El valor de la cultura para la economía mexicana y los desafíos por venir en este sector

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad...

27 de noviembre, 2020

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad sumamente auténtica y llena de folclor. Nuestro potencial cultural no es un aspecto espontáneo. Si bien la cultura se hereda, también se reproduce dando lugar a nueva cultura.

La cultura engloba una diversidad de actividades que repercuten en muchos aspectos de nuestra vida. Desde las producciones culturales de las Bellas Artes, que se llevan a cabo desde un recinto como una sala de conciertos, hasta la producción de artesanías o las festividades conmemorativas para las fiestas religiosas en una determinada localidad. 

El estatus de México como potencia turística es, en buena medida, una consecuencia de nuestra vastísima riqueza cultural. El turismo es uno de los sectores con mayor peso en el valor total de nuestra economía. México es actualmente una potencia, ocupando la séptima posición en países receptores de turistas internacionales en 2019, con 45 millones de turistas.

Pero el turismo también propicia la reproducción de la cultura, ya que buena parte de la cultura que se produce obedece al interés del turismo nacional y extranjero sobre los bienes culturales de México, tales como museos, zonas arqueológicas, artesanías y eventos culturales. Si, por ejemplo, se visita casi cualquier mercado en el país, se puede constatar que las zonas de venta de artesanías siempre atraen la presencia de los turistas provenientes del extranjero, por lo que buena parte de la producción de artesanías depende de la llegada de turistas a las ciudades. 

Ranking de países receptores de turistas a nivel mundial en 2019

(Millones de turistas)




Fuente: Statista. 2020.

Turismo y cultura, pues, son complementarios. Pero juntos, son ingredientes indispensables para el desarrollo económico y social, para garantizar la paz, para construir un desarrollo equitativo, justo y de respeto para todos. 

Cuáles son las tendencias

El valor económico de la cultura ha cobrado una fuerza nunca antes vista en las perspectivas económicas a nivel internacional, pues en la medida en que los seres humanos nos hemos vuelto más productivos y hemos podido crear riqueza como en ninguna otra etapa de nuestra historia, cada vez disponemos de tiempo libre para ir al teatro, ver televisión en casa, ir a un museo o viajar para asistir a algún evento cultural. O bien para aprender a tocar un instrumento o practicar una disciplina artística como el teatro, el ballet, etcétera.

La OECD refiere en un importante documento publicado hace poco, que desde los años 1990s, algunos países comenzaron a adoptar el concepto de “Nación creativa”. Australia (1994) y Nueva Zelanda (2000) marcaron una tendencia al posicionar estrategias dentro de sus planes de desarrollo hacia lo que ellos denominan “economía creativa” (creative economy).

Bajo esta óptica, se ha podido medir el valor económico de la cultura en diversos países (incluyendo México). Numerosos economistas, políticos y expertos en urbanismo han destacado en los últimos años el papel de la cultura para la prosperidad económica en las ciudades, así como la consolidación del atractivo de las ciudades como medio para alcanzar la prosperidad. En la opinión del economista y experto, Pier Luigi Sacco, “estamos atestiguando la culturalización de la economía, donde la cultura se vuelve un activo clave para cualquier cadena de valor”. 

Cuenta Satélite de Cultura en México

El INEGI acaba de dar a conocer la Cuenta Satélite de Cultura en México, la cual toma 2013 como año base para medir el desempeño de la producción y la demanda de bienes y servicios culturales en el país. Este reporte, muestra que durante 2019, el sector cultural alcanzó un Producto Interno Bruto de 724 mil 453 millones de pesos; el 3.1% del PIB del país. 

Por actividades culturales, el PIB de este sector se agrupó esencialmente en los servicios de medios audiovisuales, la elaboración de artesanías y la producción cultural de los hogares, que de manera conjunta contribuyeron con el 74.8% del valor generado por el sector de la cultura.

PIB del sector de la cultura en México por actividad económica en 2019

Fuente: INEGI. 2020.

En 2019, las actividades vinculadas con el sector de la cultura generaron empleos equivalentes a 1 395 644 puestos de trabajo, que representaron el 3.2% de la ocupación del país.

La elaboración de artesanías, junto con la producción cultural de los hogares y los medios audiovisuales, participaron con el 68.7% de dichos puestos.

Puestos de trabajo ocupados en el sector por principales actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Oferta y utilización de bienes y servicios culturales por componente en 2019
(Millones de pesos corrientes y estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Distribución del PIB del sector de la cultura por actividades en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Gasto en bienes y servicios del sector por actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Últimos comentarios

Es innegable el valor que tiene la cultura mexicana, no solo como patrimonio de la humanidad, sino para la misma economía de nuestro país. Desafortunadamente, la contribución de la cultura al PIB ha venido contrayéndose desde 2009, que tocó su máximo en 4%, hasta 2019 que se ubica en 3.1%.

Contribución del PIB del sector de la cultura en el total del país, 2008-2019
(Participación porcentual)

Fuente: INEGI.

Por si fuera poco, la pandemia del SARS-COV-2 hará que el PIB de la cultura en el país disminuya significativamente durante 2020, pues con el derrumbe de los viajes y el turismo, así como el cierre de museos, teatros y otros recintos, se ha reducido drásticamente la producción cultural en México.

Esta contracción de la producción de cultura no es exclusivo de México, pero debemos recordar que nuestra recuperación económica por el COVID 19 va a ser mucho más lenta que la de muchos otros países, lo que nos debe motivar a pensar de qué manera se puede apoyar a la cultura para que esto pueda reactivar al turismo, los viajes y las economías familiares que dependen de la producción de artesanías y otros productos culturales.

México no puede darse el lujo de conformarse con ocupar el séptimo sitio en recepción de turistas internacionales, y debe diversificar el turismo de playa. Pero esto se logrará en la medida que se incremente y se apoye la producción cultural en ciudades que no están en los litorales.

Debemos estar conscientes que cuando la economía va en declive, el valor económico de la cultura es susceptible a disminuir de manera muy pronunciada, y esto representa un serio problema porque de este sector dependen un gran número de hogares que realizan artesanías y otros bienes y servicios de cultura.

Comportamiento del PIB total del país y el PIB de la cultura

(Variaciones porcentuales anuales)

Fuente: INEGI.

Referencias

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/enec/enec2020_11.pdf

https://es.statista.com/estadisticas/596659/ranking-de-paises-con-mas-llegadas-de-turistas-extranjeros-en-el-mundo/

http://www.oecd.org/cfe/leed/culture-and-creative-sectors.htm

Comentarios
object(WP_Query)#18042 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18196 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18050 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18188 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58413) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18175 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18174 (24) { ["ID"]=> int(64666) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-29 08:19:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-29 13:19:25" ["post_content"]=> string(4930) "La pandemia nos obligó a restringir las actividades productivas y sociales, así como nuestra movilidad. Ello nos llevó a buscar cómo adaptarnos para enfrentarla, y una respuesta en la esfera productiva fue la transición hacia el trabajo a distancia desde casa. Aunque las cifras varían, dependiendo de cada país y sus circunstancias, algunos expertos calculan que 6 de cada 10 empleados pasaron a una opción de trabajo virtual en el último año. El trabajo a distancia fue una respuesta a la pandemia, pero con el tiempo se han encontrado diferentes beneficios que anticipan que no será solo una opción temporal, sino que puede continuar con algunas adaptaciones que minimicen sus limitaciones y aprovechen sus beneficios. Lo que es una realidad es que el teletrabajo crecerá como opción en las empresas e impactará a diversos sectores de la economía. La mayoría coincide en que lo que se practicará después de la crisis sanitaria será un modelo híbrido entre el viejo modelo presencial y el modelo a distancia. Estos cambios tendrán serias repercusiones en los modelos de trabajo, de colaboración, de medición del desempeño, pero también en los sectores asociados. Es el caso de las industrias inmobiliaria, de turismo y restaurantes, y del transporte, entre otros. Hay varios datos de esta nueva realidad que vale la pena empezar a digerir: según Mckinsey, uno de cada cinco empleados va a seguir después de la pandemia trabajando desde casa entre tres y cinco días a la semana, y asistiendo ocasionalmente a las oficinas de sus empresas. Este cambio impactará a cuatro veces más empleados que antes del coronavirus. Boston Consulting Group asegura que el trabajo remoto pasará en los países desarrollados de ser 17% de prepandemia a 35% en postpandemia. Así, han aparecido nuevas palabras para denominar este nuevo esquema de trabajo: workation (trabajo remoto y vacaciones) y room-office (trabajo en hoteles) (https://bit.ly/3xtEcli). ¿Cómo impactarán estos cambios a los sectores relacionados? En el caso del sector inmobiliario se habla de un impacto importante ante el abandono de los grandes edificios de los corporativos por espacios más modestos, flexibles y grupales. Se prevé que dos de cada tres corporativos está pensando rediseñar sus espacios de oficina, buscando reducir los corporativos en al menos 30%. En los nuevos espacios de trabajo se privilegiarán los sitios colaborativos y las salas de videoconferencias. Se calcula que el impacto en la industria inmobiliaria podría llegar a 25% del tamaño de la industria. La industria alimentaria también recibirá el impacto del crecimiento del trabajo a distancia, pues se reducirá el gasto en los restaurantes dedicados a atender a los empleados y en las reducciones de los espacios y servicios de los comedores institucionales de las empresas. Las ventas de los restaurantes asociados cayeron en promedio 50% en 2020, y los servicios relacionados para los comedores institucionales en 70%. Por su parte, el sector de viajes de negocios será uno de los mayores perdedores en este cambio. McKinsey pronostica una reducción de al menos 20% en este tipo de viajes, afectando con ello a hoteles especializados, aerolíneas y restaurantes. Incluso el tráfico en las ciudades ya se ha visto impactado por las medidas restrictivas y las nuevas modalidades de trabajo a distancia, pues hay cálculos que hablan de una reducción de entre 30% y 40%, repercutiendo en menos consumo de combustibles, menos uso de los vehículos y sus renovaciones. Los grandes ganadores al parecer serán los espacios de coworking, centros de negocios y hoteles reconvertidos en espacio de trabajo. Se calcula que la demanda de este tipo de espacios se disparará en 300% tan solo en el primer trimestre de este año. Por lo visto los nuevos escenarios pasarán de ser grandes oficinas en los lugares céntricos de las ciudades a salas de conferencias de las plataformas de Zoom, Teams, Meet o Webex, y los espacios de oficina adaptados en nuestras casas. Bienvenidos a la nueva normalidad laboral. Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(48) "El trabajo a distancia impactará a la economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "el-trabajo-a-distancia-impactara-a-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-29 08:19:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-29 13:19:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64666" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18175 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a9491e4b42a5a67bef5fcf3d7ecaea78" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
fideicomisos

No hay recursos

Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el...

abril 26, 2021

El trabajo a distancia impactará a la economía

La pandemia nos obligó a restringir las actividades productivas y sociales, así como nuestra movilidad. Ello nos llevó a buscar cómo adaptarnos...

abril 29, 2021




Más de categoría

CODERE… Nuevos Acuerdos. ¿Y la Industria Hípica…?

CODERE es la “accionista mayoritaria” de la permisionaria que usufructúa las 52 hectáreas que ocupa el complejo “Las Américas”...

mayo 6, 2021

La Economía del “Pueblo”

Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como...

mayo 3, 2021

El trabajo a distancia impactará a la economía

La pandemia nos obligó a restringir las actividades productivas y sociales, así como nuestra movilidad. Ello nos llevó a...

abril 29, 2021
universidades que generan más multimillonarios en el mundo 

Las universidades que generan más multimillonarios en el mundo 

Varios de los multimillonarios en el mundo no asistieron a ninguna universidad o la abandonaron antes de obtener un...

abril 28, 2021