El valor de la cultura para la economía mexicana y los desafíos por venir en este sector

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad...

27 de noviembre, 2020

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces tan sólidas de los pueblos originarios. Dichas raíces se fusionaron con la cultura europea, formando así una identidad sumamente auténtica y llena de folclor. Nuestro potencial cultural no es un aspecto espontáneo. Si bien la cultura se hereda, también se reproduce dando lugar a nueva cultura.

La cultura engloba una diversidad de actividades que repercuten en muchos aspectos de nuestra vida. Desde las producciones culturales de las Bellas Artes, que se llevan a cabo desde un recinto como una sala de conciertos, hasta la producción de artesanías o las festividades conmemorativas para las fiestas religiosas en una determinada localidad. 

El estatus de México como potencia turística es, en buena medida, una consecuencia de nuestra vastísima riqueza cultural. El turismo es uno de los sectores con mayor peso en el valor total de nuestra economía. México es actualmente una potencia, ocupando la séptima posición en países receptores de turistas internacionales en 2019, con 45 millones de turistas.

Pero el turismo también propicia la reproducción de la cultura, ya que buena parte de la cultura que se produce obedece al interés del turismo nacional y extranjero sobre los bienes culturales de México, tales como museos, zonas arqueológicas, artesanías y eventos culturales. Si, por ejemplo, se visita casi cualquier mercado en el país, se puede constatar que las zonas de venta de artesanías siempre atraen la presencia de los turistas provenientes del extranjero, por lo que buena parte de la producción de artesanías depende de la llegada de turistas a las ciudades. 

Ranking de países receptores de turistas a nivel mundial en 2019

(Millones de turistas)




Fuente: Statista. 2020.

Turismo y cultura, pues, son complementarios. Pero juntos, son ingredientes indispensables para el desarrollo económico y social, para garantizar la paz, para construir un desarrollo equitativo, justo y de respeto para todos. 

Cuáles son las tendencias

El valor económico de la cultura ha cobrado una fuerza nunca antes vista en las perspectivas económicas a nivel internacional, pues en la medida en que los seres humanos nos hemos vuelto más productivos y hemos podido crear riqueza como en ninguna otra etapa de nuestra historia, cada vez disponemos de tiempo libre para ir al teatro, ver televisión en casa, ir a un museo o viajar para asistir a algún evento cultural. O bien para aprender a tocar un instrumento o practicar una disciplina artística como el teatro, el ballet, etcétera.

La OECD refiere en un importante documento publicado hace poco, que desde los años 1990s, algunos países comenzaron a adoptar el concepto de “Nación creativa”. Australia (1994) y Nueva Zelanda (2000) marcaron una tendencia al posicionar estrategias dentro de sus planes de desarrollo hacia lo que ellos denominan “economía creativa” (creative economy).

Bajo esta óptica, se ha podido medir el valor económico de la cultura en diversos países (incluyendo México). Numerosos economistas, políticos y expertos en urbanismo han destacado en los últimos años el papel de la cultura para la prosperidad económica en las ciudades, así como la consolidación del atractivo de las ciudades como medio para alcanzar la prosperidad. En la opinión del economista y experto, Pier Luigi Sacco, “estamos atestiguando la culturalización de la economía, donde la cultura se vuelve un activo clave para cualquier cadena de valor”. 

Cuenta Satélite de Cultura en México

El INEGI acaba de dar a conocer la Cuenta Satélite de Cultura en México, la cual toma 2013 como año base para medir el desempeño de la producción y la demanda de bienes y servicios culturales en el país. Este reporte, muestra que durante 2019, el sector cultural alcanzó un Producto Interno Bruto de 724 mil 453 millones de pesos; el 3.1% del PIB del país. 

Por actividades culturales, el PIB de este sector se agrupó esencialmente en los servicios de medios audiovisuales, la elaboración de artesanías y la producción cultural de los hogares, que de manera conjunta contribuyeron con el 74.8% del valor generado por el sector de la cultura.

PIB del sector de la cultura en México por actividad económica en 2019

Fuente: INEGI. 2020.

En 2019, las actividades vinculadas con el sector de la cultura generaron empleos equivalentes a 1 395 644 puestos de trabajo, que representaron el 3.2% de la ocupación del país.

La elaboración de artesanías, junto con la producción cultural de los hogares y los medios audiovisuales, participaron con el 68.7% de dichos puestos.

Puestos de trabajo ocupados en el sector por principales actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Oferta y utilización de bienes y servicios culturales por componente en 2019
(Millones de pesos corrientes y estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Distribución del PIB del sector de la cultura por actividades en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Gasto en bienes y servicios del sector por actividades culturales en 2019
(Estructura porcentual)

Fuente: INEGI. 2020.

Últimos comentarios

Es innegable el valor que tiene la cultura mexicana, no solo como patrimonio de la humanidad, sino para la misma economía de nuestro país. Desafortunadamente, la contribución de la cultura al PIB ha venido contrayéndose desde 2009, que tocó su máximo en 4%, hasta 2019 que se ubica en 3.1%.

Contribución del PIB del sector de la cultura en el total del país, 2008-2019
(Participación porcentual)

Fuente: INEGI.

Por si fuera poco, la pandemia del SARS-COV-2 hará que el PIB de la cultura en el país disminuya significativamente durante 2020, pues con el derrumbe de los viajes y el turismo, así como el cierre de museos, teatros y otros recintos, se ha reducido drásticamente la producción cultural en México.

Esta contracción de la producción de cultura no es exclusivo de México, pero debemos recordar que nuestra recuperación económica por el COVID 19 va a ser mucho más lenta que la de muchos otros países, lo que nos debe motivar a pensar de qué manera se puede apoyar a la cultura para que esto pueda reactivar al turismo, los viajes y las economías familiares que dependen de la producción de artesanías y otros productos culturales.

México no puede darse el lujo de conformarse con ocupar el séptimo sitio en recepción de turistas internacionales, y debe diversificar el turismo de playa. Pero esto se logrará en la medida que se incremente y se apoye la producción cultural en ciudades que no están en los litorales.

Debemos estar conscientes que cuando la economía va en declive, el valor económico de la cultura es susceptible a disminuir de manera muy pronunciada, y esto representa un serio problema porque de este sector dependen un gran número de hogares que realizan artesanías y otros bienes y servicios de cultura.

Comportamiento del PIB total del país y el PIB de la cultura

(Variaciones porcentuales anuales)

Fuente: INEGI.

Referencias

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/enec/enec2020_11.pdf

https://es.statista.com/estadisticas/596659/ranking-de-paises-con-mas-llegadas-de-turistas-extranjeros-en-el-mundo/

http://www.oecd.org/cfe/leed/culture-and-creative-sectors.htm

Comentarios
object(WP_Query)#17784 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-07-2021" ["before"]=> string(10) "31-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58413) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-07-2021" ["before"]=> string(10) "31-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17783 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17778 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-07-2021" ["before"]=> string(10) "31-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-31 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58413) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17864 (24) { ["ID"]=> int(67649) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-05 11:10:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 16:10:25" ["post_content"]=> string(6449) "Es intencional separar estos dos vocablos aún cuando ambos involucren recursos; el presupuesto reúne una mira gubernamental y el dinero tiene miras múltiples pero la fundamental es una: mercado. Los analistas y especialistas ya preparan la revisión que sostendrá el presupuesto para la nación en 2022. Preocupa porque en los casi tres años del ejercicio presupuestal de la transición en turno, los lineamientos del gasto corriente no se han respetado; la improvisación que ha caracterizado a esta administración, ignora, desvía, cancela o impone renglones de gasto. Asimismo, ha roto con las premisas esenciales de licitación para las erogaciones más importantes y en materia de adquisiciones la opacidad ha imperado. El presupuesto del gobierno en turno trastocó todas las acepciones de protección y cobertura del esquema social, educativo y salud pública entre innumerables actividades que ahora padecen de esta práctica de abandono. El afán centralizador para efectos de control y de dispersión selectiva, ha desbocado el rumbo del gasto, ha borrado programas en marcha y ha dislocado conceptos de la agenda social. Es por ello que a la mitad del camino recorrido de esta transición se torne imperativo una revisión minuciosa de las prioridades y de los rezagos que inundan el reclamo de un contrato social traicionado.  La austeridad adjetivada como republicana ha sido un fiasco y la concentración del recurso, provocado por el desmantelamiento de reservas y otras alternativas de contingencia, han secado las arcas de la nación. El intento de captura clientelar ya desborda el ánimo de una sociedad inmersa en el pasmo y la expectativa; en el primer enunciado la clase trabajadora y en el segundo la pasividad relajada en la dádiva. La división aflora en aspectos de convivencia y reto de continuidad de unos y otros. No existe entendimiento posible cuando de un sector existe sostén y aportación productiva y del otro la simple expectativa ya enunciada.  La división de la sociedad es patente como patente es la intención del gobierno. El modelo popular en el señalamiento de prácticas que atacan la acumulación y la avidez no hacen más que suscribir las fórmulas antagónicas de la igualdad, quimera de años de oprobio y descalificación aspiracional, sembrada en un socialismo que ha transitado por mentes excluyentes del individualismo, del esfuerzo y del sueño creador. El socialismo ignora que cuando un gobierno pierde su mediación se convierte en un extremo, exiguo o dictatorial, ambos nocivos para el orden social. El socialismo ha ignorado el precepto fundamental de libertad, entre muchos otros preceptos que traicionan la asociación, la unión de intereses y la creatividad. El factor de interpretación es crucial para el entendimiento entre seres humanos; la interpretación sin guía puede derivar en la pretensión socialista para juzgar destino y cuota de participación. Toda medida que atente contra la exclusión de juicio ante un todo que se llama producto, es una medida totalitaria e interpretativa de apropiación de mandato y contrario a la democracia. La democracia es una función de medida, por tanto el socialismo la rechaza. Los modelos totalitarios no quieren ser comparados ni medidos.  En ese camino transita México; si es en forma parcial, tanto da, esa es la pauta de esta visión de gobierno. El presupuesto que avizora recomposición de los esquemas sociales y cierta reestructuración y orden ante la nueva legislatura, desde luego propone cierto equilibrio y cierto freno al desbocado gasto del gobierno. La captura de voluntades no aminoró la intención latente en la dispersión de la riqueza nacional, pero los haberes de la nación ya no son los mismos al inicio de gestión. La ruta de la deuda ya coloca al país en renglones de atención y cobertura en duda; la imposición fiscal sería el camino erróneo cuando la recomposición de la economía está en proceso.  En este cruce de mitad de sexenio, contemplamos un gobierno debilitado en sus propósitos y alcances; si examinamos el producto de la nación daremos cuenta de que una lucha de poder económico la perdería el gobierno. La participación privada supera el 83%; la participación de todo el aparato del Estado quedaría en el restante 17%, con la prerrogativa que requiere prácticamente de toda función presupuestal para alimentar el costo de la burocracia y el costo del servicio de una deuda que supera el 52% del producto.  Los números mencionados limitan poder de maniobra pero limitan poder de acción para continuar obra innecesaria y fallida de origen en tres proyectos inútiles. Limitan también esa obstinación para imponer la dádiva como sustento de mercados y robustecimiento de cadenas productivas. El ahorro que nunca se dio pero que cundió en el discurso, ya desvió metas de política económica en forma sustancial. El exterior observa, analiza y sanciona en las áreas que precisan de revisión y rumbo. En otras, también se observa el costo de oportunidad para situar inversiones en donde flaquearon los soportes gubernamentales en épocas críticas de pandemia. La quiebra de un millón de empresas es fracaso de política económica pero es a la vez vacío que cubre la inversión seria y responsable. La franca ausencia de política económica con un proyecto sólido no impacta del todo la cimentación de confianza de la política monetaria del Instituto Central, el Banco de México; ahí es donde se recomponen variables y niveles de confianza para amortiguar el desorden y compulsión del gasto de un gobierno sin talento profesional. Esa es la alusión al dinero que inicia este texto; es en esa solvencia de un organismo autónomo en donde se cifran soluciones de largo plazo. Es en esa tesitura en donde radican esquemas de recomposición e iniciativas empresariales. Es en ese mercado de dinero, que se traduce en capitales en donde existe esa gran posibilidad que se denomina compás de espera en lo que se va esta transición fallida, para recomponer nuestra economía." ["post_title"]=> string(20) "Presupuesto y Dinero" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "presupuesto-y-dinero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-05 11:10:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 16:10:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67649" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17772 (24) { ["ID"]=> int(67940) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-12 07:34:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 12:34:22" ["post_content"]=> string(6733) "Estamos acostumbrados a que esta transición en turno, la tercera de nuestra etapa democrática, no solamente adelgaza sus márgenes de maniobra, los cancela, los anula. Estamos acostumbrados también a la improvisación y al surgimiento de ocurrencias sin un amparo técnico, sin un sustento de viabilidad para los proyectos que se emprenden. Naturalmente, las consecuencias están a la vista: caída del producto como no se vivía en cien años, abandono de tareas esenciales en la salud, en la educación; un dispendio desbocado, una supresión de reservas y fondos sin ningún objetivo de cobertura social, un trastorno en el contrato social y una multiplicación de la pobreza.  Ahora se pretende instalar un sistema de distribución, porque no podríamos llamarle empresa; simplemente no emprende nada a favor de nadie: una distribuidora de gas por encima de las realidades que vive esta nación no solamente en este rubro, dejando atrás las prioridades en salud pública, en violencia, en economía y educación por enumerar las tareas pendientes desde 2018, cuando se detuvo la economía y cuando se pretendió un falaz ahorro y una austeridad inexistente.  Otra vez a imponer un proyecto del lado de la oferta, otra vez a invadir terrenos que corresponden al sector empresarial. La primera observación estima una demanda no naciente entre una ciudadanía con carencias en áreas de infinita mayor demanda en otras premuras. La segunda simplemente pasa por alto los números actuales en el consumo de gas LP: el 70% del consumo actual en el país lo importa el sector privado; Pemex produce el 14% e importa el 16%. Desde esa perspectiva y ante la dependencia de producción foránea en un 86% no se concibe una distribuidora bajo ningún concepto rentable. Por principio, el precio es de cotización internacional.  La siguiente aberración, una vez desestimada la demanda no creada, sin perder de vista que la oferta sería una imposición, radica en concentrar la tarea en la petrolera. Hemos insistido en este espacio, Pemex no es una empresa con problemas, es una empresa que a los ojos de cualquier sistema operativo ya dejó de existir; esto quiere decir que al perder su patrimonio más de una vez no existe valor en la reposición de sus activos ni en la reposición de su capital. Expresado de otro modo: el total de sus pasivos no sería cubierto con el total de activos y capital.  Para añadir problemas a la petrolera, a la que se le encarga refinar, el peor negocio del mundo en este momento, se le encarga construir en un pantano sin visos de recuperación y sin expectativas de mercado y ahora se le pretende encargar la distribución de gas. Como toda ocurrencia fallida, desde luego no se ha contemplado una logística de transporte, de concentración de cilindros, suponiendo que esa sería la vía de distribución. Tampoco la extensa geografía del país, como jamás existiría un plan de negocios y una tasa de recuperación. Más allá de una cobertura sin padrón como otras existentes bajo el mismo eufemismo de bienestar, los recursos. En estos radica el inicio fallido de otro proyecto sin destino, sin olvidar que suman tres gigantescos, pletóricos de fallas y de dudosa puesta en marcha. Tras la devastación de reservas y fondos y de toda medida de captación de recursos en los tres años de esta transición, sería imposible contemplar un subsidio adicional a un programa que en su simple implementación y arranque tomaría un año al menos. Otro cargo al erario, sumado al capital transitorio que se inyecta en la petrolera, capital que se abona a la compra de tiempo que reta la degradación de calificación en el riesgo de la emisión de papel de la petrolera, que dicho sea de paso, gravita en el riesgo soberano de la nación, apunta a un horizonte de pérdida adicional a las tareas en las que esta transición ya se encuentra.  Todavía existe un reto adicional; al parecer Pemex es la única empresa petrolera en el mundo que opera sola; la única razón obedece a que el presidente pretende autosuficiencia en gasolinas cuando el mundo desecha esa práctica. La pretendida autosuficiencia alimentaria, modelo que operó en México hace cinco décadas ya experimenta un fracaso de visión de esta práctica en los precios de garantía, el maíz como ejemplo. Ignorar la globalidad no es reto, es estulticia y obcecación en un mando que confunde interpretación por imposición de regresión a épocas trascendidas y superadas.  El espectro de otra aberración al parecer se diluye por iniciativa del Congreso norteamericano y la compra de Deer Park no se consolida. No es la adquisición y control accionario la premisa de objeción, es la operación en manos de Pemex, empresa que en tres años ha dilapidado un prestigio histórico. Una multinacional no se opera violentando acuerdos internacionales, tampoco puede esperarse respeto cuando las perforaciones de mar profundo se convierten en materia de apropiación y no por territorio, por derechos pactados con agentes económicos que han expuesto capital de riesgo.  Si de violaciones hablamos, el huachicol, al que nunca se le combatió pero sirvió de pretexto para cubrir la inexperiencia de los mandos de Pemex al no importar gasolinas en tiempo, descubre también la otra fase de inoperancia de la petrolera: el gasichol. Las tomas clandestinas se multiplican y la inacción gubernamental es clara. Al descubierto quedan las prácticas de ineficiencia y corrupción de los operadores de esta transición. Las licitaciones prácticamente no existen, las adquisiciones se realizan en forma directa; la deserción de constructoras líderes en su ramo, en Dos Bocas, lo ha dejado manifiesto.  Todas estas manifestaciones las sanciona el capital; no es casual el retiro de JP Morgan y Deutsche Bank, no es casual el destino del manejo de su cartera en banca comercial local. El retiro no es de sus portafolios de plazo y recuperación de cartera, su retiro es de la banca de inversión para nuevos proyectos. Retiran su confianza. Eso es todo. Se retiran, como muchos otros, de las aberraciones económicas de esta transición.  LEE: Diversificación del Riesgo | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(42) "Gas Bienestar, otra aberración económica" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(5) "67940" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-12 07:36:08" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 12:36:08" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67940" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17864 (24) { ["ID"]=> int(67649) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-05 11:10:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 16:10:25" ["post_content"]=> string(6449) "Es intencional separar estos dos vocablos aún cuando ambos involucren recursos; el presupuesto reúne una mira gubernamental y el dinero tiene miras múltiples pero la fundamental es una: mercado. Los analistas y especialistas ya preparan la revisión que sostendrá el presupuesto para la nación en 2022. Preocupa porque en los casi tres años del ejercicio presupuestal de la transición en turno, los lineamientos del gasto corriente no se han respetado; la improvisación que ha caracterizado a esta administración, ignora, desvía, cancela o impone renglones de gasto. Asimismo, ha roto con las premisas esenciales de licitación para las erogaciones más importantes y en materia de adquisiciones la opacidad ha imperado. El presupuesto del gobierno en turno trastocó todas las acepciones de protección y cobertura del esquema social, educativo y salud pública entre innumerables actividades que ahora padecen de esta práctica de abandono. El afán centralizador para efectos de control y de dispersión selectiva, ha desbocado el rumbo del gasto, ha borrado programas en marcha y ha dislocado conceptos de la agenda social. Es por ello que a la mitad del camino recorrido de esta transición se torne imperativo una revisión minuciosa de las prioridades y de los rezagos que inundan el reclamo de un contrato social traicionado.  La austeridad adjetivada como republicana ha sido un fiasco y la concentración del recurso, provocado por el desmantelamiento de reservas y otras alternativas de contingencia, han secado las arcas de la nación. El intento de captura clientelar ya desborda el ánimo de una sociedad inmersa en el pasmo y la expectativa; en el primer enunciado la clase trabajadora y en el segundo la pasividad relajada en la dádiva. La división aflora en aspectos de convivencia y reto de continuidad de unos y otros. No existe entendimiento posible cuando de un sector existe sostén y aportación productiva y del otro la simple expectativa ya enunciada.  La división de la sociedad es patente como patente es la intención del gobierno. El modelo popular en el señalamiento de prácticas que atacan la acumulación y la avidez no hacen más que suscribir las fórmulas antagónicas de la igualdad, quimera de años de oprobio y descalificación aspiracional, sembrada en un socialismo que ha transitado por mentes excluyentes del individualismo, del esfuerzo y del sueño creador. El socialismo ignora que cuando un gobierno pierde su mediación se convierte en un extremo, exiguo o dictatorial, ambos nocivos para el orden social. El socialismo ha ignorado el precepto fundamental de libertad, entre muchos otros preceptos que traicionan la asociación, la unión de intereses y la creatividad. El factor de interpretación es crucial para el entendimiento entre seres humanos; la interpretación sin guía puede derivar en la pretensión socialista para juzgar destino y cuota de participación. Toda medida que atente contra la exclusión de juicio ante un todo que se llama producto, es una medida totalitaria e interpretativa de apropiación de mandato y contrario a la democracia. La democracia es una función de medida, por tanto el socialismo la rechaza. Los modelos totalitarios no quieren ser comparados ni medidos.  En ese camino transita México; si es en forma parcial, tanto da, esa es la pauta de esta visión de gobierno. El presupuesto que avizora recomposición de los esquemas sociales y cierta reestructuración y orden ante la nueva legislatura, desde luego propone cierto equilibrio y cierto freno al desbocado gasto del gobierno. La captura de voluntades no aminoró la intención latente en la dispersión de la riqueza nacional, pero los haberes de la nación ya no son los mismos al inicio de gestión. La ruta de la deuda ya coloca al país en renglones de atención y cobertura en duda; la imposición fiscal sería el camino erróneo cuando la recomposición de la economía está en proceso.  En este cruce de mitad de sexenio, contemplamos un gobierno debilitado en sus propósitos y alcances; si examinamos el producto de la nación daremos cuenta de que una lucha de poder económico la perdería el gobierno. La participación privada supera el 83%; la participación de todo el aparato del Estado quedaría en el restante 17%, con la prerrogativa que requiere prácticamente de toda función presupuestal para alimentar el costo de la burocracia y el costo del servicio de una deuda que supera el 52% del producto.  Los números mencionados limitan poder de maniobra pero limitan poder de acción para continuar obra innecesaria y fallida de origen en tres proyectos inútiles. Limitan también esa obstinación para imponer la dádiva como sustento de mercados y robustecimiento de cadenas productivas. El ahorro que nunca se dio pero que cundió en el discurso, ya desvió metas de política económica en forma sustancial. El exterior observa, analiza y sanciona en las áreas que precisan de revisión y rumbo. En otras, también se observa el costo de oportunidad para situar inversiones en donde flaquearon los soportes gubernamentales en épocas críticas de pandemia. La quiebra de un millón de empresas es fracaso de política económica pero es a la vez vacío que cubre la inversión seria y responsable. La franca ausencia de política económica con un proyecto sólido no impacta del todo la cimentación de confianza de la política monetaria del Instituto Central, el Banco de México; ahí es donde se recomponen variables y niveles de confianza para amortiguar el desorden y compulsión del gasto de un gobierno sin talento profesional. Esa es la alusión al dinero que inicia este texto; es en esa solvencia de un organismo autónomo en donde se cifran soluciones de largo plazo. Es en esa tesitura en donde radican esquemas de recomposición e iniciativas empresariales. Es en ese mercado de dinero, que se traduce en capitales en donde existe esa gran posibilidad que se denomina compás de espera en lo que se va esta transición fallida, para recomponer nuestra economía." ["post_title"]=> string(20) "Presupuesto y Dinero" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "presupuesto-y-dinero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-05 11:10:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 16:10:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67649" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3c25914ab5e3b6d4f372d2a3776ccc5c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Presupuesto y Dinero

Es intencional separar estos dos vocablos aún cuando ambos involucren recursos; el presupuesto reúne una mira gubernamental y el dinero tiene miras...

julio 5, 2021

Gas Bienestar, otra aberración económica

Estamos acostumbrados a que esta transición en turno, la tercera de nuestra etapa democrática, no solamente adelgaza sus márgenes de maniobra, los...

julio 12, 2021




Más de categoría
América Móvil

América Móvil, la empresa número uno de México

La Revista Expansión en su ranking sobre las 500 empresas más importantes de México en el 2021 posiciona a...

julio 29, 2021
movilidad financiera

Un gobierno sin movilidad financiera

Los agentes económicos se sujetan a reglas no necesariamente escritas, pero de orden estrictamente regulador en la captación de...

julio 26, 2021
El sector manufacturero registra resultados contrastantes en empleo, horas trabajadas y remuneraciones promedio

El sector manufacturero registra resultados contrastantes en empleo, horas trabajadas y remuneraciones promedio

La semana pasada se dieron a conocer las cifras de empleo del IMSS y una de las cosas que...

julio 23, 2021
Empleos que serán reemplazados en un futuro cercano por robots

Empleos que serán reemplazados en un futuro cercano por robots

Con la llegada del COVID-19 en todo el mundo y en particular en México en el mes de marzo...

julio 22, 2021