:23:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74112" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "edbed3ed860b26aa33bc6930285f6d44" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La Ley de Cultura Cívica del DF es letra muerta

La Ley de Cultura Cívica del DF es letra muerta

¿De qué sirve que los órganos legislativos aprueben leyes si luego, por intereses y conveniencias políticas, el presidente de la república y...

diciembre 30, 2021

Nunca sabremos cuántas vidas ha cobrado el COVID-19 en México

El 18 de marzo de 2020 murió en México la primera persona por COVID-19. Desde entonces y hasta el 4 de febrero...

enero 6, 2022




Más de categoría

Las promesas de los actuales gobernantes son falsas, hipócritas e idénticas a las de los anteriores

“Nosotros estamos obligados a aclarar este crimen y a evitar que continúen los asesinatos de periodistas y de ciudadanos....

enero 26, 2022

40 años desde mi primera columna y enfrentamos muchos de los mismos problemas

Parece que los mexicanos de hoy, al igual que los de ayer y muy probablemente los de mañana, estamos...

enero 25, 2022
AMLO, el COVID Largo, su testamento y la lealtad más allá de la tumba

AMLO, el COVID Largo, su testamento y la lealtad más allá de la tumba

Eduardo Ruiz-Healy (Lunes 24 de enero, 2022)

enero 24, 2022

¿Estamos mejor hoy que en 2018 en materia de seguridad?

En lo que se refiere a los delitos que se cometen en el país, ¿estamos hoy en una mejor...

enero 21, 2022