El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

La época decembrina es cuando las ventas de teléfonos celulares se incrementan más. Vale la pena recordar que hay alternativas antes de endeudarse para adquirir el teléfono de moda.

29 de noviembre, 2022 El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

Los smartphones se han convertido en una herramienta indispensable para nuestra vida diaria. Su utilidad va más allá de la comunicación, pues ahora es posible realizar transacciones bancarias, compras y pagos por servicios, escuchar música, aprender temas nuevos, entre muchas otras actividades. Ante sus múltiples funcionalidades, millones de personas en el mundo han buscado la manera de adquirir uno, ya sea comprándolo de contado, a través de un financiamiento, o bien, mediante un esquema de arrendamiento.

Muchas personas cambian sus teléfonos cuando consideran que el que poseen actualmente ya no cubre sus necesidades. Especialmente esto sucede cuando se empiezan a presentar fallas. Sin embargo, la mayoría no se da la oportunidad de llevarlo a un lugar especializado para su evaluación y eventual reparación, tal como ocurre con los automóviles. Para evitar que se presente una falla, el auto recibe un servicio preventivo y cuando se presenta algún problema, hay un servicio correctivo que busca, precisamente, evitar un gasto importante, como comprar un vehículo nuevo de inmediato.

Pensando en la frecuencia y las razones por las que las personas reemplazan sus dispositivos móviles, la Universidad Tecnológica de Delft realizó un estudio en 2021 en el que preguntó a 617 personas de Europa occidental que recientemente habían cambiado de teléfono, cuál había sido el tiempo que conservaron su último aparato y el motivo por el que lo habían cambiado. Además, preguntó a las personas con teléfonos rotos o que funcionaban mal, si habían considerado repararlos antes de adquirir uno nuevo. Los resultados son interesantes.

De acuerdo con los resultados, la razón más común por la que las personas reemplazaron su smartphone fue la pérdida de rendimiento, como un software más lento o una batería desgastada. Solo el 30% de los que dijeron que tenían un teléfono parcialmente defectuoso (como una batería que se agota rápidamente) consideraron repararlo. La segunda razón más común para reemplazar un teléfono fue simplemente “sentir” que era hora de comprar uno nuevo.

El estudio señala que hay una percepción equivocada sobre la vida útil de un teléfono, pues las personas consideran que es de 3 años y medio. Esta creencia es alimentada por el marketing de las compañías telefónicas, la presión social que se ejerce al ver que amigos y conocidos reemplazan sus teléfonos frecuentemente, y por la existencia de pocos incentivos para que las personas opten por reparar los dispositivos, ya que algunos teléfonos están sellados de tal forma que se dificulta la autoreparación.

De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU), en México se reemplazan los smartphones cada dos años.1 El estudio señala que el reemplazo de teléfonos se ha convertido en una inversión a mediano plazo, ya que la frecuencia de reemplazo se ha duplicado desde 2014, cuando era de 12 meses. En pocas palabras, los teléfonos celulares ahora se reemplazan con menor frecuencia. 

México es un mercado atractivo para los fabricantes de equipos, puesto que no requiere grandes esfuerzos para promover la venta de sus teléfonos. En nuestro país se comercializan más de 30 millones de nuevos dispositivos al año, tan sólo en el segundo trimestre de 2021 se vendieron 7.8 millones de equipos inteligentes, dos de cada tres (5.1 millones) de gama media y gama alta.

El smartphone es la principal vía de acceso a internet para un elevado porcentaje de la población, al ser, en ocasiones, el único medio de acceso con el que cuentan. Al momento de elegir un equipo, los mexicanos evalúan el precio y las posibilidades de adquirirlo de contado o en pagos diferidos (el gasto promedio por dispositivo es 4328 pesos), además, toman en consideración la capacidad de almacenamiento, el procesador, la resolución de la cámara, el sistema operativo, la duración de la batería y el diseño.

La época decembrina se aproxima y es la época del año en el que las ventas de teléfonos celulares se incrementan más. Con estos datos en mente, vale la pena recordar que hay alternativas antes de gastar dinero o endeudarse para adquirir el teléfono de moda. La economía mexicana aún se encuentra en una fase de incertidumbre y lo mejor es ser prudentes con los gastos innecesarios. 

 

*Nota basada en la publicación del diario The New York Times, “Smartphones are like cars. So why don´t we maintain them”. Disponible en: https://www.nytimes.com/2022/11/09/technology/personaltech/smartphone-repair.html?smid=nytcore-ios-share&referringSource=articleShare

 1Datos al segundo trimestre de 2021. https://www.theciu.com/publicaciones-2/2021/10/11/mercado-de-smartphones-en-mxico-al-2t-2021-reconfiguracin-competitiva-a-la-vista 

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86161) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86161) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86161) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87881) ["post_author"]=> string(3) "199" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-18 10:37:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-18 15:37:10" ["post_content"]=> string(4954) "Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos muy significativos en su secuencia histórica: el primero entre 2019 e inicios de 2021 caracterizado por la destrucción de la oferta y la demanda amortiguada por el cueste lo que cueste; y el segundo, desde finales de 2021 hasta el presente, singularizado por el acompañamiento a este último, de la inflación y de la estanflación.   La estanflación de hoy en día, no se desmiente en absoluto con el vicio conceptual de Janet Yellen y de Biden de refutarlo alegando que no hay tal cosa porque no hay desempleo. Vicio conceptual, porque es una consecuencia del troquelado de la Curva de Philips en el inconsciente de ambos personajes.  Recordamos que tal Curva designa a la relación inversa entre inflación y desempleo como responsable fundamental de la inflación, pero no los precios formados por los empresarios o la cantidad de dinero en circulación. Vicio conceptual, porque la realidad actual de la emergencia sanitaria en nada permite otorgarle un rol secundario a los precios inflados por los empresarios, o a la cantidad de dinero en circulación emitida por el gobierno.  Como antecedente de la estanflación actual que acompaña categóricamente al cueste lo que cueste, las expectativas registraron tres fases. La primera, desde fines de 2019 hasta mediados de 2020, fue de los agoreros del colapso (permabears) a causa de la destrucción de la oferta y la demanda. La segunda desde fines de 2020 hasta finales del 2021, fue de los optimistas crónicos (permabulls) que pregonaron la recuperación en V para las economías competitivas; y la tercera, desde inicios del 2022 hasta el presente, cuando la sorpresa de los neoclásicos tuvo que confrontarse con la realidad del reconocimiento forzoso no solo de la inflación duradera, sino también de la recuperación estanflacionaria en el túnel del coronavirus, sus secuelas y variantes; la cual  recicla al cueste lo que cueste. El cueste lo que cueste de la crisis sanitaria se entabló en dos escenarios básicos, aunque no exclusivos. 1) Así sucedió en el eje del cueste lo que cueste consistente en la compensación indemnizatoria masiva de los más perjudicados por la peste, sean estos los Bancos, las empresas o las familias a fin de sostener a la demanda global. 2) Las bajas, casi nulas, tasas de interés de la política emisionista quantitative easing, las cuales abarataron al cueste lo que cueste Estamos entrando en una etapa artefactual donde los riesgos y las incertidumbres propios de la durabilidad del cueste lo que cueste conjugan a los estrangulamientos económicos con los políticos y con los sociales. La estanflación deteriora al poder de compra de los que tienen la suerte de conservar su trabajo; al mismo tiempo que la durabilidad del cueste lo que cueste sobredimensiona al gasto público y al endeudamiento del mismo género, montando un desfase de la política pública que minora al financiamiento de la salud colectiva, la educación o la seguridad social. Llovido sobre mojado: los conflictos geo económicos, la desarticulación de las cadenas de valor mundiales y el aumento del gasto militar, hacen que el cueste lo que cueste devenga muy perjudicial para el bien común de largo plazo, porque soluciona cada vez menos al fallo fundamental del mercado, tal cual es hacer crecer al PIB potencial. La realidad mundial de la recuperación estanflacionaria demuestra que el cueste lo que cueste tiene la piel dura; por lo cual no nos aproximamos a ningún retorno a la normal, tal como vocean los comentaristas simpatizantes del modelo mental neoclásico más o menos afectados por los vicios conceptuales de la main current economic. Aunque no invalidamos al cueste lo que cueste como respuesta urgente a la crisis sanitaria, recalcamos que esta  variable crucial repercutirá en forma inédita en el corto y largo plazo del ciclo económico que se aproxima; planteando un desafío de gran envergadura para el pensamiento y la acción económicos." ["post_title"]=> string(36) "Durabilidad del cueste lo que cueste" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "durabilidad-del-cueste-lo-que-cueste" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 01:32:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 06:32:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87881" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18782 (24) { ["ID"]=> int(87533) ["post_author"]=> string(3) "198" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-09 14:28:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-09 19:28:47" ["post_content"]=> string(10855) "El fin de cada año es un tiempo para reflexionar sobre lo vivido durante los últimos doce meses, tanto en lo personal/profesional como a nivel empresarial. Hacer un balance al final del año es importante ya que permite al empresario validar las cosas que funcionaron bien en lo productivo, la atención a clientes, y, especialmente, en lo económico/financiero. Es un momento importante para que los directivos evalúen la eficacia de determinadas estrategias, productos, campañas de marketing, etc.; para reflexionar sobre la gestión de los recursos humanos y, sobre todo, porque permite detectar áreas de oportunidad.  Posiblemente te preguntes por qué es importante evaluar las diferentes variables de la gestión empresarial. Una de las principales razones es por el impacto que tu estilo de gestión puede tener sobre los procesos internos de la administración de tu negocio, en especial, sobre los colaboradores, sobre quienes descansa la operatividad del negocio.  ¿Sabías que hay mucha gente que no se compromete con el trabajo y sólo lo hace por necesidad?  Según un reciente informe de Gallup sobre el estado del lugar de trabajo, sólo el 33% de los empleados están comprometidos con el trabajo; de ahí la importancia de reflexionar al respecto y planear las modificaciones necesarias para el siguiente año. Una revisión de fin de año para la empresa es beneficiosa, entre otras razones, porque permite determinar qué ha funcionado o qué se puede mejorar, lo que implica una mejor toma de decisiones en el futuro; se pueden apreciar avances, atorones o retrocesos y se podrán cerrar círculos que podrían convertirse en problemas el siguiente año. Es decir, es la base para determinar los objetivos a alcanzar en los siguientes doce meses. Por ello, no se trata sólo de repasar sino de revisar a fondo para determinar aprendizajes y resultados clave. Lo importante es hacerlo porque lo que obtendrás será mucho material valioso para reflexionar sobre tus logros, la base para diseñar tu próximo ciclo, y poner en la mesa los temas que quedaron pendientes. LOS GRANDES EMPRESARIOS LO HACEN Aunque la mayoría de los directivos convierten esta revisión en un hábito, existen diferentes enfoques que pueden adoptarse para adaptarse a las necesidades de cada empresa. Algunos empiezan por fijarse en los KPI alcanzados, mientras que otros se aseguran de hacer la revisión con más frecuencia a lo largo del año.  La clave para comenzar a implementar un proceso de revisión de fin de año efectivo la dan algunos miembros del consejo empresarial de Forbes: Nuala Walsh, fundadora y presidenta de MindEquity Consulting, expresa que, una trampa subestimada de la revisión de fin de año es la tendencia a evaluar el progreso basándose únicamente en los resultados obtenidos y no en cómo se lograron y cómo encajan con una estrategia a largo plazo. Adam Coffey, consejero delegado de Advisory Guru, LLC, afirma que ante los imprevistos mundiales como el Covid-19 que causaron trastornos en muchas empresas y en las cadenas de suministro, es necesario reevaluar las lecciones aprendidas para hacer los ajustes necesarios para el siguiente año. Por su lado, Tiffany Gaines, fundadora y presidenta de SS Global Entertainment, asevera que analizar el resumen financiero general de un negocio permite revisar su balance de flujo de caja, capital circulante y la posición en términos de cualquier línea de crédito o préstamo pendiente. Dice que un buen punto de partida es actualizar el plan de negocio original de la empresa. A su vez, Johnny Marines, director de Johnny Marines Enterprises expone que cada fin de año celebra una reunión con socios y empleados para discutir los pros y los contras de las operaciones comerciales durante el año que termina y acuerdan una línea de acción para el siguiente año. Tej Brahmbhatt, Socio de inversión en el banco Watchtower Capital, considera que las auditorías anuales garantizan adaptabilidad y agilidad. Asevera que la forma más sencilla de empezar es analizar primero las líneas que no generan ingresos, como los pasivos, a fin de automatizar y simplificar, o eliminar, procesos ineficaces para reducir costes y/o tiempo. La idea, dice, es promover comportamientos y resultados de alto rendimiento y minimizar los de bajo rendimiento. De forma similar, la emprendedora Tammy Sons, presidenta de Tn Vivero, expresa que al acercarse la época de pago de impuestos realiza una evaluación a gran escala en todos los aspectos de su negocio no sólo para prepararse a pagar impuestos sino para determinar las áreas en las que puede reducir gastos. Finalmente, Kerry Siggins, CEO de StoneAge, explica que a fin de año hacen algo llamado "reflexionar hacia adelante": analizan el rendimiento general, la ejecución de su estrategia y los logros y fallos, para incorporar lo aprendido a los objetivos, los indicadores clave de rendimiento y el plan general del año siguiente. “Es muy útil reflexionar sobre el futuro, porque es un proceso positivo que fomenta una mentalidad de crecimiento y permite hablar de los errores con seguridad”. ¿CÓMO HACERLO? PASOS PRELIMINARES Hacer el balance de fin de año de la empresa no es algo que se pueda hacer de forma individual. Necesariamente se debe involucrar a los socios, al equipo directivo y a ejecutivos de alto nivel involucrados en las distintas áreas de la empresa. Se trata de una sesión que puede tomar hasta un día de trabajo en la que se intercambiarán pensamientos y situaciones vividas en busca de responder a las preguntas fundamentales de la evaluación. Es normal que al anunciar una sesión de evaluación algunos de los ejecutivos convocados sientan alguna inquietud en virtud de su propio desempeño dentro de la empresa, o bien, no tengan del todo claro las expectativas de su participación en dicha sesión. Por eso es conveniente seguir algunas recomendaciones preliminares. Deberás permitir que los participantes sepan exactamente qué se espera de ellos y cómo se medirá el rendimiento con base en los objetivos planeados al inicio del año. Asimismo, ten claramente presentes los objetivos de rendimiento que se establecieron para poder valorar contra los resultados que arroje la evaluación. También será importante para el proceso de revisión documentar todos los comentarios que surjan, agregando las apreciaciones personales del director general o presidente a fin de lograr un panorama más completo. Al efecto, deberás considerar los comentarios que aparezcan provenientes de personas de fuera de la empresa (proveedores y clientes, principalmente); esto te dará una visión de 360°ya que a menudo los directivos pueden tener una perspectiva aislada y unidimensional del desempeño empresarial. Una retroalimentación de 360°, proporciona una mayor comprensión más allá del alcance de la perspectiva individual. Los comentarios de compañeros de trabajo o clientes permiten conocer el verdadero carácter y rendimiento de los colaboradores, lo que puede ser extremadamente útil cuando se trata de entrenar y evaluar a su equipo. Otro factor que deberás tener en cuenta es tu propio rendimiento como directivo, es decir, estarás expuesto, si actúas honestamente, a ser cuestionado o criticado sobre la forma en que has gestionado la administración de la empresa. Eso te permitirá detectar áreas de oportunidad que puedas compartir durante la evaluación del siguiente fin de año. Lo anterior implica pensar cómo ha sido tu interacción en todas las áreas de la organización y en particular con los colaboradores, por lo tanto, disponte a asumir las cosas en las que tu desempeño no ha sido el que corresponde a un ejecutivo del todo eficaz. Ten presente que el secreto de las reuniones eficaces es un marco sólido que guíe la reunión de la forma más efectiva. Una hora o dos es poco tiempo para debatir el rendimiento de todo un año. Esto implicará diseñar una estructura de reunión eficaz para aprovechar al máximo el tiempo dedicado a la sesión de revisión. Proponte un orden del día que organice el debate, dando prioridad a los temas más importantes.  Aunque cada trabajo y organización es diferente, las reuniones eficaces constan de tres componentes principales transferibles: Prepararse con antelación; contar con un secretario de la reunión que documente y dirija el debate, y no olvidar el contexto (en este caso sería la revisión del rendimiento). Otro factor a tener en cuenta es que durante la evaluación deberás ser asertivo. La mayoría de los colaboradores querrán saber qué han hecho bien y ser reconocidos por ello. Sin embargo, será importante hacer notar, de una manera asertiva para no confrontar, todo aquello que podría mejorar en lo individual y en lo colectivo. Proporcionar comentarios constructivos es la mejor manera de comunicar con los colaboradores y, aunque una conversación de este tipo puede ser difícil, ayuda a crecer y desarrollar a los miembros del equipo a largo plazo.   Una vez finalizada la evaluación del rendimiento, será importante hablar de lo que viene a continuación. La mayor parte de las sesiones sobre gestión del rendimiento deben centrarse en cómo los miembros de un equipo pueden seguir creciendo y maximizar su valor para la organización.  Es importante conocer sus puntos fuertes y ayudarles a descubrir cómo pueden aplicarlos mejor en su puesto. A raíz de la sesión de evaluación, es probable que se modifiquen los objetivos y prioridades de la organización.  Esto puede significar que los objetivos de los miembros del equipo también deberán cambiar.  Será importante asegurarse de que los miembros del equipo están alineados con las prioridades más actuales y urgentes.  " ["post_title"]=> string(57) "Evaluación empresarial de cierre de año (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(96) "Una evaluación empresarial te permitirá identificar fortalezas y áreas que pueden mejorarse " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "evaluacion-empresarial-de-cierre-de-ano-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-09 14:28:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-09 19:28:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87881) ["post_author"]=> string(3) "199" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-18 10:37:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-18 15:37:10" ["post_content"]=> string(4954) "Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos muy significativos en su secuencia histórica: el primero entre 2019 e inicios de 2021 caracterizado por la destrucción de la oferta y la demanda amortiguada por el cueste lo que cueste; y el segundo, desde finales de 2021 hasta el presente, singularizado por el acompañamiento a este último, de la inflación y de la estanflación.   La estanflación de hoy en día, no se desmiente en absoluto con el vicio conceptual de Janet Yellen y de Biden de refutarlo alegando que no hay tal cosa porque no hay desempleo. Vicio conceptual, porque es una consecuencia del troquelado de la Curva de Philips en el inconsciente de ambos personajes.  Recordamos que tal Curva designa a la relación inversa entre inflación y desempleo como responsable fundamental de la inflación, pero no los precios formados por los empresarios o la cantidad de dinero en circulación. Vicio conceptual, porque la realidad actual de la emergencia sanitaria en nada permite otorgarle un rol secundario a los precios inflados por los empresarios, o a la cantidad de dinero en circulación emitida por el gobierno.  Como antecedente de la estanflación actual que acompaña categóricamente al cueste lo que cueste, las expectativas registraron tres fases. La primera, desde fines de 2019 hasta mediados de 2020, fue de los agoreros del colapso (permabears) a causa de la destrucción de la oferta y la demanda. La segunda desde fines de 2020 hasta finales del 2021, fue de los optimistas crónicos (permabulls) que pregonaron la recuperación en V para las economías competitivas; y la tercera, desde inicios del 2022 hasta el presente, cuando la sorpresa de los neoclásicos tuvo que confrontarse con la realidad del reconocimiento forzoso no solo de la inflación duradera, sino también de la recuperación estanflacionaria en el túnel del coronavirus, sus secuelas y variantes; la cual  recicla al cueste lo que cueste. El cueste lo que cueste de la crisis sanitaria se entabló en dos escenarios básicos, aunque no exclusivos. 1) Así sucedió en el eje del cueste lo que cueste consistente en la compensación indemnizatoria masiva de los más perjudicados por la peste, sean estos los Bancos, las empresas o las familias a fin de sostener a la demanda global. 2) Las bajas, casi nulas, tasas de interés de la política emisionista quantitative easing, las cuales abarataron al cueste lo que cueste Estamos entrando en una etapa artefactual donde los riesgos y las incertidumbres propios de la durabilidad del cueste lo que cueste conjugan a los estrangulamientos económicos con los políticos y con los sociales. La estanflación deteriora al poder de compra de los que tienen la suerte de conservar su trabajo; al mismo tiempo que la durabilidad del cueste lo que cueste sobredimensiona al gasto público y al endeudamiento del mismo género, montando un desfase de la política pública que minora al financiamiento de la salud colectiva, la educación o la seguridad social. Llovido sobre mojado: los conflictos geo económicos, la desarticulación de las cadenas de valor mundiales y el aumento del gasto militar, hacen que el cueste lo que cueste devenga muy perjudicial para el bien común de largo plazo, porque soluciona cada vez menos al fallo fundamental del mercado, tal cual es hacer crecer al PIB potencial. La realidad mundial de la recuperación estanflacionaria demuestra que el cueste lo que cueste tiene la piel dura; por lo cual no nos aproximamos a ningún retorno a la normal, tal como vocean los comentaristas simpatizantes del modelo mental neoclásico más o menos afectados por los vicios conceptuales de la main current economic. Aunque no invalidamos al cueste lo que cueste como respuesta urgente a la crisis sanitaria, recalcamos que esta  variable crucial repercutirá en forma inédita en el corto y largo plazo del ciclo económico que se aproxima; planteando un desafío de gran envergadura para el pensamiento y la acción económicos." ["post_title"]=> string(36) "Durabilidad del cueste lo que cueste" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "durabilidad-del-cueste-lo-que-cueste" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 01:32:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 06:32:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87881" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(25) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2d8b1fe160e81ff9e3ebbe69fe57ec82" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
cueste lo que cueste

Durabilidad del cueste lo que cueste

Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos...

enero 18, 2023
Evaluación empresarial

Evaluación empresarial de cierre de año (primera parte)

Una evaluación empresarial te permitirá identificar fortalezas y áreas que pueden mejorarse

enero 9, 2023




Más de categoría

Economía y seguridad pública: dos apuestas perdidas

A cuatro años cumplidos de la presente Administración Pública, y con base en los datos de fuentes oficiales del...

febrero 1, 2023
sistema ricardiano

Estancamiento ricardiano

Particularmente en 2023, podemos decir que las economías avanzadas competitivamente padecen el estancamiento ricardiano.

febrero 1, 2023
Multired, la alianza bancaria con más de 9,000 cajeros automáticos

Multired, la alianza bancaria con más de 9,000 cajeros automáticos

El pasado 25 de enero de 2023 se presentó Multired, la red que integra a más de 9000 cajeros...

febrero 1, 2023
desigualdad

Acabar con la desigualdad

El futuro se dificulta seriamente si seguimos con los actuales niveles de desigualdad. Es tiempo de hacer algo.

febrero 1, 2023