¿Realmente hay inversión en México?

Un país depende de cuánto dinero circule diariamente, proveniente de la inversión directa extranjera, divisas, inversión pública y/o privada que dan origen al desarrollo industrial, comercial, agrícola y de servicios de una sociedad. Carecer de dinero y...

14 de diciembre, 2020

Un país depende de cuánto dinero circule diariamente, proveniente de la inversión directa extranjera, divisas, inversión pública y/o privada que dan origen al desarrollo industrial, comercial, agrícola y de servicios de una sociedad. Carecer de dinero y crear expectativas con base en un presupuesto anual, planes o supuestos que son originados por los mercados internacionales, crea una desventaja significativa ante cualquier cambio financiero, energético y, en este año, de salud.

La contracción económica que trajo la pandemia no fue una excusa para que varios países no tuvieran un plan a largo plazo. Un ejemplo es Dinamarca. Éste acordó con una mayoría en el parlamento “Poner fin a toda la exploración y extracción de petróleo y gas en el Mar del Norte para 2050, así como cancelar su última ronda de licencias”. Actualmente este país produce un promedio de 100 a 115 mil barriles diarios. Esta decisión se basa en un cambio radical sobre la forma de realizar negocios dentro del país. Se sustenta en un desarrollo industrial para aprovechar las energías primarias para su transformación y utilización, y así contaminar menos.

A partir de 2021, cada país tendrá que redescubrir qué energías primarias tienen o importan para ser transformadas para su utilización y crear un nuevo modelo económico. Con ello, se generarán negocios y empleos. El crecimiento económico dependerá en gran medida de la capacidad de desarrollar un tecnología (en México se deberá comprar a otros países). Para lograrlo se deben crear condiciones propicias, tales como políticas públicas, leyes, normatividades, regulaciones y sincronización con el mercado para permitir que inversión nueva entre en cada año al país, y los activos de proyectos continúen por un largo tiempo. De lo contrario, se tendrá una balanza comercial con el mundo en déficit comercial.

Hay que entender que las divisas no son lo mismo que la inversión directa extranjera (IED). Las primeras son de una alta incertidumbre y dependen de las condiciones en el volumen, tipo de cambio y una armonía en el mundo. En cambio, la IED depende mucho de las condiciones internas del país, es decir, las leyes, regulaciones y todo lo que el marco de una nación requiere para que prospere la IED. 

El problema con la IED radica en que gran parte de la inversión para el crecimiento de México, lo pretende hacer el sector público, el cual dependerá de la recaudación fiscal que logre. Al limitar nuevos ingresos de la IED, se cae en un círculo vicioso de una “Economía cíclica estacionaria”, es decir, que si no se renueva el número de negocios, empleos, salarios y flujos de efectivos en forma constante, se tendrá un nulo crecimiento económico. 

Hay que recordar que la IED es inversión de empresas que tienen la confianza de colocar su dinero en un país. Algunos ejemplos pueden verse en el mercado de Hidrocarburos como las empresas que están en la AMEXHI y como Valero que continúa comprando crudo a la nación para sus refinerías en EEUU al instalar oficinas en nuestro País.




De acuerdo al último informe del Banco de México, del total de la IED acumulada al tercer trimestre de 2020, en el sector energético, se ha contraído: pasando de 25.39% en 2018 a 14.06% en este año. Esto indica que se ha dejado de invertir ante la falta de confianza o reducción del mercado nacional. La inversión pública tendrá la capacidad para sustituir el 11.3% que ya no está (3518 millones de dólares). El INEGI comentó que más de un millón de Mipymes han cerrado en México en la pandemia ante la falta de demanda, además, muchas de ellas dependían de la inversión directa extranjera. Cinco estados de la República Mexicana concentran alrededor del 53% de la IED en el país.

¿Realmente no hay inversión extranjera o simplemente no estamos sabiendo dejar que ésta entre porque se piensa que con los recursos de la recaudación fiscal basta? Al no encontrar condiciones propicias a mediano plazo en México, muchos han tenido que dejar su trabajo, se han cerrado negocios que llevaron mucho tiempo para consolidarse y varias empresas extranjeras han dado las gracias para no continuar un proceso de un proyecto e integración económica.

Comentarios

La resiliencia mundial en un año atípico

Como sucede cada inicio de año, 2020 deparaba un sinfín de objetivos y retos trazados de manera personal y colectiva. Pocos imaginábamos...

enero 19, 2021

El desbalance en el Sistema Interconectado Nacional y sus afectaciones

El 22 de diciembre de 2019, Andrés Manuel López Obrador a través de su cuenta de Twitter anunciaba “Al término de la...

diciembre 30, 2020




Más de categoría

¡LA BARAHÚNDA ECONÓMICA!

Nuestro socio comercial, EEUU, en enero tenía alrededor de 158 millones de personas empleadas y en abril tuvieron 23...

enero 25, 2021

Economía cifrada a un dilema

Decretar un crecimiento de nuestra economía desde una tribuna, sin bases, desconociendo las realidades de un entorno que aleja...

enero 25, 2021

Aumenta la Confianza del Consumidor

En el mes de diciembre de 2020, el Indicador de la Confianza del Consumidor desestacionalizado se ubicó en 38.1...

enero 21, 2021

Masaryk, desierta: El efecto de la pandemia en los comercios de México

Si algo se puede decir sobre la crisis de la COVID-19 en México, es que ha resultado dañina para...

enero 21, 2021