La preferencia por automóviles frena la competitividad en las ciudades 

En alguna ocasión escuché decir que el futuro de una ciudad, dependía casi exclusivamente de qué tan competitiva logra ser, lo cual puede tener mucho de cierto. Las ciudades son aglomeraciones de las sociedades humanas que generalmente...

21 de octubre, 2022

En alguna ocasión escuché decir que el futuro de una ciudad, dependía casi exclusivamente de qué tan competitiva logra ser, lo cual puede tener mucho de cierto.

Las ciudades son aglomeraciones de las sociedades humanas que generalmente surgen espontáneamente como resultado de relaciones mutuamente beneficiosas, resultado de una infinidad de intercambios entre quienes las conforman.

Con intercambios me refiero a las interacciones que se dan en el plano laboral, comercial, cultural, gubernamental, por mencionar algunos espectros de la actividad humana citadina.

Desde mi punto de vista, una ciudad se vuelve más competitiva cuando logra que las personas alcancen niveles de bienestar mayores en todos los estratos sociales y económicos. 

Dicho de otra manera, cuando un sector de la población citadina alcanza una mejora en el bienestar, sin que esta afecte el bienestar de los demás sectores, la ciudad ha experimentado una mejora en su competitividad.

La competitividad es pues un estado que puede medirse en determinados periodos bajo ciertos parámetros. 

Entre esos parámetros que pueden ser precursores de la competitividad, se encuentra la movilidad, que no es otra cosa que los rasgos sobre cómo se desplazan las personas en las ciudades.

Prácticamente en cualquier ciudad, con mayor o menor énfasis, el estado de las vialidades, la cercanía con el centro de actividad, la eficiencia del transporte público, los niveles de inseguridad, entre otros factores, son determinantes en la forma como se desplazan las personas.

En el caso particular de México, los niveles de inseguridad, la ineficiencia del transporte público y la escasa red de vialidades para vehículos no motorizados, ha propiciado que la cantidad de automóviles en circulación crezca y crezca.

Con los datos más recientes dados a conocer por el INEGI hace unos cuantos días, podemos conocer que los automóviles registrados en circulación en el país aumentaron 5.5 veces en los últimos treinta años.

En 1991, circulaban en México 6.5 millones de automóviles, y para 2022, la cifra alcanza los 35.7 millones de autos.

Si bien la población de México no aumentó de 1991 a 2022 en 4.5 veces, los automóviles en circulación sí lo hicieron.

En México, en 1990 había 81.2 millones de habitantes, y para 2020 éramos 126 millones. El incremento de la población en los últimos 30 años en México fue de 55%, pero como mencioné antes, la cantidad total de autos en circulación aumentó 450% (o 4.5 veces).

Este incremento tan notorio de los autos en circulación, desde luego es multifactorial, pero destaco cuatro que considero muy relevantes:

  1. Nos volvimos una sociedad más próspera y rica en los últimos 30 años, en gran medida gracias al TLCAN.
  2. Las políticas públicas de infraestructura se han orientado a los automóviles, no así a la inversión decidida para una mayor eficiencia de los sistemas de transporte público.
  3. Los subsidios a la gasolina han abaratado artificialmente el uso de moverse en automóvil.
  4. La forma en cómo crecen las ciudades, por lo general es hacia afuera, y no de manera concéntrica.

De los 35.7 millones de automóviles en circulación, el 98% son particulares, lo que nos muestra que son las familias quienes han optado por transitar más y más en automóviles.

Los camiones de pasajeros y los camiones o camionetas de carga crecieron menos que los automóviles

El número de camiones para pasajeros aumentó solo 3.9 veces, pasando de 90 mil unidades en 1991, a 449 mil unidades en 2022 (60% son particulares y el resto son públicos).

En camiones y camionetas de carga en circulación, el crecimiento en esos 30 años fue aún menor, pasando de 2.9 millones de unidades en 1991 a 11.3 millones en 2022 (aumento de 2.8 veces). En camionetas y camiones de carga, 99 de cada 100 son particulares.

Resultados de la proliferación de los automóviles

Lo que vemos en México en las últimas tres décadas, no es una masificación de un medio de transporte como el automóvil, sino la proliferación.

Este fenómeno bien puede ser halagüeño sobre el nivel de satisfactores materiales en México, pero no es una buena noticia para las ciudades, las cuales, independientemente de su tamaño, cada día enfrentan más problemas de tráfico, lo que refuerza el círculo vicioso de inversión pública hacia los autos. 

Este círculo vicioso consiste en que, a medida que hay más autos, hay más tráfico, y por lo tanto, es esperable que haya más inversión pública en vialidades para los autos.

Ciudades como el Valle de México, Puebla, Guadalajara o León, enfrentan de manera aguda lo que los urbanistas modernos suelen llamar hipercochización. 

La hipercochización es un freno silencioso para la competitividad de las ciudades, pues encarece la manera de transportarnos, contamina en exceso la atmósfera y dificulta la inversión pública en medios de transporte alternativos.

Todo lo anterior, a la larga se traduce en menores niveles de bienestar general entre la población.

Últimos comentarios

Más tarde que temprano las ciudades que busquen ser más competitivas deben comenzar a revertir la proliferación de automóviles como medio de transporte preferido por sus habitantes.

Se dice fácil y rápido, pero para ello es necesario mejorar la seguridad del transporte público, dejar de subsidiar la gasolina y comenzar a invertir de manera decidida en medios alternativos de transporte.

En la actualidad se ha suscitado una corriente dentro de los medios alternativos de transporte: la de la micromovilidad.

Con micromovilidad nos referimos a aquellos medios de transporte urbano que no alcanzan grandes velocidades, tales como bicicletas, así como los cada vez más populares scooters

La consultora Mc Kinsey dio a conocer recientemente los resultados de una encuesta en varios países sobre la disposición de las personas hacia la micromovilidad, lo cual es un primer paso muy interesante para comenzar a mover la discusión en esa dirección.

Entre las cosas más interesantes de la encuesta, destaca que:

  • Existen países con una tradición más extendida hacia la micromovilidad, tales como China e Italia, donde la encuesta de Mc Kinsey reveló que 86% de las personas tienen disposición a moverse en bicicleta, motoneta o scooter. En contraste, países como Estados Unidos o Reino Unido muestran que solo 54% tienen esa disposición.
  • La bicicleta sigue siendo el medio de transporte de micromovilidad preferido a nivel global, por el precio más bajo y el mayor alcance que tienen sobre los scooters o motonetas. En México, según el INEGI en el último censo de 2020, 12 de cada cien hogares disponen de motocicleta o motoneta y 21 de cada 100 disponen de bicicleta.
  • Las empresas de movilidad compartida (como puede ser Ecobici en la Ciudad de México) deben entender los aspectos locales que harán detonar la micromovilidad en las ciudades. El reto es pasar de crear empresas de corte aspiracional a empresas de corte más social. 
  • Los sistemas integrados de transporte público (como el SIT en León, Gto.), deben buscar complementar sus estrategias con sistemas de micromovilidad en lugar de tratar de llegar con camiones a cada punto específico de la ciudad. Es más eficiente y rentable que las personas lleguen a un punto específico donde puedan usar bicicletas o scooters públicos para acercarse a sus destinos.
  • Las ciudades deben favorecer a los sistemas de micromovilidad que entiendan cabalmente las necesidades locales de sus habitantes y consideren el aspecto de la carga que el promedio que los viajeros requieren. 

 

Twitter: @romero_hicks

Facebook: José Luis Romero Hicks

 

Referencias

https://www.inegi.org.mx/app/indicadores/?ind=6207129636&tm=6#D6207129636#D6207129637#D6207129636#D6207129637

https://www.mckinsey.com/industries/automotive-and-assembly/our-insights/from-no-mobility-to-future-mobility-where-covid-19-has-accelerated-change

https://www.inegi.org.mx/programas/vehiculosmotor/#Publicaciones

https://www.inegi.org.mx/siscon/

https://www.cepal.org/es/publicaciones/48130-recursos-naturales-america-latina-caribe

 

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84849) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84849) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84849) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(85614) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 13:54:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 18:54:27" ["post_content"]=> string(4925) "Después de una reunión que tuve con varios caballistas, surgieron varias preguntas en la conversación. Se cuestionó si esta actividad era una industria o simplemente es “un hobby” para fifís a quienes les sobra la vanidad y el dinero. Así pues, ¿vale la pena defender la Industria que produce las carreras de caballos con apuesta? La conclusión fue definitiva: por supuesto que sí, aunque en realidad son pocas las personas que se comprometen a dar la cara y aportar su tiempo, conocimiento y opinión. A veces, hay que aportar algún dinero para afrontar los gastos que se necesitan cuando las cosas no marchan como lo planeado. Claramente, la respuesta es que la hípica es una industria. Un caballo de carreras de registro crea muchos empleos y para quien lo disfruta es un magnífico espectáculo. En Estados Unidos existen cálculos de que un caballo estabulado en un hipódromo crea casi cuatro empleos directos. Además, la industria arrastra a otras actividades productivas: la producción de granos y forrajes, producción de medicamentos veterinarios, impulsa la industria talabartera; la industria del transporte, la editorial, etcétera. De acuerdo con un cálculo que hacen los hípicos de la República de Uruguay, la industria ha crecido de forma vertiginosa gracias al apoyo sin medida que ha proporcionado el Estado. Existen cinco hipódromos en donde corren caballos Pura Sangre y cada vez la afición se multiplica. Vale la pena ver el video que ofrecemos en esta liga para tener una visión clara de lo que es la Hípica. En nuestro país, la situación es cada vez más grave. ¿Llegó la hora de anunciar prácticamente la extinción del caballo Pura Sangre mexicano? Basta conocer las cifras de los productos nacidos en 2021 y que son elegibles para la Copa Criadores del año venidero (2023), que la Asociación de Criadores está queriendo ofrecer. Son en total 145 ejemplares en donde los principales criadores son Rancho San Jorge 32; Rancho Pozo de Luna 28; Gaspar Rivera Torres 19; Guillermo Elizondo Collard 17; Granja San Isidro 11. Cinco criadores que suman un total de 101 ejemplares. Los restantes 44 ejemplares son propiedad de otros entusiastas y soñadores criadores de caballos Pura Sangre mexicanos, entre los cuales encabeza, y para no dejar de mencionarlo, el apasionado Hugo Chain Maluly con seis potrillos. Hay otros como José Luis Méndez Lacarra con cinco ejemplares.  Estas cifras ─del fracaso se pueden llamar─, con consecuencia de una empresa permisionaria que no cumplió con las condiciones de su permiso para que la industria hípica se desarrollara, así como la falta de voluntad del gremio hípico que no defendió su negocio. Y por supuesto, la principal culpa es la “falta de interés” de los gobiernos que han pasado a lo largo de estos 25 años y que no quisieron dictar una política para el desarrollo de este sector de la industria agropecuaria y su correcta supervisión e impulso. Cabe mencionar que el panorama para las carreras de los caballos Cuarto de Milla no es muy halagador. Para la carrera de Campeón de Campeones que se espera correr el 11 de diciembre hay inscritos cinco ejemplares de cuatro intereses.  Entonces, ante este triste, amargo y desconsolante panorama, ¿cuál es la forma para que renazca la Industria de las carreras de caballos con apuesta? La respuesta la tiene la autoridad reguladora, a la cual ya le hemos proporcionado toda la información que necesita para impulsar nuestra industria. La Secretaría de Gobernación a través de la Dirección General de Juegos y Sorteos tiene todo un reto. ¡Vale la pena! Otra pregunta: ¿no será necesario que la actual empresa permisionaria se vaya al rancho del presidente de todos los mexicanos? Hay muchos empresarios mexicanos que con seguridad estarían dispuestos a invertir su dinero para rescatar la Industria Hípica mexicana. Allí están los exitosos caballistas, criadores y mineros: don Germán Larrea Mota Velazco y don José Cerrillo Chowel.    Deje su opinión y comentarios al final de este artículo. Gracias." ["post_title"]=> string(81) "Por qué defender e impulsar la industria de las carreras de caballos con apuesta" ["post_excerpt"]=> string(99) "Ser luchador de causas aparentemente perdidas deja satisfacciones y, sin duda… también enemigos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(80) "por-que-defender-e-impulsar-la-industria-de-las-carreras-de-caballos-con-apuesta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 14:01:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 19:01:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85614" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4ad8f2db7117482cd9aab00353524cd7" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?

La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años.

noviembre 17, 2022

Por qué defender e impulsar la industria de las carreras de caballos con apuesta

Ser luchador de causas aparentemente perdidas deja satisfacciones y, sin duda… también enemigos.

noviembre 11, 2022




Más de categoría
carrera de caballos

Ahora propietarios y criadores de caballos Cuarto de Milla se inconforman…

la Industria Hípica de carreras de caballos con apuesta regulados se está extinguiendo.

noviembre 25, 2022
Deterioro del progreso social

Deterioro del progreso social

El IPS 2022 confirma la preocupante situación social que se vive. Es momento de pensar en acciones para proteger...

noviembre 24, 2022
La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

El funcionamiento de estas estaciones de carga es bajo un modelo de autoservicio a través de una aplicación disponible...

noviembre 23, 2022
El consumidor mexicano será un transgresor

El consumidor mexicano será un transgresor

Ante la inflación, el consumidor promedio se ha visto obligado a moderar sus compras y a priorizar lo más...

noviembre 23, 2022