Muchas gracias, señor presidente…

Alentadora respuesta del Gobierno Federal a la crisis de la Industria de las carreras de caballos.

28 de abril, 2022

Cumpliendo con la disposición presidencial, el director general de Juegos y Sorteos de la secretaría de Gobernación, Manuel Marcué Díaz, atendió su solicitud y nos recibió como resultado de la denuncia que hizo Esteban Durán Acosta, periodista que puntualmente asiste a las conferencias mañaneras del señor presidente. En su intervención (minuto 52), el informador denunció que la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas ―la española CODERE― estaba liquidando a su personal sin cumplir con lo que manda la Ley Federal del Trabajo, lo cual es cierto, de acuerdo con los testimonios del personal que trabaja en la empresa que me han hecho saber. Ahora, la modalidad es que los hacen firmar 15 hojas en blanco.

Días antes, don Esteban me contactó para informarme que iba asistir a la “popular mañanera”, pues estaba próximo a que le dieran la palabra y me preguntó sí se me ofrecía algo. Le pedí que le entregara uno de los libros que he escrito acerca de la corrupción e impunidad que por años hemos soportado en el centro hípico y que contiene muchos de los artículos que he escrito desde 2013, referentes a cómo se ha venido gestando el derrumbe de la actividad hípica por la incompetencia de quién opera el Hipódromo. Por supuesto le dediqué el libro ―con afecto― al presidente. Tal vez en sus ratos de libres quiera leer algunos artículos, que se pueden leer en está liga, por ejemplo La Fatalidad Persigue a los Caballos Pura Sangre” o puede buscar la serie de artículos que denominé “La Decadencia del Hipódromo…”.  También se puede leer el artículo de marzo de 2014 del periodista Roberto Fuentes Vivar de Milenio para comprobar que el problema es añejo.

Así pues, después de la mañanera ―la que no observé de acuerdo con mi costumbre― y sin saber si le había dado la palabra al reportero, al mediodía me hablaron por teléfono para concertar una reunión con el licenciado Manuel Marcué ―quien es una persona afable y que tiene la mejor intención para rescatar la Industria Hípica. Asistí con otras dos personas miembros de la asociación que represento. 

El licenciado Marcué nos planteó “que se ha decidido dictar medidas” para empezar a rescatar toda la industria de las carreras de caballos en el Hipódromo de las Américas y va a empezar ―como se lo propusimos en una junta anterior― por cambiar la estructura de la autoridad hípica. De hecho, nos comentó que ha convocado a los altos mandos de la ilegítima Comisión Mexicana de Carreras; quiero entender que al señor que funge como presidente Patricio E. Zambrano Plant (que nadie conoce en el Hipódromo) y a su verdadero propietario, Manuel Pacheco Hinojosa los cuales misteriosamente, siempre han encontrado un buen pretexto para no asistir al llamado de la autoridad reguladora. Solo acude el secretario técnico Mr. Carlos A. Macedo Rivas.

Reconociendo que esta actividad es muy especializada, el licenciado Manuel Marcué nos informó que va a solicitar, formalmente, a todas las asociaciones que participamos en la actividad, aunque la que representamos “ya no es una asociación reconocida por la permisionaria”, pues ahora solo reconocen “la que está configurada a su mutua conveniencia”. Nuestros abogados ya están trabajando en el proyecto para que, en su momento, junto a la Dirección Jurídica de la Dirección de Juegos, se modifique el Reglamento y tengamos una autoridad hípica incorruptible. Veremos si las otras asociaciones se adhieren a nuestra propuesta.

Reconstruir esta industria puede tomar mucho tiempo ―dependerá del interés y esfuerzo que hagamos todos los interesados―, pues la crianza mexicana del caballo Pura Sangre está en su mínima expresión ―casi extinta― e importar yeguas de cierta calidad, reacondicionar los ranchos de recría, solo se va a lograr cuando se entusiasme a los caballistas que se han ido e ilusionar a otros nuevos y ello quiere decir que la empresa permisionaria actual ―que no ha cumplido con las condiciones de su permiso― u otra que venga en su reemplazo, ofrezca premios muy atractivos para los caballistas (cuando menos del doble o el triple de que ahora ofrecen) y que exista una autoridad hípica independiente de la empresa que garantice certidumbre y transparencia; que esté conformada por especialistas y bajo la Rectoría del Estado, como siempre debió ser. Cumpliendo estás condiciones, les aseguro, estimados lectores, que va a haber cachetadas por tener caballos de carrera. 

El segundo paso será crear una nueva Ley de Juegos y Sorteos para que la Industria Hípica regule y promueva no solo el Hipódromo de las Américas, sino todos los escenarios temporales que existen a lo largo de República, para crear miles de empleos bien remunerados. Finalmente, ese es el beneficio social de esta gran industria. 

Por último, volvemos a agradecer al señor presidente Andrés Manuel López Obrador su interés, lo cual hacemos extensivo al secretario de Gobernación, Adán Augusto López su intervención.

P.D. Un amigo que leyó el borrador de este texto me dijo: ¡Se vale soñar, Enrique! ¡Caray, es un hombre de poca fe!

Gracias por sus comentarios.

Comentarios


object(WP_Query)#17854 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78301) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78301) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17856 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17846 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17843 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78301) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17860 (24) { ["ID"]=> int(78740) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content"]=> string(6766) "La Habana, 1948, el primer intento real de creación de un organismo internacional de comercio; efectivamente se creó y se llamó Organización Internacional de Comercio- OIC- y a pesar de considerarse fallido, no por su operación, sino por su llamado a un mundo en recomposición y reconstrucción después de la Gran Guerra. Era un año convulso en creaciones con órdenes diversos: el Fondo Monetario Internacional hacía su esfuerzo por canalizar monedas de diferente cambio a un orden regulado por patrones aceptados universalmente. A su vez, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial – hacía su parte en las grandes transferencias de infraestructura. Las cadenas productivas tenían un llamado al intercambio en tanto recomponían su abasto interno. El llamado en ese momento era improcedente.  El intento de La Habana inició un proceso itinerante para las expectativas de comercio internacional, demostrando que la iniciativa era la correcta. Quedaban atrás las prerrogativas hegemónicas del control de combustibles, de carbón, acero, aluminio, vidrio y todas las que de alguna manera enlazaban procesos industriales. La gran enseñanza de la Gran Guerra, en donde imperaron dominios latentes en los perecederos, que desplazaban a las manufacturas ante la escasez y la hambruna que azotó al mundo con mayor avance industrial. La lección no descansaba en la paz, descansaba en la concepción de futuro para nunca repetir la arrogancia de la acumulación por la acumulación misma.  El curso itinerante dejó La Habana para continuar una marcha de avenencia en Francia en Annecy, en el Reino Unido en Torquay, en Uruguay en Punta del Este, en Canadá en Montreal y finalmente en Bélgica en Bruselas. Habría que aclarar que el mundo no se quedaba sin reglas de comercio internacional, existían las adoptadas por el GATT por sus siglas en inglés, General Agreement On Tariffs and Trade. El GATT surgió en la década de los sesenta y el claro impulso del Presidente Kennedy, en 1962, en las negociaciones previas al Acuerdo, trascendieron como “El Kennedy Round”.  La ruta itinerante de estos intentos iniciados en Cuba en 1948, culminaron en el Acuerdo de Marrakech en Marruecos en 1994, año en que inicia La Organización Mundial de Comercio. En realidad el Acuerdo fue signado en 1995. La “Carta “de La Habana como fue conocida, nunca fue reconocida por el congreso norteamericano, lo que resulta curioso por ser la nación impulsora del comercio libre de fronteras. Tal vez resulte interesante un repaso de las condiciones de esos años para entender el rechazo del gobierno norteamericano, iniciando por su intensa actividad multinacional hasta la interpretación de valores agregados que en la mano de obra foránea incitaba al “dumping” como práctica ilegal de acuerdo al GATT. La transferencia de bienes, especialmente perecederos por debajo del costo de producción era sancionada como práctica desleal de comercio. Debemos entender que en esos años el juicio de agregados de valor podría ser meramente interpretativo porque la recolección o cosecha de un perecedero obedecía a temporalidad, como es el caso de la zafra en la caña de azúcar y otros cultivos. También, otro capítulo abría un espectro de especulación: la transferencia de tecnología a un país anfitrión. Cuantificarla significaba un reto, habría que certificar el crédito mercantil y patentes de origen, tareas nada sencillas. Como sea, el mundo vivía con regulaciones temporales y provisionales. El universo de productos abría un esquema casi imposible de adaptar al ritmo de producción y competencia de unos y otros. Las cincuenta naciones firmantes inicialmente, en Marruecos, aportaban más entusiasmo que oportunidades reales de estudio de renglón por renglón.  De cualquier modo, el mundo transitaba en ese gran paso de dejar atrás tarifas, aranceles, imposiciones de traslado hasta conjugar las bases activas de participación libre de fronteras. La utopía de cruzar fronteras se convertía en realidad, pero era menester sentar las bases y signarlas en compromiso formal. No era preciso acudir a una función retrospectiva por cada nación participante. De 1948 a 1995 los países conocían sus fuerzas y sus debilidades; ponerlas en la mesa era cuestión de reconocimiento y no de prerrogativas de dominio, como sucedió en las colonias, con el caucho, el café, azúcar, oleaginosas y hasta el hierro, la plata y el oro.  Se cancelaba el predominio por la supervivencia, se intercambiaban territorios por permanencia en mercados dominados por la especialización y no por la ocupación. Se afinaban las negociaciones en los componentes y no en la producción terminada. Se definía la calidad y la excelencia por encima de la cantidad. Se  entendían las elasticidades de la oferta y la demanda para sostener equilibrios: se hacía el inventario de las ventajas comparativas y se hacía el recuento de los costos para hacerlos marginales en la productividad. Todo esto se hacía para borrar preceptos de autosuficiencia, para borrar el esquema de monopolios y oligopolios en ese afán de trascender compitiendo. Se extendía la diversificación del riesgo, no como aversión llana, se extendía para hacer perdurar los ciclos productivos, para hacer de estos, una función creativa y creciente. Se extendía la noción de entender al mundo en los mismos conceptos y aspiraciones. Se extendía la noción de acercar el mundo más lejano y tentarlo con propuestas de participación, acercando lo más preciado de cada nación y lo más preciado de su talento. Se extendía el orgullo de mostrar la transformación que podía concederse a la más elemental riqueza del suelo o de la creatividad artesanal, plástica o cultural.  México ha transitado por esta ruta descrita; no es casualidad la coincidencia de la creación de la Organización Mundial del Comercio y la visión mexicana del Tratado de Libre Comercio. En 2018 esta ruta ha sido interrumpida por una concepción de gobierno que adopta un discurso que sepulta la fecundidad creativa, que instala en acción de retroceso la marcha de nación, que cifra en la intemperancia el horizonte que brillaba en el denuedo y en la unión. Inicié mi texto…La Habana, 1948; lo cierro…La Habana 2022, el presidente mexicano desprende a México de sus aspiraciones. " ["post_title"]=> string(61) "Más allá del precepto económico, el comercio internacional" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "mas-alla-del-precepto-economico-el-comercio-internacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78740" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17920 (24) { ["ID"]=> int(78917) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-13 11:25:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:25:22" ["post_content"]=> string(4546) "Muy de vez en cuando en el mágico mundo de las carreras de caballos suceden eventos electrizantes. Uno de ellos ―realmente inédito― fue el triunfo de Rich Strike en el Derby de Kentucky que acaba de correr ―de acuerdo con la tradición― el primer sábado de mayo. El alazán criado en la famosa granja Calumet, la cual hace muchos años crío grandes corredores como el gran Citation, por mencionar uno de tantos.  Así, el ahora célebre Rich Strike fue reclamado por su criador en su segunda salida por 30 mil dólares, después de sobrevivir a cinco postores. Su nuevo entrenador lo acondicionó para alcanzar los puntos necesarios para poder participar en el Derby; pero se quedó elegible. El universo se confabuló a su favor y a última hora ―por el retiro del caballo del célebre entrenador Wayne Lukas― que por cierto montaba el mexicano Luis Contreras ―pudo participar―. La historia se remata con su triunfo en el Derby, siendo la tercera carrera que ha ganado el propietario en toda su vida y es su único caballo. ¡Electrizante!, ¿no es cierto? En la liga se puede ver cómo hizo la hazaña. La segunda noticia, también electrizante, aunque realmente indignante, fue la increíble determinación de la permisionaria del Hipódromo de las Américas  que, después de ciertas negociaciones que habrían hecho con la Agrupación de Caballistas, en un hecho sin precedente, el 10 de mayo colocaron un comunicado en una simple hoja, pegada en una de las ventanas del restaurante de la zona de caballerizas y de forma por demás irrespetuosa hacia el gremio hípico. Ahí se anunciaba la decisión unilateral de rebajar el 50% los premios ―-de por sí ya raquíticos―, provocando que todo el gremio hípico, unido como lo está, tomara la decisión de no inscribirse para este fin de semana: ¡No vamos a participar por cacahuates! Realmente esta acción sirvió para que las asociaciones que han representado a los propietarios y criadores de caballos de carrera que participan en la planta hípica de las Lomas de Sotelo, pusieran el grito en el cielo y en una acción determinante, el director de la Dirección de Juegos y Sorteos de la SEGOB, Manuel Marcué Diaz, nos convocó a una reunión de emergencia para conocer de viva voz lo que había pasado y dictaminar a favor del gremio hípico. Por lo pronto logró que las carreras de este fin de semana sí se vayan a celebrar. Es clara la voluntad del director del Órgano Regulador de rescatar la malograda industria hípica y está en espera de las propuestas que hagamos, los que hemos navegado por largos años en esta misteriosa ciencia que se llama hípica. Así, vamos a hacerle llegar una propuesta consensuada entre los representantes, de la Agrupación de Caballistas del Hipódromo, la Asociación de Criadores de Caballos Cuarto de Milla y la de los Pura Sangre, así como de la Unión Mexicana de Caballos de Competencia.  Es interesante comentar que, entre otras determinaciones del director del Órgano Regulador, es que ya no habrá acuerdos entre alguna de las asociaciones con la permisionaria, sin tener el visto bueno y autorización de la autoridad reguladora. El 12 de mayo celebramos los miembros de la Agrupación y los de la Unión, nuestra primera reunión, limamos diferencias y logramos acuerdos, todos para rescatar a la actividad hípica a la brevedad posible.  Los seguiremos informando. Gracias por sus comentarios." ["post_title"]=> string(32) "Dos Noticias… ¡Electrizantes!" ["post_excerpt"]=> string(136) "Enrique Rodríguez-Cano comparte dos noticias: una sucedida en el Derby de Kentucky; la otra acaecida en el Hipódromo de las Américas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "dos-noticias-electrizantes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-13 11:25:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:25:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78917" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17860 (24) { ["ID"]=> int(78740) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content"]=> string(6766) "La Habana, 1948, el primer intento real de creación de un organismo internacional de comercio; efectivamente se creó y se llamó Organización Internacional de Comercio- OIC- y a pesar de considerarse fallido, no por su operación, sino por su llamado a un mundo en recomposición y reconstrucción después de la Gran Guerra. Era un año convulso en creaciones con órdenes diversos: el Fondo Monetario Internacional hacía su esfuerzo por canalizar monedas de diferente cambio a un orden regulado por patrones aceptados universalmente. A su vez, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial – hacía su parte en las grandes transferencias de infraestructura. Las cadenas productivas tenían un llamado al intercambio en tanto recomponían su abasto interno. El llamado en ese momento era improcedente.  El intento de La Habana inició un proceso itinerante para las expectativas de comercio internacional, demostrando que la iniciativa era la correcta. Quedaban atrás las prerrogativas hegemónicas del control de combustibles, de carbón, acero, aluminio, vidrio y todas las que de alguna manera enlazaban procesos industriales. La gran enseñanza de la Gran Guerra, en donde imperaron dominios latentes en los perecederos, que desplazaban a las manufacturas ante la escasez y la hambruna que azotó al mundo con mayor avance industrial. La lección no descansaba en la paz, descansaba en la concepción de futuro para nunca repetir la arrogancia de la acumulación por la acumulación misma.  El curso itinerante dejó La Habana para continuar una marcha de avenencia en Francia en Annecy, en el Reino Unido en Torquay, en Uruguay en Punta del Este, en Canadá en Montreal y finalmente en Bélgica en Bruselas. Habría que aclarar que el mundo no se quedaba sin reglas de comercio internacional, existían las adoptadas por el GATT por sus siglas en inglés, General Agreement On Tariffs and Trade. El GATT surgió en la década de los sesenta y el claro impulso del Presidente Kennedy, en 1962, en las negociaciones previas al Acuerdo, trascendieron como “El Kennedy Round”.  La ruta itinerante de estos intentos iniciados en Cuba en 1948, culminaron en el Acuerdo de Marrakech en Marruecos en 1994, año en que inicia La Organización Mundial de Comercio. En realidad el Acuerdo fue signado en 1995. La “Carta “de La Habana como fue conocida, nunca fue reconocida por el congreso norteamericano, lo que resulta curioso por ser la nación impulsora del comercio libre de fronteras. Tal vez resulte interesante un repaso de las condiciones de esos años para entender el rechazo del gobierno norteamericano, iniciando por su intensa actividad multinacional hasta la interpretación de valores agregados que en la mano de obra foránea incitaba al “dumping” como práctica ilegal de acuerdo al GATT. La transferencia de bienes, especialmente perecederos por debajo del costo de producción era sancionada como práctica desleal de comercio. Debemos entender que en esos años el juicio de agregados de valor podría ser meramente interpretativo porque la recolección o cosecha de un perecedero obedecía a temporalidad, como es el caso de la zafra en la caña de azúcar y otros cultivos. También, otro capítulo abría un espectro de especulación: la transferencia de tecnología a un país anfitrión. Cuantificarla significaba un reto, habría que certificar el crédito mercantil y patentes de origen, tareas nada sencillas. Como sea, el mundo vivía con regulaciones temporales y provisionales. El universo de productos abría un esquema casi imposible de adaptar al ritmo de producción y competencia de unos y otros. Las cincuenta naciones firmantes inicialmente, en Marruecos, aportaban más entusiasmo que oportunidades reales de estudio de renglón por renglón.  De cualquier modo, el mundo transitaba en ese gran paso de dejar atrás tarifas, aranceles, imposiciones de traslado hasta conjugar las bases activas de participación libre de fronteras. La utopía de cruzar fronteras se convertía en realidad, pero era menester sentar las bases y signarlas en compromiso formal. No era preciso acudir a una función retrospectiva por cada nación participante. De 1948 a 1995 los países conocían sus fuerzas y sus debilidades; ponerlas en la mesa era cuestión de reconocimiento y no de prerrogativas de dominio, como sucedió en las colonias, con el caucho, el café, azúcar, oleaginosas y hasta el hierro, la plata y el oro.  Se cancelaba el predominio por la supervivencia, se intercambiaban territorios por permanencia en mercados dominados por la especialización y no por la ocupación. Se afinaban las negociaciones en los componentes y no en la producción terminada. Se definía la calidad y la excelencia por encima de la cantidad. Se  entendían las elasticidades de la oferta y la demanda para sostener equilibrios: se hacía el inventario de las ventajas comparativas y se hacía el recuento de los costos para hacerlos marginales en la productividad. Todo esto se hacía para borrar preceptos de autosuficiencia, para borrar el esquema de monopolios y oligopolios en ese afán de trascender compitiendo. Se extendía la diversificación del riesgo, no como aversión llana, se extendía para hacer perdurar los ciclos productivos, para hacer de estos, una función creativa y creciente. Se extendía la noción de entender al mundo en los mismos conceptos y aspiraciones. Se extendía la noción de acercar el mundo más lejano y tentarlo con propuestas de participación, acercando lo más preciado de cada nación y lo más preciado de su talento. Se extendía el orgullo de mostrar la transformación que podía concederse a la más elemental riqueza del suelo o de la creatividad artesanal, plástica o cultural.  México ha transitado por esta ruta descrita; no es casualidad la coincidencia de la creación de la Organización Mundial del Comercio y la visión mexicana del Tratado de Libre Comercio. En 2018 esta ruta ha sido interrumpida por una concepción de gobierno que adopta un discurso que sepulta la fecundidad creativa, que instala en acción de retroceso la marcha de nación, que cifra en la intemperancia el horizonte que brillaba en el denuedo y en la unión. Inicié mi texto…La Habana, 1948; lo cierro…La Habana 2022, el presidente mexicano desprende a México de sus aspiraciones. " ["post_title"]=> string(61) "Más allá del precepto económico, el comercio internacional" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "mas-alla-del-precepto-economico-el-comercio-internacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78740" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(23) ["max_num_pages"]=> float(12) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1e1599905e1e5e270963785e0367b0e2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 9, 2022

Dos Noticias… ¡Electrizantes!

Enrique Rodríguez-Cano comparte dos noticias: una sucedida en el Derby de Kentucky; la otra acaecida en el Hipódromo de las Américas.

mayo 13, 2022




Más de categoría

EL INFONAVIT CUMPLE 50 AÑOS 

El Instituto Nacional del Fondo de la Vivienda para los trabajadores nace en abril de 1972  cuando se promulgó...

mayo 27, 2022

Una analogía del funcionamiento de un Hipódromo. ¡Renace la Esperanza!

Enrique Rodríguez-Cano señala cómo debe funcionar la industria hípica para que prospere este espectáculo donde se producen miles de...

mayo 27, 2022

LOS PETRODÓLARES, UNA MONEDA

A lo largo de la historia se ha observado una correlación entre precio del barril de petróleo e índice...

mayo 26, 2022

La lamentable pérdida de Eugenio López Rodea, fundador del grupo Jumex

El pasado 20 de mayo de 2022, falleció el empresario Eugenio López Rodea, fundador de Jumex, a la edad...

mayo 25, 2022