¿Puede el Presupuesto Federal 2021 ser cuidadoso, prudente y solidario?

A más tardar el próximo 8 de septiembre, el secretario de Hacienda debe enviar el Proyecto de Presupuestos de Egresos de la Federación para el año 2021. Lo primero que hay que resaltar es que la Secretaría...

3 de septiembre, 2020

A más tardar el próximo 8 de septiembre, el secretario de Hacienda debe enviar el Proyecto de Presupuestos de Egresos de la Federación para el año 2021.

Lo primero que hay que resaltar es que la Secretaría de Hacienda prevé que ante el escenario global de la pandemia que obligó a establecer las medidas de aislamiento para contener la propagación del COVID-19, habrá un impacto negativo sobre las finanzas públicas de nuestro país durante 2020. 

En el documento llamado Precriterios Generales de Política Económica, que elabora y da a conocer la propia Secretaría de Hacienda a mitad del año, se contemplaba que el Gobierno de México dispone de diversos amortiguadores financieros y fiscales  para hacer frente a esta coyuntura.   

Pues bien, eso fue hace un par de meses. Hace unos días trascendió que, en reunión plenaria con los diputados de MORENA, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, aclaró que el presupuesto del año 2021 contará con menos recursos que por lo menos los existentes en los dos años anteriores.

¿La razón? La limitada capacidad que tiene ahora el gobierno de la República para contratar deuda y la ausencia de tres importantes elementos que sí estuvieron en el margen de maniobra del gobierno, pero no estarán en 2021:

  • Los fondos para los choques económicos (fundamentalmente el neoliberal “Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios”). Al cierre de 2019, esos fondos ascendían a 158 mil 400 millones de pesos. En 2020, se habrán gastado.
  • Los guardaditos que tenía el gobierno (Básicamente, recursos extraídos de fideicomisos).
  • Las coberturas del precio de petróleo (que sí estarán, pero serán 22% menores que las de este año).

 

En vista de que el gobierno sigue basando fuertemente sus ingresos en el petróleo, la recuperación de la actividad económica global va a ser decisiva para que el precio de esta materia prima aumente.




Si el mundo en 2021 se perfila hacia una recuperación económica incipiente, esto se va a notar en una baja cotización de la mezcla de crudo por la baja demanda, afectando significativamente a las finanzas del país.

Recordemos que, en el periodo comprendido entre noviembre de 2018 y enero de 2019, la mezcla mexicana de crudo estuvo cotizando en el promedio de los 55 dólares por barril. Nada mal, lo que dejaba al gobierno y a PEMEX un significativo margen de ganancia.

Sin embargo, en marzo de este año, derivado de la paralización de la actividad económica en Europa, Estados Unidos y parte de Asia, la mezcla internacional llegó a cotizarse en el promedio de los 10 dólares por barril.

 

Precios del petróleo desde 2017 hasta marzo de 2020
(Dólares por barril)

Fuente: SHCP con datos de Bloomberg.

¿Qué significa la famosa trayectoria a la baja que menciona Arturo Herrera?

Fundamentalmente, que el gobierno también se empobrecerá en 2021, lo que deriva en una menor capacidad para gastar.

Pero desde 2020, esta trayectoria a la baja fue muy marcada, ya que en el periodo enero-julio de este año, los ingresos totales del gobierno fueron menores en 4.7% real en comparación con el mismo periodo de 2019.

En este sentido, los ingresos petroleros ayudaron a opacar el aumento de los ingresos del gobierno por la vía tributaria, pues fueron 39.2% menores en los primeros siete meses de este año comparado con los primeros siete meses de 2019.

 

Ingresos presupuestarios del sector público en los primeros 7 meses del año
(Millones de pesos)

Fuente: SHCP. Informe Mensual a la Cámara de Diputados Enero-Julio 2020.

 

Pese a todo, la sangría del gobierno por el lado de PEMEX no se detendrá

En los primeros 7 meses del año, PEMEX tuvo 35.5% menos ingresos que en 2019 (173 mil 976 millones de pesos vs 211 mil 929 millones de pesos en 2019).

Sin embargo, su gasto aumentó en 12.4% real, el pago de intereses y deuda aumentó en 26.8% y el financiamiento aumentó en 102.3%.

PEMEX es una empresa del Estado que, en un escenario donde los ingresos caen abismalmente, gasta lo mismo y se endeuda aún más de lo que ya está.

 

Situación financiera de Petróleos Mexicanos
(Millones de pesos)

Fuente: SHCP. Informe Mensual a la Cámara de Diputados Enero-Julio 2020.

 

Esto nos lleva a preguntarnos si el gobierno de la Cuarta Transformación efectivamente tendrá en algún ejercicio fiscal la capacidad de rebalancear el presupuesto, en vista de la insaciable necesidad de PEMEX para gastar y endeudarse.

Consumo aplanado e inversión en retroceso desde antes de la aparición del SARS-COV-2

En 2019, el consumo total tuvo un incremento anual de 0.3%, es decir, nada.

El consumo privado creció de manera sostenida, aunque a un ritmo relativamente bajo, con una expansión de 0.6% al cierre del año. A este incremento contribuyeron la mayor generación de empleos formales, la reducción en la inflación, los ingresos por remesas y el crecimiento de los salarios reales. El pequeño dinamismo en el consumo se debió al gasto en bienes no duraderos y servicios, con crecimientos de 2.3 y 0.6%, respectivamente. 

Las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) tuvieron un crecimiento anual de 3.9% en 2019 y de 5.1% en el primer bimestre de 2020. 

No obstante, este incremento no se reflejó en un mayor consumo de bienes duraderos, el cual disminuyó 2.9% en 2019. 

 

Consumo e inversión 2015 a 2019
(Índice 2013 = 100)

Fuente: SHCP. Precriterios Generales de Política Económica, 2020.

 

En lo que se refiere a la inversión, ésta tuvo una caída de 4.9% real anual en 2019, debido a una disminución de 10.8% en la inversión pública y de 3.9% en la inversión privada. 

Las compras de maquinaria y equipo nacional se redujeron 3.8% y las compras de maquinaria y equipo importado se redujeron 8.2%. 

Adicionalmente, la inversión en construcción tuvo una contracción en 2019 de 3.7%, a la cual contribuyeron la caída en la construcción no residencial (- 5.8%) y, en menor medida, la construcción residencial (- 1.5%).

Si todo este panorama adverso del consumo y la inversión ocurría antes de la aparición del SARS-COV-2, podemos estar completamente seguros de que el consumo y la inversión no tienen ninguna posibilidad de darle al gobierno mayores ingresos en 2021.

El aplanamiento del consumo y la caída permanente de la inversión, son dos elementos clave para explicar los dichos del Secretario Arturo Herrera a los propios diputados del partido gobernante, los cuales se pueden traducir palabras más palabras menos en: vamos a apretarnos fuerte el cinturón en 2021.

 

Trayectoria del consumo y la inversión en México
(Variación % real anual)

Fuente: SHCP. Precriterios Generales de Política Económica, 2020.

En resumen, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que volar en 2020 y 2021 con dos motores de la economía apagados: el motor del consumo y el motor de la inversión.

 

Últimas reflexiones

Por si el panorama de las finanzas públicas el año que entra no fuera poco alentador, hay otro elemento adverso que Arturo Herrera ha destacado con los diputados de MORENA. 

El elemento al que me refiero es la casi nula capacidad del gobierno de endeudarse para subsanar de alguna manera el encogimiento del gasto del gobierno.

Dada la composición de la deuda en divisas y no solo en moneda nacional, aunado a la caída del PIB, es probable que la deuda del país aumente entre 7 y 10 puntos del PIB (razón deuda sobre PIB), lo cual reduce de manera muy importante la capacidad del gobierno para pedir más. 

El sueño de cualquier gobierno en cualquier parte del mundo es poder gastar más, sobre todo si se trata de un año electoral como será 2021. La gran incógnita ahora es si los diputados de la cuarta transformación atenderán el clamor del ministro de finanzas del país por “un presupuesto cuidadoso, prudente y muy responsable, que va a requerir la comprensión y la solidaridad de muchos”.

Frente a todo este panorama, los ingresos por la rifa del avión presidencial o los cobros atrasados de impuestos a grandes empresas nacionales y transnacionales son solo efectismo político. 

 

@romero_hicks

 

José Luis Romero Hicks

Referencias:

  1. El Universal
  2. gob.mx
  3. finanzaspublicas
  4. finanzaspublicas
  5. finanzaspublicas
  6. finanzaspublicas
  7. Banxico
Testamento

¿Por qué conviene hacer el testamento en septiembre?

Septiembre es el mes del testamento. Y por ello el portal inmobiliario Propidedades.com compartió en un comunicado tres razones por las cuales...

·

Consideraciones sobre el costo de la refinería de Dos Bocas

Sobre la refinería de Dos Bocas hay que considerar dos factores: En mayo de 2019, el Consejo de Administración de PEMEX canceló...

·




Más de categoría
Seguro de vida

Llega a México nueva opción para seguros

Ante la baja cultura de aseguramiento en México, la división de Seguros de BAIC en México presenta su plan...

·

Consideraciones sobre el costo de la refinería de Dos Bocas

Sobre la refinería de Dos Bocas hay que considerar dos factores: En mayo de 2019, el Consejo de Administración...

·

Las aplicaciones WeChat y TikTok en los Estados Unidos de América

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos alega que el Partido Comunista Chino utiliza las aplicaciones WeChat y...

·
Tarjeta de crédito

¿Conviene una tarjeta de crédito durante la pandemia?

La pandemia por COVID-19 impactó fuerte en las finanzas de miles de familias mexicanas, al menos 63.4% de ellas...

·