¿Cómo evoluciona la Competitividad Urbana en México? 

Como cada dos años, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) acaba de dar a conocer el ranking de la competitividad de las ciudades en México, a través del Índice de Competitividad Urbana 2020. En realidad, se...

18 de noviembre, 2020

Como cada dos años, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) acaba de dar a conocer el ranking de la competitividad de las ciudades en México, a través del Índice de Competitividad Urbana 2020.

En realidad, se trata de cuatro rankings porque desde la presentación del Índice de Competitividad Urbana de 2018, el IMCO se propuso presentar a las 73 ciudades estudiadas en cuatro grupos: 

  • Menos de 250 mil habitantes
  • Entre 250 y 500 mil habitantes
  • Entre 500 mil y 1 millón de habitantes
  • Más de 1 millón de habitantes

Con esta forma de presentar los resultados, se pueden hacer comparaciones dentro del ranking de manera que sí sean ciudades comparables.

Qué se estudia

Se analizan 73 ciudades, mediante 70 indicadores, repartidos en 10 subíndices. Los subíndices que componen el Índice de Competitividad Urbana 2020 son:

  1. Sistema de Derecho Confiable y Objetivo
  2. Manejo Sustentable del Medio Ambiente
  3. Sociedad Incluyente, Preparada y Sana
  4. Sistema Político Estable y Funcional
  5. Gobiernos Eficientes y Eficaces
  6. Mercado de Factores
  7. Economía Estable
  8. Sectores Precursores
  9. Aprovechamiento de las Relaciones Internacionales 
  10. Innovación de los Sectores Económicos

La ventaja de construir subíndices es que le permite al IMCO resaltar los logros de algunas ciudades en áreas muy particulares en las que son altamente competitivas y en aquellas en las que no lo son tanto.




Por ejemplo, Mérida ocupa el primer lugar del ranking en el subíndice de Sistema de Derecho Confiable y Objetivo, pero en el subíndice de Manejo Sustentable del Medio Ambiente se cae hasta la novena posición de un total de 15 ciudades de más de 1 millón de habitantes.

Mejor ciudad en el ICU 2020 de acuerdo con su tamaño

Fuente: IMCO. 2020.

Una de las cosas que destacan en esta edición, es que se presentan datos interesantes de las ciudades en México, pero de acuerdo al subíndice que pertenece el tema del dato que se desea resaltar.

A continuación algunos datos interesantes por subíndice: 

Sistema de Derecho Confiable y Objetivo

  • Solo dos de las 73 ciudades, presentaron a más de la mitad de encuestados sintiéndose seguros en la calle (Mérida y Saltillo).
  • Las ciudades con las tasas de homicidio más altas fueron: Tecomán (169.6), Salamanca (130.5) y Chilpancingo (123.7). Por su parte, Orizaba (2.3), Saltillo (3.0) y Mérida (3.2) fueron las ciudades con las tasas de homicidio más bajas.
  • En una misma región puede haber una enorme heterogeneidad en la percepción de la seguridad: en Mérida el 71% de los encuestados presentó reportaron sentirse seguros en la calle (el más alto a nivel nacional), mientras que en Villahermosa solo el 7%.

Manejo Sustentable del Medio Ambiente

  • En promedio las ciudades consumieron 109.2 metros cúbicos de agua por habitante (109 200 litros) no obstante, existieron casos como Campeche donde el consumo fue casi el triple.

Sociedad Incluyente, Preparada y Sana

  • El número promedio de camas de hospital por cada 10 mil habitantes, pasó de 8.8 en 2014 a 8.4 en 2018. 
  • La brecha entre los ingresos promedio de hombres y mujeres fue de 47% en Tula, mientras que en Delicias la diferencia es de 4%.

Sistema Político Estable y Funcional

  • El Valle de México registró nada menos que una sexta parte de los ataques  a la prensa ocurridos en zonas urbanas. 
  • Toluca es la ciudad con la mayor participación ciudadana en comicios (72%), mientras que Nogales es la que tiene menor participación ciudadana (44%).

Gobiernos Eficientes y Eficaces

  • En promedio, solo 15% de los ingresos de las ciudades provino de fuentes propias. Sin embargo, es posible observar grandes diferencias entre las ciudades, como Querétaro, cuya cifra ascendió a 43%, y Cárdenas que estuvo en 2%.
  • Monclova-Frontera, Saltillo y Piedras Negras son las únicas tres ciudades que obtuvieron 100 puntos en el Índice de Información Presupuestal Municipal con datos del 2018.

Mercado de Factores

  • El salario promedio de los trabajadores de tiempo completo fue de 7 mil 327 pesos mensuales; sin embargo, los trabajadores de Los Cabos, ganaron el doble que los trabajadores de Cuautla. 
  • Los Cabos (0.50), La Piedad Pénjamo (0.49) y Saltillo (0.49) fueron las tres ciudades que presentaron el coeficiente de desigualdad salarial más alto.

Economía Estable

  • La ciudad con más sectores económicos clasificados por el INEGI en su economía fue el Valle de México, con 931, mientras que Rioverde presentó el menor número de sectores presentes en su economía, con 372. 
  • En promedio, las ciudades generaron 27% de su PIB en sectores de alto crecimiento.

Sectores Precursores

  • En promedio, las ciudades contaron con 1.8 tarjetas débito y crédito por cada adulto.
  • Las ciudades no saben presentar proyectos para la movilidad. Sobre el porcentaje de los fondos federales para movilidad, solo La Laguna (25%), Valle de México (37%) y Monterrey (38%) ejercieron más del 10% en dicho fondo para transporte público.

Aprovechamiento de las Relaciones Internacionales 

  • En promedio, las ciudades fronterizas recibieron un 35% más de inversión extranjera directa neta con respecto al resto de ciudades.
  • En Cuernavaca, Los Cabos, Puerto Vallarta y Cancún más de la mitad de sus pasajeros vuelan o vienen del extranjero.

Innovación de los Sectores Económicos 

  • En promedio, el crecimiento anual de la productividad total de los factores (usando parámetros del modelo KLEMS), disminuyó en comparación con el ICU de 2018.
  • Mientras que en el Valle de México había 265.9 matrices del Top Global Fortune 500 CNN por cada 10 mil empresas, en 45 ciudades de la muestra no se encuentra ninguna. 

Resiliencia de las ciudades, el tema central del ICU 2020: 

La Real Academia de la Lengua Española define el concepto de resiliencia como:

  1. La capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.
  2. La capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido.

Las ciudades, son sistemas complejos que enfrentan eventos adversos y hoy estamos viendo como la pandemia y los desastres naturales pueden devastar por completo una sociedad.

Para muestra, basta ver lo que está sucediendo en este momento en las principales ciudades de Tabasco, donde, a una pésima preparación del gobierno para enfrentar la crisis sanitaria por el SARS-COV-2, se sumó la inundación de las ciudades con niveles de hasta tres metros de altura.  

En el último siglo, las ciudades se han convertido en espacios de acceso a derechos y de motores de desarrollo, pero en la actualidad no se puede decir que una ciudad está a salvo de sufrir una descomposición acelerada en su funcionamiento por eventos relacionados con la pandemia o con el cambio climático.

Entre 1998 y 2017 México ocupaba el noveno lugar (con 46.5 miles de millones de dólares) dentro de los 10 países con mayores pérdidas absolutas por desastres. Por su parte, la Ciudad de México es la ciudad con mayor concentración de riesgo de desastres de Latinoamérica y la onceava a nivel mundial. 

La capacidad de respuesta de comunidades, ciudades y países es poco homogénea debido al aumento de la desigualdad, el debilitamiento de sistemas de protección social, modelos de desarrollo no sostenibles y por esquemas de gobernanza endebles. 

Uno de los problemas más serios para la resiliencia en las ciudades de México es que persiste una visión muy deficiente para la prevención de desastres. 

Como señala el IMCO, en las ciudades de México se ha privilegiado una visión del desastre natural reactiva y con alta influencia política, limitada a ideologías y prácticas clientelares. Por desgracia, esta visión nos ha llevado, sexenio tras sexenio, a una serie interminable de avances y retrocesos.

Últimos comentarios

Como señala el ICU 2020 del IMCO, un país de desastres naturales requiere de ciudades resilientes. 

La ocurrencia constante de desastres naturales en las ciudades se agrava porque en ellas hay una gran concentración de personas, infraestructuras o servicios, por lo que se debe privilegiar el uso del presupuesto público en aumentar la resiliencia de las ciudades mediante sistemas de prevención de riesgo integrales, preventivos y transparentes.

La política de austeridad es, como dicen algunos, un austericidio cuando vemos como se ha disminuido el gasto público en sistemas que salvan vidas, tales como la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), en las que se ha reducido el gasto de sus direcciones generales y mandos altos de manera consistente. El problema con la austeridad es que devasta el talento existente en el gobierno y la profesionalización de los recursos humanos. 

Y pues, nada que agregar, solo que por este desmantelamiento del servicio público, como se dice coloquialmente, así nos va.

Presupuesto destinado a las direcciones generales de la Coordinación Nacional de Protección Civil en los últimos años

Fuente: IMCO con datos de la cuenta pública de la SHCP.

Anexo con los resultados generales de competitividad por tamaño de ciudad de acuerdo con el ICU 2020.

Ciudades de más de 1 millón de habitantes

Ciudades de entre 500 mil y 1 millón de habitantes

Ciudades de entre 250 y 500 mil habitantes

Ciudades de menos de 250 mil habitantes

Referencias

https://imco.org.mx/indice-de-competitividad-urbana-2020/

https://dle.rae.es/resiliencia

Comentarios
object(WP_Query)#18042 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58025) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "14-04-2021" ["before"]=> string(10) "12-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58025) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "14-04-2021" ["before"]=> string(10) "12-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18086 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18050 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18165 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "14-04-2021" ["before"]=> string(10) "12-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-14 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-12 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58025) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18064 (24) { ["ID"]=> int(64577) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 09:11:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:11:05" ["post_content"]=> string(5376) "Como consecuencia de la pandemia, diversos gobiernos alrededor del mundo están buscando opciones en materia fiscal con el fin de aumentar la recaudación. A raíz de esto, ha revivido la propuesta de implementar un impuesto a la riqueza. Hasta 1990, 12 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) contaban con un impuesto a la riqueza personal. Actualmente solo España, Suiza y Noruega cuentan con este impuesto. En América Latina y el Caribe (ALC), Argentina, Colombia y Uruguay lo implementan.  Dicho impuesto, grava el patrimonio neto total de una persona, es decir, la base del impuesto debe incluir el total de activos (patrimonio bruto) y deducir las deudas de dicho individuo. Los activos financieros a considerar incluyen a los depósitos bancarios, bonos, acciones, etc.; y los activos físicos, a las propiedades, obras de arte, joyas, yates, jets privados, vehículos, etc. Es importante mencionar que se contemplan los activos que están dentro y fuera del país de residencia del individuo.  En algunos países de ALC se ha propuesto la implementación de dicho impuesto, buscando una redistribución de los ingresos, bajo la premisa que es la región más desigual del mundo. Para ejemplificar lo anterior, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estima que “el 10% más rico de la población de la región gana 22 veces más que el 10% más pobre, y que el 1% más rico de la población obtiene el 21% de los ingresos de toda la economía.1 En ese tenor, un estudio de Credit Suisse, detalla que el 1% más rico de la región posee el 41% de la riqueza total, y que el 10% más rico de la región concentra el 72% de la misma. Actualmente, la carga tributaria en la región se basa fuertemente en los impuestos al consumo. Sin embargo, los tratamientos preferenciales favorecen a los más ricos, existen altos niveles de evasión y baja recaudación del ISR personal.  El BID menciona que para implementar el impuesto a la riqueza deben considerarse dos puntos: 1) conocer el total de activos que poseen las personas. El cual representa un reto para las administraciones tributarias, ya que es complicado conocer todos los activos con los que cuenta un individuo, por ejemplo, las obras de arte y joyas, así como los fideicomisos y los activos que tienen en el exterior; 2) conocer el valor real y presente de los activos, en especial de las piezas de arte y de las empresas. Desafortunadamente, la aplicación de este impuesto podría generar incentivos para invertir en activos exentos de este impuesto, o que son difíciles de detectar por las administraciones tributarias. Por ejemplo, en Cataluña, al reintroducir este impuesto, se incrementó la inversión en activos empresariales y residencias principales exentos del impuesto.  Sin embargo, su aplicación no traerá buenos resultados si no se combate a la evasión o se diseña una planificación tributaria que evite su elusión. Muestra de ello es que en los países de la OECD con este impuesto, la recaudación promedio en 2018 representó solo un 1.8% de los ingresos totales de los gobiernos y en ALC fue de 0.25%. Por lo tanto, el BID propone que, adicional a un probable impuesto a la riqueza3, las administraciones tributarias deben mejorar su recaudación con los impuestos ya existentes. Por ejemplo el predial. Éste es un impuesto simple de administrar, lo que se requiere es modernizar los catastros y por consiguiente el valor de los inmuebles.  Finalmente, en lo que se refiere al impuesto sobre la renta, el BID detalla que para los individuos más ricos, el retorno sobre la riqueza suele ser la mayor parte de sus ingresos totales, dado que los ingresos por su trabajo representan una proporción baja de sus ingresos. Adicionalmente mencionan que en ALC el ISR pagado por parte de los más ricos suele ser relativamente bajo. Lo anterior derivado de los tratamientos preferenciales y las altas tasas de evasión.  Por lo tanto, antes de introducir un nuevo impuesto, es importante verificar que gravará, así como sus exenciones. Para los países que están considerando aplicar un impuesto a la riqueza, es necesario generar estrategias que eviten la fuga de capitales. Asimismo se requiere que las administraciones encargadas de la tributación trabajen para disminuir las tasas de evasión.  1 BID (2020): La crisis de la desigualdad: América Latina y el Caribe en la encrucijada.  2 Credit Suisse (2019): Global Wealth Report 2019.  3 Bolivia, Chile y Perú. https://www.eleconomista.com.mx/economia/Impuesto-a-la-riqueza-opcion-para-recuperacion-economica-Latindadd-20210224-0109.html" ["post_title"]=> string(66) "Opciones para la recuperación económica ¿impuesto a la riqueza?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "opciones-para-la-recuperacion-economica-impuesto-a-la-riqueza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 09:14:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:14:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64577" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18043 (24) { ["ID"]=> int(64832) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-03 11:32:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-03 16:32:31" ["post_content"]=> string(6794) "Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como algo que estrecha un vínculo de identificación y automáticamente enlaza un sistema de cobertura, de protección, un manto verbal que vela por la desprotección y el abuso. Es curioso observar que la recepción de “pueblo” en el supuesto pueblo, jamás ha redimido una sola causa bajo el esquema social. Jamás en la historia del pronunciamiento que privilegia un sentido social doctrinario, ha resultado benéfico para la población a la que va dirigido este mensaje redentor. O sector de la población, podríamos reorientar esta aseveración. Como pretenda contemplarse, el Socialismo que difunde este mensaje, como lo conocemos y conocemos sus pasos en la historia, es una doctrina basada en la recolección de voluntades para expresarlas con una sola voz y una sola guía. De esa voz se desprendería la interpretación de todas las sensaciones y pulsaciones de lo material que nutre la subsistencia colectiva. La comuna se desechó por improcedente y por atentar a la progresión y escala de la ambición individual. El Socialismo interpretó el vacío de una comunidad y la insatisfacción individual para ubicar satisfactores si no comunes, aspiraciones, que en el marco de recepción del individuo, acercaban la tentadora oferta de los grupos de poder. En todas las sociedades, inevitablemente surgen las preponderancias y los liderazgos. Es en estas circunstancias en donde las voces arrolladoras de los fenómenos sociales hacen o crean una conciencia imaginaria de redención. Si las cosas que controla el capital en la eterna búsqueda de la permanencia dan un tropiezo, sea por la competencia, sea por mercados o sea por inoperancia de los costos, se inserta la voz que alienta la intemperancia y el reto. Es en ese momento en donde surge el lenguaje que trastoca el estricto orden económico para suplirlo por la tersura y aparente suavidad de la cobertura social, la misma que nunca cumple por adelantar los beneficios al costo de la interrupción de los factores de producción. Así ha sido en la historia moderna, así ha sido origen y destino de la llamada lucha social. No podemos confundir, ni debemos, las reglamentaciones y derechos del trabajador en la historia moderna, la protección sindical y beneficios que ha otorgado el orden jurídico y la legislación. La lucha social en la gran mayoría de las rebeliones que enarbolan preceptos de igualdad y otros de sustitución de fuerzas productivas, no contemplan el verdadero sustento y ritmo de la creación de riqueza. La igualdad es imposible cuando las economías progresistas han estimulado el conocimiento y el talento creativo para multiplicar el beneficio del orden de las ideas y multiplicar la calidad y precio de los satisfactores. La igualdad es una concepción filosófica que nutre la percepción y aspiración de mejora en calidad de vida y condiciones de libertad. Sin esta última jamás existiría una percepción de igualdad y circunstancias de mejoría individual y colectiva. El Socialismo confunde el llamado a la igualdad con la pérdida de escalas muy por encima de la organización de grupos que claman la desestimación de logros consolidados en el trabajo y en la especialización. En otras palabras, el Socialismo llama a la regresión, a la sumisión del capital y del avance económico para situar sus conceptos en la dispersión del capital acumulado. Llama a la injustificada manutención de manos rebeldes y ociosas para llenarlas del despojo de manos productivas. Retomamos la expresión de “pueblo” para adelantar ciertas prerrogativas y datos que arroja la actuación encaminada a nutrir esa semejanza imaginaria llamada pueblo. Veamos si el esfuerzo de esta transición que pretendió llamarse transformadora ha visto por la economía de su pueblo. Si iniciamos con la obra faraónica en un sentido macroeconómico, sumemos la cancelación de Texcoco con una cuenta de deuda que no existía de 170 000 millones; podemos continuar con las pérdidas de Pemex en 2019 por 346 000 millones y después cancelar la cervecera con un costo de 23 000 millones. El aeropuerto que pretende cubrir la devastadora cancelación de uno de orden mundial costará si en algún momento se termina y opera, 260 000 millones. Dos Bocas está costando sin visos de conclusión, 166 000 millones. Por último, al menos de obra, no de errores, el Tren Maya con un costo impredecible  ha derrochado 150 000 millones.  Velar por el pueblo y derrochar cantidades que jamás tendrán regreso en materia de inversión, resulta una concepción difícil de interpretar. El simple riesgo del dinero público es ya en si un agravante a cualquier intento de protección. Aventurar proyectos sin conciencia ni beneficio para la nación es una tarea equivocada de origen. La deuda que ha soportado esta vorágine responde a una proporción del producto jamás imaginada en la historia moderna. Comprometer el producto de la nación, riqueza de los mexicanos en su totalidad, hace de esta administración un vehículo ignominioso por encima de cualquier nivel de responsabilidad. La ética gubernamental está superada ante este abuso intolerable.  Sigamos con nuestro examen de protección que enarbola esta transición: el abandono a la empresa privada provocó un millón de cierres definitivos; el consecuente desempleo se situó en pérdidas laborales permanentes de 600 000 posiciones, el aumento de pobres ronda la cifra de doce millones en esta gestión. Si consideramos la dádiva y la dispersión de riqueza sin padrón, observamos una liquidez atemporal y atípica que ya refleja la impetuosidad del reparto de dinero en una demanda también atípica para situar una inflación del 6% a tasa anual para dañar la canasta básica muy por encima de la inflación promedio. Eso es lo que obtiene el “pueblo”, eso es la protección que animó el voto de este gobierno populista, eso impulsó el llamado a la esperanza.  El margen de maniobra real del presidente y sus desatinos no podrá competir jamás con el producto emanado de manos privadas pero el daño que ha ocasionado es generacional. Tenemos un presidente que pretende resolver por la vía de la imposición, por la vía de la pérdida patrimonial. A esas acciones no pueden llamárseles acciones protectoras del “pueblo”. " ["post_title"]=> string(29) "La Economía del “Pueblo”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-del-pueblo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-03 11:32:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-03 16:32:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64832" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18064 (24) { ["ID"]=> int(64577) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 09:11:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:11:05" ["post_content"]=> string(5376) "Como consecuencia de la pandemia, diversos gobiernos alrededor del mundo están buscando opciones en materia fiscal con el fin de aumentar la recaudación. A raíz de esto, ha revivido la propuesta de implementar un impuesto a la riqueza. Hasta 1990, 12 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) contaban con un impuesto a la riqueza personal. Actualmente solo España, Suiza y Noruega cuentan con este impuesto. En América Latina y el Caribe (ALC), Argentina, Colombia y Uruguay lo implementan.  Dicho impuesto, grava el patrimonio neto total de una persona, es decir, la base del impuesto debe incluir el total de activos (patrimonio bruto) y deducir las deudas de dicho individuo. Los activos financieros a considerar incluyen a los depósitos bancarios, bonos, acciones, etc.; y los activos físicos, a las propiedades, obras de arte, joyas, yates, jets privados, vehículos, etc. Es importante mencionar que se contemplan los activos que están dentro y fuera del país de residencia del individuo.  En algunos países de ALC se ha propuesto la implementación de dicho impuesto, buscando una redistribución de los ingresos, bajo la premisa que es la región más desigual del mundo. Para ejemplificar lo anterior, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estima que “el 10% más rico de la población de la región gana 22 veces más que el 10% más pobre, y que el 1% más rico de la población obtiene el 21% de los ingresos de toda la economía.1 En ese tenor, un estudio de Credit Suisse, detalla que el 1% más rico de la región posee el 41% de la riqueza total, y que el 10% más rico de la región concentra el 72% de la misma. Actualmente, la carga tributaria en la región se basa fuertemente en los impuestos al consumo. Sin embargo, los tratamientos preferenciales favorecen a los más ricos, existen altos niveles de evasión y baja recaudación del ISR personal.  El BID menciona que para implementar el impuesto a la riqueza deben considerarse dos puntos: 1) conocer el total de activos que poseen las personas. El cual representa un reto para las administraciones tributarias, ya que es complicado conocer todos los activos con los que cuenta un individuo, por ejemplo, las obras de arte y joyas, así como los fideicomisos y los activos que tienen en el exterior; 2) conocer el valor real y presente de los activos, en especial de las piezas de arte y de las empresas. Desafortunadamente, la aplicación de este impuesto podría generar incentivos para invertir en activos exentos de este impuesto, o que son difíciles de detectar por las administraciones tributarias. Por ejemplo, en Cataluña, al reintroducir este impuesto, se incrementó la inversión en activos empresariales y residencias principales exentos del impuesto.  Sin embargo, su aplicación no traerá buenos resultados si no se combate a la evasión o se diseña una planificación tributaria que evite su elusión. Muestra de ello es que en los países de la OECD con este impuesto, la recaudación promedio en 2018 representó solo un 1.8% de los ingresos totales de los gobiernos y en ALC fue de 0.25%. Por lo tanto, el BID propone que, adicional a un probable impuesto a la riqueza3, las administraciones tributarias deben mejorar su recaudación con los impuestos ya existentes. Por ejemplo el predial. Éste es un impuesto simple de administrar, lo que se requiere es modernizar los catastros y por consiguiente el valor de los inmuebles.  Finalmente, en lo que se refiere al impuesto sobre la renta, el BID detalla que para los individuos más ricos, el retorno sobre la riqueza suele ser la mayor parte de sus ingresos totales, dado que los ingresos por su trabajo representan una proporción baja de sus ingresos. Adicionalmente mencionan que en ALC el ISR pagado por parte de los más ricos suele ser relativamente bajo. Lo anterior derivado de los tratamientos preferenciales y las altas tasas de evasión.  Por lo tanto, antes de introducir un nuevo impuesto, es importante verificar que gravará, así como sus exenciones. Para los países que están considerando aplicar un impuesto a la riqueza, es necesario generar estrategias que eviten la fuga de capitales. Asimismo se requiere que las administraciones encargadas de la tributación trabajen para disminuir las tasas de evasión.  1 BID (2020): La crisis de la desigualdad: América Latina y el Caribe en la encrucijada.  2 Credit Suisse (2019): Global Wealth Report 2019.  3 Bolivia, Chile y Perú. https://www.eleconomista.com.mx/economia/Impuesto-a-la-riqueza-opcion-para-recuperacion-economica-Latindadd-20210224-0109.html" ["post_title"]=> string(66) "Opciones para la recuperación económica ¿impuesto a la riqueza?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "opciones-para-la-recuperacion-economica-impuesto-a-la-riqueza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 09:14:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:14:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64577" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5fbdb9ddaed4ff7b4e07ad61fb802274" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Opciones para la recuperación económica ¿impuesto a la riqueza?

Como consecuencia de la pandemia, diversos gobiernos alrededor del mundo están buscando opciones en materia fiscal con el fin de aumentar la...

abril 27, 2021

La Economía del “Pueblo”

Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como algo que estrecha...

mayo 3, 2021




Más de categoría

MÉXICO - ¡LA MIOPÍA A LAS SEÑALES MUNDIALES!

En menos de 365 días, México ha tenido una exposición a las oscilaciones de las tendencias energéticas y económicas...

mayo 11, 2021

Costos

De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco...

mayo 10, 2021

Ciudad de México, Nuevo León y Querétaro se mantienen al frente de la competitividad en México 

Se acaba de presentar el Índice de Competitividad Estatal en el IMCO para el año 2021 (ICE 2021). En...

mayo 7, 2021

Economía y Negocios | Criptomonedas: ¿Qué tan ecológicas son?

Una criptomoneda, criptodivisa o criptoactivo es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones,...

mayo 7, 2021