¿Se justifica tener dos bolsas de valores en el país? El tamaño sí importa: BMV, BIVA y la CNBV

La semana pasada, en el 11vo Foro de Emisoras organizado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se evidenció que hay un tema que saca “chispas” en el sector financiero:  el estancamiento del mercado de valores en...

17 de junio, 2022

La semana pasada, en el 11vo Foro de Emisoras organizado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se evidenció que hay un tema que saca “chispas” en el sector financiero:  el estancamiento del mercado de valores en el país. Y es que en México hay un mercado accionario subdesarrollado.  A pesar de ser considerado como uno de los principales motores de crecimiento de una economía, en nuestro país este mercado es pequeño y poco profundo, además de que cada vez se ha ido achicando más. El mercado accionario o de capitales es parte integrante, junto con el mercado de deuda y de derivados, del mercado de valores (o bursátil). Y al día de hoy, no se ha encontrado la fórmula para desarrollarlo con todo su potencial. 

Un mercado pequeño para dos bolsas de valores

Una bolsa de valores tiene como finalidad hacer posible el funcionamiento del mercado de valores, ya que es el medio para efectuar y registrar las operaciones de compra y venta de instrumentos financieros que hacen las casas de bolsa (también llamados intermediarios bursátiles), en nombre de sus clientes. 

Hasta el 2018, operaba solamente la BMV (creada hace 125 años) como única bolsa de valores en el país. BIVA (Bolsa Institucional de Valores) inició operaciones ese año, a partir de una serie de reformas de la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) de la SHCP, que buscaban impulsar al mercado bursátil, entre otras, mediante la inclusión de un “competidor” para la BMV. A partir de esa fecha, hay muchos claroscuros sobre las ventajas que la operación de BIVA ha tenido para el mercado. 

Para empezar, no ha logrado el objetivo principal de atraer más participantes (emisores e inversionistas) para hacer crecer el mercado de valores, particularmente el de capitales (el mercado de deuda ha tenido mayor desarrollo), y darle mayor dinamismo, que es lo que se buscaba fundamentalmente, al incentivar la competencia. 

Se ha cuestionado que más que competir con la BMV, la operación de BIVA solo ha generado “pirateo” de clientes, en detrimento de una mejor funcionalidad del mercado, donde se han visto afectadas las 35 casas de bolsa que operan en el país (que han asumido costos de operación más altos -de hasta 60%-, por ejemplo, por operar los sistemas de comunicación diferentes de las dos bolsas), con aún pocos beneficios para los clientes. 

Entre los beneficios, es que las empresas tienen ahora dos bolsas a elegir para emitir (lo que ha reducido costos de listado y mantenimiento en alrededor de un 4%); y para los inversionistas se está promoviendo “el deber de mejor ejecución”, para que, entre otras, sus órdenes de compra y venta de valores se presenten en ambas bolsas, y las casas de bolsa tengan la obligación de darles el mejor precio posible, según las condiciones del mercado. 

Pero no se ha generado competencia real. Al pasado 10 de junio, la BMV tenía una participación del 97%, por importe y volumen operado en el mercado local, frente al 3% de BIVA (así como una participación similar por lo operado en el SIC, o mercado global, que cabe decir, ya representa el 54% de todas las operaciones). Claramente, la BMV sigue siendo el actor dominante, que puede mantener el control de precios y del mercado.

Un mercado de capitales que no crece y la CNBV que se queda atrás

La BMV marca la pauta en el mercado:

  • El eje de la BMV son 5 empresas, que en conjunto acumulan el 55% del principal índice, el S&P/BMV IPC (América Móvil, Walmart, Femsa, Banorte y Grupo México). 
  • El mercado accionario mexicano se caracteriza por su reducido número de emisores. Hace 20 años había 172 empresas listadas/cotizando en la BMV, y hoy hay 143 (se considera que por el tamaño de nuestra economía por lo menos debería haber 500 empresas listadas). 
  • Siete empresas, más Aeroméxico, recientemente, declararon su intención o iniciaron su proceso, para deslistarse (cancelar su registro de acciones en la Bolsa). Lamentablemente, podrían darse más salidas por el poco atractivo que representa una limitada liquidez, y un bajo volumen operado (la liquidez se concentra en las 35 empresas del IPC -el 24% de todas las listadas en la Bolsa-), lo que lleva a valuaciones que no representan lo que esperan los accionistas como valor justo. Cabe destacar que esto sucede a nivel mundial, donde las empresas se deslistan en épocas de volatilidad, o por otras razones, pero en esos casos, es un fenómeno de ciclicidad.
  • Algunas compañías están suspendidas por no cumplir los requisitos para estar en Bolsa que es tener un mínimo de 100 inversionistas y mantener colocado por lo menos el 12% del capital social (float).
  •  Al día de hoy, el mercado se ha achicado y no hay nuevas empresas listadas. Se habla de una “sequía” de colocaciones. La BMV no espera que se realice ninguna Oferta Pública Inicial (OPI) durante 2022, (ya van 5 años así, entre otros, porque las empresas prefieren colocar en otros mercados, como el de Estados Unidos). BIVA tiene en el tintero la colocación de una empresa nueva (Globcash y una Fibra), pero la CNBV ha retrasado su autorización. 

La CNBV tiene una tarea pendiente que es fortalecer su capacidad supervisora en el sector. A partir de la administración del presidente López Obrador, por la fuga de talentos, la CNBV se ha visto rebasada por su falta de capital humano capacitado. 

Además, desde la perspectiva regulatoria, la CNBV se ha enfocado en las empresas, como potenciales emisoras (oferta), y se ha descuidado a los inversionistas (demanda), especialmente a los institucionales, como las Afores, quienes son los principales inversionistas en el país, para fortalecer el mercado. Con las plataformas tecnológicas ha crecido sustancialmente el número de inversionistas minoristas/retail (al cierre del 2021, el número de cuentas de las casas de bolsa fue de 3,090,307, un aumento del 226.2% frente al 2020), pero se ha descuidado la promoción de la cultura y educación financiera en el país, para que se tomen decisiones de inversión bien informadas.

El reto

Si bien BIVA ha aportado innovación tecnológica a partir de su alianza con Nasdaq, no ha sido aún opción para las empresas medianas que supuestamente eran su objetivo, y no ha generado competencia efectiva en el mercado. Cabría cuestionarse si el tamaño actual del mercado realmente justifica la existencia de dos bolsas de valores en el país, “compitiendo”, o si habría mejor que crear un “mercado alternativo bursátil” enfocado principalmente en el segmento de las empresas medianas, como sucede en varios países en que operan ambos mercados.

Actualmente hay condiciones económicas mundiales de volatilidad, y nacionales inciertas, por la incertidumbre que se ha generado con las políticas del presidente López Obrador, que dificultan y han ralentizado la inversión, pero esto no debe ser justificante para no emprender las acciones necesarias para vigorizar al mercado de valores en el país, en la forma en que mejor se adapte a las circunstancias actuales y se proyecte al futuro.

Es necesario crear las condiciones para hacer al mercado más atractivo para los emisores (en especial para las empresas medianas, que en su mayoría son familiares, que o no tienen apetito o no cumplen con los requerimientos) y para los inversionistas, como crear mayores incentivos fiscales, mejores valuaciones para las empresas a partir de generarles más visibilidad y mejor distribución (quizás a partir de “dual listings” en otros mercados), más diversidad de productos y vehículos de inversión, un régimen y esquema regulatorio más flexible, y promover una mejor cultura financiera. 

Tanto el sector público, como el privado, deben aportar para que en México realmente exista un mercado de valores robusto, quizás segmentado, con un mercado alternativo, que cumpla con su función de ser una fuente fundamental de financiamiento y captación de ahorro, que fomente la actividad económica en el país, más allá de las demás opciones existentes (capital privado, sector bancario, shadow banking, fintech, etc), tanto a nivel local, como globalmente. 

El Dr. Jesús de la Fuente Rodríguez de la CNBV, así como Marcos Martínez y José Oriol Bosch, de la BMV, y María Ariza, de BIVA, tienen el reto de cumplir con la consigna de que “el mercado de valores no es para las empresas grandes, es para que las empresas se hagan grandes”, redundando en beneficios para los inversionistas y el país. Hay grandes pendientes y el panorama es retador. Queda mucho trabajo por hacer y por ejecutar. 

Comentarios


object(WP_Query)#18042 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79989) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79989) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17945 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17927 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-05-2022" ["before"]=> string(10) "28-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79989) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17973 (24) { ["ID"]=> int(79622) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content"]=> string(6498) "Entenderse con el pasado, ignorar el presente y desde luego desdeñar el futuro, es la esencia de este movimiento auto llamado cuarta transformación. Lo encabeza un solo hombre, predecible en palabras y actos, predecible en reacciones y predecible en su afán perdedor. Se llamará presidente en los 800 días que restan de su mandato; se llama o se le llama de mil maneras, despectivas todas, ante un fenómeno inusitado de aceptación popular que esconde designios y prerrogativas de abuso de poder, de ocultas ambiciones de permanencia, de interpretaciones erróneas de la historia y sus legados y acervo, de alerta a llamados extrapolados en la desmesura y la desfachatez plena. El pasado que revive el presidente no existe, es imaginaria compulsiva, incitada desde el rincón de una ignominia forjada en el abandono de su edad temprana, en el albor de la violencia y la revancha de males adjudicados como frontera de acción inducida a un solo Ser, imaginariamente destinado a otras latitudes, de redención todas. En ese espectro se encuentra el haber nacional, en esa tesitura frágil se encuentra el corto plazo de una nación capturada en un rescate falsario, en un rescate de las ideas de acumulación y privilegios enumerados desde un púlpito gnóstico y sancionador, desde una condena a la aspiración natural del individuo, desde una fortaleza cimbrada en obsesiones de revancha, todas. Obsesiones al por mayor para derrotar las razones de unos y otros, para dirimir en juicio estentóreo lo que nunca se le concedió al gobernante en turno, para condenar todo lo privado en toda la extensión de la palabra, para justificar la invasión del pensamiento, el privado también.  Se trata de no entender, de eso se trata este pensar en turno. No se trata de retar, esa etapa ya pasó y pocos la entendieron: se trata de invadir, de evadir, de no aceptar, se trata de no enunciar las opciones que brindaría el sentir colectivo, el sentir democrático. Se trata de no brindar oportunidades de disentir, se trata de no escuchar, se trata de nunca encontrar disidencia. De eso se trata. El aislamiento es el mejor proceder para nunca recibir crítica, para nunca recibir un costo de oportunidad, para nunca recibir la siguiente mejor alternativa.  La transición de gobierno actual se encuentra inmersa en un fracaso anunciado en materia económica; el fracaso económico es irrenunciable, no exhibe paradojas como tampoco exhibe caminos no tomados. Los hechos confirman el destino de los recursos mal empleados, mal orientados. Parece mentira que las enunciaciones de fracaso sean tan simples y estén a la vista de todos: abundar en una cancelación de un aeropuerto de talla internacional para reinaugurar un engendro de una base militar que opera desde 1952, añade a la engañifa de un sistema populista que nace, como toda facción popular, del éxito y la marcha de una economía pujante.  No es preciso añadir la magnitud del sueño disperso entre la grandiosidad y el desquite generacional que pretende sembrar obra perpetua y faraónica, que emula la grandiosidad de los imperios desde Constantino, sueños no aplacados y colmados de estulticia para entender la cortedad de visión generacional de un régimen que busca todo menos gobernación. El legado no se cifra en piedra monumental, la civilización ha dado cuenta de ello: la etapa histórica ya sembró suficiente memoria. Las religiones ya dejaron lo suyo. El mundo de las ideas ya marcó su herencia en el Siglo de las Luces y la Enciclopedia dio un vuelco al conocimiento para no revolver presagios nuevos conocimientos en la cultura y el saber. Nunca falta la pretensión de la redención social, nunca falta la usurpación del sentimiento individual para situarlo en una colectividad anónima, sin rostro. Eso es socialismo, eso es el arrostro y la arrogancia de una interpretación sepulta en los anales de la producción que desechó las fórmulas del capital como esencia, como cuna y semilla de la creación de nuevo capital para trascender y no como riqueza estacionaria como la contempla el modelo del reparto social. La visión del socialismo es contemplativa, estática; se convierte en numérica cuando invade privilegios forjados fuera de su esquema y nunca es capaz de reproducirlos.  El socialismo no aporta nada jamás; el socialismo justifica pero no crea, el socialismo invita a una procreación igualitaria sin los mecanismos émulos de su pensamiento de discrepancia, llámese capital creado por otro modelo de creación de riqueza, el que sea, absolutista, monárquico o inquisitorial, pero creador. Cuando la rebelión al capital falla, entonces recurre a la intemperancia, la resolutiva de forma, jamás de fondo. La rebelión acude a las prerrogativas de igualdad, si, pero igualar no significa equiparar la degradación a una supervivencia en aras de la línea marginal de subsistencia.  Entonces vienen las aleccionadoras reglas de la participación comunitaria a dictar modo de vida. Entonces vienen las capturas emocionales para demostrar que el despojo de los bienes era destino irredento generacional para disminuir prerrogativas de arriba y depositarlas en las capas de abajo. El acomodo doctrinario no existe porque las fórmulas de producción se interrumpen en esa prédica de igualdad. La igualdad se desploma en el primer despegue de las cadenas productivas y la brecha del ingreso se borra para los que menos pudieron aspirar de inicio.  Entonces viene la comodidad: no entender. No entender no es disimular; pretender que el mundo camina en sendas diferentes no hace a un lado el entendimiento y la razón. Descalificar es la otra vía de la sinrazón, anular también, desviar la atención del terreno ganado con fórmulas ganadoras es populismo ramplón, populismo de discurso vacío y retador. Eso hace el presidente mexicano en turno, lo hace todo a la vez: descalifica, anula, desvía y ofrece una salida para nunca someterse a juicio. En su precaria concepción de gobierno, entiende que el terreno trazado para nuestra economía, en franco declive, es preciso –o conveniente- no entender…" ["post_title"]=> string(37) "Economía: se trata de no entender…" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "economia-se-trata-de-no-entender" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79622" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17873 (24) { ["ID"]=> int(79941) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-15 11:25:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 16:25:32" ["post_content"]=> string(14343) "Dentro de los aspectos que más se destacan en la literatura sobre el desarrollo, uno de los más importantes es el impulso a los productores mediante el crédito y los servicios financieros. El crédito y los servicios financieros son como el aceite en el motor de la economía, pues permiten que las empresas puedan administrar sus prioridades de inversión y gasto colocando al frente aquellas que son más apremiantes, y para lo cual se necesitan recursos de los cuales momentáneamente no disponen. La banca, como todos sabemos, es la invención humana que se creó con ese fin: prestar hoy los recursos de aquellos que necesitan aumentar su consumo o gasto en el futuro. La función de la banca es ir administrando las amortizaciones de los deudores, con las necesidades de liquidez de los ahorradores y accionistas a lo largo del tiempo. Pero dentro del sistema financiero existen muchos tipos de instituciones bancarias, desde las de banca múltiple, que es aquellas que todos conocemos y usamos, y que a veces llamamos también “banca comercial”, hasta la banca de segundo piso, por mencionar algunos tipos de instituciones. El tipo de banca al que hoy me quiero dedicar a comentar con ustedes es la banca de desarrollo, la cual se da en mayor medida como resultado de la intervención gubernamental, con la finalidad de impulsar el crecimiento económico en sectores que el Estado tiene identificados como sectores clave. Dentro de los sectores clave o sectores estratégicos en México, se encuentran la manufactura, la agroindustria, el comercio, la minería, los servicios, las franquicias y las empresas tecnológicas, por mencionar algunas. Les cuento que en este contexto, fui invitado hace unos días a la celebración del 85 aniversario de una de las instituciones de banca de desarrollo más sólidas del país, la cual tuve la fortuna de dirigir hace algunos años. Me refiero al Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext). Junto con José Ángel Gurría Treviño, Enrique Vilatela Riba, Francisco González Díaz y Juan Pablo de Botton Falcón, quienes también dirigieron a esta institución, así como el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, estuve acompañando al actual director general de Bancomext, Luis Antonio Ramírez Pineda en esta celebración tan importante. El papel de la banca de desarrollo en México La banca de desarrollo ya supera el billón de pesos en su cartera de crédito total, lo que nos habla de la trascendencia de la banca de desarrollo en el país.  De crédito total otorgado por la banca de desarrollo en México, el sector privado abarca aproximadamente el 43%, el sector público 29% y el sector financiero del país 24%. Dentro del sector privado, el sector industrial abarca aproximadamente el 52% y los servicios el 35% (22% y 15% del crédito total, respectivamente). El papel de Bancomext Para el ejercicio 2021, el crédito otorgado por Bancomext fue de 207 mil millones de pesos (4.4% menos que en el ejercicio 2020), de los cuales el 97% fueron destinados al sector privado.  Bancomext en la actualidad aporta 15 de cada 100 pesos que otorga la banca de desarrollo al sector privado. Opera un presupuesto de 1 mil 814 millones de pesos (2021) y cuenta con 557 colaboradores que además de las funciones de otorgamiento de crédito, también brindan asesoría a las empresas mexicanas que desean exportar o importar mercancías o servicios.  La estrategia adoptada por BANCOMEXT está enfocada en tres grandes ejes: 
  1. Fomento al desarrollo industrial nacional enfocado en sectores productivos, 
  2. Impulso al desarrollo regional con base en las vocaciones productivas de cada región y, 
  3. Impulso y respaldo a los proyectos económicos prioritarios del Gobierno Federal
Es importante mencionar lo que el propio Bancomext resalta dentro de las diversas actividades que este banco apoya:
  1. Financiamiento a las exportaciones mexicanas.
  2. Financiamiento a las importaciones.
  3. Internacionalización de las empresas mexicanas.
  4. Apoyo a la inversión extranjera.
  5. Integración de la cadena de valor, a fin de aumentar el contenido nacional de nuestras exportaciones.
  6. Financiamiento para impulsar las actividades generadoras de divisas como turismo y energía.
Todas estas actividades son por demás importantes para la competitividad y el crecimiento del país, tanto en el corto como en el largo plazo, por lo que considero que conviene pormenorizar aunque sea brevemente la importancia de cada uno de los puntos. Importancia de los seis puntos anteriores que destaca Bancomext Financiamiento a las exportaciones mexicanas En relación con el financiamiento de las exportaciones mexicanas, es innegable que para una economía como la mexicana, las exportaciones juegan un papel vital.  Tan solo por mencionar un aspecto bastante notorio, actualmente parte de la relativa estabilidad de nuestra moneda con respecto al dólar, se debe a la entrada de divisas que las empresas exportadoras mexicanas generan hacia el interior del país. Estas divisas hacen posible que muchas empresas diversifiquen sus posesiones de activos financieros y puedan lograr un acceso más sólido hacia otros mercados. Financiamiento a las importaciones  Muchas empresas en México requieren comprar insumos o mercancías en otros países.  Se dice fácil pero en la realidad puede ser un proceso engorroso y tardado, no solo por la normativa de comercio exterior aplicable, sino porque también porque con bastante frecuencia se necesita demostrar la solvencia crediticia de la empresa ante una institución con la suficiente reputación internacional que lo avale. Internacionalización de las empresas mexicanas. Una empresa internacional ha alcanzado un nivel de madurez que destaca sobre las empresas que no participan en el escenario internacional. Con madurez me refiero a que son empresas que comprenden mejor el rol de existir en el contexto de un mundo globalizado, así como la importancia de la globalización como un proceso de cambios constantes que no solo representa amenazas, sino también las más variadas oportunidades. Por otro lado, la internacionalización de las empresas en México y en cualquier país no depende del tiempo que tiene de creada la empresa, sino de las ambiciones que tiene ésta de expandir su mercado, o de al menos probar los alcances de sus productos o servicios ante consumidores que pertenecen a otra cultura, raza, lengua, etcétera. Apoyo a la inversión extranjera La inversión extranjera, sobre todo la que llamamos directa, que sí implica la creación de empleos y la integración de empresas locales a cadenas de valor, es un pilar esencial para la captación de divisas y el incremento de la competitividad internacional. Piense por ejemplo, cómo era la economía de un estado como Aguascalientes antes y después del proceso de inversión extranjera que se aceleró durante la época que comprende al Tratado de Libre Comercio con América del Norte (hoy llamado TMEC). Sin la inversión extranjera que Aguascalientes ha captado, quizás no sería posible que ese estado fuera uno de los de más alta competitividad estatal en México, donde por cierto el empleo es suficiente y cuenta con una economía que se ha ido diversificando paulatinamente.  Integración de la cadena de valor para aumentar el contenido nacional de nuestras exportaciones Esto se explica por sí solo, pues el incremento de contenido nacional nos habla de más empleos, salarios y demás recursos empleados en cada componente de un artículo final. El incremento de contenido nacional es lo que nos permite dejar de ser una economía concentrada solo en la maquila y pasar a una economía en la que las empresas locales se van incorporando a la generación de valor. Financiamiento para impulsar las actividades generadoras de divisas como turismo y energía Las empresas generadoras de divisas, por lo general son empresas que cuentan con muchos de los atributos y rasgos positivos que he mencionado anteriormente: internacionalización, competitividad, contenido nacional, exportación. Pero adicionalmente, existen sectores donde esa generación de divisas va muy de la mano con el producto o servicio que oferta la empresa, como puede ser el turismo. En este espacio hemos resaltado cómo los sectores como el turismo (que genera una fuerte suma de divisas) en algunos estados de México es “El Sector”, pues casi toda la economía gira en torno a él. En los primeros meses de la pandemia, documentamos aquí que en estados como Quintana Roo, el gran confinamiento produjo una contracción del PIB cercana al 97%. En otras palabras, se detuvo el flujo de turistas y la economía simple y sencillamente colapsó. De tal manera que, apoyar a las empresas generadoras de divisas constituye también una forma de “blindar” a las economías regionales ante eventos tan desafortunados como la pandemia del Covid-19, salvaguardando con ello un gran número de empleos.   La banca de desarrollo es uno de los fines más estratégicos que puede perseguir el Estado, pues permite utilizar recursos públicos con fines productivos en aquellas actividades o localidades donde el riesgo o la rentabilidad no permiten la presencia de instituciones de crédito privadas actuar. Es ir más allá del otorgamiento de subsidios. No se trata de dar a entender que los subsidios no deben tener cabida, sino de resaltar que en el caso de las empresas, el crédito juega un papel incluso mucho más trascendental. Además, como ya he mencionado, en el proceso de otorgamiento de crédito, instituciones como Bancomext, o la propia Nacional Financiera, por citar algunos ejemplos, apoyan a las empresas con asesoría que permite que crezcan más rápidamente en el largo plazo. Dicho sea de paso, este crecimiento de las empresas no solo se da en términos de sus volúmenes de ventas, sino en la calidad de sus procesos y la claridad que tienen sobre las estrategias que se plantean, lo cual a su vez, incrementa el valor de las empresas mexicanas y por ende la cantidad de riqueza que existe en el país. Desde aquí, una felicitación a Bancomext y a todas las instituciones mexicanas que conforman la banca de desarrollo.   Twitter: @romero_hicks  Facebook: José Luis Romero Hicks Referencias https://marcomares.com.mx/economia/bancomext-celebra-85-aniversario-y-anuncia-nuevos-programas-financiamiento/ https://www.finanzaspublicas.hacienda.gob.mx/work/models/Finanzas_Publicas/docs/congreso/infotrim/2021/it/04afp/itanfp11_202101.pdf https://www.bancomext.com/conoce-bancomext/quienes-somos https://www.oecd-ilibrary.org/finance-and-investment/oecd-business-and-finance-outlook_26172577 https://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadro&idCuadro=CF30&locale=es https://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadro&idCuadro=CF248&locale=es" ["post_title"]=> string(79) "El caso de Bancomext como referente de la importancia de la banca de desarrollo" ["post_excerpt"]=> string(95) " La banca de desarrollo es uno de los fines más estratégicos que puede perseguir el Estado. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(79) "el-caso-de-bancomext-como-referente-de-la-importancia-de-la-banca-de-desarrollo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-15 11:25:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 16:25:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79941" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17973 (24) { ["ID"]=> int(79622) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content"]=> string(6498) "Entenderse con el pasado, ignorar el presente y desde luego desdeñar el futuro, es la esencia de este movimiento auto llamado cuarta transformación. Lo encabeza un solo hombre, predecible en palabras y actos, predecible en reacciones y predecible en su afán perdedor. Se llamará presidente en los 800 días que restan de su mandato; se llama o se le llama de mil maneras, despectivas todas, ante un fenómeno inusitado de aceptación popular que esconde designios y prerrogativas de abuso de poder, de ocultas ambiciones de permanencia, de interpretaciones erróneas de la historia y sus legados y acervo, de alerta a llamados extrapolados en la desmesura y la desfachatez plena. El pasado que revive el presidente no existe, es imaginaria compulsiva, incitada desde el rincón de una ignominia forjada en el abandono de su edad temprana, en el albor de la violencia y la revancha de males adjudicados como frontera de acción inducida a un solo Ser, imaginariamente destinado a otras latitudes, de redención todas. En ese espectro se encuentra el haber nacional, en esa tesitura frágil se encuentra el corto plazo de una nación capturada en un rescate falsario, en un rescate de las ideas de acumulación y privilegios enumerados desde un púlpito gnóstico y sancionador, desde una condena a la aspiración natural del individuo, desde una fortaleza cimbrada en obsesiones de revancha, todas. Obsesiones al por mayor para derrotar las razones de unos y otros, para dirimir en juicio estentóreo lo que nunca se le concedió al gobernante en turno, para condenar todo lo privado en toda la extensión de la palabra, para justificar la invasión del pensamiento, el privado también.  Se trata de no entender, de eso se trata este pensar en turno. No se trata de retar, esa etapa ya pasó y pocos la entendieron: se trata de invadir, de evadir, de no aceptar, se trata de no enunciar las opciones que brindaría el sentir colectivo, el sentir democrático. Se trata de no brindar oportunidades de disentir, se trata de no escuchar, se trata de nunca encontrar disidencia. De eso se trata. El aislamiento es el mejor proceder para nunca recibir crítica, para nunca recibir un costo de oportunidad, para nunca recibir la siguiente mejor alternativa.  La transición de gobierno actual se encuentra inmersa en un fracaso anunciado en materia económica; el fracaso económico es irrenunciable, no exhibe paradojas como tampoco exhibe caminos no tomados. Los hechos confirman el destino de los recursos mal empleados, mal orientados. Parece mentira que las enunciaciones de fracaso sean tan simples y estén a la vista de todos: abundar en una cancelación de un aeropuerto de talla internacional para reinaugurar un engendro de una base militar que opera desde 1952, añade a la engañifa de un sistema populista que nace, como toda facción popular, del éxito y la marcha de una economía pujante.  No es preciso añadir la magnitud del sueño disperso entre la grandiosidad y el desquite generacional que pretende sembrar obra perpetua y faraónica, que emula la grandiosidad de los imperios desde Constantino, sueños no aplacados y colmados de estulticia para entender la cortedad de visión generacional de un régimen que busca todo menos gobernación. El legado no se cifra en piedra monumental, la civilización ha dado cuenta de ello: la etapa histórica ya sembró suficiente memoria. Las religiones ya dejaron lo suyo. El mundo de las ideas ya marcó su herencia en el Siglo de las Luces y la Enciclopedia dio un vuelco al conocimiento para no revolver presagios nuevos conocimientos en la cultura y el saber. Nunca falta la pretensión de la redención social, nunca falta la usurpación del sentimiento individual para situarlo en una colectividad anónima, sin rostro. Eso es socialismo, eso es el arrostro y la arrogancia de una interpretación sepulta en los anales de la producción que desechó las fórmulas del capital como esencia, como cuna y semilla de la creación de nuevo capital para trascender y no como riqueza estacionaria como la contempla el modelo del reparto social. La visión del socialismo es contemplativa, estática; se convierte en numérica cuando invade privilegios forjados fuera de su esquema y nunca es capaz de reproducirlos.  El socialismo no aporta nada jamás; el socialismo justifica pero no crea, el socialismo invita a una procreación igualitaria sin los mecanismos émulos de su pensamiento de discrepancia, llámese capital creado por otro modelo de creación de riqueza, el que sea, absolutista, monárquico o inquisitorial, pero creador. Cuando la rebelión al capital falla, entonces recurre a la intemperancia, la resolutiva de forma, jamás de fondo. La rebelión acude a las prerrogativas de igualdad, si, pero igualar no significa equiparar la degradación a una supervivencia en aras de la línea marginal de subsistencia.  Entonces vienen las aleccionadoras reglas de la participación comunitaria a dictar modo de vida. Entonces vienen las capturas emocionales para demostrar que el despojo de los bienes era destino irredento generacional para disminuir prerrogativas de arriba y depositarlas en las capas de abajo. El acomodo doctrinario no existe porque las fórmulas de producción se interrumpen en esa prédica de igualdad. La igualdad se desploma en el primer despegue de las cadenas productivas y la brecha del ingreso se borra para los que menos pudieron aspirar de inicio.  Entonces viene la comodidad: no entender. No entender no es disimular; pretender que el mundo camina en sendas diferentes no hace a un lado el entendimiento y la razón. Descalificar es la otra vía de la sinrazón, anular también, desviar la atención del terreno ganado con fórmulas ganadoras es populismo ramplón, populismo de discurso vacío y retador. Eso hace el presidente mexicano en turno, lo hace todo a la vez: descalifica, anula, desvía y ofrece una salida para nunca someterse a juicio. En su precaria concepción de gobierno, entiende que el terreno trazado para nuestra economía, en franco declive, es preciso –o conveniente- no entender…" ["post_title"]=> string(37) "Economía: se trata de no entender…" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "economia-se-trata-de-no-entender" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 11:46:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 16:46:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79622" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(26) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d44bd43469764123f03d8b7453d5f25b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Economía: se trata de no entender…

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

junio 6, 2022
El caso de Bancomext como referente de la importancia de la banca de desarrollo

El caso de Bancomext como referente de la importancia de la banca de desarrollo

La banca de desarrollo es uno de los fines más estratégicos que puede perseguir el Estado.

junio 15, 2022




Más de categoría

México está muy lejos del “friendshoring” con Estados Unidos: tiro en el pie

Los beneficios que genera la apertura comercial confirman que para México es más conveniente mantenernos en una categoría cercana...

junio 27, 2022
Más Desafíos del Gobierno. ¡La Liquidación de Codere! ¿Y el Hipódromo?

El Hipódromo… ¿Es una Caja de Cristal?

Para que la industria hípica prolifere, se necesita transparencia para que los clientes tengan la certidumbre necesaria e inviertan...

junio 24, 2022

Nayib Bukele y el Bitcoin

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se ha caracterizado por tomar decisiones aparentemente innovadoras. ¿Qué resultados le ha...

junio 24, 2022

La región Centro del país exhibe una brecha con respecto a las otras regiones que no existía antes del Covid

José Luis Romero Hicks analiza la situación económica del centro del país tras la pandemia por Covid-19.

junio 23, 2022