Los Caballos Cuarto de Milla en el Hipódromo de las Américas, ¡Algo Anda Mal!

En sus “buenos tiempos”, en la planta hípica de las Lomas de Sotelo, se llegaron a ofrecer hasta cinco días de carreras de caballos Pura Sangre cada semana. Claro, en ese entonces no había alguna otra casa...

16 de septiembre, 2022

En sus “buenos tiempos”, en la planta hípica de las Lomas de Sotelo, se llegaron a ofrecer hasta cinco días de carreras de caballos Pura Sangre cada semana. Claro, en ese entonces no había alguna otra casa de apuestas autorizada. La asistencia promedio era de 10 mil personas por función. ¡Vaya, había mucha afición! 

Llegó el día en que entusiastas caballistas y criadores de caballos Cuarto de Milla (QH), encabezados por César Pedrero y Javier Rosique Palavicini, convencieron a Justo F. Fernández para que ofreciera carreras de caballos Cuarto de Milla en el Hipódromo de las Américas que, con el tiempo y un ganchito, lograron asentar sus reales pues estos atletas equinos, tienen su público y afición. Nada comparable con el espectáculo que ofrecen los caballos Pura Sangre, pero se defienden.

Se dice que los aficionados a los QH, apuestan entre ellos, pues es su costumbre y tradición. Corren en los cientos de carriles —escenarios temporales— que existen a lo largo y ancho del país. No hay pueblo en que no se organicen carreras parejeras, sobre todo en las ferias ganaderas, con permiso de la Secretaría de Gobernación o sin él. Corren sin regulación ni pruebas de dopaje y algún día “alguien” escuchará que es posible ofrecer carreras de caballos QH con “todas las de la Ley”. Existen proyectos para desarrollar esta actividad muy bien estructurados que seguramente pronto se presentarán a la autoridad reguladora, para que los autorice y así se van a crear muchos empleos especializados.

Así, los caballos Cuarto de Milla llegaron al Hipódromo de las Américas y ahora se ofrecen gracias al esfuerzo de los participantes; aunque la permisionaria contribuye muy poco y la Asociación que los representa pues francamente está al servicio de la permisionaria. Basta relatar lo que sucede. En los grandes clásicos millonarios —como el que se corrió hace tres semanas el XXXII DERBY SUBASTA SELECTA para potrillos mexicanos de 3 años— el premio fue de más de millón ochocientos mil pesos y la permisionaria (AHM) contribuyó con solo 100 mil pesos. Este fin de semana pasada se corrió el XXXVIII FUTURITY SUBASTA SELECTA para dosañeros con una bolsa total aproximada a repartir entre caballistas de $ 7,267,600 y la “generosa permisionaria” que opera el hipódromo solo aportó 100 mil pesos. ¿Lo entienden?  

Ahora bien, existe un grupo de criadores y caballistas que están seriamente disgustados con los directivos de la Asociación que organiza todo este tinglado y me informan lo siguiente: El último acuerdo de asamblea es que todos los competidores se iban a someter a pruebas de dopaje (pruebas de pelo) para que participaran con piso parejo. ¡No se hicieron! En el mismo libro de subasta se puede leer que, en la última cuota se cobrará adicionalmente a ésta el equivalente a 250 dólares para realizar la prueba de pelo. ¿Por qué no se hicieron…? Incumplir con lo dispuesto es terrible, sobre todo al saber cómo están las cosas, con la extorsión que enfrentan los participantes.

Ya me han informado de los resultados de la subasta que se celebró en agosto (23,24 y 25), la cual fue decepcionante. El hecho es que no hubo compradores y es muy probable que todo se deba a la falta de transparencia pues, se asegura, que sigue la extorsión del “negocio de la aguja libre” y muchos caballistas y entrenadores padecen de este asedio. ¿Quién va a querer comprar un caballo para luego competir bajo esas circunstancias? 

El primer día de subasta se debieron presentar 195 ejemplares, se retiraron 41 (21%); se vendieron 49 (22%) y se recompraron 105 (53%). Los otros días las cosas no mejoraron. No son números muy halagadores. Lo que me parece increíble es que no existe un informe público de parte de la Asociación que diera a conocer los resultados de la subasta. De manera similar están las cuentas inexistentes de la  “Agrupación de Caballistas del Hipódromo de las Américas A.C”, que a nadie le informan de sus ingresos y de sus acuerdos en lo oscurito que celebran con la empresa. Nadie conoce sus propuestas para rescatar la actividad. Ingresan el 0.4% a sus arcas, de las bolsas que se reparten en las carreras de caballos Pura Sangre y en los Clásicos de QH. 

Así, podemos observar otras nimiedades como que la empresa no se ha dignado a tener un “receiving barn” como Dios manda y la Asociación de QH no se los exige, a pesar de que se los cobra. Los ejemplares que llegan a subastarse se alojan en un chiquero.

¡¡¡Los miembros de estas asociaciones van a tener que actuar…!!!

Insisto: mientras todo esto cambia, y en vista de la gran cantidad de carreras adicionadas (clásicos) que se van a ofrecer próximamente, no puedo dejar de ser propositivo y solicitarle a la autoridad reguladora ―La Dirección General de Juegos y Sorteos de la secretaría de Gobernación― que habilite un interventor para que supervise que todos los caballos que hayan llegado en los cuatro primeros lugares, se les haga una prueba de pelo después de la carrera, para asegurar a todos los competidores que hayan participado que tuvieron un piso parejo. 

Agradezco que hagan sus comentarios en el portal en donde se publica este texto.

 

 

Comentarios


object(WP_Query)#18062 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83411) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83411) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18058 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18060 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18059 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83411) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18061 (24) { ["ID"]=> int(86331) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-02 11:32:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 16:32:28" ["post_content"]=> string(6328) "El fracaso de la selección mexicana de fútbol se dio en la Copa Mundial de ese misterioso país llamado Qatar. Ahí los derechos humanos occidentales no se rigen de la misma manera que en el mundo musulmán, con lo cual se comprueba que este mundo es, ha sido y será siempre un desmadre.  El hecho de que varios miembros de algunas selecciones nacionales (Alemania, Iraq, Dinamarca, etcétera) se manifestaran en contra de las formas de vivir que imperan en ese pequeño pero riquísimo país, fue una muestra de solidaridad humana. El “humanismo mexicano” desgraciadamente no se manifestó, mientras que otras naciones se declararon por la defensa de los derechos de las mujeres; contra la persecución de la comunidad LGTB, las condiciones de vida de los trabajadores importados, el racismo, clasismo… El espectáculo se ofreció y el tumulto de aficionados mexicanos que viajaron a ese emirato fue impresionante y después, de la mala actuación del equipo mexicano salieron muy decepcionados. Sollozos y una que otra mentada. Los ratoncitos verdes no calificaron a la siguiente ronda y solo ante un rival muy guango pudieron ganar. Claro, la esperanza no murió hasta que no pudieron meter el tercer gol que faltaba para clasificar.  Todo ello me recuerda a lo que pasa en el Hipódromo de las Américas: ante tanta incompetencia que, sin duda, es planeada. Los caballistas que ofrecen el espectáculo se reducen o de plano se retiran. ¡No hay forma de retenerlos ante los bajos premios que la empresa ofrece! En el fútbol el mal radica en la evidente falta de compromiso de quien la dirige: la Federación Mexicana de Fútbol, la cual parece muy bien organizada, pero en mi opinión ─sin ser ni medianamente experto─ solo obedece a sus agremiados. Ahogado el niño, ahora se pronuncian y dicen que va a haber cambios radicales. Su presidente, Yon de Luisa,  ex vicepresidente de Televisa Deportes y expresidente del Club América, en entrevista anunció la reestructuración de la actividad, pasión de los mexicanos. En el caso de la Industria Hípica de Carreras de Caballos, hasta que tomó posesión el actual Director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación ─quien vigila y autoriza todo lo concerniente a la Industria del Juego con apuesta─ ha tomado el compromiso de rescatar la industria, empezando por reestructurar la autoridad hípica, pues la actual ─un negocio particular, con más de 17 años de permanecer intocada─ ha permitido una serie de irregularidades y favoritismos lo que ha dado como consecuencia que no existe piso parejo entre los competidores. De hecho, hace muchos años y con otros gobiernos, la permisionaria se impuso con eso de la impunidad y corrupción, incumpliendo con las condiciones de su permiso, llegando al extremo que lograron que les prolongaran su autorización otros 15 años para construir un hotel. Ya lo he expuesto en algún otro de mis artículos.  ¿Y el hotel?  Todos los espectáculos deportivos ─fútbol, carreras de caballos, beisbol─ deben tener sus autoridades reguladoras que deben dictar las reglas para que haya piso parejo y no se permitan trampas y favoritismos. De acuerdo con los especialistas del popular deporte, critican lo que han hecho los dueños de los equipos. Por ejemplo, permiten nueve jugadores extranjeros por club, lo que impide que el futbolista nacional se desarrolle. De manera similar, una de las condiciones del permiso que le dieron a la permisionaria del Hipódromo es que exista una escuela de jinetes, para formar profesionales, la cual nunca han cumplido y las asociaciones de caballistas y criadores pues no se han impuesto para lograrlo. Como en todos los deportes profesionales la meta sería lograr que cumplan con su verdadera función social: crear personas bien remuneradas, crear riqueza. Así pues, sostengo que las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia pues sus resultados hablan. La falta de una autoridad gubernamental que regulen los espectáculos deportivos podría ser importante, porque hay que recordar que, tanto en el Hipódromo como en el fútbol, también se apuesta. ¡Y se apuesta un montón! Y como estamos en el mundo de las apuestas ─como me sugiere un excelente amigo─, necesitamos saber quién va a repuntar primero… ¿La Hípica o el Fútbol? Hagan sus apuestas… Para los lectores interesados en estos temas, pueden leer en la liga todos los artículos que he publicado en este portal desde 2014. Conste, no todas mis opiniones son acerca de Carreras de Caballos. En esta liga se explica lo qué es la Industria Hípica. Gracias por sus comentarios." ["post_title"]=> string(78) "El fútbol mexicano y las carreras de caballos infectados por el mismo virus " ["post_excerpt"]=> string(95) "Las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "el-futbol-mexicano-y-las-carreras-de-caballos-infectados-por-el-mismo-virus" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-02 11:32:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 16:32:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86331" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18112 (24) { ["ID"]=> int(85438) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 13:14:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 18:14:53" ["post_content"]=> string(6703) "No solamente es la construcción de un discurso populista, es el planteamiento de diferencias que nunca llegan a convertirse en alternativas. Las alternativas llenarían el mismo espacio que suple la fórmula de cambio. El populismo resalta esta parte por ser trascendental en la convicción de impulsar la verdadera diferencia en la asunción al poder. El populismo vive de un “antes” pletórico de fallas en la mira del sostén social. Nunca apunta al origen verdadero de las diferencias en los estratos sociales. Apunta siempre a un futuro de redención de las capas sociales como simple reversión de tenencia, ignorando los derechos o prerrogativas que pudieron haber marcado esas diferencias. Esa tenencia es crucial para entender la fórmula popular, porque en términos llanos significa propiedad.  La línea que separa la fórmula social no es simple miramiento de los órdenes productivos o la tierra como factor clave en el haber alimentario, la verdadera línea es de división entre productores y recipientes de procesos productivos en la última etapa y esa etapa se llama consumo. El populismo cimenta sus bases ideológicas en esa parte y la razón es muy simple: el control del satisfactor. Desde luego el populismo ignora en forma sistemática las cadenas productivas porque reflejan las necesidades reales de la producción: materia prima, trabajo y costos. La inversión de la fórmula centra sus objetivos en la satisfacción, sin olvidar que esta última fase es producto terminado y de esta surge la renta nacional. Al concentrar su atención en esta fase, la reunión de masas es paso subsecuente para siempre dotar de la más elemental necesidad, la primaria, el alimento y otras que vendrán después, hasta llegar a la captura emocional de protección. No olvidemos que la fórmula social se sustenta en un reclamo, reclamo que adquiere mil formas, pero el más elemental es la desigualdad. La óptica del populismo es verdaderamente simple y no obedece a ninguna percepción singular en el Contrato Social. Realmente no existe una ideología social como tal, porque esto retaría el abierto camino de la correspondencia en las relaciones laborales de todo el orbe. Y si las relaciones laborales de todos los niveles encuentran aceptación universal, las escalas de educación superior también respaldarían esta percepción. Podemos repasar una acepción comentada en este espacio con frecuencia: el socialismo o esquema popular nace siempre de cierta bonanza económica y naturalmente de cierto orden como precepto normativo de la gran economía.  Al hablar de bonanza, la referencia inmediata es al crecimiento de la economía. México y su economía reunían décadas de crecimiento sostenido, tal vez al margen de sus socios comerciales pero a un ritmo sostenido. La creación de reservas y de previsiones no fue ajena a administraciones que pensaban en legados de estabilidad. De contingencia también.  Esta trayectoria ha quedado atrás y las razones si no se encuentran a la vista de todos, entonces la percepción del mundo moderno quedaría anclada en un compás de espera y de recomposición para dar cuenta de un gobierno devastador como es este llamado por sus impulsores cuarta transformación de la vida pública del país.  La verdad es que no hay tal pasividad y la espera se torna insostenible. La división creada por esta visión simplista de gobierno es patente y lacera no solamente la dilapidación del haber público, lastima todo el orden disciplinado de la producción, el clima de convivencia y el ambiente de trabajo. La confusión que mezcla la mira del consumo como elemento primario en el sostén de un discurso implacable contra las formas de civilidad en los sectores que impulsan la economía, provocan un desconcierto que encuentra eco firme en reclamo de mayor sonoridad y contundencia. Nuestra economía ha sido desviada de la infraestructura y de la demanda coherente con las fórmulas del desarrollo; nuestra economía ha sido invadida por el bandidaje y el despojo. No existe utilidad pública en apropiarse activos de la nación. El despojo inició en Texcoco; los eufemismos situaron cierto orden de paciencia, de pautas que dieran alguna luz o algún grado de corrección de actos impúdicos de esta administración. Nunca se dieron, nunca se darán. No es ni ha sido ajeno este espacio en la conjunción estricta de cifras, de números que delatan el fracaso intencional en el desboque de nuestra economía. Se ha mencionado la pérdida patrimonial de la petrolera, la incapacidad de CFE para afrontar expansiones de capital para la liberación de energías alternas; también se ha denunciado con números, la captura de reservas y fideicomisos. Cuatro años de una labor analítica y seria. Esta administración ha superado todas las concepciones posibles de tolerancia del mexicano emprendedor. Ha superado todas las posibilidades de equilibrio de poderes. El llamado a la voz firme de la empresa mexicana, de la colectividad en la que impera el capital, no como factor hegemónico, como factor de cohesión, no es nuevo en este espacio. El producto de la nación no descansa en la temporalidad de un hombre que no concibe la cohesión, que no concibe la economía abierta para el brillo de la especialidad y el talento mexicanos.  Los tiempos apremian y la gradual depredación de nuestra hacienda, hace mella en el futuro cifrado en deuda incontenible. Sencillamente no podrá solventarse; ha sido demostrado en entregas anteriores, no con esta visión cerrada y obtusa del presidente en turno. No existe presupuesto sostenible ante esta derrama sin destino. No existe presupuesto cuando las metas son oscuras, inconfundiblemente retrógradas. Di cierta cuenta de la captura emocional en espacios anteriores y en renglones de este texto; el populismo no cesa en ese espectro, sin costo de plazo de por medio. Los recursos son finitos cuando se interrumpe la creación de nuevas fuentes. Eso no lo concibe el modelo populista. Instalar esa premisa e instalarla con premura, es imposible y provoca desesperación y la desesperación es del presidente actual, innegable por cierto. Queda la advertencia para los hombres del dinero que debieran responder –que ya no fue a tiempo- porque el despojo de inicio no es nada con los objetivos que tiene López Obrador en el ahorro mexicano. " ["post_title"]=> string(31) "De la desesperación al despojo" ["post_excerpt"]=> string(134) "Como cada semana, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "de-la-desesperacion-al-despojo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 13:14:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 18:14:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85438" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18061 (24) { ["ID"]=> int(86331) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-02 11:32:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 16:32:28" ["post_content"]=> string(6328) "El fracaso de la selección mexicana de fútbol se dio en la Copa Mundial de ese misterioso país llamado Qatar. Ahí los derechos humanos occidentales no se rigen de la misma manera que en el mundo musulmán, con lo cual se comprueba que este mundo es, ha sido y será siempre un desmadre.  El hecho de que varios miembros de algunas selecciones nacionales (Alemania, Iraq, Dinamarca, etcétera) se manifestaran en contra de las formas de vivir que imperan en ese pequeño pero riquísimo país, fue una muestra de solidaridad humana. El “humanismo mexicano” desgraciadamente no se manifestó, mientras que otras naciones se declararon por la defensa de los derechos de las mujeres; contra la persecución de la comunidad LGTB, las condiciones de vida de los trabajadores importados, el racismo, clasismo… El espectáculo se ofreció y el tumulto de aficionados mexicanos que viajaron a ese emirato fue impresionante y después, de la mala actuación del equipo mexicano salieron muy decepcionados. Sollozos y una que otra mentada. Los ratoncitos verdes no calificaron a la siguiente ronda y solo ante un rival muy guango pudieron ganar. Claro, la esperanza no murió hasta que no pudieron meter el tercer gol que faltaba para clasificar.  Todo ello me recuerda a lo que pasa en el Hipódromo de las Américas: ante tanta incompetencia que, sin duda, es planeada. Los caballistas que ofrecen el espectáculo se reducen o de plano se retiran. ¡No hay forma de retenerlos ante los bajos premios que la empresa ofrece! En el fútbol el mal radica en la evidente falta de compromiso de quien la dirige: la Federación Mexicana de Fútbol, la cual parece muy bien organizada, pero en mi opinión ─sin ser ni medianamente experto─ solo obedece a sus agremiados. Ahogado el niño, ahora se pronuncian y dicen que va a haber cambios radicales. Su presidente, Yon de Luisa,  ex vicepresidente de Televisa Deportes y expresidente del Club América, en entrevista anunció la reestructuración de la actividad, pasión de los mexicanos. En el caso de la Industria Hípica de Carreras de Caballos, hasta que tomó posesión el actual Director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación ─quien vigila y autoriza todo lo concerniente a la Industria del Juego con apuesta─ ha tomado el compromiso de rescatar la industria, empezando por reestructurar la autoridad hípica, pues la actual ─un negocio particular, con más de 17 años de permanecer intocada─ ha permitido una serie de irregularidades y favoritismos lo que ha dado como consecuencia que no existe piso parejo entre los competidores. De hecho, hace muchos años y con otros gobiernos, la permisionaria se impuso con eso de la impunidad y corrupción, incumpliendo con las condiciones de su permiso, llegando al extremo que lograron que les prolongaran su autorización otros 15 años para construir un hotel. Ya lo he expuesto en algún otro de mis artículos.  ¿Y el hotel?  Todos los espectáculos deportivos ─fútbol, carreras de caballos, beisbol─ deben tener sus autoridades reguladoras que deben dictar las reglas para que haya piso parejo y no se permitan trampas y favoritismos. De acuerdo con los especialistas del popular deporte, critican lo que han hecho los dueños de los equipos. Por ejemplo, permiten nueve jugadores extranjeros por club, lo que impide que el futbolista nacional se desarrolle. De manera similar, una de las condiciones del permiso que le dieron a la permisionaria del Hipódromo es que exista una escuela de jinetes, para formar profesionales, la cual nunca han cumplido y las asociaciones de caballistas y criadores pues no se han impuesto para lograrlo. Como en todos los deportes profesionales la meta sería lograr que cumplan con su verdadera función social: crear personas bien remuneradas, crear riqueza. Así pues, sostengo que las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia pues sus resultados hablan. La falta de una autoridad gubernamental que regulen los espectáculos deportivos podría ser importante, porque hay que recordar que, tanto en el Hipódromo como en el fútbol, también se apuesta. ¡Y se apuesta un montón! Y como estamos en el mundo de las apuestas ─como me sugiere un excelente amigo─, necesitamos saber quién va a repuntar primero… ¿La Hípica o el Fútbol? Hagan sus apuestas… Para los lectores interesados en estos temas, pueden leer en la liga todos los artículos que he publicado en este portal desde 2014. Conste, no todas mis opiniones son acerca de Carreras de Caballos. En esta liga se explica lo qué es la Industria Hípica. Gracias por sus comentarios." ["post_title"]=> string(78) "El fútbol mexicano y las carreras de caballos infectados por el mismo virus " ["post_excerpt"]=> string(95) "Las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "el-futbol-mexicano-y-las-carreras-de-caballos-infectados-por-el-mismo-virus" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-02 11:32:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 16:32:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86331" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cbcc7be8b45e30a8f0ec7c47c9ff7fa9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El fútbol mexicano y las carreras de caballos infectados por el mismo virus 

Las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia. 

diciembre 2, 2022

De la desesperación al despojo

Como cada semana, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

noviembre 8, 2022




Más de categoría

El fútbol mexicano y las carreras de caballos infectados por el mismo virus 

Las carreras de caballos y el fútbol están infectados por el mismo virus: la incompetencia. 

diciembre 2, 2022

Bosch, la multinacional alemana que se expande en Guanajuato

El pasado 18 de noviembre de 2022, la empresa líder en tecnología Bosch informó que incrementará la producción en...

diciembre 1, 2022
Un caldo de puchero económico desabrido

Un caldo de puchero económico desabrido

El cocinero no sabe si quedarse para hacer el caldo menos rico para su familia, o si mejor sale...

noviembre 30, 2022
Nuestra economía, entre contradicciones y eufemismos

Nuestra economía, entre contradicciones y eufemismos

Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía...

noviembre 30, 2022