El valor de la cultura para la economía mexicana y los desafíos por venir en este sector

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad...

27 de noviembre, 2020

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad sumamente auténtica y llena de folclor. Nuestro potencial cultural no es un aspecto espontáneo. Si bien la cultura se hereda, también se reproduce dando lugar a nueva cultura.

La cultura engloba una diversidad de actividades que repercuten en muchos aspectos de nuestra vida. Desde las producciones culturales de las Bellas Artes, que se llevan a cabo desde un recinto como una sala de conciertos, hasta la producción de artesanías o las festividades conmemorativas para las fiestas religiosas en una determinada localidad. 

El estatus de México como potencia turística es, en buena medida, una consecuencia de nuestra vastísima riqueza cultural. El turismo es uno de los sectores con mayor peso en el valor total de nuestra economía. México es actualmente una potencia, ocupando la séptima posición en países receptores de turistas internacionales en 2019, con 45 millones de turistas.

Pero el turismo también propicia la reproducción de la cultura, ya que buena parte de la cultura que se produce obedece al interés del turismo nacional y extranjero sobre los bienes culturales de México, tales como museos, zonas arqueológicas, artesanías y eventos culturales. Si, por ejemplo, se visita casi cualquier mercado en el país, se puede constatar que las zonas de venta de artesanías siempre atraen la presencia de los turistas provenientes del extranjero, por lo que buena parte de la producción de artesanías depende de la llegada de turistas a las ciudades. 

Ranking de países receptores de turistas a nivel mundial en 2019

(Millones de turistas)

Fuente: Statista. 2020.

Turismo y cultura, pues, son complementarios. Pero juntos, son ingredientes indispensables para el desarrollo económico y social, para garantizar la paz, para construir un desarrollo equitativo, justo y de respeto para todos. 

Cuáles son las tendencias

El valor económico de la cultura ha cobrado una fuerza nunca antes vista en las perspectivas económicas a nivel internacional, pues en la medida en que los seres humanos nos hemos vuelto más productivos y hemos podido crear riqueza como en ninguna otra etapa de nuestra historia, cada vez disponemos de tiempo libre para ir al teatro, ver televisión en casa, ir a un museo o viajar para asistir a algún evento cultural. O bien para aprender a tocar un instrumento o practicar una disciplina artística como el teatro, el ballet, etcétera.

La OECD refiere en un importante documento publicado hace poco, que desde los años 1990s, algunos países comenzaron a adoptar el concepto de “Nación creativa”. Australia (1994) y Nueva Zelanda (2000) marcaron una tendencia al posicionar estrategias dentro de sus planes de desarrollo hacia lo que ellos denominan “economía creativa” (creative economy).

Bajo esta óptica, se ha podido medir el valor económico de la cultura en diversos países (incluyendo México). Numerosos economistas, políticos y expertos en urbanismo han destacado en los últimos años el papel de la cultura para la prosperidad económica en las ciudades, así como la consolidación del atractivo de las ciudades como medio para alcanzar la prosperidad. En la opinión del economista y experto, Pier Luigi Sacco, “estamos atestiguando la culturalización de la economía, donde la cultura se vuelve un activo clave para cualquier cadena de valor”. 

Cuenta Satélite de Cultura en México

El INEGI acaba de dar a conocer la Cuenta Satélite de Cultura en México, la cual toma 2013 como año base para medir el desempeño de la producción y la demanda de bienes y servicios culturales en el país. Este reporte, muestra que durante 2019, el sector cultural alcanzó un Producto Interno Bruto de 724 mil 453 millones de pesos; el 3.1% del PIB del país. 

Por actividades culturales, el PIB de este sector se agrupó esencialmente en los servicios de medios audiovisuales, la elaboración de artesanías y la producción cultural de los hogares, que de manera conjunta contribuyeron con el 74.8% del valor generado por el sector de la cultura.

PIB del sector de la cultura en México por actividad económica en 2019

Fuente: INEGI. 2020.

En 2019, las actividades vinculadas con el sector de la cultura generaron empleos equivalentes a 1 395 644 puestos de trabajo, que representaron el 3.2% de la ocupación del país.

La elaboración de artesanías, junto con la producción cultural de los hogares y los medios audiovisuales, participaron con el 68.7% de dichos puestos.

Puestos de trabajo ocupados en el sector por principales actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Oferta y utilización de bienes y servicios culturales por componente en 2019
(Millones de pesos corrientes y estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Distribución del PIB del sector de la cultura por actividades en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Gasto en bienes y servicios del sector por actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Últimos comentarios

Es innegable el valor que tiene la cultura mexicana, no solo como patrimonio de la humanidad, sino para la misma economía de nuestro país. Desafortunadamente, la contribución de la cultura al PIB ha venido contrayéndose desde 2009, que tocó su máximo en 4%, hasta 2019 que se ubica en 3.1%.

Contribución del PIB del sector de la cultura en el total del país, 2008-2019
(Participación porcentual)

Fuente: INEGI.

Por si fuera poco, la pandemia del SARS-COV-2 hará que el PIB de la cultura en el país disminuya significativamente durante 2020, pues con el derrumbe de los viajes y el turismo, así como el cierre de museos, teatros y otros recintos, se ha reducido drásticamente la producción cultural en México.

Esta contracción de la producción de cultura no es exclusivo de México, pero debemos recordar que nuestra recuperación económica por el COVID 19 va a ser mucho más lenta que la de muchos otros países, lo que nos debe motivar a pensar de qué manera se puede apoyar a la cultura para que esto pueda reactivar al turismo, los viajes y las economías familiares que dependen de la producción de artesanías y otros productos culturales.

México no puede darse el lujo de conformarse con ocupar el séptimo sitio en recepción de turistas internacionales, y debe diversificar el turismo de playa. Pero esto se logrará en la medida que se incremente y se apoye la producción cultural en ciudades que no están en los litorales.

Debemos estar conscientes que cuando la economía va en declive, el valor económico de la cultura es susceptible a disminuir de manera muy pronunciada, y esto representa un serio problema porque de este sector dependen un gran número de hogares que realizan artesanías y otros bienes y servicios de cultura.

Comportamiento del PIB total del país y el PIB de la cultura

(Variaciones porcentuales anuales)

Fuente: INEGI.

Referencias

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/enec/enec2020_11.pdf

https://es.statista.com/estadisticas/596659/ranking-de-paises-con-mas-llegadas-de-turistas-extranjeros-en-el-mundo/

http://www.oecd.org/cfe/leed/culture-and-creative-sectors.htm

Comentarios
object(WP_Query)#17665 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-09-2021" ["before"]=> string(10) "24-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-09-2021" ["before"]=> string(10) "24-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17664 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17698 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17799 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-09-2021" ["before"]=> string(10) "24-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58413) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17661 (24) { ["ID"]=> int(70892) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content"]=> string(7013) "El discurso de esta transición en turno de gobierno no encuentra acomodo en sus pronunciamientos: lo mismo expresa cierta preocupación por variables económicas, por disciplina fiscal, por el tipo de cambio, por reservas y por remesas del exterior. Contrapone con frecuencia metas de orden presupuestal con ejercicio de gasto. En alguna etapa se pretendía abandonar el Producto Interno Bruto como medida de crecimiento de la economía para suplantarla por un eufemismo llamado bienestar. Desde luego no obedece a ninguna lógica pero los anales muestran una retórica en un discurso pletórico de símbolos que retaron en algún momento el statu quo del orden económico en el simplismo del dictador Hugo Chávez, el venezolano que hundió a un país con enunciados que pudieran calificarse de similares, siendo idénticos. El derrotero es el mismo y el fracaso también.  De ese discurso que recurre a la estrategia de la diversión de hechos, de la palabra que empeña futuro sin proyecto, de la denostación constante del conocimiento, de la investigación y el desarrollo, de la descalificación del capital, de la formación de nación en concierto con otras, surge irremediablemente el lenguaje del desconcierto, la expresión de la sinrazón para descarrilar todo aquello que no haya sido concebido bajo el esquema transformador.  Tres años de tránsito por estas sendas del discurso alegórico y triunfalista, el discurso que alienta la fase de la intemperancia y la desazón que contempla pobreza no imaginada, porque la contempla, que observa el derroche de una riqueza concebida para la protección de las capas que nunca necesitaron transitar en la desesperación ni en el desvelo. Suman tres años los sobresaltos, los abandonos a causas que más allá de la nobleza, inundan la crueldad de un abandono planeado y turbio, pretextando controles y dominio de mercados, captura de prerrogativas, para demostrar un final de desprecio a una humanidad que asoma una simple enfermedad o un desvío de la normalidad funcional en todo ser con derecho a la vida.  No existe un precepto económico que pueda calificar tal vileza, no existe un orden de ideas en el vocabulario del régimen presupuestal para atenuar tal ofensa. Las cosas simplemente se han dado en un marco de improvisación; el ambiente que rodea un micrófono matutino que lo mismo desorienta que alecciona sin miramiento del destino y despropósito del mensaje, ha crispado el orden social en su civilidad y en el irrestricto resguardo de las formas. La división aflora en el encono del lenguaje y la expresión histriónica en la condena irredenta y perpetua del pensamiento contrario a una doctrina sectaria y abstrusa. Ese ha sido el lenguaje del presidente.  El presidente deambula por distintos rumbos, dispersa ideas, ocurrencias, impera el momento y el humor para consumar la degradación de un simple precepto: servir. Servir no se encuentra en su contexto, servirse sí. Los usos y costumbres no se degradan, se degradan las prerrogativas que desde el poder cumplen una sola función: la polarización. Si la división se convirtiera en una función cuántica, tal vez fuera necesario extrapolar los extremos y trabajar en sentido contrario todas las variables para en un solo isocosto valuar las opciones pero el presidente las anula porque jamás cuenta con los elementos necesarios para evaluar su gestión. Esto no es novedad, lo hace un día tras otro. Sus proyectos no lo son; sus desvíos lo son.  Improvisar en todo terreno de gestión económica tiene un costo; hacerlo en el terreno de gestión de gobierno, reúne más de un costo porque la ética gubernamental jamás debería exponer el tesoro de una nación en la especulación y en un futuro incierto. El juego de las variables en una economía no es equiparable al juego de la inversión y el riesgo. Las variables podrán corresponder al empleo de medidas correctivas en la política monetaria y obedecer al panorama de la macroeconomía. Las inversiones derivadas del gasto público, de la hacienda de una nación, deben corresponder siempre a la demanda de los sectores productivos. La iniciativa es privada no por designación de labores, es por simple correspondencia de riesgo en la operación.  La grotesca irrupción de esta transición en el gasto de la nación, ha sentado precedentes de arbitrariedad en la consecución de obra innecesaria; la obstinación que ha acompañado esta irreverencia económica desde luego jamás prosperará; por todos es sabido y en expresión de especialistas nunca fueron incorporados estudios de viabilidad y puesta en marcha de proyectos con ambición de una falaz trascendencia. El verdadero significado de obra que la perpetuidad pondrá en duda, siembra en la obstinación y el capricho una fatua lección de empleo del tesoro público. La fatuidad radica en la empresa que coleccionará una verdadera cauda de asomo de incompetencia y de improvisación. De momento resulta imposible cuantificar los yerros porque el dispendio se encuentra en boga; la opacidad imperante es de dimensiones colosales y la apreciación inmediata es el impacto en la deuda y en la insatisfacción de los mismos programas clientelares en donde abunda el desorden presupuestal, el descontrol de padrones de beneficiados y la corrupción. El disfraz popular del sustento de programas ya se cayó de tiempo atrás; no existen jóvenes construyendo absolutamente nada, no existen siembras de vida ni de otro orden conocido, no existen programas alternos de salud como tampoco existen programas de abasto de medicinas y fármacos. En resumen, el fracaso de esta transición es tan evidente como la desproporción que existe entre el ingreso y el dispendio. El gobierno de la supuesta transformación se encuentra en desahucio de metas y de factibilidad operativa; se han mezclado doctrinas de adhesión al retroceso con los verdaderos planes de una economía abierta y con tratados vigentes con las potencias del norte. Los desafíos y bravatas de un presidente sin verdadera orientación en un mundo moderno han castigado plazos y redenciones de auténtica viabilidad para el país. Ceñirse a los plazos del dictado constitucional sería la vía recomendable en la recomposición que vendría en 2025. Las tareas de la recomposición del capital en la inversión y en el empleo ya se encuentran en marcha. Los costos que vendrán de esta improvisación y ocurrencia serán generacionales, lastiman el horizonte de una nación que aspira a metas supranacionales pero no lo derrotan. La pausa será de tres largos años pero será una pausa a fin de cuentas. " ["post_title"]=> string(29) "El Costo de la Improvisación" ["post_excerpt"]=> string(197) "Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el sello de la “cuarta transformación”." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "el-costo-de-la-improvisacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70892" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17609 (24) { ["ID"]=> int(71859) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-22 13:58:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-22 18:58:00" ["post_content"]=> string(7038) "El principal objetivo del gobierno de la llamada “Cuarta Transformación” que encabeza el presidente de todos los mexicanos es el combate a la corrupción. Y, vaya, al parecer le está costando trabajo. Cuando menos en la Industria Hípica de carreras de caballos con apuesta, la corrupción e impunidad es manifiesta y se pasea a galope sin que la autoridad reguladora la conozca, principalmente por el continuo cambio de los servidores públicos encargados en esta importante área de la administración pública, que está descuidada.  En lo que va del sexenio hemos tenido tratos con tres distintos directores de Juegos y Sorteos. Ahora, el licenciado Sergio García Pedrero que viene de Tabasco, con el equipo del nuevo secretario Adán Augusto López Hernández será el cuarto. Se presume que en esta área especializada no debe tener mucha experiencia y de acuerdo con la información que tengo, solo la anterior directora jurídica de la dirección de Juegos y Sorteos se quedó en su puesto. La historia de tanta calamidad es sencilla. Los “servidores públicos” de los gobiernos anteriores asociados con empresarios sin escrúpulos se sirvieron con la cuchara grande, otorgando permisos y concesiones para hacer de las suyas. En lo que se refiere a la “Industria del Juego con apuesta” francamente han abusado, sobre todo el mayor operador en México que encabeza la empresa española CODERE. Esta empresa es accionista mayoritaria del permiso y tiene la concesión del terreno federal que usufructúa ―de dominio público, 52 hectáreas―, ubicada en las Lomas de Sotelo, en donde está enclavado el malogrado Hipódromo de las Américas.  Ahora por décima vez, CODERE anuncia una nueva reestructuración de la empresa. En la liga se puede leer el anuncio. La empresa tiene una “deuda cotizada con un valor nominal de unos 1150 millones de euros” y el objetivo es aprobar su liquidación para operar desde otra sociedad. Esta empresa, que comanda bajo la sombra un tal Marco Raccuini, se ha llevado de corbata el crecimiento de la Industria Hípica, motivo por el cual le otorgaron mañosamente, por 25 años, su incumplido permiso. Tantos problemas financieros acumulados por años, su situación es grave. Y así, por tantos cambios en la autoridad reguladora, el Hipódromo de las Américas se ha vuelto de carcajada. Les relato un pequeño incidente que acaba de pasar. En la novena carrera del sábado 16 de octubre, corrió la potranca Not Not propiedad ―decía el programa publicado ― de El Rancho Soledad de Álvarez, quien en el pasado 31 de Julio la había reclamado a la Cuadra San Jorge. Sucede que, a la hora de la carrera, la potranca apareció con los colores de la cuadra del magnate Germán Larrea, o sea de la San Jorge, y luego en el chart de la carrera  El Rancho Soledad de Álvarez se la vuelve a reclamar. ¿Alguien me puede aclarar qué pasó? ¿Y los señores árbitros, dónde están…?  Debo decir que este “incidente” es “peccata minuta” en comparación con las gravísimas irregularidades que se están permitiendo en nuestro Hipódromo, por la falta de interventores ―en que tanto insistimos con la anterior directora― y que obliga el incumplido permiso. Las evidencias que me han proporcionado miembros de la Unión Mexicana de Propietarios de Caballos de Competencia, A.C., demuestra que la permisionaria está timando al público ―no haciendo los pagos debidos en las apuestas―. Por ello ya hicimos la denuncia correspondiente al nuevo director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación. (Con gusto les envió la denuncia que hicimos, en los comentarios del portal en que se publica este texto y me proporcionen su email).  Así pues, ante el incumplimiento de tantas cláusulas del permiso que ostenta Administradora Mexicana de Hipódromo, la revocación del permiso debe ser inminente, aunque hay algunos caballistas y criadores que no quieren que se vaya esta empresa o, por estar favorecidos, o porque temen que una nueva permisionaria pudiera tardar en arrancar. Apuesto doble a sencillo que existe quien quisiera invertir en este negocio, para que el rescate de la actividad sea inmediato y explosivo, ofreciendo buenas bolsas para los participantes. Sin duda, como refiere constantemente el presidente Andrés Manuel López Obrador, las empresas españolas vinieron a hacer chuza en muchos sectores de la economía del país y la Industria del Juego con Apuesta no fue la excepción, a la cual le urge una nueva Ley. La Industria Hípica que no es solo el Hipódromo de las Américas, pues existen muchos “carriles” en donde se corren carreras sin regulación apropiada―. Bien regulada, esta actividad es fuente de creación de miles de empleos bien remunerados; impuestos y derechos multimillonarios que tanta falta hacen en las arcas nacionales.  Veremos si podremos exponer nuestras inquietudes en alguna conferencia mañanera por lo que tendremos que buscar nuestro ingreso para que el presidente nos escuche. ¿Quién nos apoya?  Gracias por sus comentarios." ["post_title"]=> string(104) "Un Hipódromo de Carcajada. ¡Habrá que revocar el actual permiso para rescatar la Industria Hípica! " ["post_excerpt"]=> string(211) "La actividad hípica es fuente de miles de empleos bien remunerados y recaudación de impuestos que tanta falta hacen en las arcas nacionales. Pero las irregularidades que imperan en el Hipódromo son un lastre." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(95) "un-hipodromo-de-carcajada-habra-que-revocar-el-actual-permiso-para-rescatar-la-industria-hipica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-22 13:58:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-22 18:58:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71859" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17661 (24) { ["ID"]=> int(70892) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content"]=> string(7013) "El discurso de esta transición en turno de gobierno no encuentra acomodo en sus pronunciamientos: lo mismo expresa cierta preocupación por variables económicas, por disciplina fiscal, por el tipo de cambio, por reservas y por remesas del exterior. Contrapone con frecuencia metas de orden presupuestal con ejercicio de gasto. En alguna etapa se pretendía abandonar el Producto Interno Bruto como medida de crecimiento de la economía para suplantarla por un eufemismo llamado bienestar. Desde luego no obedece a ninguna lógica pero los anales muestran una retórica en un discurso pletórico de símbolos que retaron en algún momento el statu quo del orden económico en el simplismo del dictador Hugo Chávez, el venezolano que hundió a un país con enunciados que pudieran calificarse de similares, siendo idénticos. El derrotero es el mismo y el fracaso también.  De ese discurso que recurre a la estrategia de la diversión de hechos, de la palabra que empeña futuro sin proyecto, de la denostación constante del conocimiento, de la investigación y el desarrollo, de la descalificación del capital, de la formación de nación en concierto con otras, surge irremediablemente el lenguaje del desconcierto, la expresión de la sinrazón para descarrilar todo aquello que no haya sido concebido bajo el esquema transformador.  Tres años de tránsito por estas sendas del discurso alegórico y triunfalista, el discurso que alienta la fase de la intemperancia y la desazón que contempla pobreza no imaginada, porque la contempla, que observa el derroche de una riqueza concebida para la protección de las capas que nunca necesitaron transitar en la desesperación ni en el desvelo. Suman tres años los sobresaltos, los abandonos a causas que más allá de la nobleza, inundan la crueldad de un abandono planeado y turbio, pretextando controles y dominio de mercados, captura de prerrogativas, para demostrar un final de desprecio a una humanidad que asoma una simple enfermedad o un desvío de la normalidad funcional en todo ser con derecho a la vida.  No existe un precepto económico que pueda calificar tal vileza, no existe un orden de ideas en el vocabulario del régimen presupuestal para atenuar tal ofensa. Las cosas simplemente se han dado en un marco de improvisación; el ambiente que rodea un micrófono matutino que lo mismo desorienta que alecciona sin miramiento del destino y despropósito del mensaje, ha crispado el orden social en su civilidad y en el irrestricto resguardo de las formas. La división aflora en el encono del lenguaje y la expresión histriónica en la condena irredenta y perpetua del pensamiento contrario a una doctrina sectaria y abstrusa. Ese ha sido el lenguaje del presidente.  El presidente deambula por distintos rumbos, dispersa ideas, ocurrencias, impera el momento y el humor para consumar la degradación de un simple precepto: servir. Servir no se encuentra en su contexto, servirse sí. Los usos y costumbres no se degradan, se degradan las prerrogativas que desde el poder cumplen una sola función: la polarización. Si la división se convirtiera en una función cuántica, tal vez fuera necesario extrapolar los extremos y trabajar en sentido contrario todas las variables para en un solo isocosto valuar las opciones pero el presidente las anula porque jamás cuenta con los elementos necesarios para evaluar su gestión. Esto no es novedad, lo hace un día tras otro. Sus proyectos no lo son; sus desvíos lo son.  Improvisar en todo terreno de gestión económica tiene un costo; hacerlo en el terreno de gestión de gobierno, reúne más de un costo porque la ética gubernamental jamás debería exponer el tesoro de una nación en la especulación y en un futuro incierto. El juego de las variables en una economía no es equiparable al juego de la inversión y el riesgo. Las variables podrán corresponder al empleo de medidas correctivas en la política monetaria y obedecer al panorama de la macroeconomía. Las inversiones derivadas del gasto público, de la hacienda de una nación, deben corresponder siempre a la demanda de los sectores productivos. La iniciativa es privada no por designación de labores, es por simple correspondencia de riesgo en la operación.  La grotesca irrupción de esta transición en el gasto de la nación, ha sentado precedentes de arbitrariedad en la consecución de obra innecesaria; la obstinación que ha acompañado esta irreverencia económica desde luego jamás prosperará; por todos es sabido y en expresión de especialistas nunca fueron incorporados estudios de viabilidad y puesta en marcha de proyectos con ambición de una falaz trascendencia. El verdadero significado de obra que la perpetuidad pondrá en duda, siembra en la obstinación y el capricho una fatua lección de empleo del tesoro público. La fatuidad radica en la empresa que coleccionará una verdadera cauda de asomo de incompetencia y de improvisación. De momento resulta imposible cuantificar los yerros porque el dispendio se encuentra en boga; la opacidad imperante es de dimensiones colosales y la apreciación inmediata es el impacto en la deuda y en la insatisfacción de los mismos programas clientelares en donde abunda el desorden presupuestal, el descontrol de padrones de beneficiados y la corrupción. El disfraz popular del sustento de programas ya se cayó de tiempo atrás; no existen jóvenes construyendo absolutamente nada, no existen siembras de vida ni de otro orden conocido, no existen programas alternos de salud como tampoco existen programas de abasto de medicinas y fármacos. En resumen, el fracaso de esta transición es tan evidente como la desproporción que existe entre el ingreso y el dispendio. El gobierno de la supuesta transformación se encuentra en desahucio de metas y de factibilidad operativa; se han mezclado doctrinas de adhesión al retroceso con los verdaderos planes de una economía abierta y con tratados vigentes con las potencias del norte. Los desafíos y bravatas de un presidente sin verdadera orientación en un mundo moderno han castigado plazos y redenciones de auténtica viabilidad para el país. Ceñirse a los plazos del dictado constitucional sería la vía recomendable en la recomposición que vendría en 2025. Las tareas de la recomposición del capital en la inversión y en el empleo ya se encuentran en marcha. Los costos que vendrán de esta improvisación y ocurrencia serán generacionales, lastiman el horizonte de una nación que aspira a metas supranacionales pero no lo derrotan. La pausa será de tres largos años pero será una pausa a fin de cuentas. " ["post_title"]=> string(29) "El Costo de la Improvisación" ["post_excerpt"]=> string(197) "Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el sello de la “cuarta transformación”." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "el-costo-de-la-improvisacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70892" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "db3de74513b21738119cc70c3ac9371b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Costo de la Improvisación

Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el...

septiembre 27, 2021

Un Hipódromo de Carcajada. ¡Habrá que revocar el actual permiso para rescatar la Industria Hípica! 

La actividad hípica es fuente de miles de empleos bien remunerados y recaudación de impuestos que tanta falta hacen en las arcas...

octubre 22, 2021




Más de categoría

Un Hipódromo de Carcajada. ¡Habrá que revocar el actual permiso para rescatar la Industria Hípica! 

La actividad hípica es fuente de miles de empleos bien remunerados y recaudación de impuestos que tanta falta hacen...

octubre 22, 2021
design thinking

La importancia del Design Thinking en las empresas

El Design Thinking es una poderosa herramienta para que las organizaciones superen los desafíos que conllevan la transformación digital...

octubre 21, 2021

Oxxo, la cadena de tiendas de formato pequeño más grande de América Latina

Oxxo cuenta con alrededor de 19 834 tiendas, con presencia en México, Estados Unidos y algunos países de Sudamérica....

octubre 20, 2021

LA CONCUPISCENCIA ELÉCTRICA EN MÉXICO

La disputa del mercado eléctrico en México: Privados y CFE.

octubre 19, 2021