¿Cuáles son los nubarrones económicos que enfrenta México? 

La semana pasada, el Banco de México dio a conocer la minuta de la decisión de su Junta de Gobierno para recortar la tasa de interés objetivo del pasado 24 de septiembre de 4.50% a 4.25%. La...

14 de octubre, 2020

La semana pasada, el Banco de México dio a conocer la minuta de la decisión de su Junta de Gobierno para recortar la tasa de interés objetivo del pasado 24 de septiembre de 4.50% a 4.25%. La minuta de la Junta de Gobierno sobre la decisión de tasa de interés objetivo es uno de los documentos más importantes a los que los economistas tenemos acceso, por dos razones:

  1. Porque expone la justificación más amplia posible sobre el estado de la economía mexicana actual y la pertinencia de la decisión de tasa que se toma.
  2. Porque dota de transparencia al proceso de decisión de la reducción de la tasa y permite que las instituciones y los analistas cuenten con una explicación de los desafíos que se tienen para el crecimiento y el empleo, por mencionar solo algunas de las variables más importantes.

Nubarrones 

Lo que expone la minuta del Banco de México son mensajes que dejan muy claro que la economía mexicana tiene una tormenta en frente.

Los principales mensajes de esta minuta muestran un deterioro de la economía tal, que lo que más podemos esperar es un panorama de lento crecimiento y sectores económicos a los que les va a ser más lenta y cuesta arriba la recuperación, en gran parte por la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y las decisiones de política pública que se están tomando.

Dado que el documento de la minuta es demasiado extenso, subrayo los principales mensajes que ahí se exponen: 

  1. En las economías avanzadas, sí están funcionando los estímulos aplicados para levantar el consumo, el cual se había derrumbado en los meses de marzo y abril. Para muestra, están los casos de Estados Unidos y la zona del euro en los que, comparando la última cifra disponible con el cierre de 2019, el consumo incluso mostró un crecimiento.
  2. La recuperación gradual y ordenada sí ha traído un empuje al crecimiento, como en el caso de China, en donde la producción industrial y de bienes de capital, así como las exportaciones, superaron los niveles previos a la pandemia. Esto ha propiciado que los pronósticos de actividad económica en 2020 se estén revisando al alza.
  3. La inflación cede en un amplio número de economías emergentes, debido principalmente a la baja demanda agregada, pero en el caso de México no es así dado que la inflación general se encuentra un punto arriba del objetivo de 3% anual, rozando el nivel de tolerancia que dicta la política monetaria del propio Banco de México.
  4. De los 14 países emergentes analizados, 10 tienen una tasa de interés real que ya está en terreno negativo, lo cual quiere decir que el nivel de la inflación ya es mayor que la tasa promedio de referencia de sus respectivos bancos centrales. 

Una tasa de interés real en terreno negativo es algo peligroso porque disminuye los incentivos a prestar, pues, lo que un prestamista (banco) obtiene por prestar es menor en términos de poder adquisitivo que lo que obtiene como retribución.

Por fortuna, los especialistas del Banco de México coincidieron que México es uno de los pocos países emergentes que todavía no entra en el terreno negativo de tasas.

  1. Por el lado de la oferta, la recuperación está jalando a la economía en su conjunto, pero es muy heterogénea por sectores. El sector industrial ha registrado el mejor desempeño, impulsado por las manufacturas, particularmente las automotrices, pero desafortunadamente, los servicios siguen mostrando debilidad. 

Dado lo anterior, se anticipa que el sector terciario se recupere a un menor ritmo que el secundario en tanto no exista una reapertura total de actividades. Esta es una terrible noticia para el país, pues dos tercios del Producto Interno Bruto se concentran en el sector terciario.

  1. Se prevé que las exportaciones se mantengan como el motor de la demanda, pues el turismo y otros servicios van a estar en niveles muy deprimidos mientras no se tenga claridad sobre la evolución de la pandemia y las personas vayan viendo que los riesgos de salir se van atemperando.
  2. El empleo en México registra números de miedo. La tasa de desocupación pasó de 2.9% en marzo a 5.4% en julio. 

Después de una salida de más de 12 millones de personas de la fuerza laboral, para julio ya se habían reincorporado 7.2 millones. Entre marzo y julio se tuvo una pérdida de casi 6 millones de empleos, pero con una tasa de desempleo extendida de 22.1% en el mes de julio. 

“Consecuentemente, la brecha laboral se ha ubicado en niveles históricamente elevados con 23.3 millones de personas que necesitan un empleo de tiempo completo”. 

Podría tomar varios años recuperar los niveles de empleo previos a la pandemia. 

  1. Si se encuentra una vacuna, tampoco será la panacea para la economía mexicana. 

Es poco probable que aún con la disponibilidad de una vacuna haya una recuperación que de manera relativamente rápida compense la contracción observada en 2020. Ello en virtud de que se anticipa que el desbalance observado entre los determinantes del crecimiento del PIB continúe en 2021. 

Si bien una expansión mayor a la esperada de la economía estadounidense y del comercio mundial, en combinación con el T-MEC, deberían impulsar las exportaciones, los temores de contagio por el virus y la ausencia de un apoyo fiscal suficiente son factores que pesarán en contra.

  1. La falta de estímulos fiscales tendrá consecuencias. La recuperación de la actividad económica será más lenta. 

Bloomberg estima que México será el tercer país con las contracciones más fuertes de su econonomía en 2020, 2021 y 2022, solo superado por Argentina y Sudáfrica.

Llama la atención que la estimación de Bloomberg es que en 2021 y 2022 México no estará entre los 13 países que habrán recuperado su nivel de actividad económica que tenían antes de la pandemia.

Fuente: Bloomberg.

  1.  Como es costumbre, y ya lo habíamos hecho mención en este espacio, las crisis económicas se reflejan siempre en México en incrementos de la tasa de inflación, lo cual estamos viendo ya en este momento. A diferencia de la mayoría de las economías avanzadas, en México llevamos cuatro meses con incrementos en la trayectoria de la inflación. Otra variable más de enorme importancia para estar atentos.

Últimas reflexiones

Los nubarrones para la economía mexicana en 2020, 2021 y 2022 serán nada menos que el empleo, la inflación y la lenta recuperación en los sectores con más peso en el crecimiento (servicios).

Muy cuestionados quedan los sueños de pensar que con la posible aparición de una o más vacunas contra el Covid-19 las cosas van a volver a la normalidad.

La normalidad económica en México, al parecer, será más bien la de no tener empleo o al menos no tener suficiente empleo, pues la brecha laboral se ha extendido como nunca en la historia (al menos desde que tenemos estadísticas).

Al parecer, en lo que resta del sexenio, la constante en México será un nulo crecimiento económico, poco empleo y gran incertidumbre sobre la recuperación de la economía. 

Referencias:

https://www.bloomberg.com/news/articles/2020-10-09/global-economic-data-paint-a-bleak-picture-for-the-future?utm_campaign=socialflow-organic&utm_medium=social&utm_source=twitter&utm_content=neweconforum

https://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?sector=18&accion=consultarCuadro&idCuadro=CF101&locale=es

https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/minutas-de-las-decisiones-de-politica-monetaria/%7BADAE24CF-834B-5A2E-AE91-AADFE44AA5F2%7D.pdf

Comentarios


object(WP_Query)#18131 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30607) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "14-07-2022" ["before"]=> string(10) "11-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30607) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "14-07-2022" ["before"]=> string(10) "11-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18061 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18018 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18062 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "14-07-2022" ["before"]=> string(10) "11-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-14 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-11 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30607) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#286 (24) { ["ID"]=> int(81597) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 08:59:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 13:59:24" ["post_content"]=> string(11132) "Bloomberg publicó, recientemente, dos artículos lapidarios sobre el mercado de valores en México. Uno de ellos, en octubre pasado, titulado “El mercado de valores mexicano está tan muerto que solo tiene operaciones de adquisiciones” (que son las operaciones mediante las cuales las empresas listadas abandonan el mercado bursátil); y otro más, en noviembre, con el encabezado: “Hay un círculo vicioso arrastrando al mercado de valores mexicano a una caída estrepitosa”.  Para confirmar este lúgubre escenario, el propio director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, declaró la semana pasada, que “Si aquí (en el mercado mexicano) hubiera salido alguno de los 'Mexican unicorns', hubiera sido un desastre", argumentando que no habrían obtenido "los múltiplos que se llegaron a pagar en el Nasdaq (en EEUU)". Y remató: "Si yo fuera un unicornio (...) yo también me iría al Nasdaq". Cabe mencionar que, apenas a fines del año pasado, Oriol Bosch había señalado que el reto era, justamente, atraer unicornios (empresas valuadas en por lo menos mil millones de dólares sin cotizar en la Bolsa) a la BMV, ya que “el listado de este tipo de empresas sería un catalizador para aumentar el interés de los inversionistas en el mercado nacional”. Ese entusiasmo hoy está totalmente apagado y ha sido sustituido por preocupación.  Más que el mercado de deuda, es el mercado de capitales (o accionario) el que presenta problemas estructurales que, de no superarse, podrían estar anticipando el hundimiento de este mecanismo de financiamiento fundamental de nuestro país. Un mercado sin “línea de flotación” La base de empresas listadas en la BMV (creada hace más de 125 años), no solo no crece, sino que se ha achicado (pasó de 172 compañías hace 20 años, a 142 en 2022). La BMV no ha tenido ni una Oferta Pública Inicial (OPI) desde 2017, y, por el contrario, está enfrentando que cada vez más empresas se deslisten.  La participación de BIVA (la otra bolsa de valores en el país) es apenas marginal, y no ha contribuido al desarrollo del mercado, desde su creación hace 4 años (como se analizó en mi artículo del 17 de junio pasado, https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/se-justifica-tener-dos-bolsas-de-valores-en-el-pais-el-tamano-si-importa-bmv-biva-y-la-cnbv/). El valor de capitalización del mercado mexicano como porcentaje del PIB es el menor, comparado con economías pares de Latinoamérica, y con el promedio a nivel mundial.  mercado accionario de mexico Al día de hoy, el valor en dólares de las compañías mexicanas listadas en la BMV está alrededor de 50 por ciento por debajo de lo que valían hace 20 años, lo que está llevando a sus directivos a la decisión de deslistarse. Hay empresas que tienen buenos resultados, pero en México no se refleja en el precio de sus acciones. Son varias las empresas que están en ese camino, como recientemente Sanborns, Bachoco y Aeroméxico. Antes fueron Rassini, IEnova, Elementia y Fortaleza, Biopappel, Lala, Maxcom, Grupo Pochteca, y General de Seguros. Y se especula que otras 15 empresas más, como ICA, Chedraui, Herdez, Posadas o AHMSA, pudieran seguir la misma ruta. Estas empresas han iniciado un éxodo hacia el mercado bursátil norteamericano que, por tener mayor profundidad y liquidez, les da la posibilidad de recuperar el valor de sus negocios.  Esta salida pone en riesgo la existencia de una importante vía de fondeo no solo para las empresas más grandes de México, sino potencialmente, para un grupo mayoritario de empresas en el país, como son las pequeñas y medianas empresas, o PYMES, que son las principales generadoras de empleo en el país.  El mercado de capitales es un mercado público que busca democratizar la tenencia de capital de las empresas, entre los diversos inversionistas que participan en él. Sin éste, México perdería un eje central de nuestro sistema financiero. El problema del mercado mexicano es estructural La falta de crecimiento, y ahora franco achicamiento del mercado accionario, se presenta tanto del lado de la oferta (empresas listadas), como del de la demanda (inversionistas). Para revertir esta situación, hay que impulsar, principalmente, a las PYMES (incluyendo startups), y hay que hacer crecer la base de inversionistas, tanto institucionales como individuales.  El mercado de valores mexicano es estructuralmente deficiente debido a situaciones como las siguientes: 
  • La regulación que, aunque se ha flexibilizado en la búsqueda de la promoción del mercado, no ha logrado atraer a más empresas. Es el caso, por ejemplo, de los esquemas de las ofertas restringidas (inspirado en la regla 144A del mercado de EEUU de no registrar los valores para agilizar las colocaciones), y el llamado régimen de SAPIBs (para apoyar a las empresas de menor tamaño a ir gradualmente alcanzando los requisitos para listarse), que no han sido suficientes. No se ha logrado crear un mercado intermedio o, en su caso, un “mercado alternativo bursátil”, que capte a las PYMES. 
  • En 2014, la BMV se integró al MILA (Mercado Integrado Latinoamericano) con Chile, Colombia y Perú, pero tampoco se han generado resultados satisfactorios.
  • Se ha mantenido la concentración del mercado en 5 empresas, que en conjunto acumulan el 55% del principal índice del mercado, el S&P/BMV IPC, (América Móvil, Walmart, Femsa, Banorte y Grupo México).
  • Las empresas mexicanas tienen en la mayoría de los casos, una estructura familiar y una incipiente cultura corporativa (su objetivo es mantener el control). Tienen poca transparencia y rendición de cuentas, en general, por rehuir a las autoridades fiscales y a la fiscalización de los agentes reguladores. Aunado a esto, alrededor del 55% de los negocios en el país operan en la informalidad.
  • La industria bancaria prefiere impulsar el financiamiento vía créditos a las PYMES (aunque sea más caro para éstas), por ser un negocio más rentable para los principales bancos del país, que promover que las empresas acudan al mercado de capitales para fondearse. 
  • Hay una gran falta de educación y cultura financiera en el país. Menos del 3% de la población adulta en el país invierte en la Bolsa.
  • Las AFORES, como inversionistas institucionales, son una importante fuente de liquidez del mercado accionario. Un mercado fallido ofrece a los pensionados retornos poco competitivos y desincentiva la inversión.
Frente a esto, las PYMES recurren preferentemente a fuentes alternativas de financiamiento como fondos de capital privado o capital de riesgo, shadow banking, y recientemente a las empresas de tecnología financiera o fintechs, que les ofrecen financiamiento “inmediato” y dinámico.  En todos estos casos, las empresas dejan de percibir las ventajas que podrían tener sí en México hubiera un mercado accionario robusto, como costos competitivos, valoración objetiva, una sólida fuente de liquidez con base en una amplia cantidad de inversionistas, solvencia y reconocimiento que favorece su permanencia en el largo plazo. Golpe de timón Sin un mercado accionario competitivo en México, cada vez será más caro atraer capital e inversión, y la prosperidad en el país será más difícil de alcanzar. Vamos en caída libre. El mes pasado nuestro país salió del ranking de las principales 15 economías mundiales. Y en el Índice MSCI de mercados emergentes, pasó de representar el 13% en 2001, al 1.6% en 2021.  El mercado accionario de México va directo al encalladero, con peligro de hundirse. Para impedirlo, hay que enfrentar sus problemas estructurales. Es un esfuerzo que debe ser liderado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), comandada por el Dr. Jesús de la Fuente, como autoridad reguladora y supervisora del sector. Esta será una tarea titánica bajo el nubarrón de “pobreza franciscana” anunciada por el presidente López Obrador, que deriva en “austericidio”, con la salida de los equipos de trabajo con alto nivel de experiencia y conocimiento, que es justo lo que se necesita en este momento. El enfoque debe ser multidisciplinario y transversal, que involucre distintas dependencias gubernamentales. Además, es necesario que la BMV, capitaneada por Marcos Martínez y José Oriol, y BIVA, con Santiago Urquiza y María Ariza, redireccionen el rumbo. Por si fuera poco, el presidente López Obrador no facilita la resolución de la problemática del mercado de valores en México, por la incertidumbre jurídica y confrontación que hay en su gobierno con la inversión, nacional y extranjera.  Si no se entiende la importancia de la promoción de la inversión, y hay un golpe de timón, México corre el riesgo de pasar a formar parte de la lista de países que han hundido de manera definitiva a su mercado de capitales (como Cuba y Venezuela), en detrimento del crecimiento y desarrollo económico del país. " ["post_title"]=> string(83) "El mercado de capitales se hunde en México. Y la CNBV en “pobreza franciscana”" ["post_excerpt"]=> string(147) "El mercado accionario de México va directo al encalladero, con peligro de hundirse. Para impedirlo, hay que enfrentar sus problemas estructurales." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "el-mercado-de-capitales-se-hunde-en-mexico-y-la-cnbv-en-pobreza-franciscana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:07:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:07:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81597" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17950 (24) { ["ID"]=> int(81702) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content"]=> string(6395) "En la primera parte* dejamos en preclaro la visión populista y reacción a la vez ante la apertura que de inicio rechaza. También, tocamos la injerencia del actual gobierno en las dotaciones de ingreso ajeno a las cadenas productivas. La conclusión de la primera parte mencionaba una brecha que el populismo borra o intenta borrar entre la magnificencia y la precariedad y una aceptación tácita del ingreso que interrumpe órdenes productivos. Esto naturalmente tiene origen en la captura de voluntades: un ingreso que decide el gobierno para sufragar necesidades básicas y crear como fue apuntado anteriormente, estratos sociales ante una utópica igualdad. El modelo social de esta transición de gobierno en turno, al parecer da por descontada esta aceptación al grado de calificar con índices de penetración de hogares, una estadística que brinda un poder de concesión mayoritaria.  En consideración a lo anterior, daremos cuenta de un inicio de este movimiento que amparaba en supuesto paralelo la cobertura de las capas más necesitadas al tiempo de anunciar obra magnífica. La brecha referida anteriormente es intencional. La creación de un vacío entre las capas con asistencia premeditada y la obra monumental, presupone un afán de legado en demostración del mayor de los símbolos que puede enarbolar un gobierno populista: la posteridad. Desde luego que para instalar esta idea era preciso arrinconar todo estrato de la sociedad en ese último escalón de la supervivencia con el consecuente amarre de la dádiva para dejar un plano definido sin contestación posible. Esta intención perversa en todos sentidos explica la multiplicación de la pobreza en estos tres años de gestión del régimen. El enunciado de “primero los pobres” no era más que la introducción de un sistema de captura. No olvidemos que el populismo trabaja a base de símbolos. En el caso del gobierno actual se sentó la premisa de origen en una austeridad adjetivada como republicana, como suele hacerse en el esquema popular, adjetivar, sembrar eufemismos como bienestar, sembrando vida, jóvenes construyendo el futuro y muchas más. Acabar con la pobreza no sería parte de la agenda populista porque se eleva el nivel posible de respuesta y eso contradice la agenda que sitúa día con día una supuesta marcha de la nación que rescata privilegios que retenían unos cuantos. El proceso de rescate de valores nacionales toma tiempo siempre, el necesario para convencer de ese denuedo simbólico y arduo y naturalmente brinda el tiempo necesario para consolidar los valores olvidados y sepultos en trayectorias anteriores. El discurso populista siempre tendrá justificación porque la redención no se da en un amanecer. Aquí es donde aparece la obra monumental, la obra del legado, la insignia que marca el derrotero de toda etapa transcurrida. Tiene que ser monumental para significar la gallardía del rescate plenario y ahondar la brecha tendida a propósito para marcar la diferencia que debe existir entre el poderío del liderazgo y los seguidores. Esa gran distancia abre toda perspectiva de dominio en la admiración y el arrojo que recibirá el pueblo y generaciones futuras.  Pero no todo es tan simple; la obra monumental requiere de programas, planes de negocio, plazos de recuperación, vida útil probable y planeación, mucha planeación. A la distancia de cuatro años no se dio. La obra monumental está entrampada en la improvisación, en la corrupción desmedida, en esa vorágine presupuestal que no dimensiona horizonte de término y puesta en marcha. El equilibrio que alguna vez se pensó en esa avalancha sin precedente que inundaba el discurso de inicio, que situaba bienestar en las capas sociales, que atendía salud y educación y legaba el significado de la obra trascendente, se ha convertido en derroche singular, en metas interrumpidas todas y en tiempos traicioneros.  De inicio todo fue intencional. Se buscaba la excusa para desbocar el gasto público trastocando inversión pública en ese afán de interpretación que marcó el presidente para significar de la cosa pública negocios públicos. Lo hizo pensando en la cercanía y versatilidad para desmantelar concepciones de ahorro, de reservas y de recursos en encargo fiduciario. La dimensión de sus afanes constructores era la fórmula perfecta. Le era indispensable. Pero ahora estamos inmersos en trampas de tiempo. Los tiempos no dan y los recursos tampoco. Los descuidos de muchas áreas ya alcanzaron la calígine presupuestal del descuido y del abandono.  El eufemismo como salida ya no brinda el tiempo de conclusión de las tres obras insignia. La disciplina hasta ahora autónoma no ha comprado los bonos que ya se encuentran descontados de tiempo atrás en la inversión. Como la austeridad quedó trascendida, habría que buscar el sinónimo adecuado a la siguiente fase de pobreza. Se encontró el término pero no la solución. Sabemos de sobra que la austeridad jamás existió, como también sabemos que la pobreza anunciada será otra más de las maniobras a las que acude esta transición. Entonces vienen las etiquetas que justifican los desvíos presupuestales para seguir destinando recursos como los 45 000 millones a Sener y 20 000 al tren.  Siete billones de pesos no es más que la culminación de esta farsa llamada populismo y autonombrada transformación por su creador e impulsor. Nunca ningún presidente tuvo presupuesto semejante a su alcance, aún equiparando precios de uno y otro período. Nunca un presidente ha sido tan encumbrado en índices de popularidad ante un dispendio sin precedente en nuestra historia. Esta irresponsabilidad ha sido festinada y premiada. No por siempre, esperemos.  *https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte/" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-segunda-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#286 (24) { ["ID"]=> int(81597) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 08:59:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 13:59:24" ["post_content"]=> string(11132) "Bloomberg publicó, recientemente, dos artículos lapidarios sobre el mercado de valores en México. Uno de ellos, en octubre pasado, titulado “El mercado de valores mexicano está tan muerto que solo tiene operaciones de adquisiciones” (que son las operaciones mediante las cuales las empresas listadas abandonan el mercado bursátil); y otro más, en noviembre, con el encabezado: “Hay un círculo vicioso arrastrando al mercado de valores mexicano a una caída estrepitosa”.  Para confirmar este lúgubre escenario, el propio director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, declaró la semana pasada, que “Si aquí (en el mercado mexicano) hubiera salido alguno de los 'Mexican unicorns', hubiera sido un desastre", argumentando que no habrían obtenido "los múltiplos que se llegaron a pagar en el Nasdaq (en EEUU)". Y remató: "Si yo fuera un unicornio (...) yo también me iría al Nasdaq". Cabe mencionar que, apenas a fines del año pasado, Oriol Bosch había señalado que el reto era, justamente, atraer unicornios (empresas valuadas en por lo menos mil millones de dólares sin cotizar en la Bolsa) a la BMV, ya que “el listado de este tipo de empresas sería un catalizador para aumentar el interés de los inversionistas en el mercado nacional”. Ese entusiasmo hoy está totalmente apagado y ha sido sustituido por preocupación.  Más que el mercado de deuda, es el mercado de capitales (o accionario) el que presenta problemas estructurales que, de no superarse, podrían estar anticipando el hundimiento de este mecanismo de financiamiento fundamental de nuestro país. Un mercado sin “línea de flotación” La base de empresas listadas en la BMV (creada hace más de 125 años), no solo no crece, sino que se ha achicado (pasó de 172 compañías hace 20 años, a 142 en 2022). La BMV no ha tenido ni una Oferta Pública Inicial (OPI) desde 2017, y, por el contrario, está enfrentando que cada vez más empresas se deslisten.  La participación de BIVA (la otra bolsa de valores en el país) es apenas marginal, y no ha contribuido al desarrollo del mercado, desde su creación hace 4 años (como se analizó en mi artículo del 17 de junio pasado, https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/se-justifica-tener-dos-bolsas-de-valores-en-el-pais-el-tamano-si-importa-bmv-biva-y-la-cnbv/). El valor de capitalización del mercado mexicano como porcentaje del PIB es el menor, comparado con economías pares de Latinoamérica, y con el promedio a nivel mundial.  mercado accionario de mexico Al día de hoy, el valor en dólares de las compañías mexicanas listadas en la BMV está alrededor de 50 por ciento por debajo de lo que valían hace 20 años, lo que está llevando a sus directivos a la decisión de deslistarse. Hay empresas que tienen buenos resultados, pero en México no se refleja en el precio de sus acciones. Son varias las empresas que están en ese camino, como recientemente Sanborns, Bachoco y Aeroméxico. Antes fueron Rassini, IEnova, Elementia y Fortaleza, Biopappel, Lala, Maxcom, Grupo Pochteca, y General de Seguros. Y se especula que otras 15 empresas más, como ICA, Chedraui, Herdez, Posadas o AHMSA, pudieran seguir la misma ruta. Estas empresas han iniciado un éxodo hacia el mercado bursátil norteamericano que, por tener mayor profundidad y liquidez, les da la posibilidad de recuperar el valor de sus negocios.  Esta salida pone en riesgo la existencia de una importante vía de fondeo no solo para las empresas más grandes de México, sino potencialmente, para un grupo mayoritario de empresas en el país, como son las pequeñas y medianas empresas, o PYMES, que son las principales generadoras de empleo en el país.  El mercado de capitales es un mercado público que busca democratizar la tenencia de capital de las empresas, entre los diversos inversionistas que participan en él. Sin éste, México perdería un eje central de nuestro sistema financiero. El problema del mercado mexicano es estructural La falta de crecimiento, y ahora franco achicamiento del mercado accionario, se presenta tanto del lado de la oferta (empresas listadas), como del de la demanda (inversionistas). Para revertir esta situación, hay que impulsar, principalmente, a las PYMES (incluyendo startups), y hay que hacer crecer la base de inversionistas, tanto institucionales como individuales.  El mercado de valores mexicano es estructuralmente deficiente debido a situaciones como las siguientes: 
  • La regulación que, aunque se ha flexibilizado en la búsqueda de la promoción del mercado, no ha logrado atraer a más empresas. Es el caso, por ejemplo, de los esquemas de las ofertas restringidas (inspirado en la regla 144A del mercado de EEUU de no registrar los valores para agilizar las colocaciones), y el llamado régimen de SAPIBs (para apoyar a las empresas de menor tamaño a ir gradualmente alcanzando los requisitos para listarse), que no han sido suficientes. No se ha logrado crear un mercado intermedio o, en su caso, un “mercado alternativo bursátil”, que capte a las PYMES. 
  • En 2014, la BMV se integró al MILA (Mercado Integrado Latinoamericano) con Chile, Colombia y Perú, pero tampoco se han generado resultados satisfactorios.
  • Se ha mantenido la concentración del mercado en 5 empresas, que en conjunto acumulan el 55% del principal índice del mercado, el S&P/BMV IPC, (América Móvil, Walmart, Femsa, Banorte y Grupo México).
  • Las empresas mexicanas tienen en la mayoría de los casos, una estructura familiar y una incipiente cultura corporativa (su objetivo es mantener el control). Tienen poca transparencia y rendición de cuentas, en general, por rehuir a las autoridades fiscales y a la fiscalización de los agentes reguladores. Aunado a esto, alrededor del 55% de los negocios en el país operan en la informalidad.
  • La industria bancaria prefiere impulsar el financiamiento vía créditos a las PYMES (aunque sea más caro para éstas), por ser un negocio más rentable para los principales bancos del país, que promover que las empresas acudan al mercado de capitales para fondearse. 
  • Hay una gran falta de educación y cultura financiera en el país. Menos del 3% de la población adulta en el país invierte en la Bolsa.
  • Las AFORES, como inversionistas institucionales, son una importante fuente de liquidez del mercado accionario. Un mercado fallido ofrece a los pensionados retornos poco competitivos y desincentiva la inversión.
Frente a esto, las PYMES recurren preferentemente a fuentes alternativas de financiamiento como fondos de capital privado o capital de riesgo, shadow banking, y recientemente a las empresas de tecnología financiera o fintechs, que les ofrecen financiamiento “inmediato” y dinámico.  En todos estos casos, las empresas dejan de percibir las ventajas que podrían tener sí en México hubiera un mercado accionario robusto, como costos competitivos, valoración objetiva, una sólida fuente de liquidez con base en una amplia cantidad de inversionistas, solvencia y reconocimiento que favorece su permanencia en el largo plazo. Golpe de timón Sin un mercado accionario competitivo en México, cada vez será más caro atraer capital e inversión, y la prosperidad en el país será más difícil de alcanzar. Vamos en caída libre. El mes pasado nuestro país salió del ranking de las principales 15 economías mundiales. Y en el Índice MSCI de mercados emergentes, pasó de representar el 13% en 2001, al 1.6% en 2021.  El mercado accionario de México va directo al encalladero, con peligro de hundirse. Para impedirlo, hay que enfrentar sus problemas estructurales. Es un esfuerzo que debe ser liderado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), comandada por el Dr. Jesús de la Fuente, como autoridad reguladora y supervisora del sector. Esta será una tarea titánica bajo el nubarrón de “pobreza franciscana” anunciada por el presidente López Obrador, que deriva en “austericidio”, con la salida de los equipos de trabajo con alto nivel de experiencia y conocimiento, que es justo lo que se necesita en este momento. El enfoque debe ser multidisciplinario y transversal, que involucre distintas dependencias gubernamentales. Además, es necesario que la BMV, capitaneada por Marcos Martínez y José Oriol, y BIVA, con Santiago Urquiza y María Ariza, redireccionen el rumbo. Por si fuera poco, el presidente López Obrador no facilita la resolución de la problemática del mercado de valores en México, por la incertidumbre jurídica y confrontación que hay en su gobierno con la inversión, nacional y extranjera.  Si no se entiende la importancia de la promoción de la inversión, y hay un golpe de timón, México corre el riesgo de pasar a formar parte de la lista de países que han hundido de manera definitiva a su mercado de capitales (como Cuba y Venezuela), en detrimento del crecimiento y desarrollo económico del país. " ["post_title"]=> string(83) "El mercado de capitales se hunde en México. Y la CNBV en “pobreza franciscana”" ["post_excerpt"]=> string(147) "El mercado accionario de México va directo al encalladero, con peligro de hundirse. Para impedirlo, hay que enfrentar sus problemas estructurales." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(75) "el-mercado-de-capitales-se-hunde-en-mexico-y-la-cnbv-en-pobreza-franciscana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:07:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:07:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81597" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ab09e3adcf419ff39c543b63ea348f14" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
bolsa de valores

El mercado de capitales se hunde en México. Y la CNBV en “pobreza franciscana”

El mercado accionario de México va directo al encalladero, con peligro de hundirse. Para impedirlo, hay que enfrentar sus problemas estructurales.

agosto 1, 2022

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)

Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México.

agosto 2, 2022




Más de categoría
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022

Clara, la plataforma mexicana que simplifica las finanzas de los negocios

Llevar un buen control de gastos es todo un desafío para quienes llevan la contabilidad de una empresa y...

agosto 10, 2022
papeleo

La odisea de abrir un negocio en México

Las empresas son las principales generadoras de empleo en el país, por ello hay que crear más empresas e...

agosto 9, 2022
Leverage

“Leverage”, el concepto que la 4t ignora…

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

agosto 8, 2022