Moody´s y la depreciación “inminente” del peso. ¿Exagerado? 

El primer semestre de 2023 será una prueba de fuego. Moody´s pone en la mesa el escenario del tipo de cambio peso/dólar, como relación de valor que es, entre la economía mexicana y la de EEUU.

24 de octubre, 2022

El gobierno del presidente López Obrador ha asumido el comportamiento del tipo de cambio peso/dólar en el país, como bandera de su gestión económica, de manera quizás más obsesiva, que justificada. Para la llamada 4T, el desempeño de la paridad del peso frente al dólar es símbolo de la supuesta estabilidad económica de esta administración. Por ello, una depreciación significativa de esta valuación puede implicar el descarrilamiento del frágil desempeño económico en este sexenio, y ser un catalizador que debilite la carrera de Morena hacia las próximas elecciones en el 2024.  

Morena y el presidente parecen haber tenido un blindaje tipo teflón, ante eventos de corte devastador como el muy cuestionado manejo de la pandemia del Covid-19, los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania en nuestra economía, o situaciones con tinte político como la “casa gris”, “El rey del cash”, o el reciente hackeo a los sistemas informáticos de la SEDENA, además de los pésimos resultados en seguridad y salud. 

Pero, ¿serán también resistentes a una posible depreciación del peso que exhiba el deterioro estructural de la economía mexicana, y sea la puntilla que mine el, de por sí, golpeado bolsillo de la población?

Moody´s Analytics y la depreciación abrupta

El jueves pasado, Moody´s Analytics (subsidiaria de la calificadora de valores Moody´s, que se dedica, entre otros, a la previsión económica) lanzó una advertencia sobre una depreciación “inminente” hasta del 20% del peso frente al dólar, que pudiera darse para fines de este año o a lo largo del 2023. Una aseveración que apunta a la línea de flotación económica de esta administración y a su proyecto político.

En un análisis titulado “La depreciación que viene”, Moody´s señala que “si la historia se repite, el peso sufrirá una depreciación”.  Destaca una “corrección depreciatoria profunda para varias monedas”, incluyendo al peso mexicano, con base en “un modelo que replica las condiciones monetarias y financieras de las últimas dos crisis globales, la de 2009 y del 2020”, en una especie de “stress test”. Según Moody´s, la evidencia sugiere que la historia se repetirá, frente al actual “apretamiento” o subida de tasas, para retirar el exceso de liquidez de la Reserva Federal de EEUU (Fed). 

Para algunos economistas, como Gabriela Siller, para que se diera una depreciación de esa magnitud tendría que presentarse una crisis como la del 2008, 2020, o darse altos déficits fiscales, o un evento tipo Trump. 

Factores de riesgo

Lo que es un hecho es que, al día de hoy, el peso mexicano ha resistido el fenómeno de “la fortaleza del dólar” por el aumento de tasas de la Fed (desde marzo 2022,  han aumentado para situarla en un rango objetivo entre el 3% y el 3.25%, que representa la tasa más alta desde la crisis financiera mundial en 2008), lo que ha llevado a mínimos históricos al euro y la libra esterlina. Pero, el peso mexicano fluctúa alrededor de los 20 pesos por dólar (llegó a 22 en sus peores momentos), y más bien ha mostrado apreciación (la administración de López Obrador inició con una cotización de 20.37 pesos por dólar).  

Sin embargo, el “peso fortachón” podría pronto sufrir anemia, frente a situaciones de riesgo que se presentan en el escenario mundial y en la economía mexicana. Los principales factores que podrían debilitarlo son los que precisamente le han dado estabilidad, por el influjo de divisas que ahora puede verse fuertemente disminuido:

-Exportaciones. La Fed sube sus tasas con el fin de encarecer el crédito para particulares y empresas y así ralentizar el consumo y la inversión. Esto se prevé dará lugar a una recesión (inducida por la propia Fed para detener la espiral inflacionaria), de profundidad y duración aún desconocidas, pero que, sin duda, por el frenón de la actividad económica, pueden significar una reducción en nuestro comercio exterior con EEUU, nuestro principal socio comercial. Además, el T-MEC, factor fundamental del comercio de la región, y nuestra principal ventaja competitiva, se encuentra bajo estrés con el posible panel de controversias por la disputa en el tema eléctrico que pudiera resultar en sanciones comerciales a nuestras exportaciones, de parte de EEUU y Canadá. Por otra parte, por la incertidumbre y desconfianza que se ha generado, se han afectado las decisiones potenciales de inversión por el fenómeno de nearshoring hacia nuestro país. En general, significa menor inversión extranjera directa para México.

-Remesas. La reducción en la actividad económica en EEUU puede dar lugar a una reducción en el ritmo de entrada de las remesas en el país, que este año se calculan podrían estar en alrededor de 58 mil a 60 mil millones de dólares. Hay analistas que prevén que caiga hasta a 40 mil millones de dólares el próximo año. Pero también, hay quienes prevén que estas continúen creciendo.

-Turismo. Para 2023 se anticipa que la demanda de turismo podría caer en el país. En una recesión disminuye el flujo de turismo y con ello la entrada de divisas. 

-Diferencial de tasas (carry trade): El Banco de México ha actuado a la par de la Fed para mantener un diferencial de 6 puntos, atractivo para la inversión en bonos mexicanos (actualmente 9.25% de Banxico vs. 3.25% de la Fed). Un “desacoplamiento” de política monetaria, como lo mencionó recientemente el subgobernador Gerardo Esquivel, solo fomentaría mayor salida del llamado “capital golondrino”.

-Finanzas públicas. Al día de hoy, la administración de López Obrador ha priorizado mantener finanzas públicas sanas al asegurar un déficit fiscal relativamente bajo. Pero a partir de la Ley de Ingresos 2023, aprobada por la Cámara de Diputados, el escenario puede deteriorarse rápidamente y generar inestabilidad.

Si bien es cierto que el Paquete Económico por regla general contiene supuestos que al final no se dan de la manera prevista, para 2023 presentan un escenario que podríamos calificar de “surrealista”. 

Frente a la complicada situación mundial, es de preverse que en 2023 los ingresos públicos no aumentarán significativamente por la recesión global, que impactará a México y que afectará la recaudación fiscal. Resulta más que sobrestimado prever un crecimiento económico del 1.5% al 3%, y por otro lado una inflación de 3.2% (el FMI prevé una inflación a nivel mundial del 6%). 

Se establece un tipo de cambio de 20.60 pese a que podría haber menor oferta de dólares, y es previsible una mayor salida de divisas. Hay que decir que está por debajo del pronóstico de 21.31 para 2023 de los analistas del sector económico privado, nacional y extranjero, publicado el 3 de octubre por el Banco de México (para el 2024, pronostican un cierre del año a 21.68). 

Para el precio fijado del crudo de 68.70 dólares (por fórmula de ley), se establece un programa de cobertura petrolera para 2023 que protege los ingresos del país si los precios del crudo caen por debajo del precio fijado. Pero frente al déficit en hidrocarburos, que es de alrededor de 20 mil millones de dólares (datos de El Economista), se corre el riesgo del precio por importación de gasolina y gas natural, que no están cubiertos.

Por otra parte, se prevé un crecimiento en los egresos por los incrementos en las pensiones y del pago del servicio de la deuda pública por mayores tasas de interés, así como mas fondos para las obras insignia, a Pemex y a la CFE, y a programas clientelares. Frente a un menor margen de maniobra del gobierno se estima un aumento de la deuda pública por un 1.2 billones de pesos adicionales, que es 32 % mayor al año pasado.

¿Crisis de final de sexenio?

El primer semestre de 2023 será una prueba de fuego. Moody´s pone en la mesa el escenario del tipo de cambio peso/dólar, como relación de valor que es, entre la economía mexicana y la de EEUU. México se ha beneficiado del crecimiento sostenido de nuestros vecinos que aportó mayores exportaciones, remesas, tasas de interés bajas y ahora habrá una corrección que podría poner al desnudo el deterioro estructural de la economía mexicana, en un escenario mundial muy complejo. 

Parece que nuestras autoridades no están conscientes ni dispuestas a corregir. Existe el riesgo de un fuerte descalabro fiscal. López Obrador ha presumido la estabilidad del peso como un “logro” de su gobierno y la ha vendido como sinónimo de “salud económica”. 

Hoy el presidente literalmente se burla de las alertas que enciende Moody´s en el radar (dice que “quienes se frotan las manos con esas predicciones, se van a quedar con las ganas”).  ¿Estará pensando en los aproximadamente 200 mil millones de dólares en reservas internacionales en manos de Banco de México, para enfrentar un brusco debilitamiento del peso, que pudiera poner en riesgo la continuidad de su proyecto político? Lo cierto es que el entorno anticipa inestabilidad cambiaria, que podría descarrilar las aspiraciones de Morena para seguir en la presidencia en 2024.  

Comentarios


object(WP_Query)#18013 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84909) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84909) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18017 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18015 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84909) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(85614) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 13:54:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 18:54:27" ["post_content"]=> string(4925) "Después de una reunión que tuve con varios caballistas, surgieron varias preguntas en la conversación. Se cuestionó si esta actividad era una industria o simplemente es “un hobby” para fifís a quienes les sobra la vanidad y el dinero. Así pues, ¿vale la pena defender la Industria que produce las carreras de caballos con apuesta? La conclusión fue definitiva: por supuesto que sí, aunque en realidad son pocas las personas que se comprometen a dar la cara y aportar su tiempo, conocimiento y opinión. A veces, hay que aportar algún dinero para afrontar los gastos que se necesitan cuando las cosas no marchan como lo planeado. Claramente, la respuesta es que la hípica es una industria. Un caballo de carreras de registro crea muchos empleos y para quien lo disfruta es un magnífico espectáculo. En Estados Unidos existen cálculos de que un caballo estabulado en un hipódromo crea casi cuatro empleos directos. Además, la industria arrastra a otras actividades productivas: la producción de granos y forrajes, producción de medicamentos veterinarios, impulsa la industria talabartera; la industria del transporte, la editorial, etcétera. De acuerdo con un cálculo que hacen los hípicos de la República de Uruguay, la industria ha crecido de forma vertiginosa gracias al apoyo sin medida que ha proporcionado el Estado. Existen cinco hipódromos en donde corren caballos Pura Sangre y cada vez la afición se multiplica. Vale la pena ver el video que ofrecemos en esta liga para tener una visión clara de lo que es la Hípica. En nuestro país, la situación es cada vez más grave. ¿Llegó la hora de anunciar prácticamente la extinción del caballo Pura Sangre mexicano? Basta conocer las cifras de los productos nacidos en 2021 y que son elegibles para la Copa Criadores del año venidero (2023), que la Asociación de Criadores está queriendo ofrecer. Son en total 145 ejemplares en donde los principales criadores son Rancho San Jorge 32; Rancho Pozo de Luna 28; Gaspar Rivera Torres 19; Guillermo Elizondo Collard 17; Granja San Isidro 11. Cinco criadores que suman un total de 101 ejemplares. Los restantes 44 ejemplares son propiedad de otros entusiastas y soñadores criadores de caballos Pura Sangre mexicanos, entre los cuales encabeza, y para no dejar de mencionarlo, el apasionado Hugo Chain Maluly con seis potrillos. Hay otros como José Luis Méndez Lacarra con cinco ejemplares.  Estas cifras ─del fracaso se pueden llamar─, con consecuencia de una empresa permisionaria que no cumplió con las condiciones de su permiso para que la industria hípica se desarrollara, así como la falta de voluntad del gremio hípico que no defendió su negocio. Y por supuesto, la principal culpa es la “falta de interés” de los gobiernos que han pasado a lo largo de estos 25 años y que no quisieron dictar una política para el desarrollo de este sector de la industria agropecuaria y su correcta supervisión e impulso. Cabe mencionar que el panorama para las carreras de los caballos Cuarto de Milla no es muy halagador. Para la carrera de Campeón de Campeones que se espera correr el 11 de diciembre hay inscritos cinco ejemplares de cuatro intereses.  Entonces, ante este triste, amargo y desconsolante panorama, ¿cuál es la forma para que renazca la Industria de las carreras de caballos con apuesta? La respuesta la tiene la autoridad reguladora, a la cual ya le hemos proporcionado toda la información que necesita para impulsar nuestra industria. La Secretaría de Gobernación a través de la Dirección General de Juegos y Sorteos tiene todo un reto. ¡Vale la pena! Otra pregunta: ¿no será necesario que la actual empresa permisionaria se vaya al rancho del presidente de todos los mexicanos? Hay muchos empresarios mexicanos que con seguridad estarían dispuestos a invertir su dinero para rescatar la Industria Hípica mexicana. Allí están los exitosos caballistas, criadores y mineros: don Germán Larrea Mota Velazco y don José Cerrillo Chowel.    Deje su opinión y comentarios al final de este artículo. Gracias." ["post_title"]=> string(81) "Por qué defender e impulsar la industria de las carreras de caballos con apuesta" ["post_excerpt"]=> string(99) "Ser luchador de causas aparentemente perdidas deja satisfacciones y, sin duda… también enemigos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(80) "por-que-defender-e-impulsar-la-industria-de-las-carreras-de-caballos-con-apuesta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 14:01:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 19:01:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85614" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "846b896a06c370ec8a26bb293e74e232" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?

La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años.

noviembre 17, 2022

Por qué defender e impulsar la industria de las carreras de caballos con apuesta

Ser luchador de causas aparentemente perdidas deja satisfacciones y, sin duda… también enemigos.

noviembre 11, 2022




Más de categoría

El fútbol mexicano y las carreras de caballos infectados por el mismo virus 

Las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia. 

diciembre 2, 2022

Bosch, la multinacional alemana que se expande en Guanajuato

El pasado 18 de noviembre de 2022, la empresa líder en tecnología Bosch informó que incrementará la producción en...

diciembre 1, 2022
Un caldo de puchero económico desabrido

Un caldo de puchero económico desabrido

El cocinero no sabe si quedarse para hacer el caldo menos rico para su familia, o si mejor sale...

noviembre 30, 2022
Nuestra economía, entre contradicciones y eufemismos

Nuestra economía, entre contradicciones y eufemismos

Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía...

noviembre 30, 2022