La ciencia económica detrás de la teoría de las subastas

El pasado 12 de octubre de 2020, la Real Academia Sueca de Ciencias decidió otorgar el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel 2020 a Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson “por...

14 de octubre, 2020

El pasado 12 de octubre de 2020, la Real Academia Sueca de Ciencias decidió otorgar el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel 2020 a Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson “por las mejoras en la teoría de las subastas y las invenciones de nuevos formatos de subastas”. 

La Universidad de Stanford en un artículo de Taylor Kubota nos relata “La ciencia económica detrás del Premio Nobel de Wilson y Milgrom”. Así, se menciona que en tres importantes artículos, Wilson demostró cómo los postores racionales de subastas pueden sobrestimar el valor de un artículo por el que pujan. En estos artículos, Wilson examinó la “maldición del ganador”, que es la tendencia de la oferta ganadora a exceder el valor real del artículo.

Por su parte, Milgrom, años después, determinó que las subastas inglesas, donde el precio comienza bajo y se puja al alza, son mejores para evitar la maldición del ganador que las subastas holandesas, donde el precio comienza alto y se puja a la baja. Esto se debe a que los postores obtienen más información sobre el valor de un artículo durante el transcurso de una subasta. 

En la década de los años 90 del siglo XX, la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos necesitaba una nueva forma de asignar frecuencias de radio. Para abordar este problema, Milgrom y Wilson inventaron un nuevo formato de subasta, llamado Subasta de Rondas Múltiples Simultáneas (SMRA). 

En las subastas SMRA todos los artículos por los que se puede pujar se ofrecen simultáneamente y los postores pueden pujar por cualquier parte de los artículos. Las pujas empiezan bajas, para evitar la “maldición del ganador”, y la subasta termina cuando no se realizan pujas en una ronda. 

En la primera subasta de SMRA en el año de 1994 se vendieron 10 licencias en 47 rondas, obteniendo 617 millones de dólares. Esto motivó que muchos gobiernos de todo el mundo adoptaran las subastas SMRA.  

Posteriormente, se realizaron mejoras a las subastas que dieron como resultado nuevos formatos de subastas. Entre estos nuevos formatos se puede mencionar a la subasta de incentivos. El diseño de la subasta de incentivos fue la base de la subasta del espectro más grande de la historia en el año de 2016, que resultó en la venta de 70 MHz de licencias de Internet inalámbrica por 19.8 mil millones de dólares.

De acuerdo a información de la Universidad de Stanford, Paul Milgrom nació el 20 de abril de 1948 en Detroit, Estados Unidos; obtuvo su licenciatura en matemáticas en la Universidad de Michigan en 1970 y una maestría en estadística y un doctorado en negocios en Stanford en 1978 y 1979, respectivamente. Enseñó en Northwestern y Yale antes de llegar a Stanford. 

Por su parte, Robert Wilson nació el 16 de mayo de 1937 en Geneva, Nebraska, Estados Unidos. Wilson obtuvo una licenciatura en matemáticas, una maestría en administración de empresas y un doctorado en administración de empresas de la Universidad de Harvard entre 1959 y 1963. Se unió a la facultad de la Escuela de Graduados de Negocios de Stanford en 1964. 

Por último, cabe señalar las palabras de Peter Fredriksson, presidente del Comité del Premio: “Los galardonados en Ciencias Económicas de este año comenzaron con la teoría fundamental y luego utilizaron sus resultados en aplicaciones prácticas, que se han extendido por todo el mundo. Sus descubrimientos son de gran beneficio para la sociedad”. 

Comentarios


object(WP_Query)#18122 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30619) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30619) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18052 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18009 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18007 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-17 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-14 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30619) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18027 (24) { ["ID"]=> int(82086) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-12 09:39:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:39:16" ["post_content"]=> string(10289) "Periódicamente se publican los datos de las principales variables que afectan la economía de cada país, y la economía global. Se reporta el crecimiento económico, la inflación, y desempleo, entre otros. Son cifras que en México alcanzan niveles muy preocupantes por las políticas públicas del gobierno actual, agravadas por las condiciones del contexto internacional. Hoy nuestro país presenta un crecimiento económico históricamente bajo, inflación imparable, y un nivel de desempleo que no cede (una buena parte de las plazas están recuperando su ocupación en la informalidad o con salarios menores). Pero los datos macroeconómicos pueden ser bastante fríos. Si se aterriza su impacto en la economía real, o en la vida diaria de la población, las cifras suben de temperatura, y sus efectos alcanzan un tono de dramatismo. Es el caso, precisamente, de la inflación, un tema sensible. “Gasto” de la población, golpeado El INEGI publicó el dato de la inflación a julio que fue de 8.15% general anual, su nivel más alto desde el año 2000. Este nivel de inflación en el país golpea fuertemente el “gasto” de la mayoría de los mexicanos. Los alimentos de consumo popular en el país son los que más presionan las finanzas de los consumidores, es decir, el bolsillo de las familias mexicanas. Y es que en el caso de las mercancías alimenticias (principalmente alimentos y bebidas) el aumento fue de dos dígitos, 12.09%; en frutas y verduras fue de 16.16%; y, en productos pecuarios (como carne y leche) de 15.96%.  El precio promedio del kilogramo de la tortilla de maíz, base de la alimentación de la mayoría de la población, ha aumentado 11% en lo que va de 2022, en los expendios de tortilla a lo largo del país, según datos de la Secretaría de Economía. Actualmente, tiene un precio promedio de $20.84 pesos, pero tanto productores como especialistas señalan que, por el aumento en el precio de la tonelada de maíz y harina de maíz (y demás insumos), el precio pudiera elevarse hasta a $30 pesos por kilo, en algunas regiones del país (existe una mayor venta de tortillas de baja calidad principalmente en supermercados, donde el kilogramo cuesta entre $13 y $15 pesos). El elevado precio en alimentos ha obligado a cambiar los hábitos de consumo de la población más vulnerable del país, lo que afecta el nivel de nutrición y bienestar (el impacto real se observa en el deterioro de la alimentación). Al ver encarecidos los alimentos se opta por productos de menor calidad, pero más baratos, o de plano, hay algunos que se tienen que dejar de consumir. Enfoque en alimentación, menor gasto a salud y educación Según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), alrededor del 55% del gasto de las familias se destina a alimentos, bebidas y transporte en el país (se excluye al decil con ingresos más altos de la población, que tiene otro esquema de gastos).  Quienes cuentan con menores recursos dedican una mayor proporción del gasto al consumo de productos básicos, que son los que muestran mayores incrementos en precios, mientras que se ven obligados a destinar menor gasto en cuidados de la salud o educación, lo que conlleva un detrimento de calidad de vida y elimina posibilidades reales de prosperidad.  Cabe agregar que la FAO (organismo de la ONU para la alimentación y la agricultura) concluyó en mayo pasado, después del “Diálogo sobre situación de los precios de los alimentos y de los insumos agrícolas, así como su impacto en los sistemas agroalimentarios de México” (“Diálogo”), que alrededor del 60% de los hogares en el país se encuentra en algún tipo de inseguridad alimentaria, es decir, 6 de cada 10 hogares en el país no tienen garantizada la alimentación, mientras que casi 47% reporta reducción en el gasto en alimentos, al ver minado su poder adquisitivo. Pobreza y desigualdad social El incremento en los precios de los bienes y servicios en el país afecta con mayor severidad a los hogares con menores niveles de ingresos (familias que perciben $3 mil 313 al mes, en promedio -según datos del IMCO-).    Según el colectivo “México, cómo vamos”, al primer trimestre de 2022, el 38.8% de la población no puede adquirir la canasta básica con los ingresos laborales de su hogar. Es decir, casi el 40% de los mexicanos se encuentra en condición de “pobreza laboral”, en la que el ingreso laboral de un hogar no es suficiente para alimentar a todos sus miembros. Los hogares en pobreza laboral solo logran alimentarse a partir de ingresos no laborales como remesas, transferencias o acceso a programas sociales. Inflación y reduflación La 17a Encuesta de la ANPEC (Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes) señala que: “1) La percepción de la población es que la inflación continuará al alza por lo que resta del sexenio; 2) Se ha dado un cambio en los hábitos de consumo en las familias mexicanas al pasar a compras diarias de lo esencial, buscando una racionalización en su consumo. Se ha dejado de consumir productos por insolvencia, han abandonado marcas de su preferencia y tienden a hacer compras genéricas y a granel, y 3) Los proveedores han incrementado su portafolio de mercancías, incorporando presentaciones pequeñas. La reduflación encarece aún más el precio de los productos.” Los precios al productor registraron un aumento de 10.08% en julio. Algunas empresas y comercios del país han decidido reducir el tamaño y cantidad de sus productos para evitar encarecerlos, y ajustarlos al precio que la población puede pagar (reduflación); sin embargo, también pueden generar un deterioro en la calidad de los mismos. Es una práctica legal, siempre y cuando esté indicado en la envoltura o envase la cantidad que se está vendiendo. El más afectado es el consumidor, ya que recibe menor cantidad de producto por un precio igual o incluso hasta mayor. El efecto final es similar al de incrementos de precios: inhibe o limita el poder de compra de la población. Además, tiende a permanecer como práctica, aun cuando baja la inflación.  PACIC complementario, pero insuficiente El Paquete Contra la Inflación y la Carestía (-PACIC-, acuerdo firmado el en mayo pasado entre el gobierno, productores, distribuidores y comerciantes), ha sido ineficaz para estabilizar los precios de los productos seleccionados de la canasta básica. De los 24 productos que componen al PACIC, 15 presentaron una inflación mayor al 10% anual durante julio (inclusive presentando aumentos del 30 al 60% anual -como el caso del huevo, la naranja, el aceite y la cebolla-), muy por arriba del 8.15% del índice general. La SHCP reportó, a principios de agosto, que el Gobierno ha destinado 574 mil 624 millones de pesos para tratar de contener el alza de precios a través del PACIC.  “Subir la guardia” Frente a la situación inflacionaria en el país, hay que “subir la guardia”.
  • Los Grupos de Agregados Agrícolas de las Embajadas en México y de la FAO, como resultado del “Diálogo” que se comentó anteriormente, establecieron el compromiso de trabajar con el gobierno mexicano frente a los retos actuales del alza de los precios de alimentos, enfocados en la “transformación hacia sistemas agroalimentarios más sostenibles, inclusivos y resilientes a cualquier perturbación”. Habrá que darle seguimiento y enfocar esfuerzos con productores del sector.
  • Por otra parte, además de la política monetaria implementada por el Banco de México de alza de tasas de interés, en cumplimiento de su mandato constitucional, es necesario revisar la política fiscal del gobierno federal. Frente a los limitados resultados obtenidos hasta esta fecha por el PACIC, habría que cuestionarse si habría que hacer una reasignación de recursos para posiblemente destinar un mayor porcentaje al apoyo a los productores de alimentos, y menos a combustibles (gasolina y electricidad), según haya una reducción en los precios del petróleo. Además de las medidas de producción, hay que reforzar las medidas de distribución (seguridad) establecidas en el Paquete.
  • Es fundamental impedir que la inflación se mantenga elevada en la parte “no subyacente” (que incluye a los productos agropecuarios y energéticos), que se ha mantenido fuera del objetivo, y que presiona o “jala”, a la parte “subyacente” (que son las partes que componen la inflación general, según lo define el INEGI). Al mismo tiempo se debe garantizar la salud de las finanzas públicas.
Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación. Es la parte de la población que se ve arrastrada a la indigencia, y la desnutrición. La inflación tiende a acentuar las tensiones sociales por el impacto desigual en la población, por lo que además de medidas fiscales y monetarias efectivas para contenerla, se deben implementar políticas que garanticen la cohesión social. Es necesario evitar que la inflación se convierta en una bomba de tiempo que detone una crisis social en el país." ["post_title"]=> string(63) "Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población" ["post_excerpt"]=> string(106) "Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "inflacion-y-reduflacion-impacto-en-el-gasto-de-la-poblacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-12 09:39:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:39:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82086" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17944 (24) { ["ID"]=> int(81611) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content"]=> string(6558) "Iniciaba la década de los noventa; surgía preocupación por el tamaño del Estado y también por los alcances de la economía. Ya era sentimiento general que las economías eran de mercado y las asfixiaban las políticas públicas, asfixia en cuanto al margen de acción. La iniciativa para dimensionar el tamaño de la economía inició en el Varsity Club del este norteamericano con la Universidad de Yale a la cabeza. Para 1993 la Escuela de Chicago, así llamada por su criterio de evolución y pensamiento económico lanzó como pronunciamiento el término neoliberal. Era una renovación en la dialéctica del momento, un simple despegue del liberalismo de siglos, para diferenciar una concentración en mercados y apertura de fronteras, dando por descontada la influencia del capital. Años atrás surgían las interpretaciones de ventajas comparativas que añadían a los caminos de la especialización impulsada por el esquema neoliberal.  Podemos observar en esta breve descripción del neoliberalismo un afán estrictamente económico o comercial si abundamos en sus consecuencias más inmediatas. El término economía de mercado adecuó esta circunstancia con mayor exactitud para describir una gama inclusiva en el orden internacional. También podríamos observar que no existe un concepto doctrinario o fórmula cautiva de pensamiento; el modelo simplemente actúa como impulsor de fuerzas de mercado y entre ellas, muy notoriamente, la competencia. Esta concepción no puede entenderla un populista. El populismo por definición –si cabe alguna  en el populismo– reta la apertura. El populismo es un modelo cerrado y contemplativo. Es un modelo pasivo, discursivo y prácticamente estático en su concepción de mando.  El populismo desde luego parte de un esquema social, de eso no existe duda. La interpretación del Contrato Social adopta bases uniformes para reinterpretar necesidades sin clamor individual. Esto significa un modelo vertical que anula de origen la individualidad. Al no existir individualidad entonces existe un supletorio que intenta diluir las capas sociales para que los estratos se identifiquen unos con otros, pero el sentido vertical de su estructura plasma en el último estrato ese concepto ancestral y hoy casi extinto: la igualdad. Es claro que esta visión no permite señales de otras economías como tampoco permite injerencia de satisfactores de ningún orden. Si lo hiciera, lastimaría la concepción de igualdad.  Retomando la igualdad como punto de partida y desde luego discrepancia con economías abiertas, podemos imaginar nuestro último punto de diferencia en los mercados internos o de consumo. Los pasos intermedios se llamarían ingreso aunado a los derivados de las cadenas productivas que ya llenaron los espacios de venta, costos, utilidades y renta, en ese orden. Es el último punto el foco central del modelo popular, la renta. Es la renta el ingreso del Estado. En un Estado absolutista prácticamente no existe renta. En un Estado Federal como el nuestro, desde luego existe porque la contribución al producto no radica en el Estado. Los agentes productivos en el modelo mexicano producen mucho más allá de las disposiciones que pudiera tener el gasto público Si sumamos los bienes y servicios de la nación, los agentes privados generan la mayor parte del producto o riqueza de la nación.  Derivado de lo anterior, la situación del ingreso pertenece, para ser considerado una derivación de agregados de valor, como cualquier otro costo, de las cadenas de producción. Si el ingreso adapta un poder adquisitivo, demanda bienes y satisfactores en relación directa a la oferta derivada de las mismas cadenas de producción. En este punto el modelo popular choca con las ofertas no correspondidas desde la dispersión de recursos captados de la renta productiva. Esta imperfección se llama dádiva y es simple reciclaje de auténticos derivados de valor y no es ingreso. Al integrarse esta imperfección, disloca la oferta por no corresponder a una demanda integrada a procesos productivos. Es una primera llamada a un proceso conocido como inflación. El gobierno actual disloca el ingreso, lo confunde en una dispersión que justifica en la premisa inicial de este texto, la uniformidad o igualdad. Al situar niveles de ingreso conforme a criterios especulativos de bienestar, irrumpe en forma natural la aspiración individual ya citada en párrafos anteriores. Entonces viene la interpretación que desplaza las capas sociales y todo estrato para dotar de grandeza insospechada la magnificencia de la obra pública. Esta centralización de funciones acapara el gasto corriente de la nación. Para esta circunstancia no existe mesura porque la concesión de subsistencia ya quedó probada en la dotación calculada desde el poder para evitar una situación contestataria.  La brecha que borra el populismo entre la magnificencia y la precariedad ya quedó sembrada en la aceptación tácita del ingreso que interrumpió los órdenes productivos que la ciudadanía cautiva no conoce y tal vez jamás conocerá. Para el populismo no hay capas intermedias, para el populismo es todo para el poder, poco para la población y nada no existe, porque sería una regresión al reclamo original que le dio sustento. Cuando esto ocurre,  el discurso acomoda el futuro en un presente estático en funciones de mando y ya se comentó. Todo se sitúa en un presente acomodaticio, precario, pletórico de revanchas y desquites ante un pasado fantasmagórico cargado de mezquindad.  El populismo siempre abre un nuevo horizonte. Lo abre cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento son ajenos y la cerrazón es propia y cautiva de fronteras y horizontes cerrados. Entonces enardece el nacionalismo y los valores que han sido usurpados en aras de la riqueza de otros. Surge la pobreza como insignia y estandarte de justicia. Pero en un sistema de agentes productivos es preciso buscar un equilibrio y si no lo hay, una salida porque la recaudación no cesa. Entonces el gasto debe ser insuficiente para el sueño emancipador y correctivo.  Continuará…" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(156) "El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento les son ajenos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18027 (24) { ["ID"]=> int(82086) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-12 09:39:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:39:16" ["post_content"]=> string(10289) "Periódicamente se publican los datos de las principales variables que afectan la economía de cada país, y la economía global. Se reporta el crecimiento económico, la inflación, y desempleo, entre otros. Son cifras que en México alcanzan niveles muy preocupantes por las políticas públicas del gobierno actual, agravadas por las condiciones del contexto internacional. Hoy nuestro país presenta un crecimiento económico históricamente bajo, inflación imparable, y un nivel de desempleo que no cede (una buena parte de las plazas están recuperando su ocupación en la informalidad o con salarios menores). Pero los datos macroeconómicos pueden ser bastante fríos. Si se aterriza su impacto en la economía real, o en la vida diaria de la población, las cifras suben de temperatura, y sus efectos alcanzan un tono de dramatismo. Es el caso, precisamente, de la inflación, un tema sensible. “Gasto” de la población, golpeado El INEGI publicó el dato de la inflación a julio que fue de 8.15% general anual, su nivel más alto desde el año 2000. Este nivel de inflación en el país golpea fuertemente el “gasto” de la mayoría de los mexicanos. Los alimentos de consumo popular en el país son los que más presionan las finanzas de los consumidores, es decir, el bolsillo de las familias mexicanas. Y es que en el caso de las mercancías alimenticias (principalmente alimentos y bebidas) el aumento fue de dos dígitos, 12.09%; en frutas y verduras fue de 16.16%; y, en productos pecuarios (como carne y leche) de 15.96%.  El precio promedio del kilogramo de la tortilla de maíz, base de la alimentación de la mayoría de la población, ha aumentado 11% en lo que va de 2022, en los expendios de tortilla a lo largo del país, según datos de la Secretaría de Economía. Actualmente, tiene un precio promedio de $20.84 pesos, pero tanto productores como especialistas señalan que, por el aumento en el precio de la tonelada de maíz y harina de maíz (y demás insumos), el precio pudiera elevarse hasta a $30 pesos por kilo, en algunas regiones del país (existe una mayor venta de tortillas de baja calidad principalmente en supermercados, donde el kilogramo cuesta entre $13 y $15 pesos). El elevado precio en alimentos ha obligado a cambiar los hábitos de consumo de la población más vulnerable del país, lo que afecta el nivel de nutrición y bienestar (el impacto real se observa en el deterioro de la alimentación). Al ver encarecidos los alimentos se opta por productos de menor calidad, pero más baratos, o de plano, hay algunos que se tienen que dejar de consumir. Enfoque en alimentación, menor gasto a salud y educación Según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), alrededor del 55% del gasto de las familias se destina a alimentos, bebidas y transporte en el país (se excluye al decil con ingresos más altos de la población, que tiene otro esquema de gastos).  Quienes cuentan con menores recursos dedican una mayor proporción del gasto al consumo de productos básicos, que son los que muestran mayores incrementos en precios, mientras que se ven obligados a destinar menor gasto en cuidados de la salud o educación, lo que conlleva un detrimento de calidad de vida y elimina posibilidades reales de prosperidad.  Cabe agregar que la FAO (organismo de la ONU para la alimentación y la agricultura) concluyó en mayo pasado, después del “Diálogo sobre situación de los precios de los alimentos y de los insumos agrícolas, así como su impacto en los sistemas agroalimentarios de México” (“Diálogo”), que alrededor del 60% de los hogares en el país se encuentra en algún tipo de inseguridad alimentaria, es decir, 6 de cada 10 hogares en el país no tienen garantizada la alimentación, mientras que casi 47% reporta reducción en el gasto en alimentos, al ver minado su poder adquisitivo. Pobreza y desigualdad social El incremento en los precios de los bienes y servicios en el país afecta con mayor severidad a los hogares con menores niveles de ingresos (familias que perciben $3 mil 313 al mes, en promedio -según datos del IMCO-).    Según el colectivo “México, cómo vamos”, al primer trimestre de 2022, el 38.8% de la población no puede adquirir la canasta básica con los ingresos laborales de su hogar. Es decir, casi el 40% de los mexicanos se encuentra en condición de “pobreza laboral”, en la que el ingreso laboral de un hogar no es suficiente para alimentar a todos sus miembros. Los hogares en pobreza laboral solo logran alimentarse a partir de ingresos no laborales como remesas, transferencias o acceso a programas sociales. Inflación y reduflación La 17a Encuesta de la ANPEC (Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes) señala que: “1) La percepción de la población es que la inflación continuará al alza por lo que resta del sexenio; 2) Se ha dado un cambio en los hábitos de consumo en las familias mexicanas al pasar a compras diarias de lo esencial, buscando una racionalización en su consumo. Se ha dejado de consumir productos por insolvencia, han abandonado marcas de su preferencia y tienden a hacer compras genéricas y a granel, y 3) Los proveedores han incrementado su portafolio de mercancías, incorporando presentaciones pequeñas. La reduflación encarece aún más el precio de los productos.” Los precios al productor registraron un aumento de 10.08% en julio. Algunas empresas y comercios del país han decidido reducir el tamaño y cantidad de sus productos para evitar encarecerlos, y ajustarlos al precio que la población puede pagar (reduflación); sin embargo, también pueden generar un deterioro en la calidad de los mismos. Es una práctica legal, siempre y cuando esté indicado en la envoltura o envase la cantidad que se está vendiendo. El más afectado es el consumidor, ya que recibe menor cantidad de producto por un precio igual o incluso hasta mayor. El efecto final es similar al de incrementos de precios: inhibe o limita el poder de compra de la población. Además, tiende a permanecer como práctica, aun cuando baja la inflación.  PACIC complementario, pero insuficiente El Paquete Contra la Inflación y la Carestía (-PACIC-, acuerdo firmado el en mayo pasado entre el gobierno, productores, distribuidores y comerciantes), ha sido ineficaz para estabilizar los precios de los productos seleccionados de la canasta básica. De los 24 productos que componen al PACIC, 15 presentaron una inflación mayor al 10% anual durante julio (inclusive presentando aumentos del 30 al 60% anual -como el caso del huevo, la naranja, el aceite y la cebolla-), muy por arriba del 8.15% del índice general. La SHCP reportó, a principios de agosto, que el Gobierno ha destinado 574 mil 624 millones de pesos para tratar de contener el alza de precios a través del PACIC.  “Subir la guardia” Frente a la situación inflacionaria en el país, hay que “subir la guardia”.
  • Los Grupos de Agregados Agrícolas de las Embajadas en México y de la FAO, como resultado del “Diálogo” que se comentó anteriormente, establecieron el compromiso de trabajar con el gobierno mexicano frente a los retos actuales del alza de los precios de alimentos, enfocados en la “transformación hacia sistemas agroalimentarios más sostenibles, inclusivos y resilientes a cualquier perturbación”. Habrá que darle seguimiento y enfocar esfuerzos con productores del sector.
  • Por otra parte, además de la política monetaria implementada por el Banco de México de alza de tasas de interés, en cumplimiento de su mandato constitucional, es necesario revisar la política fiscal del gobierno federal. Frente a los limitados resultados obtenidos hasta esta fecha por el PACIC, habría que cuestionarse si habría que hacer una reasignación de recursos para posiblemente destinar un mayor porcentaje al apoyo a los productores de alimentos, y menos a combustibles (gasolina y electricidad), según haya una reducción en los precios del petróleo. Además de las medidas de producción, hay que reforzar las medidas de distribución (seguridad) establecidas en el Paquete.
  • Es fundamental impedir que la inflación se mantenga elevada en la parte “no subyacente” (que incluye a los productos agropecuarios y energéticos), que se ha mantenido fuera del objetivo, y que presiona o “jala”, a la parte “subyacente” (que son las partes que componen la inflación general, según lo define el INEGI). Al mismo tiempo se debe garantizar la salud de las finanzas públicas.
Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación. Es la parte de la población que se ve arrastrada a la indigencia, y la desnutrición. La inflación tiende a acentuar las tensiones sociales por el impacto desigual en la población, por lo que además de medidas fiscales y monetarias efectivas para contenerla, se deben implementar políticas que garanticen la cohesión social. Es necesario evitar que la inflación se convierta en una bomba de tiempo que detone una crisis social en el país." ["post_title"]=> string(63) "Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población" ["post_excerpt"]=> string(106) "Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "inflacion-y-reduflacion-impacto-en-el-gasto-de-la-poblacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-12 09:39:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-12 14:39:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82086" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "bae85a4cad9fe1175f05bdebdcca0fa0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
se decreta pobreza

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)

El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el...

agosto 1, 2022




Más de categoría
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022

Clara, la plataforma mexicana que simplifica las finanzas de los negocios

Llevar un buen control de gastos es todo un desafío para quienes llevan la contabilidad de una empresa y...

agosto 10, 2022
papeleo

La odisea de abrir un negocio en México

Las empresas son las principales generadoras de empleo en el país, por ello hay que crear más empresas e...

agosto 9, 2022